Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Unas nuevas puertas se abren

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Unas nuevas puertas se abren

Mensaje por Kane Adachi el Mar Ago 28, 2012 12:39 am

Debería haber cogido el coche, menuda manera de empezar el primer día de escuela -Dijo entrando en el patio del instituto después de haberse recorrido la mayoría de las calles de la ciudad en busca del instituto Sweet Amoris; cierto era que lo de ir paseando le pareció buena idea pero eso de llegar tarde no era lo de él, pues gracias a su trabajo estaba acostumbrado a ser puntual. Una vez pasada las puertas de aquel inmenso instituto por lo que a su alrededor se mostraba decidió adentrarse en el primer camino que encontró en aquellos jardines que estaban en primera plana; caminando distraído y vistosamente perdido, deseando encontrar a alguien que al menos pudiera guiarle como llegar a la puerta del edificio; si eso ocurría ya se encargaría de encontrar quien aceptara enseñarle todo aquello, pues a simple vista era enorme.-

Esto no parece estar mal, algo vacío pero quizás es porque me he demorado demasiado en el camino al ir preguntando.., a lo mejor tienen clase; bueno sea lo que sea creo que seguiré por aquí, espero encontrarme a alguien, al menos hacerlo tarde o temprano -Comentó animadamente hablando solo, mirando cada detalle a su alrededor con su mochila en uno de sus hombros-
avatar
Kane Adachi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 13
Monedas Monedas : 2028

Volver arriba Ir abajo

Re: Unas nuevas puertas se abren

Mensaje por Alba Ramírez el Mar Ago 28, 2012 1:14 am

Corriendo, así había empezado el día. Maldito despertador roto que me había hecho levantarme más tarde de la cuenta. Me había tenido que duchar y vestir a prisa y corriendo, poniéndome lo primero que pillé, unos pantalones negros y una camiseta , combinados con unas zapatillas.
Me colgué mi mochila y salí tan apresurada de casa que ni siquiera desayuné. Comencé a correr por la calle camino hacía el instituto, pero a mitad del camino, me paré en seco y miré mi reloj de muñeca, descubriendo que llegaba veinte minutos tarde y que de nada me valdría correr, ya había perdido la primera clase. De modo que aflojé el paso hasta continuar caminando por la calle esta vez sin ningún tipo de prisa.
Llegué a la gran verja del instituto y, empujándola con dificultad, pasé al patio. Había decidido que no intentaría siquiera entrar en la primera clase, así que sería mejor que no me vieran dentro del instituto, pues podían pensar que había hecho novillos para saltarme aquella clase, que tampoco se alejaba mucho de la realidad, pues nunca me gustó la primera clase del día. Se hacía pesada y se notaba que nadie tenía ganas de estar allí, ni siquiera el profesor, así que, tampoco me apenaba demasiado habérmela perdido.
Decidí que lo mejor sería dar un paseo por el patio hasta que salieran los alumnos al descanso y así poder entrar en la siguiente clase sin que se notara demasiado mi ausencia en las anteriores. Esperaba que el patio se encontraba totalmente vacío, por lo que entré en él sin preocuparme de mirar que no hubiera nadie, dando pequeños saltos con los ojos cerrados mientras silbaba una pequeña melodía, pero el escuchar a alguien hablando, me hizo abrir los ojos y dejar de silbar.
Me encontré con una chico, que supuse que sería un alumno de tercero o cuarto curso, pues aparentaba ser mucho mayor que yo y cargaba una mochila sobre uno de sus hombros, al igual que yo, que supuse estaría llena de libros, como ea normal en una estudiante. Estaba en mitad del patio y hablando solo, aunque no alcancé a escuchar lo que decía.
Su cara no me sonaba y estaba faltando a la primera clase, al igual que yo, así que pensé que aunque no nos conocíamos, estaría ben hablar un rato mientras esperaba a entrar en clase.
Me coloqué la mochila en el hombro y, mientras la sujetaba con una mano, me acerque a aquel chico por detrás, y podé un dedo en su espalda. Perdona, ¿necesitas ayuda? ¿Eres nuevo verdad? Intenté adivinar, mientras daba unos toques con el dedo en su espalda, flojito, pues no quería hacerle daño, mientras rezaba para que no le molestara mi pregunta.


Última edición por Alba Ramírez el Mar Ago 28, 2012 8:00 pm, editado 1 vez
avatar
Alba Ramírez
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 509
Monedas Monedas : 3404

Volver arriba Ir abajo

Re: Unas nuevas puertas se abren

Mensaje por Kane Adachi el Mar Ago 28, 2012 1:36 am

-Seguía caminando mirando a todas partes, cada vez viendo menos camino y el edificio alejarse más- ¿Pero por dónde estoy cogiendo? en vez de verlo todo más cerca me alejo de ello como si.. -ya me había parado totalmente desorientado, pero tan ensimismado estaba con encontrarme a mí mismo por así decirlo que no me percaté de los pasos de la chica, por lo cual la reacción al dar un salto nada más notar que me tocan la espalda era obvia. Giré la cabeza bajando un poco la mirada, viendo a la chica de cabellos largos y rubios que me tocaba tras de mí-

Esto... -llevé una de mis manos a la nuca rascándome ésta sonriendo tontamente sin tardar en asentir-; Así es, debo llamar bastante la atención ¿verdad?, lo cierto es que andaba algo perdido, acabo de llegar.. -Giré mi cuerpo para ver mejor a la chica, esta vez quedando frente a ella-; oye.. ¿serias tan amable de indicarme como llegar al edificio? si no es abusar demasiado claro, supongo que tendrás cosas mejores que hacer. Mm, por cierto, ahora hay una clase a la cual he llegado tarde ¿cierto? -no pude evitar reir ligeramente con la mirada clavada en aquella chica-

Me resulta muy extraño no ver a nadie, creo que vas a ser mi salvación en mi primer día, aunque por la primera clase ya no se puede hacer mucho; ¡pero que educación la mía! -dije en aquel momento, aunque en ningún momento alcé la voz ni me alteré, pues sabía mantener la calma bastante bien y aquel momento no requería perderla tampoco-; me presentaré, mi nombre es Kane.. Kane Adachi, un placer conocerte señorita.. emm.. -miré a los ojos de la chica esperando pacientemente su respuesta, solo deseando que no se negara a decirme su nombre o habría hecho el payaso y aunque no era lo mío debía aprender que no a todo el mundo le gustan las confianzas o son tan abiertos a la hora de hablar con extraños, aunque cierto también era que ella había sido la que me había llamado.-
avatar
Kane Adachi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 13
Monedas Monedas : 2028

Volver arriba Ir abajo

Re: Unas nuevas puertas se abren

Mensaje por Alba Ramírez el Mar Ago 28, 2012 2:04 am

Al tocar la espalda de aquel chico, el pegó un pequeño salto, supuse que del susto, que me hizo sorprender a mi también. Giró su cabeza y me miró desde arriba, obviamente era más alto que yo, y se llevo una mano a la cabeza para asentir a mi pregunta y confirmarme que era nuevo. No, es que no hay mucha gente que llegue tarde al instituto y se quede en el patio. Contesté, sonriendo por el comentario que había hecho mientras veía como se giraba hacia mi. Me preguntó sobre si podía ayudarle y sobre la clase a la cual yo ya había decidido hace rato no asistir. Por supuesto. No tengo nada mejor que hacer, has acertado de pleno, la primera clase empezó hace casi media hora. Eché una mirada a mi reloj, para volver a dirigir mi mirada hacia los ojos de aquel chico. Creo que ya no llegamos. Reí, mientras continuaba mirando a aquel chico que también reía.
Miré a mi alrededor para corroborar que no había nadie más en el patio que se hubiera saltado, queriendo o sin querer,la primera clase del día, mientras aquel chico me comentaba sobre lo extraño que le era no ver a nadie. Iba a contestarle, mientras reía por su último comentario, cuando él mismo me cortó con una frase de exclamación, pero sin alzar lo más mínimo la voz. Era cierto, no nos habíamos presentado. Se presentó diciéndome su nombre y a la espera de que le dijera el mío. Señorita Alba Ramirez, y el placer es todo mío, caballero. Dije riendo, pues me había hecho gracia, no muchos chicos por aquí te llamaban señorita, mientras le miraba a los ojos para encontrarme con su mirada poder ver su ojos verdes.
Es normal que no haya mucha gente, los que no están en clase, no creo que hayan venido y, en tal caso, estarán dentro del instituto, en la biblioteca o algo así. Supuse, mientras echaba una mirada al instituto y después otra a mi reloj. ¿Tienes prisa por entrar en el instituto? Pregunté, volviendo a mirar a aquel chico a los ojos, con cara de duda. Es que si nos ven por los pasillos sin haber ido ha clase podemos meternos en un lío. Expliqué, mientras pensaba que para veinticinco minutos que quedaban de clase no merecía la pena arriesgarse a ganarse un castigo, a no se que tuviera algo importante que hacer.
avatar
Alba Ramírez
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 509
Monedas Monedas : 3404

Volver arriba Ir abajo

Re: Unas nuevas puertas se abren

Mensaje por Kane Adachi el Mar Ago 28, 2012 2:38 am

-Asentí e hice una leve reverencia con la cabeza-, encantado pues de conocerte Alba; gracias por tu ayuda, ¿uhm?, ah sí claro, si nos encuentran vagando por los pasillos seguramente como dices nos metamos en un buen lio; será mejor que nos vayamos a algún lugar seguro no muy concurrido ¿no crees? -sonreí al mirarla, clavando mis ojos verdes en los oscuros de ella-

Bueno entonces.. te sigo, -añadí poniendo bien la mochila en mi hombro, pues se me había descolgado un poco-. Siempre es bueno saber que no suelen saltarse las clases muy a menudo por aquí jajajaj, a excepción de que se haga tarde, claro está -volví a decir al referirme al caso de la joven-. Dime Alba, ¿llevas mucho tiempo en este instituto? -la miré mientras caminaba a su lado sin despistarme de ella, hablando tranquilo y confiado en que ella sabría donde ir-. No, no tengo prisa en absoluto, además la clase está a punto de acabar ya, sería una tontería entrar ahora, no me enteraré de nada y molestaré a quienes si lo hacen -repondí ante su pregunta de entrar en el edificio-.

¿Hay alguna parte del Jardín que merezca la pena verlo y este algo más escondido para que no nos pillen? o quizás.. -miré hacia la puerta parándome y quedándome acto seguido mirándola a ella-. He salido bastante temprano de casa sin desayunar y me muero de hambre, ¿tu has desayunado?, porque si hubiera por aquí cerca alguna cafetería podríamos ir a desayunar y hablar un rato antes de que empiece la próxima clase; supongo que después de todo ya está perdida y no dan por echo que hemos venido ¿no? -Sonreí guiñándole cómplice un ojo-
avatar
Kane Adachi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 13
Monedas Monedas : 2028

Volver arriba Ir abajo

Re: Unas nuevas puertas se abren

Mensaje por Alba Ramírez el Mar Ago 28, 2012 8:24 pm

El chico asintió y me dio las gracias por mi ayuda, para después proponerme dirigirnos a un lugar dónde no hubiera mucha gente. No tienes por qué darlas. y tienes toda la razón, será lo mejor. Reí, mientras comenzaba a caminar por el patio en dirección a la entrada del instituto. Pensaba en un lugar dónde poder ir, aunque no me decidía por ninguno, pues para los mejores había que pasar por los pasillos de casi todo el instituto, con la hora de cambio de clase, demasiado cerca. Podían salir los alumnos de las clases y pillarnos en mitad del pasillo, o peor, pillarnos unos de los profesores que cambian de clase. Aún pensando continuaba caminando por el patio hasta la entrada, Kane, a mi lado, caminaba ajunto a mi mientras me comentaba sobre las clases aquí. Cierto, no es muy común que al saltarse las clases nos quedemos por el instituto, al menos a la vista. Dije, riendo, tanto por su comentario como por el mío.
Pues, llevo desde que comenzó este curso. Voy a primer año. Contesté a su pregunta mientras le miraba a sus ojos verdes, dejando, por unos momentos, de prestar atención a por dónde caminaba, aunque conocía bastante bien aquel patio y no fue ningún problema. Asentí con una sonrisa a su respuesta sobre mi pregunta con respecto a entrar a las clases dada la hora que era, mientra continuaba caminando. Llegamos a la puerta del instituto y paré de caminar en el espacio que había entre la enorme verja de entrada y la puerta hacia el interior del instituto, aún decidíendome por hacia dónde ir.
Me preguntó sobre alguna parte aquí fuera dónde quedarnos, por lo que miré un segundo al patio, pensando un par de sitios dónde podríamos quedarnos, aunque en uno de ellos me había pillado al saltarme una clase, ninguno era una mala opción. Iba a responderle cuando, una frase a medias de él me hizo volver a mirarle y callarme a la espera de saber que iba a decir.
Me explicó que, al igual que yo, había salido temprano de casa y no había podido desayunar, por lo que me propuso que, si había alguna cafetería cerca podríamos ir a desayunar antes de que empezara la próxima clase. Su pregunta me hizo recordar que yo también me había saltado el desayuno, que mi estómago reclamaba ahora que lo había recordado, por lo que me pareció una idea más que genial. Ahora que lo dices, yo tampoco he desayunado nada, y tienes razón, esta está perdida. Reí, meintrás pensaba dónde ir a desayunar. La cafetería del colegio aún estará cerrada,... Dije, mirando unos segundo mi reloj de muñeca, para después dirigir mi mirada a la calle y de nuevo a él. Pero aquí cerca hay una cafetería que no está nada mal. Si quieres podemos ir a coger fuerzas y llegar para cuando sea el descanso para entrar en la siguiente clase. Propuse, sonriendo, mientras me dirigía a la gran verja, a la espera de saber que opinaba él.
avatar
Alba Ramírez
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 509
Monedas Monedas : 3404

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.