Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

When the world comes crashing down ❲Raphael Renoir | Flasback❳

Ir abajo

When the world comes crashing down ❲Raphael Renoir | Flasback❳

Mensaje por Minoru Matsuda el Sáb Dic 05, 2015 10:19 pm

Habían sidos unos meses de contactos ocasionales y de conversaciones entre él y Ren después de que éste último hubiera anotado su número de celular en el suyo tras esa reunión inesperada cuando le tocó trabajar. Aún recuerda el sentimiento que se aferró fuertemente en su pecho cuando se percató de ese orden de números, una mezcla de nervios con inquietud, lo rememora como si hubiera sidos hace unas horas atrás, y no algo de hace tiempo. Su propia sorpresa recae en el hecho que el primero que se contacto con el contrario, fue él.

No es propio de él.

Alguien que huye del mundo.

Pero se sabe que las personas cambian, para bien o para mal, pero eso no se ve hasta que ya sea muy tarde, hasta que se percatan de lo que ha pasado, cuando ya no quieren volver a ser lo que eran. Porque estaban mejor consigos mismos de esa manera. Esos mensajes de vez en cuando y esas llamadas se habían convertido en algo que esperaba, sin percatarse de que estaba entrando en un juego que era mejor no ser participe de éste. Porque está acostumbrado a perder en ellos, sin saber qué hacer después. El que se queda, es el que más sufre. Por esa misma razón es que no quiere inmiscuirse demasiado. No involucrarse más de lo que debe, o de lo que desea. No tener nada serio, atribuyendo sus sentimientos y reacciones a lo inesperado de todo. El único motivo tiene que ser ese, debe ser ese.

Hasta que finalmente sin pensar dos veces o detenidamente sino llevado por un impulso, le manda a través de un mensaje de celular una pregunta a Ren. Planes para dos días más. Si es que lo quería acompañar a ir a ver una película que ya habían estrenado hace menos de una semana. Su respuesta afirmativa fue lo único que le bastó para que se diera cuenta del pequeño error que había cometido.

Podían ser ideas suyas, pero de la manera en la que lo había pedido, sonaba como una propuesta a cita. Espera, eso no puede ser, porque está seguro de que Ren no lo pensaría así, Minoru se ríe en su momento, pero queda con esa pequeña duda clavada como espina hasta que el día de juntarse llega.

Lo único que debe hacer es no preocuparse por esas ideas en su mente. Dejarlas en alguna esquina si es que se pudiera. Le manda un último mensaje a Ren antes de salir de su hogar para poder indicarle en qué parte del cine iba a estar él, que lo esperaría cerca de la boletería, para así poder comprar las entradas. Se permite demorarse, porque va un poco adelantado a la hora, por lo que cuando llega, sube directamente hacia el cine para quedarse viendo la cartelera, no habían muchas películas que llamaran su atención aunque Minoru fuera en realidad una persona fácil de asombrar pero difícil de persuadir, aunque fácilmente puede ser persuadido por personas que conoce, que sean de su confianza. Se queda mirando unos posters promocionales, esperando.
avatar
Minoru Matsuda
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 417
Monedas Monedas : 13389

Volver arriba Ir abajo

Re: When the world comes crashing down ❲Raphael Renoir | Flasback❳

Mensaje por Raphael Renoir el Vie Ago 26, 2016 11:58 pm

Termina de vestirse sin demasiados preámbulos, logrando en dos segundos ese look casual que mucha gente se esforzaba por conseguir y que a él parecía nacerle de manera natural. Quizás fuera algo relacionado con ser modelo, una cuestión de actitud o quizás simplemente se trataba de su atractivo puro y duro, que hacía que prácticamente cualquier cosa que usara se le viera bien. Y Raphael lo sabía. Era muy consciente de su apariencia y las cosas que podía lograr con ella, y no dudaba en utilizarla a su favor para conseguir lo que deseaba. ¿La peor parte? En la mayoría de los casos lo conseguía. Y digo la mayoría, porque había una persona cuya atención trataba constantemente de captar sin demasiado éxito, a pesar de ser consciente de que le gustaba. Porque sí, la oveja se sentía atraída por el lobo. Sólo debía averiguar la forma de poder apoderarse por completo de su presa sin que esta huyera.

Jamás admitiría que era la primera persona en años que captaba su interés de esa manera, manteniéndolo en vilo por meses cuando una semana, o en ocasiones, apenas un día, bastaban para que el ruso se aburriera de su nuevo juguete y fuera en busca de uno nuevo. Y no sabía si era cuestión de que alguien siempre parecía interrumpirlos en el mejor momento, o la inaccesibilidad de Minoru, pero seguía regresando a él una y otra vez sin importar el tiempo transcurrido, tirado por el deseo... O tal vez por algo más. De hecho, durante su estadía en Rusia, recibir ese mensaje inesperado fue una de las cosas que evitó que cayera nuevamente en el camino autodestructivo que lo había arrastrado tras la muerte de su abuelo y amenazaba con llevárselo de nuevo ahora que la salud de su abuela comenzaba a deteriorarse. Era la única familia que le quedaba en el mundo, puesto que sus progenitores no contaban, y encontrársela de ésa manera al regresar a la ciudad que lo había visto crecer, fue un duro golpe a su estabilidad, fuera el joven a admitirlo o no.

La presencia del menor, ese pequeño mensaje sin importancia para saludarlo y que se transformó en conversaciones nocturnas, fueron un soplo de aire fresco para el fotógrafo. Ren, que no hablaba por teléfono con nadie que no fuera trabajo o su abuela, se encontró a sí mismo presionando la tecla llamar una noche, buscando un escape a las paredes que comenzaban a cerrarse lentamente sobre él, considerando seriamente salir a esa noche invernal aunque corriera peligro de morir congelado en el clima ruso, si con eso conseguía volver a respirar con libertad. La voz del otro lado de la línea fue todo el aire que necesitaba, respondiendo tranquilamente a la brusquedad del mayor y brindándole algo a lo que aferrarse que no fuera el encierro. Por supuesto, no le dijo (ni le diría nunca) que oírlo de esa manera, incluso cuando lo llamaba a horarios intempestivos, fueron lo que lo mantenía a salvo de los ataques de claustrofobia. Eso y las horas que pasaba haciendo ejercicio cuando no tenía que cuidar de Dasha.

Aún se extrañaba en ocasiones al ver su imagen en el espejo, mostrando un aspecto variado del de los últimos años, pero aún así mucho más propio de él. Ahora es uno de esos momentos, dedicándose una mirada ligeramente calculadora al contemplar su reflejo mientras se pasa una mano por el cabello para acomodarlo y sale de su departamento, habiéndose asegurado previamente de que llevaba todo lo necesario consigo. Revisa el último mensaje enviado, una chispa de diversión asomando a los iris verdes cuando relee la invitación, inesperadamente atrevida de parte de su pequeña presa, y que él había aceptado, movido no sólo por la curiosidad sino por motivos mucho más personales. Si la oveja se acercaba voluntariamente al lobo, era de lo más natural que fuera llevarse más que algún que otro mordisco.

El trayecto al centro comercial lo cubre en pocos minutos, agradeciendo mentalmente el frío aire acondicionado cuando traspasa las puertas y dirigiéndose al cine sin dilación. Un rápido vistazo le basta para encontrar la figura de Minoru de pie frente a unos posters de los próximos estrenos y decide acercarse, haciendo uso de esa extraña capacidad de moverse sin emitir sonido hasta que se encuentra prácticamente sobre él. Desde ángulo tenía acceso directo al cuello del pelinegro, sería tan fácil rozar esa zona sensible con los dientes y verlo sonrojarse… No, alto, tenía que pensar en otra cosa o terminaría perdiendo el control en frente de todo el mundo. Pero es que Minoru se le antojaba tan apetecible… Uno diría que con el paso de los meses, ese maldito efecto desaparecería, pero tenerlo en frente despertaba sus instintos depredadores de una manera peligrosa. Nadie tenía ese efecto sobre él, ni siquiera cuando se lo proponía, ¿cómo demonios conseguía ese chico ponerlo de esa manera por simple cercanía?

Negando con la cabeza, se inclina hacia él hasta que sus labios le rozan la oreja.-Ya puedes dejar de pensar en tu cita, ha llegado al fin ~ -Murmura con la boca torciéndose hacia un costado. La diversión sólo acababa de comenzar.
avatar
Raphael Renoir
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 99
Monedas Monedas : 1591

Volver arriba Ir abajo

Re: When the world comes crashing down ❲Raphael Renoir | Flasback❳

Mensaje por Minoru Matsuda el Mar Ago 30, 2016 12:05 am

Todavía recuerda el nerviosismo de cuando envió el primer mensaje para asegurarse de que fuera verdaderamente Ren el dueño del número y que no le hubieran hecho una broma. Más tarde desearía que hubiera sido una broma. Y por lo mismo había sido muy buena idea suya haber mandado un texto y no haberlo llamado. Bien hecho, yo pasado. Pero a pesar de esa primera renuencia suya, al final, él era el que terminaba alargando con cualquier cosa la conversación, porque eso era más fácil que ser el primero en mensajear.

A veces a punto de dormir, le llegaría un mensaje y lo respondería, hasta quedarse tan enfrascado en la conversación, que las horas parecerían seguir un ritmo más rápido del que Minoru no se percataba. También recuerda la primera llamada, no se acuerda en realidad muy bien de la hora, pero sabe que era de noche porque estaba leyendo apuntes sentado perezosamente en el sofá, que quedaron olvidados cuando un nombre conocido apareció en su celular, contestando tranquilamente pero con curiosidad en su voz sin entender la razón de la llamada. Después de eso, no fue extraño que Ren lo llamara entrada la noche, o al contrario, Minoru que lo llamaba entre la tarde y a veces, de noche, con una pequeña sonrisa en su cara. Como si fuera una práctica usual de toda la vida, cuando en realidad se conocían tan poco.

Se permite volver al presente, a seguir observando esos carteles que cree que pronto se los va a terminar memorizando. Le ha tomado foto a uno de los carteles para buscar más información al respecto en su casa. No ha traído chaqueta porque sería de locos considerando lo caluroso del clima, pero a decir verdad, tampoco podía decirse que lo que vestía, era cien por ciento adecuado para el día, pero se sentía más a gusto. Pero no tarda mucho para que la sorpresa y el nerviosismo lo embargue de manera casi completa cuando uno voz demasiado conocida, se escucha peligrosamente cerca de uno de sus oídos, el leve contacto de su piel con otra, le hace verificar sus sospechas, el ligero temblor en sus hombros cree que lo va a delatar como un broche de oro. Ha tenido que apretar los labios unos segundos para después voltearse lentamente, no muy seguro de si sería una buena idea, observando casi con lujo de detalle cada lugar del rostro de Ren, peligrosamente cerca—. No pensé que era una cita.Ni él mismo se la cree, así que cree que esas palabras son inefectivas, intenta agregar algún otro argumento—. Sólo es una visita al..oh. —Se da cuenta de su propio error, Ren refiriéndose a cita como persona, no como...reunión de parejas en un lugar. Tuerce el gesto, frustrado—. No te referías exactamente a una cita como cita, ¿cierto? Tiene tantas ganas de reír, pero cree que sonaría demasiado nervioso, por lo solamente termina dando un ligero suspiro.

—Aún faltan las entradas pero no creo que demoremos tanto, ¿vamos? —Da un paso atrás para poder emprender camino, manteniendo un poco su distancia—. Sigo sin acostumbrarme a tu nueva...apariencia. —Si antes por su aspecto lo había calificado como una persona atractiva, ahora, creía que esa palabra estaba lejos de alcanzarlo. De alguna manera u otra, serían el centro de atención.
avatar
Minoru Matsuda
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 417
Monedas Monedas : 13389

Volver arriba Ir abajo

Re: When the world comes crashing down ❲Raphael Renoir | Flasback❳

Mensaje por Raphael Renoir el Lun Sep 26, 2016 2:00 am

La sonrisa torcida que adorna sus labios se acentúa cuando la mirada del menor se posa sobre él, dejando que sus intenciones se transparenten momentáneamente tras los verdes iris. Un destello fugaz que vacila entre amenaza y advertencia del depredador que no está dispuesto a dejar que su presa escape una vez más. Porque no iba a permitir que Minoru se escabullera una vez más, alejándose como si su sola presencia no lo afectara.. Cuando ambos sabían que no era así. Bueno, está bien, quizás Raphael tenía un ego que parecía sobrepasarlo en ocasiones, pero la electricidad que llenaba el ambiente cuando se encontraba cerca del moreno ciertamente venía de ambas direcciones. Porque claro ¿quién podría resistirse a él? Cierto que el menor lo intentaba, mas al tomarlo con la guardia baja conseguía atisbar ese deseo que con tanto esfuerzo quería reprimir. Por supuesto, sería más fácil que se rindiera a sus encantos (¿quién no lo hacía?), pero una parte del ruso disfrutaba con ese reto que nadie más se dignaba a suponer.

Para alguien acostumbrado a conseguir todo con una simple sonrisa, no más que una máscara, por supuesto, su oveja suponía una tentación irresistible, no sólo por su negativa a ceder sino por esa distancia que aparentemente existía incluso cuando lo tenía entre sus brazos. Esa punzada de frío que lo recorría cuando lo besaba, como si en realidad, el moreno no estuviera allí con él. Y Ren lo odiaba. Lo quería todo, absolutamente todo de Minoru. Y lo tomaría, no importaba cuánto costara. Lo haría derretirse entre sus dedos hasta que su nombre fuera todo lo que pudiera pronunciar. Y quizás así podría apartar su figura de sus pensamientos, si tan sólo podía disfrutar de ese bocado prohibido, dejaría de desearlo como lo hacía, de manera tan intensa a pesar del paso del tiempo. Todo se desvanecía con el tiempo, no era más que un simple juego. Y el lobo se negaba a hacer de la oveja una excepción, por mucho que su voz fuera lo único que lo mantenía cuerdo en sus peores noches. Sentimentalismos, reniega. Esas cosas no eran para él.

La voz de Minoru lo arranca de sus pensamientos, provocándole una diversión inesperada, si bien es visible sólo en el destello de sus ojos, antes de que desaparezca bajo su seductora actitud habitual.- Me refería exactamente a eso, Minoru –Replica inclinándose hacia él hasta que su rostro queda a escasos centímetros del menor. La diferencia física entre ambos se había acentuado durante su ausencia, y debía admitir que no le disgustaba del todo. Si acaso le gustaba. Esa posibilidad de apoderarse del menor y que nadie más que él pudiera verlo si llegaba a acorralarlo. Bueno, claro, verían sus piernas, pero eran detalles menores. Vuelve su atención a su acompañante, ladeando la cabeza ligeramente para observarlo.- Pero tranquilo, no te haré sonrojar.. No demasiado –Su voz tiene un tinte peligroso al llegar a la última parte, mas se endereza sin hacer nada más, permitiéndole tomar distancia.

Asiente como única respuesta al comentario de las entradas, dirigiéndose a la boletería con su decisión habitual, aunque no sin antes asegurarse de que Minoru camina a su lado. Tenía la problemática costumbre de desaparecer en los mejores momentos, razón por la cual Raphael había decidido mantenerlo en su rango de visión. Sus cejas se arquean, arreglándoselas para imprimir en su voz un tono “dolido” – ¿He de tomar eso como que no te agrada? Y yo que me he arreglado tanto para verte –Dramático como sólo él puede serlo de la nada, se cubre el rostro con una mano, llegando a atisbarse sólo su mirada divertida a través de los largos dedos.- Eso ha sido un golpe duro –Aún en su papel, niega con la cabeza, apretando el paso para adelantarse. Un poco más y casi se le escapa una pequeña risa. Al menos nunca se aburría alrededor del muchacho. –Dos, por favor –Cambia a modo encantador cuando se encuentra frente a la cajera y abona sin mayores problemas, consiguiendo que le regale un descuento para las consumiciones antes de despedirse con un guiño.

Si llama la atención o no con su paso, no lo nota, centrado como está en la única persona que le interesa de ese lugar y sin que el resto del universo exista por un momento. Sus dedos rozan la parte baja de la espalda del menor durante un breve instante- Ya tengo las entradas, ¿Te gustaría comer o tomar algo? - Le enseña el descuento sin ocultar su diversión, resignándose a soltarlo de momento pero sin apartarse demasiado.
avatar
Raphael Renoir
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 99
Monedas Monedas : 1591

Volver arriba Ir abajo

Re: When the world comes crashing down ❲Raphael Renoir | Flasback❳

Mensaje por Minoru Matsuda el Lun Oct 24, 2016 2:43 am

Un momento de debilidad era muy fácil de dejar ver cuando irremediablemente y sin percatarse, bajaba la guardia. Y cuando estaba con Ren, se sentía diferente, más libre de sus emociones que lo hacen mantenerse centrado, pero al mismo tiempo, en contraposición, sabe que tiene que ir con cautela. Y eso era tan difícil...Sentía que dejaba ver más de lo que se debería, y que aquello lo hacía quedar más expuesto hacia las palabras y acciones de los demás.

Cuando se ha percatado, el contrario está mucho más cerca que antes, por su mente a pesar del peligro, pasa la idea de que querer estar con él, conversar, reír, sería tan simple como complicado, porque se hace más consciente de sí mismo, el castaño es todo de lo que se ha intentado alejar, y ahí está, frente a sus ojos, inconscientemente tentándolo a dar un paso del que no está muy seguro de efectuar. Pero lo está dejando mucho más cerca de la línea decisiva, casi al borde de caer al otro lado, ¿sería capaz de tomar el riesgo?

De lo que está seguro es de que le daba la impresión de que Ren buscaba esa parte de él que no quiere mostrar, y menos aún, dar a otra persona, porque sabe que es lo que va a pasar después si es que lo logra, y tiene miedo, miedo del efecto posterior, porque su mente sería el daño colateral. Las palabras del ruso hacen que su atención se centre de nuevo en él, su corazón quiere latir más desbocado de lo que cree que está, la manera en que le habla, le recuerda a aquello que denota peligro desde la lejanía, pero aún así, uno se acerca sin importarle las consecuencias posteriores. Minoru le sonríe levemente, insinuándole a que lo intente, porque es demasiado sencillo de lograr—. Seré sincero, no creo que te cueste demasiado. —Lo sabe.

Cuando están por ir a buscar las entradas, una mueca de escepticismo se muestra en su rostro, encuentra encantador de que dramatice cuando se nota a kilómetros que aquello no le molesta, a decir verdad, a él tampoco, ambos lo saben. Ren es perfecto de una manera demasiado peligrosa, porque cuando lo ve sonreír, tan presuntuoso, le dan ganas de besarlo, y lo único que lo detiene es que están en un lugar público—. Te recuperarás de ese golpe porque no he dicho que no me agrade. —No le toma mucho darse cuenta del efecto del ruso en otras personas, pudo verlo al momento en que compró las entradas, hasta con descuento, debe decir que le sorprende además de que ni pudo abrir su billetera para comprar la suya, porque ya se le habían adelantado.  

—¿Obtienes siempre lo que quieres?—Inquiere en el mismo momento en que siente un suave toque en su espalda, pero no se queja, cómodamente lo acepta como si fuera natural. Escucha las siguientes opciones y no le cuesta demasiado decidir—. Prefiero tomar algo, aunque me gustaría pagar a mi. —Gira su rostro levemente para poder mirarlo, estirando una de sus manos para tomar entre sus dedos el collar que está alrededor del cuello del castaño, bajando la mirada en el proceso— ¿Me dejarás?
avatar
Minoru Matsuda
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 417
Monedas Monedas : 13389

Volver arriba Ir abajo

Re: When the world comes crashing down ❲Raphael Renoir | Flasback❳

Mensaje por Raphael Renoir el Mar Nov 01, 2016 9:12 pm

Cualquier observador común diría que Raphael era un joven naturalmente alegre, que siempre se llevaba bien con las personas a su alrededor y que no era totalmente consciente de su encanto. Por supuesto, ninguna de estas observaciones eran verdaderas, sino producto de la fachada que el ruso había construido sobre sí. Sin embargo, en esta ocasión, no se trataba sólo de la máscara habitual de muchacho encantador, sino que realmente estaba divirtiéndose (a su propio modo, claro está) con la persona que tenía a su lado. No sólo que había una parte de él que le resultaba en cierta manera incontrolable cuando se encontraba con Minoru, sino que además no quería que pasara desapercibida del todo, como si el lobo buscara asomar tras la máscara y mostrar su naturaleza real a la oveja con una torcida sonrisa.

Claro que todo debía ser realizado con cuidado, no fuera a ser que su presa intentara huir. Mas en el fondo le daba la impresión de que el moreno no era de los que se asustara fácilmente.. Eso o no tenía ningún instinto de supervivencia, porque asistir al cine a solas con alguien como Ren, conociendo las actitudes que había mantenido con él en el pasado, pues no demostraba gran negación a ser devorado. Bueno, tampoco es que tuviera mucha opción, pues se apoderaría de él antes de que pudiera decir no.

Sí, y eso te incluye a ti piensa, mas se abstiene de decirlo en voz alta, continuando con el siguiente pensamiento.-¿Es que lo dudabas? –Responde arqueando una ceja no sin cierta diversión, dejando que el menor se acerque a él. Eran pocas las ocasiones en que Minoru se paraba a tan corta distancia por voluntad propia, de modo que lo deja hacer con el colgante, aprovechando la oportunidad para contemplarlo a gusto. Reprime una sonrisa con el siguiente comentario, encontrándolo en cierta manera más apetecible si cabía. Como si fuera a dejar que eso sucediera.- Por supuesto que te dejaré pagar –Comienza con una voz alegre que va adoptando un registro más bajo cuando uno de sus dedos empuja la barbilla del menor hacia arriba, obligándolo a mirarlo desde una distancia prácticamente inexistente.- Pero en la manera en que yo elija –Deja que su interés dance tras los iris verdosos, deteniéndose un segundo en los labios ajenos antes de apartarse. Su autocontrol tenía un límite, y si bien no tenía ningún tipo de reparos con las muestras públicas, no deseaba que nadie pudiera siquiera contemplar la faceta de Minoru que planeaba saborear.

Con una ladeada sonrisa, lo guía hasta el sector de bebidas, dejándolo elegir lo que deseara tras darle el ticket de descuento a la cajera. Quedaban pocos minutos para ingresar a la sala, de modo que se las ingenia para que demoren lo justo y necesario en comprar para que tuvieran que entrar de inmediato si no querían perder la función. Ahora comenzaría la parte interesante.
avatar
Raphael Renoir
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 99
Monedas Monedas : 1591

Volver arriba Ir abajo

Re: When the world comes crashing down ❲Raphael Renoir | Flasback❳

Mensaje por Minoru Matsuda el Miér Nov 30, 2016 5:54 am

A veces no es capaz de controlar sus atrevimientos, aquellos que nacen porque verdaderamente tiene ganas de estar con alguien, sin importarle si pasa a llevar a su parte razonable y cautelosa en el proceso. Cuando se da cuenta, suele ser tarde, pero dado que no encontró rechazo a sus palabras, eso quiere decir que el camino de él con Ren es uno claro pero que está lleno de muchos obstáculos, otorgados por el japonés.

Sigue observando y descubriendo la textura del adorno alrededor del cuello contrario, la cual hace un contraste con la pulsera negra que él lleva. El plateado es un gris, pero un gris que brilla, opacando a lo demás. Parece una demostración de cómo se siente. Su tranquilidad se ve perturbada al escuchar las palabras de Ren, suelta lo que está entre sus dedos para poder observar a la persona que está al frente. La diferencia entre sus alturas no es un problema, al contrario, parece un simple facilitante para que las acciones entre ellos ocurran de manera natural.

Ha logrado comprender perfectamente lo que le han querido decir entre líneas, pero a pesar de eso queda completamente desarmado, sólo logrando soltar una risa nerviosa—. Nos conocemos, pero no tanto. —Toma la oportunidad para crear de nuevo distancia entre llos, lo dice en broma, porque no sabe cuánto tiempo tomará para que su frase se vuelva totalmente inválida, por eso tiene que aprovechar el momento—. Por lo que puedo tomarme el lujo de la duda en esta ocasión, ¿no lo crees?

Es guiado a la zona de bebidas, dónde esta vez es capaz de pagar él, siendo auspiciados con un pequeño descuento que fue conseguido por Ren, Minoru entra de inmediato a la sala para poder ver dónde sentarse junto con su acompañante, no ha sido muchos peldaños de la escalera que ha subido hasta que gira un poco su cabeza para encontrar al moreno, entre la oscuridad, su figura es bastante destacable para él—. ¿No te molesta que nos sentemos en las de más atrás?—Y es que ha visto que las de las filas del medio, hay bastantes personas que se le han adelantado en sus plaes, quedando más que nada los de los extremos, y aquellos no son su locación tan preferida, porque entre sentarse adelante o atrás, prefería sentarse un poco más atrás pero observando sin muchos impedimentos.

Cuando logra llegar hacia donde encuentra que está bien, le hace una seña a Ren con su cabeza, para poder indicarle su decisión, para poco después abrir la butaca para poder acomodarse.

avatar
Minoru Matsuda
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 417
Monedas Monedas : 13389

Volver arriba Ir abajo

Re: When the world comes crashing down ❲Raphael Renoir | Flasback❳

Mensaje por Raphael Renoir el Dom Ene 29, 2017 1:41 pm

La paciencia es una virtud que debería ser cultivada por todo el mundo. Sin embargo, en el caso del ruso, se trata de un elemento necesario para adquirir aquello que desea, una herramienta más en el sistema del mundo, algo irritante pero requerido. En su caso, no había sido particularmente puesto en práctica, dado que Raphael la mayoría de las veces conseguía lo que deseaba sin demasiadas dificultades. Personas, objetos, lugares, situaciones… El mundo se guiaba por criterios estéticos y económicos, y afortunadamente para el fotógrafo, él encajaba en ambas categorías. De hecho, eran pocas las veces que tenía que utilizar el dinero para  cumplir sus caprichos, puesto que el 85% de los casos se resolvían con su encanto natural. Sabía exactamente qué, cuándo y cómo decirlo, bastándole un breve vistazo a su alrededor para desenvolverse en el ambiente en que se encontrara sin problemas. Era, sin más preámbulos, un experto manipulador, injustamente dotado por el mundo de un alto atractivo del que era plenamente consciente.

Durante años, a excepción de pocas cosas, el mundo se había acomodado a sus deseos, rodeado de personas más que dispuestas a complacerlo y dejando de lado a aquellos que se interponían o no encajaban con su esquema de tiempos. Sin embargo, allí estaba él, acompañado de una persona que venía tentándolo desde hace meses y sin poder en ningún momento satisfacer su deseo. Minoru cambiaba las reglas del juego, enredándolo en el sutil encanto de la timidez y una dulzura que lo atraían más de lo razonable. Su tipo eran las personas superficiales, gente vacía como él que no aspiraba más que al contacto físico y el placer que éste brindaba. Entonces ¿qué estaba haciendo con alguien como el moreno? El menor irradiaba una cierta aura de inocencia pura y libre de artificios, una sinceridad en sus actos y reacciones a las que Ren no estaba acostumbrado. Y quizás por eso no podía apartarse de él, atrapado por el depredador instinto de poseerlo. Se sentía como un lobo que, habiéndose pasado la vida saciando su apetito con otras insignificantes presas u otros depredadores, de repente se encontraba con una prístina y delicada oveja. Una con un inexistente instinto de supervivencia.

Frunce el ceño al notar que Minoru ha pagado las bebidas antes de que él pueda hacerlo, y si bien hizo uso de su descuento, al ruso no le satisfizo ni un ápice. Sí, era divertida esa pequeña demostración de independencia y causaba una cierta ternura ver al menor tan alegre por esa acción, pero no debía funcionar de esa manera. Se adentran en la sala con el fotógrafo aún algo molesto por ese giro de los acontecimientos, mas en ese momento, el objeto de sus pensamientos se vuelve a mirarlo y durante un momento, pierde el hilo. No, alto. Vuelve al presente Raphael, no es momento de distraerse, se reprende mentalmente, dejando a su deliciosa cita elegir el lugar que más le plazca, el cual convenientemente coincide con lo que él tenía en mente. Ya luego se vengaría por ese pequeño atrevimiento- Para nada –Replica siguiéndolo con la mirada.

Dado que todas las personas elegían un lugar en las filas del centro, la parte de atrás del cine se encuentra vacía, contando con las dos últimas filas sólo para ellos. Siguiendo al moreno, casi siente un rugido de hambre e impaciencia resonar en su pecho, guiándolo hasta la última fila disponible y dejándolo elegir los asientos. Y, como quien no quiere la cosa, deja que Minoru tome asiento en la butaca más alejada de las escaleras, lo que implicaba que si quería salir, tenía que pasar sobre él.- Excelente elección, Minoru –Murmura dejándose caer despreocupadamente en su sitio y apoyando la barbilla sobre su codo para observarlo a placer. - Por un momento temí que escogieras un lugar más al centro de la sala, lo que me obligaría a cargarte en mis hombros y traerse a una ubicación menos atestada –Añade sólo para ver su reacción, mientras sus labios se tuercen en una mueca divertida. Estaba siendo sincero de hecho, sin dudarlo lo habría hecho, pero el menor no tenía por qué saberlo. Tomando las bebidas, las acomoda en el sector de los apoyabrazos diseñado para eso, notando que eran de la clase que podían levantarse sin problema. Bien, eso facilitaba las cosas. - No creo falte mucho –Indica cuando la pantalla brilla con las típicas indicaciones sobre las salidas de emergencia y publicidades, sintiendo un escalofrío de impaciencia. Hora de jugar ~
avatar
Raphael Renoir
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 99
Monedas Monedas : 1591

Volver arriba Ir abajo

Re: When the world comes crashing down ❲Raphael Renoir | Flasback❳

Mensaje por Minoru Matsuda el Mar Ene 31, 2017 11:47 pm

Una simple respuesta fue lo que necesitó el moreno para sentirse más seguro de la decisión que había elegido, solamente dos palabras bastaron para que sintiera tranquilidad en las elecciones de su actuar. Se ha sentado de manera tranquila en la butaca, sin darse cuenta de la progresiva encrucijada en la que él solo se estaba adentrando. Una parte de su consciencia le avisaba que estaba pasando por alto un detalle, pero todo era acallado por otra parte de su persona que le decía que estaba exagerando, solo era una simple salida al cine.

Todo era completa calma hasta que un comentario de Ren logra perturbarlo lo suficiente para que lo vuelva a mirar, los nervios claros en su manera de actuar—. P-Pero... —El leve tartamudeo no se hace esperar, resultando de cierta forma, esperable. Hubiera levantado la voz, pero por respeto a que pronto la película iba a comenzar, desiste de la idea—. Eso hubiera sido muy extraño. —Lo peor es que por su mente, la imagen de él siendo cargado en los hombros de Ren apareció, y una suave risa de su parte transcurrió mientras le da un leve golpe amistoso en uno de sus hombros, como si le dijera entre líneas que no diga esas palabras de nuevo.

Por cierta razón, pensó que si le hicieran una broma de ese tipo, estaría muy avergonzado, mirando hacia otro lado para evitar las miradas curiosas mientras que se imaginaba que Ren estaría con esa sonrisa tan propia de él, que emanaría confianza absoluta, sin importarle convertirse en el centro de atención. Pero todo era inseguro, había mucho que no conocía del castaño, porque parecía que cada vez que iba a conseguir una pista que le desvelaría más de la personalidad del contrario, hubiera algún obstáculo, que le impedía ver más de lo que Ren mostraba.

Pero permite que su mente divague un poco más, lo que logra que una pequeña inquietud apareciera, por lo que no pasan muchos segundos antes de que se acerque lo suficiente al contrario para poder hablarle, casi como si le estuviera diciendo un secreto que le pertenecería desde ese momento solo a ello dos—. ¿Has tenido que cargar a mucha gente? —Su simple pregunta, lo podía llevar a otras que serían más privadas para preguntar en un ambiente tan público como lo era un cine, y como si su lengua se atreviera a hacer el lujo de traicionarlo, habla de nuevo poco después de que los anuncios y la publicidad hubieran comenzando como preámbulo a la película—. Me pregunto a cuanta gente has llevado al cine, eh. —Se aleja de Ren para acomodarse perfectamente en su asiente, lo curioso de esas palabras había sido el tono de voz demasiado casual con un leve tinte de otro sentimiento oculto en él.

Cualquiera, fácilmente podía decir que ese sentimiento oculto habían sido celos.
avatar
Minoru Matsuda
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 417
Monedas Monedas : 13389

Volver arriba Ir abajo

Re: When the world comes crashing down ❲Raphael Renoir | Flasback❳

Mensaje por Tema Cerrado el Vie Jun 02, 2017 1:06 pm

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1640
Monedas Monedas : 19295

Volver arriba Ir abajo

Re: When the world comes crashing down ❲Raphael Renoir | Flasback❳

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.