Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Un importante trabajo en la Reserva de Sigean (Elizabeth James)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un importante trabajo en la Reserva de Sigean (Elizabeth James)

Mensaje por Isabel Rubio el Jue Abr 09, 2015 6:36 pm

Aquella mañana de primavera me encontraba en una famosa reserva animal al sur de Francia llamada Sigean, un lugar algo retirado de Sweet Valley pero al mismo tiempo muy importante para todos los amantes de los animales y su preservación. Hace un par de días recibí una llamada telefónica de parte de una mujer, quien escuchó acerca de la clínica veterinaria que fundé y en donde trabajo, y de todas las buenas referencias que poseíamos como sanadores de mascotas domesticas. Quería contratar a un veterinario con experiencia en animales salvajes, y mencioné que poseo dicha práctica aunque no sea mi especialidad. Justamente me citó el día de hoy en esta reserva, así que decidí conducir hasta el lugar con el coche de mi amado novio, quien insistió en que lo llevara en lugar de utilizar algún servicio de transporte. Él solo se preocupa siempre de mi seguridad, y me hubiese encantado que viniera conmigo para que viviera un momento especial con estos bellos especímenes.

Tras aparcar el coche en el estacionamiento que se encontraba cerca de un edificio de dos pisos, tomé mis cosas y bajé del mismo. La joven dama que me contactó para el importante trabajo mencionó que su nombre era Elizabeth James, y que podía preguntar por ella en la oficina principal de la reserva, ya que me estaría esperando allí para guiarme ella misma hacia las criaturitas que necesitaban ser atendidas. Vine preparada con algunos medicamentos básicos, aunque no sabía con exactitud que podría necesitar para este trabajo.

Caminé entonces hacia la entrada del lugar y tras cruzar las puertas de cristal me encontré con la recepción y una señorita en una mesa de madera, quien parecía ser la secretaria del sitio. – Buenos días, señorita. Mi nombre es Isabel Rubio, y soy veterinario. Estoy buscando a Elizabeth James, quien me citó para el día de hoy aquí – expliqué con calma y amabilidad a la dama, y ella mencionó que me estaban esperando, pidiéndome que tomara asiento mientras contactaban a la señorita James. Seguí su consejo y di los pocos pasos que me separaban de las sillas de espera. Observé detenidamente el ambiente, y múltiples cuadros con fotos de distintos animales estaban colgados en las paredes, todas con exquisita precisión y totalmente enfocadas a la belleza salvaje.

Me preguntaba qué clase de empleo sería exactamente el que me esperaría en aquella visita. Acostumbraba a hacer visitas a la protectora local de Sweet Valley, pero no era lo mismo curar a un gatito o un perrito que a una cebra o caballo. Sin embargo, mis prácticas en la reserva norte de Francia me habían enseñado lo necesario para saber estas diferencias.
avatar
Isabel Rubio



Mensajes Mensajes : 339
Monedas Monedas : 12015

Volver arriba Ir abajo

Re: Un importante trabajo en la Reserva de Sigean (Elizabeth James)

Mensaje por Cassandra Raudenfeld el Vie Abr 10, 2015 10:40 pm

Sebastián mi mayordomo, me llevo a la reserva temprano. Quería tener todo organizado, yo no era la heredera a la que le gustaba hacerse cargo de los negocios y asuntos familiares, pero esto era diferente, era algo personal.  

Hace unas dos semanas Francis el  veterinario en jefe encargado de la reserva, me había presentado su renuncia por problemas personales. Trate de persuadirle pero entendía sus motivos así que no podía hacer más que dejarlo ir, no sin dejarle claro que siempre tendría un lugar especial aquí, su gran ayuda había hecho que Sigean fuese un lugar mejor. Antes de irse me dejo una sugerencia para el cargo que dejaba de ocupar.

Isabel tenía méritos que eran muy destacables e increíbles referencias de sus colegas, así que la contacte para comentarle de la oferta de trabajo. Lo único que me preocupaba era que no tuviese experiencia con animales salvaje, pero ella me aclaro que tenía práctica con ellos, dejándome tranquila respecto a eso. Programe una cita con ella, para poder conocernos y explicarle de manera más personal y clara la labor de la que se hacía cargo al momento de aceptar el empleo.

Había pedido a mi querido Sebastián, organizar una presentación digital para reproducirla en la reunión y también un par de carpetas para tener la información en físico. Allí estaban todos los casos resumidos de los animales que poseíamos y los que pretendíamos ayudar próximamente.

Pedí que me trajeran una bandeja de té, en el momento que Sebastián llegaba con él, sonó el teléfono, coloque el altavoz y era la secretaria quien me avisaba que Isabel ya se encontraba en la recepción esperando  para poder entrar.  Me sentí muy bien de que fuera alguien puntual, era un excelente inicio. – Hazla pasar por favor – Me pare de la silla para recibirla.

Al verla entrar por la puerta, no pude evitar sorprenderme un poco. Yo la había visto a ella, como no haberlo hecho, si yo era una amante de las series policíacas. Iba a manifestarle mi sorpresa y mi alegría de poder conocerle en persona. La serie que había protagonizado había sido espectacular. Sebastián me miro y me dedico una sonrisa, aunque él no hablase con palabras, conocía sus expresiones. En teoría me dio a entender que debía reservarme esa emoción para otro momento, por el profesionalismo de la ocasión. Era cierto eso, mi padre siempre me había enseñado que a veces se debían separar las cosas para lograr el objetivo.

-Bienvenida Srta Isabel, es un gusto conocerle, soy Elizabeth James pero puedes llamarme Lili – Me acerque y estire mi brazo para poder saludarle con una gran sonrisa, aunque era algo serio y profesional lo que debíamos tratar, no me gustaba ser tan estirada y seria como los típicos ejecutivos. Después de eso, le presente a Sebastián, le explique que era sordo pero podía leer los labios cuando no se hablaba tan rápido, pero no debía preocuparse por eso ahora ya que se retiraría al empezar nuestra reunión.

Le invite a que tomase asiento y a tomar una taza de té (según yo eso le daba más elegancia a las reuniones, el café era común), prendí el monitor que se encontraba en la pared con el inicio de la presentación en ella. Tome mi puesto y comencé con la reunión – En la carpeta frente a nosotras se encuentra la información de la reserva de una manera resumida, los casos que tenemos y los que esperamos tener. Esta reserva es de las más nuevas en esta zona del continente, pero no por ello somos los últimos en cuidados y preservación.  Tenemos excelente profesionales trabajando en este lugar y es por eso que la he contactado, me llegaron muy buenas recomendaciones del trabajo que ha hecho y es por eso que deseo pedirle que trabaje con nosotros en la reserva Sigean – Saque otra carpeta de color marrón del cajón izquierdo del escritorio y la coloque en la mesa – En esta carpeta está el contrato, con todo claro y explicado, (sueldo, horarios, labores, seguridad social, etc). Pero antes de comenzar con ambos temas, me gustaría y me complacerías mucho si eres tu misma quien me cuenta sobre ti, escuchar de las demás personas me ha dado nociones de ti, pero escuchar de ti viniendo de ti será mejor.
avatar
Cassandra Raudenfeld



Mensajes Mensajes : 205
Monedas Monedas : 629

Volver arriba Ir abajo

Re: Un importante trabajo en la Reserva de Sigean (Elizabeth James)

Mensaje por Isabel Rubio el Mar Jun 30, 2015 1:04 am

Mi espera por la señorita James fue extremadamente corta, pues al poco tiempo de tomar asiento la dama de la recepción me indicó que pasara adelante, explicando en detalle cómo llegar a la oficina de mi contacto en la reserva. Agradecí su amabilidad y entonces caminé por los pasillos como me lo habían indicado, llegando a la puerta indicada. Toqué un par de veces antes de entrar, y apenas recibí instrucciones de abrirla, giré el picaporte y entré a la oficina, notando de inmediato a una joven mujer rubia de aspecto elegante, y a un distinguido señor a su lado. – Buenos días. Mi nombre es Isabel Rubio, y soy la veterinario a quien contactó por teléfono – mencioné con amabilidad y una sonrisa serena.

La dama se presentó como Elizabeth James, aunque incluyó en su presentación el hecho de que podía llamarla Lili. Estreché su mano, correspondiendo su saludo amigable con la misma sonrisa – Es un placer conocerle, Lili –. Luego de ello me presentó al caballero llamado Sebastián, agregando que aunque era sordo podía leer los labios. Me acerqué a él y le ofrecí un saludo de mano, el cual recibió con una alegría al momento que le decía que era un placer conocerle. Fue entonces que la señorita de cabellera dorada me invitó a tomar asiento, ofreciendo una taza de té para amenizar la reunión. – Muchas gracias por el té – me gustaba expresar gratitud ante gestos de amabilidad como ese, y con su permiso tomé la taza entre mis dedos y le di un sorbo a la bebida. Tenía un sabor dulce muy acorde con la primavera…

Me concentré entonces en la presentación que había en una gran pantalla justo a un costado del escritorio de la oficina, mientras escuchaba en detalle las palabras de la señorita Lili. Supe entonces que había estado investigando un poco acerca de mi trabajo como veterinario, y encontró recomendaciones de mis colegas, lo que la llevó a contactarme. Si bien sonaba maravilloso el trabajar para una reserva tan grande como lo era Sigean, por experiencia no tomaría una decisión respecto a ello antes de escuchar totalmente su proposición, pues tenía mis propios planes a futuro. Por el momento, decidí enfocarme en sus palabras, ignorando las carpetas de información, y al escuchar su petición acerca de hablarle de mi persona, asentí gustosamente. – No es ningún inconveniente hablarle de mi misma. Me gradué hace poco más de un año en Veterinaria en la hermosa ciudad de Paris, haciendo mis prácticas en una pequeña reserva al norte del país. Allí trabajé bajo la tutoría del Dr. Jean-Michel Renard, un gran veterinario de la “Escuela nacional de veterinaria de Alfort”. Tratamos de proteger y cuidar a los ciervos y los jabalíes locales, pues son cazados día tras día por gente inescrupulosa y sin amor por la naturaleza – comenté un poco acerca de mis prácticas en el mundo de las reservas y parques nacionales, aunque por desgracia eso me traía recuerdos horribles de un par de ocasiones que encontramos los cadáveres de animales preciosos que habían sido asesinados a sangre fría, solo para quitarles la cabeza y tenerla de trofeo en algún sitio. Quedaba claro con solo ver los cuerpos sin esa parte… O por la falta de su piel…

Decidí tomar un poco de té en mi pequeña pausa. Luego retomé mi relato dejando atrás esa parte tan desagradable. – Al momento de graduarme de la universidad, un par de colegas y yo decidimos crear una clínica veterinaria por nuestra cuenta, y es allí cuando nos mudamos a Sweet Valley para abrir “Angel’s Heart”. Justo cumpliremos nuestro primer aniversario la siguiente semana, y hemos atendido a mascotas de todo tipo, desde perros y gatos, hasta hámsteres  y canarios. Hemos logrado tener un éxito muy alto al curar a todos esas bellas criaturitas, y continuamos dando todo para mantener ese sueño adelante – comenté con mucha alegría acerca de los grandes logros que habíamos tenido en la veterinaria, mi sueño hecho realidad. – Finalmente, soy voluntaria en la protectora de Sweet Valley llamada “Ciel des animaux”, por lo que mis Sábados los dedico a esta gran organización – añadí con una sonrisa tranquila, aunque el mencionar esa protectora me traía recuerdos preciosos de cómo conocí al amor de mi vida, mi bello Adam, y eso me tenía un poco en las nubes.

Terminada mi introducción profesional y los trabajos que había realizado desde el momento que me gradué de la universidad, llegó el momento preciso para hacer una pregunta apropiada acerca de este empleo por el cual me llamaron esta mañana. – Y ahora que le he comentado sobre mi experiencia profesional, me gustaría que me indicara cual es exactamente la propuesta de trabajo que desea proponerme en esta gran reserva. ¿Es acaso una propuesta a corto, mediano, o largo plazo? ¿Podría, por favor, ofrecerme más detalles al respecto? – pregunté con curiosidad natural. Lo cierto es que no me han explicado aún todas las características del empleo, así que estaba deseosa  de saber que implicaba aquella oferta de trabajo por la cual me llamaron.

Off-Rol:
avatar
Isabel Rubio



Mensajes Mensajes : 339
Monedas Monedas : 12015

Volver arriba Ir abajo

Re: Un importante trabajo en la Reserva de Sigean (Elizabeth James)

Mensaje por Cassandra Raudenfeld el Sáb Jul 11, 2015 6:33 am

Escuche atentamente lo que Isabel me comentaba acerca de sus experiencias, de verdad que era fascinante, las referencias que me habían dado de ella eran correctas, lo que más me entusiasmo fue ver que a medida que se expresaba demostraba pasión por lo que había hecho y amor por su trabajo. Esos dos eran pilares muy importantes en cualquier actividad que hiciese en la vida, eso creía yo porque es algo que mi padre siempre se había empeñado en decirme.

Tome mi taza de té para darle un sorbo y escuche las preguntas de Isabel. Eran preguntas normales creo, por lo que termine de degustar el sorbo de té antes de responderte. – La idea que tengo en mente, es de un trabajo a largo plazo, el veterinario que trabaja con nosotros renuncio por problemas personales, y necesito un veterinario en jefe que se supervise a los otros tres veterinarios que hay y cuide y revise personalmente a los animales que tenemos. – Eran ya varios los animales que teníamos que necesitaban de constante ayuda, no solo por sus heridas físicas, sino por las secuelas que traían consigo y su adaptación en el lugar. Tome otro sorbo antes de continuar. – Bueno a ver que detalles claros te puedo dar… - Me quede pensando un momento para ir a los puntos más específicos.  –En caso de aceptar, no sería necesario que estés 24 horas, siete días a la semana en la reserva por tus demás actividades, pero lo ideal es que estés pendiente personalmente de cada caso, lo digo porque dos de los veterinarios que hay son novatos y algunas cosas se le dificultan y en cuanto al otro es bueno pero aun considero le falta, por ende no calificó para este puesto.  Lo referente al salario está especificado en la carpeta que te di, es un poco más que el que tenía la persona que ocupaba el puesto vacante, pero si este no te parece acorde no tendría problema en llegar a un acuerdo contigo. – Lo ideal ahora era pasar a la presentación que tenía preparadas en que se exponían los casos que teníamos, con ella Isabel podría darse cuenta de cuan útil me seria que trabaje aquí en la reserva. - Te mostrare el trabajo que hay aqui, de acuerdo -

Con el pequeño control fui pasando a la siguiente diapositiva donde se mostraba la extensión que tenía la Reserva. – Me parece que  el espacio es grande  y creo que podemos darle muy buen uso ayudando a los animales que lo necesitan, así que quiero expandir su uso, quiero que se pueda dar más apoyo a los animales que han sido víctimas de torturas, maltratos y abusos y con un buen equipo podemos hacer que nos tengan más en cuenta para más casos.  – continúe con la otra diapositiva que presentaba el primer caso que habíamos recibido. –La elefanta que ves allí se llama Wini, la alcaldía la decomiso de un circo que pasó por la ciudad  Su caso salió en los noticieros de televisión. La elefanta estaba desnutrida y enferma, con las patas ulceradas. El animal barritaba de dolor, y sin embargo era obligada a salir a la pista dos veces cada noche. – Recordar las historias de los animales que se encontraban en la zona no era fácil. – Este es un león al que intentaban cazar uno tipos que al parecer lo querían tener como mascota, lo digo pues como puedes ver le arrancaron sus dientes y sus garras, esta indefenso en todo sentido, su trato debe ser especial ya que por obvias razones no puede volver su habita. - Que idiota podía hacer semejantes cosas, a veces se podía pensar que carencia de humanidad aquellos que osaban a disfrutar y provocar dolor ajeno.-

Poco a poco fui mostrándole a diversos animales del lugar, razones del porque se encontraban aquí, del porque no podían irse, o porque debían esperar a volver a donde pertenecían. El último caso que le expuse fue de unos monos capuchinos que habían sido traídos desde américa del sur para ser comercializados y vendidos como animales domésticos. Uno de ellos no había sobrevivido al viaje y los otros habían sido muy maltratados y drogados para haber soportado el largo camino. Suspire al terminar y mire fijamente a Isabel con una mirada algo deprimida. – Esto es lo que conforma nuestra reserva y es por ello que te necesitamos. – Suspire y di un gran sorbo a mi té que ya no se encontraba tan caliente. – Sé que el detalle de tener una oficina propia no es lo más te interesa saber, pero allí podrás manejar lo referente al papeleo de casos, propuesta y todo lo administrativo concerniente a tu área, claro está que tenemos el equipo necesario para tratar a los animales, una sala donde se hace lo practico por así decirlo.

Me pare de la silla en que me encontraba y me parece cerca de una ventana que había al lado derecho. Sonreí a la pelinegra antes de continuar la plática. – Bueno no sé si te he dado los detalles que esperabas recibir, pero si tienes preguntas que no resolví por favor no dudes en decírmelas para resolverlas. – Reconozco que ciertas cosas en mi vida no habían requerido tanta responsabilidad como lo que hacía ahora, pero realmente me tomaba enserio esto y sé que me faltaba experiencia en mucho de lo logístico y administrativo pero no quería que eso fuese un impedimento para Isabel. – Si quieres podemos hacer un recorrido por el lugar, no quiero presionarte a que tomes una decisión, pero podemos platicar un poco y conocernos mejor mientras te muestro la reserva y las personas que trabajan en ella. -


off:
Me disculpo por lo de los detalles, no se me ocurrieron mucho, asi que avance con los casos animales, como investigue un poco de reservas y no se si mi busqueda estaba mal me salia algo de carbohidratos y cosas aparte, por lo que tome de ejemplos unos casos que se manejan en una zona especial de la ciudad donde vivo. Cualquier cosa avisame

avatar
Cassandra Raudenfeld



Mensajes Mensajes : 205
Monedas Monedas : 629

Volver arriba Ir abajo

Re: Un importante trabajo en la Reserva de Sigean (Elizabeth James)

Mensaje por Tema Cerrado el Lun Sep 07, 2015 7:20 pm

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1647
Monedas Monedas : 19328

Volver arriba Ir abajo

Re: Un importante trabajo en la Reserva de Sigean (Elizabeth James)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.