Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

-Like a Magikarp! ~ [Priv.] [María José Domínguez]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

-Like a Magikarp! ~ [Priv.] [María José Domínguez]

Mensaje por Alan Spark el Vie Sep 23, 2016 8:34 am

Sábado, 9am, piscina de la ciudad.

Como no era de extrañarse, sabía que un día de esto su mejor amiga lo iba a arrastar a hacer deporte con ella lo cual no era una idea del todo emocionante para el joven rubio, no porque no le gustara estar en su compañía o hacer deporte, su gran pero era levantarse temprano y prepararse. Para ello Candela tuvo que hacer uso de su fuerza para sacarlo de su cama, pero no le quedaba de otra a Spark y todo somnoliento preparó sus cosas para irse con la mexicana al agua.

Por lo menos iría a la piscina, se divertiría al final de cuentas, le habían dejado una nota a Blanche si se extraña no verlos en casa. Pero una cosa positiva de un Spark somnoliento es que era más prudente para manejar, por lo que no hizo poner los pelos de punta a su compañera. Llegando a las frías aguas matutinas de la piscina, el solo hecho de pensar en aquella sensación fría del agua le hacía producir escalofríos. Dejó que Candela se preparaba mientras él se desvestía sin pena alguna en frente de todos, se había colocado su traje de baño debajo de su ropa y para prevenir quemaduras indeseadas, colocó un poco de protector solar.

A esta hora el sol apenas empezaba a calentar un poco, pero no tardaría en quemar un poco más. Con mucho esfuerzo, hizo calentamiento previo antes del ejercicio en la piscina, inclusive aprovechó para tronarse ya que en la mañana no lo había hecho. Pero trató de ser optimista sobre todo y quizás sonsacaría a Candela de ir por comida más al rato, sólo esperaba que no lo dejara tan agotado, si algo le debía de reconocer, era su alta resistencia física. Para Spark, Candela era su campeona olímpica y ganadora por default en todas las disciplinas que hiciera, ella era muy dedicada, factor que admiraba el rubio y por eso la animaba a ser mejor.

Así como ella era partícipe de sus miles travesuras, él también la apoyaba en su rutina de ejercicio aunque quedara todo cansado, más que por él lo hacía por ella, porque le encantaba ver como disfrutaba todo lo que hacía, era un honor presenciar eso de ella.

Mientras la esperaba, no dudó en sacar sus bocinas y su iPod para reproducir un poco de música, buscó en su biblioteca alguna canción animada que le podría servir de incentivo a su amiga y encontró la canción perfecta o al menos eso pensó.

Apenas empezó a sonar la melodía y no pudo evitar mover un poco su cabeza al ritmo de la canción. Viejita pero excelente ritmo…


--------------------------------------------
Pump it!:

LOUDER!
avatar
Alan Spark



Mensajes Mensajes : 29
Monedas Monedas : 1037

Volver arriba Ir abajo

Re: -Like a Magikarp! ~ [Priv.] [María José Domínguez]

Mensaje por María José Domínguez el Jue Oct 27, 2016 8:31 am

No era ni medio día, y la mexicana ya había comenzado a armar un lío en el departamento que compartía con sus mejores amigos. ¿El problema? Tratar de sacar a Alan de la cama. – ¡Vamos Spark! ¡Prometiste que iríamos a nadar! ¡Y más te vale cumplir, o haré tu vida un infierno por una semana! –amenazaba la morena, jalando los pies del rubio para sacarlo de la comodidad de su cama. Una vez rendido el chico, Marijó sonrió satisfecha, soltando al chico. – ¡Bien! Te espero en la sala… y más vale que no tardes –regresó a su habitación, para terminar de guardar lo necesario para esa “excursión”. En lo que esperaba al rubio, decidió escribir una nota a Blanche, avisándole que estarían en la piscina de la ciudad.

Subió al automóvil, colocándose el cinturón de seguridad con rapidez; no quería sentir náuseas tan temprano en la mañana. Y para su alivio, el somnoliento chico “olvidaba” su manía de manejar como si estuviera en una película de Rápidos y Furiosos, lo que aumentó el buen humor de la xalapeña. Una vez fuera del auto, Candela abrazó al chico, guiándolo por el lugar. Debía hacer al menos eso por el semi-dormido estadounidense que le acompañaba.
–Iré a cambiarme, por lo mientras, busca un lugar donde podamos dejar las cosas para descansar después –y dicho eso, se encaminó a los vestidores. Pidió un casillero, en donde guardó las cosas que no necesitaría en la piscina.

Una vez lista, regresó a encontrarse con su amigo, sintiéndose un poco desubicada ante el sonido de una canción resonando por el lugar.
– ¡Vaya! Hace años que no escuchaba eso –exclamó, palmeando con fuerza la espalda del chico. Generalmente, prefería entrenar en completo silencio, para poder enfocarse mejor. Pero hablamos de Spark, el “pequeño niño” de Candela, y no podía negarle un gusto, mucho menos cuando aceptó acompañarla a entrenar. –Primero debes calentar adecuadamente, Sparky –lo tomó por los hombros, alejándolo de la música. Se paró enfrente de él, separándose unos cuantos metros. –Bien, quiero que hagas lo mismo que yo, ¿entendiste? –una vez obtuvo respuesta del chico, comenzó con el estiramiento.

Brazos, piernas, torso, estiramientos; 15 minutos después de calentar, Marijó se dirigió a la piscina, llamando a Spark para que le siguiera.
–Empezaremos con algo leve –comentó, acomodándose los gogles. –Una vuelta de 100 metros serviría para calentar motores, ¿no lo crees? –añadió con una enorme sonrisa en los labios. –Será en estilo libre… hace rato que no entreno en ese estilo –adoptó la postura de salida, indicando con un movimiento de cabeza a Alan que la imitara. –Uno, dos… ¡tres! –saltó al agua, como lo haría en una verdadera competencia de natación. Fuertes brazadas la impulsaban por el agua, haciendo que en poco tiempo llegara al otro lado de la piscina, y otros cuantos segundos le tomó regresar al punto inicial. – ¡Eso estuvo fantástico! ¿No lo crees, Spark? –se quitó los gogles, buscando con la mirada a su amigo.
avatar
María José Domínguez



Mensajes Mensajes : 38
Monedas Monedas : 856

Volver arriba Ir abajo

Re: -Like a Magikarp! ~ [Priv.] [María José Domínguez]

Mensaje por Alan Spark el Mar Ene 31, 2017 8:58 pm

Por lo menos iría a la piscina, se divertiría al final de cuentas, le habían dejado una nota a Blanche si se extraña no verlos en casa. Pero una cosa positiva de un Spark somnoliento es que era más prudente para manejar, por lo que no hizo poner los pelos de punta a su compañera. Llegando a las frías aguas matutinas de la piscina, el solo hecho de pensar en aquella sensación fría del agua le hacía producir escalofríos. Dejó que Candela se preparaba mientras él se desvestía sin pena alguna en frente de todos, se había colocado su traje de baño debajo de su ropa y para prevenir quemaduras indeseadas, colocó un poco de protector solar.

A esta hora el sol apenas empezaba a calentar un poco, pero no tardaría en quemar un poco más. Con mucho esfuerzo, hizo calentamiento previo antes del ejercicio en la piscina, inclusive aprovechó para tronarse ya que en la mañana no lo había hecho. Pero trató de ser optimista sobre todo y quizás sonsacaría a Candela de ir por comida más al rato, sólo esperaba que no lo dejara tan agotado, si algo le debía de reconocer, era su alta resistencia física. Para Spark, Candela era su campeona olímpica y ganadora por default en todas las disciplinas que hiciera, ella era muy dedicada, factor que admiraba el rubio y por eso la animaba a ser mejor.

Así como ella era partícipe de sus miles travesuras, él también la apoyaba en su rutina de ejercicio aunque quedara todo cansado, más que por él lo hacía por ella, porque le encantaba ver como disfrutaba todo lo que hacía, era un honor presenciar eso de ella.

Mientras la esperaba, no dudó en sacar sus bocinas y su iPod para reproducir un poco de música, buscó en su biblioteca alguna canción animada que le podría servir de incentivo a su amiga y encontró la canción perfecta o al menos eso pensó.

Apenas empezó a sonar la melodía y no pudo evitar mover un poco su cabeza al ritmo de la canción. Viejita pero excelente ritmo…
avatar
Alan Spark



Mensajes Mensajes : 29
Monedas Monedas : 1037

Volver arriba Ir abajo

Re: -Like a Magikarp! ~ [Priv.] [María José Domínguez]

Mensaje por Alan Spark el Dom Abr 30, 2017 4:36 am

Se acomodó luego de poner su música a orillas de la piscina, justo en la parte donde esta comenzaba, sentándose en el borde de la piscina con los pies colgando de esta mientras esperaba a Candela. De pronto la voz de su amiga lo saco de los pensamientos y recuerdos que aquella canción vieja pero de buen ritmo le trajeron. Se levantó de golpe solo para recibir una vigorosa palmada de su amiga en la espalda.


– Muchas gracias, Señorita “Hércules”, ahora necesitare un pulmón nuevo — Dijo en tono de broma soltando una leve carcajada — Bueno. Ya me conoces. Sin música es imposible que haga nada y menos si no es con un clásico como este ~ —Volvió a reír girándose para mirarla.


Ya no servía de nada que le dijera que había calentado un poco antes de que llegara. Por su puesto para su preciada amiga el calentamiento “estilo Spark” no sería suficiente para ella así que no refuto ni estaba en desacuerdo cuando ella le pregunto si había entendido. Luego de ello se posiciono a un lado de Candela para seguir cada una de sus instrucciones “aeróbicas”. La chica le sostuvo de los hombros alejándolo un poco de la música y poniéndose frente a él mientras le preguntaba si había entendido.


– ¡Señor, si señor! – Exclamo poniendo su mano en la frente a modo de saludo militar para luego sonreír.


El estiramiento duro menos de los que esperaba el rubio y al cabo de unos diez o quince minutos ya habían acabado. Sentía como los músculos de todo su cuerpo habían aflojado un poco más, haciéndolo un tanto más flexible y preparándolo para lo que venía. Dio unos pequeños saltos para preparase y siguió a Candela hasta la piscina luego de que esta le pidiera que se acercara, escuchando con atención todas las instrucciones de la morena.


– ¿Solo cien metros? — Negó con la cabeza chasqueando la lengua fingiendo decepción — Para encender motores esperaba unos “chorromil” kilómetros ¡como mínimo! ¡que decepcionado estoy! ¡Te desheredare, Candela! — Exclamo exagerando la expresión hasta que se rindió del teatro carcajeando — ¡Es broma, es broma! Quiero volver a casa al menos con un 10% de batería corporal, por favor ~ Que si no luego no tendré energías ni para comer – Musito finalmente enseñándole los dientes en una traviesa e infantil sonrisa.


Hizo unos últimos estiramientos escuchando el estilo de natación que su compañera proponía para comenzar. El estilo libre era algo que él ya había visto muchas veces pero realmente el haberlo practicado lo había hecho contadas veces. Claro que aun con eso en mente no era su estilo “aflojar” ahora. Espero que su amiga se pusiera en posición para prepararse, imitándola mientras se ponía los goggles y apenas exclamo “tres” dio un brinco saltando en clavada al agua mientras movía los brazos de un lado al otro nadando con rapidez. Si algún vestigio del polvo de “Morfeo” aún quedaba en su cuerpo definitivamente había desaparecido con ese frio chapuzón. Esperaba que el agua a esas horas de la mañana estuviera un poco fría ¡pero no tanto! Nado con todas sus fuerzas sacando los brazos del agua uno tras el otro con un ritmo casi perfecto hasta que la punta de sus dedos toco el borde contrario de la piscina. Giro su cuerpo en dirección contraria y propulsándose con estos se impulsó nadando a toda máquina codo a codo con Candela. Hizo un esfuerzo sobrehumano para alcanzar o siquiera llegar al nivel de su compañera, sabiendo que aun a pesar de que esto solo fuera para “encender motores” Candela daría todo de si ¡Él no se quedaría atrás! Al cabo de unos segundos al fin toco la pared inicial de la piscina y sacando la mitad de su cuerpo sobre el borde de la piscina se puso a descansar boca arriba mirando hacia el cielo sin siquiera quitarse los goggles.


– Como cuesta… – dio una pequeña bocanada de aire –… seguirte el ritmo, mujer –Soltó una divertida risotada tratando de recuperar un poco el aliento – No tuviste ni un poquito de piedad con tu pobrecito Sparky – Dijo divertido quitándose al fin los goggles para mirarla hacia arriba – ¡Que mala eres! –Profirió con gracia al final picando suavemente con su dedo uno de los pies de Candela.


Definitivamente con lo que correspondía a natación estaba algo oxidado. Una cosa era ir a nadar y chapotear un poco, pero competir de esa forma más aun con la resistencia que el agua ponía sobre el cuerpo era mucho más complicado que simplemente trotar tranquilamente por la calle. Pero de alguna forma era divertido. No por la música, ni por el hecho de estar nadando, simplemente era divertido pasar tiempo junto a Candela y verle tan animada con algo así.


– Muy bien, “Instructora” – Se incorporó luego de recuperar un poco de aliento por la “competencia” de natación – ¿Ahora con que vamos a agotar al pequeño Sparky? – Musito poniéndose los goggles otra vez mientras se afirmaba con uno de sus brazos del hombro de Candela.

avatar
Alan Spark



Mensajes Mensajes : 29
Monedas Monedas : 1037

Volver arriba Ir abajo

Re: -Like a Magikarp! ~ [Priv.] [María José Domínguez]

Mensaje por María José Domínguez el Sáb Jul 29, 2017 4:35 am

Si quería mantener un buen humor, siempre podía contar en Alan. No pudo evitar reír con la broma y el apodo del chico, siempre creyó que era un poco exagerado en cuanto a su fuerza se trataba. –Así se habla, soldado –siguió con el “juego”, colocando las manos en su cintura. –Me hace sentir orgullosa, Cabo –añadió luego del estiramiento, limpiándose una lágrima inexistente del ojo. Arqueó una ceja ante las palabras del rubio; no iba a mentir, le había sorprendido la queja del joven, pues siempre era el primero en rebatirle a las “decisiones deportivas” que tomara. –Quien te va a desheredar soy yo, pequeño mocoso –respondió, despeinando aquellos rubios cabellos, compartiendo la risa con el chico. – ¡Oh, vamos! No exageres –continuó, tratando de calmarse.

Cruzó los brazos en el borde de la piscina, recargando la barbilla en ellos.
–No exageres, Spark, no soy tan rápida –reclamó con una enorme sonrisa, para luego palmotear el abdomen del chico. Al fin decidió salir de la piscina, pues esa posición no era muy cómoda. Sacudió un poco su cabello, mordiendo el elástico de los googles, solo para bajar la mirada al sentir como el estadounidense picaba sus pies. –Jojojo, y puedo ser peor, mi niño –respondió, fingiendo un poco la voz para sonar como bruja de cuento de hadas. Comenzó a estirar los brazos, sacudiéndolos de vez en cuando. Aún no había mucha gente en la piscina, por lo que sus “carreras” podían seguir sin ningún problema o imprevisto. Y debían aprovechar la calma que el lugar proveía, antes de que se llenara de adolescentes locos, con ganas de impresionar o divertirse sin medida.

Sus pensamientos fueron interrumpidos por su enérgico amigo. Una sonrisa se asomó en sus labios; de pequeño, a comparación de ella, no tenía nada; la diferencia de estatura era de casi 10 centímetros, y aun así, a la xalapeña le gustaba pensar en él, como su pequeño Sparky.
–Muy bien, pichón, ¿qué tal 200 metros de espalda? –la sonrisa se ladeó, en combinación con aquella mirada retadora de parte de la morena. –Haz mejorado mucho en esa técnica, así que quiero probarte un poco –añadió, dando ligeras palmaditas en las mejillas del chico. Sin decir más, se encaminó a la piscina, colocándose nuevamente los googles, para luego lanzarse a la piscina, y colocarse en posición de salida.
avatar
María José Domínguez



Mensajes Mensajes : 38
Monedas Monedas : 856

Volver arriba Ir abajo

Re: -Like a Magikarp! ~ [Priv.] [María José Domínguez]

Mensaje por Alan Spark el Mar Ago 01, 2017 11:55 pm



Como no era de extrañarse, sabía que un día de esto su mejor amiga lo iba a arrastar a hacer deporte con ella lo cual no era una idea del todo emocionante para el joven rubio, no porque no le gustara estar en su compañía o hacer deporte, su gran pero era levantarse temprano y prepararse. Para ello Candela tuvo que hacer uso de su fuerza para sacarlo de su cama, pero no le quedaba de otra a Spark y todo somnoliento preparó sus cosas para irse con la mexicana al agua.

Por lo menos iría a la piscina, se divertiría al final de cuentas, le habían dejado una nota a Blanche si se extraña no verlos en casa. Pero una cosa positiva de un Spark somnoliento es que era más prudente para manejar, por lo que no hizo poner los pelos de punta a su compañera. Llegando a las frías aguas matutinas de la piscina, el solo hecho de pensar en aquella sensación fría del agua le hacía producir escalofríos. Dejó que Candela se preparaba mientras él se desvestía sin pena alguna en frente de todos, se había colocado su traje de baño debajo de su ropa y para prevenir quemaduras indeseadas, colocó un poco de protector solar.

A esta hora el sol apenas empezaba a calentar un poco, pero no tardaría en quemar un poco más. Con mucho esfuerzo, hizo calentamiento previo antes del ejercicio en la piscina, inclusive aprovechó para tronarse ya que en la mañana no lo había hecho. Pero trató de ser optimista sobre todo y quizás sonsacaría a Candela de ir por comida más al rato, sólo esperaba que no lo dejara tan agotado, si algo le debía de reconocer, era su alta resistencia física. Para Spark, Candela era su campeona olímpica y ganadora por default en todas las disciplinas que hiciera, ella era muy dedicada, factor que admiraba el rubio y por eso la animaba a ser mejor.

Así como ella era partícipe de sus miles travesuras, él también la apoyaba en su rutina de ejercicio aunque quedara todo cansado, más que por él lo hacía por ella, porque le encantaba ver como disfrutaba todo lo que hacía, era un honor presenciar eso de ella.

Mientras la esperaba, no dudó en sacar sus bocinas y su iPod para reproducir un poco de música, buscó en su biblioteca alguna canción animada que le podría servir de incentivo a su amiga y encontró la canción perfecta o al menos eso pensó.

Apenas empezó a sonar la melodía y no pudo evitar mover un poco su cabeza al ritmo de la canción. Viejita pero excelente ritmo…

avatar
Alan Spark



Mensajes Mensajes : 29
Monedas Monedas : 1037

Volver arriba Ir abajo

Re: -Like a Magikarp! ~ [Priv.] [María José Domínguez]

Mensaje por María José Domínguez el Sáb Sep 30, 2017 4:32 am

Di un pequeño brinco al obtener respuesta a mi saludo. Sin embargo, fue la petición del chico, lo que me hizo entrar un poco en razón. – ¡Oh! Sí, lo siento –contesté de una forma apresurada. Intentando encontrar el interruptor de aquel infernal aparato, la linterna brincó entre mis manos, como si estuviera recubierta por mantequilla; y fue después de varios intentos de mantenerla firme entre mis dedos, que logré apagarla. –Una vez más, lo siento –me disculpé de nueva cuenta, tratando de demostrarle lo apenado que estaba. Con cierta torpeza, la cual me sorprendió, logré colgar la linterna al cinturón de mi pantalón. Era lo que me agradaba de aquel trasto, podía llevarla a cualquier lugar, con gran comodidad.
A pesar de la momentánea oscuridad que el alumbramiento de la lámpara había provisto, podía sentir su mirada sobre mí; recorriéndome de pies a cabeza, como si estuviera analizándome con cuidado, pensando en sus siguientes movimientos. Todo ese sigilo, me estaba comenzando a poner nervioso, y sería un mentiroso si no lo aclarara. – ¿Dis-disculpa? –ladee la cabeza, claramente confundido ante las palabras del muchacho. ¿Grupo? ¿Nuevo integrante? ¿En qué clase de “negocios” andará el joven? Ciertamente, no entendía nada de lo que el muchacho inquiría; seguramente, me había confundido con alguien más, pero… se dirigía a mí, como lo que era: un completo desconocido para él.
Antes de que pudiera pedir alguna clase de explicación, su voz volvió a resonar por la habitación, con aquel dulce eco que solo un edificio abandonado podía proveer. Escuché atentamente la historia que comenzaba a narrar. Afortunadamente, mi celular seguía grabando, aunque no estaba seguro por cuanto tiempo podría hacerlo. Extrañaba mi grabadora de reportero, pero el trasto, se había descompuesto, y ahora estaba en reparación. –Vagabundos, peleas con drogadictos, mentiras para poder atender a un sujeto que le ha atacado –repasé en mi mente, los acontecimientos más importantes para esta nueva “investigación”. Al menos, había descubierto a aquel “ser espectral de otra dimensión” que rondaba esa zona. Mis ojos se habían acostumbrado finalmente a la oscuridad, dejándome vislumbrar un poco del muchacho, antes de que me diera la espalda.
Su semblante parecía calmado, como si lo que me acababa de contar, fuera un simple paseo por el parque. ¡¿Y qué clase de reportero sería si me quedo con esa versión de los hechos?! Sería una vergüenza para mi carrera el hacerme de la vista gorda ante sospechoso caso. –Bueno, si fuiste atacado por él, tú también deberías ser atendido, ¿no crees? –logré articular, dando un paso al frente, escudriñando su figura, en busca de la señal de alguna herida. Y fue en ese momento, que me lamenté por no haber ido con alguno de los internos de la estación de radio. Mi único consuelo, era Dana; si llegaba a pasarme algo, ella era la única que sabría mi localización, aunque estoy bastante seguro de que se lamentaría el haberme dejado venir hasta aquí, solo.
Mientras el tiempo transcurría, yo trataba de recordar alguno de los nombres que el muchacho había pronunciado, buscando alguna señal de la veracidad de su historia. Una de las ventajas de ser el locutor de radio de la ciudad, era el acceso a diferente información, tal como los grupos de apoyo que había por todo Sweet Valley: tanto los que estaban bajo el mando del gobierno, como los “particulares”, conformados por meros ciudadanos de esta hermosa ciudad. Sin embargo, luego de estrujarme los sesos con cierta desesperación, no logré encontrar nada en aquel almacén de información que era mi cabeza. Su voz me dio un escalofrío, haciendo que me tensara al instante.
Mis ojos se abrieron con sorpresa a esa nueva información proporcionada por mi extraño compañero. –Entonces… ¿es vandalismo? –me pregunté, casi en un murmullo, claramente audible a causa del eco del lugar. Mi mano derecha masajeaba lentamente mi barbilla, mientras trataba de hilar las denuncias de los radioescuchas, con lo que acababa de decir el chico. – ¡Eso tendría sentido! Un delincuente juvenil, seguramente contratado por Steve Carlsberg para ahuyentar a la empresa y sus trabajadores, y quedarse con este lugar –por un momento, me había olvidado del lugar en donde estaba. Incluso, el hecho de que no estaba solo, había sido borrado de mi propia realidad. –Pero… ¿por qué? ¿Qué tiene de interesante este lugar? –sumido en mis conjeturas, comencé a pasearme por la habitación, hasta que en mi campo de visión limitado, volvió a aparecer aquel muchacho. – ¡Tú! –exclamé con cierto enojo, acercándome decidido hasta el chico. –De seguro, tú eres algún trabajador de Steve, ¡¿no es así?! –espeté estando a escasos centímetros de él. Si ese era el caso, haría que me contara todos los planes de ese horrible ser humano.
avatar
María José Domínguez



Mensajes Mensajes : 38
Monedas Monedas : 856

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.