Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Como en la antigüedad... ✪ Privado ✪

Ir abajo

Como en la antigüedad... ✪ Privado ✪

Mensaje por Okita Souji el Dom Abr 12, 2015 5:38 pm

Despertar pesado, la noche anterior estuve bastante ocupado trabajando; sobre todo por el tema de los privados, esas mujeres que gustaban pagar extra por tener el placer de tenerme por un momento… claro no del todo, pues yo lo que hacía era encender la llama de la pasión, no calmar el incendio que causaba y de solo llegar solo me dio tiempo a desvestirme para luego caer rendido. Me levante despacio, algo despeinado y semi desnudo encendí mi reproductor al máximo volumen y me introduje de inmediato en el baño para tomar una ducha que me despertase de una vez por todas, me cepille los dientes mientras el ritmo de la música me incitaba, mas yo solo lo seguía con leves movimientos de cabeza. El día pintaba ser bastante agradable o por lo menos eso me pareció al echar un vistazo por la ventana, encendí mi maquina prepara cafés y mientras lo hacía tome una rebanada de pan y la puse en el tostador, Tardo menos así que para cuando estuvo listo también el café, le unte mantequilla, tome mi taza solo para café y fue por el correo para ver que llego mientras desayunaba.

Una carta me llamo la atención entre el resto (que no eran más que suscripciones, cuentas y un par de clientas), llevaba el sello de la familia como símbolo de no haber sido abierta… algo que debo acotar es bastante antiguo pero muy funcional de todos modos, como los cuchillos. La abrí con dos dudas en mente, la primera como habían conseguido mi dirección y la segunda el contenido… era de mi abuelo y resumiendo lo que decía era “Hemos hecho un tratado (negocio, convenio) con una poderosa facción europea y te hemos prometido (en mi opinión vendido) para casarte con la heredera de dicha facción como sello de confianza, el futuro socio y miembro de la familia acepto con la misma rapidez y responsabilidad que nosotros. Como heredero es tu responsabilidad y deber” no supe que pensar o siquiera porque demonios se hizo esto sin siquiera consultarme, como si fuese un bien, sin tan solo conocer a la chica que según lo escrito ya estaba en Sweet Valley, también fue avisada y me esperaría con fecha y hora estipulados también con dirección. Di un último sorbo a mi taza de café, el último pues ya se había terminado, de forma abrupta asaltado por un exceso de furia la taza de cafés termino hecha trozos contra la pared, ¿porque justo ahora que empezaba a llevar una vida normal? Que empezaba a forjar mi propia reputación ante todos, a simplemente vivir en paz sin él “Es por la familia” que me hacía sentir solo un robot en espera de órdenes ¿No podían usar a algún perro faldero que llevase el apellido Souji? Tome la carta con el único objetivo de trocearla, quemarla y que me fuese útil cuando menos para alimentar mi chimenea, pero algo llego a mi mente antes de hacerlo ¿Y si ella tampoco está de acuerdo con que esto se lleve a cabo? Existía la posibilidad y difícilmente quemar la carta me haría deshacerme, por tanto su ayuda sería de gran importancia para disolver esto. Al leer la carta nuevamente supe que era hoy el encuentro, quien sabe cuando fue remitida esta carta pero de no haberla leído creo habría sido mejor… o quizá no, en fin, solo me vestí semi formal; camisa de botones a cuadros con colores gris, blanco y azul, pantalón beige y mis botas marrones. Tome las llaves, mi billetera y subí al coche, ya más sosegado salí a la dirección marcada.

Llegue antes, por tanto me tome la libertad de escoger la mesa, ya que ellos habían acordado fecha, hora, lugar y quien sabe que más le habrán dicho a ella, por lo menos esto pude hacerlo, algo que me tenía en incertidumbre era el hecho de si vendría solo ella o con su padre el señor “Facción europea” que en tal caso haría más divertido el rechazar aquella decisión forzada, por otra parte de ver también a mi abuelo me marcharía sin más. Levante una mano en señal al camarero para acercarse, ordene un jugo de fresas y lo despedí, pues no deseaba mas.
avatar
Okita Souji
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 58
Monedas Monedas : 1784

Volver arriba Ir abajo

Re: Como en la antigüedad... ✪ Privado ✪

Mensaje por Cassandra Raudenfeld el Mar Abr 14, 2015 4:37 am

Me levante más temprano de lo usual, la verdad es que no había podido dormir mucho por la noticia que mi padre me había dado. Tome un baño en la tina durante un buen tiempo para meditar todo un poco, y es que aún no encontraba sentido a todo esto.

--- Flash Back ---

Mi padre había solicitado una videoconferencia conmigo de carácter urgente, eso me asusto pues en ese momento pensé que algo le había pasado, pero sorpresa la que me llevo. –Mi querida niña, te tengo excelente noticias he logrado un negocio muy importante con una influyente familia oriental, pero lo relevante para ti en el caso es que se ha logrado un compromiso de los herederos, haciendo que el carácter de dicho acuerdo genere confianza y estabilidad para ambas partes.

Quede en shock por un momento, había escuchado bien. Compromiso? Desperté bruscamente al escuchar de nuevo a mi padre – Elizabeth! Me estas escuchando!! – Mi padre se había impacientado un poco por mi falta de expresión – Si padre, pero no entiendo, porque un compromiso, has realizado muchos de tus negocios sin involucrarme – Trate de no notarme alterada, pues nunca le había llevado la contraria – Esto es diferente por ser algo muy importante y tratarse de una familia con muchas costumbres, pero concluyendo querida hija, te he enviado un fax con las instrucciones para su encuentro y algo de información, por fortuna el joven también se encuentra en Sweet Valley, lo que hace todo más fácil – Las lágrimas salieron inevitablemente así que me despedí rápidamente para no darle tiempo a mi padre a profundizar en mi reacción.

Sebastián me entrego el fax, lo mire rápidamente y lo único que logre comprender era que el encuentro se realizaría al día siguiente, sin más salí corriendo a mi habitación llorando y con un sentimiento de impotencia. Durante toda la noche no respondí al llamado de mi preocupado mayordomo, pensaba en escapar, no asistir a la reunión o cualquier opción para cancelar lo hecho por mi padre, pero en el fondo sabía que no era posible, no podía decepcionarlo y rebelarme a lo que él deseaba, si había comprometido a su única hija era porque esto era muy importante (quería creer eso, como un consuelo absurdo).

--- Fin del flash back ---

Salí para poder alistarme, me sentía aun algo decepcionada del acto de mi padre, pero yo no podía hacerlo con él. Realice lo habitual pero necesario (organizarme le cabello, maquillaje etc) para el vestuario elegí algo clásico pero que a mi parecer podía quedar bien ante cualquier situación, una falda blanca con una blusa de manga larga y moño escoces rojo y negro, para combinar unas botas del mismo color de la falda.

Antes de irnos, Sebastián me entrego una hoja con la foto y datos básicos de la persona con quien debía encontrarme hoy. Al encontrarnos frente al lugar, no salí inmediatamente del auto, mire fijamente por la venta un buen rato tratando de creer que esto solo era un sueño, pero pasados unos minutos me di cuenta de que nadie vendría a despertarme. Mi mayordomo me avisaba por señas que el joven había llegado y que no era bueno hacerle esperar. Respire y cambie el semblante que tenía, no quería que le fueran con comentarios a mi padre de que no acepte con gusto su trato.

Deje del auto y camine lenta pero firmemente a la mesa donde se encontraba él. La foto no le hacía justicia, quizás conocerle de otra forma y en otra ocasión habría sido genial. Me quede parada frente a la mesa y lo único que se me ocurrió decir fue – Okita Souji, soy Elizabeth James tu prometida.- Tome asiento, quedando frente al joven – Pensé que el lugar de encuentro seria mas formal.
avatar
Cassandra Raudenfeld
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 220
Monedas Monedas : 1626

Volver arriba Ir abajo

Re: Como en la antigüedad... ✪ Privado ✪

Mensaje por Okita Souji el Jue Abr 16, 2015 3:28 pm

Observaba con detalle a cada mujer que paso mientras que la señorita no aparecía, intentado adivinar quién era, repentinamente fije mi atención en una que me observaba más que lo que las otras lo hacían y al ver que venía hacia mi solo tuve dos pensares. Uno que vendría a pedirme el número de teléfono, y, dos que ella era a quien estuve esperando; Hipótesis confirmada en el instante en que tomo asiento y de forma rápida y seca se presento, soltando una queja de inmediato. Me levante de la silla y haciendo un ademan de cortesía volví a sentarme – Un placer señorita James – dije con una de mis expresiones de caballero fijada en el rostro actitud educada pero sin rayar en la adulación, era sin duda hermosa quizá de haberla conocido mejor y desde hace un tiempo más habría aceptado, mas las circunstancias no daban muchas esperanzas de que me ayudase con la ruptura del compromiso; parecía decidida y seria, además de haberse presentado como si fuese la entrega de un paquete. Imagine por un momento aquello sin quitar la mirada de la chica sentada en frente de mí “La prometida que pidió, firme aquí por favor”. – Lamento si el lugar no es suficiente para llenar sus expectativas, pero no he sido yo quien lo ha elegido, por mi parte me da totalmente igual – dije con serenidad su queja me daba totalmente igual pues no había sido elección mía donde incluso el hecho de cuando, para mí era un lugar totalmente normal aunque para la situación hasta un bar me habría sido normal, justo llego el jugo de fresas que pedí antes, el joven coloco la bebida en mi lado de la mesa – ¿Entonces vas a querer algo? Elizabeth – pregunte, pues no sabía si no pediría nada por ser este el lugar, antes de que el joven se retirase una vez más espere su decisión y lo despedí. Al marcharse di un largo sorbo a la bebida natural puesta ante mí para poder catar el sabor, bien hecha debo decir… quizá no era el lugar más elegante de la ciudad pero cuando menos sabían cómo hacer un buen jugo de fresas.

Deje el vaso de vuelta sobre la mesa – Primero dejare algo en claro. No tengo la más mínima intención de llevar a cabo una boda con alguien que ni conozco ni me conoce – La expresión mi rostro y tono de voz reflejaron la seriedad de mis palabras acerca de aquel sorpresivo compromiso, me incline un poco hacia delante, sin llegar a subir ni un poco sobre la mesa – Dígame usted señorita, cual es su sentir acerca de este asunto. Y me refiero solo al personal, lo que quiere mi abuelo y tu señor padre no necesito escucharlo de nuevo – no perdía el tono seguro y a la vez tranquilo que mi voz simulaba, mas en mi interior había una gran molestia, no por ella en si pues estéticamente rechazarla era imposible, sino por la situación. El saber su opinión (si es que me llegaba a decir la verdad) me haría saber si con ella podía contar para disolver esto, la ira de hace un rato pareció haberse disuelto.

Off:
Perdona si es corto, ya los haré mas largos a medida avance el tema
avatar
Okita Souji
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 58
Monedas Monedas : 1784

Volver arriba Ir abajo

Re: Como en la antigüedad... ✪ Privado ✪

Mensaje por Cassandra Raudenfeld el Vie Abr 17, 2015 7:14 am

Tuve un recibimiento cortes de parte de Okita y para mí eso era suficiente por ahora, pues la verdad es que al llegar allí no tenía una expectativa fija de las acciones de la persona con la que me encontraría.  –Entiendo – Es lo único que pude decir respecto al comentario que emitió sobre mi queja de lugar.  Pues a decir verdad es que mi queja venia relacionada con deseos personales, pero eso no tenía lugar aquí y quizás no sería apropiado dar explicaciones de eso.  

No sabía cómo interpretar la serenidad del joven, tenía dudas en mi mente de cómo empezar una conversación del tema que nos atañía a los dos y que ahora nos tenía aquí reunidos. Justo cuando creía tener una idea de cómo iniciar, el mesero llega con un jugo que se había pedido antes de que yo llegara. Asentí cuando mi “prometido” me pregunto si iba a querer algo. –Deseo un té turco por favor – En ese instante vi, como el muchacho que atendia mi orden se me quedo mirando algo dudoso –Sucede algo? –Pregunte esperando que todo estuviera en orden. Lo único malo al parecer era que aquel pequeño sitio no se vendía este tipo de té y según deduje no lo conocían. – Este bien, entonces solo dame una taza de té del que vendan con algo de leche vegetal. – El chico se retiró y volví mi atención a Okita que al parecer disfrutaba su jugo. –Si ese es el problema, entonces te conoceré y tú me conocerás. – Sé que su comentario iba enserio, pero aunque no me exprese con la misma seriedad, me manifesté de una forma segura y con un rostro amable.

Llegaron con mi orden, la cual dejaron en la mesa para después retirarse. Alce la taza para tomar un sorbo, cuando en eso vi que el joven Souji se había acercado un poco más solo para preguntar mi opinión personal del asunto, ¿él de verdad quería saber lo que yo sentía respecto a este complejo tema sin importar lo que opinaban lo que originaron esto?. Eso me puso algo nerviosa y mi primera reacción fue quedarme con la taza en la boca y con la mirada fija en él. Fue tanta la sorpresa de aquella pregunta que no me importo el sabor insípido del té y a decir verdad eso era ahora algo que se encontraba en ultimo plano. Y es que no sabía si podía decirle la verdad del asunto y confiar en poder resolver esto juntos sin crear un caos, o si era una prueba y solo quería confirmar mi compromiso con el problema en cuestión.

Baje la taza de mi rostro para colocarla en la mesa sin dejar de sostenerla. Suspire y hable como alguien que repite lo que le han pedido  - Lo que siento no es relevante, y menos sin tener en consideración lo que mi padre piense. – No podía creer lo que había dicho y es por el amor a todo lo bueno, yo no era de las que se reprimía sentimientos. Decidí a sincerarme corriendo cualquier riesgo que esto contuviera – Esto es un caos en mi mente, no podía creerlo cuando me dieron esta noticia y es que hasta hace poco creía que este tipo de eventos ya no sucedía entre familias pudiente en el siglo XXI, claro es lógico que todos los líderes de familia desean a sus herederos comprometidos con alguien de igual posición, pero yo soñaba con que el día que me prometiese con alguien seria porque esa persona estaría completamente enamorada de mí y yo de él. – Tome un suspiro, había hablado con tanta energía como si de ello dependiera mi vida en aquel momento, solté la taza pues ya no me sentía nerviosa, podía decir que me sentía algo liberada, reí un poco por lo gracioso que se había tornado esto y un poco más calmada continúe –Okita Souji, eres alguien realmente atractivo pero eso tú ya lo sabes y me das la idea de ser alguien interesante como persona y se que no soy un mal partido todo lo contrario. Si fuéramos amigos de toda la vida, seguro esto sería un poco más fácil para ambos. Pero lastimosamente si esto es lo que mi padre desea hare lo posible de mi parte para que suceda, pues no soy capaz de desobedecerle y menos de defraudarle. – No podía negar que me encontraba más relajada y serena es como ya no tuviera un peso encima porque compartía lo que sentía con alguien que vivía lo que yo – Disculpa si te hable con mucha familiaridad espero no te incomodes y ahora a mí me gustaría saber lo que tú piensas?

OFF:
No hay problema, el contenido me ha gustado.
avatar
Cassandra Raudenfeld
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 220
Monedas Monedas : 1626

Volver arriba Ir abajo

Re: Como en la antigüedad... ✪ Privado ✪

Mensaje por Okita Souji el Miér Abr 22, 2015 8:11 pm

Observe a Elizabeth probar su te en espera de la respuesta a la pregunta hecha, cuando escuche lo primero ladee mi rostro levemente hacia la derecha y me eche hacia atrás acomodándome nuevamente en mi antigua posición en la silla, tal respuesta me era totalmente repulsiva, como podía alguien aceptar sin más los deseos de su padre… sin siquiera buscar una salida o algún plazo. Aquel pensamiento salió de mi mente con la misma prisa con la que entro al continuar escuchándola. Ahora era como si  con mi pregunta hubiese abierto una caja con pensamientos que tenia cerrada ante todos sus cercanos y su contenido no carecía de lógica, razón o sinceridad ante mi percepción. Solo escuche en silencio mientras hablaba, pues si quería desahogarse (y por su forma de hacerlo se le notaba inspirada) yo no tenía problema, después de todo solo estaba obteniendo lo que pedí. De momento se corto el torrente de emoción, la calma que toda bella dama desprende (y ella no era la excepción) volvió a reinar en sus facciones, obviando la risa que sin embargo me era del todo agradable. Al escuchar lo siguiente no pude evitar que en mi rostro se dibujara una sonrisa, y es que me hacía gracia el que lo dijera todo tan claro, seguí escuchando luego con atención sin apartar mi vista de sus ojos, ni mutar mi expresión en la mínima medida, seguro adoraba, respetaba o temía a su padre, pues el casarse por su voluntad era algo que no se haría a la ligera y menos sin siquiera conocer al hombre en cuestión.

Termino devolviendo la pregunta y dando un nuevo sorbo a mi jugo para humedecer un poco mis labios me dispuse a responder con la misma franqueza con la que ella lo acababa de hacer – No es necesario que te disculpes. Al contrario, agradezco la sinceridad de tus palabras – hice una corta pausa en la que acomode un mechón de cabello que movido por la brisa cubrió mi ojo izquierdo – Por mi parte me entere hace menos de 4 horas, llevándome una no tan grata sorpresa recién empezando el día. Y al contrario de ti he visto en muchas ocasiones esto pasar desde niño, solo que nunca me acostumbre o aprobé la forma de hacerlo y no tengo pensado cambiar mi opinión acerca de ello ahora, por otra parte nunca he siquiera llegado a pensar en casarme, y cuando digo nunca es que no ha pasado una sola vez por mi mente ni siquiera dormido, mucho menos con alguien que no quiero – Solté un suspiro de indignación – Todo esto me hace sentir un objeto que intercambian en un negocio y no más – era lo que podía decirle por el momento sin maquillar o suavizar mis palabras con mas que mi tono de voz – Veo que has de querer complacer a tu padre, pero yo no siento tal devoción por mi abuelo para llegar a tal punto y por tanto me es casi imposible complacerte… – me detuve al tener una nueva idea.

Ya que ella estaba dispuesta a poner en marcha esto de un modo u otro por la simple razón de no faltar a su padre y siendo sincero no me desagradaba en lo absoluto Elizabeth (quitando el hecho del matrimonio) a menos no por el momento, es más, se me hacia interesante por su forma tan franca de ser ¿Qué mujer te suelta cosas de forma tan sencilla? ¿Que más había en ella que no conocería de rechazarla inmediatamente? Así que mi pensar ante tal determinación de parte de la fémina fue tan solo un “¿Por qué no dejar que intente seducirme?” – La única posibilidad de que acepte esto, y puede que no sea fácil, pero te estoy dando la opción de no defraudar el deseo de tu padre es que logres hacer que me enamore de ti – mis palabras denotaban más seriedad que antes, pues le proponía un juego difícil – Lo físico lo tienes, eres tan hermosa como para atraer las miradas y admiración de cualquiera. Pero de enamorarme no será solo físicamente, no soy tan básico como muchos – agregue con una mirada que señalaba a un par de hombres jóvenes de vestimentas… como decirlo…Estúpidas, que no paraban de mirarla desde el momento de su llegada con comentarios vagamente audibles en contra de mi persona y a los cuales de no causarme lastima hubiese lanzado una mirada fulminante e incluso quizá una pequeña charla de esas en las que no se pierde la clase y educación pero se dejan muy en claro las cosas – Y el dinero pese a ser necesario tengo otros medios para conseguirlo por mí mismo – Prefería trabajar como actualmente hacia a venderme. Di otro trago, este un poco más largo que los anteriores dejando el vaso a la mitad del contenido – Eso sí, aunque estaré totalmente receptivo a lo que hagas o dejes de hacer para alcanzar tu objetivo, de no lograrlo promete no odiarme – Me paso antes que por más que deje siempre en claro que no tenía intenciones de relacionarme seriamente, después de un tiempo si las rechazaba por la obvia razón de ser un hombre libre terminaban odiándome, como si no hubiese dado aviso alguno – Entonces señorita James ¿Le gustaría intentar casarse conmigo? – agregué para finalizar mi propuesta para dar inicio a el que podía ser un interesante juego, en el que el precio de la derrota era quedar prendado de una mujer que podría no amarme. Con un tono algo burlón para dar un poco de humor al asunto y verla reír una vez más.

avatar
Okita Souji
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 58
Monedas Monedas : 1784

Volver arriba Ir abajo

Re: Como en la antigüedad... ✪ Privado ✪

Mensaje por Cassandra Raudenfeld el Vie Abr 24, 2015 10:33 pm

Okita me escuchó con atención a la hora de expresar los sentimientos y pensamientos que tenia  de aquella situación que ahora nos tenía ahí sentados. Algo que apreciaba mucho en esta vida era que me tomaran enserio cuando me comunicaba y más de un tema tan relevante. Seguido vi como él tomo algo de jugo para manifestarme su opinión. Cada palabra que decía la recalcaba en mi mente, solo para concluir de manera fugaz que veíamos esto de una manera muy diferente.  Desde su punto de vista, entendía que si nunca se le había cruzado la idea de casarse, no lo haría ahora siendo esto una obligación y más si no sentía que fuese su deber.

Fue muy concreto y claro son su opinión, no podía sentirme ofendida por escuchar eso, pues  fue sincero de una manera muy respetuosa. Lo que me preocupaba ahora, era comunicarle a mi padre que sus planes no podían ser llevados a acabo de manera inmediata por razones que él no preveía. Lo único que podía hacer era convencer a mi “prometido” de que esto era una buena idea pero aun no encontraba el argumento convincente para desmontar los suyos.

Hasta hora se le veía muy seguro de cancelar todo esto por ir en contra vía de sus principios y convicciones. Pero algo cambio de repente. Me puse ansiosa, al parecer había algo que podía hacer que cambiara su opinión tan estricta. – Es casi imposible complacerme pero…. – Ese momento de suspenso se me hizo largo. Cuando por fin escuche la idea que había pasado por su mente y que podría hacer que diera una oportunidad a nuestro compromiso me quede atónita. – Hacer que te enamores de mí? – Al manifestarme que era tan hermosa como para lograr la admiración de cualquiera pero sin embargo eso no sería suficiente para hacer que él se enamorara, me sonroje levemente. Me agradaba mucho que pensara que era hermosa, y no porque no lo supiera ya o porque fuera superficial sino que a quien no le agradaba que se lo hicieran notar. Por otra parte como ya lo había dicho era alguien interesante, con el físico no bastaría y eso era un reto. Mire rápidamente a los hombres del lugar, dedique una sonrisa y volví a fijar mi atención a mi acompañante.

Al escuchar lo del dinero, no me sorprendí, aunque podía trabajar para ello, su familia tenía suficiente y podía obtener más por medio de diferentes negocios que no involucraban que él se asociara de manera personal con sus socios. Alce mi mano derecho de una manera firme para indicarle que prometía algo – Prometo no odiarte Okita Souji. Y dar lo mejor de mí para logar el objetivo- Mi tono de voz era alegre quizás más de lo que se debería para la ocasión, cualquier otra chica consideraría esto extraño, tener que ser ella quien jugaba en el papel del chico que intentaba conquistar a todo costa a su “amor”. Las reglas del juego habían quedado claras, lo que hiciera o lo que no, se tendría en cuenta.

Con su último comentario pude notar que su tono ya no era tan severo, había cambiado. El ver estas pequeñas facetas, me había animado mucho. Quería conocer más lados del cubo que representaba él.  Le dedique una de mis mejores sonrisas llenas de entusiasmo y expresión. Estire mi mano como para cerrar un trato. –Sera un placer

Saque de mi bolso una libreta pequeña de portada rosa y hojas blancas que contenían un aroma leve pero dulce. Anote una guía para llegar a un sitio y un anexo, al acabar arranque la hoja, la doble y la deje cerca del vaso de jugo. Me pare un poco de la mesa para apoyarme en ella y estar más cerca del joven. – -Te veré a las 7:00 pm el día de mañana, allí comenzara todo- Susurre para darle un aire intrigante según yo. Me acomode y guiñe un ojo. –Hasta entonces Okita -  

Nota:
-Terreno vacio que se encuentra a la salida norte de la ciudad. Cerca de unos lagos. Para esa hora estará iluminada.

Por cierto, para la ocasión viste un traje clásico estilo oriental. Es la etiqueta del evento.

Salí de aquel lugar sintiéndome diferente a como había llegado. Sebastián estaba en la calle esperando por mí. Me dirigí a casa y en el camino le conté todo lo que había sucedió. Al llegar a nuestro hogar nos encerramos en el estudio para planear lo que debía ser el inicio de este juego, si es que así le podía decir, pues nunca había jugado uno con tantos pros y contras. No me gustaba perder y por lo mismo usaría toda mi creatividad. Antes de comenzar mi mayordomo comento que debería comentarle a mi padre de esto, a lo que me negué rotundamente y es que como podría decirle esto, lo único que lograría seria añadir más presión al asunto y quitarle la diversión que quería añadirle. Esto sería un secreto entre nosotros aclare a Sebastián, al fin y acabo si lograba la meta todos ganaríamos incluidos mi padre. Además sabía que le disgustaría que tomáramos esto a la “ligera” y no con la seriedad que incluía el acuerdo de compromiso para llevar acabo el negocio entre familias.

Toda la noche trabajamos para planear un encuentro perfecto, lo poco que sabía de joven Souji era que su familia era oriental y pequeños detalles que había deducido en nuestro encuentro. Quizás había sido un error no preguntarle más sobre sus gustos y disgustos pero no era momento para arrepentirme, confiaría en mi instinto y rezaría para que sucediera lo mejor. Lo que tenía en mente era una especie de un mini festival oriental estilo japonés con juegos y plazas de comida para terminar con una caminata y fuegos artificiales.

El lugar en que había citado al joven era una parcela que no estaba ocupada en ningún aspecto. Quedaba a las afueras de la ciudad y a veces se realizaban eventos allí por lo cual no fue difícil conseguir su reserva aunque fuese de último momento. En la mañana llego a mi hogar una de las diseñadoras más reconocidas de la ciudad, le había pedido el día anterior un traje para un festival orienta, sabía que era imposible realizar uno de un día para otro, pero quería que trajera los que ella había diseñado en sus últimas colecciones. No había muchos de donde escoger pero afortunadamente vi uno del cual quede prendada. Era colorido y muy mi estilo.

Mi mayordomo se había encargado de los últimos detalles, el personal etc. En sus manos todos estaría listo. No había dormido mucho por planear y organizar esto y a eso sumándole esa incertidumbre que tenía ni decir. Tome una larga ducha, maquille, cepille mi cabello, pinte mis uñas y por ultimo me vestí.

El tiempo había pasado volando y al darme cuenta Sebastián ya estaba esperando a que bajara para irnos al lugar acordado. Ahora solo podía esperar a que Okita disfrutara y apreciara esto. Por otra parte esta era mi oportunidad de conocerle mejor. Llegamos poco antes de las 7, quería llegar primero por ser la anfitriona de este evento. Por ser mío precisamente, era privado solo nosotros dos disfrutaríamos de esto (esa era la ventaja de tener una muy buena posición económica además de que no me agradaban mucho las multitudes), las demás personas allí serían las encargadas de cada puesto ubicado en el mini evento.

Sebastian se alejó un poco para controlar todo el sitio y ver sin interrumpir como se desarrollaría todo. Ya faltaban pocos minutos para las 7 y esperaba que no tardará en llegar. Me distraje un momento mirando al cielo, la noche estaba despejada y la luna brillaba en todo su esplendor lo cual agregada un toque perfecto a la ocasión.

traje de lili:

evento:





off:
Espero sea de tu agrado. Disculpa que me haya tomado la libertad de cortar el encuentro en la cafetería acordada y crear el evento pero es para darle motivación al reto. En caso de incomodarte o no gustarte por favor avísame y haré correcciones.
avatar
Cassandra Raudenfeld
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 220
Monedas Monedas : 1626

Volver arriba Ir abajo

Re: Como en la antigüedad... ✪ Privado ✪

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.