Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Life can be cruel, if you're a dreamer⎡Privado | Akira Mado ⎦

Ir abajo

Life can be cruel, if you're a dreamer⎡Privado | Akira Mado ⎦

Mensaje por Derian Rhédey el Lun Abr 04, 2016 9:58 pm

Dare to dream! If you did not have the capability
to make your wildest wishes come true, your
mind would not have the capacity to conjure
such ideas in the first place.
— Anthon St. Maarten.

Cuando creía que le podía ir decente, le iba mal. Así de simple y sencillo. Como si la vida siempre le intentara dar una lección, y que a medida de los años se hubiera hecho más notorio, lo suficiente, para que él fuera capaz de percibirlo. Que para cuando a cualquier persona aquello ya se le hace obvio, para Derian, recién comenzaba la sospecha de que algo extraño está pasando.

Mal, todo mal.

Por eso, al momento en que se da cuenta en la tarde, que el pedido de tintas que se supone que le llegarían, no llega, cuando le habían dicho que sería a primera hora de la mañana, es muy extraño. Y si no es por Klaus, que le dice que quizás haya completado mal algún formulario o algo así de la compra, surca repentinamente por su mente la posibilidad de aquella acción. Tiene que llamar, y en efecto, había sido algo relacionado. Torpe de él, no está dentro de su manera de ser. Inesperado y repentino. Puede que haya tenido la mente en las nubes estos últimos días. Verifica, y se da cuenta que por su propia negligencia pudo haberse ahorrado problemas.  

Se queda haciendo trabajo hasta que sus propios empleados le tienen que decir que su turno terminó, claramente, mencionándoselo sin sonar maleducado o algo relacionado. Porque aunque Derian fuera una persona el ochenta por ciento del día tranquila, había un veinte por ciento que era mejor no tentar. Al momento de llegar a su departamento, es cuando se pone a revisar los correos y las cuentas que llegaron en su ausencia, deja a un lado las que va a tener que ir a pagar antes que la fecha de pago se atreviera a irse de sus manos, es decir, aquellas en las que estaba próxima. Lleva las demás a la cocina para poder guardarlas cuando ve una nota en su refrigerador, marcado el día de hoy con una hora bastante próxima además del nombre de un bar. Se la queda mirando quieto, incluso ladea un poco la cabeza como si eso le pudiera hacer acordar, y parece que funciona porque segundos después suelta una exclamación en señal de que logra acordarse.

Parece que hoy es el día en el que le debe tocar tener la cabeza en las nubes.

Mira la hora en su celular, dándose cuenta que aún tiene el suficiente tiempo para poder ir y no llegar tarde. Las cosas entre sus manos quedan desperdigados en la mesa,  retrocede para ser capaz de cambiarse para no estar pasado a tintas y desinfectantes cuando vaya a juntarse con Akira. Aquella que conoció hace unos meses por culpa de un accidente en su local. No es que puede decir que sean amigos, aunque muy dentro de sí, confiesa que le gustaría, sin ningún otro propósito más.

Es una noche despejada, no tan clara como sus pensamientos, pero lo suficientemente tranquila. Una vez llega al punto de reunión, da un suspiro, mira de nuevo la hora en su celular, debería comprarse un reloj, pero sabe que existe una alta probabilidad de que se le olvide. Y aunque aún no está atrasado, tiene ese presentimiento agolpado en su pecho de que ha llegado tarda. Por eso, cuando pasa por la puerta, antes de verificar si es que hay donde sentarse, es que ya anda intentando buscar una cabellera rubia con su mirada, aunque si no la encuentra, siempre puede llamar para concordar un lugar más específico.
avatar
Derian Rhédey
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 261
Monedas Monedas : 6766

Volver arriba Ir abajo

Re: Life can be cruel, if you're a dreamer⎡Privado | Akira Mado ⎦

Mensaje por Akira Mado el Miér Abr 27, 2016 4:24 am

Por primera vez en mucho tiempo, el correr de las en su día corrió pasmosa y excesivamente rápido, y, también por primera vez en mucho tiempo, aquello le incordiaba. ¿Había sido porque en casi toda la mañana (y la tarde incluida) Akira no había dirigido su mirada celeste al reloj ni una sola vez? ¿O quizá fue que no había estado tan ensimismada en su trabajo tanto como ese día? Tras varias hipótesis débiles llegó a la conclusión que simplemente le molestaba tener tanto tiempo con el que aburrirse: su trabajo fue liviano y muy dentro de lo común, y de hecho fue demasiado, pero Akira parecía tener una actitud hiperactiva ese día y había hecho más de lo que debía; ahora se encontraba aburrida, ya en su hogar sin mucho en especial por hacer. Pensó que podía jugar ajedrez, pero los gatos no sabían jugarlo, de hecho, ellos no tenían la capacidad para razonar qué es lo que era ajedrez, menos para llevar una partida con ella y mover las piezas por la felina no era una opción factible. En la televisión no había nada atractivo por ver y si había series de casos policiales: ella ya los había visto. En conclusión, esperar a que el manto oscuro llegara al cielo para poder ir a su encuentro se le hacía tedioso.  

Aunque, debía admitirlo, su repentina actitud entusiasta y su desmesurado trabajo bien hecho ayudó bastante en renovar su reputación: Akira tenía fama de terminar metida en líos y es que desde su llegada de alguna u otra forma acababa metiendo el zapato de tacón bajo muy hondo en el barro. Hilarante que así fue como es que había conocido a Derian, para empezar; no precisamente en una metida de pata importante, pero la japonesa de inusual cabello rubio había roto el vidrio del local del hombre. Al menos ella intentaba que no ocurriera un asalto en ese lugar también, sin embargo, no estaba segura de que la situación hubiera estado bajo control (mucho más bajo control) si ella no hubiera interferido, pero, ¿quién diría que el ladrón estaba allí justo frente de las narices de todos?

Por vicisitudes del destino acabaron congeniando bien y ahora debía encontrarse con él en un bar del centro de la ciudad. Se preparó no muy diferente a como iba al trabajo, pero sí más casual, y con la idea de que no quería llegar tarde, puesto que lo detestaba, salió con marcha acelerada de su hogar. Al llegar el lugar no se encontraba muy concurrido y tampoco podía ver a Derian por alguna parte. Decidió que mientras esperaba podía tomar un trago, no haría mal, ¿verdad? Error. A decir verdad, la cantidad ingerida era muy poca, pero Akira tenía tan poca resistencia al alcohol, que poco en ella significaba mucho. Y aún no entiende cómo pudo con su juicio borroso y algo distorsionado darse cuenta de que Derian había llegado y la estaba buscando disimuladamente—. ¡Oye, oye! —vociferó alegre, moviendo sus manos hacia todas direcciones intentando llamar la atención, llevándose un par de miradas que oscilaban entre lo gracioso y la extrañeza—. ¡¡Derian, estoy aquí!! Mira, mira, te guardé un lugar! —rió, señalando con insistencia una silla vacía a su lado—. Rápido, hey, que hay que tomar, ¡hay que tomar!
avatar
Akira Mado
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 401
Monedas Monedas : 680

Volver arriba Ir abajo

Re: Life can be cruel, if you're a dreamer⎡Privado | Akira Mado ⎦

Mensaje por Derian Rhédey el Lun Mayo 30, 2016 8:14 am

Su mirada no tarda mucho en captar la cabellera rubia que busca, pero más que nada, lo que le dio la pista de que Akira había llegado antes que él, había sido ella con sus palabras. Habían sido tan efusivas que hasta Derian se sorprendió un poco, el ligero fruncimiento de su ceño en señal de curiosidad era el signo de ello. Se acerca a dónde lo estaban llamando, no tardando tampoco mucho en sentarse a su lado. Puede que se lleve un par de pequeñas sorpresas en esta ocasión.

—¿Llegué muy atrasado? —Inquiere en primera instancia, para pronto continuar hablando sin mucha prisa—. Parece que comenzaste a beber sin mí. —Señala fallando drásticamente en hacer una broma, porque claramente no le salió, aunque el reproche estaba de manera implícita en sus palabras, aunque si ella llegó hace mucho lo comprendía, pero no creía llegar con tantos minutos de retraso, a menos que su reloj igual le hubiera jugado una hermosa broma—. Akira, espero no tener que cargarte para tomar un taxi. —Habla con diversión, ya que no sabe si es por culpa del estereotipo del japonés sumando lo del ser policía, pero le daba la impresión de que ver a la mujer de hebras rubias perdiendo la compostura, sería un evento extraño de observar.

Ordena un trago ligero para comenzar la noche, afirmando sus codos en la superficie, mientras espera lo que ha solicitado, que duda que se demoren demasiado en elaborarlo—. ¿Te tocó trabajar hoy? —Intenta hacer un comienzo de conversación, algo no tan privado e impersonal para comenzar, que tampoco sea demasiado comprometedor. Pronto, sus oídos captan exclamaciones y alzas de voz en una mesa cercana, se voltea ligeramente porque como siempre, la curiosidad mató al gato, lo único que logra captar es referentes a pagos y cuentas. Parecía problemas financieros, al final, Derian pierde el interés en intentar escuchar y cuando logra volver a su posición su vaso ya está al frente suyo, da un ligero agradecimiento al bartender—. Propongo celebrar...por... —No ha pasado nada interesante o digno de mención esta semana, se siente un poco decepcionado de su propia vida, y eso, ya es muy extraño para una persona tan taciturna como él, puede que necesite marcar este día en su calendario—. Dime tú, porque a mi no me pasó nada grandioso hoy.  
avatar
Derian Rhédey
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 261
Monedas Monedas : 6766

Volver arriba Ir abajo

Re: Life can be cruel, if you're a dreamer⎡Privado | Akira Mado ⎦

Mensaje por Akira Mado el Lun Mayo 30, 2016 11:03 am

¿Ah? ¡Pues ni idea, hombre! Y si has tardado, no es un problema ¿no? —dijo alegre, mostrando en su rostro una mueca que aparece pocas veces. Claro que eso no significaba que nunca sonría, que ella a pesar de ser seria y recta era una persona después de todo, mas era difícil encontrarla de un humor donde pudiera carcajearse de todo y todos, con una desinhibición impropia de ella—. ¡Es que me aburría! Pero no fue mucho, lo juro… ¿Dos, tres? ¿Ves? Casi nada —se excusó, sintiéndose como la pequeña niña que se metía en problemas, porque aunque estuviera algo embriagada no podía ignorar el tono casi reprochador que casi nunca escucha para con ella. Mas al instante su propia personalidad cambia drásticamente, volviéndose feliz, como si nada hubiera pasado—. ¡No, no! Que no tomaré tanto como para eso. En cambio… —pausó—. Tú pareces del tipo que toma mucho, ¿hm? No quiero ser yo la que te lleve hasta tu casa, que eso no es caballeroso —bromeó ella en respuesta; aunque estaba segura que ninguno de los dos terminaría tan borracho como para tener que ser escoltado, ¿verdad?

Mientras que el ajeno moreno se dedicaba a pedir otro trago ligero ella pidió algo de nombre exótico que llamó su atención por el hecho de que en ese estado le costaba hasta pronunciarlo, sin siquiera saber qué es lo que contenía—. Ugh, sí, trabajo tooodos los días y es tan tedioso, ¡ni siquiera sé por qué vine a esta ciudad si nada malo pasa nunca! Ah, ¿no debería ser eso algo bueno? —rió fuerte, ya que se supone que un buen policía estaba orgulloso que su ciudad fuera un punto donde la delincuencia escaseaba, mas no podía evitar pensar que hasta los pueblos más recónditos tenían más casos que ellos y eso, se suponía, era malo para ella y sus compañeros: pues de algún lugar debía de llegar el dinero—. ¿Y tú trabajaste? Supongo que varias personas se hacen tatuajes todos los días… ¿Qué tendría que tatuarme yo? ¿Una pistola, una gato? ¡Já! ¿Te imaginas eso? —preguntó con curiosidad y medio soltando una incoherencia. Si debía admitirlo, el trabajo del ajeno llamaba su atención, ¿no era algo así como… arte en lienzos blancos?

Pasaron escasos minutos para que sus bebidas estuvieran frente a ellos y se sorprendió del color rojizo que tenía el suyo definitivamente llamativo, parecía buena elección—. Pues… ¡Celebremos por estar aquí, hoy! ¡Por vivir! ¡Ces’t la vie! ¡Carpe diem! —festejó una vez más y tras chocar vasos tomó un poco de su contenido—. Bien, bien, que hay que hacer la noche entretenida, ¿qué tal si jugamos algún juego? Algo así como… ¡Fondo blanco pero con prendas! El que no se lo acabe en determinado tiempo, ¡tiene una penitencia! —ah, que Akira ya se encontraba lo suficientemente alegre como para entrar en su fase de querer seguir tomando más y más.
avatar
Akira Mado
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 401
Monedas Monedas : 680

Volver arriba Ir abajo

Re: Life can be cruel, if you're a dreamer⎡Privado | Akira Mado ⎦

Mensaje por Derian Rhédey el Jue Jun 30, 2016 7:53 am

Tiene el presentimiento de que por más que hacían bromas sobre que no necesitarían ser cargados para tomar un taxi e ir a casa, reírse demasiado podía llamar a la suerte a que les dé una lección. Para demostrar que la vida puede ser muy inesperada con lo que otorga. Pero tenía la suficiencia confianza para decir que no iba a permitir que eso pasase de su lado, y bueno, tampoco sabe como es la japonesa cuando se emborracha por lo que no sabe que cosas puede hacer de aquí en adelante, pero no importa. Las consecuencias pueden  ser enfrentadas después.

—Después veremos como termina todo. —Añade formando una leve sonrisa por creer que quizás hasta otros tengan que ayudarlo a los dos—. Creo que debería ser bueno, ¿no es eso menos trabajo? —No entiende muy bien ese rubro, suficiente tiene con el suyo,  hasta se atrevería a decir que le sobraba en realidad—. Ah, si, si me tocó trabajar. —Menos mal también se puede decir que no terminó tarde, el delegar tareas es una cosa que hace que tenga tiempo libre—. Hay días donde hay mucha gente, y otros donde con suerte llegan tres o cuatro personas. —Es algo bastante irregular, pero era lo suficiente para sobrevivir día a día.

—Si te quieres tatuar algo, me puedes decir, yo lo hago. —Le dice sin problemas por ofrecer aquello, hasta podía decirse que estaría encantado, Derian ama mucho su trabajo. Siente un poco de curiosidad, como nombró al gato, cree que pueden gustarles, pronto a pesar de haber bebido se da cuento que le falta una pequeña condición para lo que acaba de decir así que la nombra—Pero...cuando estés sobria, ¿entendido? —Cuando le entregan su vaso, lo mira con escrutinio de un color apagado pero que le transmitía calma, ve la bebida contraria y se da cuenta que es simplemente mucho más llamativo de lo que pidió él.

Al momento de chocar los vasos por celebrar simplemente el vivir, como si fueran amigos que necesitaban cualquier excusa para juntarse aunque sonara rara o ilógica, pero que bastaba, para él le era verdaderamente suficiente. Deja que el trago pase rápidamente por su garganta, dejando el vaso apoyado entre sus manos cuando escucha la propuesta, lo que pronunció le pareció interesante—. Ah, pero, ¡hagamos que sea la misma bebida! Sino será injusto. —Dice un tanto animado, sin preguntar ordenando un trago moderado para poder comenzar a jugar—. Terminemos estos mientras preparan los otros. —Señala, dando otro sorbo rápido, por su suerte, tiene el presentimiento de que le tocarán más penitencias que ganadas pero ahora, le daba igual.
avatar
Derian Rhédey
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 261
Monedas Monedas : 6766

Volver arriba Ir abajo

Re: Life can be cruel, if you're a dreamer⎡Privado | Akira Mado ⎦

Mensaje por Akira Mado el Lun Feb 27, 2017 6:52 pm

Es bueno, bastante bueno a decir verdad —comenzó explicando con suma seriedad, asintiendo con la cabeza para reafirmar su oración, sin embargo, tras una pausa efímera la risa se le escapó de la boca: era risible que Akira pudiera sentirse decepcionada de la poca inseguridad que había en Sweet Valley; pero claro que tenía una razón para su sentimiento de desencanto—: Pero es aburrido. Sal de la cb y vete a postear .l.  vienen todos los días personas a tu negocio, ¿de acuerdo? Pero que solamente uno de ellos te pide un tatuaje elaborado, sólo un cliente que te pide un tatuaje en el que puedes ponerle tooooda tu pasión; los demás te piden… ¡Círculos! —volvió a reír por su ocurrencia, ¿qué clase de persona se tatuaría un círculo de todas formas? La rubia estaba segura de que nadie en su sano juicio (ni aunque estuviera ebrio) se tatuaría semejante cosa; tuvo que pausar para recuperar el aire luego de reí y seguir—: Simples y aburridos círculos, ¿no sería decepcionante? ¡Pues es lo mismo! Es bueno, pero tediosamente aburrido —¿cuántas veces lo había repetido hasta ahora? Muchas, perdió la cuenta, pero al menos quedó satisfecha con su discurso coherente de ebria.

A decir verdad, no se veía a ella misma con algún tatuaje en el cuerpo: no diría que le disgustaban ni que era fanática de ellos, simplemente ese tipo de arte sobre el cuerpo no iba para nada con su fachada de mujer seria y correcta; ¿seria y correcta? Quiso abofetearse por tener ese tipo de pensamientos cuando estaba borracha—. ¡Cuando decida tatuarme acudiré a ti! Pero no me cobres más caro por haber roto tus vidrios —vociferó animada, intentando bromear, ignorando todo el hilo de pensamientos anteriores a su declaración—. Vaaaamos, ¿cuándo no esté ebria? ¡No seas así! ¿No me quieres tatuar un gato con armas? —en cierta parte, un rincón sobrio de su mente, agradecía enormemente que el ajeno no estuviera en el mismo estado que ella y aceptara gustoso el tatuarla—. De todas formas, ¿tú cuántos tatuajes tienes? Deben ser tantos… —interrogó con un deje de pregunta en la voz.

El escozor en su garganta no importó cuando el contrario aceptó su propuesta, estaba demasiado animada y concentrada en divertirse como para que el pequeño dolor en su garganta importara. Asintió efusivamente y en un abrir y cerrar de ojos el contenido de su vaso había desaparecido; apoyó éste sonoramente en la mesa y no ocultó la mueca extraña que se le formó en la cara por tanta cantidad de alcohol junta—. ¡Listo! —para cuando terminó, el bartender le había traído otras dos bebidas iguales, cuyo nombre y contenido desconocía—. Bien, empecemos —canturreó una vez que su compañero de bebidas acabó su bebida anterior—. ¿Qué te parece si el que no llega al fondo blanco tiene que… —dejó la pregunta en el aire, poniéndose seriamente a pensar—. ¡Tiene que coquetear con el bartender! Pedirle una bebida y su número —susurró sin perder la emoción en su voz.
avatar
Akira Mado
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 401
Monedas Monedas : 680

Volver arriba Ir abajo

Re: Life can be cruel, if you're a dreamer⎡Privado | Akira Mado ⎦

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.