Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. Sería tener muy poca verguenza copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Tengan originalidad y hagan sus cosas vosotros mismos.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

What goes around... comes around

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

What goes around... comes around

Mensaje por Nikolai Józef Kuznetsov el Mar Jun 30, 2015 9:46 pm

-Cinco minutos más… Solo cinco…. – Dije cuando solo el despertador. Esto era costumbre en mí, odiaba madrugar y lo único que lograba hacer que me parara de la cama temprano sin replicar ni rechistar era una práctica de futbol, pero el ir a clases no tenía ese efecto. Apague el despertador y aunque en mi mente solo debía dormir un par de minutos más, ese par de minutos se convirtieron en muchos más de los que planeaba.

Cuando abrí los ojos nuevamente creyendo que aún tenía tiempo de sobra para hacer pereza en la cama me di cuenta que era tarde, debía pararme y alistarme de inmediato para poder llegar a clase.- Demonios, dormí más de cinco minutos. – Me pare de un solo brinco y tome una ducha corta para después colocarme el uniforme e ir a la nevera y tomar leche del mismo tarro. No tenía tiempo de servirme y todas esas formalidades.

-Naga se supone deberías despertarme cuando tengo clases, pero no! Lo haces los fines de semana en que no tengo nada que hacer – Acaricie rápidamente a mi perra mientras tomaba mi maleta para después salir corriendo a todo lo que podía. La ventaja de ser deportista era esa que podía darme el lujo de correr un buen trayecto sin sentirme cansada.

Llegue al instituto y ya había sonado el timbre que indicaba la entrada a clases, lo peor de todo es que hoy tenia clases con un docente que odiaba la impuntualidad en su cátedra. Quizás solo quizás el día de hoy el trancón lo retuviera un momento para que yo pudiese entrar antes que él. Si, claro como si eso fuese a pasar. Al entrar al aula el profesor que aunque se encontraba de espaldas a a los alumnos se dio cuenta de mi presencia y no dudo en reprenderme. – Señorita Bach, ya habíamos hablado sobre las llegadas tardes a clase cierto, bueno bien puede salir del salón, hablaremos al final del día. – Era en serio, tampoco era para tanto. – Pero no es justo, solo son un par de minutos tardes… - La mirada que me dirigió fue suficiente para hacer que saliera. – Al fin que tampoco quería entrar a su clase hoy -

Ahora que tenía este tiempo libre, no sabía para donde pegar, la idea de ir a la biblioteca se me hacía muy aburrida y estar en el patio no era el mejor plan, pues si me veía otro docente seguro me ganaría una reprimenda extra. Sin más opciones e ideas decidí dirigirme a la azotea seguro allí se me pasaría rápido el tiempo y nadie notaria mi presencia hasta a siguiente clase. Al llegar vi a un joven cuya expresión no sabía entender. Me acerque a él y lo toque con el dedo índice varias veces en el hombro. – Oye estas bien?.-

avatar
Nikolai Józef Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 160
Monedas Monedas : 349

Volver arriba Ir abajo

Re: What goes around... comes around

Mensaje por Tristán Griffin el Sáb Jul 04, 2015 7:53 am

Hoy era uno de esos días en lo que todo causa pereza, inclusive el respirar. Había ido a la escuela solo porque mi madre me molesto toda la mañana para que me despertara. Entre a las primeras clases, pero tenía tanto sueño que pase la mayoría de estas cabeceando y sin poner la más mínima atención al tema que explicaba el profesor. En cuanto sonó el timbre que anunciaba el término de la clase salí prácticamente corriendo del salón ignorando a mis compañeros que preguntaban a donde iba. Ya no soportaba más, necesitaba dormir tan siquiera unos pocos minutos o terminara azotando mi frente contra mi escritorio en una cabeceada.

Discretamente me cole a la azotea, era algo así como mi escondite cuando no me sentía de humor para tratar con las personas y cuando me moría de sueño como en ese momento. Me senté en el suelo cerca de un muro que daba sombra. Estire los pies pero cruzando los tobillos, cruce los brazos en el pecho, recargue mi cabeza en la pared y cerré los ojos. No estaba lo que se dice cómodo, pero estaba mucho mejor que estar dando tumbos en el salón.

De inmediato el sueño se apodero de mí y cuando justo cuando estaba entrando suavemente al reino de Morfeo sentí que alguien me picoteaba el hombro, no le tome atención pesando torpemente que quizá ya estaba comenzando a soñar, pero fue entonces que una voz femenina me hablo- Hummmm -me queje moviendo el hombro para que dejara de picarme, pero ante la insistencia tuve que abrir los ojos y dirigir una mirada molesta/adormilada al quien insistía en molestarle.

¿Qué quieres? -pregunte con una voz un poco cansada y apagad pero notandose en este la molestia- Claro que estoy bien, trataba de dormir un poco... trataba porque cierta chica acaba de interrumpirme -refiriéndome obviamente a ella. Me talle el ojo con el dorso de la mano para desperezarme un poco- A todo esto ¿Qué haces aquí? -le pregunte al tiempo en que recogía mis piernas y las acercaba a mí para colocar los brazos sobre las rodillas. Diablos realmente tenia sueño los ojos me pesaban como si fueran dos bloques de cemento. Bostece- Sabias que está prohibido para los alumnos estar en este sitio -comente mirándola con una pequeña sonrisa altanera en mis labios- estarás en problemas si te quedas -mi sonrisa se hizo un poco más grande, pues no me preocupaba por ella, sino que queria estar solo- deberías irte y de paso dejarme dormir un ratito.
avatar
Tristán Griffin
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 325
Monedas Monedas : 3668

Volver arriba Ir abajo

Re: What goes around... comes around

Mensaje por Nikolai Józef Kuznetsov el Dom Jul 05, 2015 8:10 pm

Bueno el peliblanco se encontraba bien, solo se estaba quedando dormido, y al parecer el despertar no es de sus mejores momentos, se le notaba algo gruñón. Me quede algo pensativa ante su cuestionamiento del que hacia allí en la azotea. – Humm …- Mire al cielo un momento. – Humm digamos que espero a que se acabe algo. – No estaba mintiendo, esperaba a que se acabara la clase para poder continuar a la otra, el profesor había sido claro y sé que nada le haría cambiar de opinión así que lo mejor era matar el tiempo que tenía “libre” por ahora.

Bueno ahora sí que estaba más que confirmado que el sueño le hacía algo gruñoncito y muy poco amable. – No me digas, yo pensé que el cartel que estaba casi a la entrada era de decoración, pero me alegra saber que somos dos los analfabetas. – Comente al joven con algo de sarcasmo. Era consciente de ello pero tampoco se me antojaba pasar mi tiempo en otro sitio del instituto. Le baje al sarcasmo pensando en el punto que había tocado, problemas eh? La verdad es que se supone debo evitarlo para no causarle molestias a mi padre pero vamos es como si en ocasiones problemas fuese mi segundo nombre, ya estaba acostumbrado a ellos, porque sin buscarlos muchas veces ellos llegaban a mí. – No te preocupes por mí, si tu estas bien con estar aquí yo también.-

Y yo que pensaba que la perezosa era yo. De verdad quería seguir durmiendo, bueno yo también pero no ahora. Me pare enfrente de él para llamar su atención con una sonrisa traviesa y algo infantil. – Vamos deja de ser así, sabes con lo mal que me has tratado debería estar algo enojada contigo y normalmente sí, me habría ido pero no lo hare.- Estire mi mano esperando que la aceptara, no para que se parara sino para cumplir con esa formalidad de presentarnos. – Yo soy Christian y tu perezoso cómo te llamas? – Por alguna razón quería conocerle debajo de esa apariencia de no me importa nada y solo quiero dormir creía que había una persona interesante. –Sí, lo sé, lo sé, soy consciente de mi nombre de chico, pero no me molesta. – Me volví a sentar a su lado para poder continuar la charla de presentación y conocimiento. – De que grado eres? Yo soy nueva aquí.

avatar
Nikolai Józef Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 160
Monedas Monedas : 349

Volver arriba Ir abajo

Re: What goes around... comes around

Mensaje por Tristán Griffin el Sáb Jul 18, 2015 6:50 am

En mi rostro se dibujó una mueca entre la molestia y la sorpresa- pero que... -balbucee en voz baja. No voy a negar que estaba un poco sorprendió por lo mucho que hablaba la chica, pero estaba un poco atontado por el sueño que no tuve siquiera oportunidad de contestarle algo antes su claro sarcasmo. Me talle un ojo con el dorso de la mano para después peinar con los dedos mi cabello- ¿En qué momento fui grosero contigo o te trate mal? -pregunte, pues en realidad no le había dicho nada que pudiera tomarse como una grosería... bueno le había dicho que había interrumpido mi sueño, pero era cierto no dije ninguna mentira- bueno ya, como sea... -dije en voz baja alzándome de hombros como diciendo con ese gesto "no tiene importancia"

Para mi está bien quedarme aquí, porque ya no me importa meterme en problemas. Pero si quieres quedarte adelante, sólo después no me culpes de que tengas algún reporte o castigo -dije en un tono de voz tranquilo y despreocupado. Mire su mano por un momento y dude en tomarla, pero que tenía que perder, al parecer la chica no se iba a ir por más que se lo pidiera- Nha, es un nombre original. Te queda, es singular así como tú -dándole a entender que era un poquito- Yo soy Dorian Frederick, pero solo dime Dorian -estreche su mano por unos segundos y la solté casi de inmediato.

Christian se volvió a sentar a mi lado a lo que solté un silencioso quejido de fastidio y puse los ojos en blanco Que chica tan confianzuda pensé escuchando su última pregunta- Oye... -la voltee a ver- ¿Nunca te han dicho que hablas mucho? -pregunte con auténtica curiosidad- Quizá es porque yo soy un apático y amargado de primera, pero chica, hablas demasiado -dije sin afán de insultarla ni mucho menos, solo era un comentario- pero bueno, supongo que eso es lo que te hace... singular -una pequeña sonrisa se asomó en mis labios y le di un leve empujón con el hombro- Voy en cuarto y soy... algo así como... veterano. He estado aquí desde que comencé los estudios -hice una pequeña pausa- bueno, no aquí, aquí -refiriéndome a la azotea- aquí en el instituto.

¿Eres nueva? Nunca te he visto en el salón, asi que supongo que eres menor que yo. Si es así debes hablarme con respeto -bromee- como en Japón, puedes llamarme Sempai Dorian -hice una pausa, para pensar y solté una pequeña carcajada- aunque estamos en Francia, así que olvida lo que dije, eso no aplica aquí -me alce de hombros y volví mi vista hacia la chica- Entonces ¿En qué grado vas Chris? -diciendo su nombre en diminutivo, se me hacía un poco fastidioso decir su nombre completo.

Ja! Que gracioso, ahora el que hablaba mucho era yo.
avatar
Tristán Griffin
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 325
Monedas Monedas : 3668

Volver arriba Ir abajo

Re: What goes around... comes around

Mensaje por Nikolai Józef Kuznetsov el Jue Jul 23, 2015 8:39 am

Me llamo la atención que pidiera que lo llamaran Dorian, en lo personal me gustaba su segundo nombre era muy interesante pero si el pedía que lo llamaran por su primer nombre lo haría. Lo que me pareció divertido de cierta manera es que me preguntara si no me habían mencionado antes que hablo mucho, reí un poco con autenticidad, para ser sincera, si me lo habían dicho y más de una vez, con el tiempo las personas terminaban por acostumbrarse a ello. –Si me lo han dicho, más veces de lo que podrías pensar pero te acostumbraras, no te abrumare tanto lo prometo. – Volví a reír un poco antes de continuar. –No eres apático, bueno no tanto, aunque ahora que lo pienso nos haremos buena compañía, si los dos habláramos demasiado seria estresante y por otro lado si los dos fuésemos un poco asociales sería demasiado por no decir que excesivamente incomodo estar aquí juntos. – Me hacía feliz ver que habíamos logrado socializar un poco más, se me hacía un muchacho interesante y eso causaba que quisiera quedarme allí con él. Rogaba porque no subiera un docente o algún empleado del instituto y que cuando bajara al profesor de la primera hora se le hubiese pasado el mal humor conmigo.

-Un veterano eh, bueno aunque algo me dice que la azotea es un lugar familiar para ti, pareces muy tranquilo al estar acá. - Sentí un poco de envidia, Sweet Valley no me molestaba en lo absoluto, era bastante agradable pero hace unos años atrás, tenía en mente que terminaría toda la preparatoria en mi antigua escuela, que me graduaría allí y celebraría con mis viejos amigos. Por alguna razón ya no se le veía tan huraño como al principio, es más hasta bromeo. – Bueno yo voy en tercer grado, es mi primer año acá, me mude por el trabajo de mi padre, le han contratado para que entrene a un equipo de futbol y aunque tenía un buen trabajo en mi país pues esta parecía una muy buena oportunidad de muchas maneras. Lo malo de esto es que cuesta entrenar con mi equipo y solo puedo regresar con ellos cuando hay partidos oficiales de manera competitiva o amistosa. – Suspire algo nostálgica, esto no duro mucho pues rápidamente recobre mi semblante entusiasta. – Sabes hare algo durante este año escolar, de alguna u otra forma lograre que seamos amigos, me agradas aunque evitare molestarte a futuro cuando vengas a tomar tus siestas acá arriba, note que no es tu momento más social. – Le mire divertida, yo era del tipo sociable, extra sociable cuando me lo proponía y aunque en mi salón de clases tenía un par de conocidos con los que me llevaba bien, a él lo convertiría en mi amigo. – Seguro te hace falta un amigo que hable tanto como yo no? – Quizás no, quizás él no era del tipo de personas que tenían amigos que hablaban excesivamente.

-Has pensado que hacer cuando te gradúes? Yo deseo convertirme en jugadora profesional de un buen equipo femenino, lo curioso es que mi padre dice que debería buscar más opciones cuando él también se dedicó a eso. – Comente distraída mirando al cielo, cuando caí en cuenta de que hablaba mucho al hacer una pregunta sin dejarle responder, rápidamente me tape la boca con mis manos como señal para respondiera libremente.
avatar
Nikolai Józef Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 160
Monedas Monedas : 349

Volver arriba Ir abajo

Re: What goes around... comes around

Mensaje por Tristán Griffin el Miér Jul 29, 2015 6:32 pm

Pestañee un par de veces y enarque ligueramente una ceja. No me equivoco cuando digo que esa chica es la más parlanchina que he conocido en mi vida, y eso que he conocido bastantes chicas– Ah... –conteste sin saber muy bien que otra cosa decir. No se absolutamente nada sobre deportes, menos sobre futbol. El único deporte que practico es surfear y eso solamente como un hobbie, no como algo a lo que quiera dedicarme– Okay, pues suerte con eso del futbol, supongo... –musite no muy convencido. Aunque me di cuenta que Chris ni siquiera se había dado cuenta que había hablado pues ella prosiguió sin mas Debería entrar en algún concurso de hablar, seguro y gana pensé, ahogando una pequeña risa.

Sin embargo cuando la escuche decir que iba a hacer todo lo posible para que fuéramos amigos no pude evitar sonrojarme ligeramente, aunque gire rápidamente el rostro hacia a un lado para que no lo notara. Cuando termino de hablar note con el rabillo del ojo como se cubría la boca, seguramente para dejarme hablar Vaya, ya era tiempo pensé con un poco de fastidio, aunque internamente agradecía que hubiera seguido hablado pues así el incómodo sonrojo que adorno mis mejillas había desaparecido– ¿Amigos? –pregunte mirándola con una ceja ligeramente arqueada y con una pequeña sonrisa en mis labios– Mhee si quieres intentarlo adelante. Supongo que no pierdes nada, pero te advierto que no será sencillo. No soy un chico fácil... –hice una pequeña pausa al recordar algo personal– bueno, a veces sí, pero eso es otra historia muy diferente.

Veo que te apasiona el futbol –comente rápidamente, deseando cambiar de tema, esperando que ella no hubiera entendido mi anterior comentario– Supongo que si sigues así de... optimista y empeñada en hacer las cosas, seguramente entres en un buen equipo y cumplas tu sueño. Así cuando te vea en la tele podre decir: Hey, yo conozco esa chica. Una vez me despertó mientras dormía. –bromee dándome un pequeño empujón con hombro (hombro con hombro)– Respecto a mi pues... –me encogí de hombros en actitud relajada– mi futuro no es algo del cual me preocupe, es decir quiero ir a la universidad obviamente, pero aún no sé que carrera elegir –suspire un poco fastidiado- mi madre insiste en que vaya a conocer la universidad, según ella quizá así pueda darme una idea de lo que quiero, pero ¡Argg! –alborote un poco mi cabello en un claro gesto de frustración- no me gusta las responsabilidades, estoy seguro que saldré huyendo antes de poner un pie dentro de las instalaciones... -deje caer mi cabeza hacia adelante en señal de derrota, ocultando mi rostro con los mechones de cabello que caen a mis costados– quizá debería ser actor de películas de dudosa reputación, así tan si quiera no tendría ninguna responsabilidad –intente bromear para quitarle peso a mis palabras.

No sé porque le decía eso a la chica, la acababa de conocer, sin embargo le había expresado uno de los muchos miedos que oculto en mi interior y que no comparto con nadie. No sé... supongo que ya no pude retenerlo más y "explote" sin siquiera planearlo.
avatar
Tristán Griffin
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 325
Monedas Monedas : 3668

Volver arriba Ir abajo

Re: What goes around... comes around

Mensaje por Nikolai Józef Kuznetsov el Sáb Ago 08, 2015 6:39 am

Dorian estaba en una actitud más relajada lo cual me hacía sentir más cómoda con el peliblanco. Entendía lo que le pasaba de cierta manera, bueno en mi mente estaba el hecho de que yo quería ser jugadora profesional, eso duraba sus años pero mi padre no se cansaba de recalcarme que debía estudiar una carrera universitaria, esto por si algún día quería retirarme el futbol, por si sucedía un accidente del cual no se está librado en la cancha o por si mi carrera acaba y me quiero dedicar a algo más que a rascarme el ombligo en el sofá de la casa. Lo mire un poco sorprendida cuando comenzó a revolver su cabello, quería decirlo que lo tomara con calma aun le quedaba tiempo para decidir muchas cosas.

De algún modo aunque no lo manifestase con palabras si parecía que le preocupaba más de lo que quería admitir. Quizás habría sido un muy buen momento para manifestarme y desviar un poco el camino o animarlo, quería hacerlo pero no sabía cómo o de qué manera. Para mi buena yuyu no tuve que decir nada pues el mismo bromeo un poco con el tema, fue un comentario muy divertido inesperadamente gracioso, no pude evitar reírme un rato de una manera algo estruendosa, al caer de nuevo en cuenta que estábamos en un lugar en que se supone no debíamos estar me calme. –No esperaba que me dijeras eso. –lo mire bastante divertida. – No te imagino en eso, pero bueno… - Volví a reír un poco pero ahora de manera baja.

Pensé rápidamente en algunas historias que sabía para comentárselas a Dorian, no sé si le servirían o no, le acomode un mecho rebelde que quedo después de despeinarse controladamente antes de comenzar a platicarle lo que tenía en mente. – Sabes, hay historias de la vida real acerca de personas que se han destacado, ya sea por sus negocios o sus vidas laborales. – Sonreí con de manera ladeada segura de lo que decía. – Si, si aquellas personas como Gates que dejaron la universidad porque no les era útil, ahora son ricos y famosos porque encontraron aquello a lo que se querían dedicar y lo explotaron. – Me levante de donde me encontraba y me pare enfrente de él. – Yo creo que puedes ser una de esas personas o algo así, encontrar tu camino fuera de un edificio lleno de “resposabilidades estrictas”. – hice referencia a estas últimas dos palabras con comillas imaginarias con mis dedos. – Bueno tú me entiendes no significa que si te conviertes en dueño de una empresa no tendrás responsabilidades… - Bah quizás no había sido lo suficientemente clara o motivante, pero mi idea manifestarle que el podía encontrar su camino de diferentes maneras. –No digo que como actor porno no tengas éxito, pero seguro tienes más potencial para otras cosas, tienes pinta de ser un rockero famoso. –Por Dios que había dicho, me lleve la mano a la frente por aquel comentario que salió sin ser previamente meditado o razonado, había sido más directa de lo debido con eso, no es que me estuviese haciendo una película mental de cómo se vería en sus películas. Me sonroje de la vergüenza, podía ser aquello mal interpretado? Esperaba que no. – Lo siento.. Lo siento… lo del rockero es cierto de lo tus películas de procedencia dudosa no…- Di la vuelta y me acomode cerca del barandal que rodeaba la azotea, tenía vista de gran parte del instituto. –En fin, eres un tipo cool Dorian, encontraras lo tuyo, yo creo que todos encontramos  nuestro camino en algún momento y en algún lugar, así es todo en la vida. – Comente más tranquila mientras ahora miraba al patio.
OFF:
Lamento la demora u.u
avatar
Nikolai Józef Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 160
Monedas Monedas : 349

Volver arriba Ir abajo

Re: What goes around... comes around

Mensaje por Tristán Griffin el Miér Ago 12, 2015 6:55 am

Dorian escucho atento lo que la chica, estuvo a punto de agradecer por sus palabras, pero cuando ella volvió a mencionar lo de las películas no pudo evitar estallar en carcajadas. Se llevó las manos al estómago y los ojos se le pusieron llorosos de la risa. Intento hablar un par de veces, pero cuando veía a Christian la risa volvía con más fuerza, finalmente después de un par de minutos logro controlarse y poder hablar, aunque con la voz un poco entrecortada– Oye, me insultas... –dijo fingiendo estar indignado, aunque con el ataque de risa era imposible hacer una buena interpretación– ¿Cómo sabes que no tengo talento para ser "actor"? –pregunto al tiempo en que se ponía de pie y acercaba a ella. Le dio la espalda a la barandilla y se recargo en esta, cruzando los brazos en el pecho (no mira hacia el patio)– Hasta ahora no he recibido ninguna queja, así que quizá si tenga futuro en esa industria –comento con seriedad. Giro el rostro hacia la chica y se inclinó un poco hacia ella, mirándola con un gesto serio en el rostro, el cual se transformó rápidamente en uno divertido– Solo bromeo, Chris... –dijo mostrando una simpática sonrisa, apartándose de ella, recuperando la distancia y mirando hacia el frente– No me gustaría ser de ese tipo de actor, te imaginas el cansancio, no gracias, soy muy perezoso... –se alzó de hombros en actitud despreocupada y soltó una pequeña carcajada– Soy un tipo cool... –repitió las palabras de la chica– Nha, ni tanto. No me gustaría ser estrella de rock, se tocar la guitarra eléctrica, pero es más como un hobbie. No me imagino viviendo de eso... –soltó un resoplido cansando– ya encontrare mi camino tarde o temprano... eh y... gracias... supongo.

Entonces... –volvió a hablar después de unos pocos minutos en silencio– ¿Cómo fue que llegaste aquí? –pregunto, refiriéndose a cuál era la razón por la cual estaba en la azotea– Déjame adivinar... –se llevó la mano al mentón, haciendo un sonidito dubitativo– ¡Ya se! Te echaron de clase... –dijo con un pequeño dejo de burla en su voz– o no te dejaron entrar ¿Cuál de las dos es la correcta? –una sonrisa altanera se dibujó en sus labios, así mismo apareció un brillo juguetón en sus ojos–  una chica tan... imperativa como tu debe hacer enojar a los profesores –asintió con la cabeza, como si lo que había dicho fuera muy acertado– pero no te preocupes, mi azotea es tu azotea. Cuando quieras puedes venir aquí... claro, solo que si te pillan, negare que te conozco. He prometido no meterme en problemas... aunque hasta ahora he fallado  estrepitosamente, pero bueno no importa –dijo mostrando un poco la lengua en seña juguetona.


OFF: Sorry por el post medio fail, no tengo mucha inspiración ='(
avatar
Tristán Griffin
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 325
Monedas Monedas : 3668

Volver arriba Ir abajo

Re: What goes around... comes around

Mensaje por Nikolai Józef Kuznetsov el Sáb Ago 22, 2015 7:26 am

Nos quedamos en silencio un momento, me sentía bien por dentro, a pesar del incomodo inicio de mañana en el instituto haber venido a la azotea lo mejoro todo. Claro que tendría que volver a la realidad cuando volviera a clase y viese al profesor al terminar la jornada, mejor dejaba de pensar porque mi felicidad se esparciría y comenzaría a deprimirme. Y justo el tema de conversación siguiente fue aquello que evitaba pensar mucho, pero estaba bien, no tenía nada que ocultar, no al chico que también estaba acá conmigo no precisamente porque su curso tuviese libre todo este tiempo. Estaba divertida viéndolo mientras concluía cual era la razón de mi estadía en la azotea y no supe si era porque era muy obvio el motivo o tenía experiencia en eso. – Tirinrinrinrin – Imite el sonido de una campanita de aquellas que suenan en los programas de concursos cuando ganabas algo. – Tenemos un ganador. – Comente como si de verdad fuese divertido, bueno lo era pero debía tomarlo con seriedad en algún momento. – Es la segunda, es que me cuesta muchísimo levantarme en las mañanas. – Me revolví un poco el cabello de la coleta. – Soy la persona más perezosa de este mundo cuando corresponde a levantarse temprano. – Deje mi tono pausado allí y me motive a explicarle cuando no era perezosa. – Ah eso sí, si hay una práctica de soccer soy la primera en llegar. – Volví a mi tomo calmado y divertido para soltar una pequeña risa nerviosa. – Pero para estudiar y demás cosas que no corresponden al deporte ni el despertador, ni Naga y ni mi padre pueden con eso y es así como de 5 minutos en 5 minutos se me pasa la hora. – Tome un poco de aire y continúe. – Por eso mismo he llegado varias veces tarde a clase y aunque esta mañana me esforcé y corrí muy rápido para llegar el profesor ya estaba en el aula y se me tomo la molestia de acordarme que ya tenía varias advertencia de lo que pasaría si volvía a llegar tarde a clase, por eso me tienes aquí. – En ese instante me llego un recuerdo de cuando era solo una niña, mi mamá me levantaba y se aseguraba que de verdad no me quedara haciendo pereza en la cama, en ese momento pensaba que era tan normal todo aquello que ahora que lo pensaba bien, desearía tenerla aquí no solo para que me levantara sino para verla todas las mañanas.

-Digamos que son los profesores, bueno no todos, los que no me tienen algo de paciencia, seguro verían que fuera de aquellos problemas de disciplina y llegadas tardes tiene enfrente a una excelente estudiante. – Sí, claro seguro, pensé sarcásticamente después de haber dicho aquello, no era la mejor en muchas áreas pero bah, solo tenía que terminar el instituto y dedicarme al deporte hasta que mis músculos no dieran más. – Gracias? – Respondí dudosa, pero ahora me daba curiosidad saber porque había prometido no meterse en problemas y que hacía que no cumpliera a cabalidad aquella. –Bueno a diferencia tuya no soy buena adivinando pero cuéntame que te trae a la azotea? No me digas que te saltas las clases? o que te quedas dormido en clase y prefieres venir a dormir aquí? – Vino a mi mente la imagen de hace poco cuando recién lo encontré. – Sabes creo que tú y yo tenemos mucho en común a nuestra manera claro está. – Comente en tono de broma, pero quizás no me equivocaba y si teníamos más en común que estar perdiendo clase. –Tu eres de aquí? – Pregunte con el ánimo de obtener una respuesta que me ayudaría plantearlo algo que me había pasado por la mente. – Lo digo porque hace poco me dijiste que llevas mucho estudiando aquí, yo no llevo mucho y se me ha ocurrido que después de clase y mi sermón sobre ser más responsable el cual seguro tengo que recibir si quiero evitar otro, podíamos no se salir, no en plan de cita, me gustaría conocer un poco más la ciudad, solo conozco el parque cercano a mi casa, el estadio que es donde trabaja papá y uno que otro punto por allí, tu debes conocer esta ciudad como la tierna palma de tu mano, que dices salimos? – Me mostraba ansiosa y me atreví a acomodarme mejor para tomar la sus manos como si con ello lo pudiese convencer.

avatar
Nikolai Józef Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 160
Monedas Monedas : 349

Volver arriba Ir abajo

Re: What goes around... comes around

Mensaje por Tristán Griffin el Dom Ago 30, 2015 7:55 am

Supongo que es normal ser algo perezoso. Además a quien le gusta despertarse temprano. Sólo los chicos nerds se levantan con ánimo para venir a la escuela –El peliblanco tuvo que reprimir una carcajada que quería escapar de sus labios al escucharla decir que era una excelente estudiante pero que sus profesores no se daban cuenta, pues de alguna manera se vio reflejado en las palabras de la chica– Claro, claro que ciegos están... –agrego un poco burlón dejando que la chica terminara de hablar.

Pues, para no ser buena para adivinar, diste justo en el blanco –se encogió de hombros y mostro la palmas de las manos dando un aspecto relajado y sumamente despreocupado– a veces me salto las clases cuando estoy fastidiado, pero hoy simplemente no soportaba el sueño, anoche me desvele jugando. La mayoría de las clases que tuve hoy me la pase cabeceando, por poco mi frente da contra el escritorio, así que simplemente tome mis cosas y vine hacia acá. Me darán un reporte porque de seguro mis compañeros me delataran, pero ¡Bah! Ya tengo tantos que otro mas no es ningún problema –agrego con tranquilad, pues el recibir reportes para Dorian era algo tan común, que ya no se molestaba ni sus padres tampoco, pues mientras él lograra pasar el curso con buenas notas, era más que suficiente para ellos.

Hummm... esto es nuevo... –una pequeña sonrisa altanera se posó en sus labios, separando sus manos de las de ella para cruzar los brazos en su pecho – Por lo general yo soy quien invita a salir a las chicas, –dijo dándole un pequeño empujón juguetón a Chris. Había quedado claro que no era una cita, más bien sería un Tour, mas aun así le resulto un poco curioso que la chica lo propusiera– pero me hiciste sentir que soy bonito –bromeó llevándose una mano al pecho en gesto dramático y pestañeando rápidamente un par de veces– pero no sé, yo tampoco soy de los que salen. Prefiero quedarme en casa aburriéndome en silencio, que estar en algún lugar aburriéndome con un montón de ruido –torció ligeramente la boca hacia un lado y enarco una ceja– además por si no te habías dado cuenta soy algo... asocial y estar entre muchas personas no es lo míoMe ponen nervioso e incómodo pensó, pues no iba a confesar ni dar detalles de una más de sus debilidades.

Se quedó un momento meditando la invitación de la chica, hasta que finalmente pudo darle una respuesta– Esta bien, supongo que puedo llevarte a algún lugar... –se inclinó hacia ella acortando un poco el espacio que entre estos había. Dorian entrecerró un poco los ojos y sonrió de manera astuta– pero sólo si tu pagas la comida ¿Te parece un buen trato?
avatar
Tristán Griffin
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 325
Monedas Monedas : 3668

Volver arriba Ir abajo

Re: What goes around... comes around

Mensaje por Nikolai Józef Kuznetsov el Lun Ago 31, 2015 9:03 pm

Sonrei al escuchar que era él quien invitaba a las chicas, no dudaba de ello, pero como en este caso  solo era un paseo de tour lo más lógico era que yo se lo propusiera por ser quien lo quería. –Ahh!! pero eres bonito – Le seguí el juego para que se convenciera de aceptar, todo iba bien hasta ese momento pero cuando escuche el “pero” salir de sus labios me preocupe, el pero era la palabra mas “bip” que conocía, pues esa palabra era capaz de estancarlo todo. –Vamos! Conmigo te vas a divertir mucho… además aunque a mí también me gusta estar en casa haciendo pereza, es una buena oportunidad para salir, aprovechando el verano. – Le comente casi suplicante, convencerlo era prioridad ahora. –Podemos ir a lugares que no estén tan concurridos. – Manifesté para después caer en cuenta que el solo hecho de estar en verano hacia que todo estuviese concurrido.

Coloque mi cara mas tierna y con las manos juntas como si fuese a rezar espere la respuesta de Dorian, en cuanto obtuve una afirmativa de parte de él, no hice más que brincar en mi puesto alegremente. –Si! Si! Si! – Grite entusiasmada sin embargo me calle y tape la boca al recordar que no debería estar en la azotea y mucho menos haciendo ruido.  –Lo siento, lo siento. – en eso  el joven de cabello blanquesino se me acerco un poco y con una gesto divertido me dijo la condición para poder aceptar, o sea de verdad? Tenía que pagar la comida? Mas que lo poco caballeroso que era eso era el hecho de que me sorprendía. – No, no es un buen trato, pero acepto. –Sonreí ampliamente y estire mi mano para poder cerrar el pacto. – eso me acordaba que tenía que conseguirme un trabajo de medio tiempo, el que tenía como jugadora  no me generaba muchos ingresos. –Eso si no tengo mucho dinero, pero ahí no las apañaremos para ver que podemos comer. – Siempre y cuando no fuese un chico exigente todo estaría bien.

De cierta manera era como si se hubiesen juntado la dicha y la hermosura,  se supone que debía verme con el profesor al final de clase pero si surgían imprevisto que se le podía hacer. – Podemos ir hoy después de clase? Tengo ganas de salir un rato y ver qué hay de bueno en la ciudad, seguro tú conoces lugares interesantes. No a donde me lleva mi padre que esta toda la gente aburrida observando o meditando algo. – Adoraba a mi padre sobre todas las cosas pero a veces sus gustos y los míos iban en direccion opuesta cuando no se trataba de soccer.

-Oye Dorian una pregunta, por cierto que es lo que te gusta comer, por favor no me digas que caracoles en un guiso raro como muestran en la tele? - Así mismo mediría mi presupuesto, aunque lo último que mencione era cierto, en esas películas francesas mostraban a sus natales comiendo caracoles porque según ellos eso era muy sofisticado.
avatar
Nikolai Józef Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 160
Monedas Monedas : 349

Volver arriba Ir abajo

Re: What goes around... comes around

Mensaje por Tristán Griffin el Dom Oct 11, 2015 5:33 am

Tienes suerte de que no soy muy melindroso con la comida –contesto el chico estrechando la mano con la de ella. Dorian hizo una pequeña mueca de duda cuando Christian pregunto si podrían salir hoy, no es que el tuviera planes o algo por el estilo, pero le había prometido a sus padres que ayudaría en la cafetería saliendo de la escuela, mas al pensarlo un poco mejor, decidió que podría faltar... su madre insistía en que saliera y tuviera amigos, así que tendría una excusa perfecta para faltar a las tediosas labores de mesero– Claro, no veo ningún problema de salir hoy... –contesto al tiempo en que volvía a cruzar los brazos en el pecho– No conozco muchos lugares de moda, pero podemos buscar alguno.

¡Asco! –exclamo sin poder ocultar el desagrado ante la mención de los caracoles. Sus padres, cuando él era pequeño en un par de ocasiones intentaron hacerlo comer caracoles y esas cosas raras "típicas" de Francia, pero el pequeño Dorian jamás se animo a probarlos, el simple hecho de verlos ahí humeantes le revolvía el estómago– No, esas cosas... son ¡Uagh! –señalo su boca con el dedo índice, dando a entender con ese gesto que eran asquerosos– Yo soy más un chico de comida rápida, ya sabes; hamburguesas y papas fritas –delicadamente picoteo la frente de la chica, moviendo unos cuantos centímetros su cabeza hacia atrás– Pero si lo que quieres es probar los caracoles, se dónde los preparan... aunque te advierto, que tendrás que comerlos tu sola, conmigo no cuentes para eso.

A todo esto ¿Qué es lo que te gustaría conocer? –pregunto un poco curioso, si tenía más o menos una idea de adonde deseaba ir la chica, quizá podría buscar lugares que se ajustaran a su curiosidad– ¿O quieres que te sorprenda? –hubo un poco de divertida malicia al preguntar, pues se estaba acordando de un par de lugares a donde podrían ir al salir de clases.


OFF: Ya volví =D
avatar
Tristán Griffin
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 325
Monedas Monedas : 3668

Volver arriba Ir abajo

Re: What goes around... comes around

Mensaje por Tema Cerrado el Dom Nov 01, 2015 10:48 pm

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1662
Monedas Monedas : 19410

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.