Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Royals. 「Private」

Ir abajo

Royals. 「Private」

Mensaje por Junko Enoshima el Mar Sep 15, 2015 6:17 am

En uno de esos restaurantes en los cuales comer te cuesta más de un ojo de la cara y más cuando exiges un servicio más especial del común se prestaba como era lógico para la gente adinerada, sólo unos cuantos podían darse el lujo de vivir la experiencia, podría decirse que ni siquiera aquellos que ahorraban podrían entrar, sería un desperdicio sólo para ir a comer ¿No es así? Pero si eras un joven de 16 años que le encantaba despilfarrar el dinero a diestra y siniestra, cumplir esa clase de caprichos era lo común y a lo que se había acostumbrado. Así que allí, en un sector donde los demás no podrían molestarte, pero quizá si se esforzaban podrían verte como te deleitabas en sus caras, de ser necesario habían cortinas para cerrarse en caso de exigir más privacidad, ¡Claro que era posible! Estaba pagando por ello, además de que el servicio te daba prioridad por sobre todos los demás, como era costumbre el dinero movía al mundo, aún le daba risa pensar en la vez que lanzo una suma importante de billetes al aire y miró a su tío recogerlos. ¡Era divertido! ¡Era un cerdo! Como su asqueroso padrastro, sí, nadie valía nada... Pero no le gustaba quedarse en completa soledad —...Ciel —Casi al punto de soltar una lagrima mencionó su nombre con anhelo.

—Joven... Conde Trancy. —Reitero el camarero. Sí, era un chiquillo al que se refería, pero un chiquillo el cual podría quitarle su casa y todo lo que amaba, así que mejor era tratarlo como si fuera de cristal y no dejar que nada lo perturbara. —Una señorita dice que lo está buscando, su nombre es Reiss Christa, ¿La dejo pasar ya? —Cuestiono luego de que el rubio se lo permitiera, pero su pregunta había sido tan innecesaria y estúpida —Sí, sí, hazla pasar. —La severidad de su orden había sido calmada ante todo, eso se debía quizá al momento de vulnerabilidad que había tenido hace unos instantes que ni se había dado cuenta de que la lagrima ya había caído por su mejilla.

—¡Christa! —Se levantó de su asiento en cuanto la vio acercarse y como todo un caballero fue a acomodar su silla para que pudiera sentarse, no dejo hacerlo al trabajador, definitivamente había sido un gesto muy encantador, pero si conocías a Alois aunque sea un poco sabías que todos esos momentos halagadores podrían destruirse en un segundo para convertirse en un campo de batalla, ¿Debía ser eso algo bueno para la chica? El hecho de que apenas tendría el "placer" de enterarse de qué clase de persona era y en lo que se había metido.
avatar
Junko Enoshima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 560
Monedas Monedas : 829

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Historia Reiss el Mar Sep 15, 2015 5:38 pm

Si alguna vez me había cuestionado mi monótona vida diaria, ahora mismo me retractaba. Había recibido una carta perfectamente escrita y con detalles tan lujosos que tuve que abrirla con mucha delicadeza nada más para leerla. Me habían invitado a una cena y no tenía la menor idea de por qué exactamente a mí de todas las personas del Sweet Valley. Comencé una interrogación mental sobre si debía o no asistir, pero al final acepté aquello, se habían tomado la molestia de escribir tan preciosa carta y más aún el de invitarme a una cena en un restaurante completamente de lujo. Una vez me había dado la vuelta por ese lugar, pero no podía entrar obviamente, los precios eran exorbitantes y yo no poseía los fondos necesarios.

Habían pasado las horas y era el momento de la cena, me había vestido lo más elegante que podía, después de todo, no podía asistir a una cena de esas proporciones sin el atuendo adecuado. Pero aún así, me veía muy simple, no poseía un vestido específicamente para esos actos, por lo cual tuve que trabajar con lo que ya poseía. Un poco nerviosa, fui atendida por el camarero, le pregunté en voz baja acerca del Conde Trancy, quien era el remitente de la carta y este luego de preguntarle a alguien más, me guió hasta donde sería mi cena con aquella persona.

En cuanto noté quién era, mi rostro no pudo más que mostrar una expresión de total sorpresa, era probablemente más joven que yo, o de mi edad incluso, pero estábamos aquí en un restaurante completamente de lujo y además... Él era un conde. O eso pensé pues no había nadie a nuestro alrededor.

-Muchas gracias, Conde Trancy -Dije respetuosa pero agradecida por su gesto tan caballeroso al acomodar la silla para que yo me sentara en ella. Con suavidad posé mi bolso sobre mis piernas una vez sentada, aún estaba nerviosa y aún más por ser reconocida por alguien de tan alta alcurnia- Es un honor para mí el ser invitada por usted en esta noche tan preciosa -Sonreí sincera, pero algo avergonzada, pensaba muy robóticamente lo que decía, no sabía cómo actuar frente a alguien como ese joven. Sería una larga noche en definitiva.
Outfit & Jewelry:



avatar
Historia Reiss
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 1522

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Junko Enoshima el Miér Sep 16, 2015 3:05 am

Al regresar a su asiento se dejo caer, por un momento parecía haber olvidado sus modales. Dirigió su mirada a la chica cuando ésta comenzó a hablar, ¿Un honor? ¿Qué le ocurría? Ella era alguien de la realeza, ¿No es así? Tipo princesa, suponía, no le había prestado mucho interés a los pequeños detalles de quién le había dado tal información, pero eso sí, para pronto se apresuro para conocer a la criatura en cuestión. « Tez blanca, ojos azules; quizá demasiado... ¿Cómo los míos tal vez? y rubia. Muy típico. » Habiendo nacido en Alemania era lo que te esperarías, aunque debía admitir que la descripción también encajaba perfecto con él, pero por lo menos él procedía de Inglaterra. —El honor debe ser mío —Le sonrió, por supuesto, parecía ya traerse algo entre manos y con un chasquido de dedos hizo llamar al mesero.

—Estamos en un restaurante, creo que deberíamos de servirnos algo, adelante. ¡Pide! Va por mi cuenta. ~ —Así de esa manera le dejo la presión de ordenar primero, de verdad sólo había llamado de ya al trabajador para que esperara allí. —Mmh, yo quiero esto —Señaló en el menú cuando fue su turno, había pedido sólo cosas dulces, al diablo con el orden de la comida, podía hacer lo que quisiera. —Así que... Eres de Alemania, ¿Qué haces aquí? —Era curioso que abandonara su país si estaba posesionada tan bien, por supuesto que él no era la persona indicada para cuestionar aquello pero eso no le suponía un problema.

A veces sentía que lo único que estaba captando de la conversación de su compañía era mucho "blah, blah, blah", detalles baratos contados de manera tan dulce que le daba nauseas, sólo cuando creía que mencionaba algo de su interés era cuando saltaba con un comentario novedoso o alguna pregunta que podría resultar bastante incomoda o veamos, algo que quizá no deberías mencionar a alguien que acababas de conocer —A-ah, lo siento, lo siento. Quizá tú quieras saber algo de mí, al menos sé que leíste la carta ya que me has llamado por mi título y apellido. —Y lo más seguro es que ella estuviera más enterada del contenido que el mismo Alois, puesto que le había pedido a alguien más que la escribiera mientras él sólo se dedico a leerla por encima y poner el sello con cera.
avatar
Junko Enoshima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 560
Monedas Monedas : 829

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Historia Reiss el Miér Sep 16, 2015 4:09 am

Me sorprendí por el haberme dejado pedir primero, así que, sintiéndome bastante nerviosa, miré la carta que me mostraba el mesero, luego de ojear mucho decidí pedir algo sencillo. O al menos eso pensaba pues al señalarlo en la carta, casi lo único que podía entender es que era Sushi con algunos ingredientes que no reconocía. Y era prácticamente el platillo que singularmente sólo lograba reconocer. Los demás poseían precios que jamás podría pagar en toda mi vida, además que ni sabía qué tenían. Pedí un coctel como bebida, nada muy costoso ni extravagante pero que al menos pensaba y creía que combinaría con el sushi.

-U-umm... -Titubeé un poco por la pregunta pero al final asentí- Si, soy de Alemania. Me mudé por una petición de mis padres para seguir mis estudios acá y finalmente asistir a la universidad que escogiera -Expliqué con calma, sintiéndome quizás un poco cohibida, podría tener probablemente mi edad o hasta menos, pero producía un aura que no auguraba nada bueno- Es difícil separarte de tu país natal, pero a veces los cambios son buenos.

En definitiva era un ambiente algo tenso, o al menos de mi parte, me mantenía al margen a menos que él preguntara algo. No le conocía en absoluto, pero parecía conocer todo sobre mi. Yo no conocía nada sobre ese chico más que su apellido justo como él lo había mencionado.

-Si me permite la pregunta, ¿Cuál es su nombre? -Pregunté con calma, mirándole a sus ojos, al menos eso sería un inicio para conocer a aquél joven Conde que misteriosamente me había invitado a cenar esta noche. Se me ocurrió una idea por comenzar una conversación, pero rogaba que funcionara aquél plan-Por lo que pude notar, le gustan los dulces, ¿Alguno favorito? -Incliné un poco mi cabeza al preguntar, sonriendo ligeramente, esperando no preguntar algo muy personal o que le hiciera molestar.
avatar
Historia Reiss
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 1522

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Junko Enoshima el Miér Sep 16, 2015 5:09 am

—¡¿Universidad?! ¡Wöah! ¿Es privada o pública? —Sus ojos parecían estar brillando, se había interesado puesto él nunca había a escuelas, se encargo de que una parte de su educación fuera en casa, ¿Qué sería de él si no supiera leer y escribir, no? Pues probablemente seguiría en la misma posición que ahora, no es como que llegará allí por esa clase de habilidades, de esas que el mundo podía alardear con orgullo, no, lo suyo era engañar al prójimo para después desprenderlo de todo aquello que él considerara de valor para sí, algo egoísta, pero los demás niños que se encontraban en su situación no lo habían logrado « Probablemente estarían, ¿...Muertos? » Una pequeña risa fuera de lugar se escuchó, era con su propia mente con la que se divertía esta vez pero quizá la chica creería que se estaba burlando, fascinantes eran los malentendidos. —¿Por qué alguien como tú preferiría una escuela a la que asiste un montón de gente desconocida? ¿No podrían asesinarte?... Sé que no es ta importante como en el pasado, pero tener poder siempre atraerá gente indeseada con mayor facilidad —Como él, por ejemplo.

Su primer punto de discordia se dio ante su idea de que separarse de tal lugar era difícil, para la persona que había prendido en llamas todo eso no presentaba un reto o una razón para sentirse triste. —Mi nombre es Alois, ¿Tú eres Reiss, no? Está bien, hay que hablarnos por nuestros nombres, así será más sencillo, aunque sería divertido estarle diciendo princesa. —Las formalidades podían estar de más si los dos eran importantes y aunque no se había fijado hasta hace unos momentos que había venido vestida apropiada y la chica no era fea, pero eso a Alois no le despertaban las hormonas, aún a su corta edad había pasado tantas cosas que en ese aspecto quizá el que tuviera más experiencia fuera el adolescente.

—Mmh, sí, me gustan —Para pronto iba a responder dos meseros traían en charolas los aperitivos de ambos, el de Alois lucía como un pastel de chocolate, se presumía que su sabor era algo amargo y la bebida parecía ser también de algún sabor dulce, sin mencionar que tenía una pequeña cantidad de alcohol. —No creo tener uno en especial... —¿Qué podría ser? De hecho, ¿Tenía algo especial en el mundo terrenal? Como un rayo el nombre de Ciel volvió a su cabeza, desearía que éste le quisiera, eso lo sacaba de sus casillas un poco. La mueca de fastidió se hizo notar, ¡Una vez más sus pensamientos interferían con su velada! —¿Y qué me dices de ti? ¿Qué es eso que pediste? Se ve asqueroso. —El restaurante era gourmet, era de esperarse que algunos platillos fueran como obras de arte, difíciles de entender.
avatar
Junko Enoshima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 560
Monedas Monedas : 829

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Historia Reiss el Miér Sep 16, 2015 11:07 pm

En definitiva aquél chico era un misterio, bastante excéntrico y extraño. Me enviaba escalofríos por mi espalda ante sus palabras tan directas pero al mismo tiempo cordiales. Era como si intentaba darme a entender algo pero mi cerebro no lo procesaba del todo. Ante su forma tan exaltada de reaccionar acerca de mis futuros estudios, no pude más que sonreír un poco, cálida como era mi costumbre.

-Privada, quería intentar la beca, pero no la logré -Sonreí algo tímida por lo último, si bien había estudiado para eso, otro alumno la ganó. En un principio aquella noticia me había tomado con la guardia baja y no pude evitar sentirme mal por no obtener la beca, pero al final pude reponerme como siempre he hecho. Me sorprendió su pregunta, ¿Asesinarme? ¿A mí?- ¿Alguien como yo? -Pregunté esta vez algo cautelosa con mis palabras- No me considero alguien con poder, si eso es a lo que te refieres. Así que supongo que nadie con motivos ocultos tendría razón alguna para querer acercarse a mí.

Expliqué quizás muy fría y mecánica, a veces mi personalidad tomaba ese giro, confundiéndome así con una especie de líder por mis palabras. Pero yo nunca me consideraría alguien así. De nuevo me sacó de mis pensamientos la voz del chico ante mí, parecía como si me mirara en un espejo que refleja todo lo contrario. El género y la personalidad completamente diferentes, pero la apariencia era la misma al fin y al cabo. No logré responder sino hasta que llegaron los platos a la mesa, me mantuve algo distante solo para escucharle atenta y así saber qué debía responder exactamente.

-No sé si merezca ser llamada una princesa, pero es un gran halago de su parte -Sonreí sincera mientras con delicadeza tomaba aquella copa con el cóctel- Mi nombre no es exactamente Reiss o Christa, como te escuché llamarme antes, me llamo Historia Reiss. Pero como todos me llaman Christa, supongo que es fácil confundirse -Expliqué con calma mientras bebía un sorbo de la bebida, que como sabía, tenía un suave grado de alcohol- No estoy segura de qué es lo que pedí, no reconocí muchos de los ingredientes en el menú, pero al leer "Sushi" recordé que me gustó cuando la probé en un restaurante de comida asiática con unos amigos -Me decidí por probar un poco de la comida, tomando uno de los rollos con los palillos chinos que venían incluidos. Di una pequeña mordida y sonreí finalmente, volviendo mi mirada al conde de esa manera- No es asqueroso la verdad, debería probarlo. Aunque, su postre se ve mucho más agradable.

Mantuve mi sonrisa mientras volvía a darle un mordisco a la comida, calmada y algo mecánica de cierta forma. Intentaba ser elegante o formal, pero quizás a los ojos de aquél joven, fallaba totalmente.
avatar
Historia Reiss
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 1522

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Junko Enoshima el Jue Sep 17, 2015 11:02 am

Su expresión actual era desconcierto,¿Qué más si no? Su invitada parecía no estar entendiendo en la posición en la que ella se encontraba, decía que: "No se consideraba alguien con poder y que ser llamada princesa seria considerado un halago", ¿No debía de parecerle esa clase de cosas normales? —Hmm, en ese caso déjame eximirme de mi error y preguntar; ¿Deseas que te llame "Historia"? —Aún con lo atento que escuchaba en lugar de estarle mirando a los ojos se ocupaba de darle pequeñas puñaladas a lo que era su platillo, ¿Eso podría ser considerado "jugar con la comida"? Es divertido, no recordaba ningún momento en el que alguien le hiciera un comentario como esos, pero sí que había escuchado y observado el comportamiento en otros.

Al parecer su comentario había sido tolerado, él ni siquiera sabía ya si estaba siendo atento o grosero con ella, la poca acción que había en el lugar le estaba hartando y eso que ni siquiera habían comenzado aún. También el factor de que su apetito no fuera grande en esos momentos no ayudaba demasiado, pero al pensar que iba a reunirse con alguien importante asumió que un sitio de ese tipo era la mejor opción, pero al parecer a la chica no parecía importarle, la forma en la que se expresaba parecía también muy diferente a lo que se espera de una persona que nace con esos privilegios. —Estoy bien con esto, así que no —Por supuesto que no querría probar su platillo, para eso hubiera pedido el mismo. Se limito por el momento a darle un bocado al postre, nada mal debía admitir, por lo menos sí parecía valer la pena el servicio que había pagado, quizá debería de explotarlo un poco más y allí fue cuando despreocupadamente uso el tenedor como si de un "tira-lilas" se tratará para lanzar parte de su pastel a algún cliente de la parte de abajo, cuando la supuesta víctima se puso a buscar al culpable fue cuando Alois en vez de ocultarse siguió como si nada en su lugar, mirándolo fijamente con una sonrisa. —Tú también debes estar cansada de ver a los demás, ¿No? —Y así fue sin que le diera respuesta que llamó para que cerraran las cortinas —¡Así está mejor!

Si tenían privacidad antes, pues ahora parecía haber llegado a otro nivel y para una joven quedarse a solas con un desconocido debía ser lo peor, al menos podía pensar que era un crío y podría manejarlo. —¿Y bien? ¿No estás interesada en mí? ¿O es que Alemania no quiere tener nada que ver con Inglaterra? —Se mofó ante el comentario, no era como si esos dos fueran súper amigos y tampoco era como que esa cena cambiaría algo. De todas formas acorto la distancia entre ellos, acercando su silla un poco más a ella —Debo resaltar además que luces muy linda. —Aquellas últimas palabras no sólo parecían coquetas, lo eran y como era sabido, no fue porque le gustará, solamente quería divertirse y si la vida de la chica era tan típica, quizá esa era la manera en que comunicaba más eficientemente las cosas importantes.
avatar
Junko Enoshima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 560
Monedas Monedas : 829

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Historia Reiss el Vie Sep 18, 2015 6:19 pm

-No me molesta en absoluto que me llames Historia, en realidad, pocas personas lo hacen -Sonreí con calma mientras me explicaba. Observé sus acciones con la comida, completamente curiosa por esas puñaladas al pobre pastel, mientras daba pequeños bocados a la mía. No sabía si eran los nervios pero sentía una cierta presión que no me dejaba comer- Así que... ¿Cómo le puedo llamar yo? ¿Conde Trancy? O quizás, ¿Sólo Alois? Tiene un lindo nombre -Sonreí sincera, esperando no ser demasiado irrespetuosa. Se me estaba dificultando un poco todo esto, era difícil el saber qué decir o actuar.

Me tomó por sorpresa lo que hizo con su postre, se lo había lanzado a un cliente y ni se había tomado al menos la decencia de esconderse, simplemente cerró las cortinas alegando estar cansado de los demás. Eso no lo podía permitir, podía tolerar muchas cosas, pero las injusticias eran otro tema. No dije nada ante su pregunta, solamente le observé mientras dejaba de comer. Al escuchar aquella mofa sobre nuestros posibles países de nacimiento, posibles pues realmente no sabía de dónde provenía él por lo cual este descubrimiento era nuevo para mí, solo pude negar lentamente.

-No es que no lo esté, es solamente que no sabía qué preguntar con exactitud -Me expliqué con calma mientras miraba que se acercaba más a mí, aquél cumplido sin poder evitarlo me hizo sentir avergonzada- Muchas gracias -Murmuré por lo bajo para luego intentar recuperar mi compostura, debía hacerle saber que estuvo mal lo que hizo con aquél cliente- ¿Por qué le lanzó su pastel a aquella persona? Es un poco rudo de su parte, no por no ser alguien de su alcurnia debería tratarle así -Sonaba como un regaño, pero mi mirada era paciente, mis ojos se centraban en los otros azules.

Era como una especie de guerra de miradas, a ver quien la podía sostener más sin perder, pero realmente esa no era mi intención. Solamente quería hacerle notar que aquello que hizo no fue nada agradable y me había dejado una impresión totalmente distinta de él.

-Es usted alguien bastante peculiar, ¿Quisiera contarme sobre Inglaterra? ¿Por qué dejó su país natal? -Quise cambiar el tema, desviando finalmente mi mirada a otro punto de nuestro pequeño lugar para cenar- ¿Qué exactamente le hizo venir a Francia? -Pregunté quizás muy directa, sin dirigirle la mirada pues sentía algo de vergüenza por aquella pregunta tan irrespetuosa de mi parte.
avatar
Historia Reiss
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 1522

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Junko Enoshima el Sáb Sep 19, 2015 10:47 am

—¡¿Lindo?! —Una risa que lentamente fue convirtiéndose en una carcajada fue su primera respuesta hacía aquél comentario tan inocente, pero claro, ¿Cómo podría ella saberlo? Muy apenas parecía saber dónde estaba, menos sabría algo que no le cuenta a los demás —Ah, ahh. ~ Sí, tienes razón, es "lindo" mi nombre... —Dijo como pudo mientras intentaba calmar su risa, incluso casi sentía que iba a llorar por tal comedía involuntaria. —Mi "muy querido padre" fue el encargado de ponerme ese nombre, que en paz descanse donde sea que se encuentre. Estoy seguro de que a él le encantaría tanto como a mí que así me llamases, Historia —El tono lastimero parecía muy sobre actuado, pero la expresión de tristeza que había puesto podría ayudar si no fuera porque el cambio de actitud había sido ridículamente rápido.

La sonrisa de satisfacción y su mirada de astucia fueron síntomas de su gratificación al ver que ella parecía haberse avergonzado por sus palabras, "¡Qué linda!" o esa sería la reacción normal que tendría alguien que estuviera en una cita de verdad, supondría. No fue sino hasta que menciono esas palabras, parecían un regaño y el los odiaba —¿Un poco rudo? —Había levantado su ceja y la expresión actual era de desentendimiento, ¿Qué era exactamente lo que estaba mal? Lo hizo porque pudo hacerlo y eso era todo, la culpa era del otro por no estar a su nivel como para reclamarle, ¡Oh! Pero se suponía que la chica que tenía frente suyo sí lo estaba —¿Es acaso un conocido tuyo? —Tuvo curiosidad en verdad, porque de no ser afirmativa la respuesta no tendría por qué disculparse, de hecho, aún de serlo tampoco le veía el punto pero quizá lo haría con tal de hacer algún otro movimiento en la velada.

Finalmente ella había cedido, definitivamente sus personalidades contrastaban demasiado de lo diferentes que eran. —Llueve mucho, los edificios son bastante viejos y aún existe algo tan ridículo como nosotros los Condes y los reyes. Realmente no hay mucho que contar. —Tomo su bebida de la mesa, la contemplo un rato para luego darle un trago, como de esas escenas en las películas que cuando les preguntan algo importante el protagonista bebe un trago rápido en forma de prepararse para contestar o hacer tal cosa. —Es verdad que Francia e Inglaterra no tienen una relación que puedas considerar buena, pero tampoco la hay entre Francia y Alemania, ¿No es así? Pero tú me has comentado que la escuela, bueno, digamos que yo buscaba a alguien... ¡Y lo encontré! —Parecía feliz con su último comentario, pero claro que su historia tenía tantas lagunas, en sí no te contaba nada y quedabas con más dudas que respuestas.
avatar
Junko Enoshima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 560
Monedas Monedas : 829

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Historia Reiss el Mar Oct 20, 2015 8:57 pm

-No, no lo conozco -Comencé de nueva cuenta a hablar, mirándole a sus ojos con cierta seriedad- Pero eso no significa que deba hacerle esa clase de cosas a quienes no conozco, es bastante irrespetuoso, no importa con quien sea -Me expliqué con calma, intentando relajar un poco mi postura firme, mirando a otro lado con cierta incomodidad. Suponía que así se trataban los de la realeza, pero era un poco cruel, sólo por ser de diferentes estatus sociales.

Me quedé en silencio por un rato, preferiblemente era mejor callar que seguir metiendo la pata más a fondo. Pero con sus siguientes palabras, me quedé helada en mi lugar. ¿Nosotros?, ¿Reyes? Suponía que se refería a mí con eso ya que también mencionó Condes. Me quedé completamente estupefacta, mi rostro demostraba claramente cómo me encontraba en ese momento.

-Disculpa, pero... aunque me alegra mucho que hayas encontrado a quien buscabas acá -Comencé, tanteando un poco el terreno para la siguiente pregunta que haría-  No pude evitar escuchar que me has llamado reina... ¿O me equivoco? -Le miré a sus ojos, algo preocupada de su respuesta. ¿Quién podría creer que yo sería alguien de la realeza? Mis padre es un simple empresario y mi madre una ama de casa.

Pero de momento no podía decir nada de eso, primero debía asegurarse de que no había imaginado lo que dijo el otro, para luego explicar la situación, esperando que no se enojara. Seguramente se equivocó de persona, citando a alguien que se llamaría igual a mí. Aunque hay pocas personas que se llamen Historia, a mi parecer. Incluso si era así, esperaba que ssolo fuese un extraño malentendido.
avatar
Historia Reiss
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 1522

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Junko Enoshima el Jue Dic 03, 2015 2:29 pm

Era irrespetuoso tratar mal a alguien a quien no conoces, fue lo que ella dijo, y por supuesto que tenía toda la razón del mundo, pero al rubio eso le iba a importar un carajo. ¿Qué tenía de divertido ser bueno con los demás? ¿En qué parte te beneficia eso? Es más, ¿qué era exactamente ser una persona correcta? La mujer hablaba de moralidad y no podía distinguir si era una acción normal o de verdad se le podría considerar alguien recto que va por el buen camino, pero una cosa era segura, su discurso era molesto. Por un momento le iba a decir que callara su boca. —Hmm... —Dijo aburrido, en cambio, fue una suerte que por su propia cuenta supiera que terminar con el tema era la mejor decisión que podía tomar.

El silencio incomodo iba a ser de las suyas, normalmente no lo permitiría, el Conde estaba lleno de temas tanto políticos como de lo más infantiles, lo que destacaba es que en general todos solían llevar de alguna u otra manera a sus verdaderas intensiones. Pero ¡¿y esto?! ¿Qué cosas estaba preguntando? Patrañas, una tras otra no daba un pie al descanso, iniciando desde sus patéticos valores y vida cotidiana hasta culminar en una cuestión que no tenía perdón. —¿Ah? ¿Eh? ¿...Qué me dices? —su amplia sonrisa no hacía juego con sus ojos completamente abiertos, mientras que por otro lado las facciones llenas de preocupación de la chica no estaban sirviendo para apaciguarle. —¡Pero por supuesto! Después de todo, eso es lo normal al ser una, ¿no es así? —El tono autoritario con el que lo dijo daba a entender que no esperaba una respuesta abierta, si no una confirmación sin rodeos. —Aunque yo me referiría a usted como una princesa, claro que... Si me dice ya se siente con aquél otro título, entonces podemos manejarlo de esa manera.

Le dio un par de vueltas al asunto pero no había fallas, sin dudas era ella quien le habían confirmado que era de la realeza. Incluso hizo aquél último comentario para aliviar un poco su situación, acompañándolo de un guiño. Desgraciadamente eso parecía haberlo hecho entrar más en pánico que calmarla. Su "gemela" bien por la poca instancia que había compartido con el menor ya debería haber captado que éste era un poco inestable, si quería salir de esa en una escena más amena en la que no hubiesen tantos heridos debía tener una estrategia. —¿Por qué te has quedado tan callada? ¿Al final la comida sí fue desagradable? —Preguntó, aún con esa expresión de felicidad forzada —¿...O acaso recordaste algo interesante que querías contarme? —Como si el caballerismo jamás hubiese existido (que realmente no lo hizo), realizo su pregunta de manera tajante.
avatar
Junko Enoshima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 560
Monedas Monedas : 829

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Historia Reiss el Lun Dic 14, 2015 3:20 am

Su reacción me hizo tensar inevitablemente, como si hubiera metido la pata completamente hasta el fondo y ya no hubiera más remedio que huir. Pero, incluso si la situación ameritaba evadir todo eso e irme, no lo haría, o al menos no hasta aclarar un tema. Negué lentamente y dejé de comer, ciertamente todo se me había hecho un poco desagradable por el mal rato que comenzaba a pasar. Y no era culpa de él, era culpa mía quizás. Tan solo quizás. Y todo por ser completamente sincera. Por decir tantas tonterías juntas que habían comenzado a molestar a aquél joven que cada vez que lo veía no podía evitar que me recordara a mí misma. Aún así, esa coincidencia sólo era en el físico. Nuestras personalidades, por muy triste que sonara, jamás encajarían luego de esta cena.

-Creo que perdí el apetito -Me disculpé internamente con el chef, ciertamente la comida era deliciosa pero no me encontraba cómoda para comer. Mucho menos de escuchar lo que había dicho aquél rubio sobre mí- No es como si hubiera recordado algo, pero quizás debo aclararte un asunto, Conde Trancy -Lentamente acaricié mis labios con una servilleta, alejando ésta pude notar que mi labial había perdido su intensidad. Bajé la mirada, ciertamente preocupada de las palabras que diría y de la muy probable reacción que él tendría- Reina... ¿Quién le ha dicho eso? Soy sólo una joven que viajó sola desde Alemania, mi familia jamás ha estado ligada a la realeza.

Me expliqué, irguiéndome un poco ante él para mirarle directamente a sus ojos. Probablemente mi ceño se encontraba fruncido de manera que mostraba preocupación. Casi todo mi rostro reflejaba un "Lo siento mucho" por la nueva información que le revelaba al joven Conde.

-Creo que me han confundido, aunque dudo que muchas otras jóvenes o reinas tengan mi nombre... O apellido -Murmuré bajo lo último, para luego dar un suspiro lleno de vergüenza, si antes habíamos pasado por un momento incómodo, no quería ni pensar cómo se podría explicar la sensación de este momento. Quizás humillada, pero no era para tanto en realidad. Sólo era un gran malentendido.
avatar
Historia Reiss
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 1522

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Junko Enoshima el Lun Dic 21, 2015 5:05 am

Se puso atento a las palabras de la chica, abriendo sus ojos por completo con la mirada fija en el momento en que dijo que quería aclararle algo. ¿Qué sería esta vez? Juraba que no había hecho ahora nada “socialmente inaceptable, moralmente cuestionable, tener una actitud reprochable”, no, él no había hecho nada malo… al menos eso era lo que creía en su retorcida inocencia, ya que vamos, el hecho de no ser virgen y haber asesinado a su agresor no eran signos de haber dejado de serlo, ¿no? Puede ser un concepto muy vago que dependiendo la persona cambia. —¡Ves como sí tenías algo que contar! —Mencionó con su voz animada, tal cual había estado intentando llevar toda la velada.

Había dicho lo que no podía ser aceptable, ¿era una broma? ¡¿Acaso el idiota que tenía contratado no hizo bien su trabajo?! Maldita sea, haber traído a una pordiosera a un lugar como aquél y de gratis. —Ah… —Asintió con total tranquilidad a la afirmación ajena como si todo estuviese de maravilla, bastante extraño, como si de verdad fuera a dejar pasar la oportunidad de estallar en cólera. Probablemente aún lo estaba asimilando, que la expresión que mostraba seguía siendo la misma, incluso divago en fijarse cómo tenía arreglada la ceja la contraría al fruncir el ceño de tal manera.

Sus murmullos ya no fueron procesados en el cerebro del rubio, estaba desconectado por un rato y eso era bueno, ya que lo más seguro era que aquellas palabras en tono tan bajo le sacarán más deprisa de su aparente calma. Fue entonces que el mesero venía para ver si algo más se les ofrecía, no le había llamado, era simple atención que como era lógico se relucían más debido a la cantidad que estaba pagando el Conde. El menor tomó la oportunidad de que se encontraba por allí ofreciendo sus servicios, como era normal, el trabajador acudió y en un pestañeo que aquél se acercó demasiado al rostro del otro para escuchar ya que al parecer quería decirle algo en “secreto”, fue allí cuando clavó un tenedor sobre la mano que había posado en la mesa. Al ser natural, el mesero gritó de dolor y el chico comenzó a reírse de su miseria. Eso no se iba a quedar así, ya que el otro parecía estar dispuesto a renunciar a su trabajo al tomarlo de la ropa y levantarlo, bien parecía que Alois estaba a punto de recibir un puñetazo en su angelical rostro.
avatar
Junko Enoshima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 560
Monedas Monedas : 829

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Historia Reiss el Lun Dic 21, 2015 12:34 pm

Cuando noté que ya no me escuchaba y más bien me ignoraba, preferí callar totalmente. Por un momento un escalofrío recorrió toda mi espina dorsal, tensando así mi erguida posición, algo me decía que había un problema en el joven Conde. Probablemente lo había ofendido con su presencia, pero no era mi culpa, después de todo, fue culpa de quien le haya dado falsa información sobre que yo era una reina. Observé cómo el mesero se acercaba por mera atención por ser llamado, negué por instinto a sus preguntas sobre si deseábamos algo más, pero no pronuncié sonido alguno por lo cual pasé totalmente desapercibida ante la mirada de los demás. El trabajador fue entonces llamado por el joven Conde y fue entonces cuando todo se volvió lento.

Un tenedor fue insertado en la mano del mesero, escuché el grito de dolor pero me mantuve impasible ante aquello, me preocupó más el hecho de quién fue el causante. Era Alois quien le había hecho eso al pobre hombre, quien no dudó ni por un segundo tomar venganza. Noté las intenciones y me exalté por inercia, no era como si quisiera defender a mi equivocado acompañante de aquella noche, pero quizás podía remendar el error de no ser la indicada esa noche. Incluso cuando no poseía carga de consciencia sobre el malentendido.

-¡No! -Rápidamente logré posarme atrás del hombre quien me sacaba una o dos cabezas en altura, de por sí ya era muy baja y ese tipo me hacía sentir aún más pequeña- ¡Deténgase! -Exclamé mientras posaba mis manos sobre el brazo que estaba dispuesto a golpear aquél rostro que se parecía tanto al mío propio. Mis fuerzas no eran muchas, pero aún así no dejaría que le golpearan, prefería que todo se resolviera con calma, pero obviamente el atentado violento del más joven no pasaría desapercibido.

Mi suave voz siendo usada como una exclamación llamó la atención de otros trabajadores del lugar quienes se acercaron a la escena donde probablemente saldría peor aquél mesero. Dichos trabajadores fueron quienes apartaron al mesero entre forcejeos para que no golpeara al joven Conde. Yo por mi parte también tuve que tomar distancia, podía ser golpeada y eso pondría en una peor situación a aquél mesero. Miré desde mi posición a Alois y en ese momento no supe qué pensar, había defendido a quien había comenzado todo aquello.
avatar
Historia Reiss
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 1522

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Junko Enoshima el Mar Dic 22, 2015 5:11 am

El impacto que esperaba recibir en su mejilla nunca llegó, inesperadamente fue su misma acompañante quien había tenido la atención de salvarle el pellejo. Él por su parte ni siquiera había pensado en defenderse, sólo estaba colgando, creía que hacer que despidieran al mesero por su agresión sería una manera muy buena de compensar la pérdida de tiempo que le había hecho pasar su propio empleado, que por cierto, le iba a comentar más temprano que tarde que era hora de que fuera haciendo su renuncia y empacando sus maletas. ¡Maravilloso! ¡Era un doble despido!

No fue hasta que acudió más gente del personal al escuchar el ruido que estaba ocurriendo detrás de la cortina, vale, que los demás no sabían qué había pasado y sólo veían como el culpable al sujeto preparado para una pelea. —Suéltame, me he aburrido… —Dijo mirando hacía otro lado, justo donde estaba la chica, su acompañante, a la cual sonrío como si le hubiese declarado su cómplice en ese instante. El sujeto no tuvo más remedio que cumplir sus demandas y soltarlo, no era como que tuviera una opción o eso quisiera, le estaban obligado los demás, el saber qué pasaría con él era otro asunto… Pronto se acercaría una persona con un rango más alto a preguntar si se encontraba bien, que eso no iba a volver a pasar, que le ofrecerían otras cosas de manera gratis y blah, blah, blah, para aliviar todo y librarse de una mala fama. No quería quedarse a lidiar con ello.

Ya una vez que todos los demás se fueron, volviendo a quedar ellos “solos”, pues el tiempo de escape estaba corriendo. Sólo dejó un cheque por los pequeños daños, la comida y el servicio sobre la mesa, no porque sintiera que dar una compensación por haberle clavado el tenedor al chico fuera necesaria, simplemente que uno de sus mayordomos le había dicho que algún día podría meterse en problemas graves por ello y sabiendo que todo podía solucionarse con dinero, pues qué más daba dejarle algo, ¡que hasta tenía su propina! —No te preocupes por ello… —Dijo apaciguado, para cambiar de manera súbita —Impostora. —Y sin más, tomó uno de los rollos que parecían sushi del plato de la rubia y se lo embarro en parte de la piel descubierta y vestido, seguido paso a retirarse como si aquello hubiera sido su manera cordial de dar una despedida.
avatar
Junko Enoshima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 560
Monedas Monedas : 829

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Historia Reiss el Mar Dic 22, 2015 9:55 pm

Una vez aquél inconveniente había terminado, sentí su azulada mirada que intentaba expresar el hecho de que ahora yo estaba involucrada en todo eso. Sentí como un dolor de cabeza punzante crecía lentamente, mi vista no se apartaba de la del contrario, mi expresión no demostraba aquél dolor interno que sufría en ese momento. Me mantenía completamente impasible, incluso hasta que se acercó a mí cuando estábamos solos una vez más. Más sin embargo no duraría mucho esa soledad, ya era tiempo de darle un final a aquella incómoda velada. Al escuchar su voz más suave, sentí una pequeña sensación de alivio, que no duró mucho puesto que la siguiente palabra caló muy fuerte en mi interior. Como si tuvieran veneno, quemó mi interior aquella simple palabra. Incluso cuando era totalmente inocente, él la trataba como si fuera la que ideó aquél plan.

Pero lo siguiente fue la gota que rebalsó el vaso, había tomado la comida y se la había embarrado encima. Mi cuerpo se había mantenía completamente estático en su lugar, no me movía para nada y por primera vez en mucho tiempo, sentí la ira consumirme. No dije nada, solamente me quedé con una expresión totalmente neutral, observando cómo se iba. Al estar sola, tomé unas servilletas para limpiarme lo más que pudiera. Mi mirada se posó en el suelo, no podía llorar, no debía mostrar debilidad.

Una vez acabé con todo, tomé mis cosas y salí, dando una sonrisa lo más cordial que podía a los trabajadores del lugar, agradeciendo su trabajo sin decir ni una sola palabra. Ellos no tenían la culpa de nada de lo ocurrido. Era él quien causó todo ese revuelo. Él era el que había encendido una llama extraña en el interior de mi ser. Una llama de odio, que por primera vez en mucho tiempo sentía. No le di más vueltas al asunto, al menos esperaba que todo acabara y que no le volviera a ver jamás. Porque de lo contrario, seguramente pasaría un mal rato otra vez.
avatar
Historia Reiss
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 1522

Volver arriba Ir abajo

Re: Royals. 「Private」

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.