Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

La Bella Durmiente... ¡Espera! ¿Crepúsculo? [Priv. Yukiko Kuro]

Ir abajo

La Bella Durmiente... ¡Espera! ¿Crepúsculo? [Priv. Yukiko Kuro]

Mensaje por Léonard Gyllenhal el Vie Jul 29, 2016 5:26 am

Aquel camino parecía eterno pero por fin había llegado a su destino. Tal vez ya era el momento de pensar en comprar un auto para trasportarse de un lugar a otro con mayor facilidad, pero aun así, disfrutaba caminar. Aunque si no estuviese tan concurridas las calles de la ciudad, no se encontraría refunfuñando todo el camino. Además las clases en la universidad iban de maravilla y era un gran punto para tomar en cuenta, así que quejarse ante la visita de la biblioteca en la ciudad no venía al caso a excepción de la biblioteca del plantel, no poseía los libros que necesitaba para realizar sus trabajos pendientes y era un asunto que lo sacaba de quicio, pero lo rescatable era el simple hecho de ser un lugar bastante tranquilo para su persona.  

Ahora un chico con semblante malhumorado ingresaba al interior del edificio y a pesar que una amable señorita le diera la bienvenida, por su parte ni siquiera se molestó en responder. No poseía tiempo para saludar a los demás, su objetivo sólo es adquirir un par de libros que necesita. — Mierda… — Masculló a lo bajo al notar la cantidad de personas en la tienda, necesitaba espacio y lo necesitaba ya. Las cosas no serían fáciles de aquí en adelante y eso lo llevó  hasta el punto de sujetar su capucha de su suéter azabache y cubrir inmediatamente su cabeza, tal como si fuese un pequeño ladronzuelo que no desea dar la cara.    

Desde que tiene memoria siempre posee la pasión por la lectura, sentir la textura de las hojas entre sus dedos y el poder de perderse dentro de las magníficas historias que cada libro posee. Desde el cuento más cursi hasta la novela de ciencia ficción más compleja, si bien lo conoces de lejos se podría señalar que gusta por novelas de ciencia ficción pero sus gustos literarios te pueden sorprender, aunque te lo susurren al oído. Bien asistía al lugar para conseguir los libros solicitados en la universidad, sin embargo también deseaba visitar una sección en especial.  

Resultaba bastante obvio decir que nada pudiese hacerlo más feliz, y quien lo conociera sabía que darle una novela romántica de edición especial, lograría sacarle una enorme sonrisa. Además le permitía imaginar escenarios plasmados a través de cada párrafo leído, y que decir de los personajes que crecen en cada página. Sin embargo, se volvía muy difícil articular aquellas obras clásicas que pudiese estar buscando. ¡Maldita sea! La sección que deseaba se encontraba en el segundo piso del edificio y esperaba que no hubiese demasiadas personas en la zona. Vale mencionar que al ser una persona con dichos gustos, se volvía un tanto tedioso caminar por ese pasillo.

Pero no había otra opción que dirigirse hasta el segundo piso y una vez ahí, procuró ocultar su rostro con su capucha. Madame Bovary, Cumbres Borrascosas y ¿Orgullo y Prejuicio? Era tan difícil pronunciar títulos clásicos en alto, aun así, no perdió tiempo y se dispuso a buscar algún título que llamase su atención. ¿Lo malo? No se esperaba que hubiese señoritas leyendo o buscando un libro del mismo género. ¨Y entonces ellos se besaron…¨ Exclamación que hizo que apresurara el paso en el corredor, un par de chicas se reían entre sí, al leer aquella línea del libro que sostenía una de ella. —Mierda, mierda, mierda. — Maldecía entre dientes, no era fácil buscar un título y salir corriendo de ahí.

Respiró hondamente y sin dejar que las miradas curiosas alrededor dejasen que le afectara, se armó de valor para al menos encontrar a Gustave Flaubert con rapidez. Esta vez la suerte no se encontraba de su parte, y un obstáculo se encontraba en frente de sus ojos. ¡Mierda de estatura! No le tomó mucho dar con la obra, pero se encontraba a medio metro por encima de su estatura y aunque extendiese el brazo para alcanzarlo, era necesario subir un pie en el primer tablón. No le importaba en absoluto que fuese regañado, Así Léonard se apoyó del primer tablón y justo cuando su mano estaba por tirar del lomo del título… su suerte se esfumó.

¿Qué sucedía? ¿Un temblor? ¿Nervios? Todo paso tan rápido que su cuerpo pasó a un lado, empujando el estante y por ende, hizo perder el equilibrio. Léonard en medio de su apuro, se aferró al estante como a los libros que poseía a su alcance, tal como si fuese un gato encajando sus uñas en una cortina. Aquello provoco que el mueble se balanceara y unos cuantos tomos gruesos se le vinieran encima. Al final solo pudo escucharse el eco del impacto de las pesadas obras y de su cuerpo sobre el suelo, y para colmo, un título bastante conocido fue a parar a su rostro.

— Tengo estiércol en la cara….. Maldita basura….. ¡Te maldigo Stephenie Meyer! — Ni siquiera se molestó en retirar el libro abierto de su rostro, el golpe lo había dejado knock-out y su último recurso sólo fue extender sus brazos en el suelo. — Novela romántica mis…… — Leónard ya no tenía más que decir.      
         

Léonard Gyllenhal



Mensajes Mensajes : 357
Monedas Monedas : 346

Volver arriba Ir abajo

Re: La Bella Durmiente... ¡Espera! ¿Crepúsculo? [Priv. Yukiko Kuro]

Mensaje por Yukiko Kuro el Vie Jul 29, 2016 6:48 am

¿Aburrida? No claro que no, ella era una joven muy ocupada que no se aburría fácilmente, tenía muchas cosas que hacer para el instituto, debía preparar su prueba para la universidad y el poco tiempo libre que le quedaba se lo de dedicaba a o a su fiel cachorro Shika o a Damien. Pero qué hacer cuando todos los deberes estaban hechos, todo estaba estudiado, el perro dormía pacíficamente y finalmente el novio no te contestaba los mensajes ya que estaba ocupado en sus deberes de Youtuber. Yukiko se levantó de la cama viendo la pequeña habitación que arrendaba, buscando algo que hacer en aquel lugar. ¿La televisión? Recordó que solo tenía los canales locales lo cual no sería muy divertido ¿El computador? Ya había jugado todos los juegos que le había prestado Damien por lo cual no le daban ganas de tocarla. Finalmente, sus ojos se posaron en una gran estantería llena de libros que había leído más de una vez. Se acercó sacando los títulos en la pared, buscando algo que le llamara la atención pero se rindió. Se dejó caer en el piso mientras Shika se acercaba y se echaba a su lado pidiendo dormir junto a su ama.

La joven de cabellos negros suspiro pesadamente, no podía entender como después de tantos años al fin se aburría, pero esto no se quedaría así, claro que no, ella encontraría una manera de divertirse. Finalmente, una idea llego a su mente y no tardo nada en arreglarse para salir. Un vestido de color verde corto con unos zapatos negros fue su elección, tomo su bolso y algunas cosas personales para luego salir del departamento sin antes despedirse de su cachorro.

Camino hasta la parada de auto bus y espero a que este llegara para dirigirse al centro de la ciudad. Esta tarde Yukiko viviría una ventura en la biblioteca, bueno en realidad simplemente iría por algo nuevo que leer y luego volvería a casa ya que a la joven de lentes le molestaban estos lugares por una extraña razón. Hacía ya bastante tiempo cuando había entrado en el Instituto se le había ocurrido caer sobre un chico de nombre Yuan el cual ya no le hablaba más, aun triste verdad.

La joven se quedó de pie frente al lugar mirándolo con miedo, "Recuerda, entras tomas el libro que quieres y sales" se dijo a sí misma una y otra vez antes de entrar al local. Una amable señora la saludo y fue a ella a quien le pidió direcciones de cómo llegar a la sección romántica. Después de comenzar a salir con Damien una horda de sentimientos había atacado su corazón dejándola llena de estos. Tenía que encontrar un modo de sacarlos de su pecho y ya había probado con películas, con mangas, series, de todo, pero nada funcionaba. Caminaba temerosa por el lugar cuando escucho un fuerte ruido que la hizo saltar. Ahora, la decisión que debía tomar era si seguir el ruido o no. La pequeña valentía que tenía en su corazón la hizo continuar caminando hacia donde venía el ruido, lo que se encontró no lo esperaba. Un joven estaba en el piso cubiertos de libros por doquier. Asustada Yukiko se acercó a él agachándose a su lado mientras con cuidado removía algunos libros del cuerpo del joven. Acerco su mano al hombro del joven y lo removió -Oye...despierta- dijo en un hilo de voz algo temerosa, esperando que el joven estuviera vivo.
avatar
Yukiko Kuro
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 403
Monedas Monedas : 2417

Volver arriba Ir abajo

Re: La Bella Durmiente... ¡Espera! ¿Crepúsculo? [Priv. Yukiko Kuro]

Mensaje por Léonard Gyllenhal el Mar Oct 25, 2016 5:53 am

Justo ahí, sentía la necesidad de tirar de su cabello mientras ahogaba un grito de frustración en su garganta; expresión altisonante que, fue expuesto en sus adentros. ¿Cómo era posible que sucediera? No sólo el hecho de caer al suelo, Léonard se sentía expuesto en colorida zona. Orbes celestes le observan desde la pared. ¡Juzgado! Por tal bellezas que, sacuden un pañuelo desde la ventanilla de una torre. Miserables son los hombres que pierden la esperanza, Gyllenhal aún puede levantarse. Pero, no fue hasta que sintió una mano ajena tocar su hombro en espera de una respuesta.

—… ¡No estoy muerto! — Orgullo visiblemente más exagerado del elevado que ya de por sí tenía, ha respondido sin importar en lo más mínimo la benevolencia de una joven. Le ha visto después de levantarse del suelo, aunque prefiere quedarse en pie un momento al sentir un leve dolor en su espalda. — Ni dormido… — Orbes carmín se enfocan en un solo punto. ¿Acaso era lo que estaba pensando? — ¡Aaahhh! ¡Mierda de libros juveniles! — No ha tardado en patear la conocida obra de Stephenie Meyer, “Crepúsculo” nunca será una historia aceptable dentro de su criterio. — No sé cómo es posible que ésa porquería de libro se encuentre aquí. —  Miradas ajenas no tardan en observar un solo punto ante lo dicho. Pero, al joven francés le importaba un comino lo que el resto de jovencitas pensara de él.

¡¿Jovencitas?! Había olvidado por completo que su plan sólo se enfoca en ir a buscar un libro de interés y seguido, salir huyendo de ese lugar. Aunque, no podía dejar todos aquellos libros en el suelo. Si, para Léonard era inevitable no llevar grandes obras a su lugar, a excepción de Crepúsculo, pudiese seguir en el suelo. — ¿Y tú que miras? ¿Piensas ayudarme o te quedaras a suspirar por la mierda del vampiro reluciente? — Refunfuñó al momento en que, procede a sujetar el mismísimo libro que tanto detesta que aún espera en el suelo. Y, con repugnancia, lo ha lanzado a la fémina presente; esperando que fuese capaz de atraparlo.

— …Para buenas obras, se puede contar con Jane Austen. — Vaya ejemplar es el que portaba Léonard después de recoger del suelo un segundo libro. ¿Pero qué más sabía sobre la autora? Realmente todo lo que quisiera saber; “Orgullo y Prejuicio” todo un clásico dentro de la literatura británica. — Fitzwilliam Darcy, es el sujeto que toca chica debe suspirar, ¿Qué es lo que le ven a Edward Cullen? Para nada resalta el papel de héroe romántico. ¡Blasfemia! —  En su evaluación dio un vistazo aparente a la portada del libro; hermosa ilustración de 1895. Más no podía evitar sentir una rotunda desconfianza hacia la joven y todo aquel que, pareciese pasear por allí en busca de cualquier libro insulso.  



Última edición por Léonard Gyllenhal el Dom Abr 30, 2017 6:13 am, editado 1 vez

Léonard Gyllenhal



Mensajes Mensajes : 357
Monedas Monedas : 346

Volver arriba Ir abajo

Re: La Bella Durmiente... ¡Espera! ¿Crepúsculo? [Priv. Yukiko Kuro]

Mensaje por Yukiko Kuro el Sáb Nov 26, 2016 5:17 pm

Yukiko se vio presa de la curiosidad que el causaba el ruido estruendoso que provenia de algunos de los rincones de la biblioteca publica. se aventuro por los pasillo hasta encontrar al causante del ruido, un joven de cabellos oscuros bañado en libros abiertos. Preocupada por el joven se acerco a el, arrodillándose a su lado para ver si estaba bien. Pero parecía ser que la joven de lentes había tomado una mala descicion al acercarse al chico ya que no paso mucho tiempo antes de que este comenzara a gritar molesto.

Yukiko no sabia si levantarse y salir corriendo del lugar o quedarse ahí, ya que la joven consideraba que el mal humor del chico en el piso era causa del fuerte golpe que se había dado. Perdida en sus pensamientos se dio cuenta muy tarde de que un libro venia volando hacia ella, haciendo que tanto ella como el objeto se fueran de espalda -¡Oye eso es muy rudo!- exclamo molesta mientras volvía a su posición anterior, arreglándose el vestido y los lentes.

La joven quedo admirada por las palabras del chico, parecia algo extraño que un hombre conociera a la hermosa obra de Jane Austen, en especial uno que se veía como el, uno que diera tanto miedo. En ese momento por la mente de la joven paso una idea ¿Tal ves el joven fuera gay? Yukiko no pudo evitar examinarlo con la mirada detenidamente, analizando su postura y su vestimenta, por que en algún momento de su vida, cuando se enamoro de un gay había decidido a aprender a reconocerlos, a saber como se vestían y como actuaban para no cometer el mismo error en el futuro, extrañamente el no se veía así -Bueno al menos el buen Darcy te a calmado un poco- menciono con una sonrisa inocente en los labios antes de continuar Bueno dime ¿Te sientes muy mal?- agrego rápidamente aun preocupada por el joven, despues de todo no quitaba el hecho de que se había lastimado con los libros.
avatar
Yukiko Kuro
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 403
Monedas Monedas : 2417

Volver arriba Ir abajo

Re: La Bella Durmiente... ¡Espera! ¿Crepúsculo? [Priv. Yukiko Kuro]

Mensaje por Léonard Gyllenhal el Lun Sep 25, 2017 12:14 am

Un par de libros se observan repartidos a su alrededor y otros miles han de esperan ansiosos de ser sujetados por el más curioso chiquillo. Léonard se mantuvo en silencio por un corto periodo de tiempo, pareciese que, pronto su cerebro ha de colapsar, exhausto por lo sucedido. — ¿Rudo? Yo no fui rudo, la idiota eres tú por no ser rápida. — el joven francés no se dispuso a ceder tan pronto a sus impulsos y como si fuese un niño caprichoso, cruzó los brazos. Y pese a su acción inesperada, no le ha de importar auxiliar a la jovencita. Es como si no hubiese pasado nada, miles de libros continúan repartidos entre los estantes, la tranquilidad era absoluta a excepción de, los efímeros sonidos provenientes de las hojas que, han de ser volteadas por el usuario. Léonard inspiró una prolongada bocanada de aire en un intento de tranquilizarse, y procedió a devolver todo libro a su lugar. Uno por uno, era similar a internarse en otro universo, un mundo lleno de serenidad y olor a libros viejos; fácil fue sentirse en paz e incluso, era capaz de cerrar los ojos y dejarse llevar por un sueño profundo. — ¡Cierra la boca! — Gyllenhal le ordeno, sin embargo, el mandato lucía inútil ante el eco formado por las altas paredes. Y, sobre todo, por un par de rostros curiosos que, a la distancia le han de observar; lucían de forma cómica hasta sorpresiva. ¿Es que ahora una niñata se ha de oponer a su autoridad? Léonard sentía el poder de callarle, en todo ángulo, no era más que una chica impertinente. Más un débil color carmín cubrió sus mejillas, el alboroto le entorpeció al intentar agrupar un par de libros. Gyllenhal esperaba que no tuviesen un orden en específico, simplemente deseaba que estuviesen unos encima de otros.  

— Vaya mierda. — murmuró más para sí que en respuesta a la fémina. Y, fue entonces que observo con detalle un ejemplar, y bien no pudiese sorprenderse de lo que sus ojos han de ver. Pero, ahí estaba, frente a una obra que simplemente le llamó su atención. Curiosidad que, le incita a sujetarle con delicadeza con tal de solventar la necesidad de averiguar el sentido de la historia que ha de presenciar. Sobre todo cuando el volumen posee un nombre inusual, título que pudiese conocer, quizá, comprender. ¡El arte de las citas! ¿Qué situación tan más extraña es tener que elegir qué fémina será tu pareja? Léonard no poseía tiempo de filosofar en su mente, pero el concepto del mismo le hacía llevar a práctica todo conocimiento en cuanto a relaciones amorosas se refiere. En efecto, cuya temática le ha de llevar a comenzar a examinar el contenido al son de un efímero repaso. ¡Fascinante! Por consiguiente, esperó tranquilo mientras finalizaba de leer la introducción, asimismo, dejó en segundo plano a la jovencita. Después de todo, parecía entretenida… quizá, no. Fácil fue reconocerle al escucharle hablar… ¿Acaso no puede cerrar la boca de una puta vez? La expresión seca de Gyllenhal le hacía ver más molesto de lo usual, como si estuviese peleado con la vida misma. — Oh dios, ¿lo dices en serio? — añadió como si estuviese interesado en su preocupación, Léonard continuó. — Shh… Shh… ahora, largo de aquí. — bastase un ademán de su mano derecha para incitar a la jovencita a que se esfumara de su lado; ni siquiera ha volteado a verle, orbes carmín continúan enfocados sobre el contenido de la obra.

Léonard Gyllenhal



Mensajes Mensajes : 357
Monedas Monedas : 346

Volver arriba Ir abajo

Re: La Bella Durmiente... ¡Espera! ¿Crepúsculo? [Priv. Yukiko Kuro]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.