Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Just a glass of whatever [Priv]

Ir abajo

Just a glass of whatever [Priv]

Mensaje por Tsukasa Nanase el Vie Dic 18, 2015 9:07 pm

El atardecer comenzaba a cubrir la ciudad con su belleza, un manto de calma que anticipaba la lobreguez de la noche que; acompañada de la fresca brisa de invierno otorgaba una especie de paz a los transeúntes, claro está, a quienes se atrevían a salir de sus moradas. Tsukasa podría no haber sido la excepción, quedarse en la soledad de su casa tomando un baño caliente, viendo algo de televisión o inclusive simplemente acostándose temprano para madrugar al siguiente día podría sonar como un buen panorama, de no ser por el sentimiento que la envolvía. Un extraño vacío la invadía lentamente, su vivienda de pronto le parecía más grande, con un eco ensordecedor; casi pudiendo escuchar sus propios latidos acelerados, ¿se trataba de una crisis de ansiedad? Podía ser, pero obviamente sería algo difícil de descifrar tomando en cuenta el inexpresivo rostro de la chica, tan sereno como siempre.

Siendo alrededor de las 10 de la noche lo decidió, se dio una ducha rápida sin siquiera esperar a que el agua caliente para vestirse con algo simple, aunque para variar optó por ropa interior deportiva en lugar de su bañador de una sola pieza el resto de sus ropajes no carecían de mayor esfuerzo. Unos leggins negros junto a una camiseta grisácea bastante larga como para llegarle hasta las caderas, sin olvidar una sudadera negruzca con capucha y cierre. Se secó el cabello tan sólo un poco dejándolo húmedo para así sujetarlo en una coleta alta al momento en que se dirigía hacia la entrada de la casa. -- Me voy. -- Dijo la pelinegra por pura costumbre mientras guardaba sólo sus llaves y poco de dinero en sus bolsillos de forma previa a ponerse las zapatillas. Sí, definitivamente debía salir a despejar su mente, la inquietud no iba con ella, mucho menos cuando no lograba entender la razón de sus nervios.

Al salir sintió el aire frío acariciar sus mejillas, dirigiendo su azulina mirada al entorno, prontamente se sentiría mejor, sí, se convencería de ello. Estiró un poco sus músculos para evitar los calambres y entonces comenzó un suave trote por la ciudad, el paseo le vendría más que bien. Claro, una sonrisa jamás se dibujó en sus labios empero su interior comenzaba a apaciguarse. ¡El ejercicio siempre servía! Bien, el nadar era sin dudas lo que mejor le hacía a la chica, pero a esas horas no había donde ejecutar tal acción, debiendo conformarse con un poco de oxigenación producto de la leve corrida.

La japonesa continuó sin detenerse, observando cada minúsculo detalle en el trayecto; seres vivos, objetos, hasta intentó escuchar sus propios sentimientos –sin éxito por lo demás- tanta era su concentración que no se había percatado del lugar al que había llegado. Una zona algo complicada por decirlo de alguna forma, sitios que no frecuentaba simplemente para no meterse en problemas; aquello no era lo suyo. Su paso se alentó al momento en que visualizaba con detenimiento el sinfín de tiendas que ahí se presentaban, por supuesto la generalidad de locales se encontraban cerrados, menos los bares. ¿Y si pasaba por un trago? Después de todo uno de los lugares se veía más que decente, sí, sonaba algo tentador, nada de alcohol, eso era algo evidente, pero un poco de agua o un jugo eran buenas opciones, ¿no? El tema era, ¿la dejaría entrar? Tenía dieciocho años pero no estaba segura de que alguno de los lugares se abstuviese a atender a chicas como ella, considerando que tampoco estaba con sus mejores vestimentas o aspecto.

Tsukasa suspiró con pesadez al denotarlo, apoyando la espalda en uno de los edificios. Estaba algo cansada y necesitaba hidratarse, mas no esperaba que alguien se le acercara, un hombre mayor y bastante bebido. -- Pequeña, ¿quieres pasar un buen rato? -- Le preguntó acercándose de forma peligrosa, a lo que la chica solo pudo fruncir el ceño, empuñando sus manos, dispuesta a retirarse. -- No. -- Comentó secamente. Aquello desagradó por completo al sujeto quien no dudó en levantar su mano dispuesto a golpear a la de cabellos azabaches. ¿Qué le depararía a la de orbes azulinos? Sorpresas malas o sorpresas buenas, vaya uno a saber.
avatar
Tsukasa Nanase
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 41
Monedas Monedas : 1508

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a glass of whatever [Priv]

Mensaje por Brooke O'Connel el Sáb Dic 19, 2015 8:07 pm

Suspire. Eran cerca de las doce del medio dia. Había llegado al apartamento al rededor de las seis Am, la noche anterior había sido muy agradable, el bar estuvo lleno de un ambiente basan tenue y cálido, era noche de jazz por lo que los clientes fueron personas un poco mas civilizadas, personas que al igual que mi jefe amaban la buena música y no se perdían no una tan sola noche de jazz. No solo porque aquel genero es uno de los mas suaves y agradables al oído, también porque los artistas a los que Rikchar, mi jefe, invitaba eran personas con mucho talento que te impresionaban de primas a primeras. Yo también era muy fan de esa noche por lo que me quede en el bar incluso despues de que mi turno terminase. De todos modos no tenia nada que hacer luego de salir de ahi y no tenia nada de ganas de volver temprano a casa donde lo unico que me esperaba era mi cama y una hamburguesa fría del dia anterior. Bostese y me lance de un salto de la cama. Lo que resto de la tarde, no miento, durante las próximas tres horas anduve vagando en el partamento. Moviendome de un lugar a otro en estado zombie mientras comía helado y luchaba contra el sueño rezagado de algunos días.

Cuando al fin me decidí por salir de mi casa tome un baño con agua caliente. Me puse un pantalón flojo estilo militar, un suéter blanco señido al cuerpo, un par de zapatillas all stars y una gorra del mismo tono del pantalón. Aquel atuendo me daba un aspecto un poco marimacho pero me gustaba. Como adicta de la moda que soy me gustaba ir bien vestida. Pero en ocasiones como aquella mi aspecto era lo de menos. Tenia tanta pereza que me fastidiaba con solo pensar en que blusa combina mas con que pantalón o falda. Me puse mi abrigo negro y mi bufanda verde, junto con mi bolso Abercombie verde. Aquel dia era el dia militar para mi. La forma en la que iba vestida se parecía mucho a la forma en la que vestía cuando estaba en la escuela militar, no, era idéntico. Me gustaba mucho aunque fuese tan marimacho.

Si del apartamento y mientras iba bajando las escaleras recorrer que olvidaba algo. Me regrese corriendo, rebusque un poco hasta que encontré mi arma 9ML negra. Ese había sido mi regalo de quince años. Currioso ¿no? Mientras las demás chicas recibían autos y teléfonos de ultima generación. Yo recibía un arma; papá estaba obsesionado con mi seguridad, tanto que se preocupo por armarme. De ahi salieron la mayoría de armas de mi colección. Metí el arma en mi bolso y me fui caminando hasta el bar.

Eran ya como las cuatro de la tarde. Me había detenido en el camino para desayunar algo. Aun era temprano. Debía estar en el bar a las cinco ya que este abría sus operaciones a las seis de la tarde. Aun faltaba mucho, montando pero si lo suficiente. Había un clima frío pero agradable. la primera nevada estaba cerca y esta seria la primera vez que no Estaria con papá. Suspire. Aquel era un camino lo sufientmente transitado pero eso no significaba que las personas se percataron de lo que pasaba a su alrededor. Sobre todo cuando todas están muy exhortas en sus propios problemas y lo que les ocurra a los demás le es indiferente. Yo lo tenia mas que claro y lo que mire en aquel momento me hizo creerlo con mas fuerzas. Una chica que al parecer estaba en problemas. Al principio no le di mucha importancia ya que podria haberse tratado de alguna de esas chicas que se dan a la vida fácil y dan favores a cambio de dinero. Sin embargo mi conciencia me gitana que debía intervenir. Suspire y me acerque a aquellas dos personas. Saque mi arma y la cargue mientras la colocaba en la cabeza del tipo. Apuntando su cerebro. No seria nada difícil halar el gatillo en caso de que intentase hacer algo. Suspire fastidiada de nuevo y dije: -Espero estés pensando en alejarte de aqui y dejar a esta chica en paz- Mi voz era como un suave susurro que llenaba el lugar como una suave melodía discreta pero firme.
avatar
Brooke O'Connel
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 29
Monedas Monedas : 1296

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a glass of whatever [Priv]

Mensaje por Tsukasa Nanase el Dom Dic 27, 2015 8:06 pm

La vida no siempre sonreía y esa era una de las situaciones que lo demostraba, Tsukasa se reprendía internamente por sus decisiones; claro, no es que tuviese que ver con el sujeto que se le había acercado pero si hubiese tomado otro camino distinta sería la historia. Bien, no era momento de lamentaciones, lo hecho; hecho estaba y sólo le quedaba cerrar sus ojos y esperar lo peor antes de utilizar su atlético cuerpo para huir de allí, sin embargo, el destino siempre está escrito y no muchas veces es algo amargo como parece; pues la voz de una fémina obligó a la pelinegra a abrir sus ojos y contemplar a otra chica, quien apuntaba con un arma directo a la cabeza del bebido sujeto. La de orbes azulinos abrió la boca con levedad, algo extrañada con la situación, ¿esa arma sería de verdad? Debía serlo, ¿no?

Mientras el hombre quedó con la mano levantada, aguantándose todas las ganas de ejecutar aquel golpe, con las rodillas temblando cual gelatina, bajó su brazo con lentitud mientras se escuchaba la saliva resbalar con dificultad por la garganta. -- O-Oye… sólo era una broma, ¿sabes? ¡Sí! ¡Estábamos jugando! -- Aquellas atropelladas palabras eran interrumpidas por una risa nerviosa mientras mantenía los ojos cerrados con una sonrisa forzada. -- No lo era. No se trataba de ningún juego. -- Expuso la de cabellos azabaches, frunciendo el ceño por unos segundos, no le daría el beneficio de la duda al sujeto ese, no después de su comportamiento. -- ¡Y-Yo... yo ya me iba! -- Un sobresalto fue lo que hizo el hombre tas escuchar a la chica, antes de darle un manotazo al arma para salir corriendo despavorido.

Tsukasa suspiró llevando sus manos a su pecho para acercarse a la chica de cabellos castaños. -- Se lo agradezco. -- Pronunció la japonesa para reverenciarle ligeramente con la cabeza antes de dirigir su mirada a los orbes contrarios. -- Si no hubiese llegado, no sé qué habría pasado. -- Continuó para ladear su rostro en la dirección hacia donde escapaba el tipo, y es que era sincera; no tenía la más mínima idea en defensa personal y aunque se le daban bien los deportes no tenía la fuerza suficiente como para lidiar con un hombre mayor en un combate cuerpo a cuerpo. Lejos de recordar lo complejo y peligroso de un arma, ella estaba profundamente agradecida de su salvadora, después de todo, no podía tratarse de alguien peor, ¿verdad?
avatar
Tsukasa Nanase
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 41
Monedas Monedas : 1508

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a glass of whatever [Priv]

Mensaje por Brooke O'Connel el Dom Ene 03, 2016 4:10 pm

Siempre haba odiado eso. Siempre me interponía entre las cosas que realmente consideraba injustas, aunque realmente detestaba meterme en lo que no me incumbía, no me gustaba imaginarme enredada en asuntos tediosos que no tuviesen ninguna relación conmigo, asuntos que lo único que me dejarían seria un mal sabor de boca. Pero ¿Que hacia diferente a aquella ocasión? ¿Que era lo que me motivaba a meterme en aquel problema? Si bien aquella podría ser una muy común situación en la que una prostituta se negaba a hacer lo que si cliente le pedía, ya fuera por mero capricho o porque era algo tan humillante que hasta alguien que se gana la vida de una de las formas menos dignas se negaría a hacerlo, podía ser ese él caso, como podría no serlo. No había pasado mucho tiempo desde que llegue a la ciudad, pero ya me había recorrido aquellas calles tantas veces que tenia mas que claro que tipo de personas solían transitar por ahí. Así que decidí darle él beneficio de la duda a aquella chiquilla.

Además la indumentaria de aquella niña no era la apropiada para una... ¿Puta? Y si a mi m pasara algo como aquello, querría que alguien me ayudará, que alguien hiciese él papel de ángel de la guarda y me protegiese. Fue entonces cuando aquel tipo hablo, con su voz ebria,tan despresiable como suelen ser los ebrios. Las palabras de la chica hicieron que él corage creciera en mi pero cuando estaba a punto de estampar la empuñadura de mi arma en la cabeza de aquel tipo dio un golpe en ni mano, no tan fuerte como para hacer que él arma se desplomara al suelo, y hecho a correr, apunte a la cabaza y baje lentamente hasta las piernas y pensé en dispararle pero habían demasiados civiles y no pretendia herir a ningún inocente. Suspire.

La voz de la chica llamó mi atención, dirigí mi mirada a ella y le Sonreí mientras colocaba mis manos en sus brazos, un poco abajo de sus hombros. -¿Estas bien? ¿Te lastimo? Esos tipos son una maldita escoria. Deberían volarles los sesos a toeos-. Dije aquello último guardando mi arma. Aclare la garganta antes de escupir a un lado, demasiado masculina para mi gusto, pero era una costumbre que había adoptado en la escuela militar que no podía evitar. -Vamos, te invitare un trago. Puede que tengas un trauma, quizás eso te lo quite o haga que lo olvides por un rato-. La tome de los carpos derechos y comencé a caminar en dirección al bar. La solte luego de haberla arrastrado lo suficiente como para encaminarla y comencé a caminar al su lado. Le Sonreí levemente -¿Como dices que te llamas?-.
avatar
Brooke O'Connel
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 29
Monedas Monedas : 1296

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a glass of whatever [Priv]

Mensaje por Tema Cerrado el Jue Ene 07, 2016 9:27 pm

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1639
Monedas Monedas : 19458

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a glass of whatever [Priv]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.