Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. Sería tener muy poca verguenza copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Tengan originalidad y hagan sus cosas vosotros mismos.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Cuando te conoci

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuando te conoci

Mensaje por Chizuru Yukimura el Dom Dic 13, 2015 3:52 am

este fic se lo dedico a Barnaby con todo el cariño del mundo y feliz navidad
gracias a alex y nanase-san por ayudarme con las correciones

cap.1 cuando te vi

Los rayos del sol alumbraron mi cuarto y me levante perezosamente, tallándome los ojos para apartar algunas lagañas que se acumulaban en esto. Bostecé estirando mis brazos, toque el suelo que se hallaba frío por ser época de invierno y me cambie rápidamente con mi uniforme escolar. Hoy era el primer día de clases para mí, una chica japonesa viviendo en Francia, fui a la cocina para prepararme un tazón de cereal, me embutí el contenido, pues estaba demasiado apurada, cogí mi mochila y salí de la casa. Abrí mi móvil viendo la dirección que me dejo mi tío, el clima afuera termino siendo bastante cálida, el sol estaba brillando con fuerza.

Me tropecé varias veces con las personas y recibía una que otra maldición, para mi desventaja el medir 1,60 no ayudaba mucho. Después de varios intentos fallidos de preguntar la dirección de mi nuevo instituto, llegué hasta un parque donde lo vi a él. Estaba parado, con el ceño fruncido y en eso fijó su vista en mí... Al instante sentí como una corriente invadía mi cuerpo, me acerque a donde se encontraba, no dejé de verme y yo no podía apartar la vista -¿Disculpa, podrías ayudarme?- Pregunté algo nerviosa, mientras sentía como me examinaba con la mirada. No estaba segura si le había molestado mi pregunta, pero tampoco podía echarme para atrás, pues tenía que llegar al instituto. Él me señalo una calle que debía tomar, pero aún no estaba muy convencida... No sabía que tan obvia podía ser mi cara de frustración, pero él amablemente se ofreció a acompañarme.

Bueno, si no te molesta, te acompañare a ese lugar. No será ningún problema ¿Verdad señorita?- Me dijo sonriendo. Y yo no pude evitar asentir mientras me dejaba guiar en un camino que se hizo largo. - Disculpa. Pero, ¿Cómo te llamas?- Me preguntó, con una voz aterciopelada que me estremeció. -Yukimura Chizuru- Dije quedito – Soy de Japón, bueno… Creo que eso se nota ¿Verdad?- Dije algo apenada. - Encantador país, fui una sola vez por invitación. Es un gusto saber cómo te llamas, ahora me presento yo. Me llamo Barnaby, soy de los estados unidos, pero estoy aquí por intercambio hace bastante tiempo ¿Y tú eres turista o estás oficialmente viviendo aquí por primera vez?- Preguntó. Me quedé pensando una respuesta coherente, pues aun no salía de mi estupefacción, ya que solo era capaz de admirar lo alto que era. Pero en eso el viento meció mi cabello con fuerza, haciendo que la liga que lo sostenía saliese volando. Salté intentando atraparla sin éxito alguno, pero Barnaby de forma rápida y veloz consiguió atraparla – ¡Vaya! ¡Eres tan alto como la torre Eiffel!- Solté sin pensarlo demasiado y acto seguido cubrí mi boca por la tremenda estupidez que me había salido. Pero él simplemente esbozo una sonrisa socarrona.

Lo siento mucho si lo he ofendido- Dije inclinándome varias veces para disculparme – Es que me recuerdas al sol por tu cabello y ser tan alto y lejano como este.- Pude ver que su labio tembló ligeramente, hasta que escuché una pequeña carcajada por parte de él y eso me tranquilizo lo suficiente. No caminamos mucho cuando nos topamos con una señora rechoncha con un enorme perro... Aunque a lo lejos se podía ver perfectamente que era el perro quien paseaba a la señora y no al revés.

Los planes del perro no parecían ser otros que venir a molestarme y en un acto reflejo me escondí atrás de Barnaby, buscando su protección. Los animales me gustaban, sí... !Pero de lejos!. Mi bochorno no podía ser más notorio, mientras Barnaby solo le dedicaba una gélida mirada al perro para que este se quedase tranquilo. Me sentí demasiado abatida en mi vergüenza, primero hacía de guía, luego cazador de ligas voladoras para el cabello y ahora escudo humano contra perros. En un débil susurro le dije lo único que podía decir en aquellos momentos.– Gracias- Y permanecí cabizbaja el resto del camino. Finalmente llegamos a nuestro destino, un imponente edificio de varias plantas, de color ladrillo y una enorme reja negra de hierro forjado con ornamentales de ángeles. Justo entonces sonó mi teléfono y lo saqué para comprobar que se trataba de un mensaje de mi tío en el que me mostraba un pequeño “mapa” para llegar al instituto.

Discúlpame Barnaby-san. ¿Podría sostenerme un segundo el teléfono?- pregunté de forma educada y él lo tomo en sus manos. En aquel momento el pequeño tacto que hubo entre nuestras manos bastó para que sintiese como una corriente eléctrica atravesaba mi cuerpo. Busqué la credencial para poder ingresar al instituto y él vio el mensaje de mi teléfono alzando una ceja. - Así nunca ibas a llegar- Dijo de forma burlesca. - Sí, supongo... - Le respondí mientras me encogía de hombros.

- Por cierto.- Llamó.

-¿Sí?

- Te ves mejor con el cabello suelto- Me respondió, todavía con una sonrisa en su rostro y no pude evitar sonrojarme por ello. - H-hai...- Respondí algo cohibida. Pero el sonido de la campana indicaba que ya era la hora de entrar a clase y sin saber muy bien el motivo y mucho menos de donde, saqué valor y me puse de puntillas. Depositando un suave y corto beso en su mejilla para acto seguido salir disparada en dirección a la entrada. - ¡Gracias!- Chillé, despidiéndome de él, pues quizás no lo volvería a ver... O por lo menos eso creía yo.

Como era de esperarse el profesor me regaño por llegar tarde, suspiré con pesadez cuando me senté en mi puesto, la mañana pasó relativamente rápida y yo no podía quitarme de la mente a aquel chico... Barnaby. La tarde finalmente hizo acto de presencia, había tenido un día largo, lo suficiente para cansar a alguien normal, y por si fuera poco al parecer había perdido mi teléfono. Busqué en mi casillero, por si lo había dejado allí sin darme cuenta... Pero nada, no aparecía por ningún lado. ¿Dónde lo había dejado? Me cuestioné en mi fuero interno. Y entonces recordé que se lo había dado a Barnaby. No sabía si maldecir mi suerte o bendecirla, pues claro estaba que quería volver a verlo. Pero el motivo por el cual lo haría volvía a despertar en mi un fuerte sentimiento de vergüenza y antes de siquiera darme cuenta estaba estrellando mi cabeza repetidamente contra la puerta de mi casillero a modo de reproche y castigo a mí misma.- ¡Tonta, tonta, tonta!-
avatar
Chizuru Yukimura
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 31
Monedas Monedas : 1024

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.