Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. Sería tener muy poca verguenza copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Tengan originalidad y hagan sus cosas vosotros mismos.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Mensaje por Dick Grayson el Jue Sep 22, 2016 7:35 am

No veía la hora de volver a casa, y amargar la vida del “pequeño” Damian. Veía algo injusto que él debiera entrar a la escuela antes que aquel demonio. Hacía unos momentos había terminado de checar el papeleo de su transferencia e inscripción, y como no vio provecho alguno de presentarse en su nuevo salón de clases por 5 minutos, decidió pasearse por todo el plantel, “explorando” la institución. Dejó sus cosas en el casillero que le habían asignado, procurando solo llevarse su amado cereal. Sí, Dick aún pedía de esas cajitas “de bolsillo”, que generalmente se le conceden a los niños; pero Alfred era demasiado consentidor con los “pequeños Wayne”, para disgusto de Bruce. Más de una vez logró zafarse de algún profesor y su conveniente regaño por “deambular por los pasillos en horas no permitidas, y además, sin permiso”.

Harto de las paredes, el “joven maravilla”, optó por recorrer los terrenos al aire libre. Azotea, patio, canchas, el gimnasio. Incluso se atrevió a asomarse a los vestidores y a la enorme piscina. En pleno trayecto, tiró en un contenedor cercano, la vacía cajita de cartón; y como por arte de magia, sacó otro empaque igual del holgado bolsillo de su chaqueta.
–Nada mal… algo extraña, pero acogedora –pensó, dando de vueltas nuevamente por el patio. De repente, su atención fue captada por un ligero trino. –No puede ser –murmuró desconcertado. Su sonrisa se ensanchó al volver a escuchar ese melódico y relajante canto. No dudo en responder, silbando al mismo tono que la pequeña avecilla, que no tardó en cantar de nuevo. Richard ahogó una risotada de emoción. No importaba cuantas veces lo hiciera, siempre se asombraba cuando las aves respondían sus llamados. Inconscientemente, comenzó a caminar por el lugar, buscando la posición del pequeño petirrojo, sin dejar de silbar.

Al encontrar a la pequeña ave sobre una banca, se acercó con cautela, sacando unos cuantos cereales de su cajita, extiendo la mano hacia el petirrojo, incitándole a acercarse a comer un poco. Siguió silbando al mismo tono que el ave, dándole un poco de confianza. No paso mucho para que el ave posara sus patitas sobre la mano de Dick, picando el cereal para comerlo. El chico se sentó en el pasto; y fue entonces que se dio cuenta de en donde estaba.
–Así que este es el jardín –susurró con cuidado de no espantar al petirrojo. Sin embargo, el ruido de chicos caminando por allí, emocionados por su pequeño receso, espantó al avecilla. Richard no hizo nada más que contemplar su vuelo, dejándose caer de espaldas sobre el pasto. Sus pensamientos ocuparon su completa atención, algo que casi no le pasaba; su mirada clavada en el cielo, no le advertía la presencia de alguien más allí.
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 49
Monedas Monedas : 782

Volver arriba Ir abajo

Re: The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Mensaje por Yuki Tsukinami el Vie Sep 23, 2016 6:32 pm

Las clases comenzaban y el joven albino estaba más nervioso de lo habitual pues no sabia como le irian las clases o como se comportarian sus compañeros pero solo habia una forma de saberlos y era yendo a clase. La noche anterior a su primer dia no durmio apenas de los nervios y al despertarse por el ruido del despertador, solo queria tirarlo por la ventana. Al rato se levanto de la cama, apagando aquel ruidoso bicho de metal y se dispuso para un nuevo dia. Tras la ducha y el desayuno, se vistio llevando aquel dia una ropa poco llamativa y lo más masculina posible, algo un poco dificil para Yuki, pues su armario era algo pomposo. Al final encontro la ropa adecuada; unos pantalones pitillos negros, una camisa blanca, un chaleco negro, el cual se puso sobre la camisa, sus all star negras y su colgante favorito con forma de murcielado, tras eso se miro en el espejo dejandose esta vez el pelo suelto y mientras se miraba en el espejo tomo aire y lo solto lentamente, << Puedo hacerlo...se que puedo>> fue lo que el pensó. Una vez estuvo listo cogio su maleta y salió de casa rumbo a la aventura.

LLegó allí, nervioso, algo cansado y preocupado. Pronto comenzaron las miradas algunas buenas, otras curiosas, otras neutras y alguna mirada de negación, el día no empezaba tan mal como el supuso. Todos fueron a sus respectivas aulas y alli comenzo su calvario pues debia presentarse a sus compañeros y todos lo miraban espectante. El joven albino se puso en pie ante las "ordenes" de su profesor y comenzo su presentació.
- Buenas mi nombre es Yuki Tsukinami, vengo de Japón y espero que nos llevemos bien.- hizo una leve reverencia a lo japones y volvió a sentarse, en ese momento comenzaron los murmullos en la clase, los cuales el profesor detuvo de inmediato, cosa que a Yuki le alegró. Las horas pasaron hasta que llegó al fin el momento deseado por todos, el descanso. El joven albino no se sentía comodo en el patio, pues todos los cursos se reunian alli y en su primer dia preferia pasarlo tranquilo y alejado del escandalo, asi pues fue en busca de un sitio tranquilo que no fuera la azotea, asi que tras un rato acabó llegando al jardín. A los ojos del chico era un sitio tranquilo y fascinante lleno de vida y belleza. Empezo a caminar por este mientras sacaba de su maleta una bolsita llena de galletitas hechas a mano por el. En su pequeña caminata vió a lo lejos un banco, al cual comenzó a acercarse pero se dio cuenta de que habia alguien tumbado en el cesped, <<¿Estara durmiendo? o ¡¿acaso le ha pasado algo?!>> penso el joven acercandose lentamente por si estaba dormido, y cuando estuvo mas o menos cerca se agacho un poco haciendo que sus cabellos cayeran hacia delante quedandose a los lados del rostro del chico. Sus ojos se percataron de que el joven que andaba ahi tumbado tenia los ojos abiertos pero que no se movia, asi que se preocupo un poco.
- O....oye...estas...¿estas bien?- preguntó muy timidamente el albino con un leve rubor a causa de los nervios.
avatar
Yuki Tsukinami
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 32
Monedas Monedas : 676

Volver arriba Ir abajo

Re: The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Mensaje por Dick Grayson el Sáb Oct 01, 2016 6:56 am

Muy arriba en el cielo, las aves volaban sin preocupación alguna, mientras el joven acróbata las observaba con cierta melancolía en los ojos. Un gran suspiro escapó de sus labios. A veces, el simple hecho de mirar al cielo, le traía de vuelta esos horribles recuerdos: ante él, la carpa del circo apareció, y la cuerda que usaba con sus padres, se materializó lentamente, con la figura de ellos en la pequeña plataforma. Su corazón comenzó a latir con fuerza; y justo a tiempo, el débil murmullo de una voz, lo sacó de esas terribles ensoñaciones. Con toda la calma de mundo, giró un poco su cabeza, encontrándose con una mirada ambarina, observándole con cierta preocupación. Unos momentos de silencio continuaron, donde contemplaba la angustia en aquel rostro blanquecino.

Finalmente, una sonrisa curveó ligeramente sus labios; aunque el gesto no llegara del todo a sus ojos celestes.
–Sí, estoy bien –respondió con totalidad calma, y un tono de voz que, esperaba, lograra calmar al chico que se encontraba allí, a su lado. –No tienes que preocuparte por mí, ya he pasado, casi, por todo –añadió un poco entrecortado, debido al ligero esfuerzo de levantarse del césped. Quedó sentado allí, sacudiendo un poco de hierba impregnada en sus ropas y cabello.  Un poco más apegado a su actitud “normal”. –Lamento si te preocupé –comentó sin preocupación alguna, con una sonrisa de oreja a oreja, cerrando los ojos inconscientemente con el gesto. –Por cierto, me llamo Dick –extendió su mano hacia el albino, relajando un poco su sonrisa.

Se puso de pie, aun ofreciéndole su mano a aquel desconocido que se encontraba acuclillado, para poder ayudarle a levantarse. Caminó unos pasos, y dejó caer su cuerpo en la banca cercana. Miró fijamente aquellos ojos, y palmeando la madera del asiento a su lado, invitó a su inesperado compañero de receso, que se sentara con él.
–Vamos, no muerdo –bromeó un poco; no se iba a tomar tanta confianza con alguien a quien acababa de conocer. –Se supone que no debo estar aquí, puesto que apenas terminé el papeleo, pero preferí registrar el lugar –comentó al aire, más que nada, para “iniciar” una conversación. Aspiró hondo una bocanada de aire, echó la cabeza hacia atrás, mientras dejaba salir ese aire, en un enorme suspiro. –Realmente no quiero regresar a cuidar de ese pequeño diablo tan temprano –en su mente, la cara de Damian se formó lentamente, y la pesadez regresó a su cuerpo.
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 49
Monedas Monedas : 782

Volver arriba Ir abajo

Re: The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Mensaje por Yuki Tsukinami el Lun Oct 10, 2016 9:30 pm

El joven albino seguía junto al chico esperando ver si reaccionaba a sus palabras y fue entonces cuando el pelinegro ladeo levemente la cabeza hacia el observándolo, lo que dejo a Yuki algo tenso por que había un silencio algo incomodo pero al momento este se rompió gracias a las palabras del joven que en el suelo andaba recostado. El peliblanco al oír que estaba bien sonrió levemente y suspiro aliviado.
- Uff...menos mal, pensaba que te había pasado algo, puesto que estabas inmóvil y cuando me acerque tu cara expresión era una mezcla entre miedo y melancolía, pero me alegra que este bien- dijo el chico aun sonriendo leve oyendo al chico diciéndole que no se preocupara, mientras este se incorporaba quedando sentado en el césped.

Teniéndole ahora mas cerca de el, Yuki se fijo en aquellos ojos azules tan intensos y en las facciones del rostro del chico, era joven eso seguro pero sus facciones eran algo rudas y le daban un toque algo más adulto que a Yuki le llamó la atención. El peliblanco volvió en si cuando el chico hablo y riendo leve con un tono algo nervioso respondió.
- ah! no te preocupes no fue nada...mejor preocuparme y haberte ayudado si te pasaba algo a no haberlo hecho y que estuvieras peor- respondió con dulzura el joven que iba tomando un poco más de confianza. Al momento el pelinegro dijo su nombre levantándose del césped y tendiéndole la mano, Yuki tomo la mano de este levantándose y la estrechó con suavidad mientras tenia una suave sonrisa dibujada en los labios, junto a un tenue rubor en las mejillas.
- Un placer Dick, Yo soy Yuki Tsukinami...pero llámame Yuki- dijo soltando acto seguido la mano del joven, viendo como este se desplazaba e iba hacia el banquito más cercano. Yuki se quedó mirando y cuando el chico hizo aquel gesto y le dijo aquella palabras el albino se sonrojo bastante pero eso no le impidió sentarse al lado del chico. Una vez lo hizo el pelinegro habló sobre lo que estaba haciendo y Yuki rió levemente.

- Eres un rebelde entonces? jajaja esperemos que ningún profesor te pille de aquí al final del día - miró al chico y vio que este echo la cabeza hacia atrás suspirando y en ese momento no supo bien que hacer y sus ojos se desviaron hacia abajo y ahí vio sus galletas, estaban entre sus manos y entonces decidió ofrecerle al chico. Así pues le dio a su nuevo compañero un par de toquecitos en el hombro para que le prestara atención, abrió la bolsita donde tenia las galletas y le ofreció.
- Te gustaría una galleta?? Son caseras...las hago yo mismo - cuando dijo que las hacia el su voz iba menguando y parecía un susurro, puesto que todos los chicos a los que le decía que hacia el mismo las galletas lo miraban raro y a veces le ponían cara de asco.
avatar
Yuki Tsukinami
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 32
Monedas Monedas : 676

Volver arriba Ir abajo

Re: The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Mensaje por Dick Grayson el Jue Oct 27, 2016 7:46 am

Sintió cierto remordimiento ante la respuesta de Yuki. Había bajado la guardia demasiado, confiándose en la soledad del lugar y en la hora. Pero ya nada podía hacer, le habían descubierto. Lo único que le quedaba, era hacerle creer que todo fue su propia imaginación. –Nah, no tiene caso –pensó, mirando la sincera preocupación del chico. –El placer es todo mío, Yuki –respondió con un tono algo fingido, soltando una ligera risa ante su propia actuación. Sin embargo, las palabras del albino, le hicieron soltar una carcajada. ¿Él? ¿Rebelde? Ese era el trabajo de Jason y Damian. –Realmente no hay nada malo en que siga deambulando por aquí.

Fue el toque ajeno sobre sus hombros, lo que hizo que se enderezara en la banca. – ¿Dijiste galleta? –exclamó con cierta emoción infantil, iluminando su rostro con alegría. Si algo sabía muy bien Alfred, era el amor del “amo Dick” por las cosas dulces, por lo que siempre procuraba mantener los caramelos o alimentos altos en azúcar lejos de la mansión Wayne. Pero fue la forma en que el chico las ofreció, lo que llamó la atención de Richard. – ¿Tú las haces? –preguntó arqueando una ceja, pero aun metiendo la mano en la bolsita, tomando una de las galletas. Examinó el bocadillo, antes de darle una mordida. Sus ojos se abrieron como platos, engullendo el resto de la galleta. – ¡Delicioso! –exclamó sinceramente, palmeando la cabeza de Yuki. –Alfred estaría orgulloso de estas galletas –comentó con más tranquilidad, recuperando la postura.

Sintió que algo iba mal con el chico, al casi escucharle hablar. No era la primera vez que le tocaba presenciar esa clase de actitud. Su sonrisa se suavizó, y con cierta duda, pasó su brazo por los hombros del chico, regalándole una mirada de complicidad.
– ¿Acaso hice algo malo, pequeño Yuki? –susurró, robando otra galleta, de las manos del albino; sonriendo ladino, clavando la mirada azulada en el ligeramente rojo rostro del menor.
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 49
Monedas Monedas : 782

Volver arriba Ir abajo

Re: The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Mensaje por Yuki Tsukinami el Dom Oct 30, 2016 9:20 pm

El joven albino solo esperaba a que el tomara una galleta o que hablara para decirle si o no, o si le parecía mal que un hombre hiciera galletitas. Cuando el pelinegro pregunto si las había hecho él, el joven afirmó levemente con la cabeza algo inquieto mientras veía como el chico tomaba una galletilla de la bolsa. Sentía su corazón latir rápidamente en su pecho mientras veia de reojo como el chico se comía la galleta. Las siguientes palabras de Dick hicieron que el ensombrecido rostro de Yuki se iluminara por unos segundos. - Le han gustado - pensó el joven con una leve sonrisa en sus labios.

Cuando volvio en si de la pequeña emoción cayó de nuevo en sus turbios pensamientos, - le hice preocupar...soy idiota pero creo que le contare...aunque...a lo mejor me mira mal...bueno esperemos que no.- fue lo que el albino estuvo pensando mientras suspiraba y miró con sus ambarinos ojos a los azules del contrario y con la cabeza negó.
- Tu...Tu no has hecho nada mal Dick, realmente me alegra que te gusten mis galletitas....lo único es que tenia miedo que me pasara contigo lo mismo que con los demás chicos. Algunos...no entienden que me gusten hacer postres o pastitas, más que jugar a basketball o otros deportes masculinos, dicen que soy muy afeminado y que si tanto me gustan estas cosas que deje de ser hombre y me haga mujer...o que deje de hacerlas y se más hombre y menos nenaza....-

Cuanto más hablaba de los problemas peor se sentía, un aura de tristeza lo empezaba a rodear y cada palabra que decía oprimía mas y mas su pecho, tanto que el albino tuvo que llevarse una mano a este agarrando su camisa con algo de fuerza, intentando poder calmarse.
- La verdad....es que muchos chicos ni siquiera quieren acercarse a mi...por que dicen que les puedo pegar esto que tengo y tienen miedo de volverse incluso gays...y bueno...tenia miedo que fueras como ellos...- dijo tragando costosamente saliva, mientras sus manos temblaban levemente ante la tensión.
-L..Lo siento...siento haberte preocupado con mis cosas...y siento haberte contado todo esto...seguramente no sea de tu interes...perdón...- pidió disculpas con la voz algo desgarrada y algo más tembloroso, su mania de pedir perdón salia a la luz, esa manía la causaron en japón sus compañeros y familiares al descubrir como era el joven Yuki.
avatar
Yuki Tsukinami
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 32
Monedas Monedas : 676

Volver arriba Ir abajo

Re: The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Mensaje por Dick Grayson el Jue Nov 24, 2016 7:00 am

Una sonrisa casi fraternal iluminó su rostro. El chico era tímido, y parecía un gatito apaleado cuando habló sobre el postrecillo. Dick siguió engullendo las galletas, hasta que notó que el contenido de la bolsa, había disminuido considerablemente. –Tú serás la última –pensó, mientras veía la galleta en su mano. Sin embargo, la voz del chico llamó nuevamente su atención.  Su boca comenzó a masticar con lentitud al momento de sentir la mirada del chico sobre él, prestándole totalmente su atención al relato. Y una vez más, tenía ante sí, a un pequeño gato desamparado, que sin duda alguna, había sido víctima de varios perros y personas.

Y a pesar de todo, lograba sentir empatía por el muchacho. Cuando tu familia es un grupo famoso de acróbatas en un circo, es más probable recibir burlas que admiración por parte del resto de los chicos. El chico no dijo ni pío, prefirió escuchar con atención lo que el joven tuviera que decir; dejarlo desahogarse un poco le caería bien. Otras personas, no hubieran tardado en exclamar frases ridículas como “Pobrecito”, o la típica “Te entiendo”. Nadie podría saber por lo que Yuki pasó, a menos que realmente le conociera; así como nadie podría saber por lo que Grayson pasó a los 12 años; aunque, tal vez, por eso su relación con Bruce Wayne era tan cercana: ambos sabían el dolor que el otro experimentó.

Tomó la bolsa de galletas de manos del albino, dejándola en la banca; y sin decir una palabra, le abrazó con fuerza. Con toda la intención del acto, escondió el rostro del menor en su pecho, esperando que el muchacho se soltara a llorar, sin la preocupación de ser visto por alguien más, ni siquiera por Richard.
–No tienes que disculparte por hacer lo que te gusta, Yuki –el tono de su voz era calmado y consolador. Su mano comenzó a acariciar suavemente aquellos blanquecinos cabellos. Sin saber que más decir, comenzó a tararear una canción, justo como su madre solía hacer cuando era pequeño. No es que no soportara tratar con las personas cuando lloraban; le dolía verlas sufrir, en especial, cuando parecía que el mundo estuviera en su contra.
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 49
Monedas Monedas : 782

Volver arriba Ir abajo

Re: The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Mensaje por Yuki Tsukinami el Jue Ene 05, 2017 4:00 pm

El pequeño albino termino su historia y entonces volvio en si despues de todo lo dicho e iba a pedirle disculpas al moreno por aquel espectaculo, el cual no venia a cuento pero en ese momento Dick abrazo al chico, lo cual lo dejo sin palabras y no sabia que hacer pero las palabras de Dick resultaron reconfortantes y aliviadoras para el albino el cual sin darse cuenta comenzo a temblar en los brazos del chico. Aquellas palabras y aquel abrazo, de un una persona que apenas conocia y que no lo juzgaba, hicieron que el corazon de Yuki y su persona en su se aliviaran y curaran un poco.

La emocion comenzo a recorrerle y sin poder evitarlo las lagrimas comenzaron a caer por sus mejillas, mientras aun temblaba y en un acto de puro reflejo se aferro al chico con algo de fuerza, mientras sollozaba y sollozaba. Entre sollozos Yuki oi el canto de Dick, el cual hizo que poco a poco se sintiera mejor y aquel sollozo iba cesando lentamente y la expresion de Yuki fue de calma. Una vez que se hubo calmado y que el moreno hubiese terminado su cancion se despego de el secandose las lagrimas restantes de los ojos. Sus ambarinos ojos andaban inchados y algo rojos de llorar pero miro al chico y le sonrio con la mayor de las sonrisas y con la mayor de las dulzuras.

- Gracias Dick, por este momento...- fueron las unicas palabras que le pudo decir pues no sabia como expresarse ante la situacion y aparto la mirada y luego volvio a mirarle y tomando aire le hizo la pregunta mas importante y que mas le costaba.

- Dick...a ti...yo...mmm..t...te gustaria...que...fueramos amigos? podriamos? querrias? puedo? ...esto...aaah...lo siento - estaba tan nervioso que no sabia ni que decir ni como decirlo - pero que estoy diciendo - susurro leve el peliblanco suspirando y tomando una galleta para calmarse.
avatar
Yuki Tsukinami
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 32
Monedas Monedas : 676

Volver arriba Ir abajo

Re: The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Mensaje por Dick Grayson el Mar Ene 24, 2017 8:05 am

Sentir el cuerpo del chico temblando entre sus brazos, y las cálidas lágrimas que el otro derramaba, le daban un vuelco al corazón; sin embargo, logró mantenerse firme, cantando sin que su voz se quebrara. Aquella tierna sonrisa le contagió, devolviendo el gesto al menor. Abrió los ojos como platos, ante las palabras de Yuki; no esperaba aquellas palabras por parte del albino, algo que le sorprendió sobremanera. –No tienes nada que agradecer –respondió con una pequeña risa, palmeando la cabeza del menor. Sintió una inmensa alegría ver en mejor estado al albino; realmente le agradaba ayudar a las personas, aunque no fuera de la manera que esperara.

Trató de contener una carcajada ante la pregunta tartamudeada, y la “retirada” de las palabras.
–Lo siento –fue lo único que logró decir, luego de que estallara en una gran risa, sin poder contenerse por más tiempo. Aferrando su abdomen con las manos, no dejaba de patalear, y fue después de un rato, que logró calmarse, limpiando unas pequeñas lágrimas que habían logrado salir por tanta risa. –Claro que me gustaría ser tu amigo. Ese tipo de cosas no se preguntan –añadió, justo antes de volver a partirse de risa.

Tal vez, las cosas serían más fáciles si Wally estuviera ahí con él, entre los dos, podrían hacer que Yuki se sintiera más a gusto. Pero no era así. El joven West estaba en Estados Unidos, así que, la responsabilidad recaía completamente en él.
–Ahora que recuerdo –golpeó un poco sus mejillas, que estaban algo adoloridas por tanta risa. – ¿Qué haces aquí, y no estás en el patio con los demás? –ladeó un poco la cabeza, mirando a su nuevo amigo, algo inquisitivo. Sí, sabía que ser el nuevo nunca es sencillo, y que no todos eran tan extrovertidos como él; pero el receso y el patio, eran una buena oportunidad de hablar con los que serían tus nuevos compañeros.
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 49
Monedas Monedas : 782

Volver arriba Ir abajo

Re: The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Mensaje por Yuki Tsukinami el Vie Abr 21, 2017 12:40 am

EL joven albino seguia esperando una respuesta afirmativa o negativa pero no se esperaba aquel lo siento y luego las carcajadas del moreno realmente no sabia como tomarselo pero inflo leve los mofletes pensando que las risas eran por que le parecio tonto esa pregunta y el albino estaba en lo cierto de que a Dick su pregunta le parecio tonta pues para el  eso no se preguntaba. EL chico se sonrojo levemente y sonrio casi de oreja a oreja de la felicidad
- Gracias muchas gracias, auqnue no hacia falta reirse de esaforma - dijo volviendo a inflar sus colorados mofletes que tanto resaltaban en su palida piel, pero al poco rato volvio a desinflarlos y tomo su bolsa de galletas del banco donde estaban sentados comiendose otra pues apenas habia comido y quien mas las habia disfrutado era Dick pero aunque el moreno fuese quien mas comio no le importaba pues que a alguien le ustaran lo hacia realmente feliz.

Al cabo de unos segundos Dick pregunto a Yuki por que no estaba con los demas y el albino suspiro apartando la mirada y mirando a sus galletitas.
- La cosa es que...no suele gustarme estar rodeado de gente y menos la que no conozco, a demás no se como encajar y siendo albino es mas dificil encontrar gente con la que hablar y mas cuando ya todos se conocen y tienen sus grupos formados....no me gusta el patio por eso y a parte algunos me miran raro asi que preferi venir aqui donde se suponia que estaria solo, pero me encontre contigo - miro al moreno con una dulce sonrisa dibujada en los labios y luego se apoyo en el espaldar del banco - eres una de las pocas personas con la que me siento agusto, sientete afortunado - miro al chico y le dio un toque en la nariz con el dedo mientras reia suavemente, relamente se sentia muy agusto con el chico y esperaba y rezaba que no se enamorara de Dick como le ocurrio en Japon cuando se enamoro de su mejor amigo, puesto que todo se volvio un infierno.
Por el momento no pensaba decirle a Dick que era homosexual pues eso podria hacer que el contrario se alejara de el pero no contarselo seria...¿mentirle? algunos de esas cosas divagaban por la cabeza del albino mientras comia algunas de las galletas y miraba al cielo pensativo en muchas dudas y cosas que debia o no decirle a su nuevo amigos, por el momento creia que era mejor callar aquellas cosas asi que solo se preocupo de pasarlo bien el resto de recreo que les quedaban juntos.
avatar
Yuki Tsukinami
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 32
Monedas Monedas : 676

Volver arriba Ir abajo

Re: The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Mensaje por Dick Grayson el Jue Abr 27, 2017 6:33 pm

Trató de contener nuevamente la risa, ante el pequeño reproche del chico, girando la cabeza, en busca de algún punto que le ayudara a recobrar la “seriedad”. Su respiración era profunda, o eso intentaba; la risa no es algo que puedas controlar tan rápido, si es que esta era sincera y natural. Soltó una enorme bocanada de aire, aliviado al notar que se había “calmado”. Volvió a estirar su cuerpo, el abdomen le dolía un poco luego de carcajearse por sabe Dios cuanto tiempo. Pero fue ese suspiro lo que llamó su atención. Aquellos ojos celeste se posaron en el perfil de Yuki; algo en su expresión “incomodaba” a Grayson, tal vez, el hecho de no saber bien si estaba triste o no.

Escuchó atentamente lo que el albino tenía que decir.
– ¿Solo eso? –preguntó sin pensar. – ¡Ah! Lo siento –se corrigió tan rápido como notó su error. Alfred se lo había dicho, al igual que sus “hermanos”: no todos eran tan extrovertidos y confiados como lo era él. –Oh, me alegra escuchar eso –y realmente lo sentía. Para ser un “desconocido”, que el muchacho se sintiera bien a su lado, era una ganancia; podría ayudarle sin tanto problema, si es que no metía la pata. Abrió los ojos al sentir aquel toque; las únicas personas que le habían tratado así, fueron sus padres, y Alfred, pero solo cuando era un niño. Miró algo confundido a Yuki, para luego esbozar una sonrisa. No era mal chico, solo muy tímido.

Imitó a su nuevo amigo, cruzando las manos tras su cabeza, para ofrecerle soporte.
–Pero, ¿sabes? Si no intentas hablar con alguien, nunca sabrás si les agradas o no –comentó luego de un momento de silencio. –Las personas sueles juzgar al primer momento, pero eso es porque no te conocen. Las opiniones pueden cambiar –si bien lo sabía él. Al inicio, no había un día que Damian y él, no estuvieran peleando, ya fuera gritándose, o golpeándose; y lo seguían haciendo, pero en menor medida, el hijo de Bruce, había desarrollado cierto afecto por él, y era el único con el que le gustaba estar. Jason solo le molestaba, y a Tim no podía verlo sin lanzarse sobre él para golpearse. –Solo… debes tener más confianza en ti mismo. Eres un buen chico, solo debes hacerle ver al mundo eso –sonrió de una forma fraternal, palmeando la cabeza de Yuki.
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 49
Monedas Monedas : 782

Volver arriba Ir abajo

Re: The cat and the robin •Priv. Yuki Tsukinami•

Mensaje por Tema Cerrado el Sáb Jul 01, 2017 6:55 pm

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1662
Monedas Monedas : 19411

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.