Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. Sería tener muy poca verguenza copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Tengan originalidad y hagan sus cosas vosotros mismos.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

▬ Wears prada. 「Private」

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

▬ Wears prada. 「Private」

Mensaje por Kaworu Nagisa el Dom Mayo 15, 2016 8:29 am

El ángel tenía un buen gusto en su manera de vestir, aunque por su personalidad relajada pensarías que lo que lo que le caería más seria ropa casual que no presta mucha atención a su apariencia, bueno, tampoco es que sea un narcisista, digamos que simplemente sus elecciones en indumentaria siempre son acertadas y ya está. Es sólo un adherido más a sus otras cualidades que ya de por sí son bastantes, vaya cajita de monerías que era, ¿no es así? Hoy por algún motivo había decidido gastar el tiempo libro en ir al centro comercial con las intenciones de comprar prendas nuevas, muchas veces de las cosas que le regalaban él simplemente sólo decidía de qué manera mezclarlas para que ya puestas no se vieran horteras, definitivamente era mejor ir y tomarla por sí mismo y gracias a su físico bien podría llevárselas directamente de donde las secuestro sin necesidad de probárselas, ser delgado de naturaleza era una gran ventaja en estos casos específicos, pero sólo por si las dudas no efectuaría dicha idea.

Tomó unas cuantas prendas y sin prestar atención a las indicaciones fue con intenciones de probarse la ropa a los vestidores, no había nadie allí vigilando o indicando por lo que era aún más razonable que si no estabas prestando atención debida a tus acciones te equivocases, ¿verdad? No podía ser el único sujeto al que le pasaba esto. Se encontraba adentro del vestidor de las chicas, al no hacer ningún sonido las que estuvieran cambiándose en los cubículos separados no lo detectarían, aún. Ahora sólo quedaba por ver cuál estaba libre, y ya que lo único que separa a uno de la persona cambiándose en privacidad era una cortinilla que con un simple jalón se movía pues te imaginarás qué fue lo que pasó. Él hizo justamente esa acción, sin ningún tapujo y completamente descarado. Al parecer había una persona allí, él que se encontraba con una expresión totalmente neutral sólo la cambio por una sonrisa relajada, ni siquiera hizo el intento por decir algo a su defensa en el instante... y tan sólo quizá sonreír en una situación así no era la mejor opción, aún cuando realmente no tuviera malas intenciones.

Su mano diestra estaba alzada haciendo señal de "stop", como si con eso pudiera calmar a la fémina delante suyo, mientras su siniestra cargaba con lo que serian sus futuras compras—. ¿Eh? ¿Éste no era el vestidor de hombres? —preguntó sin esperar una respuesta a cambio, era otra manera de aceptar que se había equivocado terriblemente—. Disculpa la interrupción, no he visto nada —cerró la cortinilla y en lugar de ir a los vestidores correctos, cuando una mujer oportunamente termino con sus asuntos, se metió a donde estaba ella. Sin importar que ya eran dos quienes le habían visto, no tenía mucha consciencia por los géneros.
avatar
Kaworu Nagisa



Mensajes Mensajes : 1133
Monedas Monedas : 42

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Wears prada. 「Private」

Mensaje por Katherine Drachenblut el Miér Mayo 25, 2016 7:05 am

Espectacular, pensamiento simple que se ha escapado de su mente al contemplar el cielo desde la cúpula del centro comercial. A simple vista no existe nada que obstruya la belleza del firmamento. Pero, Drachenblut deseaba estar ahí, visitar cada una de las tiendas del centro y al menos salir con una que otra prenda, o en sí, realizar minucioso comentario al respecto. Nadie escapa de esmeraldinos ojos que, cazan la mínima falla. Para entonces una tenue sonrisa se ha escapado de sus labios, tintada de cierto júbilo al son de sus pasos. Continuó; como hasta ese momento lo había realizado en un sendero de flores. En tranquilidad, sin vacilar o dudar. Pero, ha sujetado su negruzco sombrero un poco, cubriendo más su blanquecí rostro.  

Es como si deseara no ser descubierta, es decir, extraña caminar por un pueblo en que nadie fingía no verla, ser un fantasma. Después de todo, así era en Niza. ¿Qué sentido tenía ahora? Relucir entre los demás, por algo termino en la ciudad, la suerte comienza a sonreírle. Katherine, ¿Un nombre con suerte? Realmente daba igual, lo importante era ¨Comprar, Observar, Comparar, y Vestir¨ cualquier tipo de prenda que se encuentre dentro de sus intereses. No obstante, se detiene a las afueras de una elegante boutique y de costumbre, ladeó a un lado su rostro. ¡Día de Compras! Puede hacer lo que quiera. ¿Cierto? Aunque fuese tan banal como visitar una zapatería.

— ¡Sorpréndeme Sweet Valley! — Repentino movimiento de su parte, causó que su albino vestido se ondeara con suavidad. Pero, lejos de ser una preocupación, simplemente se adentró. ¿Es posible llevar consigo toda la tienda? Quizá. ¿Qué podría pasar? Entonces lo recordó, vieja e inocente idea, deseo demasiado personal. Una vez se había ido de sus manos pero ahora, tiene la oportunidad frente a sus esmeraldinos ojos. Y antes de darse cuenta del resurgir de aquel profundo deseo, la curiosidad le ha sujetaba el brazo para indagar. ¿Qué era lo que encontraba? En el silencio fue subiendo las escaleras del departamento hasta llegar al segundo piso, y parsimonia comenzó a buscar entre los diseños que, atrajeran su atención. Nada pasaría si buscaba un par de vestidos de verano.

¡Vaya! Finalmente encontró la sección deseada, irónicamente el estampado floreado no era del todo de su gusto, pero un vestido corto con tal diseño le parecía atractivo. Observando la parte más alta de los maniquíes encontró una prenda bastante curiosa; vestido corto de noche, aparentemente entre el chillante color rojo rubí y el apagado rojo vino. ¡Estiliza la figura! Apoyó suavemente una de sus manos sobre su pecho mientras que con, sus dedos diestros apenas rozaban la suave tela rubí. Pero, algo salió mal, perdió total atención del vestido a causa de un grito femenino que, parece venir de los vestidores.

Silenciosa exclamación de sorpresa escapó de sus labios al dirigirse al lugar. — ¿Qué sucede aquí? — ¿Qué tontería era aquella? Quizá, una joven pareja de enamorados deseaba una aventura dentro de un vestidor femenino. ¿O no? — No es el mejor lugar para indagar… y mucho menos para un jovencito. — Entreabrió sus labios mientras continuó observando el espectáculo presentado. Aun así, no temió, no dudo. Aquel chico necesita una clase de modales.
Para ser irreemplazable,
uno debe ser diferente.

•••

Atuendo <3
avatar
Katherine Drachenblut



Mensajes Mensajes : 425
Monedas Monedas : 1620

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Wears prada. 「Private」

Mensaje por Kaworu Nagisa el Vie Mayo 27, 2016 10:13 am

Antes de meterse al cubículo escuchó la voz de otra fémina cuestionando qué era lo que ocurría (realmente no ocurría nada), ¿por qué todas estaban haciendo tanto escándalo? Realmente sus cuerpos no le provocaban absolutamente nada, quizá le estaban considerando eso de lo que alguna vez le acusó Asuka en una situación parecida, ¿un pervertido? ¿Exactamente qué era eso? En fin, aquella mujer entró a escena, tú sabes, como si aquella situación le incumbiera cuando en un inicio ni siquiera estaba allí, decidió hacer caso omiso y proseguir a lo suyo. Ya probando la ropa escuchó que directamente le estaban dirigiendo la palabra a él cuando mencionó jovencito en su vocabulario, suponiendo que era el único ser en esa sección que poseía un aparato reproductor masculino asumió que no podía ir para nadie más que él, a menos de que el acto ya fuera lo bastante común, sintió un poco de curiosidad—. Al contrario, lo consideraría el mejor lugar para hacerlo, después de todo he venido aquí a probarme ropa... ¿No es normal el indagar qué ropa me quedaría mejor? —sus palabras eran relajantes. El comentario podría haber sonado a que le intentaba buscar pelea por su contenido (de alguna forma), pero no era el caso y menos con la melodiosa voz con que la presentaba.

Salió sin quitarse la ropa que se había probado, ya para entonces las otras mujeres se habían ido de allí ya sea para evitar la situación y pasarla por alto, ir a denunciarlo, o simplemente habrían terminado. Ahora sólo se encontraba con aquella señorita que por alguna razón decidió quedarse—. ¿Al final si te probarás algo? Puedes hacerlo, si es que acaso te preocupa que husmee puedes dejar esa paranoia de lado —le sonrió y dio unos cuantos pasos para verse en el espejo que había fuera, al estar más lejos le daba otro punto de vista de si le convenía gastar en aquello—. ¿Crees que se ve bien? —preguntó descarado y sin un ánimo notorio. Si ella seguía allí con intenciones de interrogarlo más, qué más daba si él hacía lo mismo, además a diferencia de la chica de blanco su pregunta era algo que sí te sonaría común en esa situación, nuevamente, si no fuera porque era el vestidor de chicas y él no era una. El conjunto que usaba era fresco y formal de alguna perspectiva especial. No le importaba si de verdad le parecía o no cómo se le veía, había tenido lo suficiente para convencerse en adquirirlo. En su cabeza incluso imaginaba cómo se vería Shinji con eso puesto: Adorable, de sólo pensarlo le daban ganas de querer comerlo a mimos, aunque para ello no necesitaba estar vestido así, bien podría usar un saco de papas y el albino lo seguiría viendo radiante.

Luego de escuchar su opinión, él se metió una vez más al cubículo para ponerse la ropa con la que venía originalmente. Al parecer pedir que te la cobrarán cuando ya la estabas usando libremente por la tienda como si nada era como abrir algún producto en el mercado e ir consumiendo antes de pagarlo, no era muy bien visto aún cuando ya tuvieses asegurado el efectivo—. Si es que te causaba algún tipo de incomodidad mi presencia, no te preocupes, a la siguiente me fijaré que en efecto sea el probador adecuado —sus palabras eran parte verdad y parte mentira, no prometía tener que estar fijándose en esas nimiedades pero tampoco le gustaba que esos pequeños conflictos se ocasionaran con tanta sencillez.
avatar
Kaworu Nagisa



Mensajes Mensajes : 1133
Monedas Monedas : 42

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Wears prada. 「Private」

Mensaje por Katherine Drachenblut el Mar Sep 27, 2016 9:24 am

¿Cómo es que pudiese permitirle continuar irrumpiendo dentro del vestidor? No es la propietaria ni mucho menos un empleado, todavía no es un asunto de su incumbencia. Pero, debe solucionar el problema de alguna forma posible. Incluso, ha escuchado entre murmullos el disgusto ocasionado entre las señorita, basta desviar orbes aceitunados ante el grupo de damas que, se retiran disgustadas. Y, ¿Quién no? No es adecuado encontrar a un hombre dentro del vestidor de damas, existe la posibilidad de un acto depravado. Y por si fuera poco, aquel parece no incomodarle.

— ¿El mejor lugar en base a qué? En definitivo, es una zona para seleccionar cualquier conjunto de ropa según el criterio de una persona. No obstante, referente al género se opta por dividir cada uno de los vestidores. Sí, no hay diferencia ante diseño o material, pero dentro de las normas de la sociedad la privacidad se limita a; “Dama y Caballero” Soltó aquella respuesta sin meditar demasiado. Aun así, aprovechó la situación para apoyar su mano diestra a la altura de tan  delineada cintura. — No, no lo haré. —  Le miró con más detalle, no pasa desapercibido el tipo de prenda que lleva encima, quizá minúscula manía por perfeccionar la ropa de los demás.

Todavía le agradaba que tuviese la modestia de responder de esa manera. — No es necesario. — Se ha concentrado en las prendas que, si tuviese el don de la creación, hubiese mencionado que dicho albino no tiene nada que envidiar a cualquier modelo “Profesional”, puesto que, cuenta con tal rostro agraciado, atributos bastantes notables y sobre todo, figura que fácilmente haría delirar a cualquier mujer. Después de todo Katherine se mantuvo tranquila mientras la secuencia de juicio inicia frente al espejo.

— Se ha perdido el color de tus ojos dentro del estampado llamativo de la prenda superior. Lo importante es equilibrar una zona de enfoque, para entonces el tono de los ojos son excelente elemento a considerar. — Realizó una pausa, seguido se acercó ante el joven; confirmando de manera analítica que en efecto no relucía la prenda superior. — Recomiendo que utilices prendas de tonos básicos. — No puede contenerse a relucir tal opinión personal.

— ¿Disculpa? — Labios tintados en jade se curvan en una tenue sonrisa, la misma que fue evolucionando a una risa femenina. — En parte, a cada una de las clientas del establecimiento. Aunque de mi parte, me es suficiente con que selecciones una prenda glamurosa la próxima vez. — Expresó. — Por cierto, el look que mantienes en tu cabello pareciese de los noventa. — Fingió pensarlo por un momento.
avatar
Katherine Drachenblut



Mensajes Mensajes : 425
Monedas Monedas : 1620

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Wears prada. 「Private」

Mensaje por Kaworu Nagisa el Vie Sep 30, 2016 7:56 pm

Sus ojos se abrieron y su boca unos milímetros en sorpresa de que la señorita con porte de vampiro insistiera y además de una manera tan diplomática, no como aquellas otras que se habían limitado a quejarse de alguna manera silenciosa. Simplemente seguía sin entender por qué era tan relevante que él se encontrase en el vestidor equivocado, ¿"dama & caballero"? ¿Por qué era tan relevante el sexo? Aún si fuera un vestidor mixto se atienen a las mismas posibilidades a que si son separados, la diferencia debería erradicar en la educación, aunque bueno, él no había sido los suficiente respetuoso y avispado para haber hecho lo que debía y ahorrarse toda esta situación innecesaria—. ¿No lo harás? Pues es una lástima, me pareces el tipo de persona que ama demostrar quién es por medio de la vestimenta —como si todo el otro asunto no fuera la gran cosa, porque él recalca, no lo era. Se desvió hacía el otro tema que casualmente también fue idea suya iniciar.

La mujer no se impaciento y se quedó para sorpresa de todos, como si ella se tratará de la persona que viene con él para en efecto cerciorar que no compré basura, aquella encargada que te intenta vender o revisar que no robes nada y por eso te anda siguiendo a todos lados o quizá una pasarela donde ella se posiciona como juez y él como modelo. Parecía que todo había tomado un giro muy exagerado a comparación de cómo habían iniciado, lo peor de todo es que ambos estaban siguiendo la corriente como si no les importase nada—. ¿Tú crees? —se quedo mirando un poco la prenda que traía puesta encima la cual había sido descalificada totalmente por un problema técnico—. Es una desgracia que mis ojos en verdad sean naturalmente rojizos y no se pueda hacer nada al respecto, ¿no es así? —se sonrió ligeramente por el sarcasmo utilizado, esperando que la otra captará rápidamente que algo como los ojos rojos no existían y tenía que usar forzosamente lentes de contacto, por lo que, ¡problema solucionado! Podían seguir con aquella charla-critica que estaban llevando, si no fuera porque se le ocurrió mencionar nuevamente el tema de que seguía allí presente pero que ya no se estaba tocando por la "persuasión" anterior, tal vez no era correcto llamarle de esa forma puesto que no había hecho gran cosa más que decir algo más. Sentía curiosidad, ¿si no lo hubiera vuelto a retomar lo habría notado? ¿se habría quedado hasta que acabase? Ya es muy tarde para averiguar aquello, en fin.

Pues tal dilema no parece haber existido desde un inicio porque admitió descaradamente que a ella no le importaba eso más que su apariencia exterior, ¿sólo se metió porque creía en algún tipo de justicia o...? Quizá tenía ganas de iniciar una pelea porque sí, pero no tendría sentido haberse detenido tan deprisa por lo que la segunda opción quedaba descartada. Digamos que era eso, en ese momento su sentimiento de "impartir justicia" se había encendido y eso era todo—. Me esforzaré —no lo prometía ni estaba seguro de si eso era verdad, tampoco lo sentía como una mentira, era un comentario vacío para rellenar las exigencias de la mujer—. ¿Por qué pareces estar tan interesada en mi aspecto? Bueno, en realidad, el aspecto en general, en tu concepto sobre lo que es la belleza. ¿Acaso tu profesión tiene algo que ver con ello o simplemente es lo que te apasiona? —sin lugar a duda eso ahora parecía más una reunión para socializar y el apuro de que no faltaba mucho para que quien había dejado su puesto libre para revisar quién entraba se diera cuenta de que se escuchaba la voz de un hombre mayor hablando tan felizmente sin temor a que lo echaran. #FuckDaPolice (?)
avatar
Kaworu Nagisa



Mensajes Mensajes : 1133
Monedas Monedas : 42

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Wears prada. 「Private」

Mensaje por Katherine Drachenblut el Jue Nov 24, 2016 4:52 am

Su rostro normalmente permanecía impasible, y no hacía falta detallar demasiado en cuanto a sus decisiones eligiera. Incluso, el vestido que tenía previsto seleccionar ha quedado en segundo plano después del incidente. — En absoluto. — Acotó directa, sin hacerle saber que está viendo claramente a la próxima pseudo Fashion Police que, solucionara todo problema desastroso en cuando a moda se tratase. Y, no fue sino hasta momentos después que captó el rumbo de las palabras contrarias, puesto que, Katherine se alejó del joven peliblanco. Dulce aroma ha percibido a poca distancia, llamativos aparadores muestran las mejores fragancias del lugar. — ¿Y quién dice que no es posible resaltar tan fascinantes ojos? — Sonrió a medida que impregna en su muñeca una de las tantas muestras de perfume floral.

— Yo mataría por obtener un par de ojos naturalmente rojizos. — Musitó mientras analiza un frasco de fragancia otoñal. — Quizá, eres un vampiro o simplemente, un conejo albino. — Añadió, sabiendo que sólo se ha de tratar de un juego. Pero, ¿Es buena idea llevar un frasco de perfume? La fragancia a rosas siempre fue su favorito, y no ha de titubear ante la compra de dicha esencia. Seguido, procede a flexionar las rodillas para tener mejor vista de los frascos bicolor a un estante más abajo. — ¿Cuál es tu fragancia favorita? ¿Las hojas de aquel libro nuevo, la tierra mojada después de una tormenta o, la fragancia de la persona que te gusta? — Al parecer no iba a detenerse hasta salirse con la suya, y es que no ha mencionado que la prenda en cuestión es de origen único.

No obstante, prefiere esperar ante la respuesta del joven albino después de, continuar revisando cada uno de las fragancias, hasta llegar al punto de un monólogo personal. — No es lo que busco… — Optó por regresar el frasco y seleccionar uno diferente. — Parece perfecto. — Expresó un tanto emocionada; pareciera que, aquel toque fresco fuese el elegido e incluso, le ha recordado a los días de verano en Nueva York. “Es mi vida, mi pasión, es todo” Mi profesión o el concepto que tenga acerca de la belleza, no es lo que importa. Lo importante es ser una simple diseñadora de moda, costurera o la rompetrapos. — Le respondió de manera sonriente; y si fuese otra persona seguro estaría eufórica por la cuestión en curso. Todavía le da el buen visto que dicho jovencito posee un talento sublime, envidiable por sobre todas las cosas.

Katherine ya hubiese querido poseer conocidos con tal ojo, pero por el momento era más que suficiente continuar con la conversación; al menos como amante de la moda que era. — Mi nombre es Katherine Drachenblut, un gusto. — Omitió el seleccionar un frasco más del estante para aprovechar el momento de acercarse ante el albino. — ¿Y antes de este día no habías oído hablar de... mí? — No ha tardado en exponer su tarjeta personal con su número telefónico. — Es tu día de suerte, desde ahora escucharas de mí. — Sonríe a medida que extiende la tarjeta de la forma más amable posible para que la tomase. “Bloody Rose” debe conocerse.

avatar
Katherine Drachenblut



Mensajes Mensajes : 425
Monedas Monedas : 1620

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Wears prada. 「Private」

Mensaje por Kaworu Nagisa el Sáb Nov 26, 2016 1:40 am

La conversación estaba avanzando, quizá, no estaba muy seguro de poder afirmar aquello al ver a la mujer tan distraída ejecutando cualquier acción que estuviera dentro de los límites de la tienda. Asumiendo que ella no estaba loca, o en su defecto era estúpida, simplemente debía de estarle siguiendo el juego en cuanto al color de sus ojos con un sarcasmo tan profesional que parecía que lo decía todo en serio. No tuvo tiempo de objetar algo, ciertamente tampoco tenía qué, así que era un gran alivio para su charla que decidiera darle una vuelta diminuta con algo tan trivial como lo eran los perfumes que estaba probando hace unos momentos. Le comenzó a dar varias opciones a elección para dejarle más fácil su siguiente respuesta y se agradecía, sobre todo cuando mencionó lo último que fue lo que captó especialmente su total atención—. Si tuviera que elegir una de las tres posibles respuestas que me has presentado, diría que, la fragancia de "esa persona". No porque use una marca en especifico, en ese caso sería más adecuado mencionar aquella, ¿no es así? Sino porque el hecho de que sea tal me embriaga, ¿cómo decirlo? Incluso podría no haberse bañado en una semana entera y aún así me seguiría siendo más atrayente que una loción costosa —bajó un poco la cabeza, cerró sus ojos unos instantes y se sonrío abiertamente. La imagen de Shinji ahora estaba más que presente en su cabeza gracias a ese simple comentario. Al cerrar sus parpados juraba que podía imaginárselo tan encantador como lo recordaba. La dulzura le inundaba ocasionándole esa necesidad de dejar de perder el tiempo allí y correr a verlo.

¿Se había excedido con esa respuesta? Pues probablemente, a un extraño no le interesaba saber qué tanto o qué tan poco amaba a un humano como para inclusive encontrar encantador algo así, es verdad que ella era quien había preguntando pero no es como si se esperase una respuesta tan extensa—. Sin embargo, no creo que ese aroma lo vendan embotellado. Mi respuesta debe ser un tanto inútil si es que me pedías una opinión en cuanto a qué producto llevarte —se iba a detener allí y terminar de una vez con esto. No había venido para una asesoría y a pesar de qué opinión podría tener la chica, él ya había decidido qué llevarse consigo y también verificado que efectivamente le quedase como debería, siendo la talla perfecta. Sin embargo, antes quiso preguntar por qué tanto interés en el aspecto, podría ser una persona muy superficial y ya está, más meterse de forma tan sencilla a la vida de otros era ya otro punto distinto y razón de su curiosidad. Debía estar muy obsesionada quizá, que ni ver a alguien cometiendo un "error de moda" le podía dejar dormir, pero al recibir la respuesta resultaba que la que era la vía buena era la acertada: Trabajo y pasión. La forma en que habló de ello era parecido en cierta forma a la emoción que él sintió por su castaño, la moda debía ser el amante de aquella fémina.

El mío es Kaworu Nagisa. También es un placer conocerte, Katherine Drachenblut —¡poseía un nombre no-asiático! Estando en Francia era curioso como solía toparse con nombres de todo tipo menos los franceses, algo divertido también. En esta ocasión no había sido diferente, pero al menos no era japonés que pareciera que gran parte de la población de allá se había mudado a esta parte de Europa—. ¿Huh? —ladeo un poco su cabeza y pestañeo por lo menos dos veces seguidas más de lo normal, según parecía se encontró con un famoso y él no estaba para nada enterado—. Pues no realmente, ¿debería dé? ¿Eres acaso un tipo de celebridad o algo de lo que yo me haya perdido? —tomó la tarjeta y observó el logo, luego leyó vagamente en un vistazo—. ¿Una tienda de ropa? No quiero ser grosero, pero por el momento no me veo comprando indumentaria que es más bien dirigida para el público femenino —expresó abiertamente casi dando por hecho que se trataría de una boutique en las que por lo general así suele ser, más aún cuando acababa de conocer a la que parecía ser la dependienta y/o diseñadora. Esos factores dictaban que seguramente su fuerte era esa ropa en especifico, y era normal, considerando el cuerpo que poseía. Su conversación ya había sido lo suficientemente extensa y al ya estar la presentación hecha se podría concluir como un buen final—. De todas formas la guardaré y tendré en mente, quizá a alguna de mis conocidas le interese —fueron las que creía eran sus últimas palabras que además cumplían con una función de despedida debido a por la manera en lo había dicho y cómo su cuerpo estaba reaccionando al ir abandonando de a poco hasta finalmente pasar de largo y dirigir su mirada en busca de las cajas para pagar, ya no quería hacer a Shinji esperar ni un rato más.
avatar
Kaworu Nagisa



Mensajes Mensajes : 1133
Monedas Monedas : 42

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.