Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

The Hooded Figure in the Abandoned Building →Priv.←

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Hooded Figure in the Abandoned Building →Priv.←

Mensaje por Cecil Palmer el Dom Ago 28, 2016 7:57 pm

Y ahí me encontraba yo, linterna en mano, colándome a un enorme edifico a medio construir. Las enormes lonas, eran claro ejemplo del abandono de la construcción. ¿Por qué? Tal vez la constructora quebró; o el cliente tuvo algún percance. ¡O quizás, Steve Carlsburg decidió que no sería necesario este edificio, y mandó a desaparecer a todo trabajador involucrado en este proyecto! Eso podría investigarse después. Chequé mi celular, leyendo los mensajes que mi audiencia había mandado a la estación. Según varias personas que vivían por esta zona, algo extraño pasaba en este edificio, y mi deber como reportero, era investigar las anomalías. Aunque probablemente solo se trate de algún grupo criminal que usa este lugar como buhardilla; o un simple grupo de vagabundos que aprovecharon el abandono repentino, como una oportunidad de un “hogar”.

Lentamente, la noche comenzó a tornarse más densa, obligándome a prender la linterna. Había llegado relativamente temprano, por lo que aún lograba ver gran parte de mis alrededores; pero ahora, es posible que pudiera tropezar con alguna cubeta a mis pies.
–No he visto nada. Tal parece que es muy temprano… o hago el ruido suficiente para espantar al posible ente que habita estas paredes –comenté a mi celular, grabando mi investigación para, al llegar a casa, pudiera armar bien la noticia. La luz apuntó una pila de ladrillos, lo suficientemente alta, y lo bastante sólida, para que pudiera sentarme. Apagué la linterna, pues no quería gastarle las baterías antes de tiempo, y me quedé allí, sentado en medio de la oscuridad, sumido en un absoluto silencio, perturbado de vez en cuando por el ladrido de un perro.

Segundos después, noté que mis ojos se habían acostumbrado a la oscuridad, haciéndome posible mirar un poco. Por los enormes huecos que deberían ser las ventanas, la mortecina luz de la luna se colaba, siendo filtrada por las largas lonas. A mi derecha, se alzaban unas escaleras, que llevaban al siguiente piso. Todo parecía normal, de no ser por aquella figura encapuchada al final de las escaleras. Mi cuerpo se tensó un instante por la sorpresa, pero casi enseguida, mi corazón comenzó a palpitar con rapidez.
– ¡¿Será eso lo que veían los vecinos todas las noches rondar este lugar?! –pensé con emoción. Y entonces dudé. ¿Subir las escaleras, o esperar a que algo más pase?
avatar
Cecil Palmer
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 58
Monedas Monedas : 1262

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hooded Figure in the Abandoned Building →Priv.←

Mensaje por Jeff Woods el Mar Ago 30, 2016 11:23 pm

No es como si en verdad me divirtiera con la rutina de un universitario, estudiar, hablar con los compañeros, comer en la cafetería, rechazar las invitaciones de los “amigos” para ir a bares... todo era muy aburrido y rutinario para mi, por suerte tenia una válvula de escape desde hacia un par de días, fue una enorme suerte encontrarme con aquel edificio a medio construir que fungía como refugio para todo tipo de personas, recuerdo que llegue ahí una noche de aburrimiento, apenas subí por las escaleras hacia la segunda planta note el aroma repugnante de suciedad, entre las sombras vislumbre entonces bultos tumbados en el suelo... vagabundos....
 
Noche tras noche fui a visitarles, en un principio desconfiaron de mi pero luego de mostrarles mi amabilidad ellos empezaron a aceptarme entre los suyos, de vez en cuando les defendía de drogadictos que iban a molestarles y en otras los ayudaba con los tipos “malos” que pululaban en esta zona, poco a poco empezaron a tomar mis consejos sobre intentar encontrar una vida mejor y esto lo puedo decir por que las personas que venían a este sitio disminuyeron de forma increíble así aunque aumentaron los rumores sobre la presencia de alguien o algo en el edificio, esos rumores ayudaron a que menos gente fuera a molestarme mientras hacia mis buenas obras con los vagabundos o drogadictos.
 
Esta vez fui un poco mas temprano de lo normal, debía de limpiar un poco para los que fueran a venir el día de hoy, los de la noche anterior habían dejado un gran desorden por todas partes y eso no era bueno ni para ellos ni para mi, para mi sorpresa, cuando terminaba de tirar la basura al contendor del sótano, sótano por el cual se llegaba por las escaleras de servicio en la parte trasera del edificio, me tope con un sujeto demacrado, su ropa no era rasgada ni sucia, tampoco desprendía el aroma de suciedad pero a ciencia cierta su cuerpo y rostro delataban su problema, drogadicción, suspire mientras me acercaba al chico de unos 20 años, este bien podría ser un compañero de clases en la universidad y supongo que se encontraba en plena alucinación por que apenas noto mi acercamiento empezó a gritar y a querer huir, le seguí intentando calmarlo, fueron un par de minutos de pelear con el pero a final de cuentas el termino calmándose y permitiéndome decirle un par de palabras, se que este tipo de cosas no son cuestiones de una sola platica pero no pienso darme por vencido, al menos hasta que me aburra de “hacerle un favor a la sociedad”.
 
Tras terminar de arreglar, si, de nueva cuenta, el desastre que dejamos el drogadicto y yo en nuestra lucha empecé a escuchar los pasos resonando por el lugar, me sorprendí de inmediato pues no esperaba que aparecieran tan temprano los vagabundos pero lo que mas me sorprendió fue el hecho del ruido que hacia esa persona, de antemano sabia que los vagabundos son sigilosos pues esperan pasar desapercibidos para los drogadictos o pandilleros que solían haber en el sitio, me puse la mochila en la espalda y espere al pie de la escalera al visitante, le mire moverse torpemente por la zona, aprecie su ropa y su claridad para hablar, no hay que ser un genio para saber que este tipo no era de la clase que esperaba, lo peor era que su voz me sonaba... creo que la he escuchado por la radio una vez, ¡lo que necesitaba!, ¡un curioso que venga a arruinar mis buenas acciones y darme el crédito por ellas!, espere inmóvil en mi sitio, el tipo parecía concentrado mas en hablarle a su teléfono que a lo que había a su alrededor o quizás era yo quien se mezclaba con el ambiente, sea cual sea el caso, pasaron unos cuantos minutos antes de notar que me mirara y ahí se quedo, podía imaginarme que era lo que pensaba que yo era y eso me divertía, le mire un poco mas antes de que un pequeño quejido, uno muy leve, me distrajera haciéndome adentrarme por el segundo piso lleno de cuartos vacíos y pasillos hasta las escaleras al sótano, ahí se encontraba el drogadicto intentando subir los últimos peldaños, aun se encontraba vivo después de la paliza que le propine, le di una patada en el rostro y rodó por las escaleras hasta que se escucho un ruido en seco indicándome que ya había caído en el suelo y luego nada, parecía que había muerto o perdido la conciencia.
 
Tenia que darme prisa si no quería que mis buenas obras fueran descubiertas, regrese por sobre mis pasos, atore la puerta para que fuera imposible abrirla desde ese piso y espere sentado en el filo de lo que debió de haber sido una ventana de uno de los primeros cuartos... si el tipo era un periodista sin duda que no se quedaría de brazos cruzados ante la posible historia que tenia en frente de sus narices.  
avatar
Jeff Woods
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 154
Monedas Monedas : 2925

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hooded Figure in the Abandoned Building →Priv.←

Mensaje por Cecil Palmer el Sáb Sep 24, 2016 7:35 am

Le miraba fijamente, y esa cosa hacía lo mismo conmigo. Mi respiración se detuvo unos segundos, que parecían ahora eternos. Un ruido, sin duda alguna, una voz quejándose, interrumpió esa “concentración” que había envuelto el ambiente. Mis piernas seguían sin responderme, y antes de que pudiera hacer algo más, la figura “desapareció”. Me quedé mirando aquel punto vacío por unos segundos. –Sea lo que sea… no parece acostumbrado a las personas –murmuré a mi teléfono, el cual había vuelto a utilizar como grabadora. –Trataré de seguirlo –y dicho y hecho, me levanté de mi asiento improvisado, y corrí escaleras arriba.

Más de una vez tropecé, debido a la carrera, pero eso era de poca importancia. Al parecer, lo que los escuchas decían, era real. “Algo” o alguien, rondaba sin pena por esas enmohecidas paredes, como si estuviera resguardando algo. Me quedé congelado al inicio de la escalera; ruidos ahogados resonaban por el lugar, luego, un sonido más fuerte y seco, y luego, nada. Más sospechoso aún. Comencé con extrema precaución mi andar. Si antes había sido descuidado con mis pasos, ahora, trataba de hacer el menor ruido posible. La tentación de encender la linterna para poder ver con mayor claridad a mí alrededor, cruzó por mi mente una y otra vez.
–No no no no no, puede ser demasiado peligroso –trataba de convencerme.

Mis pies chocaron con algo… blando. Una extraña silueta a mis pies, muy difícil de adivinar de qué se trataba. En contra de mi raciocinio, alumbré el bulto con la linterna. Mis ojos se abrieron automáticamente ante la sorpresa. Un muchacho, tirado en el suelo, con una pinta, y debo admitirlo, bastante extraña; rastros de sangre y varias magulladuras: sin duda, víctima de algún acto de violencia contra su persona, o una pelea provocada por el mismo. Fuera cual fuese su historia, no tenía buena pinta. Lo primero que hice, fue checa su pulso; algo bajo, pero vivo. ¿Hablar a la policía? Ni pensarlo, no se supone que deba estar ahí.
–Estará bien –murmuré, volviendo a ponerme de pie, alejándome de aquel pobre chico. Seguí inspeccionando el lugar, en busca de aquella figura encapuchada.

–Oh, una puerta –pensé con cierto alivio. Cerrada. Extraño, muy extraño. Volví a encender la linterna, buscando alguna otra forma de seguir. Más puertas, ¿lo diferente? Todas estaban entreabiertas. Me asomé un poco en cada una de ellas. Habitaciones completamente vacías, solo ocupadas por unos cuantos escombros y herramientas de trabajo fácilmente sustituibles. Después de inspeccionar cada cuarto, mi atención volvió a aquella puerta. Busqué en el piso algo con lo que pudiera abrir. Un pequeño alambre relució ante el brillo de la linterna. – ¡Perfecto! –susurré triunfante. Apagué la luz, parpadeando repetidas veces para volver a acostumbrarme a la oscuridad. Me arrodillé ante la puerta, quedando mi vista más cerca del cerrojo; introduje el extremo del alambre, rogando porque esto funcionara. Un click resonó débilmente, y la manija giró con suavidad. El rechinido de las bisagras retumbó en todo el piso. Y allí estaba, la figura encapuchada. Por acto reflejo, apunté la linterna en su dirección, y sin previo aviso, la encendí. Unos cuantos segundos de ceguedad ante el destello. ¿Eso es la extraña criatura? ¿Un chico? –Ammm… ¿hola? –ladee mi cabeza, un tanto confundido ante mi descubrimiento.
avatar
Cecil Palmer
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 58
Monedas Monedas : 1262

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hooded Figure in the Abandoned Building →Priv.←

Mensaje por Jeff Woods el Jue Oct 27, 2016 8:46 pm

Sin siquiera notarlo, una pequeña risa escapo de mis labios mientras escuchaba los pasos acercarse a la puerta, ¿seria que podría hacer mas buenas acciones?, el tipo seguramente era un loco al no dar media vuelta y huir del sitio como otros antes lo han hecho, de pronto, silencio apenas roto por aquella risa que se intensifica un poco mas, para cuando me doy cuenta de lo que hacia, el pomo de la puerta giraba intentando abrirse, es entonces que ceso mis risas y espero ansioso a la persona que dentro de nada derribara el bloqueo, entonces, ahí aparece el, si, era el mismo que me vio en las escaleras, aun entre penumbras lograba reconocer su figura y todo se confirmo al escucharle hablar, aunque aun tenia esa sensación de haberle escuchado antes, levante el brazo intentando no quedar ciego por la luz que me era apuntada, el sujeto sin duda quería incapacitarme... o era un bruto –buenas noches- saludo cortésmente aun sin levantarme de mi lugar -¿puedes apagar la luz?- pedí un poco molesto por la ceguera temporal y por no verle el rostro al otro –o al menos no me la apuntes a la cara- me puse de pie pero no avance mas, a saber con quien me encontraba tratando en ese momento.
 
Una cosa era lidiar con vagabundos, drogadictos y pandilleros, gente a la que nadie le interesa pero el sujeto se encontraba bien vestido, preparado y parecía demasiado gordo como para clasificar en las categorías ya antes dichas, difícilmente podría deshacerme de el y esperar que nadie le buscara, suspire entonces resignado, habría que improvisar -¿eres parte del grupo?, ¿un nuevo integrante quizás?- acerté a decir mientra rápidamente ideaba una historia convincente, el otro seguramente estaría preguntándose sobre el grupo del que hablaba, mejor sacarle de las dudas antes de que empezara a bombardear con preguntas –ve y dile a Rafael que no necesito ayuda para atender a los vagabundos de esta área, me se cuidar solo- bien, esto podría darle las bases para pensar que era parte de algún grupo religioso que se dedica a ayudar –ah y por favor, dile a Mary que llame al doctor, dile que... un drogadicto se cayo por las escaleras- esperaba que el otro fuera tan bruto como para creer en todas mis palabras –cualquier excusa es buena mientras no le digas que fui atacado por el- le di la espalda mientras decía la cereza del pastel, toda una historia que clarificaba el por que me encontraba en el sitio, por que un sujeto se encontraba golpeado y el por que me encontraba encerrado en un cuartucho de un edificio abandonado, eso y la adrenalina que sentía, me hacían curvar los labios y desgraciadamente, el sujeto no debía ver aquel acto.
 
Sin embargo, no quería estar con la duda, ¿quien era ese sujeto? –o quizás- gire hacia el tras un lapso de tiempo –¿no eres el novato que creo que eres?- le mire sospechosamente, actuando claro, todo era actuado -¿quien eres tu?, ¿que haces en este sitio?, ¿eres el tipo que viene a hacer de las suyas por la noche?- ¡no podía creerme lo que decía!, ¡¿en verdad le estaba adjudicando mis acciones al sujeto?!, no podía, no debía reírme, pese a lo cómico que me parecía la situación y ahora solo me quedaba esperar para saber si continuar con la historia o simplemente debía de arrojar al tipo por las escaleras que dan al sótano.
avatar
Jeff Woods
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 154
Monedas Monedas : 2925

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hooded Figure in the Abandoned Building →Priv.←

Mensaje por Cecil Palmer el Miér Ene 25, 2017 12:52 am

Di un pequeño brinco al obtener respuesta a mi saludo. Sin embargo, fue la petición del chico, lo que me hizo entrar un poco en razón. – ¡Oh! Sí, lo siento –contesté de una forma apresurada. Intentando encontrar el interruptor de aquel infernal aparato, la linterna brincó entre mis manos, como si estuviera recubierta por mantequilla; y fue después de varios intentos de mantenerla firme entre mis dedos, que logré apagarla. –Una vez más, lo siento –me disculpé de nueva cuenta, tratando de demostrarle lo apenado que estaba. Con cierta torpeza, la cual me sorprendió, logré colgar la linterna al cinturón de mi pantalón. Era lo que me agradaba de aquel trasto, podía llevarla a cualquier lugar, con gran comodidad.

A pesar de la momentánea oscuridad que el alumbramiento de la lámpara había provisto, podía sentir su mirada sobre mí; recorriéndome de pies a cabeza, como si estuviera analizándome con cuidado, pensando en sus siguientes movimientos. Todo ese sigilo, me estaba comenzando a poner nervioso, y sería un mentiroso si no lo aclarara.
– ¿Dis-disculpa? –ladee la cabeza, claramente confundido ante las palabras del muchacho. ¿Grupo? ¿Nuevo integrante? ¿En qué clase de “negocios” andará el joven? Ciertamente, no entendía nada de lo que el muchacho inquiría; seguramente, me había confundido con alguien más, pero… se dirigía a mí, como lo que era: un completo desconocido para él.

Antes de que pudiera pedir alguna clase de explicación, su voz volvió a resonar por la habitación, con aquel dulce eco que solo un edificio abandonado podía proveer. Escuché atentamente la historia que comenzaba a narrar. Afortunadamente, mi celular seguía grabando, aunque no estaba seguro por cuanto tiempo podría hacerlo. Extrañaba mi grabadora de reportero, pero el trasto, se había descompuesto, y ahora estaba en reparación.
–Vagabundos, peleas con drogadictos, mentiras para poder atender a un sujeto que le ha atacado –repasé en mi mente, los acontecimientos más importantes para esta nueva “investigación”. Al menos, había descubierto a aquel “ser espectral de otra dimensión” que rondaba esa zona. Mis ojos se habían acostumbrado finalmente a la oscuridad, dejándome vislumbrar un poco del muchacho, antes de que me diera la espalda.

Su semblante parecía calmado, como si lo que me acababa de contar, fuera un simple paseo por el parque. ¡¿Y qué clase de reportero sería si me quedo con esa versión de los hechos?! Sería una vergüenza para mi carrera el hacerme de la vista gorda ante sospechoso caso.
–Bueno, si fuiste atacado por él, tú también deberías ser atendido, ¿no crees? –logré articular, dando un paso al frente, escudriñando su figura, en busca de la señal de alguna herida. Y fue en ese momento, que me lamenté por no haber ido con alguno de los internos de la estación de radio. Mi único consuelo, era Dana; si llegaba a pasarme algo, ella era la única que sabría mi localización, aunque estoy bastante seguro de que se lamentaría el haberme dejado venir hasta aquí, solo.

Mientras el tiempo transcurría, yo trataba de recordar alguno de los nombres que el muchacho había pronunciado, buscando alguna señal de la veracidad de su historia. Una de las ventajas de ser el locutor de radio de la ciudad, era el acceso a diferente información, tal como los grupos de apoyo que había por todo Sweet Valley: tanto los que estaban bajo el mando del gobierno, como los “particulares”, conformados por meros ciudadanos de esta hermosa ciudad. Sin embargo, luego de estrujarme los sesos con cierta desesperación, no logré encontrar nada en aquel almacén de información que era mi cabeza. Su voz me dio un escalofrío, haciendo que me tensara al instante.

Mis ojos se abrieron con sorpresa a esa nueva información proporcionada por mi extraño compañero.
–Entonces… ¿es vandalismo? –me pregunté, casi en un murmullo, claramente audible a causa del eco del lugar. Mi mano derecha masajeaba lentamente mi barbilla, mientras trataba de hilar las denuncias de los radioescuchas, con lo que acababa de decir el chico. – ¡Eso tendría sentido! Un delincuente juvenil, seguramente contratado por Steve Carlsberg para ahuyentar a la empresa y sus trabajadores, y quedarse con este lugar –por un momento, me había olvidado del lugar en donde estaba. Incluso, el hecho de que no estaba solo, había sido borrado de mi propia realidad. –Pero… ¿por qué? ¿Qué tiene de interesante este lugar? –sumido en mis conjeturas, comencé a pasearme por la habitación, hasta que en mi campo de visión limitado, volvió a aparecer aquel muchacho. – ¡Tú! –exclamé con cierto enojo, acercándome decidido hasta el chico. –De seguro, tú eres algún trabajador de Steve, ¡¿no es así?! –espeté estando a escasos centímetros de él. Si ese era el caso, haría que me contara todos los planes de ese horrible ser humano.
avatar
Cecil Palmer
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 58
Monedas Monedas : 1262

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hooded Figure in the Abandoned Building →Priv.←

Mensaje por Tema Cerrado el Vie Jun 02, 2017 12:38 pm

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1643
Monedas Monedas : 19309

Volver arriba Ir abajo

Re: The Hooded Figure in the Abandoned Building →Priv.←

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.