Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Gala de beneficencia [Priv.]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Gala de beneficencia [Priv.]

Mensaje por Camus Rousseau el Dom Oct 25, 2015 8:52 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Nunca fui a una gala benéfica, me invitaron más de una vez. Pero esta me interesaba, pues era para remodelar y obtener más libros para la biblioteca de Sweet Valley, que parecía ser que estaba demasiado antigua y la gente "olvidadiza" no devolvía los libros que tomaban de allí. Acepté la invitación y también les ofrecí a dejar alguna de mis obras en la biblioteca para que pudieran leerlas más gente, incluso Shaka recibió una por ser escritor. Mi publicista me dijo que debería ir con una fémina para causar más sensación, como en todas las fiestas a las que asistía y yo negaba a invitar a una mujer. Pero esta vez le dije que si traería a una chica. No mencioné que era mi hermana menor la que sería mi acompañante, pues si no daría un grito al cielo. Le pregunté a Jeannie si quería venir conmigo y nuestra madre la dejó venir conmigo encantada de la vida... Quizá para ver que su querida hija salía en las fotos de periódicos. Supuse que le obligaría a ponerse un vestido que no le iba a gustar en absoluto, asique tuve que ir a la tienda de ropa de niños más cara de Paris para comprar el vestido más bonito que tenían en venta para mi hermana. Con tres horas de adelanto pasé por la casa de nuestra madre a recogerla, aún con ropa de calle. Tenía que vestirme aún, pasar por casa de Shaka y conducir hasta Paris asique me sentía mejor prepararme con tiempo a llegar tarde.

- Cariñito cuando llegues a casa no olvides contármelo todo, y si sales en cámara sonríe mucho y diles a todos cuanto quieres a tu mamá.

Ni ella no yo nos dirigimos la palabra, yo ni una mirada. Y me la entregó con un vestido hortera color rosa chicle y el pelo todo rizado. Hice una leve mueca. A Jeannie no se la veía muy contenta con su atuendo, lo que era de esperar.

- Vamos primero a mi casa, Jeannie. A ver como arreglamos ese desastre de vestido.


Casi salta de la emoción allí mismo. Sonreí por su reacción y al llegar a casa entró a mi penthouse se la veía muy ilusionada. Fui a la habitación de invitados y sobre la cama reposaba un vestido verde agua con un lazo largo atrás y uno pequeño delante. Y unos zapatos plateados. Perfecto para mi hermana. Ella entró al baño de esa misma habitación y se lo puso en tiempo récord, saliendo con ojos brillantes dando vueltas. Tuve que ayudarla a cerrar la cremallera de atrás y a ponerle unas medias. Se las puse hasta las rodillas y ella se subió el resto, poniendose seguidamente los zapatos. Dio vueltas para que la viera.

- Te queda precioso. Ven vamos a mi cuarto de baño, hagamos algo con ese cabello. -Ella ganó la carrera y con horquillas peiné su cabello como en una coleta con el cabello rizado a un lado. Arreglé los pelos sobrantes del otro lado poniéndolos detras de la oreja para que no se viera medio desastroso.-¿Te gusta? Opino que te ves muy hermosa.

Se la veía muy emocionada con su vestido, zapatos y chaquetita para salir. Le puse la televisión de la habitación de invitados y y se quedó sentada en la cama cambiando de canales todo el rato hasta que llegó a un canal extranjero, concretamente uno de habla inglesa. Como ella había prácticado el inglés desde pequeña entendía la mayoría de la palabras. Fui a mi habitación y me vestí con un traje negro hecho a medida, camisa celeste, zapatos negros de excelente calidad, una corbata y un reloj. Iba a entrar a mi aseo personal cuando Jeannie tocó la puerta.

- ¿Necesitas algo Jeannie? -Abrí la puerta y dijo que iba muy guapo y que ella quería cepillarme el cabello y peinarme-Como quieras.

Pasamos ambos dentro y me sente en un taburete para que pudiera llegar mejor. Como ella ya sabía donde estaba cualquier cosa se puso a buscar y sacó el cepillo, una gomita de pelo y la plancha para alisar, pues por atrás siempre me quedaban puntas no tan lisas. La ayudé enchufando la plancha mientras ella me cepillaba muy suavemente el cabello, como si tuviera miedo a hacerme daño con un tirón. Cuando la plancha estuvo caliente la cogió agarrando un mechón de pelo y tirando hacia abajo.

- Cuidado, no vayas a quemarte o quemarme a mi-tuvo mucha cautela e hizo un gran trabajo planchando todo el pelo en las zonas que ella creía convenientes. Me dijo que ya terminó con la plancha y la desenchufé, dejándola a un lado para que no hubiera accidentes. Después agarró toda la parte de atrás de mi pelo y con ella hizo una coleta baja dejando dos mechones delante. Todo acabado me dijo que me mirara ya al espejo y cuando lo hice quedé contento con el resultado, la verdad hizo un buen trabajo- Me gusta mucho Jeannie, gracias.-Le di un beso en la mejilla y me levanté del taburete. Salimos hacia el recibidor y me paré al lado de la puerta- Ahora vayamos al coche, no vayamos a llegar tarde. Tengo otra cosa para ti.

Escondida debajo de una chaqueta mia saqué un abrigo gris muy abrigador y bonito que la hizo saltar de alegría una vez más. No dejaría que mi hermana pasara frío al entrar y salir de la fiesta. La ayudé a ponerselo y me abrazó bien fuerte. La tomé en brazos y recibí muchos besos en la mejilla del trayecto de mi casa hasta el garaje. Abrí la puerta del coche con el mando a distancia e hizo un ruido de apertura y las luces retrovisoras se encendieron por un momento. La bajé de mis brazos.

-Monta atrás, Jeannie -Ella preguntó que porqué, a ella le gustaba ir a mi lado- No querras que Shaka se siente atrás ¿Verdad?

Creo que casi hace piruetas de lo contenta que se puso al sabe que el escritor y poeta iba a venir con nosotros en el coche. Montó en la parte de atrás con una sonrisa de oreja a oreja y fuimos a la casa de nuestro copiloto.

aspecto:
coche:
BMW SERIE 2 CABRIO



avatar
Camus Rousseau



Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 3673

Volver arriba Ir abajo


Re: Gala de beneficencia [Priv.]

Mensaje por Jeannie Rousseau el Jue Mayo 25, 2017 9:23 pm

La señorita Diana iba a irse un momento pero mi Camuchis le dijo que ya nos íbamos. Le miré extrañada ¡Aun quedaba mucha noche! Me quedé mirando a mi hermano y me despedí yo también de la señorita Diana sonriendo alegre. Giré la cabeza hacia Camuchis para preguntarle si en verdad íbamos a irnos o solo era una broma.

- ¿Nos vamos ya…? Nadie se fue aún… ¡Ah por cierto!  Mira lo que me regaló el chico mentiroso de antes.-Pero a pesar de que el violín era una maravilla me lo quitó y lo dejó en una bandeja de un camarero pingüino- ¿Por qué hiciste eso?

Me explicó que no debía aceptar regalos de gente así… me quedé pensándolo y tenía toda la razón. Mi hermano si que era sabio que suerte tenía de tenerle era el mejor del mundo. Tomé su mano ya estábamos listos para marcharnos a casa solo nos faltaba el señor Shaka porque no se iba a quedar allí solito. Estaba hablando con una chica muy muy guapa, la saludé con la mano y la escuché decir que era fan de los libros de él.
- ¿Cuál es tu poema favorito del señor Shaka?

Me quedé esperando a que me lo dijera pero parecía que o no lo sabía o estaba dudando entre varios… bueno era normal todos los poemas eran bien lindos. Cuando íbamos a salir me solté de la mano de mi hermano para que el encargado de los abrigos me diera mi abrigo. Al ponérmelo a partir de ahí andé sola hasta la salida del sitio. Comencé a caminar hasta el coche y finalmente me apoyé en la puerta de la parte de atrás.

- Señor Shaka ¿Puedo ir contigo en la parte de atrás? ¡Quiero estar un rato más contigo! -Aceptó y muy feliz cuando mi hermano abrió las puertas me senté en el asiento de atrás al lado de Shaka. Luego me abroché el cinturón- Mi hermano me prometió llevarme a la torre Eiffel otro día, seguro esta preciosa.

Comenzamos a hablar de todo un poco hasta que poco a poco se me fueron cerrando los ojos y… me quedé dormida. Lo último que recuerdo es que me encontraba en el ascensor en brazos de mi hermano. Me agarré al cuello de Camuchis y tranquila volví a cerrar los ojos. Con él siempre iba a estar a salvo…
avatar
Jeannie Rousseau



Mensajes Mensajes : 495
Monedas Monedas : 6230

Volver arriba Ir abajo

Re: Gala de beneficencia [Priv.]

Mensaje por Diana Marie Lobreau el Lun Jul 03, 2017 10:53 pm

Antes de poder partir en busca de Sebastián, el caballero Rousseau me detuvo para mencionar que se irían de la gala ese mismo instante. - No negaré que considero una pena el que se vayan tan pronto. Sin embargo, espero poder disfrutar de vuestra presencia en una próxima ocasión. Ha sido un placer conocerlo, señor Rousseau - me despedí del mayor de los hermanos con una elegante reverencia. Luego de ello, la pequeña niña albina se despidió moviendo su dulce mano, a lo cual respondí con una sonrisa alegre y moviendo también la mano - Cuidate mucho, dama Rousseau. Y recuerda, manten siempre ese orgullo como la dama que eres -

Les vi caminar rumbo a la salida, y empecé la búsqueda de mi chofer, a quien encontré tomando una copa de agua y comiendo algunos canapés en la tranquilidad de una mesa que se hallaba al fondo del gran salón. Sonreí serenamente y me acerqué a dicho lugar. - Sebastián, cuando hayas terminado tus aperitivos, ¿podrías venir conmigo para recoger la pintura que acabo de comprar en la subasta? Deseo guardarla en el choque para mantener su seguridad - le dije al hombre de confianza, y me respondió aceptando mi propuesta con la misma clase con que la hice. - Muchas gracias. Continúa disfrutando de tus aperitivos - agradecí su amabilidad, y me disponía a regresar hacia la zona en la que dejé mi bebida, cuando de repente el profesor rubio se acercó a mi, mencionando que también se iría de la fiesta.

- ¿También partirá usted, profesor Khandari?. Ha sido un placer volverle a ver. Espero tener el placer de reunirme con usted en el futuro cercano. Hasta la próxima ocasión - me despedí del que fue uno de los mejores profesores que tuve en el instituto, regalándole una reverencia elegante a tan distinguido hombre. Le vi partir en dirección a la puerta principal, y ahora por desgracia no tuve a nadie interesante con quien estar durante el resto de la velada. Pasaba olimpicamente de ver de nuevo a Jean Luc o a su padre, así que tomé la decisión de irme yo también de la fiesta.

Me acerqué a la mesa de los subastadores, sacando mi chequera personal de diseño dorado, y firmé la cantidad final por la que adquirí la pintura moderna: Trescientos cincuenta mil euros. Entregué el trozo de papel a la encargada, quien llamaría al banco para confirmar que dicha cantidad estaba disponible en mi cuenta bancaria. ¡Ja!, que estúpida si pensaba que era capaz de mentir al respecto... En esos instantes llegó Sebastián al sitio en el que me encontraba, y le indiqué a uno de los encargados que deseaba llevarme mi nuevo posesión personal - Por favor, entréguele la pintura que acabo de comprar a este caballero, que él se encargará de la misma a partir de este instante -. Dicho y hecho, nos dieron el cuadro artístico y ahora mi chofer lo tenía entre sus dedos. Y tras acabar el proceso de confirmación del cheque, le indiqué al caballero que me siguiera hasta la salida con un simple gesto de manos.

En el camino me encontré con el creador de la gala, y antes de que pudiera decirme algo, me adelanté y dije en tono sereno - Señor Bilodeau, debo anunciarle que tendré que partir en este instante. Unos compromisos importantes evitan que pueda quedarme un poco más aquí. Gracias de nuevo por la invitación a mi familia, y por confiar en nosotros como sus proveedores exclusivos -. Una fina reverencia y continué mi caminata hacia el coche, que ahora estaba aparcado frente a la puerta.

- Sebastián, quiero que te quedes con esa pintura, y la cuelgues en donde más te plazca. Es toda tuya - declaré en tono tranquilo mientras el hombre guardaba la obra de arte en el maletero del coche. El costo de la misma me importaba un comino, y simplemente se me antojó dejársela a una persona de confianza para mi. Y así, el caballero comenzó a conducir rumbo a mi hogar en Sweet Valley.
avatar
Diana Marie Lobreau



Mensajes Mensajes : 427
Monedas Monedas : 7454

Volver arriba Ir abajo

Re: Gala de beneficencia [Priv.]

Mensaje por Shaka Kandhari el Jue Jul 20, 2017 11:46 pm

Comenzaba a incomodarme de manera creciente aquella joven dama con preguntas muy personales que definitivamente me negué a responder, lo que tuvo como consecuencia que insistiera en mayor medida. Por desgracia, sentía que sería una falta de respeto simplemente pedirle que se vaya, así que desvié la atención a su fascinación por mis libros de poesía. - Y dígame señorita Gautier, ¿cuántos de mis libros ha leído hasta la fecha? - pregunté con tono amable, y su respuesta fue simplemente un "todos", dándome una mirada no muy agradable.

En esos instantes se acercaron Camus y Jeannie, la última quien saludó a la mujer que conversaba conmigo, haciéndole una pregunta que posiblemente hubiese elegido yo mismo como siguiente tópico. Vaya, la dama no respondió nada en absoluto. Eso, sumado a la declaración de mi amigo de cabellera aguamarina, fueron razones válidas para excusarme de dicho contacto. - Me tendrá que disculpar, señorita. Es hora de que parta. Ha sido un placer conocerle - dije en tono sereno, sin siquiera agregar nada más antes de caminar hacia la puerta del establecimiento con los hermanos Rousseau. La mujer intentó conseguir mi número de teléfono, más sin embargo, permanecí en silencio e ignoré dicha petición por mantener mi privacidad intacta.

En el camino noté la presencia de la señorita Lobreau, y le indiqué a mi colega que iría a despedirme de mi ex-alumna como era debido - Camus, adelántate. Me despediré de la señorita Lobreau y les alcanzo cuanto antes -. Sabía que el elegante hombre ya no deseaba pasar ni un segundo más allí dentro, por lo que no le haría esperar aquí por mi. Me acerqué a la dama de cabello azabache y le dije en tono suave y sereno - Dama Lobreau, temo que llegó el momento de despedirnos. Ha sido un placer verle esta noche. Espero que continue triunfando en el mundo de la música, como siempre. Hasta luego -

Con ese tema pendiente finalizado, procedí a salir de la sala de reuniones, caminando con apresuro hacia el coche azul. Estaban allí mis dos acompañantes, y finalmente subimos al vehículo para tomar el camino de vuelta a casa. La joven flor de la luna me preguntó entonces si podía ir conmigo, y con una sonrisa amable respondí - Por supuesto que puedes venir atrás conmigo. Me encanta compartir mi tiempo contigo, pequeña dama -. Luego de que mi amigo abriera el coche, entré por la puerta opuesta a la de la damita albina y me abroché el cinturón de seguridad tras tomar asiento en mi sitio. - La torre Eiffel es preciosa de noche. Te encantará verla iluminada. Parece una enorme estrella en medio de la ciudad - mencioné tras las palabras de la joven Rousseau, con una sonrisa tierna en los labios.

Fuimos conversando todo el camino de una cantidad impresionante de temas. A veces me sorprendía la capacidad que tenía aquella brillante criatura de absorber conocimiento y experiencias con su corta edad. Fue muy divertido el paseo, y cuando la flor finalmente cerró los ojos, sonreí enternecido ante su rostro angelical durante pleno descanso. - Ha sido una larga noche para la damita. Creo que se la ha pasado mejor que nosotros en la gala, estimado amigo - mencioné en tono jocoso a Camus, aunque casi estaba seguro que no pensaba lo mismo que yo.

Finalmente el caballero de traje aparcó frente a mi hogar, y tras una despedida con un apretón de manos, le vi partir hacia su propio hogar, agradecido de haber podido compartir con él y su hermana menor una noche distinta a las habituales. Era siempre un placer acompañarles, sin lugar a dudas.
avatar
Shaka Kandhari



Mensajes Mensajes : 254
Monedas Monedas : 9364

Volver arriba Ir abajo

Re: Gala de beneficencia [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.