Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. Sería tener muy poca verguenza copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Tengan originalidad y hagan sus cosas vosotros mismos.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Miér Mar 25, 2015 3:34 am

Por un largo tiempo que había planeado esto, no es que mi vida fuera tan dura como antes, tampoco es que el criar sola a un niño, cuidar de un par de mascotas que requieren mucha atención y el estudiar, me resultaran tan dificultosos, en realidad era bastante fácil una vez que me acostumbre a la rutina que pocas veces variaba pero, siendo honesta, lo que pasara en febrero me dejo algo... bueno, en realidad no importa ya que, bueno o malo, me encontraba algo cansada de Sweet Valley y todo en ella, era por eso y quizás por que en antaño soñé con una escapada así, que finalmente me decidí a salir de viaje, como lo planee con anticipación, antes de la llegada de Shinn a mi vida, tenia mis papeles en regla pero con la llegada sorpresiva del rubio tuve que hacer mas tramites para poder sacar su pasaporte, algo que me quito algo mas de tiempo que usaba para pasar con el menor y es que siendo honestos, me desvivía por estar a su lado, nunca me imagine mostrar esta faceta pero me comporto realmente dulce cuando el pequeño Shinn anda a mi lado.
 
Como el viaje será largo, se supone que será caro, mas que nada todo se ira en hospedajes pero bien valdrá la pena ya que pienso mostrarle al menor todo un mundo que conforme crezca se rendirá a sus pies, ¡claro que si! después de todo ya es parte de mi familia y si hay algo que hacemos muy bien es hacer que todos se rindan a nuestros pies, de una u otra forma, hoy por cierto que se supone debía de darle la noticia a Shinnosuke, puesto que ya en realidad todo esta preparado para el viaje, solo que, entre la escuela, deberes, el ordenar la casa y muchas otras cosas mas, la noche callo y pues bueno, ya era hora de que el se fuera a dormir.
 
–Shinn- pronuncie su nombre con algo de duda pues ciertamente no sabia como decirle la novedad, sobre todo por que nos íbamos mañana -¿recuerdas que he estado saliendo mucho?- hable mientras me sentaba al filo de la cama -pues lo he hecho para poder darte una agradable sorpresa... esto... mañana salimos de vacaciones y por ello quiero que te despiertes temprano, por que haremos maletas- y le sonreí, ya lo veía despierto toda la noche totalmente emocionado por la noticia pese a que nos iríamos temprano, sin duda, era una novata en esto de cuidar niños –jejeje, nos divertiremos mucho, ya veras- acerque mi rostro al suyo y pegue nuestras frentes con ternura –así que intenta dormir, debemos salir de la casa a mas tardar a las 9 de la mañana- avise separando las frentes y acariciando su cabello, levantándome para dar un par de pasos hacia la puerta y gire para verle de nueva cuenta sonriéndole dulcemente –que pases buenas noches y que descanses bien- desee al menor para después retirarme de la habitación del pequeño para entrar a la propia y empezar a preparar mis propias maletas pues quería dedicar la mañana siguiente completamente a Shinn, al cabo de media hora, las maletas estaban listas y ahora solo esperaba a que apareciera Abel pues era al único que podría encargarle el cuidado de las mascotas, este paso por ellas cerca de las 10 de la noche, di una explicación de como cuidarlos y tras desearnos un buen viaje, se retiro a su hogar con ambos perros que no pararon de gimotear tristes, era una pena no poder llevarlos pero estaríamos muy ocupados y no podría cuidarlos tan bien como siempre, con ese asunto arreglado me fui a dormir.
 
A la mañana siguiente, apenas dieron las 7 de la mañana el sonido de la alarma del despertador sonó, ya acostumbrada a ese ruido me levante con todos los cabellos revueltos, desvié la mirada hacia el ventanal del cuarto mirando como el cielo aun era oscuro, di un gran bostezo y estire los brazos para despertar los músculos, salí de la cama y después de arreglarla entre a la ducha, como aun tenia algo mas que hacer no me demore mucho en bañarme, apenas puse un pie fuera de la ducha tome el teléfono de la habitación y marque a la escuela de Shinnosuke, si, si... se que solo un loco se iría de escapada poco después de haberse finalizado las vacaciones de invierno pero... ¡siempre es mejor viajar en días laborales! los precios de hospedaje bajan, hay pocas personas en los lugares a los que vayas y lo mas importante, no habría tanta gente que nos sofoque en el avión ¡viajar en días laborales es lo máximo!... tras avisar sobre la ausencia del menor di por finalizada todo lo que debía de hacer para ir de viaje sin preocupación alguna puesto que hasta tenia el Japan Rail Pass comprado y listo, por mi instituto no me preocupaba, después de todo ya tenia asegurada una calificación buena y el faltar por unos días no afectaría a esta, termine de vestirme y de arreglar mi cabello, baje a la cocina para de inmediato iniciar a preparar el almuerzo, algo que fue rápido puesto que el viaje seria largo y aun no estoy segura de si Shinn podría llegar a marearse o a sentirse mal, en todo caso, fui a la habitación del menor, toque una vez y repetí otras dos antes de abrir la puerta y entrar a donde reposaba el niño –buenos días Shinn- pronuncie quedamente, dirigiéndome hacia el armario –jejeje, ve a lavarte la cara y después baja a desayunar- pedí abriendo el armario y sacando del mismo una maleta del mismo tamaño que la que yo ya tenia lista –cuando terminemos hacemos tu maleta, ¿vale?- aclare risueña, pues en realidad, aun no le decía a donde íbamos y supongo que cuando se entere, se sorprenderá bastante.
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Shinnosuke Takahashi el Vie Mar 27, 2015 1:33 am

Leona me había dicho que por la mañana saldríamos de viaje y que debía levantarme más temprano de lo que era habitual, era algo que me sorprendía, porque hacía poco habían empezado las vacaciones tras la Navidad, pero un viaje era un viaje y unas vacaciones unas vacaciones, me gustaba que Leona fuese la que se encargase de mi, pues me tenía muy mimado y no podía quejarme para nada.

Aun seguía dormido cuando la voz de Leona me despertó diciéndome los buenos días, para luego decirme que lavase la cara y bajase a desayunar y después haríamos mis maletas, Leona no me había dicho aún a donde iríamos y por cuanto tiempo, pero no me importaba, confiaba en ella, sabía que a donde fuésemos me gustaría muchísimo, aunque realmente nunca había viajado antes con ella, así que sería mi primera viaje con ella.


-Si-asentí con la cabeza a lo que me pidió.

Me levante de la cama de un salto y salí corriendo,  no tarde en lavarme la cara y acto seguido baje a la cocina a tomar el delicioso desayuno que Leona había preparado, cuando termine de desayunar subí de nuevo corriendo a mi habitación, donde Leona había estado sacando mi maleta, yo me saque una camiseta roja y unos pantalones vaqueros y una pequeña chaqueta azul.

-Así creo que voy bien-sonreí mirándome al espejo.

Me dirigí al baño y me moje el pelo, siempre me gustaba mojarme un pelo, era como que me daba un aspecto no tan de “niño bueno” no es que yo fuese un mal chico, pero no quería parecer tan inocente como aparentaba la mayoría del tiempo por culpa de ser un niño aún, pues así era como me veía Leona y no me extrañaba, pero quería que alguna vez me mirase de forma diferente, saber que se sentía teniendo otro tipo de atención por parte de ella, aunque no estaba seguro de que pudiera tener ese tipo de atención por parte de ella, después de todo me  sacaba bastantes años, pero mi amor hacia ella, pasaba del familiar, no era algo como lo que sentía un niño por su madre o por su hermana, no, era algo diferente, el amor que yo sentía por ella quizás no estuviese bien visto… ¿Pero qué culpa podía tener yo de sentir algo así? Después de todo ella y yo no éramos de la misma sangre, así que tampoco era una locura que sintiera eso, el mayor problema era la diferencia de edad.

-¡Ya estoy listo para hacer la maleta!-dije a viva voz, dándole a entender a Leona que ya estaba listo para hacer la maleta y salir cuanto antes.

Me apoye en el marco de la puerta con una sonrisa esperando a que viniera y esperando la observación de ella con respecto a mi nuevo look, no sabía que opinaría pero a mi al menos me gustaba, pero estaba seguro de que ella no entendería nada hasta que yo no le contase que pasaba conmigo respecto a ella y no sabía si alguna me atrevía a decírselo y si lo hacía no estaba seguro de cómo iba a reaccionar, yo sabía que ella me quería, pero no quería que por lo que yo sentía dejara de hacerlo y ese temor me golpeaba con fuerza cada vez que recogía algo de valor y acudía a ella para contárselo y entonces me hacia retroceder… ¿Pero cuanto tiempo podría guardarme lo que sentía? Era cierto que no estaba seguro de lo que sentía realmente, pero si sabía que era algo muy intenso y que cuando ella me abrazaba o me mimaba el corazón me latía mucho más rápido y con más fuerza y eso estaba seguro de que algo significaba y no podía ignorarlo o dejarlo pasar.

-Esta vez debo decírselo, si o si-murmuré para mi mismo.
avatar
Shinnosuke Takahashi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 357

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Sáb Abr 04, 2015 7:08 am

Shinn como era de imaginarse tardo un par de momentos en reaccionar ante las primeras palabras que le dedicaba ese dia, aunque después de que tomara atención no tardo en dar un salto de la cama y hacer lo que le pedí, mientras el se lavaba la cara, deje la maleta fuera y baje a dar los toques finales al desayuno pues si bien en el trayecto al lugar a donde íbamos tenían que darnos algo de comer, con mi apetito era posible que no estuviera satisfecha, por lo que empecé a comer para momentos después ser alcanzada por mi niño, este lucia ansioso, ¿será que le agradaba la idea de irse de vacaciones? supongo que si y mientras le observaba desayunar una sonrisa afloro en mis labios, era tan lindo, tan inocente y... y tan rápido como llego se fue a continuar con sus cosas, por mi parte me quede un rato mas en la planta baja, limpiando todo para no tener que volver y lavar algún plato o taza, apenas termine la labor, el grito del menor me hizo reír ¡estaba tan emocionado que todo lo estaba haciendo rápido! subí al cuarto del jovencito y ahí estaba, esperándome.
 
No me detuve en mi caminar hacia la habitación pero le preste mucha atención al ligero cambio de look de Shinn, mirándole con algo de duda no tarde en estar frente a el –vaya, que chico tan lindo tengo aquí- dije para posteriormente inclinarme hasta quedar a la altura de su oído –te queda bien el look, piensa en usarlo mas seguido- sugerí en voz baja para después enderezarme y entrar en el cuarto ajeno dispuesta a empacar todo lo necesario para el viaje de mas de una semana, el armario estaba abierto dejando ver la ropa que se encontraba ahí, aunque, ahora que lo pienso, ¿no tiene poca ropa Shinn? bueno, a comparación de mi que tenia una habitación entera para mi ropa, creo que si, tenia poca –oye Shinn... ¿no te gustaría renovar o ampliar tu guardarropa?- le mire –estas creciendo y supongo que quizás te gustaría cambiar de aires- regrese la vista hacia el armario supongo que puedo comprarte ropa allá a donde vamos- susurre mirando el interior del clóset para después indicarle al otro con un ademán de la mano que se acercara y escogiera su ropa, no sin antes indicarle que a donde íbamos el clima seria calido.
 
Con la maleta de Shinnosuke lista no había nada mas que nos entretuviera, fui por mi maleta, cerré todas las puertas y ventanas del departamento, me asegure de llevar todo lo que necesitaba y finalmente así tuve la confianza de poder subirnos al taxi que puntual llego a la hora marcada, el trayecto fue de unos 15 minutos pero al estar cerca se hizo evidente a donde nos dirigíamos ya que un avión paso volando bajo a un costado de la carretera, indicando el punto al que llegaríamos, el aeropuerto, como era de suponerse el aeropuerto se encontraba con menos gente que en la llamada temporada alta pero aun así, no dude en tomar de la mano al pequeño para evitar cualquier tipo de incidente y tomados de la mano nos acercamos a donde debía de registrar el equipaje y comprar los boletos... y bueno, supongo que aquí se acaba el misterio de a donde íbamos de vacaciones, puesto que en el mostrador de la aerolínea se podía leer claramente Japan Airlines, si... nos íbamos a Japón por 12 días completos, los hoteles ya estaban reservados, una que otra actividad que quería realizar con Shinnosuke también.
 
Después de que la trabajadora me entregara los boletos, de dejar el equipaje para que fuera pesado y posteriormente llevado al avión, nos alejamos un poco, entonces solté finalmente la mano ajena para poder agacharme hasta quedar a la altura del menor, algo que me llamo la atención puesto que ya no debía de agacharme tanto como antes, supongo que por vivir juntos no me es fácil notar la altura que gana Shinn mes tras mes –Shinn, este es tu boleto- le mostré el trozo de papel para después meterlo en algo que parecía un pequeño libro en cuya portada café con tintes de rojo se podía leer en letras doradas “Communauté Européenne Répiblique Francaisey este es tu pasaporte, te los voy a entregar pues confío en ti, por nada del mundo los vayas a perder- y se los extendí, se de propia mano que a cierta edad hay que empezar a brindarles confianza a los menores, confianza para que empiecen a tomar responsabilidades y en este viaje quería darle ese tipo de confianza a Shinn, pues aunque no notara que su ropa ya no concordaba mucho con el chico que se volvía o que no notara bien cuan alto podía llegar a ser, se que el esta creciendo y quiero que crezca como un joven responsable, ya tenia 10 años después de todo, era hora de que empezara a verle un poco diferente, -también quiero que te prepares a hablar un poco de japonés- ahora le tome por los hombros y le sonreí alegremente al recordar las clases que le daba para que el menor aprendiera los idiomas que yo manejaba desde pequeña, y si bien aun quedaba camino que recorrer, podía decir orgullosa que a mi Shinn no se le dificultaría mucho el comunicarse con los oriundos del país del sol naciente –bueno, es hora de proseguir, hay que ir a los filtros de seguridad- informe enderezándome, ofreciendo mi mano para que el otro la volviera a tomar, pues si bien no quería que hubiera ninguna clase de incidente, era verdad que también me gustaba andar tomada de la mano con el menor.
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Shinnosuke Takahashi el Dom Abr 05, 2015 1:53 am

No pude evitar esbozar una gran sonrisa cuando Leona me dijo que le gustaba mi nuevo look y que lo usara más a menudo, lo apunte bien en mi cabeza para usarlo más de cuando en cuando para con ella y quizás conseguir que me viese mas ¿Lindo? Bueno, eso era un paso más, realmente sabía que era difícil que me viese como algo más, pero yo no tenía la culpa de sentir lo que sentía por ella.

Luego se acerco a mi armario y tras aquello me pregunto si no querría renovar o ampliar mi guardarropa y lo cierto era que si, lo necesitaba, había ropa que tenia que se quedaba demasiado infantil quizás para un chico de diez años, vale, aún era un niño, pero ya no tenía ocho años y no era tan inocente como era al recién estar con mi querida Leona, pero eso no era lo que nos ocupaba ahora.

-Si estaría bien-dije asintiendo con la cabeza-tengo alguna ropa que ya ni me cabe, y algunas prendas demasiados infantiles-sonreí con inocencia.

Asentí conforme cuando dijo que me compraría ropa haya donde fuésemos, pero que aún no tenía ni idea de donde era, suponía que no me quedaba más opción de saberlo cuando estuviésemos llegando o ya en el lugar, porque yo aún andaba ansioso, pero no me importaba siempre que fuese con Leona.

Cuando salimos de casa y pillamos el taxi vi que íbamos en dirección al aeropuerto, una vez llegamos pude coger alguna pista de donde nos dirigíamos por lo que pude ver que nos dirigíamos a la zona de “Japan Airlines” ¿Nos íbamos a Japón? Seguramente por eso Leona me había estado enseñando idiomas, pero era normal que yo aprendiera japonés, mi nombre y mis apellidos eran propios de ese país.

Cuando Leona se inclino y me dio el boleto del viaje y al pasaporte asentí con la cabeza con confianza en mí mismo, si algo había aprendido de ella, era que debía confiar en mí, nadie era superior a mí, pero yo tampoco debía creerme superior a nadie y por lo que había vivido en el pasado era consciente de ella, eso no me lo había enseñado Leona, lo había aprendido yo solo sin que ella me lo tuviera que enseñar.

-Tranquila, Leona, puedes confiar en mí-asentí con la cabeza-te aseguro que no los perderé, te demostraré que puedo ser responsable con mis cosas-dije con una sonrisa en mis labios.

Cuando me dijo que quería que me preparase para hablar un poco de japonés, asentí nuevamente con la cabeza, mi mente retenía bastante información y cuando había mantenido con ella alguna conversación en japonés me notaba bastante fluido, aparte recordaba alguna cosa de manera inconsciente con lo cual se me hizo fácil aprender el idioma.

-Descuida-dije de nuevo, seguro de mi mismo-estoy listo para hablar en japonés y en chino mandarín si hace falta-bromeé.

Cuando tomo mi mano sonreí, y tras eso pasamos por los filtros de seguridad sin problema alguno, cuando subimos al avión me sentía realmente emocionado, pues no recordaba haber montado en ningún avión y si había montado alguna vez, debía ser muy bebe o estar en el vientre de mi madre, pues desde que tenía memoria siempre recordaba haber estado en Francia, en Sweet Valley.

-Vaya…-dije sonriendo ampliamente apretando con emoción la mano de la que no me sujetaba Leona-estoy emocionadísimo-le dije-es la primera vez que montó en un avión-¿Cuánto tardaremos en llegar a Japón?-dije con una sonrisa.

Tras un rato el avión por fin se puso en marcha, pero antes de eso, nos enseñaron como se debía usar el oxigeno en caso de que se tuviese que utilizar y cosas así, aunque la verdad es que me parecía bastante gracioso la forma en la que lo explicaba la azafata, pero me contuve la risa por respeto no quería que Leona se avergonzase de mi, aunque era peor lo que hacían otras personas que le decían “Tía buena”, “Macizorra” y la pobre azafata tenía que ignorarlo, yo por lo menos era más educado en sentido.

-Me alegro de no ser como esa gente-le susurré a Leona-en parte es gracias a ti-le sonreí-gracias a ti, ahora soy como soy… tengo más seguridad en mí mismo y más fuerte en todos los sentidos-dije mientras clavaba mis ojos en los de ella, agarrando su mano.
avatar
Shinnosuke Takahashi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 357

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Miér Abr 08, 2015 1:23 am

¡Oh! ¡¿Que puedo decir?! ¡Me sentía realmente orgullosa de como Shinnosuke me hablaba! el que me hablara con esa seguridad, el asegurándome que podía confiar con el, cualquier palabra que pudiera decirle, no bastaba para demostrarle como me sentía en esos instantes, por lo que me limite a mirarle con orgullo, el orgullo que solo yo podía dar, aquel arrogante y lleno de confianza, era aun muy pequeño para decirle tales palabras pero, le miraba con el orgullo de ser de aquellas personas a las que le confiaría mi vida, así le veía ahora con tan simples palabras, ahora solo quedaba el enseñarle a respaldar sus palabras con acciones, algo que sin duda aprendería tan bien como todo lo demás que le enseñaba.
 
El filtro de seguridad fue rápido, ni con Shinn ni conmigo sonó, lo que si note fue la mirada de duda del guardia que se encontraba por ahí, no debía de olvidar que mi pasado siempre estaría ahí y aun retirada, mi cara seguía entre las mas buscadas, por suerte no paso a mas, suspire aliviada por ello y quizás como mecanismo de defensa para evitar tensiones recordé las palabras del menor, dando una pequeña risa apenas cubierta por la mano –ahora que recuerdo, dijiste que estarías preparado para hablar el chino mandarín, pues bien, prepárate por que también te lo enseñare, pensaba hacerlo cuando aprendieras bien el ingles y el japonés pero ya que estas tan seguro de ti mismo, supongo que no habrá problemas- y continuamos con el camino a la terminal, estuvimos esperando por cerca de una hora antes de que avisaran sobre el abordaje del avión, eran pocas las personas que viajaban en ese vuelo así que al cabo de media hora ya nos encontrábamos en nuestros asientos esperando a que los demás pasajeros terminaran de acomodar sus pertenencias, yo seguía con la mano sujetada a la de Shinn pero con la otra seleccionaba unas cuantas películas para que el menor y yo viéramos durante el viaje cuando la voz cantarina del otro me obligo a verle con la misma emoción que desprendía el rubio –y te aseguro que no será la ultima vez, ya veras, te llevare a conocer el mundo completo- asegure sonriendo –el mundo conocerá a Shinnosuke Takahasi sin duda- comente segura –y sobre tu otra pregunta...- desvíe la mirada por unos momentos -serán aproximadamente cerca de 17 horas-
 
17 horas de vuelo... aproximadamente... seria un vuelo pesado para el menor, lo peor era que siendo su primer vuelo podría tomarle odio a volar, solo esperaba que no pasara eso por que no soy precisamente amante de los barcos, transporte que tendríamos que usar para evitar los vuelos –será largo y pesado pero... nos divertiremos mucho en Japón- voltee a verle al decir esto ultimo a modo para que a sus ojos, el vuelo valiera la pena, fue entonces que finalmente el piloto nos aviso que el abordaje termino y que debíamos retomar nuestros asientos, seguido por la aeromoza que hacia su trabajo indicando algunas cuestiones para en caso de emergencia, como no era la primera vez que volaba me dedique a seguir con la elección de las películas aunque eso si, escuchaba perfectamente el como los pasajeros de enfrente hacían comentarios pocos agradables a la pobre mujer y como era mi costumbre, ya planeaba como hacer que aquellos tipos se callaran sin embargo de nueva cuenta Shinn atraía mi atención hacia el ¿era acaso que el pequeño lograba leerme a tal punto que sabia en que momento actuar para yo no meterme en problemas? un notable sonrojo apareció cuando el otro dejo de susurrar, me sentía algo avergonzada por lo que dijo, no es que le considera algo ridículo, es mas bien que no me creía merecedora de tales palabras no... No digas eso... tu ya eras bueno cuando llegaste a mi- conteste en voz baja mirándole y desviando de inmediato la mirada en repetidas ocasiones sin que el sonrojo desapareciera –de hecho, se podría decir que fuiste tu quien me hizo mas fuerte y segura... te... te lo agradezco, muchas gracias Shinnosuke- me sonroje aun mas, apretando también, de forma ligera, la mano ajena, pues aun la teníamos unidas
 
Estaba a punto de darle un beso en la frente como era mi costumbre cuando los de adelante lanzaron mas palabras a la pobre mujer que daba los últimos detalles, siendo aquellas palabras la gota que derramaba el vaso, aun no tenia puesto el cinturón de seguridad así que solté finalmente la mano de Shinn para ponerme de pie con rapidez, subiéndome a mi asiento y pasando medio cuerpo por encima de los asientos delanteros, tomando las cabelleras de los desagradables hombres que ahí estaban sentados, fue un movimiento rápido, apenas les tome por el cabello les jale del mismo para que me vieran –ustedes dos, si no respetan a la azafata les juro que la patada que les daré en el trasero será lo suficientemente fuerte como para mandarles hasta Japón- amenace ya irritada, mostrando la severidad de mi advertencia en el rostro, les solté para regresar a mi sitio, como era de esperarse podía observar la mirada asombrada de mas de un hombre, la mayoría parecían ser japoneses y por ende no estaban acostumbrados a semejante carácter en las mujeres pero igual, la mirada de la aeromoza, sorprendida y agradecida hacia que mi acción valiera la pena, al sentarme abroche el cinturón de seguridad y cruce los brazos –se que nunca pasara Shinn pero si en un futuro le faltas el respeto a una mujer, te juro que conocerás mi lado mas agresivo- estaba segura que no había por que decirle tal cosa al rubio pero nunca esta de mas el advertir –no hay nada peor que los hombres machistas que tratan a la mujer como objeto- susurre todavía algo molesta por aquellos sujetos que tras mi “advertencia” no hablaron y si lo hacían era en susurros.
 
El avión despego finalmente y al cabo de dos horas, las aeromozas pasaron a los asiento con el almuerzo, eran las 11 de la mañana para ese entonces y ya sobre volábamos Finlandia , por otra parte, podíamos quitarnos el cinturón y andar por los lugares permitidos del avión para desentumir las piernas, por mi parte, era la décimo tercera vez que estiraba los brazos en el aire –no recordaba que el viaje a Japón fuera tan aburrido- me queje al mismo tiempo que veía al menor hacer sus cosas –nunca te he contado sobre mis padres ¿verdad Shinn?- al decir esto moví el cuerpo en dirección a Shinn –a decir verdad, Japón es el país en donde nació mi abuelo, mi padre paso de hecho parte de su juventud ahí, aunque ignoro el punto exacto en que vivió y fue Japón en donde mi padre y mi madre se conocieron- le conté, era la primera persona a quien le hablaba sobre de eso –mi padre, aunque su sangre no fuera 100% japonesa, me enseño algunas cosas sobre su cultura, el hablar japonés es una de ellas, los objetos que parecen estrellas de mi habitación, fueron de el, mi abuelo se las heredo, mi padre me las heredo y algún día, yo te las heredare- estire la mano para poder acariciar su cabello con cariño –¿sabes? soy de esas personas que aunque no lo aparenten siguen las tradiciones, mi padre empezó a entrenar mi cuerpo y habilidades a tu edad, así que supongo que ya es hora de que yo te enseñe lo que mis padres me enseñaron a mi, para cuando cumplas 12 años, serás un experto en defensa personal, lanzando shurikens, manejando armas y blandiendo la lanza que también se encuentra en mi cuarto- y de nueva cuenta el orgullo me invadía, ya podía ver a Shinn como un digno sucesor de mis enseñanzas, esto claro, si el lo deseaba de esa forma, tampoco es que le fuera a obligar.
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Shinnosuke Takahashi el Jue Abr 09, 2015 12:02 pm

¡Diecisiete horas de vuelo! No pensaba que un vuelo pudiese durar tanto, seguramente acabaría durmiendo en gran parte del viaje, pero iba con Leona, así que podría soportar las diecisiete horas de vuelo, además más de una vez me había pasado veinticuatro horas en casa y no me había quejado y la había visto muchas más veces, era la primera vez que montaba en un avión y siempre podía mirar por la ventana y ver por dónde íbamos aunque realmente habían demasiadas nubes, pero me distraía bastante.

Habían pasado varias cosas en el viaje, la más llamativa fue cuando Leona reprendió a dos tipos que estaban en los asientos que estaban justado delante nuestro incluso agarrándoles de los pelos, diciéndoles que si seguían así les patearía y no les haría falta el avión para llegar hasta Japón lo cual me hizo reír levemente, pero lo cierto es que Leona tenía razón para echarles la bronca.

Tras aquello Leona me dijo que odiaba a los machistas y no me extrañaba, a mi tampoco es que me cayeran bien, no digo que merecieran morir, pero si una lección podrían darles para que vieran que no eran superiores a las mujeres, todos, hombres y mujeres éramos iguales, y eso lo había sabido desde que tenía memoria, pues al haber estado tanto tiempo solo y en las calles sabía que yo siendo un chico precisamente no era mejor que una chica que estuviese viviendo en una casa, pero ella tampoco era mejor que yo, eran circunstancias diferentes, porque me había encontrado de todo en ese tiempo que estuve viviendo en la calle, hasta que Leona decidió adoptarme.

Por otro lado me contó una cosa muy intima de su familia, de que su padre había vivido en Japón y que le había contado algunas cosas sobre su cultura, entre otras el japonés, como ella me lo había enseñado a mí, quizás yo no tenía un japonés perfecto, pero si ella seguía enseñándome seguramente conseguiría hablar como ella de bien o eso esperaba, aunque de momento con enterarme de lo que me decían podía ser suficiente.

Cuando me dijo que tenía que enseñarme lo que a ella le enseñaron y que a los doce años seria un experto con shurikens, defensa personal, blandiendo armas y la lanza de su cuarto me emocione muchísimo, era cierto que yo no era alguien a quien le gustase pelear, pero la idea de convertirme en una especie de ninja emocionaba a cualquier niño aunque luego no llegase a usar esas habilidades en la vida diaria.

-¿En serio me enseñaras?-dije emocionado cogiendo las manos de ellas con la mías y clavando mis ojos en los de ella.

El viaje continuo, las horas las pasamos viendo películas durante el trayecto, pero llevábamos vistas más de tres películas y ya me estaba empezando a cansar, aunque sabía que la espera merecería la pena, pero de un momento a otro casi sin darme cuenta, caí dormido en el hombro de Leona suspirando tranquilo.

La emoción que había mostrado al subir al avión había quedado un poco atrás, no es que me disgustara, para nada, pero el sueño había podido conmigo y había cedido, aunque quizás subconscientemente deseaba dormirme para que las horas pasaran más rápido y tal vez para cuando me despertase sería la hora de bajar del avión.

El sueño que tuve mientras dormía fue maravilloso, en el sueño era capaz de decirle a Leona lo que sentía frente a un templo japonés y ella solamente asentía con la cabeza y me abrazaba con fuerza estrechándome contra ella, lo cual fui bastante feliz durante el rato que duro el sueño y deseaba que realmente fuera real, pero lo malo de los sueños es que acaban y ese sueño acabaría tarde o temprano.
avatar
Shinnosuke Takahashi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 357

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Vie Abr 24, 2015 11:12 pm

Como era de esperarse Shinn parecía entusiasmado con la idea de que le entrenara, bien, el primer paso estaba listo, el problema era que el segundo que consistía en empezar a acondicionar el cuerpo podría serle muy duro y por ende, podría dejar de parecerle genial la idea que le proponía... después de todo, el ejercicio para aumentar la resistencia y lograr masa muscular suele ser bastante pesado, pero en todo caso, de nada servia pensar en eso por el momento, sobre todo con tan lindos ojos mirándome y la sonrisa del otro como combo mortal que me hacían sonreír de igual forma –claro que si- exclame en voz baja pero realmente alegre -ya veremos si te gusta, si no es así, no habrá problema alguno- ¿no habrá problema alguno? pues no... En realidad no habría problema aun cuando era una tradición en mi familia enseñar a los niños algunas cuantas artes de defensa personal, de cualquier forma continuamos un rato mas tomados de las manos mientras mirábamos películas hasta que sentí un ligero peso en el hombro, al girar mi vista observe al menor dormir, bueno, si, ya era algo tarde, llevábamos volando cerca de 6 o 7 horas, incluso, se podía apreciar el atardecer por las ventanas del avión.
 
Con mi típico cuidado hacia el menor, cuidado que solo las madres podrán entender, acomode al mismo en su asiento pidiendo para el, a una aeromoza, un cobertor y una pequeña almohada, que no tardaron en entregármelas, cubierto y mas cómodo, me dedique a leer una revista que me ofrecieron, pronto el cielo se tiño de negro y bueno, yo realmente ya me encontraba cansada del viaje así que no tarde en imitar a Shinn y quede dormida profundamente siendo ahora yo quien apoyara mi peso un poco hacia el asiento del rubio, obvio, no le cargue el peso al menor pues seria apoyar un gran árbol contra una rama... al cabo de quien sabe cuantas horas, la misma joven a quien al iniciar el vuelo defendí, fue a despertarme, al parecer dentro de poco aterrizaríamos, mire hacia la ventanilla y aun se podía observar la noche, suspire cansada y posteriormente estire los brazos evitando bostezar para no molestar a los demás pasajeros –Shinn, ya llegamos- lo moví quedamente por el hombro –vamos, vamos- insistí en voz baja pero ahora provocándole un poco de cosquillas en su estomago, esperando a que el otro hiciera caso.
 
El aterrizaje se dio sin complicaciones, así como el bajar del avión, por cierto que apenas pones un pie fuera de la plataforma de abordaje sientes de inmediato el cambio de lugar, no, no era mi primera vez en el país del sol naciente pero siempre me sorprendía ese cambio, por los alto parlantes empezaron a dar informes de los vuelos que estaban apunto de partir, agradeciendo a los viajeros en nombre del Kansai International Airport por elegirlos... delatando nuestra ubicación actual, seguido por la hora, las 5:15 de la mañana, estire los brazos de nueva cuenta y ahora si solté un buen bostezo -¿que tal tu siesta?- pregunte mientras iniciábamos el camino hacia la aduana para que nos dejaran pasar a recoger el equipaje y el JRPass, pasar por la aduana no fue una espera larga, solo dar unas huellas digitales y voltear a ver una cámara, ¡la primera vez que hacia algo así! Shinn por ser menor de edad solo basto con mostrar su pasaporte y paso sin dificultad así pues, nos fuimos a recoger las maletas, e irónicamente en esto se nos pasaron cerca de 15 minutos, ya planteaba el ir a avisar de extravío de maletas cuando estas aparecieron, total que entre aduana, maletas y demás cosillas, acabaron dando las 6 de las mañanas, lo único bueno de esto era que, los trenes ya debían de haber empezado sus recorridos y por ende, llegar a Osaka seria mas rápido y barato, que ir en taxi... aunque... ¡seria la primera vez que me subiría a una de esas cosas! 
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Shinnosuke Takahashi el Mar Abr 28, 2015 12:44 pm

El sueño que me domino finalmente empezó a hacerme fantasear con situaciones totalmente ficticias pero que me llenaban de felicidad, sin ser consciente de que realmente todo eso era una escena ficticia, en aquella escena estábamos Leona y yo tumbados sobre el césped en mitad de un prado cogidos de la mano, en un momento Leona tomo mi rostro para que la mirara a los ojos y con una sonrisa me decía “Te amo” yo le correspondía diciéndole “Yo también te amo” y poco a poco nuestros rostros se iba acercando despacio, cada vez mas hasta que… ¡Desperté! Refunfuñe un poco por lo bajo, pero era realmente más rabia que enfado en sí mismo, pero me relaje al ver que tenia a Leona a mi lado y ese viaje a Japón que apenas se había iniciado, de hecho me había despertado Leona por que acabamos de llegar a Japón.

Me encontraba feliz porque ya me estaba casando un poco de ir tantas horas en un avión pero había tratado de no molestar a Leona con mi aburrimiento en el avión, era cierto que habíamos visto unas películas, pero ciertamente en algunas películas mi mente volaba e iba a otros lugares sin enterarme de la verdadera trama de la película, pero sin apartar la mirada de la pantalla, no quería que Leona pensara que era un niño que era incapaz de aguantar un vuelo de larga distancia.

-¿Ya hemos llegado?-sonreí feliz-¡Genial!-salté del asiento.

Cuando íbamos en camino a por nuestras maletas Leona me pregunto por mi siesta y en ese momento me sonroje bastante porque el sueño que había tenido no era algo que le pudiese contar, ya que si se lo contaba sería muy incomodo, al menos para mí, quizás para ella era algo sin importancia, pero por el momento era mejor que no le contase nada, quizás más adelante, así que me limita responder con simplicidad.

-M-muy bien-sonreí sonrojado y me estiré un poco-Me noto como algo torpe y lento ahora mismo-dije, posteriormente haciendo ejercicios de estiramiento que ella me había enseñado una vez llegamos a la aduana esperando que apareciese nuestro equipaje.

En la aduna tuvimos que esperar un rato que se me hizo eterno hasta que apareciesen las maletas, una vez las recogimos fuimos a donde los trenes, y aunque no me hacia especial ilusión ir sentado de nuevo, la verdad era que nunca había montado en tren y me gustaba experimentar esas cosas. Aunque dieciséis horas de vuelo eran demasiadas como para ahora tener que ir sentado de nuevo.

-Creo que con tanto viaje le voy a coger manía a sentarme-dije apoyando mi cabeza en Leona-pero bueno… ¡Estando contigo merece la pena!-levante la cabeza para mirarla a los ojos.
avatar
Shinnosuke Takahashi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 357

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Vie Mayo 22, 2015 4:41 am

Aquel comentario en respuesta a mi pregunta me hizo gracia, mas que nada por los repentinos estiramientos del menor, en mi experiencia, hacer ese tipo de cosas tan imprevistas solo era símbolo de nerviosismo, sin embargo, estoy hablando de mi rubio, ir y analizarle no es lo mío, sobre todo por que si fuera importante la razón de su comportamiento el me lo diría, caminar hasta la salida fue rápido, muy rápido y no tuvimos mas que caminar através del aeropuerto para llegar a la estación de trenes, esperamos en el anden un par de minutos cuando apareció el tren indicado, no éramos los únicos pasajeros pese a que era bastante temprano pero tampoco es que fuéramos muchos así que logramos obtener un asiento rápido y un poco alejados a los de los demás, al menos para desestresarnos por el largo viaje –te entiendo, yo igual le agarrare manía- comente al girar mi cabeza topándome con los ojos de Shinn –jajaja, ¿en serio?- proseguí cuando este hablo sobre que todo valía la pena por ir conmigo –bueno, si así lo ves, entonces haré que las cosas vayan mejor- atine a hablar, si bien no tenia planeado todo el viaje, si había ciertos sitios a los cuales planeaba llevar al menor para su completo deleite y diversión, segundos después de lo dicho lo cargue de su asiento para sentarlo sobre mis piernas, el quedaba viendo hacia la ventana del tren por lo que podría ver el paisaje sin ningún contratiempo, por supuesto que el paisaje era mas bien rural pero tenia un pequeño encanto único –pero no será bueno que odies los viajes largos por que si lo haces entonces no disfrutaras los demás viajes que tengo planeado que hagamos...- di a conocer los planes para el futuro mientras lo hacia recargarse mas a mi pecho para que le resultara cómoda la posición y su espalda no se cansara, cualquiera que nos viera diría que llevaba a Shinn como a un bebé pero ¿que importaba? no es que le considerara un bebé, solo que supongo que al ver cuanto me quiere ese tipo de acción le haría mas placentero el viaje y si no era así, bueno, ya sabia entonces que limite no sobrepasar -mira el mejor asiento que puedas tener en la vida- asegure contenta eres el único que ha tenido el privilegio de ir sentado en mi regazo- le guiñe un ojo de forma coqueta y le dedique una sonrisa alegre.
 
Al cabo de una hora, finalmente llegamos a la estación en la que nos correspondía bajar, la de Osaka, había que decir que, si un viaje de avión tan largo y uno en tren de una hora dejan agotados a cualquiera, yo no era la excepción, no obstante, tenia mas hambre que sueño –ven Shinn, el hotel esta cerca de la estación- tome su maleta y posteriormente la mano del menor con la mano que desocupada estaba, debía de estar cansado también como para llevar su maleta, además, el sitio era demasiado grande como para dejar que fuera solo a mi lado pues ya empezaba a haber mucha gente en el lugar, aun si eso significaba un poco de mas esfuerzo por mi parte para llevar dos maletas con una sola mano –al menos, cuando lleguemos podré tomar una buena ducha, después iremos a desayunar algo y quizás...- corte mis palabras al ver algo interesante por ahí, una fuente única, sorprendida me agache para quedar a una altura cercana a la de mi niño oye Shinn... ya viste... esa fuente esta genial- la fuente en si era como cualquier otra pero el que se dibujaran esos patrones e incluso dieran la hora con la propia agua era fantástico y alucinante –jejeje, disculpa, estarás cansado y yo entreteniéndonos con fuentes- dedique una liviana risa al rubio menor y me enderece para proseguir con el camino rumbo al hotel, quedando yo en unos momentos de silencio hasta que me decidí a hablar por cierto Shinn, ¿que tal la escuela?- una pregunta rara en realidad si consideramos que ahora mismo debería de estar en la misma, pero mas allá de hablar con sus profesores sobre el desempeño del menor, no estaba muy conciente de lo que ocurría en aquella institución y no había momento indicado para conocernos mejor que estos en los que podíamos relajarnos, asimismo y para ser sincera, la relación que teníamos era mas bien superficial, teníamos 2 años viviendo juntos y solo le conocía de forma por demás superficial e igual forma el no me conocía del todo, el crecerá y no deseo que crea que es poco lo que me importa... a decir verdad, no estoy muy enterada de que tal te va con tus amigos ¿juegas mucho con ellos?- debía de suponer que tenia amigos, muchos, de no ser así, en algo estaría fallando yo –y... y si haces travesuras, asegúrate de no dejar pruebas que te inculpen a ti- esta ultima frase la hice en un tono mas bien burlesco girando a verlo con decisión –es el mejor consejo que recibirás de mi, créeme, cuando era de tu edad, aunque era hija única mis padres nunca me regañaron por las travesuras que hacia, siempre sabían que era yo pero como no había pruebas, nunca lograron castigarme por nada- aquellos recuerdos de mi niñez eran dulces y siempre que me encontraba con Shinnosuke directamente mi mente revivía aquella hermosa época, perdiéndome en aquellos recuerdos... un momento... ¿en que momento salimos de la estación de tren?.... se... ¿se supone que haya una tienda de 24 horas cerca del hotel?... no, esperen un momento.... detuve la caminata para poder revisar un papel en donde con anterioridad dibuje un croquis de como llegar al lugar en el que nos hospedaríamos pero no lograba ubicarme.
 
-je... je... je...- empecé a reírme en clara señal de nerviosismo Shinn... nos perdimos- agache la cabeza para verle mientras mantenía una sonrisa intacta en la boca, eran vacaciones y no quería que el otro se asustara, tenia fe ciega en mi pero sin duda se asustaría si me viera desesperada por no llegar al hotel, además no era el fin del mundo, bastaba con pedir indicaciones pero ¡que rayos! este podría ser un reto interesante, encontrar el hotel antes del medio día... –bueno, no se le puede hacer nada, menos mal que el sol ya salio y que tu estas a mi lado, pero mientras tanto, ¿no te gustaría ir a desayunar?- pregunte, yo tenia hambre aun con todo y cambio de horario pero no me agradaba la idea de que el menor me viera comer en caso de no tener hambre pero que respondiera de forma afirmativa solo para darme gusto.
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Shinnosuke Takahashi el Lun Mayo 25, 2015 11:02 am

Me resulto cuanto menos curioso cuando Leona me cargo y me coloco sobre su regazo, en situaciones normales cualquier chico de mi edad se habría apartado de encima de ella al momento, pero yo no, no lo hacía, amaba a Leona, y además, yo aparentaba menos edad de la que realmente tenía por un problema de metabolismo debido a un problema de desnutrición que había tenido cuando estaba en las calles, con lo cual mi cuerpo se desarrollaba mas lento que el de un chico normal, pero tarde o temprano, acabaría siendo como cualquiera de ellos, pero a menos velocidad.

-La verdad es que si que es un buen asiento-le sonreí, pegando la espalda mas contra el pecho de ella con cuidado de no hacerle daño-es muy cómodo-besé su mejilla y cerré los ojos, disfrutando del momento y del viaje, aunque era muy largo, todo como era-siempre he sabido que era afortunado, al menos desde que me encontré contigo-le respondí cuando me dijo que era un privilegiado por ir sobre su regazo.

Tras algo mas de una hora de viaje llegamos a Osaka y la verdad es que estaba todo repleto de gente, pero había algo que llamo la atención de Leona y posteriormente me fije cuando Leona me lo comento, era curioso, nunca en mi vida había visto algo así, pero por algo la tecnología Japonesa era de las mas avanzadas del mundo si no la mas avanzada en realidad, para mucho Japón era impresionante y la verdad es que yo aún no había visto mucho, pero ya el tema de la fuente llamo un poco mi atención, aunque sabía que realmente eso no era nada, comparado con lo que se podía ver.

Fue entonces cuando entramos en un tema que dejo a las claras que revelaba que realmente Leona y yo nunca habíamos tenido demasiada relación, no por que no quisiéramos, simplemente ella no podía y bueno, aunque yo lo hubiera deseado si ella no podía tampoco podía exigirle nada por que me había dado un hogar y su cariño cuando ella estaba en casa, pero nunca habíamos profundizado mucho en nuestro día a día.

-Bueno-me encogí de hombros-desde que tienen móvil bastante menos-reí-pero supongo que como todos, se las pasan hablando de las chicas que les gustan, pero a mi esos temas de conversación me aburren demasiado-suspiré-siempre es lo mismo y no se dan cuenta, pero acaban repitiendo lo mismo cada día, se me la conversación de memoria, es como cuando ves una peli varias veces y te sabes hasta los diálogos-reí nuevamente.

Esos temas me aburrían principalmente por que yo no podía contar que la chica que me gustaba era "mi madre", aunque eso tampoco podía contarselo a ella.

Cuando me comento que si hacia travesuras no dejaba huellas fue un consejo que me dio, normalmente no solía ser un chico travieso, quizás por lo que había vivido antes de ser acogido por ella, respetaba enormemente a todo el mundo y evitaba hacer cualquier cosa que pudiera terminar de manera conflictiva o afectarme directamente a mi, entre otras cosas por que tampoco quería que Leona se decepcionase conmigo, además bastante problemas le había dado la primera vez que la vi, emborrachándome en su fiesta.

-Tranquila-negué con la cabeza-no soy alguien que se meta en líos, suelo ser bastante responsable y educado, creo que en parte temo que haya represalias en contra mía, supongo que tarde o temprano ese miedo se me pasara...

Tras aquella pequeña conversación, caminando ya algo mas alejados de la estación Leona me dijo que estábamos perdidos, simplemente asentí con la cabeza y mire alrededor… alguien podría indicarnos, además Leona me había enseñado a pedir una dirección en japonés, probablemente por si ocurrían cosas como esta, estaba seguro de que acabaríamos encontrando el hotel, pero por el momento quizás podíamos ir a tomar algo.

-La verdad es que si, estaría bien ir a desayunar-le sonreí.

Lo cual acto seguido mi estomago hizo un ruido indicando que si, lo mejor era ir a desayunar, estaba muerto de hambre y no era una broma, la verdad es que desde que habíamos montado en el avión no había tomado bocado, solo un poco en el avión, pero como poco habían pasado seis horas de eso y el estomago ya se resentía, por que el cansancio que llevaba encima también hacia que necesitase recomponer fuerzas comiendo.

-Ya encontraremos el hotel-le guiñe un ojo mostrando plena confianza en ella.


avatar
Shinnosuke Takahashi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 357

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Vie Jun 05, 2015 1:17 am

El hecho de que Shinnosuke quisiera probar alimento me pareció una bendición pues si bien era esta la hora aproximada en la que desayunábamos para después ir al colegio, el cambio de hora era una repercusión bastante grave en toda persona, sin embargo, ya que nos encontrábamos cerca de una tienda de conveniencia, o convini, lo mejor era entrar ahí, después de todo ya sabia que en ese lugar se podría encontrar buena comida para el desayuno... así que tras acariciar el cabello del otro y volverle a tomar de la mano caminamos rumbo al sitio, apenas llegar al sitio, unas empleadas nos dieron la bienvenida con una amplia sonrisa –Shinn, ve a dar una vuelta, mientras yo realizo un retiro de dinero, en unos momentos te alcanzo- sonreí acercándome al mostrador, en realidad no me preocupaba de dejar solo al pequeño, no en Japón en todo caso, por lo que confiada realice la transacción en cuestión de minutos, tras aquello, inicié con la búsqueda del menor por la tienda, ¿quizás le llamara la atención alguna golosina o bebida?, ¿podría entender lo que dicen los paquetes?, ¿le parecerían extraños los sabores de algunos bocadillos?, me resultaba divertido imaginarme las sorpresas que podría llevarse el menor en este viaje al descubrir tantas cosas tan diferentes a Francia, el sitio en si era algo grande por lo que termine topándome primero con el refrigerador que resguardaba la comida, tome del mismo un par de onigiris, paquetes de comida... bento, creo que les llaman, total que tras tomar una generosa cantidad, de estos, seguí con mi búsqueda, que se acorto al toparme con el menor -mira- le mostré la canastilla con las cosas –el desayuno esta listo- y con ese desayuno iniciamos nuestras vacaciones.
 
~4 días después~
 
Recién llegábamos al hotel de Kyoto en donde reserve una habitación, ya habíamos pasado unos días en Osaka y Nara, por lo que siguiendo con la ruta que marque ahora tocaba la ciudad natal de mi abuelo, aunque... si por mi fuera, no pondría un pie en el sitio pero, el lugar era hermoso y había un espectáculo que quería mostrarle a Shinn, tras registrarnos y ser guiados a la habitación empecé a guardar nuestras pertenencias en el armario, a diferencia de los otros lugares, en este estaríamos un poco mas de tiempo -¡Shinn entra a ducharte!- grite desde mi sitio –vamos a salir para comprar algo de ropa y hacer otras cosas- avise pero al no escuchar respuesta alguno por parte del menor me puse de pie para ir al cuarto de baño -¿Shinn?- abrí la puerta y ahí estaba, listo para ducharse... cerré la puerta de inmediato, apenada de haberle visto sin ropa –eh... ah... no, no te escuchaba así que vine a ver... di... digo, a buscarte- “lo lamento” era  mas fácil decirlo pero no, mi orgullo no me dejaba aun liberar esas palabras –tomate tu tiempo, yo te espero- dije apartándome de la puerta para recostarme en la cama matrimonial de la habitación .
 
OK, yo no era nadie para apenarme de ver el cuerpo masculino sin ropa, me sabia a la perfección todas las partes del cuerpo que los hombres comparten pero, aunque sea raro, la verdad es que no había notado cuan crecido estaba Shinn, si, su problema le hacia verse mas infantil a su edad real y por ello será que no me percate de su crecimiento hasta el día en que empaque la ropa para este preciso viaje, pero verle sin ropa me puso en perspectiva unas cuantas cosas que ya no podía dejar de pasar por alto, debía de empezar a tratar al menor como un jovencito de 14 años... di un largo suspiro para encender después el televisor en uno de esos programas de dibujos animados, esperando a que el otro saliera de la ducha, teníamos tiempo, es cierto pero, Gion, según tengo entendido, era hermoso por las mañanas y pasear por ahí era algo de lo que mas me entusiasmaba, después, iríamos a comprar ropa y de ahí a la toma de fotos vistiendo ambos como típicos japoneses, yo de Maiko y Shinn del Shinsengumi, o algo así había leído en la web del sitio en donde reserve la sección fotográfica.
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Shinnosuke Takahashi el Mar Jun 16, 2015 3:10 pm

Me había adelantado a Leona, pues sabía que me iba a decir que me metiese a ducharme, la conocía ya bastante tiempo como para anticiparme a ella, por lo menos en algunas cosas, mientras me iba desvistiendo me fijaba en como mi cuerpo a pesar de mi enfermedad y gracias a la medicación se iba desarrollando lentamente, donde hacia apenas unos meses no había nada, estaba empezando  a salir un vello rubio casi imperceptible en las axilas, así como en otras partes del cuerpo bastante mas intimas.

También había crecido unos centímetros y mi torso había dejando de ser el de un niño pequeño y se había formado los pectorales algo marcados quizás por el entrenamiento que me daba Leona, quizás era lo menos infantil de mi cuerpo, lo que no parecía cambiar apenas era mi rostro, por mi rostro muchas veces me echaban menos edad de la que tenia, por que mi rostro era aniñado, y además, yo sabía que con mi aspecto jamás podría atraer a Leona, por que ella quizás me veía como un niño.

Estaba a punto de entrar en la ducha cuando de repente se abrió la puerta y Leona apareció, me vio completamente desnudo, lo cual hizo que me sonrojase, era la primera vez que me veía de aquella forma y mis mejillas enseguida se tornaron rojas y mi rostro se calentó a la velocidad de la luz, las mejillas me ardían y no era para menos.

Trate de relajarme y me metí en la ducha, notaba como las calidas gotas de agua caían sobre mi mientras pensaba en Leona, que opinaría ahora que me había visto desnudo, había pensado mil veces en declararme, pero tal vez debía dejar pasar un poco el tiempo y darle la mínima importancia a lo sucedido, después de todo Leona de alguna forma era mi “madre” aunque para mi realmente me era imposible verla como tal, por que los sentimientos que yo tenia hacia ella no era los que se tenían hacia una madre, de eso estaba segura, lo único que había tenido era a Leona y estaba seguro de que un hijo no amaba a su madre de esa manera, de querer que se fije en él, de querer estar con ella de una forma diferente.

Tras salir de la ducha y secarme completamente me vestí en el mismo cuarto de baño y salí a la zona del dormitorio, observándola tumbada en la cama con una sonrisa en los labios, debía estar cansada también por el viaje y todo lo que habíamos hecho desde que estábamos en Japón.

-Ya estoy listo para ir a donde tengamos que ir-sonreí-Por cierto, perdona, antes debía haberte avisado de que estaba en el baño, lo siento, igual no ha sido muy agradable lo que has visto- bromeé y reí levemente.

Estaba vestido con una camiseta negra, una chaqueta vaquera, unos pantalones vaqueros azules y unas zapatillas de color negro también con bordes blancos y cordoneras rojas, bastante llamativas.

-¿Qué es lo que vamos a hacer hoy?-dije tratando de cambiar de tema-¿Hay muchos planes?-dije sentándome a su lado en la cama.
avatar
Shinnosuke Takahashi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 357

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Vie Jun 26, 2015 1:29 am

Mirando las raras animaciones japonesas, fácilmente se me paso el sobresalto que minutos antes me había llevado por mi falta de precaución, pero, si yo me sobresalté ¿como se hubiera sentido Shinn en ese momento?, la respuesta me fue dada minutos mas tardes cuando este salio de la ducha, no parecía tan afectado y eso me alegraba de cierta forma pues no quiero que el menor se enoje conmigo sin embargo, se que es un jovencito de 14 años aunque no lo aparente, y no me refiero precisamente a lo físico, sino a su forma de ser... y como cualquier joven de su edad podría enojarse por lo ocurrido y yo no tendría cara para confrontarlo por molestarse conmigo por algo como eso, no obstante Shinnosuke era diferente ¿en verdad así seria de calmado? o ¿lo hacia por que tenia miedo de que le alejara de mi?... soy sincera y realista, yo me llegue a sentir así, que si no era útil o si causaba molestias a quienes me salvaron de la calle, ellos ¿me echarían?, ¿dejarían de quererme?, en su momento eso fue mi mas grande preocupación ¿Shinn pensaría igual que yo lo hice en mi momento?, me levante de la cama solo para sentarme en la orilla de la misma mientras el rubio continuaba con sus palabras, inesperadamente, mas que darme pena, me sonreí e incluso una pequeña risa escapo, en verdad que me tomo por sorpresa esas palabras -¿tu crees?- y me acerque a el, tomándolo por la cabeza y pegando mi frente a la suya –a mi parecer a sido como ir al paraíso... cuando te encuentres mas desarrollado, me sentiré celosa de quien pueda verte sin ropa- separe la frente de la de Shinn, la televisión seguía encendida y si el menor ya se encontraba listo, entonces era momento de salir, por lo que me estire para alcanzar el control del aparato mientras escuchaba a Shinn hablar –no son muchos planes en realidad pero- apague la televisión para posteriormente levantarme y poner la mano sobre el húmedo cabello rubio de mi chico –vamos a tardar un poco- y le revolví el cabello, en un intento de dejárselo con aquel estilo rebelde que me mostrara en casa –ya sabes que prefiero el estilo de cabello rebelde, úsalo mas seguido ¿si?- comente esperando que recordara a que me refería.
 
Tras desayunar en el hotel, un desayuno para mi no tan típico japonés, por que no me gustaba tomar esa clase de alimentos tan temprano, pusimos en marcha rumbo al barrio de Gion, famoso por sus Geishas y Maikos, en realidad no quedaba tan lejos del hotel, a unos 15 minutos andando y he de decir que aunque era temprano, ya se veía a muchas personas en las calles del lugar, en su mayoría personas con ropa al estilo occidental, aunque, caminando hacia nosotros, una celebre Maiko se nos acercaba, su rostro blanco y sus labios en contrastante rojo, su kimono de un verde suave y en su cabello bonitos adornos que colgaban de ellos, era imposible no girar la cabeza para seguirla viendo –por cierto Shinn- le hable regresando mi atención a la calle por la que transitábamos –¿te gustaría que te comprara ropa tradicional?, quiero decir, tenia pensado comprarte ropa de ese tipo pero no estoy segura si sea de tu agrado, aunque me imagino que seria un lindo recuerdo...- rasque la mejilla un poco al hacer ese comentario, aunque ya me imaginaba la respuesta del otro “claro que si, me gustaría mucho”, ya no me sorprendía que Shinnosuke respondiera de esa forma tan complaciente -oh, por aquí... vamos- giramos a la derecha en una callejuela para separarnos de las múltiples personas que caminaban por la calle principal.
 

La estructura de las casas eran realmente interesante y bonita, las casas de madera eran muy bellas hasta el punto de querer entrar a una de esas, quien sabe, quizás en un futuro podría hacer una reservación para una casa de té, seguimos caminando un par de metros mas hasta llegar a una tienda de ropa tradicional, siendo esta la primera parada del lugar del día –Shinn no lo tomes a mal pero por el momento compraremos alguna ropa que quiero y después, como compensación, haremos lo que tu quieras- sugerí, bueno, mas allá de comprar ropa, pasear y tomarnos fotos, no había nada mas planeado para ese día y deseaba que Shinn escogiera lo que quisiera hacer, después de todo, los dos debíamos de divertirnos y hasta el momento solo lo había estado arrastrando conmigo a los lugares que yo quería ver y bueno, la igualdad ante todo, quizás el no supiera que lugares ver o a cuales entrar pero me imagino que algún lugar le llamaría la atención mientras caminamos, quizás alguna tienda en cuyo escaparate resaltaran algunas cerámicas, una tienda departamental, un restaurante con comida de plástico en exhibición... no se, algo, y yo quería saber mas sobre lo que le llamaba la atención al otro.  
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Shinnosuke Takahashi el Vie Jun 26, 2015 11:00 am

Cuando empezamos a hablar Leona me dijo que lo que había visto era como el paraíso y que se sentiría celosa de la persona que un futuro, cuando me desarrollase del todo, tuviesen la oportunidad de verme desnudo, en aquel momento me sonroje de inmediato, eran unas palabras que no me esperaba de ella, pero desde luego me sorprendieron para bien, pues quizás eso quería decir que tendría mi pequeña oportunidad de conquistar a Leona, aunque cabía la posibilidad de que solo lo dijese por cumplir, pero esperaba que no, después de todo, tampoco había excesiva diferencia de edad entre nosotros.

Decidí dejarme el pelo mojado al salir de la ducha pues aunque parecía que lo había hecho de modo casual, sabía que el estilo rebelde le gustaba a Leona y lo hacia prácticamente por ella y ella también se dio cuenta a juzgar por sus palabras con estas únicamente sonreí agradecido y feliz de que ese pelo estuviese al gusto de ella, yo estaba contento si ella lo estaba, no era caprichoso con ella y con nadie en realidad. Pero si tenía un punto débil era ella, sin duda alguna.

Accedí con una sonrisa a lo de ir a comprar ropa tradicional japonesa, pues después de todo yo pertenecía allí y quizás así podría llegar a sentirme mas arraigado a Japón, aunque en algunas cosas me sentía mas occidental que oriental, como mis gustos en las comidas, aunque eso podía deberse a que estaba mas acostumbrado a esas cosas, aunque la comida japonesa tampoco es que me disgustase, pero no estaba tan acostumbrado a que en casi todo hubiese arroz.

Yo pedí un Kimono negro con detalles dorados que parecía de corte real, pero no era así, esos debían costar una verdadera fortuna seguramente, si es que los había, quizás en el pasado si, en la época de los señores feudales.

Tras aquellas compras en la que vi lo bien que le quedaba a ella la ropa tradicional japonesa no pude evitar que una sonrisa se me dibujase en el rostro, imaginándonos a los dos como pareja en la época antigua japonesa.

-Estás realmente preciosa-dije sonrojado bajando la mirada, pues si no recordaba mal era la primera vez que le decía algo así.

No estaba seguro, pero dudaba de que ella conociese mis verdaderos sentimientos hacia ella y se tomara eso como un halago, pero en realidad mis palabras iban mas allá, no es que estuviera preciosa en ese momento, es que para mi ella era preciosa en cada momento, en cada minuto, aun estuviera agotada, llena de energía, sucia, sudada, recién salida de la duchada, para mi era la mujer mas bella sobre la faz de la tierra, además de la persona que mas había llegado a querer.

De pronto se me ocurrió algo que hacer, como ella le había dicho que podía elegir que hacer después de las compras, era el momento de elegir un sitio o algo que hacer, y se me ocurrió por que lo había visto muchas veces en series de anime. ¡Baños termales!

-¿Por qué no vamos a unos baños termales? Los he visto muchas veces pero nunca he estado en unos y sería una pena venir a Japón y no disfrutar de sus típicos baños termales… ¿Qué me dices?-me quedé pensativo-Lo malo es que quizás no nos dejan estar juntos-me sonroje de pronto-no, no es que quiera verte desnuda, que no es no seas atractiva-dije cada vez mas atropellado y solamente suspiré y agaché la cabeza-pe-perdón.

No sabía que iba a pensar ahora de mi, que era un pervertido o un  morboso, o quién sabe que cosa, solo esperaba que me perdonara e hiciésemos cualquier cosa, pero que no me tomase como un pervertido era lo único que no quería, no quería que se distanciase de mi, pues no me lo iba a perdonar, además de que lo pasaría fatal si eso ocurriera.
avatar
Shinnosuke Takahashi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 357

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Miér Jul 08, 2015 3:37 am

Era una suerte el que Shinn fuera tan permisivo conmigo, la prueba era que ya mismo me encontraba escogiendo unos Kimonos, la ropa que me interesaba conseguir, no tardamos mucho en ubicar unas tiendas que se especializaban en tal ropa con todo y adornos para el cabello y calzado, tras elegir unos cuantos kimonos la dependienta me sugirió que me probara uno de ellos y si bien no quería por que sentía que seria un verdadero desastre a la hora de intentar quitarme algo tan ajustado, termine aceptando en usar uno azul con detalles de flores, era tan raro para mi el usar ese tipo de ropa que en un intento de escapar al reflejo del espejo cuando me ponían el Obi, mi vista termino en el menor que no paraba de verme desde que salí del probador “luce usted muy bien” pronuncio la mujer de mediana edad “su hermanito pensara igual” continuo, siendo la respuesta del otro un halago que termino por romper la barrera que suelo mantener para evitar apenarme de mas, si, si absurdo, pero así soy yo, cubrí mi rostro con pena al no estar acostumbrada a ese tipo de comentarios, no sin una segunda intención –basta Shinn, harás que me ponga roja hasta las orejas- pronuncie –y el rojo no combina muy bien con el azul- bromee un poco antes de retomar mi compostura, siendo entonces que Shinn, al verme en ese estado pareció cambiar de tema, ahora con lo de ir a unas aguas termales, medite por unos momentos sus palabras, era cierto que ya tenia una reservación para un Ryokan con aguas termales en Kosetsu pero un baño de aguas termales era algo que podíamos hacer siempre que hubiera oportunidad –por mi no...- y antes de darle la razón al menor el empezó a hablar sobre otras cuestiones, finalizando con una disculpa por sus palabras.
 
Le observe por unos instantes, antes de sonreír ladina por su comportamiento –vaya, vaya, veo que esta despertando el chico pervertido en tu interior- esto he de aclarar, lo dije en francés para que la dependienta no pensara mal –descuida, descuida, me siento mas aliviada al pensar que te interesas por cuerpos de mujeres, es señal de que creces ¿no te parece?- gire un poco hacia la mujer que nos atendía para preguntar por alguna fuente termal, ella nos dio una dirección, pague lo que compre y nos marchamos rumbo al hotel para poder dejar la ropa recién comprada y en mi caso, quitarme el kimono que llevaba puesto, el camino era un poco largo pero si añadimos la vestimenta todo se volvía algo mas complicado, muchos turistas me pedían fotografía pese a que les aclaraba que no era ninguna Geisha ni parecido, en todo caso, para no centrar mucho la atención en las personas que no paraban de verme, empecé a hablar con el menor –Shinn ¿quieres ir ahora a las aguas termales o vamos mañana? mañana solo tenemos el “Hanami”- y ahí mi cara se puso algo seria, venir a Kyoto era precisamente por el hanamatsuri y el significado del mismo, además de que tenia varias cuestiones importantes de que hablar.
 
Regresamos a la habitación y deje las compras guardadas en el armario para después sentarme en la cama –Shinnosuke, ven- pedí –necesito hablar contigo- espere a que el otro reaccionara para empezar a hablar –lo que voy a decirte es algo inesperado pero ya me has demostrado que eres demasiado maduro y confío en ti, venir a Japón no es solo por que quería que conocieras mundo, sino que hay... alguien que...- me detuve ¿que debía de decir exactamente? –Shinn, cuando llegaste a mi vida, yo investigue sobre de ti, es por ello que se de donde provienes y puedo darme una idea de lo que sufriste esos cuatro años en la calle, pero también... se sobre tu madre y sobre tu padre, tu mamá... falleció un par de minutos después de que nacieras, ustedes solo pudieron verse una vez- mentí, ella murió al darle a luz, no tuvo oportunidad de verlo pero prefería que Shinn creyera lo que decía para que tuviera un lindo recuerdo de su madre tus abuelos maternos, no sabían a donde se había ido tu mamá ni por que, ellos fallecieron hace 7 años y si tu quieres, puedo llevarte a su tumba... ¡claro! también te llevare a la tumba de tu mamá cuando regresemos a Sweet Valley- y me calle unos momentos para que lo que le decía a Shinnosuke, este lo pudiera asimilar –tu papá vive en Tokio... me contacte con el y a el le gustaría verte... quiero que sepas, que si te estoy contando esto es por que creo que ya tienes edad suficiente para tomar una decisión, puedes ir y verlo, el esta dispuesto a hacerse cargo de ti o, puedes no verlo, en cualquier caso, yo te apoyare y me quedare a tu lado así deba mudarme a Tokio, tienes 5 días para pensar en lo que quieres hacer- y termine ese tema, su papá... ese tipo quería ver a Shinn aun cuando no hizo mucho por encontrarlo, pero yo no podía negarle el saber sus orígenes al menor, pues si bien sabia que era japonés, no sabia nada de sus padres, nadie se merecía eso, una noticia muy fuerte a mi parecer y una decisión que tomar, nada fácil pero era algo que se tenia que hacer –tienes el derecho de decidir que es lo que quieres- sonreí si después de esto, no estas de humor para ir a las termales, lo entenderé- finalice cerrando los ojos y espere la respuesta del menor. 
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Shinnosuke Takahashi el Miér Jul 08, 2015 4:26 pm

Había metido la pata estrepitosamente con Leona, había sacado a relucir mi lado mas… “adolescente” o “pervertido”, pero el caso no era ese, era que quizás ella estuviese molesta con aquello por que éramos como familia como mi hermana mayor o mi madre, aunque por edad quizás era mas creíble que fuésemos hermanos que madre e hijo, aunque quizás legalmente fuésemos vistos como madre e hijo, aunque no colaba para nada. Y para mi eso también era algo que me tiraba para atrás a la hora de decirle a Leona lo que sentía por ella.

La sorpresa llego cuando ella se tomo tan bien lo que dije, al contrario de tomárselo mal parece que se alegro, por que eso significaba que estaba creciendo poco a poco, las hormonas por fin estaban despertando en mi cuerpo, aunque los sentimientos hacía ella habían despertado mucho antes que las hormonas, aunque era cierto que a pesar de quererla también la deseaba de una forma que hacia unos meses no era capaz de imaginar.

-Su-supongo que tienes razón-asentí ante el “¿no te parece?” de Leona.

Cuando me pregunto sobre cuando me apetecía ir a las aguas termales no supe que responderle, realmente me apetecía ir con ella cuando antes y comprobar si eran tan relajantes como mostraban y si realmente se merecían la fama que tenían o solamente estaban sobre valoradas, aunque no creía que los japoneses tendiesen a sobre valorar las cosas.

-Lo que tu quieras, Leona-le sonreí algo sonrojado aún-pero por mi, cuanto antes mejor.-reí levemente.

Cuando mas tarde llegamos al hotel después de tener que explicarles a varias personas que Leona no era una Geisha, me fui corriendo al baño pues llevaba como diez minutos aguantándome la necesidad de ir al mismo.

Cuando salí del baño Leona me dijo que me acercara, yo estaba bastante preocupado por que su rostro era bastante serio, no sabía que podía querer decirme, quizás había sospechado de mis sentimientos hacia ella y me iba a decir que era imposible, ni que decir que eso era un mazazo enorme para mi corazón, seguramente me dejaría bastante tocado, pero esperaba que no se tratara de eso.

Cuando escuché sus palabras lo cierto es que me quede algo impactado, era increíble que Leona hubiese descubierto tanto sobre mi, no sabía como lo habría hecho, pero estaba seguro de que no lo había conseguido en un día, eso debía llevar muchísimo trabajo, me dijo que me podía llevar a ver la tumba de mi madre en Francia y de mis abuelos maternos e incluso llevarme a ver a mi padre que estaba, aunque eso ultimo no sabía que hacer, si mi madre había salido de Japón sin el por algo seria.

Tanta información en mi de golpe fue un shock demasiado fuerte, solamente mire a todos los lados de la habitación, mordiéndome el labio inferior y finalmente me abrace a Leona, apoyando mi cara en su hombro, no quería llorar, solo relajarme e intentar poner en orden mi cabeza y centrar lo que ahora mismo sentía, nostalgia, alegría, pena, rabia y amor, amor por Leona.

-No sé si quiero conocer a ese hombre-negué con la cabeza-No ha tratado de buscarme estos años atrás…-suspiré- no creo que me lleve una buena impresión de una persona así… realmente me da miedo…-reconocí.

Tenía miedo de que ese hombre quisiera ganarse mi confianza después de tanto tiempo para utilizarme y aunque sabía que Leona no lo iba a permitir no iba a darle el placer de intentarlo si quiera, no quería conocer que clase de persona no se había movido para buscarme después de haber estado tanto tiempo solo.

-¿Podemos ir a los baños termales ahora?-le pregunté mirándola a los ojos-Creo que necesito calmarme-le confesé, separando la cara de su hombro y clavando mis ojos en los de ella-por favor…-dije casi suplicante.
avatar
Shinnosuke Takahashi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 357

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Dom Jul 19, 2015 6:40 am

Las palabras se atoraron en la garganta, por instantes sentí como mi corazón se detenía y mi piel se helaba al momento de observar el comportamiento de Shinn, era mas que obvio que la noticia no le iría bien pero yo tontamente creí que podría asimilarlo con la madurez que me demostró tener, bien, era mas que palpable el hecho de que no estoy hecha para criar a chicos, aun sin decir palabra alguna acerque aun mas a Shinn en un abrazo fuerte, en otras circunstancias le hubiera dado mas ánimos o le acariciaría el cabello en señal de apoyo pero en esta ocasión no, no podía restarle importancia al hecho de que Shinnosuke se encontraba tan contrariado y confuso, posiblemente por primera vez en su vida –si... vamos- finalmente pude hablar, aceptando la petición del otro en marchar de una vez a las termales, “un momento de serenidad para pensar” me parecía buena idea.
 
Aleje un poco el abrazo con cuidado para que el chico no se sintiera rechazado –iré a cambiarme, regreso en unos minutos... espérame- y entonces me levante de la cama no sin antes de alborotarle el cabello rubio y suave al jovencito, solo para ocultar el ligero temblor en mi cuerpo, me encerré en el baño, me lave el rostro y finalmente empecé a quitarme el kimono, recordaba el como me lo pusieron por lo que me era fácil el quitármelo, al quitarme la ultima capa de ropa, deje al descubierto la vestimenta que llevaba, un leggin negro y una playera de manga corta oscura, me realice una coleta alta con el cabello y finalmente salí del cuarto de ducha, me puse unas zapatillas deportivas y estaba lista para volver a salir –listo... vamos- extendí entonces la mano izquierda para tomar la diestra de mi dulce acompañante, encaminándolo a mi lado, no sin antes tomar la cartera.
 
Las aguas termales se encontraban fuera del distrito de Gion y eso era estupendo, por que Kyoto no se trata solo de ese lugar, ahora mismo nos dirigíamos al norte, al Kurama Onsen, tomamos el clásico tren en la estación del lugar y como la rutina de los últimos días, cedí el asiento de la ventana a Shinn para que no sintiera tan pesado el trayecto distrayéndose con el paisaje pintoresco que solo este país puede ofrecer –oye Shinn ¿sabes que hacer antes de meterte a las termales?- fue entonces que me di cuenta de algunos detalles que prendieron mi curiosidad –como dijiste, es posible que no podamos estar juntos, por ende no podré guiarte y esos lugares tienen reglas que seguir- medite unos momentos pues en realidad yo no recordaba del todo las reglas del sitio –¡cierto!- hable sobresaltada un poco –cuéntame, ¿como sabias de las aguas termales y sobre estar desnudos ahí? me sorprende que sin saber que veníamos para acá, sepas de algo tan japonés- e infantilmente le pique las mejillas –dime, ¿como lo supiste?, dime- no pude parar una vez le pique por primera vez, seguí haciéndolo hasta que me contara lo que deseaba saber.
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Shinnosuke Takahashi el Lun Jul 20, 2015 3:50 pm

Para mi suerte Leona accedió a ir a las aguas termales, una vez allí me pararía a pensar en lo que me había comentado de conocer a mi padre, que seguía vivo, pero que no había hecho por buscarme nunca y solamente había querido verme una vez criado y sin haber tenido que gastar una sola moneda en mi… quizás me equivocaba, pero bien era cierto que si hubiera querido encontrarme lo habría hecho, por que quién de verdad quiere algo lo conseguía o esa era mi forma de ver la vida.

Para ir a las termales y una vez en el tren Leona me pregunto si sabía que hacer antes de meterme en las termales, lo cierto es que no tenía ni la mas remota idea, había leído sobre ellas, donde estaban y que eran, pero no había leído nada de que hubiera que hacer algo antes de entrar, tampoco me había imaginado nunca a mi mismo en Japón metiéndome en ellas.

-La verdad es que no-dije mirándola con curiosidad-¿Hay algún tipo de regla, norma o protocolo especial antes de meterse?

Lo cierto es que sabiendo como eran los japoneses para algunas cosas no me extrañaba y no es que no me gustase su cultura, todo lo contrario, además yo era japones y por eso había decidido investigar, pero actualmente tenia una mentalidad mas occidental que oriental por lo cual me costaba mucho entender algunas cosas de los japoneses, o mas que entender, lo que me pasaba es que las veía un poco extrañas.

Luego fue cuando Leona me pregunto acerca de cómo sabía lo de las aguas termales, fue ahí cuando le tenia que decir que yo también había tenido curiosidad sobre el país en el que había nacido, o al menos habían nacido mis padres.

-Tenía curiosidad sobre mis raíces y a veces en casa buscaba en Internet cosas sobre Japón-le reconocí-no es que fuese buscando directamente lo de las aguas termales, simplemente me encontré con esa información en un blog de un tipo que se dedica a viajar por el mundo.-dije sin darle mas importancia.

El viaje transcurrió entre conversaciones menos importantes, lo cierto es que me lo pasaba bastante bien con Leona cuando hablábamos de cosas intrascendentes y divertidas, pero lo cierto es que no sabía cuando iba a tener mi momento para declararle a ella lo que sería, pero tarde o temprano se lo tenía que soltar… ¿Quizás a la vuelta? ¿O acaso tendría una ocasión antes?

Cuando llegamos a donde las aguas termales se notaban una sensación de tranquilidad, lo cierto es que no me esperaba menos de un lugar así, como supuse tendríamos que separarnos, suspiré con algo de pesadez por que no me apetecía separarme de ella, pero eran las normas.

-¿Nos vemos aquí en cuarenta y cinco minutos o una hora?-pregunté mirando a Leona ladeando la cabeza, ya que estábamos ahí habría que aprovecharlo.

Una vez entramos pude ver que había una ducha y en un cartel ponía en Japones y en Ingles las reglas del lugar, por que a pesar de que Leona me había hablado de ellas, quería mirarlas por si acaso, observe las de Ingles que era las que mejor entendía, ya que el japones no lo dominaba del todo.

REGLAS DEL RECINTO:

-Hombres y Mujeres separados.

-Ir desnudos completamente

-Ducharse antes de entrar en el Oruro

-Pelo recogido

-Prohibidos los tatuajes grandes, en caso de ser pequeños taparlos.

-Obligatorio llevar Toalla de mano para secarse la cara. Dejarla en un lugar seco.

-No molestar al resto de personas.

Coincidían con lo que me había dicho Leona respecto a las reglas del los baños termales.

Me duche, me desnude, me cogí mi toalla de mano y me dirigí al Ofuro, me coloqué en la zona mas alejada del resto y suspiré con algo de resignación, seria el momento ideal para confesarle a Leona lo que sentía por ella, pero era imposible por que ella estaba en la zona de las mujeres y a no ser que me colase allí no había manera.

-Aisss-suspiré pesadamente-tendré que confesárselo en el hotel, pero de hoy no puede pasar…-dije decidido.



avatar
Shinnosuke Takahashi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 357

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Jue Jul 23, 2015 3:44 am

Seguí picándole las mejillas hasta que me contestara y confesara sobre su curiosidad por su cultura y raíces aunque la respuesta no fue la deseada pues me resultaba algo raro y hasta molesto el ver como buscaba algo que en realidad no necesitaba, si, era cierto que sus padres eran japoneses pero había nacido en Francia por lo que por nacimiento era francés, un occidental hecho y derecho, como yo, por muy sangre japonesa, china e inglesa, nací en Norteamérica y por ello era norteamericana por completo, pero eso era lo que yo creía y era claro que no todos los humanos pensamos, sentimos o queremos cosas iguales, con el tren andando, seguimos hablando de algunas cuantas cosas, le platique de las normas de las termales, de tener que quitarse los zapatos cuando entráramos al establecimiento, de no estar tanto tiempo en el agua, de las termales al aire libre y así, llegamos a la estación.
 
Caminamos por un rato por el sendero lleno de árboles y arbustos completamente verdes, el ambiente se sentía completamente caliente y sofocante gracias al vapor que desprendían los llamados Onsen, subimos los escalones de piedra y finalmente llegamos al sitio que también resultaba ser un hotel tradicional, pagamos por el uso de las termales del interior y exterior, caminamos a la entrada del mismo y fue entonces que teníamos que separarnos -45 minutos estará bien- respondí -no olvides lo de las reglas y de no permanecer por mucho tiempo en el agua caliente- pedí acariciando su mejilla y viéndolo marchar por aquella entrada para segundos después entrar a la zona para mujeres, el vestidor no era la gran cosa, paredes pintadas de amarillo claro, cestos para poner la ropa y artículos personales, me desnude de inmediato llevándome solo una toalla grande y pase a la zona de duchas, curiosas duchas he de decir, pero bien abastecidas solo que gracias a la longitud de mi cabello use todo el shampoo disponible, continúe con el lavar cada parte de mi cuerpo y entonces al ofuro... para mi suerte no había nadie mas y digo suerte por que seria malo que me descubrieran en lo que quería hacer, apenas puse un pie ahí inspeccione el sitio notando de inmediato como los ofuros de hombres y mujeres estaban separados solo por una pared de unos dos metros y bueno... realmente no quería separarme de Shinn, no obstante se lograban escuchar algunos murmullos provenir del otro lado lo que me indicaba que el rubio no estaría solo –vaya cosa- murmure fastidiada sin embargo, hacer locuras era fácil para mi.
 
Aun con la toalla rodeando mi figura y sin miradas curiosas di un pequeño salto que logro desprenderme de la toalla cayendo esta en el agua hirviendo “rayos” pensé ya separada del suelo y mirando como se hundía el pedazo de tela sin embargo no detuve mi faena sino que impulsándome con los brazos que ganaron mas fuerza debido al box, termine por tener medio cuerpo sobre la barda teniendo así perfecta vista al interior de la zona para hombres, hombres que por cierto aun no notaban mi presencia, busque a mi pequeño chico que ya se encontraba descansando pero ¿era mi imaginación o se veía cabizbajo? supongo que estará pensando en lo de su padre, respire hondo y en claro francés no dude en gritar -¡Shinn ve al área de las termales de afuera!- al acto la mirada de varios se posaron en la mitad de mi persona y sobretodo en los pechos que desnudos estaban a la vista solo que yo ni prestaba real atención a las miradas de aquellos, solo me importaba que el me viera, cuando nuestras miradas se cruzaron baje al área para mujeres, complacida por lo recién hecho, di media vuelta con la intención de tomar la toalla caída y ¡vaya sorpresa!, un par de mujeres ya mayores me veían realmente escandalizadas, con mi actitud habitual les sonreí cínicamente, tome la toalla, al enrolle a mi cuerpo y fui al llamado “Rotenburo” que se encontraba conectado con el ofuro solo que como era de imaginarse la separación entre sexos era obligatoria ahí también no obstante ese montón de piedras no me detendrían y como si se tratara de un paseo escale las mismas hasta llegar a las aguas de afuera de la zona de hombres que se encontraba rodeada de árboles verdes, la vista del monte y de uno que otro árbol de cerezo en pleno florecimiento, sin pudor alguno me quite la toalla por que en esencia eso se debía de hacer pero tampoco pensaba en estar a plena vista de un puberto como Shinnosuke, así que tras dejar al alcance de mi mano la toalla aun mojada me senté en el lugar mas alejado del interior, encogí mis pies hacia los pechos y con esa posición, la vista a “puntos claves” era obstruida, lamentablemente y gracias a que se supone que ese era el objetivo, me sentía completamente expuesta a que se vieran algunas cicatrices permanentes que poseo.
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Shinnosuke Takahashi el Dom Jul 26, 2015 1:16 pm

Las aguas termales podían llegar a ser bastante aburridas, aunque si relajante y me hacían que me despejase y pudiera pensar con claridad, lo malo era que a pesar de eso yo no sabía si realmente iba a tener valor a hacer lo que llevaba tanto tiempo hacer y el temor no era realmente decírselo en si, por que solo consistía en tomar aire y decirle lo que sentía por ella, realmente lo que temía era un rechazo y que nuestra relación se hiciese mas distante o que incluso prefiriese que me marchase de casa y no podría negarme, pues era su casa y ella generosamente decidió acogerme.

Cuando estaba notando mi cuerpo demasiado recalentado por el agua caliente, fue cuando escuché una voz, la de Leona, en principio pensé que debían ser cosas mías, pero cuando el murmullo se hizo presente ahí abrí los ojos y pude ver medio cuerpo de Leona asomándose y diciendo que fuera a la parte exterior de las aguas termales, pude ver que también tenia su pecho desnudo, y me sonroje notablemente ya que era la primera vez que veía sus pechos.

No tarde en ir corriendo donde me dijo tras atar la toalla que llevaba conmigo a la cintura y en apenas unos segundos llegue a la parte exterior de las aguas termales, obviamente a la sección masculina, lo que me encontré cuando llegue, un poco alejada y cubierta por unos árboles estaba Leona, desnuda completamente, pero cubriéndose para que no viera las partes mas intimas de su cuerpo, yo por mi parte me metí en el agua con cuidado de no mojar la toalla y una vez el agua cubrió mis partes mas intimas a parte la toalla dejándola en la orilla.

Me acerqué donde estaba ella despacio y sonrojado, desconocía la intención de Leona de llamarme a aquella zona, parecía como si supiese lo que yo sentía por ella y que yo quería decírselo, pero me había asegurado en no decir nada fuera de lugar que me delatase cuando ella estuviese delante, por que lo mejor era confesarlo con sinceridad y luego esperar la respuesta de ella.

-L-Leona… -me sonrojé muchísimo al verla tan “destapada”-¿Por qué me has llamado aquí?

Quizás era por que ella me había visto desnudo una vez y ella al ser tan de igualdad entre nosotros ahora quería que yo la viera a ella, pero no estaba seguro, quizás esos eran pensamientos míos, quizás era verdad que la medicación que estaba tomando estaba haciendo efecto en mi, por que hacia un año escaso apenas pensaba en esas cosas, a no ser que viese demasiado explicito en la tele o Internet.

Ahora era el momento perfecto para hacerle saber lo que sentía por ella, aunque no lo soltaría de golpe, pues también quería saber por que me había hecho ir a aquella zona.

-Leona… yo también t-tengo algo que decirte-dije mirándola a los ojos, tratando e mostrar seguridad en lo que decía.
avatar
Shinnosuke Takahashi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 357

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Miér Jul 29, 2015 6:44 am

El vapor que desprendía el baño era sofocante pese a que me encontrara en la parte exterior de los baños y el malestar solo era atenuado por repentinos vientos aun fríos debido a la salida del invierno, desvié la mirada al cielo azul mientras escuchaba el chapoteo del agua que solo indicaba que alguien venia, ¿Shinn se estaría ya acercando? no regrese la mirada pues si era el menor este tenia que deshacerse de la toalla y bueno... tener otra escena como el de la mañana era mucho pero si era otra persona, esta no tardaría en reñir mi presencia en el ese sitio, espere y dado a la falta de gritos supe a ciencia cierta quien era mi acompañante, di tiempo a que el chico empezara a hablar y al hacerlo baje la vista del cielo hacia el joven, como era lógico, parecía muy confundido por mis acciones ¿como culparlo? –es raro ¿verdad? jejeje, bueno, básicamente por dos razones, la primera, por que no quería que estuvieras solo, tenia pensado el estar contigo todo el día pero escogiste este sitio y bueno... esto fue lo que se me ocurrió, jejeje, lastimosamente un par de mujeres mayores lograron verme el trasero mientras estaba trepada en la pared- reí divertiday la segunda razón, quería hablar contigo- pare de sonreír y desvié la mirada a mis pies “Leona...” mi nombre dicho con aquel nerviosismo me obligo a, de nueva cuenta, mirar a aquel chico que me sostenía la mirada la vista –espera, me gustaría decirte esto antes- sonreí y señale el árbol de cerezos que se veía –esos árboles, tan bonitos como lo ves, sus flores duran cerca de una semana, mañana iremos a verlos mas de cerca pero lo que quiero decir es que, esas flores, simbolizan para los japoneses lo corta que es la vida- baje el brazo pero sin apartar la vista del árbol, estaba a punto de hacer lo impensable, de algo que significaba un gran paso para mi.
 
-Yo aprendí que la vida es corta de forma muy dura, el suicidio de mamá, la muerte cerebral de papá, el rechazo de mi familia, el asesinato del hombre que mas ame y después, mire como la vida de muchas personas mas esfumaban, incluso, mi propia vida se vio en peligro... observa esta cicatriz- pose la mano derecha sobre el hombro derecho justa abajo de aquella marca redondeada y apenas sobresaliente –esta es solo uno de muchos recordatorios de que mi vida puede terminar en un abrir y cerrar de ojos lo quiera o no... es por ello que he vivido como he querido, he hecho todo lo que he querido y he dicho todo lo que tenia que decir, Shinnosuke, esto es algo que, antes de ti, solo a dos personas sabían y una de ellas ya ha muerto, preguntar por mi pasado es casi una sentencia de muerte y yo hablar de eso es algo impensable para mi, al menos estando sobria pero, siento preocupación de algo que respecta a ti, fui recibida y salvada por una pandilla, niños de la calle... ¿recuerdas a Luke, el chico de cabello rosa y al chico de piel blanca de mi fiesta de cumpleaños? ellos son parte de esa pandilla y por ende, mi familia y cuando estuve con ellos, tenia miedo, mucho miedo de que un día se cansaran de mi y me dejaran sola, a la deriva, por ello, siempre hacia todo a mi alcance para complacerlos, para ser alguien indispensable, me portaba bien, no contradecía a nadie, ayudaba, no creaba problemas y no pedía nada... ¿te suena ese comportamiento?- estire el brazo izquierdo para colocar la mano de ese brazo sobre los ojos del menor, tapándolos mientras cambiaba de posición a una mas cercana a el aunque al hacerlo quedara a completa vista mi cuerpo –he notado que haces lo mismo que yo hice en aquel tiempo y por ello te llegas a comportar de esa forma tan complaciente conmigo, Shinn, no quiero ni deseo que te comportes así por mi- y destape sus ojos, necesitaba que mirara cual seria era en esos momentos, que entendiera que si le contaba esos hechos era para que entendiera cual dura es la vida y cuales son los alcances de la misma, para que su forma de vivir sea la que el quiere –tu tienes que hacer lo que quieras, si quieres pelear, hazlo, si quieres saltar de un paracaídas, atrévete, si quieres bailar, si quieres decir, saltar, llorar o dormir, hazlo, hazlo sin miedo, por que yo me encargare de sacarte de los líos que eso te acaree, por que yo, cuando te invite a vivir conmigo, te acepte tal cual eres, con defectos y virtudes- aun con la seriedad del momento mis ojos, húmedos por el llanto contenido al hablar de mis padres, miraban con ternura al rubio, no tarde en acercar la cabeza hacia la de Shinn, depositando un suave beso en su frente para luego dejar mi frente pegada a la suya haciendo con ello que nuestras miradas se encontraran directamente –una vez me dijeron que lo que debía de haber en mi rostro al final de mi vida ha de ser una sonrisa en lugar del pensamiento “hubiera hecho eso”, esas palabras te las digo a ti, no quiero que en muchos años, cuando recuerdes tu juventud pienses “debí haber hecho eso aunque Leona se enojara conmigo” el que llegues a pensar algo así será un gran peso para mi, tampoco quiero que por intentar no crearme problemas o para que yo no te corra de casa, tu te prives de las cosas que realmente quieres hacer- aleje la frente de la ajena y me dirigí al oído –Haz lo que quieras, por que tu eres alguien sumamente especial, no tengas miedo, por que no importa que hagas, tu nunca me perderás ni mucho menos te odiare o te abandonare, por ello, te lo pregunto otra vez ¿realmente no quieres ver a tu padre?, ¿No quieres que te hable sobre tus raíces?, ¿No quieres encararlo y hacerle preguntas? olvídate de mi por esos momentos y sacia tu curiosidad, saca tu enojo y odio contra el, abrázalo si quieres, no importa, la vida es corta y no puedes reprimirte de hacer lo que quieres y deseas solo por otras personas- y finalmente aleje el cuerpo, regresando a la posición en la que Shinn me encontró al llegar.
 
Quede ahí tras mi largo monologo, posiblemente me excedí para decirle un simple “Haz lo que quieras, que yo no me enojare” pero había llegado el momento de revelarle algo mas de mi, no todo debía de ser perfecto en la familia que conformábamos y así como sabia todo o casi todo de el, quería que el también me conociera de esa forma, quedaba un largo camino para que eso pasara pero por algo se inicia, además esperaba que me comprendiera un poco mejor, que comprendiera que si salía por las noches a fiestas, que si tomaba hasta caer dormida o si invitaba a Misaki a la casa era por que no podía dejar de lado las palabras de mi madre antes de que se suicidara “al final de tu vida, sin remordimientos ni quejas o temor, haz de sonreír, que tu vida sea como tu deseaste vivirla”, a final de cuentas, haber contado todo eso era parte de mi deseo por vivir la vida como quisiera, el viaje a Japón, el meterme a la zona para hombres de este baño termal, vivir sin miedo y sin arrepentimiento, así es como vivo y así es como quiero que Shinnosuke viva –eso es todo lo que tengo que decirte, puedes tomar las decisiones que querías y hacer lo que gustes, yo sabre ponerte limites... ahora, te escucho- murmuré poniendo atención a las reacciones del chico.
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Shinnosuke Takahashi el Vie Jul 31, 2015 5:02 pm

Cuando llegué donde Leona y ella me habló, me quede parado no supe que hacer y mucho menos cuando se acerco a mi, beso mi frente y después dejo durante un rato su frente pegada a la mía, pero sabía que tenia razón la vida era corta y como bien decía yo tenia que seguir mi camino y hacer lo que quisiera hacer y era cierto que hasta ahora me había mostrado complaciente con Leona por miedo a perderla o por decepcionarla, pues sabía que ver su rostro de decepción por mi culpa sería algo que me haría sentir terriblemente mal, pero sus palabras también me hicieron ver, que no tenía por que tener miedo de perderla, pues como había dicho me había acogido en su casa con mis defectos y virtudes.

Fue luego cuando me hablo al oído y mis pulsaciones se aceleraron, tanto que creía que me iba a desmayar, sentir el aliento de ella en mi oído en un momento me tensó, pero después me sentí calmado, pues la notaba cerca y sabía que pasara lo que pasara todo estaría bien por que estaba con ella.

Ante la pregunta de si quería conocer a mi padre y me hablara de mis maíces y demás, asentí, pero no, aquel hombre para mi nunca seria mi padre, pues nunca se gano el titulo, pues hasta donde había logrado saber no se había preocupado por mí y me había tenido que ver en mas de una ocasión durmiendo solo en la calle a merced de que algunas personas hubieran podido hacerme cosas horribles, pero por suerte me tope con Leona y ahora era feliz.

-Lo cierto es que si quiero hacerle un par de preguntas a ese hombre-asentí con la cabeza-pero no creo que nunca pueda considerarle mi padre, nunca estuvo a mi lado, nunca llego hasta mis oídos que alguien estaba buscando a su hijo de origen japonés, por lo cual sabía que ese hombre no me había buscado-me encogí de hombros y luego le sonreí-si a alguien le debo mi felicidad es a ti-sonreí-y no lo estoy diciendo por complacerte.-aclaré.

Ahora era el momento, tenía que confesar lo que sentía por ella, cuando lo recordó un rubor rojizo decoro mis mejillas nuevamente, no era capaz de creerme lo que iba a hacer, pero antes de empezar a hablar sabia que iba a hacerlo y quedaría a merced de la reacción de Leona.

-Leona, quizás no sea el mejor de los momentos, pero no puedo callármelo más, sé que a lo mejor no es lo correcto, ni lo ético, pero se que si me lo calló, puede que pierda una oportunidad de ser feliz y no quiero-clave mis ojos en los de ella-has estado con varias personas coqueteando, lo sé y no te lo reprocho-negué con la cabeza-pero es justo que sepas, que yo siempre he sentido celos de esas personas con las que te besabas o simplemente tenias momentos íntimos-tragué saliva-pero debes saber que yo…. ¡Te amo! Es decir… no te puedo pedir que no estés con otras personas, pero si es posible, yo también querría compartir contigo lo que tu compartes con ellos… y si es posible, en algún momento, ser tuyo, y que seas únicamente mía y quién sabe… ¡Estoy enamorado de ti, Leona!-confesé finalmente.

Mis mejillas seguían sonrojado y unas lágrimas salían de mis ojos, pues le había confesado mis sentimientos a la mujer que amaba y quizás eso la asustaba y hacia que estuviese distante conmigo un tiempo, pero también estaba feliz por que ella ya lo sabía y además, ella me había pedido de algún modo que hiciese lo que quisiera hacer y realmente deseaba confesarle mis sentimientos y ya estaba hecho. Además tenía la tranquilidad de saber que no me abandonaría, por que ella me lo había dicho, y creía en su palabra fielmente.

-Eso quería decirte...-dije con la cabeza agachada, fija en el agua.
avatar
Shinnosuke Takahashi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 357

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Sáb Ago 01, 2015 4:43 am

Me aliviaba saber que Shinn tenia cosas que hablar con su padre pues consideraba que era bueno para el poder decir lo que sentía a aquel hombre, que como bien dijo, nunca le busco –bueno, nunca dije que le consideres un padre- complemente lo dicho por el rubiales en tono bajo de voz y después eché a reír por su aclaración sobre no decir cosas por complacerme –aun eres joven, en tu vida encontraras a varias personas que te harán feliz- respondí de forma seria pero con una sonrisa clavada en los labios, era lindo que me dijera cosas como esa pero en esta vida nada se sabe, en un futuro podría encontrar a alguien que le hiciera mucho mas feliz que yo, con eso en mente desvíe el rostro hacia la derecha en busca de la toalla, estirando el brazo del mismo lado para lograr alcanzarla y así poder cubrirme y moverme con mayor libertad, roce con los dedos la tela pesada y húmeda cuando las siguientes palabras del jovencito detuvieron en automático mis movimientos, obligándome de paso a regresar la vista en el -¿eh?- alcance a murmurar sorprendida cuando, nuestros ojos se cruzaron de nueva cuenta.
 
Aun cuando el ambiente era sofocante mi sangre se heló cuando Shinn dejo en claro que sabia sobre mis andadas y coqueteos con los chicos y si bien, por respeto al menor, no permitía ser vista en aquellas situaciones o siquiera dejar que cualquiera entrara al hogar, era claro que no fui tan precavida como me hubiera gustado y aunque dijera que no me reclamaba nada de eso, yo no me perdonaría el haber sido tan descuidada en ese aspecto y menos al saber que sabia todo, sobre los besos y... la intimidad, ¿fui tan obvia?, ¿me vio con Misaki?, aun cuando con Misaki no paso nada, no al menos en el departamento, eso no quitaba el hecho de que si me mostré mas... enamorada y dispuesta a hacer algo mas que beber, pero lo que nunca me perdonaría será el haber creado en Shinn celos... ¿celos?.... esperen un momento, no me digan que... el se confeso y mis dudas se aclararon.
 
Así como se heló mi sangre y mis movimientos se detuvieron, mi corazón, por segundos, se paralizo, las palabras del pequeño, no, mejor dicho del joven, me causaban cierta molestia, no por que se me confesara, sino por que quería lo mismo que he tenido con otras personas y eso no era algo bueno, el simplemente no sabia lo que esas otras personas significaban para mi, algo a lo que el nunca podría aspirar –¡levanta tu cabeza!- dije firmemente tras comprender y asimilar la situación -¡no agaches la cabeza por lo que has dicho- ordene, suavizando después las facciones en mi rostro apresurándome a abrazarlo, sintiendo su piel, el calor en su cuerpo, su respiración y su palpitar alocado –será imposible compartir contigo lo que comparto con todos aquellos.... por que con ellos solo hay algo físico y a ti no te rebajaría a ser solo algo para darme placer, ¿no lo has notado? contigo hay algo mas profundo... sin embargo, Shinn- y justo en ese momento, entraron al baño un cuarteto de señores mayores que como era de suponerse, empezaron a reclamar enojados mi presencia en ese sitio, si por mi fuera los mandaba a volar pero darle una respuesta al chico con semejante ruido era una falta de respeto –me adelantare a salir... tu cuerpo esta muy caliente, no te quedes mucho tiempo- y tras esas palabras me aleje de el evitando en la medida de lo posible el ser vista por completo, alcanzando finalmente la toalla, me envolví con ella el cuerpo y me fui del lugar justo por donde había pasado.
 
Las cosas se me fueron de las manos, estaba tan acostumbrada a pensar de forma egoísta que no note los sentimientos de Shinnosuke, ya ni tenia antojo de estar en las termales por lo que salí del sitio entre las asombradas miradas de las mujeres que entraron mientras yo me encontraba del otro lado, me vestí rápidamente y me fui a la zona de descanso, ahí se encontraba una maquina expendedora de bebidas, compre un té verde frío y me senté en un banco de madera dispuesto en el sitio, recordé las expresiones del rubio, sus palabras, ¿que le podría responder?, ¿que podía hacer?, empecé a golpear leve y repetidamente la nuca con la pared de madera, acción producto de mi propia frustración de no saber que hacer, por que aunque fuera segura de mi misma y aunque no lo hiciera notar, me frustraba muy fácilmente ante situaciones que no estaban en mi poder –eres una verdadera tarada Leona- me recrimine mirando al techo del sitio –ser así de descuidada con el chico que mas quieres...- deje de golpearme la cabeza para beber un poco, esperando la llegada del joven para poder continuar lo que deje a medias pero sinceramente, ¿como podía responderle si hasta para mi esto era mucho?, ¿lastimarlo?, ¿aceptarlo?, ¿como hacer algo si yo misma seguía atrapada con la imagen del castaño que tanto amaba?. 
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Shinnosuke Takahashi el Miér Ago 05, 2015 4:03 pm

Las expresiones en el rostro de Leona dejaron a las claras que declararle mis sentimientos y decirle que la amaba la habían sorprendido de sobremanera, aunque, realmente no era para menos, no todos los días se te declara alguien desnudo junto a ti, eso hacia la situación mas compleja e incomoda y mas si ese chico, es alguien así como tu hermano.

Tenía la cabeza gacha, ella me pidió que levantara la cabeza y así hice, tenía que enfrentar el momento como un hombre e iba a hacerlo, pero sabía que no iba a ser fácil.

Entonces Leona me abrazo, estando ambos desnudos no me lo esperaba, pero yo simplemente me deje abrazar, cerrando los ojos y me sentí feliz con sus palabras, aunque no sabia si eso era que me aceptaba o me rechazaba, aunque supe enseguida que eso no era una respuesta a lo que le dije, si no un hecho.

Fue cuando me iba a responder cuando entraron unos hombres que se enfadaron y prácticamente provocaron que Leona tuviese que marcharse de allí.

Proteste por lo bajo cuando se marcho, pero hice caso a sus ultimas palabras, mi cuerpo estaba muy caliente dijo, pero no solo era por las aguas termales, toda la situación en si, me había puesto tenso, salí de las termales y me fui a los vestuarios y me vestí sin siquiera secarme el pelo y fui a la zona de descanso.

Allí la encontré sentada en un banco de madera bebiendo algo, cuando llegue junto a ella trague saliva y me senté a su lado, sonrojado.

-Hola...-dije en voz baja y luego me atreví a mirarla a la cara-siento lo que ha pasado ahí dentro, pero tenía que decírtelo-suspiré-entiendo que quizás no sientas lo mismo por mi que yo por ti... Pero al menos ya sabes lo que siento por ti y eso es importante, al menos para mí, y era algo que tenia que hacer, tu misma me has dicho que haga lo que tenga que hacer y eso he hecho-concluí.

Ahora estaba nervioso esperando su respuesta moviendo las piernas, mirándola de reojo y luego mirando hacia otros lugares, era duro declararse y esperar respuesta, sobre todo si no tenia ni idea de que podía pasar.

Si me rechazaba seguramente me lo tomaría con resignación e intentaría hacer que mis sentimientos hacia ella cambiaran, aunque yo sabía que los sentimientos no se podían cambiar… pero si ella me rechazaba… ¿Qué otra cosa podía hacer? ¿Sufrir cada día?

Por otro lado si me aceptaba, sería el chico mas feliz del mundo y intentaría hacerla feliz a ella, no siendo tan complaciente, por que ella me había recomendado que tomara mis decisiones, y eso lo iba a hacer pero… ¿Y si una de mis decisiones era tratarla como una reina?

Pero la situación todavía estaba en un momento tenso, pues ella no me había dicho ni si, ni no, y estaba esperando que ella hablara, pues no sabía que mas decirle, solo me quedaba esperar.
avatar
Shinnosuke Takahashi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 201
Monedas Monedas : 357

Volver arriba Ir abajo

Re: Una pequeña escapada nunca es mala~ (Privado con Shinnosuke Takahasi)

Mensaje por Veleyka Leona Vicenty el Dom Ago 09, 2015 5:35 pm

En la mente aun revoloteaba todo lo ocurrido mezclándose continuamente con momentos vividos al lado de Misaki, podía sentir los ojos llorosos, a punto de soltar lagrimas, de ira, frustración, recriminación, estaba tan confundida como pocas veces y para empeorar las cosas no había nadie que fuera mi pilar, mi escudo o mi guía, incline la cabeza y mentalmente empecé a contar hasta diez, acción que me enseñaron a hacer para calmarme, siendo a tiempo que funcionara pues cual destino escrito, acababa de pensar “diez” cuando la voz de Shinnosuke fue clara, me limite a levantar la cabeza y mirarle, sonriéndole con nerviosismo y duda pues no había notado el momento en que se sentara a mi lado, siguió con una explicación a sus acciones –y estoy orgullosa por que lo hicieras- no mentía, en verdad que mas que nada en este mundo, deseo que Shinnosuke viva plenamente, sin nada por lo que lamentarse –pero no lo sientas, es casi como decir que sientes el amarme- baje la mirada hacia el suelo, “ser honesta conmigo misma, no importa consecuencias” pensaba mientras hablaba, no era tan difícil responderle a final de cuentas –Shinn... permíteme ser honesta para corresponder a tu valentía- tome aire e inicie –estoy enamorada de un chico llamado Misaki Yata, supongo que le reconocerás por que es el único hombre que ha dormido en el departamento... y... para bien o para mal, puedo decir que le amo mucho, tanto como creí no poder amar sin embargo... lo nuestro... bueno... es complicado- cerré los ojos que aun húmedos, desprendieron una lagrima, totalmente contradictoria a la sonrisa aflorada en los labios de cualquier forma, por ese sentimiento es que... justo ahora, justo en estos momentos, no puedo darte una respuesta clara, por ello, te pido que me des tiempo de pensar- abrir los ojos y pose mi mano libre sobre una del menor siendo esta, la acción mas apropiada que mi confundida mente opto por hacer –antes de que acabe el año, te daré una respuesta, lo prometo- fue mi respuesta a su declaración.
 
Realmente no era muy valiente de mi parte pero tampoco es que en temas del corazón fuera impulsiva como siempre lo era, por ello es que pedía tiempo, tiempo para pensar y aclarar dudas y temores –pero Shinn... no quiero que me esperes, siendo que ya eres un joven, se... seria muy normal que haya chicas que llamen tu atención... puedes intentarlo... qui... quiero decir... no seria justo que solo pruebes sushi de atún si hay mas sushi del cual elegir- ¡espera un jodido momento! ¡¿En verdad use una metáfora tan estupida en estos momentos?!, de inmediato la vergüenza se apodero de cada fibra de mi cuerpo siendo un notable sonrojo en la cara el signo mas visible de cualquier otro que tuviera, eso y que abrí mis ojos mas de lo normal al darme realmente cuenta de la estupidez que acababa de decir –eh... ah... yo... yo no... Puedo creer que... haya dicho algo así- balbuceaba aun sonrojada, no obstante el sonido de mi estomago gruñendo me distrajo de todo haciendo que mirara hacia el mismo –oh... por eso es que pensaba en comida- me calme y sonreí, regresando la vista al rubio –Shinn...- me acerque a su frente de nueva cuenta, dejado ahí un nuevo beso –gracias por amarme, me haces la mujer mas feliz de la tierra- susurre solo para el, que entendiera que aun con todo lo confusa que estaba, el seguía siendo el chico que mas quería a tal grado que solo el podía hacerme tan feliz.
 
Separe mi mano de la suya y me puse de pie, el estomago seguía gruñendo y no era para menos, siendo la tarde, ya era la hora de comer –comamos algo en la aldea y después regresamos al hotel, mañana iremos a ver florecer los cerezos y para encontrar buen lugar tendré que despertarme temprano- comente estirándome para relajar los músculos y terminar de despejar la mente pues ahora mismo no encontraba una buena razón para seguir confundida, había tiempo para pensar en las cosas con calma, para meditarlas y elegir lo mejor, aun si Shinn se molestaba conmigo o se sentía ofendido por mi aparentemente repentino sosiego -vamos- al acto, estire mi mano al otro para que la tomara –que aunque no seamos pareja por ahora, puedo tratarte como si lo fueras- y me sonroje levemente.
avatar
Veleyka Leona Vicenty
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 761
Monedas Monedas : 3923

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.