Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Ir abajo

Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Joshua Summers el Jue Ago 06, 2015 9:20 pm

Después de un par de semanas caóticas en el instituto Sweet Amoris, gracias a los cuatro exámenes finales que tuve que preparar para el fin de año escolar, las vacaciones finalmente empezaban este verano. Era una época muy esperada por los profesores de toda Francia, pues significaba la llegada del merecido descanso después de trabajar casi sin descanso por aproximadamente nueve meses seguidos. Yo siempre lo interpreté como el momento en que podía tener un tiempo para mí mismo, especialmente por la dificultad de viajar lejos de mi hogar, considerando que mi esposa siempre estaba ocupada en su trabajo, uno que incluso era más exigente que el mío. No me gustaba viajar fuera de la ciudad sin Riza, pues no solo tendría que ir solo a mi destino, sino que se quedaría sola en casa por el tiempo de mi ausencia. No era justo para ninguno de los dos una situación así…

Así que tomé el hábito de pasar las vacaciones en la ciudad, utilizando mi tiempo libre para explorar nuevos lugares cercanos, realizar turismo culinario, aprender un poco de la historia local, pasar más tiempo con Black Hayate, quien ahora era un perro adulto… Incluía a mi esposa en muchas de estas aventuras cuando podían ser realizadas por la noche, pero la última que descubrí por desgracia no la podría compartir con ella por ser exclusiva del horario de la tarde. Hace poco descubrí un restaurante a la orilla de la playa, en el cual servían el pescado en salsa de camarones “más famoso de todo Sweet Valley”, en palabras de un compañero de trabajo. Aprovechando la ocasión, y después de investigar un poco el menú del lugar, decidí invitar a mi amigo Adam a almorzar en este nuevo sitio, y gustoso el castaño aceptó la comida.

Adam y yo nos hicimos amigos hace poco más de un año, cuando casualmente un día lo encontré con un par de cachorros en el patio del instituto. Gracias al buen hombre, mi esposa y yo terminamos adoptando a Black Hayate como nuestro hijo/perro, y continué manteniendo contacto con el famoso jardinero del Sweet Amoris desde entonces. Hace algunas semanas que no le veía, más que nada por los asuntos de trabajo pendientes, pero siempre era agradable tener una conversación amena con él. Así que ese medio día, lo cité en el restaurante a la orilla de la playa para almorzar juntos y conversar un poco sobre cualquier tema.

Había llegado un poco temprano a nuestro lugar de encuentro, y ahora estaba sentado en una de las mesas más cercanas a la ventana que tenía una preciosa vista hacia el mar. El olor tan peculiar del agua salada traía a mi mente recuerdos hermosos de mis paseos a la playa con mi reina bella, aunque por desgracia siempre hacía acto de presencia algún idiota que le faltara el respeto a mi querida Riza. Era común que atrajera las miradas por sus perfectas proporciones, más sin embargo, no era excusa alguna para que le dejaran de tratar como una dama…

Entonces llegó mi amigo Adam y me sacó de mis pensamientos con un saludo alegre mientras movía su mano de manera amigable. – Buenas tardes, amigo mío. Justo me atrapaste en los recovecos de mi mente – le saludé con una sonrisa amable mientras el joven hombre tomaba asiento. – ¿Te fue complicado encontrar este lugar?. Está un poco escondido, pero tiene acceso en coche y su propio aparcamiento, cosa que se agradece mucho – afirmé mientras le preguntaba sobre su experiencia hasta llegar a este restaurante.

Después de una pequeña pausa, en la cual tomé un poco del agua fría que colocaron en la mesa, observé a mi amigo de nuevo y le dije tranquilo – ¿Cómo te ha ido en estas últimas semanas?. Para mi han sido bastante complicadas, considerando toda la cantidad de trabajo que he tenido que realizar como subdirector para el término del año escolar, y sumado a eso los exámenes finales para los alumnos de mi materia de física… Te podrás imaginar el estrés al que estuve sujeto… –. Lo último fue dicho con tono bromista y relajado, pues ciertamente amaba mi trabajo y no cambiaría nada sobre la vida actual que llevaba como educador profesional.
avatar
Joshua Summers



Mensajes Mensajes : 448
Monedas Monedas : 6427

Volver arriba Ir abajo

Re: Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Adam Stanheight el Jue Sep 03, 2015 5:46 pm

Conocía a varios profesores del instituto como por ejemplo el director, pero con el que más me relacionaba era con Joshua, pued quizá teníamos más cosas en común, quién sabe. Aquel día habíamos quedado en un restaurante al lado de la playa para conversar un rato entre amigos, pues hacía un tiempo que no nos veíamos. Manteniamos el contacto a menudo por mensajes de móvil, pero no era lo mismo a charlar viéndonos las caras. Tenía ganas de que Hayate viera de nuevo a Darwin, su hermano perruno que al final terminé quedándome yo a pesar de que ya tenía demasiados animales en la familia. Me preparé una hora antes, poniéndome una camiseta de manga corta de color rojo con una franja negra al rededor de la parte del cuello, unos vaqueros de azul apagado y unos zapatos cómodos. Me puse protección solar, pues en plano verano jamás salía de mi casa sin la crema echada y sin un pequeño tubo en el bolsillo. Le mandé un mensaje a Isabel para confirmarle que ya salía de casa para encontrarme con Joshua. Le dije que la amaba, mientras cerraba la puerta de casa con llave y me metí en mi coche, poniendo mi movil en el bolsillo derecho de mi pantalón. Conduje hasta la dirección que me dio Joshua, y encontré aparcamiento casi al lado del lugar, por lo que fue fantástico pues a veces costaba horrores encontrar dónde aparcar. Bajé del coche bloqueando las puertas con el mando, asegurándome de que quedaron cerradas y fui hacia el restaurante. Entré y encontré a Joshua con la mirada, fui hacia allá y parecía que estaba pensando en sus cosas, era normal hacer eso cuando estabas solo en algún lugar.

- Buenas tardes Joshua -Le saludé moviendo la mano y me senté frente a él- No me costó en absoluto, conozco el lugar y no tuve que buscar demasiado para encontrar el restaurante. Lo del aparcamiento es un punto a favor, desde luego.

Le conteste al hombre de pelo moreno. Tomé la carta con el menú que había a un lado de la mesa y no me costó decidir que quería de comer, pues había muy poca comida para vegetarianos. La que me llamó la atención fue que había platos de distintos países y yo elegí la sección con la bandera de España, pues nunca había provado algún plato típico de allí. Vino el camarero para tomarnos nota.

- Buenas tardes. De primer plato una ensalada caliente de queso de cabra con jamón ibérico, frutos secos, membrillo, vinagreta de miel y balsámico... Pero sin el jamón ibérico, por favor. De segundo plato parrillada de verduras del tiempo con salsa de romesco. Para postre tarta de zanahoria con frosty de queso y de beber agua por favor

Después de que el camarero tomars la nota de Joshua se fue para darle la nota al cocinero. Miré hacia la ventana, que aunque estaba puesto el aire acondicionado en el establecimiento, entraban rayos de sol.

Hoy hace un día caluroso, más de lo que me gustaría... Menos mal me puse crema solar. Me quemo muy rápido la piel en verano. -Le comenté a mi amigo y me dispuse a contestar a su pregunta- Mis semanas han ido bien, aunque también con mucho trabajo. Los clientes no saben como tratar a sus plantas y árboles en verano y tengo bastante trabajo, porque o se empiezan a secar o empiezan a marchitarse por el exceso de agua que les echan... Por suerte estoy aahí para ayudar. Y a parte de tus semanas agotadores como profesor ¿Que tal estáis tú y tu esposa? Espero estén pasando un lindo verano con Hayate ¿Cómo está él?

Pregunté por la familia Summers al completo, aunque no conocía en persona a su rsposa Riza siempre me hablaba de ella y parecía como si ya la conociera en verdad.

ropa:


Ignora a la pelandrusca y la carita de enfadado que trae él jaja xD


Última edición por Adam Stanheight el Mar Oct 20, 2015 2:20 am, editado 1 vez (Razón : La imagen no se veía)
avatar
Adam Stanheight



Mensajes Mensajes : 524
Monedas Monedas : 10814

Volver arriba Ir abajo

Re: Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Joshua Summers el Sáb Sep 05, 2015 2:46 am

Me alegraba mucho que mi amigo Adam no tuviese problemas en llegar a nuestro punto de encuentro. Considerando que mencionó en algún momento que toda su vida transcurrió en esta ciudad, no era de extrañarse que la conociera como la palma de su mano. Tomé una de las cartas con el menú que antes dejó el camarero en la mesa, y leí con suma agilidad cada uno de los ítems de la misma, encontrando el preciado platillo que tanto me recomendaron en el trabajo. Además de ello, hubo algunas opciones que llamaron mi atención, y que posiblemente vendré a probar en el futuro si este almuerzo resultaba ser todo un éxito.

El camarero se acercó a nuestra mesa, y dejé que mi buen amigo solicitara primero su comida. Retomé la palabra cuando el empleado del restaurante posó su atención en mi persona – Quiero solicitar de entrada un carpaccio de pulpo con limón y oliva. Como segundo plato deseo el pescado en salsa de camarones. Finalmente para el postre tráigame por favor un tiramisú con helado de café, y un agua gasificada como bebida. Muchas gracias por su servicio – mencioné con voz calmada y una sonrisa tranquila en los labios. Luego de eso el caballero se retiró, y la voz de Adam llamó mi atención. Sonreí al escuchar su historia sobre el protector solar, y aunque en mi juventud tenía un problema similar, después de entrar a la universidad militar terminé cuidándome menos en ese sentido.

El joven hombre de cabello oscuro me contó acerca de sus últimas semanas, y al parecer también se encontró tan atareado como yo mismo. Aunque no negaré que al momento de preguntar Adam por mi familia, terminé sonriendo lleno de simpatía hacia él. Era muy amable de su parte el preocuparse por esos seres tan especiales para mí. – Mi esposa Riza se encuentra bien, aunque con mucho trabajo en la comisaría. El verano es una de las épocas más complicadas para la policía local, pues tienden a aumentar levemente los crímenes en estas fechas de vacaciones – comenté acerca del duro trabajo de mi reina bella, y lo mucho que ella no esperaba la época de vacaciones veraniegas, ni tampoco las decembrinas. – Aún así, ella hace un poco de tiempo para estar con Hayate y conmigo cuando puede. El resto del tiempo, básicamente tengo a nuestra querida mascota para mí solo, sobre todo cuando se acerca a mí con la correa de paseo en la boca – lo último lo mencioné con tono divertido, pues varias veces Hayate me sorprendió en medio de alguna lectura entretenida y terminé paseando al parque solo para complacerle.

En ese instante el camarero se acercó a la mesa para dejar nuestras bebidas en su lugar correspondiente, y mencionando que la entrada estaría lista en los siguientes minutos. Agradecí su amabilidad y el hombre se retiró de la mesa. Retorné la mirada a mi gran amigo y continué la plática justo donde la había dejado – Aún el día de hoy me siento muy afortunado por haber encontrado en mi camino a Hayate, y muy aliviado de haber tomado la decisión de darle un hogar. Mi esposa y yo lo amamos casi como si fuera nuestro hijo, y es un miembro importante de nuestra familia – agregué con una sonrisa alegre y serena.

– Y por cierto, ¿cómo está tu familia? ¿Y qué tal van las cosas con Isabel? – pregunté con un poco de curiosidad, pero amable. Sabía lo importante que eran aquellas personas para mi gran amigo, y tenía siempre la misma cortesía de preguntar respecto a ellos, muy similar a la del castaño por mi propia familia.
avatar
Joshua Summers



Mensajes Mensajes : 448
Monedas Monedas : 6427

Volver arriba Ir abajo

Re: Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Adam Stanheight el Vie Sep 25, 2015 11:57 pm

No hizo falta que mirara mucho la carta para saber lo que quería, pues la gran mayoría de la comida que preparaban no podía comerla. Así era ser vegetariano, en algunos lugares teníamos más surtidos de menús y en otros restaurantes como este, escasas opciones. En cambio Joshua no pidió lo mismo que yo, como era de esperar. Me contó sobre que su esposa Riza tenía más trabajo en comisaría en las vacaciones de verano, y sabía perfectamente el porqué: ladrones y malandrines.

-Entiendo… cuando se van las familias de vacaciones aprovechan para robar. Más de una vez en verano han intentado robar en casa de mis padres en el pasado, menos mal que instalamos una alarma anti robo y cuando tratan de saltar la valla o colarse, huyen. Incluso una vez les atraparon, hicieron un gran trabajo. –Sonreí contento cuando escuché lo de Hayate, me alegraba mucho de que gracias a nuestro encuentro descubrieran lo que era el amor que un perrito podrían llegar a darles- si Hayate pudiera hablar seguro que diría lo mismo que tú. Fue cosa del destino que me encontrara con los cachorritos y tu conmigo ese mismo día. Disfrutan ahora ambos hermanos caninos de un gran hogar –sonreí entusiasmado- tenemos que vernos algún día con ellos dos, seguro que se acuerdan el uno al otro. Debe de ser algo precioso verlos de nuevo juntos.

Vino más gente, aquel local por lo que veía estaba teniendo éxito entre los habitantes de Sweet Valley, y me alegraba mucho eso. Sonreí de nuevo cuando me preguntó por mi querida y amada familia.

- Mis padres están bien, mi madre tenía un poco subida el azúcar hace unos días, pero ya volvió a sus niveles normales. A la pobre le dieron un susto en el mercado y le subió la tensión. Eso es lo malo de la diabetes, te da una subida de azúcar o una bajada y ya todo el cuerpo se estremece por ello. Mientras se ponga la insulina todo irá bien. -Sonreí para quitarle importancia al asunto, pues no quería pensar en cosas así en un día que se suponía que tenía que disfrutar. Hablar de Isabel me hacía las cosas más fáciles, se me iluminaba la mirada cada vez que hablaba de ella. - Sobre Isabel, todo va excelente... ella es simplemente maravillosa. Debes conocerla, en serio te va a encantar su manera de ser. Aunque... -Creo que me puse hasta sonrojado de un momento a otro- Aunque el último día del curso el director Rousseau me regaló lo que decía según él ser 'un regalo para que disfrutes el verano con Isabel' y yo pensando que era un gesto muy lindo... pues le pedí a Isa que lo abrieramos juntos y... ¡Fue muy vergonzoso! Creo que no podré mirarle a la cara en mucho tiempo...

Seguro que Joshua ya sabría lo que era el regalo por mi cara y por la última pista de mi frase. En ese mismo instante, el camarero vino y trajo nuestras bebidas, una botella de agua mineral para mi y una botella de agua con gas para mi amigo. Con solo acordarme siempre me ruborizaba sin poder remediarlo. Traté de calmarme echando la bebida en mi vaso y bebiendo algo de agua fresca... parecía que funcionó un poco. El camarero vino con nuestro primer plato, en verdad la ensalada que pedí tenía muy buena pinta.

- Que ricos se ven ambos platos. ¡Buen provecho!

Olvidándome del asunto del regalo, probé el delicioso alimento. Estaba perfecto, una deliciosa mezcla de sabores. Debía traer a Isabel a comer aquí algún día, pues me fijé que en el menú tenían platos típicos de España. Seguro que le gustaría probarlos.
avatar
Adam Stanheight



Mensajes Mensajes : 524
Monedas Monedas : 10814

Volver arriba Ir abajo

Re: Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Joshua Summers el Lun Oct 26, 2015 5:32 am

Siempre me entusiasmaba mucho el saber que el hermano de Hayate, Darwin, se encontraba excelentemente cuidado por mi buen amigo de gran corazón. Adam siempre demostró ser una persona honesta y buenos sentimientos, así que cuando me dijo aquella tarde de primavera que no había encontrado al amor de su vida me pareció un poco triste. Mas sin embargo, fui el primero en alegrarse por el castaño cuando halló en su camino a la linda veterinario que reclamó su amor. Se lo merecía más que cualquier otra persona.

En nuestra conversación amena, el distinguido caballero sugirió un posible encuentro entre los dos “cachorros” unidos por sangre, un detalle que me hizo sonreír de inmediato. – Me parece una idea fantástica. Seguro los dos hermanos se sentirán muy felices de reencontrarse después de tanto tiempo. Aunque, recuerdo que Darwin mordía a Hayate para llamar su atención cuando eran pequeños. Quizás le salude de igual forma ahora… – mencioné con entusiasmo, incluso riendo un poco con la última anécdota de lo ocurrido hace más de un año. Había sido tal y como lo señaló Adam, cosas del destino el que todos coincidiéramos en ese preciso lugar...

Entonces pregunté a mi amigo acerca de sus seres queridos, y él me respondió inicialmente con las últimas noticias sobre sus padres. Por supuesto que estaba consciente de lo que significaban aquel par de buenas personas para el castaño, así que el tono de preocupación no fue ninguna sorpresa. – Me alegra mucho que no pasara a mayores – me limité a responder con una sonrisa amigable, ofreciendo un poco de confort. Aunque era claro que no lo necesitaba cuando empezaba a hablar de su querida novia, pues podría jurar que se le iluminaban los ojos de la felicidad que vivía. Al parecer todo iba perfecto, pero quedé extrañado cuando mencionó ese “aunque”… – ¿Aunque? – pregunté curioso mientras ladeaba un poco la cabeza… Y por supuesto que noté el sonrojo, y al escuchar las palabras “director Rousseau” me llevé la mano derecha a la boca para cubrirla. Algo me decía que Elliot había hecho algo muy típico de él…

Y apenas oí lo que hizo, tuve que reprimir una carcajada violenta en mi garganta… Obviamente no quería que mi amigo se sintiera peor por lo que le había ocurrido, pero el albino me lo había puesto complicado con su ‘regalo de verano’. “Joshua, concéntrate en algo distinto… Piensa en la vez que tuviste que salir a comprar zapatos nuevos para Riza porque Hayate orinó los viejos” me dije a mi mismo tratando de rememorar el desespero y apresuro por intentar salvar al entonces cachorro de un disparo fatal. Por suerte aquello funcionó, y sumado al hecho de que el camarero interrumpió el momento para entregar las bebidas, pude recobrar la actitud calmada para aconsejar a Adam sobre el tema.

– Amigo mío, por desgracia acabas de conocer el verdadero lado de la personalidad de Elliot Rousseau. A él le gusta bromear con sus personas cercanas, e incluso yo he sido víctima de un par de trucos elaborados. La última vez se apareció en mi oficina y me entregó un folleto de un ancianato en Wallis dentro de un sobre con mi nombre. Básicamente me llamó “anciano” y me preparó el retiro… – narré al joven caballero mi propia experiencia con el bromista de nuestro jefe. Claro que tendría mi oportunidad de vengarme de esa comentario muy pronto, y estaba esperando la ocasión. – Así que no te sientas mal por ello. Al contrario, solo significa que Elliot te aprecia mucho y te considera un buen amigo suyo – concluí con una sonrisa tranquila.

Poco después de terminar aquel relato, el camarero reapareció en nuestra zona, trayendo esta vez las entradas. Agradecí al amable hombre, y procedí a verter un poco del agua gasificada en mi vaso. – Buen provecho, amigo mío – respondí a Adam con tono amable, para poco después dedicarme a probar el carpaccio de pulpo. Tras el primer bocado, la verdad es que quedé maravillado por el sabor exquisito de la carne marina. Se encontraba suave y jugosa, claro indicativo que había sido preparada por hábiles manos culinarias. Eso elevaba ciertamente la puntuación mental que llevaba de aquel restaurante tan recomendado. – Debo decir que está muy delicioso mi platillo de entrada. ¿Qué tal el tuyo, Adam? – pregunté con un poco de curiosidad mezclada con la voz amigable.

Por un momento nos entretuvimos un poco en nuestros alimentos, aunque en uno de esos instantes en el que tomamos una pausa, decidí volver a un punto particular acerca de la charla que desarrollamos. – Retomando un poco la charla que teníamos, me alegra mucho que tu relación con Isabel vaya muy bien. Por lo mucho que me has hablado de ella, parece que ambos son el uno para el otro. Con toda honestidad siento que ya le conozco y suena como una persona muy agradable – mencioné tranquilo y sereno, resalto la obviedad sobre aquella dama que tenia a mi amigo enamorado.

Comí otro poco de la entrada, y tras escuchar a mi acompañante, agregué a la conversación – Lo más complicado de una relación es saber cuál es el momento justo para hacer la pregunta más importante de sus vidas… Aunque, siempre hay señales previas que te lo indican, como conversarlo de forma casual, hablar sobre sus metas, temas de ese estilo –. Aunque por desgracia una pregunta curiosa se formó en mi mente y tuve que dejarla flotar en el aire – ¿Y han conversado alguna vez acerca de la “gran pregunta”?. Han conectado tan perfectamente que me los imagino hablando de ello… –

Acabamos los primeros platillos justo cuando el camarero se acercó a la mesa para traer los segundos, los cuales se veían incluso mejor que los anteriores. El hombre amable retiró los platos sucios y una vez más se excusó para alejarse de la mesa. Tenía muchos deseos de probar el pescado, aunque tendría la cortesía de escuchar la respuesta de Adam antes de ello, para no interrumpirle.
avatar
Joshua Summers



Mensajes Mensajes : 448
Monedas Monedas : 6427

Volver arriba Ir abajo

Re: Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Adam Stanheight el Mar Oct 27, 2015 8:16 pm

La verdad vendría de nuevo aquí, seguro. Ya me habían conquistado con ese primer plato. Quedé más relajado gracias a la conversación anterior. Me alivió que Joshua no se riera de mi y me dijera que ese comportamiento era normal en las personas con las que tenía confianza... La verdad teníamos tiempo viéndonos por el instituto.si no me lo hubiera dicho, hubiera seguido pensado que tenía algo contra mi. La verdad el director Rousseau era alguien bastante peculiar. Sonreí con la anécdota del asilo de ancianos, visiblemente más animado con respecto a mi opinión sobre el albino... Aunque no iba a dejarle pasar lo que me hizo solo porque sea un bromista con sus más allegados.

- Me quedo un poco más tranquilo en opinión al director... Pensaba que me tomó manía por decirle que no estaba cuidando a su bonsai correctamente y le di una charla de veinte minutos sobre cómo cuidarlos...

Le confesé a mi amigo mi metida de pata... Pero nunca dejé pasar la oportunidad de explicarle muy amablemente a las personas de buen corazón que la fauna y la flora era para respetarla y protegerla en vez de hacer un desastre creyendo que lo esta haciendo mal. Bebí un sorbo de agua de mi copa para que los alimentos pasaran mejor.

- Opino que si vienes algún otro día deberías pedirte este plato, es delicioso. -Le pregunté por el suyo, aunque no me interesaba demasiado al no querer comerlo nunca, no tendría ese gesto de mala educación. Cambiamos de tema - Tocamos alguna vez de lo bonito del tema irnos a vivir juntos... Yo vivo a las afueras, ella tiene el trabajo en la ciudad y no conduce. Una de las soluciones sería vender mi casa y comprar una en la ciudad pero...-Suspiré - Puede que te parezca una tontería pero mi casa la hicimos entre unos pocos trabajadores, mi padre y yo... Hay muchos recuerdos bonitos e inigualables en ella y mucho esfuerzo. Se que me costaría venderla a cualquiera y tener que dejar de culticar, de cuidar un gran jardín o despedirme de acoger animalitos hasta que alguien los quiera adoptar. Y no menos importante... Será el recuerdo físico más importante que tenga de mi padre cuando él ya no esté. Se que estoy siendo muy egoísta y me hace un poco de daño el estar consciente de eso. -Tomé otro sorbo de agua, casi terminando el plato- Pero nos gusta llevar las cosas con calma, no hay que precipitarse en las decisiones importantes. -Solo había que recordar que no fue hasta finales de Diciembre que no le confesé mi amor a Isabel, y me armé de valor porque teníamos que compartir cama en el chalet de los Alpes Franceses si o si- ¿Y tú cómo le hiciste la gran pregunta a tu esposa? Conociéndote seguro de una forma muy romántica.

Reí suavemente terminando el primer plato. No pasó mucho tiempo hasta que el camarero vino con el segundo, que yo elegí parrillada de verduras del tiempo con salsa de romesco. Probe un trozo y parecía que una de las puntas se quemó de más. Tuve que limpiar mi lengua disimuladamente en la servilleta, doblandola por la mitad después para que no se viera y la dejé de vuelta donde estaba.

- Vaya, ese pedazo estuvo... Algo churruscado.

Deseaba que no hubiera más pequeños accidentes en mi comida a partir de ahora. Bebí lo que quedaba de agua en mi copa y tuve que echar más para quitarme el mal sabor de boca. Un pequeño error de coxina lo tenía cualquiera... En su casa. En un restaurante no.
avatar
Adam Stanheight



Mensajes Mensajes : 524
Monedas Monedas : 10814

Volver arriba Ir abajo

Re: Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Joshua Summers el Vie Dic 04, 2015 11:27 pm

Conociendo a Elliot, seguro que el hecho de que Adam le diera una lección de veinte minutos acerca de los cuidados del bonsái le sentaría algo mal, aunque no sé con exactitud en qué sentido. Siendo un hombre capaz de recordar cada detalle que aprende en su vida, tal vez mi joven amigo castaño solo proporcionara información que ya tenía en mente. Pero el albino no era rencoroso o malintencionado, así que el jardinero de Sweet Amoris no estaba en ningún peligro personal… Salvo que le gaste muchas más bromas en el futuro… – No creo que Elliot se enoje por algo así, por lo que no tienes nada de qué preocuparte – le aseguré con una sonrisa tranquila en los labios.

Como mi primer plato estaba muy bueno, le pregunté entonces a mi amigo que tal estaba su ensalada de queso de cabra, y para mi alegría mencionó que estaba muy buena. – Me alegra mucho, y seguiré tu consejo para la próxima vez que venga con mi hermosa Riza – agradecí su consejo de corazón, y la verdad es que no había notado lo deliciosa que sonaba esa ensalada caliente. Con el primero de los platillos en la mesa, nos dedicamos ahora a conversar acerca de las relaciones de pareja, y no pude evitar preguntar acerca de “la gran pregunta”. Sé lo importante que es ese paso para cualquier pareja de enamorados que desean formalizar su relación, y siempre he sabido que Adam y su novia Isabel se encontraban en esa categoría. Como me consideraba “el consejero” del joven castaño, le ofrecía conocimientos ganados con mi propia experiencia para que su progreso no tuviera problemas.

Mi amigo me habló del progreso que llevaban, y no me extrañaba que las conversaciones entre ambos se dirigieran hacia el área de la convivencia juntos. Era el paso más natural para comenzar la vida de pareja que llevaba hacia el matrimonio… Asentí con la cabeza levemente para darle a entender a mi amigo que comprendía su dilema, pero al mismo tiempo le di ánimos para que siguiera a su propio ritmo – Es una idea grandiosa la de ir a su propio paso calmado. Al final, Isabel y tú sabrán cual es el momento más propicio para dar ese pequeño pero importante paso en su búsqueda de una vida juntos. No te preocupes por lo que piensen los demás, y solo mantén la comunicación actual con la persona especial de tu vida. Estoy seguro que ambos encontrarán la respuesta cuando menos lo esperes – mencioné con tono amigable y una sonrisa tranquila en los labios. Por supuesto que entendía las razones por las cuales Adam no quería dejar atrás una casa llena de recuerdos, y un estilo de vida que le daba mucha satisfacción. De hecho, estaba muy seguro que la misma dama que se ganó su corazón debía saberlo. Solo tenía que confiar en ella y todo saldría bien.

Me preguntó entonces acerca de cómo le pedí matrimonio a mi hermosa Riza, y vaya que fue una pregunta placentera considerando que mi amigo sabía de antemano la locura que siento por la mujer de cabello rubio, y todo lo que le amo sin límite alguno. – Esa es una pregunta muy interesante, amigo mío. Con todo el gusto del mundo te contaré la historia de cómo le pedí matrimonio a mi amada esposa – respondí alegremente tras terminar mi plato de entrada, dándole un sorbo al agua con gas que había solicitado al principio del almuerzo. – En ese momento vivíamos en París, recién mudados desde otra localidad francesa a la gran ciudad, así que consideré muchas opciones para hacer la más importante pregunta de toda mi vida. Al final, descubrí que existen una línea de cruceros muy interesantes que van por el río Sena, por lo que reservé un par de entradas para uno de los barcos que ofrecían cenas románticas mientras navegaban a los alrededores de París. Pocos días antes compré un anillo que me costó el salario de un mes como profesor, que por suerte había reunido a través del tiempo desde el primer día que Riza y yo nos hicimos una pareja de novios, así que estaba preparado para ello – confesé a mi amigo sobre mi anticipación a la misma pregunta en sí, y es que tenía la certeza de que Riza y yo seríamos una pareja con un futuro brillante juntos desde el primer instante.

El camarero volvió a nuestra mesa, dejando los segundos platos en la misma y llevándose aquellos vacios que pertenecieron a las entradas. Le agradecí por sus servicios y entonces posé la mirada sobre el castaño para continuar mi historia – La noche de la pregunta, y vestidos elegantemente para ir a una cena sobre el río, la hermosa dama y yo entramos al barco sin que ella sospechara nada. La cena estuvo muy deliciosa, con una entrada interesante y un segundo que me encantó. Claro que, al llegar el postre supe que era el momento justo de hacer mi proposición. No hice nada extravagante, tan solo me levanté de mi silla y frente a todos los que cenaban allí me arrodillé frente a la mujer que amo, sacando el brillante anillo de mi bolsillo, y sonriendo alegremente. Pero, antes de que dijera algo más, ella ya había aceptado mi propuesta de matrimonio. Al final, Riza supo lo que estaba tramando, pues me conoce como yo mismo lo hago. Lo consideré una señal más de que estaba destinado a crear un futuro junto a esa bella mujer – narré con quizás la más enorme de las sonrisas en el rostro. Ella era la reina hermosa de mi vida, y ni un solo día ha pasado sin que de gracias a los dioses por su aparición.

Probé entonces mi nuevo platillo, aquel pescado que tanto me habían recomendado y que me hizo venir a este lugar con ilusión y expectativas muy altas. El sabor del pescado fue inigualable, y la salsa de camarones estaba en su punto justo: Cremosa y sabrosa. Empezaba a disfrutar de mi almuerzo cuando noté que mi amigo no tenía el mismo rostro de felicidad. – ¿Sucede algo, Adam? – pregunté extrañado por su expresión, y su respuesta me sorprendió bastante, considerando lo que bueno del servicio que habíamos experimentado hasta el momento. – Eso parece un descuido demasiado grande de parte del chef, y creo que debes llamar al camarero para dejárselos saber – mencioné firme. A mi amigo no le darían esa clase de comida… Observé al camarero caminando cerca de otra de las mesas del local, y lo llamé con una señal de mi mano. Pero dejaría que el castaño se encargara de solicitar justicia.
avatar
Joshua Summers



Mensajes Mensajes : 448
Monedas Monedas : 6427

Volver arriba Ir abajo

Re: Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Adam Stanheight el Miér Ene 06, 2016 11:15 pm

Escuchaba muy atentamente la historia de cómo Joshua le propuso matrimonio a su esposa, en un crucero por el río Sena. Fue bonito escuchar la historia entera de su pedida. Yo no derrocharía tanto dinero cuando estuviera seguro de dar el siguiente paso… tampoco sabría cómo hacerlo por ahora. Algún día se me ocurriría la manera perfecta para pedirle a la mujer de mis sueños que se casara conmigo. Por lo pronto ese momento no sería cercano precisamente. Pero por culpa de la desagradable sorpresa de que mi comida estaba mal hecha, llamé al camarero antes de ofrecer una respuesta a Joshua.

- Disculpe, este plato esta quemado ¿Podría traerme uno bien hecho sin coste adicional? No es tolerante servir al cliente comida en este estado.

El hombre se disculpó señalando que me traerían uno enseguida, tomó el plato y se marchó a paso ligero. Antes de proseguir a contestar a las palabras de Joshua bebí un sorbo de agua para aliviar el mal sabor de boca que me dejó el alimento carbonizado.

- Es bonito que ella supiera justo lo que estabas planeando hacer. Muy romántico, es una excelente forma de formularle la gran pregunta a una mujer. Por lo que me cuentas, tu mujer se me hace una señora muy simpática. –Me di cuenta de que dije algo que a la mayoría de las mujeres no les gusta… la palabra ‘’señora’’- ¿Está bien que le dije señora? No quiero meter la pata cuando la conozca y que se tome a mal mis palabras…

Reí alegre, aunque no creí que Joshua se sintiera ofendido en esos momentos al calificar a su mujer de ‘’señora’’… eso era al fin y al cabo ¿No?. En eso que el chef vino a disculparse por el error porque ''no se dio cuenta'' del error, lo cual me extrañó muchísimo pues fue evitende de que no estaba de muy bien ver ese alimento a simple vista. Me trajo uno mucho mejor hecho, pidiendome disculpas nuevamente ¡Por fin podía comer!
avatar
Adam Stanheight



Mensajes Mensajes : 524
Monedas Monedas : 10814

Volver arriba Ir abajo

Re: Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Joshua Summers el Lun Ene 25, 2016 10:59 pm

Siguiendo mi consejo, mi amigo Adam llamó al camarero para poner la justificada queja por la mala preparación de su alimento, acción que por supuesto generó una disculpa casi inmediata de parte del mesonero y el cambio de platillo en beneficio del castaño. – Al menos supo tomar responsabilidad por sus acciones erróneas. Espero que el cocinero también siga ese ejemplo – mencioné con tono tranquilo para ofrecerle a mi acompañante una opinión sincera sobre todo lo ocurrido.

Volvimos entonces al tema de cómo le pedí matrimonio a Riza, y Adam mencionó que fue una manera muy romántica de pedirle matrimonio a la rubia, cosa que me alegró mucho escuchar. Me imaginé que le encantaría esa historia, y también que seguramente se las ingeniará para cumplir a su propia manera ese propósito con su novia… Claro que ahora ambos nos estábamos riendo, pues a mi amigo se le ocurrió decirle “señora” a Riza en medio de nuestra conversación. Si, por un instante una imagen de mi esposa disparándole al joven hombre al escuchar esa palabra pasó por mi mente. Seguramente reaccionaría así si le oyera… – Sé que estás acostumbrado a decir “señora” por respeto, pero te aconsejo que al conocer a Riza le llames por su nombre. Ella lo agradecerá mucho – dije con tono divertido pero sereno.

De la nada apareció el chef del restaurante, y le trajo personalmente al castaño su segundo plato preparado nuevamente por él. Como lo suponía, terminó disculpándose por el error y se retiró con cierta vergüenza en sus ojos. – Al menos ese tiene mejor pinta que el anterior. Ya me dirás luego si también está mejor de sabor – mencioné amigable mientras observaba los vegetales de colores vibrantes que parecían estar más deliciosos que sus primos quemados.

Comimos nuestros segundos platos entre una divertida conversación acerca de la época de verano y el gran auge de personas hacia las playas locales. En poco tiempo acabamos con el menú principal, más sin embargo, quedaba aún el postre por probar. Ni corto ni perezoso, el camarero trajo los manjares dulces a la mesa una vez que vino a retirar los platos vacios de la segunda ronda de alimentos. Mi tiramisú se veía fantástico, y qué decir de la apetitosa bola de helado sabor café que le acompañaba.

– Y hablando de playas y de disfrutar del mar, ¿ya has visto a tu amada novia en traje de baño? – pregunté con tono divertido y una sonrisa cómplice con mi estimado amigo. Por supuesto que estaba consciente de que la posibilidad de sentir vergüenza por la pregunta sería muy alta en el joven hombre. No le decía aquello con mala intención, sino más bien por una simple curiosidad de amigo.

Mientras esperaba su respuesta, probé el postre. En un comienzo no me sorprendió del todo, pero unos segundos de degustación me permitió analizar mejor el sabor amargo del chocolate y dulce de la sección de café. No estaba mal aquel tiramisú…
avatar
Joshua Summers



Mensajes Mensajes : 448
Monedas Monedas : 6427

Volver arriba Ir abajo

Re: Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Adam Stanheight el Mar Feb 02, 2016 6:39 pm

El consejo de Joshua de cómo llamar a su esposa fue perfecto, pues no quería estropear la futura reunión con algún comentario que le pareciese ofensivo. Eso es lo menos quería, no podía ser que se llevara una mala impresión de mi por una equivocación. Me sentiría muy avergonzado y disgustado si eso ocurría
. Apreciaba mucho la amistad con Joshua y me sabría muy mal enfadar a su esposa.

- Lo tendré en cuenta, muchas gracias por el consejo.

Probé mi plato, ahora bien hecho, y lo saboree, dando el visto bueno a la receta y la preparación. Cuando querían si que hacían las cosas bien hechas, eso no podía ser. Siempre había que dar lo mejor de uno mismo en todos los sentidos y en todas las cosas. O eso pensaba yo...

- Es delicioso, deberías probarlo la próxima vez que vengas.

Cuando terminamos de comer mis ateo delicioso segundo o paso, retiraron los platos y cubiertos sucios, y ya trajeron nuestros apetitosos postres. La tarta de zanahoria con frosting de queso que me pedí estaba deliciosa, me encantaría que Isa estuviera aquí para darle a probar unas cuadradas. Casi me atraganto con el agua cuando Joshua me preguntó por Isabel en bikini.

- ¿No te estarás volviendo como el director Rousseau, verdad? -Le cuestioné al escuchar su pregunta descarada- No la he visto en traje de baño, las veces que fuimos solo fue a caminar por la orilla para relajarnos o en San Juan del año pasado y el de este. Iremos a la playa dentro de poco.

Lo último que pensaba planeando nuestro día en la playa era verla en ropa de baño. A parte de que trataba a Isabel siempre con todo respeto, ya había tenido el privilegio de admirar y moldear con mis propias manos su bello y majestuoso cuerpo sin prenda alguna. Pero no era ni hora ni lugar para pensar en eso.Cuando nos acabamos nuestro postre, pedimos la cuenta y pagamos a medias. Antes de salir saqué mi móvil y le mandé un mensaje a Isabel diciéndole lo hermosa que era, pues acostumbraba a mandarle mensajes cariñosos cuando no podía hablar con ella fluidamente.

- ¿Tú irás de vacaciones con tu esposa este año o por el contrario os quedaréis en Sweet Valley? No se si llevar algún día a Isabel a algún lugar vacacional cerca de aquí ¿Sabes de alguno?

Pregunté a mi amigo mientras salíamos al aire libre. Menudos sol más fuerte hacía... Cuando llegara a casa me aseguraría de que todos mis animalitos estén a salvo en la sombra e hidratados para que no les cause ningún mal.
avatar
Adam Stanheight



Mensajes Mensajes : 524
Monedas Monedas : 10814

Volver arriba Ir abajo

Re: Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Joshua Summers el Mar Nov 21, 2017 6:25 pm

Espera, ¿me estaba comparando con el rey de los bromistas, Elliot Rousseau? Bueno, la verdad es que creo que yo soy peor que nuestro amigo albino, y de hecho, la broma que me gastó con lo del ancianato fue una respuesta a una que le hice antes cuando le llamé "abuelo" y cuestioné si estaba demasiado viejo para ser padre... - ¿Pero estás seguro que no tienes ni un poco de curiosidad? Digo, en su día, me moría constantemente por ver a Riza en traje de baño... Y no te cuento lo que me costó llegar allí... - pregunté con curiosidad, luego contando mi propia anécdota acerca de la época en donde que Riza y yo empezamos nuestra relación amorosa.

El tiempo pasó bastante rápido, y ahora estábamos acabando el postre que solicitamos al camarero. La comida estuvo buena, aunque la porción solicitada por mi amigo tuvo un pequeño inconveniente, fue solucionado de manera responsable y al momento. Creo que mi bella esposa estaría feliz con una invitación a una comida en este distintivo restaurante, y la idea me hacía sonreir de solo pensar en su rostro alegre... Pedimos la cuenta y pagamos a medias la misma, dejando una pequeña propina por el buen servicio antes de levantarnos de nuestros asientos y caminar hacia la salida.

Escuché la voz de mi amigo de cabellera oscura, y entonces respondí con serenidad - Estoy considerando llevar a Riza a unas pequeñas vacaciones en París, y es que hace unos meses ella planificó una escapada y la arruiné sin querer. Sin embargo, no creo que salgamos este verano, pues anda con mucho trabajo en la comisaría últimamente. Eso si, en los próximos meses seguramente la obligaré a tomar un descanso -. Sabía muy bien que mi amada mujer podía ser un poco obstinada con lo que respecta a su trabajo, y si fuera por ella, se tomaría mucho menos tiempo de vacaciones del que le imponen...

Me quedé pensando un poco acerca de la siguiente pregunta que me hizo el joven hombre. Solo se me ocurría un lugar en particular a donde tenía ganas de ir. - Me han dicho que existen unos balnearios increibles cerca de Lyon, en una ciudad llamada Vichy. Dicen que son fantásticos, y debe ser divertido planificar un paseo hasta allá. Si quieres te puedo dar la información que tengo y así puedes verlo por ti mismo. Me parece una actividad divertida para parejas - le expliqué con detenimiento aquella escapada, pues es una que desde hace un tiempo estoy considerando para mi bella esposa.

Llegamos al aparcamiento, y fue el momento de despedirme de mi gran amigo con un abrazo y una cálida sonrisa - Ha sido un placer poder reunirme contigo, estimado Adam. Espero podamos repetirlo en algún otro momento este verano. Cuidate mucho, y hasta luego - me despedí con siempre con mucho respeto por ese caballero de ojos cafés. Luego de aquello, cada uno se dirigió a su coche y salió del área de la playa. En mi caso en particular, regresé a mi piso, para pasar el resto de la tarde con mi mascota y un buen libro mientras esperaba a que la bella rubia llegara.
avatar
Joshua Summers



Mensajes Mensajes : 448
Monedas Monedas : 6427

Volver arriba Ir abajo

Re: Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Adam Stanheight el Sáb Nov 25, 2017 4:43 pm

Reí suavemente por los comentarios de los dos amigos profesores, tal para cual. Era bonito tener una amistad sincera como aquella que tenían el albino y el pelinegro, tenían esa facilidad de llevarse bien con casi todas las personas y alumnos... Hasta al más bandalo del instituto logró ponerlo en vereda o eso decía el director. Recordaba a ese chico de mal carácter aún...

¡Y ya tendría tiempo en verla en traje de baño con el tiempo! Toda una vida, o ese era mi pensamiento. Estar con la mujer que más amo en este mundo ella y yo hasta el final. Negué con la cabeza sobre el tema de Isa en bañador.

- Ni un poco. Con verla completamente vestida me basta. Tan bella...

Las conversaciones que tenía con Joshua siempre pasaban volando y antes de que me diera cuenta ya habíamos terminado hasta el delicioso postre. Como ya se estaba haciendo tarde decidimos pagar a medias y salir del restaurante satisfechos con el menú que sirvieron, sin contar con el pequeño accidente de la cocina con la parrillada de verduras.

- ¡Fantástica esa idea amigo! Sácala de la rutina a pesar de que se niegue, ya verás como te lo agradecerá una vez que estén tranquilos disfrutando de las vacaciones. Paris es un lugar mágico, te recomiendo ir a los Jardines de Luxemburgo. Llevaré allí a Isabel algún día... -No podía evitar pensar a mi amada siempre que algo me recordaba a ella aunque fuera un detalle insignificante. Me ayudó en pensar un lugar que estuviera bien para pasar un buen rato a solas con mi novia, hablandome de unos balnearios en Lyon. - No suena mal, me mantienes informado entonces sobre la balnearios. -Salimos del restaurante- ¡Siempre es un placer quedar contigo, ya nos hablamos por mensajes en el móvil! ¡Avísame cuando llegues a tu piso!

Me despedí de él con mi lado amistoso peculiar que me caracterizaba, preocupándome si llegaba si casa bien a su hogar. De buen humor me me dirigí al coche y al entrar lo primero que hice fue mandarle un mensaje a mi novia comentando que ya había finalizado mi reunión con Joshua.
avatar
Adam Stanheight



Mensajes Mensajes : 524
Monedas Monedas : 10814

Volver arriba Ir abajo

Re: Disfrutando de un buen almuerzo [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.