Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

▬ Crimson Apple. 「Private」

Ir abajo

▬ Crimson Apple. 「Private」

Mensaje por Dark Necrofear el Dom Nov 29, 2015 7:18 am




¿Qué mejor que un restaurante? La ferviente idea de llevar a dicha señorita de una vez por todas a su morada aún yacía rondando por su cabeza, dando muchas vueltas pensando que quizá no era un movimiento tan arriesgado, por otra parte el raciocino le dictaba que seguía tratando con una dama y que aquella idea podría ser descartada muy fácilmente por ella, con bastante razón e inclusive le dejaría una puerta libre para deshacer esto que ni siquiera había comenzado plenamente—. ¿Qué mejor lugar para deleitarnos y charlar? —comer es un placer que fácilmente puede caer en pecado, la remota idea de que sería un lugar incorrecto para la señorita se esfumó, ya que si le saliera con una tontería acerca de dietas o insinuaciones fantasma acerca de su peso pensaría que por lo menos su cerebro no es la parte importante a considerar al momento de destrozarla para convertirla en un exquisito platillo—. Seguro que no te decepcionará, tengo entendido que aquí trabajan chefs de renombre, por lo que nuestro paladar debería cumplir ciertas expectativas. El estándar que prometen nos da aquella certificación de calidad.

Casi con los pies adentro del lugar. Apenas habían bajado del extravagante auto del Gourmet del que por supuesto incluso como todo un caballero se encargo de abrirle la puerta a su compañera. Sin cubrir la entrada a los extremos de la puerta había dos personas bien vestidas acorde a la fachada del restaurante, se apresuraron en abrir las puertas y darles la bienvenida en formato de palabras. Antes de llegar a cualquier mesa primero que nada alguien que estaba creando un obstáculo y que era parte de recepción preguntó si acaso tenían mesa reservada, no fue necesario hacer uso de el poder del dinero o posición en esta ocasión ya que en el camino a tan refinado lugar se encargo de hacer dicho pedido por lo que solamente necesitaron su nombre para afirmar que efectivamente ya podían pasar él y su bella acompañante.

Antes de llegar ya estaban camareros allí, quienes le ofrecieron amablemente el asiento a ambos para que se sentaran. Les dieron a cada uno una carta con el menú y fue uno el que se quedó, éste menciono que le avisaran cuando se decidiera en cuanto a su orden, estaría rondando cercas por lo que no les haría pasar inconvenientes y se retiró—. ¿Y qué te gusta a ti...? —cuestionó incluso antes de ver el menú, tenía conocimiento de más o menos saber con qué contaban, además, prefería que aquella le dijera sus gustos antes de ver la carta, el problema fue que cuando quería realizar esa pregunta refiriéndose de forma aún más directa a ella no supo cómo mencionarla—. Disculpa, creo que lo he olvidado o... ¿Acaso nos hemos presentado? —divertido, todo había resultado a la perfección que inclusive la chica había aceptado ir con un extraño del cual ni siquiera sabía el nombre. De cualquier forma, ¿no era eso como ganarse la lotería? Mira con qué extraño se había topado, si no fuera por la parte de que es un caníbal, detalles.

Demostró su diversión ante lo que había ocurrido riéndose, pero sin llegar a carcajadas—. Ah ~ ¡qué increíble situación! ¡¿A ti no te parece fantástica?! Mi nombre es Shuu Tsukiyama —su ánimo notorio acabó en relajación cuando dijo por fin su nombre—. Ahora si no te importa, me gustaría saber cuál es nombre de la persona a la que he invitado a comer —posó ambos codos sobre la mesa y entrelazo los dedos de ambas manos dejando los indices levantados y ahora tocando sus labios. Interesado si acaso le saldría con un juego o iría directo al grano, hasta podría esperarse un nombre falso, como si tuviera una libreta que al escribir los nombres en ella estos murieran.


Última edición por Shuu Tsukiyama el Miér Nov 02, 2016 1:37 pm, editado 1 vez (Razón : Tema que abandonó Mizore en su tiempo. Rize paga los platos rotos. (?))
avatar
Dark Necrofear
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1755
Monedas Monedas : 277

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Crimson Apple. 「Private」

Mensaje por Arima Kishou el Mar Ene 31, 2017 5:28 am

No cabía la menor duda de que aquél lugar era realmente increíble, desde antes de llegar podías sentir cómo tu cartera quedaría vacía o tu tarjeta terminaría por los cielos luego de comer allí. Un lugar donde sólo esas personas bien acomodadas en sociedad y ¿por qué no mencionar? sentido del buen gusto, asistirían. Tal vez en eventos especiales, si no eras de aquella categoría que podías ir técnicamente cualquier día que se te antojase como si de ir a tomar un café a cualquier cafetería se tratase. Teniendo todo eso en cuenta, ¿cómo pintaba el adulto de excelente porte en todo eso? Definitivamente él era pudiente en más de un sentido y vaya que podría costearse comer la carne de inclusive un humano de así quererlo, pero sus motivos del por qué hacía acto de presencia eran más sencillos, tanto que rayaban en lo incoherente para el resto de personas y lo peor era aceptar la explicación que daría si es que se le preguntaba: Él simplemente iba conduciendo, sintió hambre, el sitio estaba bastante cerca y eso vendría a ser básicamente todo en teoría. Aquellas mujeres que afirman ser un "mundo de misterios y sumamente complicando" no debían tener experiencia en tratar con personalidades como la que poseía ese hombre que por lo general solías ver con indumentarias blancas. Él podía actuar tan abierto que asustaba, como también podía pasarse horas viendo una hoja en blanco para al final no escribir nada en ella, tal como hace con sus testamentos.

Mesa para uno —fueron quizá las primeras palabras que mencionó una vez estando adentro. El simple temor que ocasionaba más uno que otro suspiro por ajenos con tan sólo visualizarlo, ocasionó en reacción que ni siquiera la que estaba encargada en ese momento se molestase en preguntarle si tenía reservado algún lugar, sólo se dedicó en cumplir aquél objetivo de efectivamente conceder su petición, hasta parecía alegre de que no viniera con ninguna otra persona. ¿No era hilarante? La mesa en la que estaría ubicado estaba lo suficientemente lejos del Gourmet y la Glotona, pero lo suficientemente cercas para que, si ponías atención pudieras ver esa silueta que era aterradoramente reconocible.

Arima Kishou
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 610
Monedas Monedas : 232

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Crimson Apple. 「Private」

Mensaje por Rize Kamishiro el Vie Feb 10, 2017 4:33 am

Entre las calles de Francia recorre el rumor de todo aquello que ha de evitarse, la hipocresía, el odio, el rencor, y tras ello, en absoluto no se ha de confiar en una persona. Sólo ha de atraer la sangre condenada, bendito sea el hombre que sufre tentaciones… Las oraciones y el perdón implorado, no es más que una ilusión. Nido corrupto, como una serpiente que sisea entre sus piernas, esa mujer cuya intención realmente es terminar con todo. Y, por supuesto, quedó en segundo plano en lo que el joven parecía tener un encantador lapso divino; ello le hizo reír de manera suave, aunque era capaz de hacer una perfecta visualización de las acciones posteriores. — Entonces, ¿El día de hoy tengo derecho a un trato especial? — Preguntó, procurando no escucharse tan mal; pero ha sonreído con tenue complicidad. Incluso, las horas le abarcan cuando se encuentra a poca distancia de la entrada, ¿Quién diría que aún existen caballeros con noble corcel? Pero, basta ajustar un par de términos con sutil hipocresía, suficiente para dejar en claro lo adulador de su persona.
 
Le susurró. — Ello lo hace más interesante y… delicioso. — Todavía, aquel guiño pizpireta nunca ha de perder la gracia, más la mirada en las grandes paredes y refinado diseño, desembocan el ambiente primoroso que el propio joven amena. — ¿Por qué no entre antes aquí? — Se preguntó de forma un tanto tonta, especialmente porque ella no tenía motivo real de estar allí, a no ser por la diversión que ganaría al estar junto al caballero. De inmediato, se deja ver de nuevo tan elegante e imponente figura femenina, que, ahora se encuentra frente a frente al hombre, el servicio a la mesa pareciese ser impecable. Hasta ha de mostrar delgadas y finas manos al son de una sonrisa fingida de amabilidad, lo primero que profirió contra aquel hombre en la mesa. — ¿Es que acaso existe algo más allá de su cuestión? — Par de miradas inquisidoras se abalanzan sobre ella, en especial la del camarero que, deambula por ahí. Kamishiro no debería culparlos por admirar a una mujer de su categoría, y aun así, pareciese sentirse como una bruja que será enviada  inmediatamente a la hoguera.

Tenue risa ha dejado escapar de su boca. — Me gusta, todo… — Añadió información extra de manera casual. — ¿Quién soy yo para decirlo? Pero, admito que mi apetito es un tanto, voraz. — La ceja ha enarcado al son de leer de manera superficial el menú, incluso después, rodó los ojos tiernamente. No es más que, la diversión que está ganando, aquel extra de la velada. — Oh, mis modales no fueron del todo, grato. — Exclamó. — Kamishiro Rize. — Mirada que ha de encaminarse directamente a los orbes ajenos, demostrando que no es una más de las mujeres tímidas que, pudiesen intimidarse con facilidad. Todavía, es un claro desafío al dejar que su lengua apenas se asome entre labios carmesí. — En absoluto, ¿coincidencia?, quizá. — Su lengua pudiese ser de las más venenosas, y más de uno lo ha reconocido. Pero, el lujo de jugar es capaz de extenderse. El gozo a su alrededor pareciese transcurrir con normalidad, al son del efecto de la vida. Así mismo, el camarero no ha tardado en acercarse, esperando la orden de ambos. — Lo siguiente. — Basta un ademán con su dedo índice para indicar su petición. El camarero no ha tardado en asentir ante su solicitud; “Foie gras, acompañado con rebosante copa de vino blanco, Sauternes”. Por ende, Rize espero que fuese atendido el caballero.        

No obstante, el silencio pareciese reclamar terreno, misterio que, resalta ante una conversación casi olvidada… — Supongo que, tendrá una interesante historia detrás de tanto prestigio. Aun mejor, no dejaría a una hermosa dama con la incógnita. — Continuó. —  Por mi parte, en ocasiones considero que mi existencia es una vil mentira. — Bromeó a la ligera. Y mientras esperaba que cada orden fuese traído a la mesa, le observo de nuevo. Ambos codos apoyados en la mesa entrelazando sus manos que, hacían que su barbilla quedase apoyada en la misma, contemplando aquella ligera sonrisa. Rize pudiese dar la impresión de una mujer frágil y delicada, pero, en el fondo no era más que una mujer que pudiese arrasar con todo a su paso. ¿Es fácil suponer? He ahí sentada, frente a un caballero que acabase de conocer, más lo ha de tratar como si fuesen conocidos de toda la vida. Sonrió de lado, en espera de una respuesta.      

Rize Kamishiro
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 757
Monedas Monedas : 227

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Crimson Apple. 「Private」

Mensaje por Dark Necrofear el Miér Mar 01, 2017 7:42 am

Desde el momento en que llegaron, las palabras ajenas no parecían meritar ningún comentario por parte suya más que risas o gestos, al igual que sus preguntas que parecían apuntar al lado retorico por lo que contestar sería una perdida de tiempo. No fue hasta que creyó conveniente mencionar palabra y que aquella mujer le respondería como educadamente lo había estado haciendo desde el momento en que se encontraron, definitivamente no era una persona cohibida, aunque aquello podría deducirse simplemente al divisar el tono inusual de su cabello que no pasaba a desapercibido y él más que nadie tenía constancia de eso, si no fuera que, por desgracia se podría contradecir la teoría al acostumbrarse a ver más bien adolescentes o personas tímidas con tales colores en el cabello y prendas que más que tener un estilo y ser innovadoras, él las consideraba sobrecargadas, era un desagrado y consideraba eso como una verdadera lástima. Aún así sabía que aquí no era ése el caso, afortunadamente. Se encontraba contento de encontrar a alguien que se viera presentable al ser tan similar los dos en cuanto apariencia se refería, ¡y ahora lo estaba aún más! La charla que estaban teniendo al ser aún mínima todavía, le hacía creer que valía la pena no simplemente como un futuro almuerzo si es que se concedía a sí misma el favor de dar las respuestas correctas para cambiar de opinión y abstenerse a sus deseos. Prosiguió con la pregunta a la que más relevancia le daba: "Una total decepción", las expectativas bajaron cuando no mencionó un platillo en especifico, ¿"todo"? Todo es una palabra demasiado ambiciosa, abarca demasiado y por ende no le era útil, ¿o es que acaso si le planteaba la idea de comerse aquí y ahora a cualquiera de las personas que estaban aquí aceptaría? Exceptuándolos a ellos dos, obviamente—... Ya veo —el semblante de seriedad que había adoptado por unos segundos "desapareció" al momento que le regaló una sonrisa claramente forzada, el tono de respuesta tampoco había tenido el mismo ritmo que habían poseído los demás. "Calmato, calmato, sabías que poner consideradas expectativas iba a llevar inevitablemente al error... Quiza solamente al estar en un restaurante de este calibre no sepa cuál es la respuesta correcta", pensaba con el fin de no arruinarse a sí mismo la diversión al justificar a la contraria por ese imperdonable descuido.

Retomó el ánimo, para entonces la mujer no era sólo un rostro bonito y ya podía identificarla de alguna manera—. ¿Huh? —parpadeó tres veces seguidas en sorpresa, su expresión indicaba a dónde iría ahora—. El "quizá" parece ser cada vez más opaco. ¿Es que acaso eres japonesa? —¿era una pregunta tonta? Bueno, eso dependía del quién la recibía porque al menos para el pelimorado ya era cada vez menos sencillo adivinar la nacionalidad de las personas mediante el nombre plus fachada, y de no ser interrumpido por el camarero que, había olvidado por instantes que haría acto de presencia nuevamente pidió la orden de ambos. Una vena hubiera saltado en cuanto la chica indicó qué era lo que su paladar exigía en esos instantes, qué bueno que el razonar no se había hecho esperar ya que recordó que efectivamente había visto la carta o esta vez sí podría dar por perdida la excusa que él mismo le había otorgado—. Mmh... —se lo pensó unos instantes, después de todo él no había observado a detalle la carta—. Para mí sería exactamente lo mismo que la dama, si es tan amable —una opción demasiado perezosa el pedir lo mismo, pero también servía para estar ambos en el mismo tono (y para que user no vaya a buscar nombres, cof). Finalizó una sonrisa carismática, fue suficiente para que entendiera que por el momento sería todo para esa mesa en especifico, el empleado se limito a responder afirmando que había entendido a la perfección las ordenes y rectificó que vendría lo más pronto posible con las respectivas. Una vez lejos el "intruso", la coqueta dama se encargo de hacer alarde nuevamente de su dicción, todo lo que salía de su boca parecía ser poesía ya premeditada y eso le parecía interesante, sobre todo cuando se atrevía a soltar una oración tan fuerte como decir que consideraba su existencia una mentira, ¿calma? ¡Qué va! Estaban que ardían ya tocando temas tan profundos, según percibía no era broma. Suspiró, simplemente no estaba preparado para responder algo así que había llegado tan abruptamente, no le disgustaba para nada pero sí le tomaba por sorpresa—. ¿No es así para todo el mundo? —aún si no tenía planeado tocar esa clase de temas, no significaba que por ello no tuviera respuestas. Sabía cómo manejar cualquiera (o al menos eso era lo que esperaba de sí) aún si no fuera un experto en éste, aprender cosas nuevas le apasionaba, siempre seria bienvenido—. Es ser humano ni siquiera puede concebir su propia inexistencia, por lo que al intentar procesar tal tema se siente mal, vació. Es el cerebro tan sólo intentado protegernos, pero ahora hablar sobre si tiene sentido que estemos aquí parece un tema inútil ya que no hay nada que se le pueda hacer al respecto. Uno es libre de creer y hacer lo que quiera, considerando que en lo último la sociedad tiene sus propias reglas y consecuencias si no es aceptado lo que quieres, claro está —se río un poco—. El enfoque que yo le estoy dando apunta más a la ciencia y hechos concretos y podría ser que tú me estés hablando de romanticismo. ¿Qué considerarías tú que haría "verdad" tu existencia?
avatar
Dark Necrofear
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1755
Monedas Monedas : 277

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Crimson Apple. 「Private」

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.