Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Un trayecto distinto a lo normal. [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un trayecto distinto a lo normal. [Privado]

Mensaje por Shawn Truett el Dom Mar 29, 2015 5:29 pm

La mañana lluviosa había dejado un cielo bastante limpio y despejado esa tarde. No había ninguna nube cerca que obstaculizase los últimos rayos de sol de ese día. La brisa por un instante acarició su cabello, moviéndolo y haciendo cerrar uno de sus ojos a Shawn. Notó como el frío calaba a través de su ropa y dejó escapar un pequeño suspiro. En cierto modo, esa sensación gélida le agradaba de una manera que no podía explicar. Aunque bueno, siempre prefirió sentir frío antes que calor.

La calle era larga y estaba adecuadamente pavimentada. Aunque para ser exactos, se trataba de una avenida. Habían tres carriles en cara dirección, separados por una mediana bien cuidada y repleta de árboles simétricamente dispuestos. El tráfico ya había comenzado a encender las luces cortas, pero las farolas aun tardaron unos pocos minutos más en despertarse. Poco a poco, una tras otra comenzaron a encenderse hasta iluminar casi por completo toda la avenida con su luz. En cierto modo, era una escena acogedora y tranquila.

Shawn dejó escapar un suspiro y echó su pecho ligeramente hacia adelante, arqueando su espalda de manera despreocupada para estirarse. Llevaba todo el día aguantando las pesadas clases a las que se veía obligado a asistir, ¿por qué era todo tan condenadamente aburrido? Era como si las mentes que diseñaron las asignaturas las hubieran concebido como un método de tortura más que como una manera de adquirir competencias y conocimientos. Shawn dejó escapar un largo y tendido bostezo y agachó su cabeza, refugiando su boca en la bufanda que llevaba alrededor de su cuello. Realmente, era una prenda común de su vestuario, pero esta era una excepción pues había sido un regalo de su tía. La brisa volvió a correr y un escalofrío sacudió de nuevo el cuerpo de Shawn, haciendo que el cuerpo del joven temblase por unos segundos. No tardó en sacudir ligeramente la cabeza para introducir sus manos en los bolsillos de la chaqueta de estampado azul militar que llevaba. Esta si era una prenda habitual en su vestuario, de sus favoritas además. Sobretodo cuando la conjuntaba con una camiseta de color azul oscuro y unos pantalones de algodón algo ceñidos de un tono azul marino, como era el caso. 

Las suelas de las botas negras de Shawn hacían un ruido débil, pero algo molesto, propio de la goma cuando está mojada. Eran como un metrónomo que marcaban el tempo de los pasos del muchacho, pasando de un adagio a un allegro en apenas unos segundos. El autobús se acercaba y, desde luego, no estaba dispuesto a esperar otros quince minutos ahí fuera hasta que el siguiente se dignase a hacer acto de presencia. Al parecer, habían más personas de las que le hubiese gustado haciendo cola para esperar al autobús, y otras más estaban llegando tras de él. No le gustaba que hubiese tanta gente, pero no tenía más remedio que hacer de tripas corazón y soportarlo. Al fin y al cabo, prefería resignarse a un autobús con más gente de lo habitual que aguardar un cuarto de hora a la intemperie. Shawn dejó escapar un largo suspiro a medida que la gente se iba colocando en fila frente a la entrada del autobús, respetando (más o menos) el orden de llegada. Se estaba comenzando a sentir un tanto incómodo, y como era costumbre en él, enseguida tomó de su mochila sus audífonos de un tono rojizo bastante llamativo. No tardó en colocarlos sobre su cabeza, cubriendo sus orejas completamente con ellos, a medida que la fila de personas avanzaba lentamente. Conectó el cable de los audífonos al puerto de su smartphone y con su pulgar, se desplazó por las innumerables librerías de música que guardaba en este. Finalmente, encontró aquella que estaba buscando y, con un suave toque en la pantalla táctil, comenzó a reproducirse en sus oídos. Ahora todo era mucho mejor. Shawn estaba mucho más relajado que hace un simple segundo y la música era la causante de esto. Siempre que necesitaba calmarse, apaciguarse o tranquilizarse, la música siempre estaba ahí para brindarle su mano. Por un instante, Shawn sonrió para si mismo y bajó su cabeza, observando sus botas mojadas. 

La última persona frente a Shawn terminó de subir el pequeño trecho de escalones hacia el conductor, y ahora Shawn era el que se prendía de la fría barandilla metálica para repetirlo. Subió despacio y deslizó su tarjeta de transporte sobre el lector junto al conductor. Este último le dedicó una pequeña sonrisa a la que Shawn trató de corresponder, aunque teniendo en cuenta que la bufanda tapaba su boca, dudaba mucho que este hubiese llegado a apreciarla. El muchacho se encaminó ahora hacia el interior del vehículo, observando con cierto disgusto como muchos de los asientos estaban ocupados. No iba a poder sentarse solo y por descontado que no iba a sentarse junto a un completo desconocido, eso no iba con él. "Supongo que hoy me tocará volver a casa de pie..." Se dijo así mismo, desechando toda esperanza de poder descansar sus piernas después de la pequeña carrera improvisada que tuvo que hacer para no perder el autobús. Sin darle más vueltas, Shawn estiró la mano y agarró uno de los tubos metálicos dispuestos de manera vertical a lo largo del pasillo del autobús. Fue entonces cuando, haciendo gala de la impaciencia que suele caracterizar a muchos conductores de autobús, el vehículo arrancó de una manera brusca y posiblemente sin haber siquiera esperado a que todos los pasajeros hubieran encontrado un lugar donde acomodarse.
avatar
Shawn Truett
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 51
Monedas Monedas : 2593

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trayecto distinto a lo normal. [Privado]

Mensaje por Yeon Yi Oh el Mar Mar 31, 2015 1:09 am

Las horas pasaron más rápido de lo que Yeon Yi pudo procesar. Las clases ya habían acabado, y todos salían del instituto, completamente abrigados. No hacía tanto frío para la gente que llevaba un par de capas de ropa desde hacía ya un rato, pero sí para la joven vestida con el traje rojo de dos piezas. Como ya no había nadie en el instituto al momento de entrar a las duchas, no tuvo precaución de cubrir su cuerpo desnudo en el sector de chicas. Una ducha de agua caliente le quitaría de encima el sudor, producto de una sesión intensiva de baile con… ella misma. Y pensó que, también, le brindaría algo de calor a su cuerpo gélido. Pasó los dedos por entre su cabello, perdida en sus pensamientos típicos de adolescente, dejando correr el agua unos segundos, para comprobar tu temperatura…

Una vez estando fuera, se apresuró en secarse y en vestirse. El lugar se encontraba aún tibio por el vapor cuando la chica se encontraba ya vestida y lista para ir a casa. Lo único que faltaba era su bufanda, guardada en su casillero. Se cruzó el bolso y, procurando dejar el lugar tal y como estaba, se dirigió a los pasillos del instituto.

No quedaba ni un alma en el interior del establecimiento. Debía ser tarde, pensó. Una vez llegando a su casillero, sacó su bufanda y aprovechó de sacar su cuaderno de noticias para el periódico escolar, el libro grueso que se encontraba leyendo y que pidió prestado en biblioteca, y sus grandes audífonos de su color favorito, los cuales puso sobre sus orejas en seguida. No tenía espacio suficiente en su bolso para guardar las cosas que acababa de sacar del casillero, por lo que cambió unos cuantos cuadernos por el libro, y decidió que sería mejor quedarse con más cosas en mano y el libro guardado, ya que éste no le pertenecía y debía mantenerlo a salvo, por si volvía a llover.

Llegando a la parada de autobús, a una cuadra aproximadamente, divisó una gran cantidad de gente luchando por entrar al vehículo. Comenzó a correr a él, ya que no quería seguir esperando. Se dibujó una sonrisa en su rostro al ver como lo alcanzaba y podía subir a él. Siendo una de las últimas personas en entrar, buscó el lugar perfecto para estar, asumiendo que no podría ir sentada debido a la gran masa de gente. Con un solo brazo, apretó sus cuadernos contra su pecho, y con el otro se dispuso a tomar del tubo para estar finalmente lista para el viaje, sin pensar que el chofer sería más rápido. Apenas rozó el tubo con sus dedos, el autobús arrancó.

Quedó frente a un anciano, en primera instancia. La chica dio un paso atrás, algo asustada, y pisó a alguien. Pidiendo disculpas sin saber a pisó, llegó hasta el lugar que creyó bueno para quedarse por el momento, junto al tubo metálico donde muchas manos se encontraban. Lanzó un suspiro bastante largo, y sintió como el rostro le hervía. Tonta, se decía mil veces en voz baja. Fue entonces cuando sintió un golpecito en su codo, y en un abrir y cerrar de ojos, sus cosas cayeron al suelo. Mejor dicho, dejó caer sus cosas; la tomó por sorpresa aquel topón. Yeon Yi escuchó una que otra risa y se ruborizó completamente.
-Huh, yo, eh- balbuceó, sin saber quién había sido. Miró a todos lados y sonrió nerviosamente. Sus ojos se harían agua en cualquier segundo. – Qué tonta soy… - dijo, finalmente.
avatar
Yeon Yi Oh
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 55
Monedas Monedas : 1559

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trayecto distinto a lo normal. [Privado]

Mensaje por Shawn Truett el Sáb Abr 04, 2015 12:30 pm

La canción que en un primer lugar le había dado la calma necesaria para subir al autobús se había fundido en un silencio que le permitió escuchar el ruido del interior del vehículo. No era un sonido agradable, sino una argamasa heterogénea de ruidos y cacofonías, fragmentos de conversaciones y el sonido propio del tráfico. Shawn agachó la cabeza  y cerró los ojos despacio. "Qué ganas de llegar a casa de una vez... Tengo bastante hambre. ¿Quedará algo de la pasta que me trajo ayer la tía Alessandra? Creo que... no." Se dijo así mismo mientras componía un mohín de ligera frustración y disconformidad. "Supongo que tendré que salir a comer fuera. ¿Pizza? Puede... Ya veré." Pensó. Su soliloquio se vio truncado pues la siguiente canción comenzaba a sonar. Shawn frunció ligeramente el ceño y miró hacia abajo. La canción le gustaba, pero necesitaba ahora una algo más movida y con mucho más volumen si quería bloquear todo sonido del exterior. Fue entonces cuando fue a sacar su mano del bolsillo, aferrando su teléfono móvil, para poder cambiar a otra canción.

Sin embargo, durante la trayectoria prevista, su brazo golpeó algo o a alguien. Shawn alzó la cabeza y miró a su derecha. Observó a una chica con un rostro compungido y al borde del llanto. Podía ver que la pequeña de dos o tres años menos que él estaba a punto de deshacerse en lágrimas, y esto hizo que su corazón se acelerase. La sangre bombeada a través de sus venas fluía con fuerza a medida que se ponía más y más nervioso. "Mierda... ¿Qué demonios he hecho?" Se preguntó mientras miraba a su alrededor. No tardó en reparar en que las pertenencias de la muchacha se encontraban desperdigadas por el suelo inmediato del vehículo, algo apreciable a simple vista por cualquier persona con dos dedos de frente. Sin embargo, Shawn se encontraba tan nervioso que no era capaz de pensar como una persona normal. Las palabras comenzaron una vez más a agolparse en su boca, dándose golpes unas a otras para intentar ser las primeras por salir. Abrió la boca e intentó hablar, pero el sonido de sus audífonos no lo dejaba escuchar ni sus propias palabras. Frunció por menos de una fracción de segundo el ceño y llevó su mano derecha a su oreja correspondiente, aferrando y deslizando hasta su cuello aquello que no dejaba de sonar, incluso era posible que la joven escuchase la música. 

-P-Perdón... De verdad, lo siento mucho.- Se apresuró a decir con cierto apuro.- De verdad... N-No... No te había visto y... Bueno, intenté cambiar de canción y no me fijé que había... Bueno, que había alguien tan cerca de mí...

Le costaba hablar con la chica, no solo por lo incómodo de la situación, sino por sus propias limitaciones. Shawn no tardó ni un segundo en agacharse apurado, intentando recoger todas las cosas de la chica lo más rápidamente posible. Ni siquiera le había dado tiempo a fijarse en el aspecto de esta, ni siquiera en los audífonos rojos que ambos llevaban.

-Te... Te ayudo...-Logró decir mientras recogía rápidamente los cuadernos de la joven, pudiendo ver rápidamente el contenido de alguno.

"Eres idiota... ¿Y ahora que piensas hacer? ¿Y si se echa a llorar por tu culpa? Te has superado Shawn. ¿Qué ocurrirá si ahora comienza a montar una escena en medio del autobús? Quedarás como que la has hecho llorar" Se dijo a sí mismo en tono de reprimenda mientras continuaba agachado, poniéndose cada vez más y más nervioso.

Canción 1:
Canción 2:
avatar
Shawn Truett
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 51
Monedas Monedas : 2593

Volver arriba Ir abajo

Re: Un trayecto distinto a lo normal. [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.