Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Angel Of Death — Privado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Vie Mayo 15, 2015 9:48 pm

Angel Of Death8:00 pm ● Auditorio ● Electra LeonheartEstaba John Davison Rockefeller VII, o sea, Seth por ahí afinando su voz como en los viejos tiempos. Su voz se caracteriza por ser del tipo de tono barítono y es muy frecuente en él el uso del falsetto o falsete. A medida que había pasado el tiempo, por la falta de práctica, de alguna manera su voz no sólo era una. Era uno de los monaguillos de la iglesia, cuando aún su madre tenía vida. Una mujer devota, una típica mujer devota que llevaba a su hijo a la iglesia pero este era un diablillo dentro de un territorio donde no se sentía cómodo y apoteósico a la vez. No obstante esa imagen del pequeño diablillo dentro del coro destacaba, era como si se transformara en un genuino ángel brillando y opacando a los demás niños. Era el más reconocido de su barrio, cómo no serlo si además proviene de una familia muy famosa y multimillonaria en los inicios del estallido de la Guerra Civil en 1861 que acabaron siendo monopolios, dándole una gran oportunidad a su tatara tatara… abuelo John Davison Rockefeller,  y la familia Rockefeller acabó siendo una de las industrias más monopolizadas de la historia de estados Unidos. Ahora Seth goza de una gran fortuna gracias a sus ancestros y llegó a moldar a aquel muchacho como prácticamente un príncipe caprichoso y mimado. Capaz de todo puesto a que tiene un gran “poder”, conseguir lo que desea. Pero hace mucho que tenía un gran interés por la música, estaba por crear su propia banda pero poco a poco su interés de apagó desde la muerte de su madre y, desde ese momento su personalidad no fue la misma.

Desde que encontró un papel poco llamativo en el mural del instituto, con saber que alguien tiene la voluntad de crear una banda, sin duda Seth se apuntaría. Sólo esperaba que no haya perdido la práctica en cualquiera de los instrumentos esenciales en una banda, aunque el piano es pan comido para Seth y la vocal. En ese momento el interés en la música revivió y se puso las pilas para practicar con su voz ¿Cómo no rechazarle? Si tiene una voz perfecta para una banda de rock. ¿Qué tal si se trataba de una banda otra que no sea rock? No le importaba, de todos modos siguió con la práctica. Hasta que una mañana se levantó tarareando, imaginando que estaba en un concierto, dentro de la ducha empezó a cantar como si estuviese enamorado de alguien, aunque no había un alguien aún si no él mismo, y saliendo de la ducha trepándose por la puerta del baño como un mono. Un completo lunático, como resultado a aquella estupidez que esa puerta no resistió el peso de Seth por esta vez, y la puerta cayó junto con Seth pero cayó sobre él intentando aplastar como venganza pero el rubio logró apartarla fácilmente — Ok, me he quedado sin puerta — pero con el dinero que tiene que podría gastarse en diez vidas, puede comprar otra puerta sin problemas pero Seth olvidó mandar a arreglar ya que tenía prisa en ir a Sweet Amoris que iba tarde. Aunque a la vez no tenía tanta prisa, después de todo es Viernes.

Más tarde, ya el día dio paso a la noche.  Seth como si fuese un ser de la noche, muy activo más allá de las seis de la noche decidió ir a un Karaoke del centro comercial de Sweet Valley. Bien sabe que la mayoría de las féminas se pasan por ahí y el rubio se iba paseando por esos lares atrapando miradas de las féminas como si fuese “miel” y las muchachas unas “abejas”. Es muy seguro de sí mismo que podría encantar con su estremecedora voz a alguna fémina. Se adentró a aquel bar dentro de ese mismo solar comunitario, no tenía ventanas, tenía luces neón por todas partes, buena calefacción. El señor Rockefeller suspiró nostálgico. Hace mucho que no salía de noche por el trabajo, su maid, la escuela y los videojuegos también lo mantenía como un bicho raro asocial. Seth está de vuelta y muy decidido a pasarla bien esta noche. Después de reservar un turno en el Karaoke, cantó uno de sus temas favoritos de Coldplay, y la voz le sentaba muy bien. Y así captando la atención al público y él, con los nervios de acero, siguió entonando su voz melodiosa a todo dar.

Cold - Cure my Tragedy
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Electra Leonheart el Dom Mayo 17, 2015 12:38 am

Estaba realmente angustiada con la formación del grupo, no había manera de encontrar gente decente, que supiera algo más que dos acordes de guitarra eléctrica, estaba harta de toda esta situacion hace demasiado tiempo ya, pero no, todo el mundo quería ir con la etiqueta de guitarrista, ¿que demonios ven a las guitarras? no digo que sea un mal instrumento, pero todos tienden a sobreexplotarlas o vacilar de ellas sólo para dar un aspecto  de saber tocar algún instrumento, eso de verdad era simplemente amargante, odiaba con todo mi ser esa maldita sensación, nunca me había gustado ese estereotipo de humano que busca destacar en ese mundo del que no sabe nada, pero son cosas que pasan tanto si me gusta como si no.

No sé cuanto tiempo llevaba ya buscando como comenzar este grupo, desde luego había sido un largo tiempo pero en estos momentos era en los que más decidida estaba, a proseguir con la idea del grupo pues ¿por qué no dedicarse a algo que una misma le gusta?... no sé en absoluto si tendré la misma suerte que mi hermano, pero desde luego estaba más que decidida por todo esta futura banda, iba a esforzarme por conseguir aquello con lo que tantas veces había soñado, esta vez rendirme no era ningún tipo de opción, si era mi sueño tenía que luchar por él no valía el rendirse o similares, un deseo debe contar con voluntad, y pese a que a la mayoría de gente le de por ir de fantasmas confiaba que ahí fuera había alguien con talento que me hiciese sentir ese gran amor por la música.

El día había sido largo, demasiado largo cabría decir, había tenido demasiados exámenes a la hora de la universidad, por lo que fue bastante estresante, pero la verdad, dentro de lo que cabe no había salido demasiado mal el examen, llevaba creyendo toda la maldita semana que iba a suspender sin derecho a queja, pero para mi sorpresa fue un tanto más fácil de lo que imaginé, sinceramente estaba de verás aliviada con este asunto, pues después de tanto estudiando al menos había servido según parece.

Tras la jornada de estudios solo tenía ganas de descansar un poco de tanta presión mental por lo que  ¿quién dice que sea una mala idea ir al centro comercial a despejarme un rato?... dicho y hecho nada más llegar a casa solo solté la maleta y las cosas de cualquier forna, y tan sólo arreglé un poco mi pelo antes de ir al centro comercial, de camino así compraba las cuerdas para el bajo y la guitarra, ciertos vecinos infernales la fastidiaron y aún no pude sacar tiempo para comprarlas.

Una vez allí prometo que iba a comprar cuerdas dar una vuelta e irme, pero algo detuvo mi paso, era una voz simplemente perfecta, antes de darme cuenta estaba yendo hacia el lugar en cuestión para topar con un chico de cabellos rubios  el cual poseía esa hermosa y perfecta voz -Impresionante...- dije en un pequeño susurro. Cuando el chico terminó de cantar comencé a aplaudir sin dudarlo -Vaya tienes una gran voz- dije mientras dibujaba una sonrisa en mi rostro mirando al chico, creo que era un poco pronto para ponerse a reclutar miempbros pero que diantres siempre se puede decir de alguna forma disimulada -¿Cantas en alguna banda?- me aventuré a preguntar mientras le miraba.

No pasó mucho tiempo antes de que me aventurase a ir al lado del chico de cabellos rubios, aparté uno de los mechones de mi cabello de mi rostro -Ah~ cierto soy Electra- dije con cierto despiste, casi siempre se me olvidaba presentarme a la gente que conocía fuera de la universidad así que cuanto antes mejor -¿Te importa si te secuestro un rato?- pregunté haciendo una pequeña pausa -Digamos que necesito algunas cuerdas por hijos de vecinos desastrosos y no quiero que se me escape una gran voz- admití mientras me cruzaba de brazos, tampoco tenía porque arrastrarle sin permiso ajeno.
avatar
Electra Leonheart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 74
Monedas Monedas : 1116

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Dom Mayo 17, 2015 4:35 am

Antes que se presentara ante el o la líder de la banda en al que Seth considera entrar, tendría que exponer en algún lugar su melodiosa y encantadora voz. Había notado que cada vez que elevaba a la 8va sentía que elevaba los hombros y eso que recuerda, en las clases de canto o como se llame en otros lares, recordó que eso era incorrecto y un profesional no debe levantar los hombros al cantar. Existen algunos puntos de aquellas estrictas normas que se esfumaron al paso del tiempo y como decía su padre “La práctica es el maestro” — “Sabio, pero ingenuo.” — Pero esos errores son meramente obviados por el público, al menos ellos no conocen esas normas del canto a menos que entre ellos existieran unos críticos de la música infiltrados en el montón. Pero Seth suele ser despreocupado y no le importa para nada ser criticado de todas formas. Él canta a su manera y punto. No cabían duda alguna que disfrutaban de las más gratas melodías hasta que finalmente finalizó la canción y ni se haya acabado la pista, las personas alzaron los aplausos. El noble graciosamente hizo una lerda reverencia al público y luego, sin dar la espalda al público se apartó del escenario hasta donde llegó a un punto donde no le llegaba la luz.

Tan pronto como había bajado de ahí, como en un abrir y cerrar de ojos apareció ante los mismos una hermosa fémina, hermosos atributos y llamativas curvas, las de su gusto. Había retrocedido un poco para así tener una amplia vista de dicha dama mientras que le ha constado pronto y sin inmutarse — Haha… gracias… — dijo con su típica voz natamente agraciada y estremecedora de siempre pero a la vez sin parecer un completo payaso cretino. También al agradecer elevó el mentón de una forma graciosa y simpática a la vez acompañado de una sonrisa ladina. A veces el idioma francés es algo confuso y no sólo porque hay “peces” si no que a veces podría malinterpretar algunas palabras. Seth es algo nuevo en el francés y bueno, algunas que otras palabras que le haya dicho la fémina, no le ha resultado para nada insultante pero si algo confuso luego de cantar una canción en inglés se ha quedado aturdido luego de aquel tosco encuentro pero había valido la pena — “Pero claro, sigo en Francia. Que tonto.” — se dijo en sus adentros mientras que seguía escuchando la hermosa fémina albina. Era gracioso que después de cantar, se ha ido a su propio mundo donde él estaba a su “verdadero” hogar. — No. Pero planeo formar parte de una~ — dijo decidido y esperaba que su acento extranjero no se haya descubierto. Simplemente para evitar temas que prefiere no tocar.

Se ha quedado algo tonto perdiéndose bajo el sombrío seto de sus pestañas y bajo el fino dintel de cejas grandes orbes rojos de la albina cuando la fémina hacía apartado uno de sus mechones de su aterciopelado rostro tal como la carne de su cuello, tez blanca que denota una aromatizada tibieza. — Woow!! Electra, ese nombre nunca lo había escuchado nunca — elevó una ceja mientras que sonreía ladinamente sin dejar de observar par de iris rojo vivo. — Me gusta. Hermoso nombre, hermosa dama. — la intención del Rockefeller era muy clara, quería ver a la jovencita roja como un tomate — “¿Qué es lo que más deseas? Dulzura~” — pensó — “Sie s música, música te daré” — finalmente despertó de aquella bruma del rubio al escuchar la palabra “secuestrar” — “Bien, ya estamos.” — pensaba entre lazar un juego de palabras con Electra hasta que se dio cuenta de una cosa después de una breve pausa junto con un silencia algo incómodo — Ahora que me doy cuenta... necesita de mi compañía para conseguir unas cuerdas, quien más saber más que usted qué tipo de cuerdas necesita. O se trata de guardarme como una reliquia como usted sabe “más vale pájaro en mano que viendo volando” — le miró de reojo como si éste se hubiera ofendido y esperó unos segundos si ella se cohíbe ante lo que había dicho Seth. Le observó de arriba y abajo nuevamente. Pero luego sonrió ladino observándole con cierta ternura. — Y ambas ideas me agradan~ — Estaba dispuesto a escoltarla a un ameno paseo — Vamos — flexionó su brazo para que sobreentendiera que la muchacha le tomara su brazo como si se tratara de un noble, mientras que en realidad lo es. Y así se dejara guiar por ella para encontrar lo que ella desea.
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Electra Leonheart el Dom Mayo 17, 2015 3:10 pm

Quizás pueda intentar desmentirlo un millón de veces, pero en esta ocasión ni aunque se quiera podría hacer una defensa de esto, cuando se trata de música era demasiado impulsiva, el actuar sin pensar el decir cosas sin meditar las de por medio... era todo demasiado típico en mí, lo que me hace pensar "¿Alguna vez cambiará esta costumbre?", una pregunta curiosa cuando conocía de sobra que casi siempre actuaba así debido a esta pasión por la música que día tras día me llenaba por completo, el revivir todas estas sensaciones con tan solo escuchar esa voz... debía significar algo, ¿quizás era una señal?... sinceramente no me interesa en absoluto analizar esta situación, pero algo me decía que lo necesitaba en aquel grupo, a mi lado, su voz era simplemente perfecta además, un grupo de rock con su voz... ¿quien diría que no a eso? porque no voy a ser yo esa lista que diga tal tontería, de verdad no sabía como o porque terminé aquí siguiendo esa voz, así que sólo hay una explicación, su voz es realmente hipnotizante.

Negué varias veces con la cabeza al escuchar las palabras de aquel chico de cabellos rubios y voz tan singular, no tenía ninguna duda de todo este asunto, era imposible no hacerle ni un halago tras semejante actuación que sería capaz de dejar en pañales al más apto de los profesionales -No es nada a agradecer, realmente sólo digo lo que pienso, para mí la música es un tema muy serio- terminé añadiendo mientras me cruzaba de brazos un instante antes de apoyar mi mano derecha a la altura de mi cadera. Miré con curiosidad al chico hasta que oí esas palabras que hicieron que mostrase una sonrisa sin tan siquiera dudarlo, el destino es caprichoso y esta vez espero con todo mi ser que está a mi favor, ya ha sido un día bastante estresante para que juegue con el sueño de mi vida, así que lo siento queridos~ pero hoy no es el momento para que solo me hagan ilusiones -¿En serio? ¡Eso es genial!- dije emocionada -... de hecho yo actualmente supongo que estoy en reclutamiento de miembros para una banda de rock- dije antes de dejar escapar una pequeña y breve risa -Acaba de darme la impresión de que intento convencerte... aunque confieso que no es del todo falso- aseguré con normalidad.

Comencé a reír al escucharlo, desde luego era la primera vez que alguien actuaba de esa forma al oír mi nombre -Gracias, te puedo prometer que nunca nadie actuó como tu al escucharlo, pero es divertido- dije aún entre pequeñas risas, sin embargo poco a poco al escuchar sus últimas palabras sonreí mi nombre  empecé a ponerme nerviosa, maldita sea, yo no estoy acostumbrada a los halagos en absoluto, poco a poco comencé a notar como emanaba calor de mis mejillas, en estos momentos odio este albinismo -Esto.... yo ... lo siento... no estoy acostumbrada a ese tipo de cosas- dije desviando la mirada hacia un lado con nerviosismo mientras apartaba algunos de los mechones de mi rostro, nerviosa no, estaba lo que le sigue, si cuando digo que esas cosas me ponen nerviosas es eso... debía calmarme , me conozco y como no me calme me va a costar hasta hablar. -Claro, me encantará que me acompañes a por las cuerdas, primordialmente unas cuerdas para el bajo y la guitarra acústica- dije ladeando la cabeza -Bueno ya de paso me gustaría conocer un poco más al dueño de tan hermosa voz- confesé con una sonrisa, intenté evitar buscar dobles sentidos pero al escuchar las ultimas palabras un leve rubor pareció de nuevo en mis mejillas, demonios odiaba este asunto de veras, desvié aquella mirada sin saber que decir con exactitutd, sin embargo aún así tome aquel brazo suyo antes de comenzar a caminar a su lado hacia la ansiada tienda de música.

Comencé a caminar junto al chico misterioso hasta caer en la cuenta de algo... necesitaba una forma para hablarle porque no me imaginaba soltando un "¡Hey rubio!", ni hablar ese no era para nada mi estilo, en absoluto lo era... -Por cierto~ ¿puedo saber al menos de que forma dirigirme a ti?- pregunté mientras ladeaba la cabeza con suavidad, mire hacia delante instantes mas tarde -Creo que de nuevo me he vuelto a pasar- dije entre risas antes de girarme hacia atrás... efectivamente -Esa es la tienda donde suelo comprar las cuerdas, otra vez iba a pasarme de sitio- dije entre una suave risa.
avatar
Electra Leonheart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 74
Monedas Monedas : 1116

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Dom Mayo 17, 2015 10:40 pm

No había nada de malo que uno se sienta entusiasmado por lo que le gusta y la pauta más clara posible que el agua era aquella muchacha. Ambos tenían algo en común, es como si sus vidas lo primordial era la pasión por la música. Seth sólo quiso expresar que no rechazaría la oferta de la joven. — ¡Eso! ¿Dónde están mis modales? Soy Seth Rockefeller pero me puedes llamar Seth a secas — otra música estaba reproduciendo resonando de tal forma en el Karaoke que le dijo con la voz un tanto alta al oído ajeno mientras caminaban y agachándose un poco debido a que el rubio es trece centímetros más alto que su compañera. — Planeaba entrar a una banda, pero imposible rechazar tu propuesta. Me apunto a tu banda. — le sonrió amablemente. Él estaba dispuesto a ayudar a una hermosa dama involuntariamente, ya que como lo dicho, posee una gran debilidad con las mujeres y mucho más si se trata de una muy atractiva. El prestigioso sentido del oído del rubio no tardó en a descifrar que el acento de la jovencita también era extranjera. Por primera vez, de alguna extraña guisa, estando junto a alguien se sentía como en su hogar. El rubio asintió con la cabeza porque comprendía muy bien y él también se lo toma algo muy serio el campo musical. Que es lo que considera dedicarse en un futuro. Si por casualidad es ella la que estaba reclutando para una futura banda es claro que el “destino” quiere que siga su camino en lo que quiere ocupar.

Seth nunca había creído en el destino, mejor prefiere llamar “suerte”. Seth suele ser más suertudo que cualquier otra persona del mundo. Está en la cúspide del mundo y se siente como el rey del mismo. Aunque cada vez no dejaba de sentirse frío y vacío una vez que acompañó a Electra para comprar las cuerdas. Tal vez el lugar le deprimía un poco o es que realmente estaba aburrido de tener tanta suerte como aquella bala que revotó hacia seth, o mejor dicho, cerca de Seth. Eso debería haberle matado al instante y que una jovencita de vestido púrpura era el testigo de su muerte. El rostro del joven de sangre noble se tornó, a medida que caminaban, a un rostro neutro. Inexpresivo durante el paseo. En este lugar había de todo, cosas que Seth podría comprar todo el centro comercial sin que se gastara algo de dinero. El dinero de la familia, cosa que el rubio no se lo toma en serio ¿pero eso qué? Disfruta todo mientras está vivo hasta que la suerte le diera la espalda.

Luego de tanta caminata y dar una vuelta había “despertado” de aquella una bruma de un sueño través de una sombría penumbra de sus pensamientos que empezó a perderse, de nuevo, en su propio mundo. El camino de repente se había convertido una gran odisea en busca de las cuerdas o es que ella alargó el camino apropósito para tener más tiempo de conocerse. No quiso mencionar que pertenece en una de las familias más adineradas de Sweet Valley, e incluso del mundo así que se guardó eso para el final o para que lo descubra ella sola — Suele pasar — añadió una vez que dieron la vuelta. — Luego de ir a conseguir las cuerdas ¿quiere ir a comer algo? — en el centro comercial existían algunos restaurantes de comida rápida, podrían ir a comer ahí y si no es gusto de la muchacha Seth estaba dispuesto a llevarle de todas maneras a un Restaurante de cinco estrellas.
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Electra Leonheart el Lun Mayo 18, 2015 6:14 pm

La emoción del momento llenaba el ambiente, desde luego que me gustaba todo esta particular emoción que poco a poco me llenaba más y más, creo que de algún modo este chico de cabellos rubios era un genio para la música, su voz era atrayente y única para el rock, creo que independientemente de que pudiese convencerlo o no de que entrase en mi grupo... sería interesante sin lugar a dudas lo de conocer a alguien con esa pasión y ese entusiasmo -Quizás se te olvidaron por el camino- dije entre pequeñas risas mientras dirigía hacia él mi mirada -Es un placer conocerte Seth, y no te preocupes por eso, tiendo a despistarme muy a menudo yo también con el asunto de los nombres- por no decir que excepto en la universidad sólo decía cosas de presentaciones en contadas veces, pero la verdad, es algo a lo que empiezo a estar acostumbrada de algún modo, la verdad es que su voz era agradable... ya estaba comenzando yo con mi fetiche de las voces... pero era agradable.

-¿De verdad?- pregunté emocionada mientras daba un pequeño salto y juntaba mis manos, de veras estaba emocionada por ello, era la primera vez que alguien aceptaba lo de unirse a mi banda tan rápido pues de algún modo lo de banda de rock solo atraía a gente que decía saber tocar la guitarra por saber un par de acordes para vacilar, que usasen el tema de la música para eso hacía que la sangre me hirviese, cuando digo que no es agradable enfadarme es eso, no vale la pena lo de menospreciar a la gente por ser una chica y similares... -¡Gracias! ¡Será genial el poder contar con una voz como la tuya Seth!- afirmé con una sonrisa de oreja a oreja. Estaba feliz, hace tiempo que no me sentía con tanta energía, creo que este chico iba a ser un gran empujón para comenzar mi carrera musical, además el mundo merecía el conocer su voz ¿no te parece un buen plan? -De verdad, aunque no quería desanimarme comenzaba a creer que todo esto de hacer propaganda a la banda no iba a servir, pero veo que el trabajo duro poco a poco comienza a dar sus frutos- afirmé con calidez mientras comenzaba a jugar con uno de los mechones de mi pelo, no sé desde cuando comencé a coger esta costumbre... creo que era para evadir a veces el nerviosismo... pero hace tanto ya de eso...

Creo que había quedado como una gran despistada con el tema de haberme pasado de la tienda, últimamente me afectaba demasiado, el asunto de juntarme demasiado con un hermano despistado... me pega sus mallas costumbres de algún modo, prometo que yo antes no era asi pero las malas costumbres se pegan al parecer y en este caso no era una buena, -Bueno creo que debería comenzar a estar más atenta con lo que sucede a mi al rededor, no es nuevo para mí lo de encajarme en otro sitio por no fijarme- admití entre risas -Claro~ no tengo ningún problema en ir a tomar algo contigo después de recoger las cuerdas del bajo y de la acústica- dije con una sonrisa -Es más llevo desde esta mañana sin apenas comer nada...- dije mientras ladeaba la cabeza momentos antes de entrar en la tienda.

La tienda estaba decorada con varios CDs de vinilo, unos amplificadores enorme y varias guitarras expuestas, no eran para tocar, sólo de adorno, por lo que no miré mucho antes de llegar a dónde estaban las cuerdas, por suerte no había mucha gente aquí ahora mismo por lo que podía escoger las cuerdas sin prisas ningunas -Estas son nuevas...- dije señalando ese paquete de color azul... nada, no me fío, cogí unos paquetes de colores negro y plateado para el bajo unas en azul oscuro y dorado para la guitarra acústica -Creo que me quedo con los de siempre- admití con tranquilidad mirando a Seth -¿Para que cambiar si funcionan bien?- acabé preguntando, pagué las cuerdas con tranquilidad antes de mirar a Seth -¡A comer toca!- dije con energía no sin antes sonreírle
avatar
Electra Leonheart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 74
Monedas Monedas : 1116

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Lun Mayo 18, 2015 11:16 pm

. — “ha-ha… que graciosita había sido esta muchacha” — luego de una breve pausa a lo que había dicho, liberó una ligera carcajada pero un tanto histérica porque la verdad no le había hecho mucha gracia. Observaba a su entorno hasta que negó con la cabeza — No, no… — giró la mirada hacia ella lentamente — El placer es todo mio — volteó la vista hacia adelante viendo dónde le guiaban los pasos de la fémina. Le divirtió al mirar que la fémina se había emocionado y dio un gracioso salto corto a lado suyo. Se veía tan tierna y Seth no evito sonreírle con algo de afecto sin dejar de esbozar una sonrisa ladina junto con una sonrisa cálida mientras que en realidad permanecía con su escencia maliciosa en l brillo de los orbes azulados del rubio — haha… me agrada la idea de ser capaz de cooperar — dijo también entusiasmado — ¡Tengo unas cuantas ideas! Pero no peudo pensar claramente con el estómago vacío — tenía algunas en mente por el momento ya que las ideas los suele anotar en una agenda o algo para que no se lo olvidara. Seth cuando tiene habmre, no piensa nada que no sea comida.

Casi se dio un tiro y cayera de cabeza cuando dijo que a penas había comido por la mañana. — ¿Qué?... — se quedó estupefacto dejandode caminar junto a ella. La voz, y las palabras de la fémina revotaban entre sí en la cabeza dira del rubio peor luego reaccionó al instante siguiendo los pasos de Electra hasta sincronizar sus pasos con las de ella — ¿Cómo que “a penas” no has comido por la mañana? — giró la mirada hcia las ventanas, si no mal recuerda ya eran más a menos las ocho y media de la noche. Hay que ver como hay gente a penas puede comer. A Seth se le había borrado la sonrisa del rostro como no suele fingir una sonrisa, este omento no era el indicado para bromear. Se paró junto a ella esperando a que termine sus compras. Seth plasmó su mano contra su frente — Madre mía… — susurró muy bajo. — Por favor, dime al menos si has comido algo medio día… — Okay, había dicho que quería beber algo y con el rubio, lo había dicho todo ¡Ella tenía hambre!

Debido a la última pregunta de la joven, no había respondido ya que supuso que era retórica. Cuando hiz ya las compras, Seth la había llevado a un restaurante al azar por el local y ambos habían llegado a un lugar especialmente lleno de puestos de comida, uno que se hallara cerca era una especie de restaurante japonés. La pregunta era que si a ella le gusta la comida japonesa y si no es alérgica a los mariscos — ¿Este lugar te parece bien? — Habían peustos de helado, de uno que era especie mexicano y vendían tacos, otros golosinas… Había de todo — No te preocupes, yo pago. — esperó a que decidiera la dama y luego sentarse junto a ella donde ella plazca. Habían muchas mesas libres. Sólo tocaba esperar la decisión de Electra.
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Electra Leonheart el Mar Mayo 19, 2015 6:46 pm

La verdad es que llevaba un tiempo que no era demasiado fina en los sarcasmos, pero creo que sinceramente me salían solos en ciertas ocasiones, eso la verdad es que a la larga debería comenzar intentar evitarlo, no por nada especial, sólo que sin darme cuenta quizás podría causar malas impresiones, bueno eso es algo que simplemente debería intentar deshacer, pero tiempo al tiempo, no podía dedicarme a cambiar completamente de un momento para otro, poco a poco y con buen ritmo, como había hecho hasta ahora, la verdad es que tenía demasiada curiosidad por como quedarían las cosas con este grupo, siempre había tenido confianza en que una vez que esto comenzase avanzaríamos con buen ritmo, y quieras o no el tener a Seth en el grupo me daba confianzas... de algún modo estaba feliz por ello.

Estaba demasiado emocionada, no había nada que pudiese quitar esa sonrisa de mi rostro, al menos no en ese momento -Me alegra que al fin esto comience a moverse, en realidad eres el primer miembro, por lo cual me siento inexplicablemente feliz- añadí con aquella sonrisa dibujada en mi rostro -Sí... tiende a ser difícil, para pensar bien se necesita el estar bien descansado y sobre todo tener el estómago lleno y mente despejada- no me refería a ideas sino a preocupaciones, pero es que era algo totalmente ajeno de alguna forma, cuando tu mente se encuentra en otro lugar... sino no hay manera y por falta de intentos no iba a ser, nunca pude componer cuando mi mente estaba en otro lado... nunca.

Parpadeé varias veces, no esperaba haber dicho algo tan extraño, no es que estuviese a dieta, no soy de esas chicas traumadas por el peso... era que simplemente no me había dado tiempo, es el don bendito de la universidad, no le gustaba dejar tiempo con estudios y trabajos -Bueno... he tenido una mañana demasiado completa para mi gusto en la universidad, así que a penas me dio tiempo a almorzar algo- solía ser de esas personas que cuando empieza con algo lo terminaba, por eso a veces sin darme cuenta se pasaba el tiempo del almuerzo antes de comer algo, cerré los ojos un momento, no esperaba que Seth se preocupase tanto por alguien que acababa de conocer -Bueno algo sí aunque no fue gran cosa- dije pensativa antes de volverle a mirar, digamos que de lo que viene a ser un bocadillo normal pude llegar hasta la mitad como mucho.

Miré por todo el lugar entusiasmada pues lo de no haber comido mucho hacía que de algún modo el día de hoy me emocionase lo que venía a ser con el asunto de comer algo, pero bueno, de algún modo no hay mal que por bien no venga -Claro, no tengo problemas con este lugar- dije con calidez, realmente comía de todo asi que no tenía ningún problema con el asunto de aquel restaurante japonés, de hecho hacia tiempo que no iba a ninguno la verdad -Gracias Seth, eres muy amable- dije momentos antes de disponerme a entrar en aquel restaurante junto a Seth, había gente, no nos vayamos a engañar, sin embargo era grande por lo que no parece que tuviésemos que esperar muco antes de coger una mesa.
avatar
Electra Leonheart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 74
Monedas Monedas : 1116

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Mar Mayo 19, 2015 9:51 pm

Prácticamente Seth es como un aristrócata porque cada vez que tiene hambre tiene un buen banquete pero no es para él solo. Y siempre cuando sabe que alguien no ha comido tres veces al día al menos al rubio al parecer se le parte el alma. Tiene bastante dinero para gastar en lo que ella desee. Difícil que Seth no sea amable con una dama y que además aquella dama era muy atractiva. Es como si fuese un demonio que desea enderezar su camino siguiendo los pasos de un ángel albino. Y ahora que recién está formando una banda, Seth había conocido a alguien que posiblemente puede que se una. Las ideas de Seth también podrían catalogarse como una especie de “gusto” respecto a sus preferencias musicales y esperaba que a la líder le agradaran sus ideas y se pongan en práctica pero antes deberían cenar algo. Menos mal que se trata de las jovencitas que hacen dieta, la verdad no le agrada ver damas muy flacas sin que se les denoten las curvas y algo de volumen para darle una hermosa forma — Es culpa del tiempo ¿he?… debí sospechar de eso ¡lo patearé psicológicamente! — dijo como en un tono bromista al final y a la vez simpatica.

Sabe muy bien que a las muchachas en su mayoría, que les agradan ver a jóvenes caballerosos que apuestos. Seth es apuesto y también caballeroso. Antes que dieran un paso dentro de aquel puesto japonés, le abrió la puerta a la damicela y le agradó la idea de que ella puede comer todo tipo de cosas entonces Seth se alegró de haber escuchado que no había ningún problema y en conclusión se le vino esa idea. — “Me parece que esto da un buen comiendo de una hermosa amistad… no, no era así creo” — — Antes de usted, madame~ — con su simpática sonrisa dejó que pasara antes que el rubio. El lugar estaba más lleno de lo que había previsto pero bueno, el centro comercial es más activo de noche que de día. Además hay un cine, pensaba si ese día más la llevaría al cine a lo mejor dejó eso para otro día. Supuso que eran demasiadas emociones para la jovencita albina. — “Otro día será, y además no está la película que quiero ver…” —

Observó antes de entrar al local, no muy lejos de la zona culinaria estaba un cine y de las taquilla no había nada que le llamara la atención. Seth la siguió y cominó junto a ella y se sentaron en una mesa libre para dos personas. Les atendió un camarero asiático con una apariencia algo extraña, les había dado la bievenida amablemente aunque de una forma muy graciosa exponiendo el nombre del pequeño restaurante y tal. Cosa que Seth no se percata nunca de los nombres de los restaurantes que va. De repente había visto mejor el rostro del japonés ese y el otro también y ambos se conocían ya. El camarero trabajaba en otro restaurante donde Seth solía llevar a cenar y para luego pasar una noche en su mansión. No había cómo perderse puesto que el restaurante no era tan grande como acostumbraba el rubio, luego el camarero empezó a mirar de forma pícara a ambos — ¿Desean algo de sake para la feliz pareja? — Seth le miró encrédulo y a Electra para luego soltar una ligera y una risa histérica (para no decir que era una risa nerviosa) — ha-ha un gusto pediría un sake pero supongo que la dama no bebe y… no somos pareja — luego de forma más disimulada que pudo Rockefeller era mirar de reojo al tipo por hacer aquella pregunta. — Además de eso pido lo que desee comer la dama
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Electra Leonheart el Miér Mayo 20, 2015 4:37 pm

Debo darle la razón a Seth en algo, lo de no comer era casi tan malo como hincharse a comer demasiado, pero bueno supongo que no debería descuidar tanto lo que viene a ser el tema de la alimentación, bueno, imagino que debo dejar de ser tan cabezota con lo de acabar los trabajos antes de ir a comer algo, pero es que eso de dejar las cosas a medias... nunca fue demasiado conmigo, pero para vamos a engañar a nadie, debido a eso tenía hambre y bueno, le estaba realmente agradecida a Seth por aquello -Bueno no me quito la culpa de ser cabezota...- dije mientras ladeaba un poco la cabeza, siempre acababa diciendo un hasta que no termine no quiero que nada ni nadie me interrumpa por lo que solía hacerle un vacío a la comida... pero sí, más tarde me acordaba de ella pero no podía hacer nada -Te agradeceré ese pateamiento durante años- dije entre pequeñas risas, realmente era alguien agradable.

Asentí con la cabeza levemente al escucharlo -Gracias caballero- dije con cierta ironía antes de pasar, era la primera vez que veía a alguien comportarse así en la vida real, siempre creí que tan solo era cosas de las películas o los libros antiguos, pero según parece en la actualidad seguía habiendo gente con ese tipo de comportamiento, realmente era algo que me sorprendía bastante, para que nos vamos a engañar en esto, era un chico sorprendente, eso sin contar que tenía ganas de escuchar su música, creo que con que fuese la mitad de sorprendente que la canción anterior iba a enamorarme con facilidad de aquella música tan indescriptible.

De repente comencé a ponerme nerviosa por aquellas palabras, es decir ¿yo y él qué? es decir solo eramos amigos nada más, desde luego era algo que nunca me había pasado, de eso puedes estar más que seguro, digamos que eso de citas y chicos no era algo a lo que yo estuviese acostumbrada, sólo desvié la mirada con cierta timidez momentáneamente -Pues para beber me vale me cualquier cosa, un refresco hoy que como tome algo de alcohol te digo que no llego a casa- dije entre risas, claro que bebía cuando salía de fiesta y cosas así, pero no quería beber mucho así que mejor lo evitamos -Para comer creo que opto por una Tempura que hace tiempo que no la pruebo- aseguré alegremente.

Una vez tomaron anotación de nuestros pedidos y se fue a dar informe de ello miré con curiosidad a Seth -Oye Seth, ¿vienes mucho por aquí?- pregunte con curiosidad mientras le observaba fijamente, antes no había notado ese hermoso color que poseían sus ojos, desde luego poseían un brillo único que simplemente conseguían ponerme de buen humor -El camarero parecía conocerte, por eso me lo preguntaba- dije con una pequeña sonrisa.
avatar
Electra Leonheart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 74
Monedas Monedas : 1116

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Miér Mayo 20, 2015 9:54 pm

No no, nada de eso. No eres cabezota — aunque podría haber puesto algo de tiempo a la comida. Aunque le ha dado algo de gracia al escuchar lo del pateamiento y e rió. Le ha dado gracia de por medio y se ha reído de todas formas — No, es primera vez que vine a este lugar… no suelo comer en el centro comercial y es más, no suelo pasar mucho por aquí — observó a su entorno por si se encontraba con alguien inesperado. El restaurante llevaba muchas cosas con decorado japonés y el ambiente era agradable pero no era lo que acostumbraba el rubio. — Sólo hoy vine a hacerme el tonto en el Karaoke, ya lo has visto haha — liberó una ligera risa y un tranto estremecedora y esperaba que la muchacha no se asustara por la risa “malévola” del rubio.

Quería plantar toda la mano en toda la cara de sí mismo cuando el extraño camarero empezó a insinuar que Eletra y Seth eran pareja. Pronto cuando se iba el camarero Seth — Bueno pero estoy dispuesto a llamar “el carruaje” para llevarla a casa ¿he? — le miró de forma lasciva con su típica sonrisa ladina pero luego se rió como un felino risueño. Seth aún mantenía clavada aquella mirada seria e intimidante al camarero pero al parecer al “desconocido” no apreció afectarle y se fue caminando ya a la cocina — hahaha… eso ha sido extraño ¿verdad? hahaha —  se le enmarcó un leve rubor en una mejilla — Tu y yo, pareja… — desvió la mirada — Demasiado pronto y eso ya sería demasiadas emociones por hoy para ti Electra ¿no es así? — lo dijo en plan de broma. La quería pasar bien pero con ella planeaba ir lento si ella lo deseara. Sin dejar que la dama dirigiera palabra alguina por el momento — Además debes estar con alguien ya… ¿o me equivoco? Haha… — le clavó la mirada de nuevo y esperando a que estuviera equivocado, por primera vez en su vida.

Ahora que recuerdo… si, creo que conozco a ese camarero pero no importa eso — tansolo quería cambiar el tema que empezó a ruborizarse como un idiota. Carraspeó y sacó pecho. — ¿Qué isntrumeno tocarás en la banda? — pero de repente se le vino otra duda — y… ¿tienes algo pensado para el nombre? — A Seth se le venían muchas ideas y muchas de esas cosas se trataban de los instrumentos pero antes de darle una que otra pregunta prefirió que Electra respirara tranquilamente. Seth no es de los que suelen hablar mucho pero este día ha sido muy emocionante que está a punto de alcanzar sus sueños de ser todo un estrella y que así de alguna forma salvar la industria y que no tiene que casarse con alguien que no ama — “Eso será algo muy bello…” —

Off:
xD (patatataaaaaaaaassssssssss)
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Electra Leonheart el Jue Mayo 21, 2015 11:44 am

-¿Insistente entonces?... por algún motivo siento siempre que debo acabar lo que empiezo e ignoro las pausas sean necesarias o no- dije con tranquilidad, eso sin lugar a dudas lo había sacado de mi padre, no dudaba en ello, él era igual cuando se encerraba por cualquier tipo de trabajo, no daba señales de vida para comer o tan siquiera decir que se encontraba vivo, supongo que en algo me tendría que parecer a él, así que era en eso, pero bueno, iba a necesitar tiempo para corregir lo de no descuidar la comida. Sonreí al escuchar las palabras de Seh sin dudarla -Entonces creo que he tenido suerte de encontrarte aquí, creo que hoy he sido afortunada, era como si tu voz me llamase en cuanto pude escucharla- dije entre pequeñas risas, como en las historias de marineros y sirenas, en las que ellos se suelen sentir atraídos por una hermosa voz, justo eso me acababa de pasar con él hace unos momentos -Pues agradezco que hayas decidido hacer el tonto hoy, porque de lo contrario no habría dado contigo- dije con normalidad antes de dedicarle una pequeña sonrisa.

Admito que estar junto a Seth era algo de lo más cómodo, no era de estas cosas que me resultasen molestas, como algunas personas con las que simplemente o no congenio o son demasiado falsas como para que yo pueda aguantarles a la primera de cambio, antes solía discutir muy a menudo con gente por este tipo de cosas la verdad, pero no es mi culpa que tuviese la suerte de encontrar solo a gente que no aguantaba -Oh vaya, eso será interesante, me sentiré incluso como una princesa, pero creo que de todas formas es imposible que yo sea una princesa- dije agitando la mano para negarle una importancia, yo nunca lo sería porque como no sea una princesa rebelde o una princesa rockera lo veo totalmente imposible -Sí, la verdad es que ha sido extraño y peculiar, pero acabo de comprobar que a tu lado nunca me aburriré, así que será aún mejor lo de que estemos juntos en el grupo- dije con seguridad, aunque aún debía tranquilizarme por lo sucedido, es decir andaba un poco nerviosa porque eso me había pillado totalmente por sorpresa -Y tan pronto que sería, apenas nos acabamos de conocer, si acaso lo dejamos para otro día eso- dije bromeando mientras le miraba, comencé a reír suavemente al oír su pregunta -¡Qué va! No salgo con nadie, de hecho nunca he tenido citas ni nada de eso- aseguré mientras le restaba importancia, de algún modo nunca se había dado la ocasión de que tuviese novio... la verdad es que nunca me había puesto a pensar en ello.

-Ya veo, entonces no le daré más importancia de la que necesita, que capaz de emocionarse y todo- dije con tranquilidad -Pues en un comienzo me encargaré del bajo... aunque si no encontramos batería puedo ceder el bajo e ir con la batería, son mis instrumentos preferidos no tengo problema con ninguno de ellos- aseguré -Aunque como preferir soy más de bajo- añadí tras una breve pausa, a continuación ladee un tanto dudosa la cabeza -Pues~ como quiero que sea un nombre especial para todos pensé que podríamos elegirlo entre todos cuando se forme el grupo, ya que el grupo será compuesto entre todos estaría bien que lo decidiésemos juntos- dije con una sonrisa -¿Tienes alguno en mente que te guste de forma particular?- terminé preguntando.

Off:
Claro me encanta *¬*, y emocionate todo lo que quieras xD, no te preocupes por eso xD.
avatar
Electra Leonheart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 74
Monedas Monedas : 1116

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Jue Mayo 21, 2015 5:44 pm

John VII suele agobiar con inundar a las personas con preguntas como si estuviera en un interrogatorio pero ella ha sido la única que no se ha sentido incómoda por ello y el sentimiento era mutuo. Y es así como se dio inicio con una buena y hermosa amistad. — “¿la indicada? Eso está por verlo” — el “niño mimado” suele no estar a gusto con muchas cosas y por eso es muy exigente y detallista a todo. Ahora que estaban en un restaurante y el rubio puede estar tranquilo y sereno sabiendo que Electra comerá como una reina. — “Si alguien me encuentra tiene suerte o la mala suerte” — asintió hasta que la muchacha se atrevió a decirle tonto pero le ha dado mucha gracia. ¡Tonto! Si, realmente tonto. Si alguien se atreví a decir eso Seth les hacía pagar de una y miles de formas más sádicas que tiene en su mente pero siempre se lo deja pasar a doncellas como ella y sabe muy bien que lo decía en buen plan y no para molestar al contrario. Se lo ha tomado muy bien. Una camarera pasó por su mesa, entregó una limonada y sirvió a ambos en vasos individuales. Seth tomó su vaso pero antes de beber — Pocos gozan la suerte al sentir mi presencia — y antes de dar un sorbo, alzó el vaso — Salud, por nuestra futura banda — sonrió ladino y tomó.

El rubio aunque no lo parezca y que nadie lo crea, tiene una gran paciencia con cualquier tipo de gente pero Seth es algo raro que empiece a expresarse como alguien denotando violencia por el simple hecho que posee el rostro rajado y sus ojos un tanto filosos como lasciva en una simple mirada. Ladeó la cabeza y luego continuó bebiendo — Pero todo es posible — posible que aquella jovencita que está en frente de sus ojos sea su futura princesa, pero no sólo una princesa, si no una reina. Pero Seth no es de los que encaminan su vida con ilusiones si no de los que se basan con hechos y una visión y su visión en el futuro no se ve unido a ninguna mujer de forma eterna pero ¿quién sabe? Cosas que nos sean difíciles como para no tomar en serio esas cosas bah… Y además darle tiempo al tiempo y no dejar a nadie que se le acercara eso sí, si ella no pensaba estar con alguien mucho mejor que es sólo problemas pero no sería problemas estar a lado de Seth.

Que haya dicho la fémina que nunca se aburrirá a su lado estaba en lo correcto y estaba totalmente de acuerdo que cualquier día podríamos encargarnos de ir más allá, un día sin falta — … y un día sin falta será — le regaló un guiño en plan de broma pero a la vez encantador como suele ser siempre. — pero eres joven y hermosa… nada raro que hayan pretendientes y si veo a alguno en mi camino les aparto en un abrir y cerrar de ojos ¿he? — dijo con un tono autoritario que tanto lo caracteriza pero seguía con su tiempo de broma y risas. No obstante, todo aquello consideraba aplicar sus dotes de arte marcial y todo aquello para apartar quienes se interpongan entre la dama y él. Admiraba aquella joven que poseía un gran talento con la batería. Seth pensaba que era algo muy fácil pero no, hay que tener un buen oído para encargarse de la batería — ¡vamos! No eres un pulpo haha — dijo bromeando pero de repente se puso a pensar seriamente — Entonces encontraremos a alguien que se encargara de la batería. Quisiera que sólo te encargaras del bajo. — agregó ante la cuestión esa de la batería y el bajo — Bueno, en lo que estaba pensando era en un instrumento como el cello. Algo así como una banda “sinfónica metal” que por el momento no hay muchos de ese género pero son geniales. Es más de mi gusto y no sé si tu. Pero conozco a alguien que lo sabe tocar muy bien el cello. Sólo faltaría una orquesta completa para llegar a una banda de esas ¿no crees? Hahaha… — una vez que terminó, terminó por beber en un solo tajo el vaso. — Lo sé, me he oído algo ridículo pero tengo el dinero suficiente para contratar a una orchresta — en un rincón de la mesa apareció de la nada el camarero de antes y Seth se percató recién de su presencia — “¿este tipo es un ninja o qué? ¿Cuánto tiempo ha estado ahí?” — Seth sólo lo observaba tranquilamente mientras que en sus adentros estaba sorprendido. El camarero con su mirada de “sospecha” pero pícara a la vez terminó por pararse firmemente y así apareciendo totalmente — ¿y puedo tomar su órden? — dijo el camarero extraño.

OFF:
Gracias!!

Despertarme temprano para responderte 7u7 te juro que no he pensado nada sucio!!! aún (?
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Electra Leonheart el Jue Mayo 21, 2015 9:12 pm

La verdad es que esto era extraño, no soy de las personas que se sienten cómoda en seguida con alguien, pero peculiarmente con Seth no era algo así ya que me sentía bien hablando con él era una sensación cómoda y tranquila, no como cuando hablaba con alguna de las personas "amables" de la universidad, no digo que en la universidad no haya buena gente, solo digo que yo no he tenido buena suerte con todo esto... al menos no en los trabajos, pero de cualquier manera sentía que con Seth no tenía demasiadas cosas que ocultar de mi misma, era un tanto peculiar esto, para que nos vamos a engañar -Suerte es poco, lo que he tenido ha sido intervención voluntad divina- bromee mirándole con calidez -Al escuchar tu voz simplemente sentí como si tuviese que ir urgentemente a ver quién era el dueño de esa voz, acudí como las abejas a la miel- dije con sinceridad, era como si su voz dijese un "estoy aquí", me alegro enormemente el haber acudido a esa voz... pues con esa voz encontré aquel que iba a ser la voz de nuestro grupo. Solté una breve risa momentos antes de chocar mi vaso con el de Seth -¡Salud! Por esta banda que apenas acaba de empezar, pero seguro que despegaremos bien Seth, cuando estemos todos lo lograremos- dije con sinceridad, cuando estuviésemos todos íbamos a conseguirlo... lo sé.

Sinceramente, a veces me tachaban de inocente por cosas como esta, por comenzar a hablar con gente que apenas acabo de conocer como si nos conociésemos de toda la vida, pero es algo que siempre está en mi personalidad, porque hayan pasado unas cosas u otras no iba a dejar de confiar en la gente, si no les daba una oportunidad no sabría si esa persona iba a merecer la pena o no -Por supuesto, eso no tienes que dudarlo, nadie sabe lo que nos depara el futuro ¿cierto?- pregunté mientras aquella sonrisa se dibujaba en mi rostro, es algo que nunca me había parado a pensar ¿alguna vez de pequeña quise ser una princesa?... es algo que desconozco la verdad, y la verdad, que siga así, porque prefiero no traumarme mucho -Pero creo que conmigo iría más el término princesa rockera- bromeé con una leve carcajada.

Estaba segura de que iba a ser así, no hace mucho que le conocía pero desde luego te aseguro que nada me había borrado la sonrisa de la cara en esos momentos, bueno exceptuando la regañina que me gané por no haber comido nada -Lo estaré deseando- añadí con seguridad siguiendo aquella peculiar broma en la que estábamos envueltos, sin embargo al comenzar a hablar de mí de aquella forma un rubor se hizo presente en mis mejillas, notaba como poco a poco el calor emanaba de ellas y agaché la cabeza como un acto-reflejo -No, no de verdad que no creo que yo sea para tanto- dije algo avergonzada -Pero tienes todo el permiso del mundo para apartar a la gente molesta de en medio- afirmé sin dudarlo un instante, él era libre de quitar a gente molesta de en medio, y si era un dos por uno mejor que mejor -Lo sé, lo sé debo dedicarme sólo a uno- dije con una sonrisa, asentí, tenía razón, sólo podía ocuparme de uno de los dos instrumento, porque no me veo con ambas cosas a la vez… -Tienes razón, he podido encontrarte a ti, así que con el resto de miembros también podre dar- dije con confianza en sus palabras, estaba analizando detenidamente su propuesta, realmente no sonaba mal y ese acompañamiento sería fantástico durante el concierto, además que entraríamos en una gama más amplia de seguidores al contar con esa tan extravagante propuesta -No es mala idea en realidad, además esa pequeña orquesta podría dar un pequeño mini-concierto cuando necesites descansar un poco la voz algún día- dije pensativa, pero conseguir una orquesta completa iba a ser algo complicado… pero justo cuando iba a preguntar resolvió mi duda, este chico me leía la mente mínimo -Pues no pregunto nada que has respondido antes de darme tiempo, se sincero Seth, me has leído la mente- dije bromeando un poco entre pequeñas risas, sinceramente, ese camarero era como las cucarachas, aparece donde menos te lo esperas… ladeé la cabeza con curiosidad esperando el pedido de Seth ya que bueno realmente yo había pedido hace no mucho, aunque obviamente iba a tardar un rato en venir con ello, el restaurante no estaba lo que se dice vacío.
avatar
Electra Leonheart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 74
Monedas Monedas : 1116

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Jue Mayo 21, 2015 11:35 pm

Al parecer ella no creía e la suerte pero no estaba del todo seguro. Puede que a Electra le haya tratado mal la vida pero está Seth para acompañarla cuando más le necesite — “Tampoco que existiera un mágico ser que volara sobre nosotros y nos observara y juzgara en los siglos de los siglos. “Main Satan”” — y sonrió ladino luego de pensar que — “Soy el único Dios aquí… sehh…” — El rubio también es escéptico y no cree en un ente divino que mete la mano cuando quiere a diferencia de su madre que ella era fiel a “Dios” pero en fin, siempre ha respetado las creencias de. Electra era un tanto curiosa — oh mi querida “Queen Bee” si existiera un Dios tendrías más suerte — bromeó. Pero a pesar de haber tomado algo de jugo de limón, le ha dado algo más que sed. — “La banda va a ser un éxito, lo sé…” — Si está Seth, estaba seguro que todo va a ir muy bien mientras que el grupo tiene una buena armonía y mantenga la serenidad todo bien. — “Bien… bien” —

Entonces ha decidido echar al camarero — lo de siempre — entonces el camarero se fue trotando a la cocina. — Confieso, he conocido al camarero en otro restaurante, al parecer trabaja diferentes turnos pero que importa eso… hablemos de “nosotros” y nuestra banda — la verdad no quería hablar mucho de temas que no le importan. Seth irónicamente piensa que tiene todo el tiempo del mundo mientras que él es más intranquilo y no para un segundo pensando las cosas sin eprder el tiempo. De una cosa no estaba seguro, de mencionar a aquella muchacha del cello, Narelle. Esa muchacha espero que sus padres no sea muy sobreprotectores con ella al unirse a la banda. Se reía a par junto a ella. Pero aparte de los chistes de la princesa rockera, empezó a suponer que a ella no le gustaba la idea de serlo de verdad o sea, literalmente. Luego el rubio fue a por el tema de la banda y desviar el tema de la princesita — Empiezo a admirar tu optimismo, soy igual y mientras que nos mantengamos así la banda será todo un éxito

Los labios semiabiertos del joven Rockefeller se relamió la dentadura, los caninos de los mismos. — “Mucha hambre…” — no apartó su vista a la de la fémina, esta vez si la mirada de forma lasciva al ver el rubor y la fémina se ha cohibido que haya bajado la mirada. Entonces el rubio de repente decidió “aligerar” el ambiente regalándole una sonrisa algo cercana a la expresión neutral. Para cerrar el tema sólo dijo lo siguiente — Si alguien te molesta, en serio que me pondré como un feroz tigre. — lo dijo serio pero desvió la mirada denotando un muy leve rubor en una sola mejilla. Evitaba sonrojarse todo así que — Como un buen amigo lo haría — sonrió entre dientes mostrando sus filosos caninos como si fuese en realidad un feroz tigre atrapado en un cuerpo humano. — Y me alivia que te haya gustado la idea pero sólo queda la opinión del resto de los miembros. — empezó a servir la limonada a la del vaso de la fémina y la de él. — Suelo tener poderes extraordinarios como la telepatía — dijo en un tono serio pero luego liberó una sonrisa. Era más que claro que era una broma. — Me pregunto por qué te has inclinado al arte de la música. Cuéntame más de ti.
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Electra Leonheart el Vie Mayo 22, 2015 10:28 am

Habían pasado demasiadas cosas en mi vida para creer que todo era cuestión de suerte o de azar, aunque la verdad es que tampoco creía a fe ciega en un ente todo poderoso, quizás haya algo, quizás no, eso nunca lo sabré probablemente, pero es algo que me trae sin cuidado, como he dicho en incontables ocasiones es mi hora de vivir mi propia vida, por lo que desgraciadamente para los demás… no me iba a comenzar a preocupar ahora por todo lo que me rodeaba si no tenía que ver conmigo o mis allegados también llamados amigos -Pues eso no te lo voy a negar, si existiese haría más tiempo que hubiese podido dar contigo, pero por otra parte también se dice que lo bueno se hace esperar ¿no te parece?- y aunque se hubiese hecho esperar… merecía la pena el haberle encontrado de esta forma, estaba feliz de haber dado con él, creo que tomaré el centro comercial como un templo de hoy en adelante… nuestra banda iba a ser grande y la voz de Seth iba a ser conocida por todos, estoy deseando ver llegar ese día.

Había visto formas rápidas de echar a la gente… pero no una tan rápida, al menos hace tiempo que no, el único ser sobre la tierra que vi echando gente era mi padre y ni él creo que fuese tan directo con eso -Me parece bien, imagino que aún tendrás muchas preguntas y bueno no me parce mal lo de conocer mejor a la gente que será miembro de mi banda, aunque deberías dejarle claro al camarero que acosar a la gente no es bueno… quizás el pobre se ha hecho ilusiones- afirmé con cierto sarcasmo, obviamente no iba en serio pero no me voy a poner a preguntarle al camarero sus preferencias, prefiero seguir hablando con Seth -Bueno, siempre he pensado que si los grupos están unidos se vuelve más sencillo hacerlo bien, sé que alguna discusión habrá por algún tema pero confío en que juntos podremos seguir adelante sin tener que preocuparnos en exceso, confío en que todo va a salir bien- aseguré con optimismo, había luchado mucho hasta este día así que no veo por qué iba a salir mal y menos si de ahora en adelante contaba con Seth… cuando estaba sola lo veía más complicado, pero ahora no… el que haya aceptado tan rápido me hace ver las cosas de una forma más optimista.

La verdad es que en esos momentos me encontraba nerviosa, pero por algún motivo al ver aquella sonrisa es como si todo se hubiese tranquilizado, como si no hubiera pasado nada. Nunca habría esperado que así como así alguien se tomase tantas molestias conmigo, pero es bueno saber que tengo alguien con el cual contar en el caso de que alguien me moleste -Muy bien, prometo que si sucede algo no tardaré en llamarte Seth, eres libre de golpear a toda persona molesta que se le ocurra incordiar- dije con seguridad en mis palabras -A este paso vas a ser mi caballero guardián- añadí tras una breve pausa, una sonrisa se dibujó en mi rostro al oír aquello, sabía que estaba haciendo bien confiando en él, yo lo sentía de esa manera -¡Gracias!- dije con calidez -Claro, para hacer algo como eso debemos contar con el apoyo de todos, sino no seríamos una banda unida ¿no te parece?- pregunté con seguridad, al ver aquellos vasos llenos tomé un sorbo del vaso sin dudarlo, era realmente refrescante… -¡Lo sabía!- dije entre pequeñas risas -Claro… será un placer hablarte de mí… realmente cuando era pequeña veía la música como un pasatiempo más que como algo a lo que dedicarme, pues aunque me gustaba simplemente era eso, pero creo que las cosas cambiaron en la época que fui a vivir con mi abuelo…- dije con melancolía -Tenía un piano de cola enorme ¿sabes? Todas las tardes se sentaba ahí a tocarlo sin dudarlo un solo momento, siempre me ponía de buen humor escucharle, el era pianista, pero me dijo que para él no era un trabajo… sino una forma de vida, creo… que fue gracias a él por quien me decidí a entrar en el mundo de la música- dije con una suave sonrisa en mi rostro -Por cierto… tu voz… es don natural ¿cierto?... no sé, por algún motivo no termino de encajarte en un conservatorio- admití riendo.
avatar
Electra Leonheart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 74
Monedas Monedas : 1116

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Vie Mayo 22, 2015 5:26 pm

Asintió con la cabeza estando de acuerdo a lo que había dicho. Estaba muy contento de conocer a la muchacha y con tal que es tan escéptica como él, la albina le había dado en el clavo y se ganó una de las mejores cálidas sonrisas de Seth. Tendrían que tener algo más en común y el rubio intentó buscar más cosas pero luego se lo dejó para el final o cuando la muchacha menos se lo espere. No había otra cosa más interesante que añadir, así que sólo se quedó muy callado y una de las cosas buenas de Rockefeller es que es muy bueno escuchando. No es sólo problemático si no es también comprensivo y si él quiere de esa manera es flexible a cualquier tipo de persona. Pero no le ha castado para nada llevarse tan bien con ella para ser verdad. Era como si estuviese en un sueño; entró un ángel. Estaba más atento escuchándola, ajeno de lo que lo rodeaba y es por eso que ni se ha percatado de la presencia del camarero. No importaba mucho si lo acosaban o lo escuchaban, no le ha molestado ni un poco porque simplemente estaba acostumbrado a ello.

Es algo olvidadizo, tal vez por eso inunda a la gente con preguntas y de alguna forma dejar aturdido al sujeto. Si ella esperaba más preguntas, entonces tendrá lo que desea pero sólo falta que Seth haga memoria y para que a la larga no se le gaste las preguntas y deje el interés fácilmente. — Bueno, si lo deseas… — hizo una breve pausa girando la vista a un punto más muerto que había hallado aquellos orbes azulados del rubio pero su mirada volvió a por la mirada pintada de rojo de la albina — El camarero tendrá sus cosas, cosas que no es de mi interés y si quiere acosar no me interesa en lo absoluto y ni me molesta. Ahora a lo que iba… — añadió antes de continuar y había mostrado un gran grado de tranquilidad y paciencia. La verdad no le molestaba para nada — “Algo fuera de lo que sea dentro de lo personal…” — y de repente se le había venido una idea. Era como si él quisiera que el tema de los instrumentos siguiera de pie — Es algo sobre los instrumentos y si falta alguno puedo compara lo que haga falta — dijo muy en serio.

Le molestan muchas cosas pero a Rockefeller no le había molestado nunca pasar un tiempo con una hermosa fémina. Además disfrutaba mucho de su compañía e ignorando toda chusma que intentara interponerse en su camino; la gente que no merece la atención de Seth. Liberó una carcajada cuando ella había mencionado a “golpear” y e que Seth no aplica esos métodos si no que una vez que ha estudiado anatomía junto con su maestro y así le ha enseñado cuales son los punto débiles del cuerpo humano y en especial en los hombres. Cosas que poco gente conoce pero de todos modos… — Con mucho gusto patearé traseros en tu nombre~ — le regaló otro guiño amistoso pero a la vez encantado para la única fémina que por ahora tiene toda la atención del mundo de Seth. — Caballero ángel guardián, suena bien. — no había estado más de acuerdo y es más, consideraba protegerla en cualquier lugar que ella esté mientras que él mantenga una distancia considerable con ella, en todo sentido de la palabra. — Me aprece bien. Siempre mantengo armonía en un grupo pero suelo “chocar” con personalidades fuertes — dijo con confianza — Es un serio problema desde que era de pequeño desde que… — había interrumpido su frase y empezó a sonar el celular. Seth lo había colgado y silenciado. — “Desde que conocí a Valeria. Esa niña irritante, ni loco me casaría con ella…” — pero no era un tema que quería tocar con ella, aún. Saltó el tema rápidamente desde cuando Seth empezó con la música y el canto — y bueno, empecé con el canto desde que era “monaguillo”. Era una pesadilla, como odiaba ir a la iglesia hahaha — luego carraspeó — era por mi madre, mujer devota. Siempre cuando canto no puedo evitar pensar en ella. — una bruma de buenos recuerdos con ella dejando una gran nostalgia — lo que hace la memoria — dejando algunos huecos en sus argumentos, había seguido con el tema del canto — Cuando tenía unos trece – quince años empecé a tomar las clases de canto pero lo he dejado — asintió sereno — “porque ella había fallecido misteriosamente pero no es tiempo de hablar eso ahora” — la mirada del rubio tan sólo enmascaraba lo que realmente sentía, parecer por la falta del cariño de su madre aunque muchos decían que era una “arpía” ¡que se vayan al infierno! — y aquí me ves, por algo nos encontramos. Coincidencia, destino o como quieras decirle. Prácticamente estoy a tu servicio mi lady — posó su mano en el pecho haciendo una agraciada reverencia hacia la contraria.

El asunto ese de la voz, le dejaban algunos trozos de recuerdos sobre su madre. Nunca ha dejado de pensar en ella mientras cantaba. Le había halagado lo que había dicho sobre su voz y este tipo altanero pocas veces es modesto aunque mejor es actuar como él es realmente — Claro que sí, es un don como muchos. Muchos que a veces es confuso pero preferí encaminar este camino. En un principio quise ir solo pero es mejor estar en compañía ¿No crees? — aunque sabía muy bien que a los solista les va mucho mejor pero prefirió quedarse junto a ella y formar una nueva banda.
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Electra Leonheart el Vie Mayo 22, 2015 7:58 pm

La verdad es que no estaba segura de casi nada, no sabía que iba a hacer con este conjunto de emociones porque hoy primero estaba molesta y luego de demasiado buen humor… y todo por haber dado con Seth, este chico de ojos azules, sinceramente… me gustaban esos ojos que poseía… me resultaba extraño el estar de tan buen humor ahora, porque con la mañana que había tenido pues… no esperaba que se me pasase tan pronto pues no soy de esas personas que se les pasa el enfado consigo misma con rapidez, pero ahora me encontraba tranquila junto a Seth, era una persona de lo más agradable, de eso estaba segura, es decir, era eso o que tengo una extraña facilidad para hablar con él, es decir, me encontraba bien en esta situación. Le miré con curiosidad mientras esbozaba una sonrisa -No me importa responder preguntas, además, admito que tengo curiosidad por conocerte mejor Seth- dije con sinceridad, no pensaba decirlo tan directamente, pero con él simplemente me salía de esta forma, era algo natural… como si fuese lo más normal del mundo… sus ojos eran brillantes, cristalinos y simplemente tenían una facilidad absurdamente sencilla para captar la atención de mis ojos… era algo inexplicable al igual que su voz -Entiendo, pues entonces creo que podré hacer como si simplemente no existiese, mientras sólo observe no creo que haya problemas, mientas no moleste se puede quedar viendo la película- afirmé con ironía antes de apartar uno de los mechones de mi pelo. Vaya… desde luego Seth era muy amable al proponer eso -Pero… ¿no será mucho dinero?- pregunté con la mirada fija en aquellos ojos azules -Tampoco quiero abusar de tu amabilidad Seth…- dije de forma un tanto ¿tímida? ¿vergonzosa?, no sé pero de cualquier modo yo no era del tipo de chica que se ponía a gastar dinero las veinticuatro horas, pero de algún modo sentía como si eso fuese abusar de su amabilidad.

Si él quería luchar contra alguien yo no le iba a decir que no, eso lo digo desde ya, es completamente libre de hacer lo que quiera y si de camino resultaba que se deshacía de gente molesta mejor aún, no voy a negarle nada de eso, si se siente mejor con eso, adelante que o no voy a poner pegar si a ponerme a discutir con ese tema, siempre he pensado que es mejor que cada cual haga lo que quiera~ y sinceramente no voy a ponerme en modo prehistórico para ponerme a pensar de otra forma, ya es tarde para eso, muy tarde mejor dicho -Que bonito~ es la primera vez que me dicen algo así~ significa tanto para mí- dije entre pequeñas risas mientras miraba a Seth, con aquella sonrisa, era la primera vez que alguien hablaba sobre protegerme y sinceramente, era un algo de lo más curioso -Suena genial Seth, de algún modo siento que de verdad es algo que va contigo- dije guiñándole un ojo antes de soltar una breve risa -Sí… te comprendo, es lo que tiene poseer una fuerte personalidad, pero confío en que aunque haya disputas sabremos resolverlo juntos- dije con seguridad, hay algunas cosas que simplemente le damos más importancia de la que tienen y así se generan las discusiones… me ha pasado a veces, porque aunque no sea particularmente común a veces también me enfadaba y según dicen tengo genio… pero es algo que yo simplemente veo normal… no soy una niña mimada, claro que voy a gritar si es necesario, negué varias veces con la cabeza al escucharle -No es necesario que cuentes algo que no quieres, no te preocupes, tiempo habrá para que pueda conocerte mejor- dije con sinceridad, no sé qué era lo que iba a decir, pero igual que hay cosas que yo no quiero contar de un momento a otro él poseía las suyas, y nadie iba a forzar a nadie a contar algo que no quiere -Entiendo, yo no he tenido ese “problema” mi familia nunca ha sido creyente, de hecho mi padre siempre odió todo ese asunto- dije con sinceridad antes de mirarle… pero mi padre ocultó tantas cosas… -Es normal si ella de algún modo te incitó a cantar- aseguré, seguí escuchando aquellas palabras y sinceramente no me sorprendía que lo dejase, esas clases de canto y cualquier clase de conservatorio… son simplemente aburridas. -Sea por lo que sea, me alegra haber topado contigo y tu voz, si hay una voz que pudiese escoger para el grupo, sin duda alguna sería la tuya- dije sin dudarlo un solo momento.

-Claro, y yo te acompañaré hasta el final de tu camino, prometo que tu voz la oirá todo el mundo, no tengo dudas, además tu voz es algo que se merece ser escuchada- estaba siendo completamente sincera con aquello nunca pensaría de otra forma respecto a él -Y creo que definitivamente morderé a alguien si no nos traen de comer pronto- dije con una pequeña risa, pero, en serio ya tenía hambre -¿Te unes a la rebelión?- pregunte con un leve sarcasmo.
avatar
Electra Leonheart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 74
Monedas Monedas : 1116

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Vie Mayo 22, 2015 8:51 pm

No era la única que tenía todas las ganas del mundo para conocer muy a fondo a Seth pero él prefiere ser misterioso porque simplemente él es así. Ene se momento quiso pellizcar una de las mejillas de la fémina cuando había dicho que quería conocer más de él, ha sido un amor de gente. Tendría de decirlo antes que explotara su cabeza, a la vez lo hizo con la intención que posiblemente la fémina se desmayara y le cayera de las manos — mi cabeza a veces se desconecta cuando veo a una hermosa mujer y suelo ser muy bruto pero al menso lo intento. — o había sido muy suave por el momento pero lo ha dicho con un tono muy tierno y a la vez que lo haya dicho en un leve susurro. Gastar mucho dinero no le ha importado desde que había visto el historial de las cuentas de la familia, un rojo pero luego ha estado subiendo y bajando las cuentas. Pero ahora que sube mientras que el día ese que tanto teme Seth se acerca, y el rubio ha estado sufriendo de la misma guisa, por el momento el dinero no era el problema y mientras que Seth esté a cargo no pasaría nada malo y mientras que aquel trato siga en pie.

Dinero, cada vez que escucha eso no hay manera que aquella jovencilla ya crecida que una vez había conocido en su más tierna infancia, se apareciera en su mente pero ha cerrado los ojos con fuerza pero luego los abrió como si nada hubiera pasado. Como si en su mente no se revolvería todo y como si fuese un aro, un aro de un compromiso sin fin. Ese mayor temor nunca dejará de atormentarlo hasta que buscara la manera más correcta y legal posible para romper el trato. — Mi querida Electra, puedes contar conmigo. No va a ser mucho, créeme… — no le va a costar ni un ojo gastar lo que sobre del dinero de la familia y si hay éxito es como si nunca hubiera gastado un céntimo.

Eta vez la mirada de Seth se tornó a una fría y se borró la sonrisa que tanto lo caracteriza a una neutral y seca negándola cabeza — No es que no quiera contar… — entre un tono abrupto había aclarado antes de tiempo, dejó una breve pausa antes de decir algo y espantar a la fémina, pero recuperando su estado normal, la sonrisa ladina — verás que se trata de no arruinar la sorpresa a la larga, preciosa~ — suspiró pero no en mal plan con un mera normalidad — Y cuando hay problemas, siempre debo tener el mando de toda esa algazara pero no es una queja. De hecho me gusta tener el control y decirles quien manda. — simplemente era algo que suele hacer siempre pero ha omitido la parte en la que él es muy perezoso y puede evitar los problemas sólo porque no le da la gana de hacerlo. No era una mentira. No tenía porqué mentir a la gente si la mayoría del tiempo es sincero pero lo hace de forma más sigilosa como en este momento — en el momento indicado

Si ella supiera que hay un muy claro malvado villano que quiere ver arder el mundo en frente de sus ojos, detrás de aquel encantador y agraciado rostro masculino, una mente impresionante pero aterradora, manipuladora, fría y calculadora. Otra cosa es que posea varios dotes que pueda impresionar al mundo entero pero es muy perezoso y prefiere comer y dormir todo el día. Había quedado muy saturado por el trabajo que sus pies le había llevado a estos lares. Mientras que él se mantenga tranquilo y sereno, y más que sereno, disfrutaba de la compañía de Leonheart estaba muy eufórico aunque no lo demostrara. — Me alegra que desde ese punto, no tendremos ninguna dificultad ante esos temas patéticos de la Religión. Francamente pienso que es muy estúpido que sigan creyendo e incluso en esta época. Es como si hubiera una gran barrera al avance… — tanto hablar y que eso no acostumbra, tomó su vaso de limonada y se puso a tomar. Sintió que hasta su “manzana de Adam” moviéndose de abajo hasta arriba se sentía refrescado. Carraspeó — Es difícil cambiar a la gente pero no imposible — cruzo de brazos y se rió ligeramente — tengo don de cambiar a la gente pero, admito, que soy algo perezoso… — pero no pierde las ganas de quedar con una fémina. — Cada promesa que haces epsero que las cumplas haha — le miró de reojo pero lo hizo con gracia — pero soy muy quisquilloso con las promesas y siempre tomo en cuenta todo eso. No me gusta que la gente se tome muy a la ligera las promesas. — Sonrió ladino y pícaro cuando notó que ella tenía mucha hambre — Si gustas, podrías morder mi piel — esta vez no era broma.
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Electra Leonheart el Sáb Mayo 23, 2015 12:14 am

Nunca me había parado a pensar en decir tan tranquila algo como lo de antes, pero en realidad fui sincera, eso es algo que sé con seguridad no tenía dudas de que en mi grupo debía estar Seth, no suelo confiar con tanta rapidez en la gente, pero él tenía un algo que simplemente no podía evitar el hecho de ser yo misma, salía de una forma fluida, de una forma tranquila, como si fuese algo “natural” y curiosamente lo natural era que me aferrase al no creer rápidamente en la gente y sin embargo… bueno ahora esté de esta forma tan ¿cómo decirlo? ¿Confiada?... sí eso, era extraño el estar tan confiada y tranquila con alguien que apenas acababa de conocer -No te preocupes, cosas como esa suelen pasar a diario, por lo que no creo que debas preocuparte en lo más mínimo Seth, créeme cuando te digo que cuando soy borde lo soy… y no precisamente poco, pero es que hay gente que tan sólo se merece eso… pero tranquilo, no me asustaré porque seas un poco bruto- después de todo yo también tenía mi genio y no era lo que se dice suave, aunque en él había varios niveles de hecho, solía perder los papeles cuando era más con mis amigos que conmigo misma, eso no ha cambiado en absoluto -Yo también tengo mis cosas, así que no debes preocuparte más por eso, de hecho tiendo a tener bastante genio sin apenas dame cuenta- y obviamente en esos momento no era nuevo que fuese un tanto borde…

¿Qué no dice? Pero si los instrumentos no son lo que se dicen baratos… ¿cómo podía decir eso?... éramos un grupo y por lo tanto debíamos intentar hacer lo mejor de lo posible entre todos, por lo que esta vez no iba a ser una excepción, sin embargo parecía bastante decidido con esa idea así que acabé dejando escapar un suspiro -Por algún motivo me parece que no será tan fácil convencerte de lo contrario, ¿estoy en lo cierto?- terminé preguntando antes de sonreír -Muy bien, pero me pido ir contigo a escoger el instrumento ¿te parece bien?- pregunté mientras le dedicaba una sonrisa -Me gusta lo de ir a mirar algunos instrumentos de vez en cuando- admití -Así que iré contigo siempre y cuando te parezca bien- dije con seguridad.

Creo que me acababa de meter en un asunto que no me incumbía sin apenas darme cuenta, de ninguna forma quería forzarle a hablar, el hablaría de lo que quisiese cuando quisiese, no iba a decir nada sobre este asunto, eso era algo que yo tenía más que claro… sí, eso lo sé a nadie le gusta que indaguen en su pasado… -Claro, todo a su debido tiempo, no te preocupes Seth, no quiero forzarte, ni a ti ni a nadie sé que hay cosas que simplemente no se desean contar, por lo que no te preocupes, además las incógnitas me encantan- dije entre risa -Siempre acababa picándome con mis hermanos en las series de detectives- dije con sinceridad.

Al escucharle alcé la mano como si fuese a hacer un juramento -No se hablará de ese tipo de cosas, lo prometo- dije antes de bajar mi mano, sería de lo más curioso que me pusiese yo a hablar de eso siendo Atea, pero en serio, eso iba a ser de lo más divertido de ver, es decir, ¿yo?... ¿nombrar esas cosas?... ¿luego que viene que me disfrace de una niña pija?... desde luego… -Pero sí es de lo más extraño que sigan creyendo en esas cosas, les respeto, pero que no me lo inculquen que tengo mi propia forma de ser- dije con normalidad antes de cruzarme de brazos un instante, sinceramente no recuerdo ser tan charlatana, pero con él hablaba sin pensar, las palabras sólo salían de mi boca sin darme tiempo a pensarlas primero -En eso tienes toda la razón, yo misma he cambiado alguna vez a lo largo de mi vida- en ese entonces se acabó la niña perfecta y pura… tengo mis más y mis menos… pero ahora sentía que de verdad era yo misma -No te preocupes, esta vez me tienes a mí, por lo que no debes preocuparte por nada, te recordaré lo que haga falta veinte veces si es necesario- admití -Las cumpliré. No te preocupes, hasta el momento no he fallado en ninguna de mis promesas y no tengo pensado empezar ahora a fallar a la gente- aseguré con decisión mientras observaba de nuevo aquellos ojos -Siempre he tomado las promesas como algo serio, además es un fuerte juramente entre dos personas ¿cierto?... por no decir que si la rompo también rompería mi sueño, el sueño de formar un grupo…- estaba decidida a cumplir mi promesa desde hace mucho -Creo que como tarde mucho más lo tomaré en cuenta y te masticaré de verdad- dije medio bromeando antes de soltar una suave risa.
avatar
Electra Leonheart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 74
Monedas Monedas : 1116

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Sáb Mayo 23, 2015 7:16 am

Admiraba el gran genio que ella posee y es algo así como Seth, a veces no tiene la idea de las cosas que es capaz de hacer y en realidad es capaz de todo. Una muchacha inteligente como muchas que ha conocido, obviamente con su toque de personalidad. Al observar los ojos “ausentes de color” de la fémina, era muy claro que ha estado siendo sincera. Y eso ya lo sabía de sobra desde que la conoció sintió que desde este momento debería depender de las decisiones de Electra y eso que a Seth le gusta tener el control. Se sentía muy raro. Además de ser la líder del grupo, ahora ella tiene toda la suerte del mundo de tener a Seth como un guardián ¿Cómo no sentirse cómo con alguien que tienes mucha química? La química a diferencia de las personas que había conocido era muy única y es como si empezaran a tener confianza empezando como unos grandes amigos — “Es alucinante. Espero que sigamos así.” — inconscientemente se a apoyado sobre la mesa, los codos en la misma mientras que la observaba y jugaba con su vaso vacío. — Bueno, si algo les sucede a los instrumentos estaré yo.

Seth no suele pensar como las personas normales cuando está en grupo. Siempre había trabajado solo y prefería así hasta que la conoció. Asintió con la cabeza y desvió la mirada observando a su entorno de forma disimulada, por si estaba por ahí el camarero merodeando. Aún no estaba. — Eso es lo que suelen decir… — refiriéndose que es muy difícil de conocer a Seth pero él sabe que con el tiempo aprenderá a desenmascarar a este tipo. Se sentó relajándose un tanto en su mismo asiento y aún tenía el vaso vacío en sus manos y empezó a jugar con el mismo bajo la mesa. Por el típico nerviosismo que suele tener todo el tiempo por ser él, intranquilo — Me siento cómo con tu compañía, puedes acompañarme a escoger el instrumento que gustes. E ir de paseo observando instrumentos muy curiosos que podríamos incluso añadir en la banda en  una que otra canción. — añadió una idea que es algo imposible de rechazar. — Aprendo rápido y podría encargarme e algunos. Acabé de aprender a usar la armónica haha

Si ella no quería que le contara las cosas en lo que está metido eth y que ella prefiriera averiguarlo por sí misma, estaba muy satisfecho por ese hecho. O al menos eso era lo que creía Seth — Tranquila, no te contaré nada que esté de sobra. A menos que me lo preguntes pero la respuesta no será en sí una réplica concreta a lo que quisieras oír. Eso es lo que pasaría si te atreves a jugar a “detectives y sospechosos” haha — se rió burlón y con su singular humor que por ahora o podríamos catalogarlo como “negro” — Pero nada de ayudita con hermanos. Una de las cosas que no tolero son las trampas. — Aunque los villanos como Seth suelen ser los primeros en hacer trampas y son los que hacen las reglas una vez comenzado el juego. Pero ahora que están en plan de broma no todo podría ser cierto a menos que ella acepte el reto.

En un futuro muy cercano, bastante cerca, consideraba “jugar con el fuego”. Como suele hacer pero esta vez es con el fuego de la albina. El rubio no suele quemarse si no él en sí puede consumirse en el fuego sin dañarse. Es decir, que le gusta a veces sufrir. Tiene toda aquella amena y tranquila “aura” como de la jovencilla que acabó de conocer. Ella posee una energía muy singular que ha sentido en su vida que incluso en sus recuerdos opacan cualquier otro que tenga en mente por el momento. Y le ha dado una curiosidad algo extrema que es tratar de sacarle de quicio. Al menos un poco. Sólo se imaginaba a la fémina con la carita enojada, se vería igual de hermosa. Seth algo perdido había puesto la cara de bobo mientras que no oía con claridad lo que estaba hablando la albina. Tal vez la muchacha sentirá que se merece un gran golpe en el rostro por lo que está a punto de decir a continuación — Te he estado imaginando — con los ojos entrecerrados mientras que él mismo se rozaba con la mano al mentón. Apenas le había conocido pero es como si en “otra vida” ya se hubieran conocido y es como si fuera su amiga de hace muchos años. — Con una traje de conejo… serías una auténtica conejita hahaha — Seth y su sinceridad incomparable — Vamos… ¡te verías perfecta! hahahaha
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Electra Leonheart el Sáb Mayo 23, 2015 12:29 pm

La verdad es que pese a que me sentía extrañamente bien hablando con él no era algo por lo que estaba particularmente preocupada, por una vez sentía un “fuera preocupaciones”, sin embargo como supuse en un primer momento no iba a hacerle cambiar de idea, este chico… Seth me daba la impresión de que era de ideas fijas… yo más que ideas fijas soy cabezota, pero en esta ocasión podía dar mi brazo a torcer, solo por esta vez, lo aviso. Asentí con ligereza al oírle -Muy bien en el momento que le ocurra algo a alguno de los instrumentos serás avisado, por lo que no debes preocuparte por eso ¿de acuerdo?... aunque te aviso de antemano, si algo le ocurre a mi bajo me suicido- bromeé levemente con aquello pero es totalmente cierto que le tengo un cariño especial a ese bajo -… soy bastante… exigente con los instrumentos por decirlo de alguna forma, si vieses la cantidad de tiendas que miré antes de dar con el bajo adecuado… creo que me recorrí de punta a punta la ciudad donde vivía el abuelo- dije con seguridad, recuerdo que estaban hartos de mi por la razón de que ningún instrumento me parecía perfecto… pero es que quería un algo perfecto en ese día.

No tenía prisas en ello quería conocerle mejor, de eso estaba segura, pero ya sabes, Roma no se construyó en un día, era mejor ir poco a poco y con tranquilidad a la hora de conocerle, si el momento tenía que llegar llegaría, no hace falta estar con prisas porque sobretodo conozco la sensación de no desear revivir cosas pasadas era comprensible que a la gente no le gustase revivir su pasado, ya no era por triste o lo que sino por complicado… por ende no me importaba tardar en conocerle bien -No te preocupes por eso, tengo paciencia- afirmé con tranquilidad mientras le observaba con detenimiento -Claro, me parece bien, ¿quién sabe quizás encontremos un instrumento inesperado que pueda adaptarse a la banda- dije con decisión -Vaya, eso es fantástico, realmente soy algo torpe para los instrumentos de viento ¿sabes? Sólo me han soportado la Ocarina y la Flauta de Pan- dije con sinceridad -Y mira que en una época estaba insistiendo con aprender a tocar la flauta travesera- no nos llevábamos bien esa flauta y yo… terminé dejándolo porque mi hermano la quitó del medio diciendo que cualquier día me quedaba sin aire… ¿pero qué voy a hacer si no me sale bien? Practicar, eso era lo lógico.

Comencé a reír casi sin darme cuenta, no esperaba para nada aquella respuesta, pero yo lo había buscado con lo mis piques con mis hermanos -Creo que me valdrá de momento con eso, pues no tengo problemas en eso, además será más divertido de esa forma- dije entre risas, obvio, no pensaba investigar sobre él lo que quiera contarme será escuchado, nada más, no soy de las que les gusta indagar en el pasado de otras personas -Puedes respirar tranquilo, además mis hermanos más que ayuda son una molestia, así que no tienes por qué preocuparte en ese asunto- dije con sinceridad

Te prometo que estaba de buen humor… repito estaba, hasta que escuché sus palabras ¿cómo se le ocurre decirme algo así? ¿Qué se cree que soy de estas chicas que parecen ser las conejitas del Playboy? Eso era de lo más molesto y mira que normalmente cuesta enfadarme, pero decir algo así… -¿Eh?- dije aún sin terminar de creer eso, mi voz sonaba molesta, y no lo que se dice poco -¿Qué…?- nada imposible -¿Qué demonios te crees que estás diciendo?- dije a continuación -Que te quede muy claro que no soy del tipo de chica que sueña ser una conejita del playboy- afirmé -Lo único que llevo años deseando es formar una banda ¿entiendes? Una banda de música- hice una breve muy breve pausa -Por no decir que esas chicas no me parece que se tengan respeto alguno pero quitando el asunto ese… me molesta…- comencé a decir -Me molesta que comiences a compararme con esos animales por el mero hecho de que al parecer casi todo el mundo tiene un curioso esquema en la mente de conejo “cabello blando y ojos rojos” es frustrante- pero yo era la idiota que en lugar de gafas seguía comprando lentillas de colores…pero es que ni de broma me veo con gafas es algo que simplemente no me va… y de eso soy más que consciente.
avatar
Electra Leonheart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 74
Monedas Monedas : 1116

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Sáb Mayo 23, 2015 9:44 pm

Empieza a notar que su compañera tiende a tener propósitos más firmes que Seth mientras que este último tiene mayor capacidad de adaptación que otros. Nunca ha comprendido que las personas tienen sus objetos muy significativos y que ponen su vida en esas cosas. Algo sentimental, tal vez algo filosófico, algo que a Seth lo ve algo que viene y se va. Pero respeta mucho esos detalles y esperaba que cualquier otra cosa que se le salga de la cabeza lo tome algo como a la ligera. Pensado en sí mismo no veía algo que aprecie con tanto afecto. No siente nada al poseer dinero y sin con él de todos modos él seguiría siendo “alguien”. No había manera que él no fuera un “alguien” — mhh… nunca he tenido algo de valor en lo que pondría mi vida… pero supongo que eso que tienes con tu bajo te ayuda a ser motivada o algo. Sinceramente no tengo idea de esas cosas hahaha — pones sentimientos en objetos que podrían a llegar a ser significativos en las personas es algo que Seth nunca comprendería.

El rubio se imaginaba la banda tipo Nightwish desde sus primeros álbumes hasta el de “Dark Passion Play”. Pero en todos sus álbumes encajarían más con una voz femenina y es algo así cómo el rubio intentaba acoplar para su estilo de voz, entre unas mezclas y un ejemplo que se le ocurría era Skrillet pero no ha escuchado todos sus álbumes. Con los que había escuchado era suficiente para que lo inspirara y esperaba que la muchacha compartiera esos mismos gustos que él. Estaba dispuesto a compartir una de sus canciones favoritas pero estaban en un restaurante y el con los parlantes activados molestaría a los clientes, entonces decidió que lo haría en un momento donde los dos quedaran solos.

Pero no había otra manera de hacerle sentir alagada, mas bien ella se sentía muy ofendida con lo de la conejita pero Seth no ha evitado que s ele escapara una que otra carcajada al escucharla enojada. Le gustaba su rostro y enojada se veía aún más hermosa pero ya era suficiente. Sólo quería ver cómo se ponía de alteradita — Eres hermosa aún estando molesta — dijo muy tranquilo y con mera naturalidad. Era simplemente la verdad. Ahora que había escuchado otro tono de la voz femenina se le había ocurrido algo — Las flautas las empezaba a utilizar ya hace unos años pero no le veo tan difícil… más la flauta dulce vendría muy genial pero sería uno junto con tu voz. No sé… que tu voz también me gusta y podríamos hacer un duo en uno de estos días cuando empecemos a componer algún canción o para empezar en un cover — carraspeó — eso se me ocurrió luego de escuchar tu otro tono fuerte hahaha — se rió cálido al final, sin que se sintiera de alguna manera incómoda con lo que dijo y ni sonar borde.

Admira la paciencia de la albina, pero Seth no sólo quería observar y hasta qué punto ella podría serlo. — “Paciencia dice” — ni se esperaba que tanto se podría observar. Seth podría ser tachado de machista en cualquiera de sus expresiones como “conejita”. — Y eso de la conejita si te sentaría muy bien~ — se mantuvo muy tranquilo aunque él sea culpable de alterar la serenidad de la dama. — mi intención no era llamarte conejita de playboy pero destacarías en seguida — le regaló otro guiño simpático para la única dama en lo que estaba puestos la mirada de Rockefeller. — Albinas hay en el mundo pero pocas hermosas como tú Electra. Lo digo desde ya… — Llegó el mesero justo cuando este había terminado de hablar. Este ya sólo pensaba en comer. Había traído una gran cantidad de comida japonesa y del menú que eran caros pero no había ningún problema que Seth pagara: Dos ramens de camarones con pollo y res (era uno de los especiales), mucho sushi en “Futomaki”, Temaki, Sashimi, Tempura. — ¡Que proveche! — dijo sonriendo entre dientes abriendo los palillos chinos o japoneses o lo que sea, sin romper en el acto porque la mayoría de la gente suelen abrir los palillos rompiendo. Empezó por el ramen acarrando la carne. Antes de darle un mordisco a la carne — Y si te he ofendido, lo siento es que debería decirlo — Seth no suele disculparse con las personas así de sí. Lo hizo porque sintió que debería hacerlo.
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Electra Leonheart el Dom Mayo 24, 2015 12:25 am

Le comprendía bien con el tema del cariño por un bien material, pues de hecho solo me había pasado con el bajo, creo que también era por la razón que le tenía un cariño especial a este instrumento, no era solo por ser un regalo, simplemente lo apreciaba por haber sido el último regalo que me dio el abuelo antes de irnos de allí, en realidad le echaba en falta, pero sé que está bien, la últimas navidades estaba más sano que nunca la verdad -Sí de alguna manera me hace ser más fuerte, creo que además tiene que ver con que fue el primer instrumento que aprendí a tocar, por lo que de algún modo le tengo un cariño especial a ese bajo- dije mientras le dedicaba una sonrisa con calidez, desde el comienzo para mí fue algo que me ayudaba a superar algunos bajones -Creo que este bajo ha vivido gran parte de mi vida conmigo, además de ser mi primer instrumento propio, así que puede intervenir en eso de tenerle cariño- aunque no lo admita así como así en realidad soy demasiado sentimental cuando se trata de un regalo que me han hecho… simplemente le cogía cariño antes de darme cuenta.

La verdad es que estaba emocionada con lo del grupo, Seth junto a su hermosa voz, yo con mi bajo y un futuro grupo… sólo esperaba que fuésemos un grupo unido, sé que quizás podríamos discutir en algún momento… pero es normal que alguna vez difieran las opiniones, pero un grupo es como una familia ¿verdad? Discuten y hacen las paces y así varias veces, no quería ser como esos innumerables grupos que acaban separándose unos de otros por diferencias… no quería que eso pasase con nosotros, pero sé que yo no podía decidirlo, es algo que sólo el tiempo y las circunstancias decidirían, pero creo que lo que más deseaba era conocer a los futuros miembros de la banda.

¿Cómo se atrevía decirme eso? No soy del tipo de chica que se hace ilusiones porque la llamen conejita, es decir esos animales me gustan, pero… casi siempre que usaban ese término terminaban refiriéndose a lo mismo, a esa “hermosa” empresa de trabajo, de verdad, la gente debería apreciarse más a sí mismos, pero lo que más me dejaba sin palabras era Seth, de verdad en algunos momentos no sabía si avergonzarme o seguir enfadándome -No… no digas esas cosas- terminé diciendo de forma algo avergonzada, era la primera vez que me sucedía algo como esto… no sabía del todo como comportarme -Pues a mí me odian los instrumentos de viento en general- admití antes de dejar escapar un pequeño suspiro, nunca nos habíamos llevado bien -La verdad es que no había pensado en eso- dije algo sorprendida mientras me fijaba de nuevo en aquellos ojos, eran… algo hipnotizantes no sé bien como siempre acababa mirándolos -Bueno… imagino que no estaría mal probar eso alguna vez, sería interesante- dije con sinceridad, que estuviese molesta no significaba que fuese a ignorar sus propuestas, eso lo sabía, tenía buenas ideas para el grupo.

Me quedé a cuadros, no me veo en absoluto en un traje de conejita, no, ni hablar ¿luego que sería lo siguiente? Yo no era de esas chicas que le daba igual todo, tengo unos principios e ideales y no los iba a romper porque sí -Retira eso en este preciso instante- exigí con seriedad mientras observaba al chico de cabellos rubios -No gracias, no me interesa ser parte de ese mundo, prefiero la música, además ¿Cómo cumpliría mi promesa de que escuchen tu voz si no lo hacemos así?- pregunté cruzándome de brazos, pero poco a poco cambió el curso de esta conversación y al escuchar sus palabras volví a sonrojarme, esto es genial, se supone que estaba enfadada, pero no, yo voy y me sonrojo, lo más normal del mundo… -¿Q…Qué…? No, no, si yo no soy…- conforme iba hablando mi voz se iba bajando más y más, si cuando digo que no estoy acostumbrada a los halagos es cierto… Cuando vino aquella comida esboce una sonrisa aún con un leve rubor, estaba hambrienta si soy sincera -Que aproveche- dije momentos antes de separar aquellos palillos para comer, antes de decidir por que comenzar a comer pude escuchar la voz de Seth -Está bien, no pasa nada, yo también he sido, algo extremista no eso… así que… bueno… disculpas aceptadas- dije desviando mi mirada de él, me costaba reconocer mis falla ¿Qué le voy a hacer?

Una vez ese asunto aclarado cogí uno de aquellos tazones de ramen, no por nada especial, pero no me gusta el ramen frío así que era lo que tocaba y bueno la Tempura aguantaba más el calor, por lo que podía esperarme un poco antes de que tuviese una conversación con ella -¡Es delicioso!- dije sorprendida, nunca había probado un ramen como ese lo admito Se ve que no es de los que se compran en tiendas, el ramen casero es delicioso- dije emocionada antes de dedicarle una sonrisa a Seth.
avatar
Electra Leonheart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 74
Monedas Monedas : 1116

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Seth Rockefeller el Dom Mayo 24, 2015 8:06 am

Lo único que había valorado y que ha estado orgulloso de tener era una persona, su madre. Y desde que se fue, las cosas no eran lo que antes. Tan frías y secas eran las cosas, el ambiente, que así acabaron de convertir a su primogénito. Tal vez sea algo así como eso que, si el bajo de Electra se rompiera o se quemara, ni otro bajo que le comprara Seth lo reemplazaría. Pero esperaba que eso nunca sucediera. A Seth le gusta el frío y siempre le gustará, e incluso en las comidas. Es un gusto raro pero es la verdad. Tampoco se queja que sea extremadamente caliente como estaban ahora. De todas formas, no importaba, simplemente era comida. Los gustos de Seth son variados dentro de las facultades culinarias, excepto que se pasen de la sal porque ahí sí que ni se atreve a dar pequeños bocadillos. La peor broma que le podrían hacer al rubio era que se metieran con su comida y esté extremadamente salado. Ahora que prueba la comida, no tenía ningún problema y no estaba tan mal como para este lugar público.

Es normal pelear un poco, no es algo de otro mundo aunque él se sintiera ajeno al mismo y las discusiones la mayoría de las veces siempre las ignoraba si no no es para “evitar” si no es por mera pereza. No tendría nada mejor que decir. Es un hombre de pocas palabras y no hizo nada más que asentir y si tenía dudas lo decía antes de que se olvidara — “Mi primer instrumento, la campana de la iglesia esa. No ha sido un honor, si no un horror.” — pensó mientras que comía como si fuese un bárbaro con palillos chinos. Las tenciones hacían desaparecido desde que empezaron a comer. No se refería a que de inmediato trabajara de “conejita playboy”, ella es libre de ser quien sea y Seth está muy dispuesto a apoyar sus sueños como los suyos. Sólo se alzó de hombros pero se reía. Hay algunas cosas que hay que tomarle muy en serio a Seth, pero son muy pocas.

Le gusta jugar, bromear y al final de cuentas, siempre sale divirtiéndose. En todos los sentidos. Desde luego que después de verla algo enfadada por lo que había dicho, se había dado por satisfecho. Pero en ningún momento observándola había pensado en las conejitas de Playboy hasta que ella lo había mencionado. Ella será muy hermosa pero no luce como una golfa. Todo eso ha sido muy extraño e incluso si una fémina lo menciona. Dicen que para componer hay que sentir las notas y expresar de forma sentimental ya sean odio, tristeza, etc. Seth es algo inexpresivo y poco sentimental, pero podría contar con la ayuda de su líder. Amó el detalle de cómo se sonrojaba, el rubio debería hacerlo a menudo. Pero en vez de pensar en todo lo que sea de la banda, sólo pensaba en comer — De la tienda… ¿Compras ramen de las tiendas? — Rockefeller no es de los que van comprando cosas en la tienda y siempre, el resto de su vida había consumido comida casera. En unos míseros segundos terminó su sopa de ramen. Como si fuese un marine, come muy rápido y si a caso ella se diera la vuelta, hasta podría ver que al darle la vuelta de nuevo la comida desaparecería. Eso no había sucedido por ahora. Pero ha quedado algo estupefacto cuando al fin en un millón de años contempla con gran detalle a una sonrisa de una mujer.

Es la primera vez que dejó de comer. Estaba ya comiendo uno por uno de los sushis (sólo sobró uno). Apartando la vista de la comida y levantaba la mirada. Un brillo que tanto le caracteriza a Seth le había cambiado repentinamente. A veces los puntos de luz parecen volar como chispas hacia el centro de la pupila. Después de aquello que había dicho sobre la comida le rebotaba por su cabeza que es por eso que dejó de comer. — Única, hermosa, libre, inteligente, talentosa, paciente, comprensiva… — Todas las palabras que él tenía en mente, era la de su “chica perfecta” a la que está por ver. Él es exigente y lo sabe, la gente que lo conoce también lo sabe y eso no ha sido suficiente — ¿Qué es lo que falta? — hizo una pausa profundizando su mirada a la de Electra — Si supieras cocinar, serías “mi chica perfecta” — lo dijo con ironía pero luego se rió a carcajadas. Luego de eso tomo eso lo que parecía una bola de arroz, tomándola con los palillos, para comer en un bocado. — “Si sigo así, acabaré arrastrado a ella… ¡No te enamores! ¡idiota!” — pensó.
avatar
Seth Rockefeller
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 353
Monedas Monedas : 1419

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Of Death — Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.