Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Oh mon Dieu! Nous ne sommes pas frères! //Priv. Scarlett Rosenberg//

Ir abajo

Oh mon Dieu! Nous ne sommes pas frères! //Priv. Scarlett Rosenberg//

Mensaje por Dark Necrofear el Lun Mar 16, 2015 7:24 am

Ya era bastante tarde, la noche había caído y era el momento de ver una película en una sala exclusiva en un cine que se encontraba adentró de un centro comercial, aunque la función era única, el lugar donde iba a presentarla realmente no era la gran cosa puesto que era de fácil acceso para todo el mundo, pero la decisión ya estaba tomada y no faltaba mucho para que diera inicio.

Estaba sentado en la comodidad de su automóvil, conduciendo hacía su nuevo destino. Las luces artificiales alumbraban las calles, definitivamente era una vista agradable y más cuando su viaje era acompañado de buena música.

Al llegar al centro comercial paseo un rato por los locales instalados allí mismo, mucha ropa que apenas había salido para comercializarse para la gente común, él que tenía fácil acceso a todo aquello y aún más por el trabajo que poseía tenía prendas de diseñador, incluso obsequiadas de la mano de ellos mismos. Eso sólo hizo que se sonriera negando con la cabeza aquellos lugares y se retirara al cual era su destino. No estaba de más pasar de vez en cuando a visitar a algunos de ellos, pero en ese mismo instante no le apetecía, sabía que sería más tiempo de espera para la función sentado en esa sala pero eso no sería algo que le haría daño.

No paso por el área de golosinas, vendían media porquería empaquetada a las masas y conociéndose, probar bocado de eso mientras miraba la película haría que fijase su atención más en lo que estaba metiéndose a la boca. Además de que por estar ubicada en una sección V.I.P. no habría problema, puesto que ofrecen comida preparada y personal que lo lleva hasta tu asiento.Ya adentró se sentó en el lugar que le correspondía, no habían sino unas otras cuantas personas y el personal encargado aún no se encontraba, quizá vendrían en alguna pausa del filme para que todos los presentes tuvieran tiempo de decidir qué sería lo que querrían.

Luego de un rato de estar observando comerciales mundanos por fin dio inicio por lo cual todos habían pagado. La película era algo así como una nueva versión de "Viernes 13" y "Saw", teníamos a un "Jason" el cual se vestía con un traje blanco, bastante sofisticado, claro que el sujeto se veía mejor con la mascara que sin ella según su pequeña investigación. También incluían al chico el cual parecía ser el protagonista de la película, era un chico flacucho de cabello negro y ojos grises, parecía ser bastante agradable e inofensivo, realmente que tragedia se consideraría ser aquél personaje en esa película, quizá eso fue lo que convenció al actor de interpretarlo. No fue hasta más tarde del inicio del filme que observo como una persona había llegado tarde, tarde y resultaba ser la persona del asiento de enseguida.


Tsukiyama's outfit, without the sunglasses:
avatar
Dark Necrofear
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1755
Monedas Monedas : 85

Volver arriba Ir abajo

Re: Oh mon Dieu! Nous ne sommes pas frères! //Priv. Scarlett Rosenberg//

Mensaje por Rize Kamishiro el Jue Abr 09, 2015 6:23 am

Hace unos días atrás, la joven Alemana se encontraba leyendo las últimas noticias de la ciudad, le agradaba mantenerse informada de cualquier novedad de Sweet Valley, por el simple hecho de las exposiciones de arte que suelen realizar. Incluso, sobre las típicas ferias del libro que aun esperaba con ansias que mostraran las fechas de inicio. Sin embargo, al pasar a la siguiente hoja del periódico, se percató sobre el estreno de una película en el cine de la ciudad, aunque parecía que fuese cualquier película, no era así. Una de sus obras favoritas sería llevada a la pantalla grande, lo cual le emocionaba bastante y no solo era eso, las primeras funciones ya poseían fecha al igual que hora para las proyecciones.  

El día de la función llego y por ende asistiría, a pesar del trabajo en su tienda, término acudiendo al cine a las escasas últimas funciones. No le importaba que estuviese oscureciendo o algo por el estilo, ella disfrutaría la cinta, además los comentarios de los expertos entregaban luz verde que seguro sería todo un éxito de taquilla. Después de un tiempo de espera en el trasporte y otras circunstancias cotidianas, la pelivioláceo llegó justo a tiempo al lugar. Su primera impresión fue sorprenderse por la cantidad de personas que asisten a las últimas funciones, y por juzgar el número de individuos, la mayoría se trataba de jóvenes parejas que gustaban por ver películas románticas o de otro género. —Disculpa… — Gesticuló levemente al momento de dirigirse a unos jóvenes en la fila de venta de boletos.

Solo pedía información sobre la fila correcta ya que al parecer existía una caja exclusivamente para el estreno de otra película ajena, eso justificaba la razón de la cantidad de personas formadas, además el género de la cinta no era de su gusto. Después de veinte minutos aproximadamente, se dirigió a las salas y tras entregar el boleto solicitado, procedió a buscar la sala correspondiente. A pesar que las personas se dirigían al lugar correcto, por su parte se encontraba un poco perdida sobre la ubicación de la película. No obstante, ingreso a una sala y para su sorpresa ya había comenzado la función, pero se encontraba casi segura que era el lugar indicado.    

Al observar un asiento desocupado procuro llegar hasta el, aunque antes se disculpó con cada persona por la que pasaba entre la fila. ¡Lo sabía! Era su culpa tardar demasiado en buscar la sala correcta, pero no era su intención molestar a los presentes. Una vez que tomó asiento sus orbes carmesí se enfocaron en la pantalla, no comprendía la escena que miraba y por lógica no era la película correcta. Inmediatamente se levantaría para retirarse del lugar, pero ocurrió algo inesperado hasta vergonzoso para su persona. Justo cuando pensaba retirarse una escena desagradable en la pantalla sucedió, creando el típico alboroto momentáneo de gritos en la sala y como si fuesen las neuronas espejo en acción, la pelivioláceo los acompaño con un respingo.

Sin embargo, el asunto no termina ahí, otra persona de la misma fila pasaba con una pequeña bandeja el cual contenía sus palomitas al igual que su refresco. Pero por las acciones ajenas termino derramando todo el contenido en la persona del asiento de un lado. — ¡L-lo siento! — Exclamó la joven al chico dueño de la bandeja. Aunque al desviar sus ojos al otro joven, se quedó totalmente en silencio, no podía creer lo que había hecho, aquel joven termino todo empapado de refresco y que decir de las palomitas de mantequilla en sus piernas. Rosenberg se encontraba en graves problemas.  


Rize Kamishiro
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 757
Monedas Monedas : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Oh mon Dieu! Nous ne sommes pas frères! //Priv. Scarlett Rosenberg//

Mensaje por Dark Necrofear el Vie Mayo 08, 2015 9:50 pm

Estaba disfrutando de la función, realmente lo hacía. ¡Pero vaya la sorpresa! Ahora su expensivo atuendo se encontraba arruinado por gaseosa y palomitas, ¿Quién se había atrevido a llevar esa clase de alimentos a esa sala teniendo mejores cosas que comer? Bueno, ese no era el problema principal, el problema era quién iba a hacerse responsable de tal mediocridad. —Tsk— Se quejó y como acto reflejo ya se encontraba de pie, miró a ambas personas, claramente el que tenía la bandeja debía ser el culpable y fue al que se llevó consigo fuera de la vista de los espectadores para que las demás pudieran seguir con lo suyo. —Vaya error el que has cometido... ¿Estás seguro de que está es tu sala? Sabes que no deberías de estar aquí ¿Cierto?— El muchacho nervioso ante lo ocurrido realmente sí estaba consciente que se había colado, pero no contaba con que dos pelimorados arruinaran sus planes. —”¡No! No, disculpe es que me…”— Estaba a punto de decir que la culpa realmente la tenía la otra por hacerle perder el equilibrio, pero de cierta manera se sintió mal de entregarla al matadero, después de todo era una chica linda y no quería quedar mal por si se le presentaba la oportunidad.

—Será mejor que te dispongas a retirarte antes a irte, a menos de que quieras iniciar algo mayor—. Aunque Tsukiyama sabía pelear puesto tenía disciplina en cuanto a deportes de combate no era de las personas que estuvieran metiendo en problemas nada más porque sí, por supuesto que lo primero que haría sería llamar a los encargados para que le sacasen. —”No será necesario… Y disculpa.”— Parecía haberle costado esas palabras, claro que antes de retirarse le dedicó una sonrisa de confidencia a la chica que había comenzado con la discordia como si le debiera algo por “salvarla”.

Aún sin regresar a su asiento hizo una seña a la mujer para que se acercara a él —Parece que te viste envuelta en todo esto, es una pena que te haya arruinado la función—. Mencionó mientras se sacudía algunas de las palomitas que aún habían quedado pegadas por la soda. —Pero por otro lado él te ha dedicado una sonrisa bastante comprometedora, ¿Acaso acabo de arruinar la cita?— Decía jugando, pero claramente la estaba acusando. —Y si él venía contigo… Eso significa que tú tampoco deberías estar aquí, ¿No es así?— La miro de reojo, estaba calmado, cosa que hacía algo confusa la escena si no eras lo bastante listo. —¿Es a ti debo de cobrarte la tintorería?— Se rió un poco luego de aquello, como si realmente necesitara de ayuda monetaria de alguien.

Comenzó a caminar esperando que la otra le siguiera puesto debía de responderle aquello y sería de muy mala educación que luego de las molestias causadas no pudiera contestar simples e inofensivas preguntas. Al estar afuera de dicha sala ya no tenían el sonido de la película y así no molestarían a nadie, podría explayarse tranquilamente. —Estaba de broma, no le diré a nadie del descuido. De todos modos a comparación del chico de hace rato tú realmente parece que te has perdido….—¿Cómo siquiera alguien podría perderse en un cine? —¿Cuál es tu sala verdadera? Quizá y aún tengas tiempo y no sea a los dos a quienes se les haya arruinado la noche— Ahora parecía realmente estar actuando interesado aunque no lo estuviera, simplemente que al creerla inocente de su pequeño incidente ya no tenía sentido el veneno que planeaba soltar en contra de ella.
avatar
Dark Necrofear
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1755
Monedas Monedas : 85

Volver arriba Ir abajo

Re: Oh mon Dieu! Nous ne sommes pas frères! //Priv. Scarlett Rosenberg//

Mensaje por Rize Kamishiro el Lun Jun 01, 2015 9:43 am

« Trágame tierra, trágame tierra. » Palabras que pasaban con rapidez por su cabeza. « ¿Por qué a mí? » Sensación de vergüenza y a la vez por su nivel de torpeza con el joven de la bandeja. Incluso, veía próximo una pelea entre ambos chicos y todo por su descuido. — Y-yo… Fue mi c-culp.. — Deseaba entrar en la conversación de ambos para explicar lo sucedido y además de disculparse. Pero solo terminaba hablando entrecortado y sin olvidar un ademán de intermedio para tratar de calmar la situación. — Yo también procedo a retirarme con él y d-disculpa por lo sucedido. N-no fue mi intención. — Menciono como si las palabras del susodicho fuesen para ambos, tanto para ella como el chico de la bandeja.

No obstante, se detuvo antes de realizar cualquier acción y sin olvidar lo atónita que se mostró ante el cruce de miradas por parte del chico de la bandeja. Ahora pareciera que la esperaría en la salida para enviarla directamente al cementerio y sin ataúd de por medio. Pero algo que la extraño fue la señal del afectado y por ende, la joven Alemana sintió aquel sentimiento de inquietud. — ¿Y-yo? — Se señaló para sí, como si hubiese alguien más a su lado. Sin embargo, aun así procedió a dirigirse con el pelivioláceo y aprovechar para disculparse como es debido. — Pero yo fui la culpable del accidente.— Reiteró; No podía dejar que la culpa fuese cargada por el chico de la bandeja y juzgar por su mirada, no se fue muy contento de la sala.    

—¿U-una cita? N-no yo no venía con él, además me equivoque de sala. — Comenzó a reír un tanto nerviosa por las cuestiones ajenas. — ¿Tintorería? Claro, yo pagaré todo daño causado. — Ofrecería dinero si fuese necesario, no se perdonaría lo causado con facilidad. Pero el joven procedió a salir de la sala y por ende, Scarlett realizó lo mismo. No era la sala correcta y no deseaba quedarse a ver aquella película de terror. Una vez afuera y sin ruido alguno, escuchó atenta las palabras ajenas. — ¿En serio? P-pero al menos deseo disculparme correctamente, su traje ha quedado todo arruinado. — Señaló apenada a las prendas ajenas, Incluso el traje parecía de una marca mundialmente reconocida.

De un momento a otro, su semblante cambio por la cuestión presentada. ¡Lo había olvidado! Ella debía buscar la sala correcta, pero a juzgar por el tiempo trascurrido en la sala anterior, era casi seguro que su película ya fuese a la mitad de la proyección. — Según el boleto… es la sala diez… — Se dio permiso de inspeccionar de nueva cuenta el boleto adquirido. ¿Pero cómo fue que se equivocó de sala? Ella no lo sabe. — Lo dudo mucho, es mejor que venga otro día y vuelvo a disculparme por lo ocurrido. Ahora… yo….. me retiro, con su permiso. — Agregó afable ante el joven y por ende, intentaría regresar a la entrada. Pero antes debía rezar al cielo, procurando no perderse de nuevo.


Rize Kamishiro
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 757
Monedas Monedas : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Oh mon Dieu! Nous ne sommes pas frères! //Priv. Scarlett Rosenberg//

Mensaje por Dark Necrofear el Lun Jun 01, 2015 10:26 pm

Cada palabra que había salido por la boca de la chica era algo inocente, al parecer había dicho la verdad sin medir que era eso lo que le podría acarrear, también en pagar los daños al traje como si realmente pudiera. Aunque había que darle una oportunidad, después de todo el color de su cabello y peinado lo merecía. —He dicho que no debes preocuparte, es solamente un traje— « Mhm, un traje de miles de euros.» —Puedo conseguirme otro— “Por otros miles de euros” o eso diría alguien preocupado por tal motivo, lo que a Tsukiyama le había molestado no era que le hubieran arruinado su traje y mucho menos la película. Lo molesto era exactamente el acto tan insensato que habían cometido con él, lo había tomado como una falta total de respeto y aunque muchas veces hacía al idiota no era una buena idea hacer que se enfadara enserio.

La sala diez de las normales realmente no sólo no tenía nada que ver con la que se encontraban hace rato, sino que además estaba del lado contrario…. Aún se repetía mentalmente cómo era que alguien podría perderse en un cine, ser tan despistado y aparte añadirle un plus y causar un escándalo como el de ahora, definitivamente esa chica era un tipo de “problema” diferente a lo que acostumbraba y no sólo para los demás de manera no intencional o eso era lo que le hacía pensar. Sino que también para si misma, sobre todo para si misma. Ella se estaba despidiendo dando por hecho que todo había acabado y en realidad así era, no era algún conocido siquiera como para retenerla a pasar el tiempo, bueno, sí podría pero no después de todo esto. —Espera un momento— La siguió unos cuantos pasos para que no se fuera aún —Antes de que te vayas, mira, por allí es la sala que estabas buscando y generalmente es por allá que están las salas normales...— Dijo mientras señalaba con su dedo índice un lugar en específico, no podía evitar sentirse un poco tonto al decir algo que él consideraba tan obvio. Incluso uno de los trabajadores que iba pasando miro la escena y le indico mejor a la señorita de cabellos morados dónde quedaba, le daba risa que alguien se pudiera perder, incluso se atrevió a decir; “Qué bueno que está aquí tu hermano para cuidarte.”« ¡¿Su hermano, ha dicho?! » —...No somos hermanos— debía de aclararlo, aunque las características físicas concordaban no era algo que fuera a aceptar en alto.

Al ya haber ubicado a la señorita ya no quedaba más que la despedida que ya le había hecho con anterioridad, él por otro lado sólo movió su palma calculadas dos veces para decir adiós sin ninguna palabra de por medio. Ver su partida le recordó a sí mismo que tampoco iba a quedarse a terminar de ver la película con tales fachas, no sería para nada cómodo quedarse con esa ropa que se sentía toda pegajosa, necesitaba una ducha y un cambio de ropa, probablemente en su mansión estaría bien quedarse a que terminara la noche leyendo, no era como si todo se hubiera arruinado, simplemente había pasado algo que no había previsto en sus planes.

Los caminos de ambos ya se habían separado y mientras el joven modelo ya se dirigía al estacionamiento para irse a su respectivo destino, la señorita de cabellos púrpura se encontraba afuera peligrosamente sola, ¿Acaso no había recordado al sujeto de antes? Para Tsukiyama había sido completamente claro que probablemente si aquél no era nada de ella, quería algo, ese no era su problema, pero vaya que se iba a convertirlo cuando a lo lejos puede presenciar una escena que parecía todo menos algo normal que pasar por alto. Allí estaba el sujeto de antes arrinconando a la susodicha en un callejón del cine, podría decirse que se encontraban solos si no fuera que ahora tenían un espectador inesperado, probablemente el otro no lo había visualizado aún dado no quitaba sus manos de la cadera de la exuberante alta. —”No te hagas del rogar, yo te he salvado allí adentro”—. Esas eran algunas de las palabras que mencionaba el sujeto entre alguna que otra guarrada, era algo demasiado asqueroso de escuchar. Al parecer ahora el Gourmet iba a pasar de ser una “víctima” a un “héroe”, vaya cambio de papeles. Ni siquiera se acercó a la situación apresurado, no, iba caminando rápido pero sin verse desesperado, vaya que si se ponía a caminar lento quizá ya hasta violan a la pobre chica. —Pensé que ya me había encargado de ti, creí que había quedado claro que ya no quería ver tu rostro por estos lugares....— Dijo mientras posaba una de sus manos sobre el hombro ajeno, inmediatamente cuando el otro lo noto se molesto y reaccionó agresivamente, casi clava la navaja que tenía consigo en el cuerpo del modelo. ¡Qué venía preparado el chico! — ¡Oh-oh~!— Hizo aquel sonido de sorpresa pero en su rostro estaba claramente una sonrisa dibujada, parecía estar tranquilo al mismo tiempo que lo subestimaba completamente al que ahora se había convertido en su “contrincante”. —Eso pudo haber sido muy peligroso, ¿Sabes?— Aprovecho el arrebato del otro para tomarlo por la espalda deteniendo uno de sus brazos por detrás y el otro elevado lo apretó con fuerza hasta que soltara su arma. Al conseguir lo que quería lo alejó lo suficiente de él para darle una patada y hacer que éste cayera a un charco de lodo que había allí, finalmente sólo observó a la chica sin quitar la sonrisa que ya tenía desde el inicio.
avatar
Dark Necrofear
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1755
Monedas Monedas : 85

Volver arriba Ir abajo

Re: Oh mon Dieu! Nous ne sommes pas frères! //Priv. Scarlett Rosenberg//

Mensaje por Rize Kamishiro el Jue Jul 23, 2015 2:39 am

Un momento bastante incómodo para su persona, más que incomodo una escena que la llevaría directo hacia la tumba y ¡Claro! No se cansaría de pensar en ello. Pero a pesar del bochornoso accidente el joven se mostró amable ante ella. Una reacción bastante extraña para su persona, tal vez fue muy rápido para juzgar, pero se encontraba casi segura que el caballero inmediatamente tomaría represalias contra ella y para no alargar la historia, no continúo con su consecutiva lista de disculpas hacia él, sólo se mostró conforme con las palabras ajenas, dejando en segundo plano la necesidad de continuar con el tema.

Ahora sólo queda regresar a casa y volver en otra ocasión, la necesidad de ver la proyección ya no parecía sentirse de la misma manera. Decidida; regresa por el pasillo que dirige hacia la entrada del cine. Sin embargo, es detenida por el caballero y con un semblante de duda, escucha atenta.
— Ahora comprendo todo… Gracias nuevamente pero con la hora trascurrida será mejor que vuelva otro día y con gusto seguiré su indicación. — Realizó un rápido vistazo hacia la dirección del pasillo correcto y procuraría recordar todo el camino. Aun así le parecía un buen gesto de su parte, a pesar del daño a su traje se tomaba la molestia de indicarle el pasillo correcto, seguramente otra persona lanzaría una mirada de desprecio infinito o algo por el estilo.    

— ¡¿H-hermano?! ¡Claro que no! Eeehh… Si, si, lo que dijo él. — La intromisión de un encargado hizo que realizará un sinfín de ademanes para aclarar la relación entre ambos, al menos no había indicado que era su posible ¨Cita¨ ya que sería el colmo ante lo sucedido anteriormente. Por su parte se despide del joven después de que se aclaró el malentendido y en el trascurso de su camino, no pudo evitar sonrojarse al recordar su grandiosa hazaña con una simple bandeja. « Scarlett, olvida el accidente. » Pensó para sí después de salir del lugar y con sus orbes carmesí desviados dirección al suelo, continuó su camino intentando desvanecer su pequeña escena del crimen.

Un sutil movimiento con su cabeza siempre funcionaba para olvidar toda imagen no deseada, Sin embargo al no poner atención a su alrededor, sintió inmediatamente golpear su cuerpo con otro.  
— D-disculpa. —  Alzó la vista hacia el afectado, pero para su sorpresa se trataba de aquel individuo de la sala y a juzgar por su actitud, no poseía buenas intenciones. — No sé de qué habla y me está lastimando. — Expuso al sentir como sujetaba su muñeca diestra causándole temor inmediatamente, sus palabras se cargaban de burlas y amenazas. ¨¿Ahora donde se encuentra tu salvador?¨ De inmediato lo asimiló por el trato recibido a causa del pelivioláceo. — ¡Suéltame! — Exclamó al sentir el tirón hacia la pared del edificio.

El rostro ajeno se acercaba peligrosamente al suyo, incluso podía sentir como inhalaba su aroma, un hombre inmundo que deseaba nunca haber conocido y peor aún, fue sentir ambas manos en su cadera. Intentó liberarse del ajeno, pero con la gran diferencia de fuerzas el individuo la privaba de todo movimiento. Poseía miedo y mucho, pero aun así intentaba quitarlo de encima e ignorar toda palabra repugnante ante su persona. No obstante, un arma blanca hizo que se mantuviera en silencio, el sujeto amenazaba con usarla contra ella y para ponerla aprueba, la utilizo contra uno de los tirantes de su sencillo vestido, un simple movimiento para desgarrar la tela.

« ¿Qué sucede? » Una pregunta que golpe inmediatamente su cabeza, ahora aquel caballero del cine la ayudaba nuevamente. Pero aun perpleja se mantuvo recargada ante la pared y con suavidad descendía su cuerpo hacia el suelo, no observó en ningún instante la pelea, sólo deseaba quedarse sentada por un momento. No obstante, alzó la mirada y ahí estaba el joven sonriendo como si no hubiese pasado nada, incluso pareciera que disfruto de la pelea. — Gracias…— Era lo único que podía hacer en ese instante, agradecer es todo.


Rize Kamishiro
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 757
Monedas Monedas : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Oh mon Dieu! Nous ne sommes pas frères! //Priv. Scarlett Rosenberg//

Mensaje por Dark Necrofear el Lun Ago 03, 2015 11:13 am

La chica era un desastre en esos momentos y eso que él era el que tenía la mancha del accidente anterior, sí que era muy problemática aquella mujer, incluso al ver que uno de los tirantes ya no estaba en su lugar pudo darse cuenta que la situación no pintaba para un simple asalto, parece ser que había llegado muy a tiempo y eso que ni siquiera había corrido para rescatarla, claro que ella lo había visto así y su apariencia continuaba impecable, aún siquiera sin ser esa su intensión. —No hay de qué... —Le ofreció su mano para ayudarle a ponerse de pie de nuevo —Vamos, que no querrás quedarte allí como un ovillo en este lugar —« Claro que si deseas hacer eso en algún otro lado fuera de mi tutela no me importaría » Por lo menos ella estaba cooperando a que las cosas salieran bien y no se había puesto a llorar.

Había salvado la chica y se había asegurado de haber nockeado al sujeto, pero eso no podía acabar con un "Bueno, me voy a casa, mi auxilio aquí ya acabo" Por supuesto que no, como era de esperarse tendría que llamar a las autoridades, así que con total calma saco su celular; Algunas llamadas perdidas y unos cuantos mensajes relacionados con el trabajo. Eso debía ser molesto para alguien a quien no le gusta su carrera, para él solía ser un placer todo lo relacionado a ello, de ser lo contrarío lo dejaría ya que después de todo su vida entera estaba resuelta y sin necesidad de levantar un sólo dedo. —Necesitamos ayuda, aquí se ha cometido un intento de violación... —Explico a la señorita del otro lado de la línea, especificando la dirección del lugar en el que se encontraban para antes de dar terminada la llamada ell dijera que ya iba una patrulla al lugar y que no se movieran. Ahora irse no era una opción, tenía que quedarse, pero no sin antes realizar otra llamada, por supuesto igual de importante o al menos según él.

Fueron unos minutos los que pasaron para que en efecto no sólo llegará la patrulla, para pronto se veía a la prensa que venía con tal motivación para enterarse de lo que había sucedido. Claro, quizá los oficiales eso no les hiciera gracia porque así ellos tendrían que ser parte del espectáculo, muy probablemente la chica tampoco estaría muy agradecida con la noticia pero bueno, posiblemente estaba muy traumada para haberlo notado o incluso ni habría escuchado que el pelimorado fue el que trajo a los buitres dado que tuvo la delicadeza de alejarse un poco al realizar tal acto... Aunque sospechosamente se había quitado la chaqueta para cargarla en un brazo, además de que remango su camisa, dándole un aspecto más "badass", muy apropiado para la situación y además de que así podría ocultar la mancha poco estética que tenía en el saco.

"¿Qué paso? ¿Cómo? ¿Qué sentiste? ¡Tú eres un héroe! Salvaste a la chica. ¡Espera un momento! ¿No eres el famoso Gourmet? ¿El modelo?..." Y un sin fin de comentarios y preguntas por parte de la policía y la prensa, algunos dirigidos a la víctima y otros al joven que se había atrevido a entrar a escena. Por supuesto que tampoco pudo faltar que unos de los entrevistadores comentaran si eran hermanos o pareja, ya era la segunda vez en el día y en tiempo record, de alguna manera podía sentirse un poco ofendido ya que él profesaba amor verdadero a su tan añorado peliblanco, incluso unos pensamientos imaginado qué sería lo que él estaría haciendo causaron que el modelo suspirara y sólo dejara más dudas de si era verdad lo que estaba declarando de que no era pareja de la afectada.

La cosa no terminó aún cuando ya habían metido al inconsciente y único culpable al automóvil, fue necesario que la señorita fuera con ellos y por parte del Gourmet el se pudo desligar, era testigo, sí, pero era una persona reconocida y ya había dado testimonio. En realidad ya no pintaba demasiado por lo que dejaron que se retirara, igual si llegaba a ofrecerse alguna cosa le contactarían vía celular, en cambio a la chica también le dejo "un número" por mera cortesía, quizá podrían verse en algún otro momento menos "agresivo"
avatar
Dark Necrofear
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1755
Monedas Monedas : 85

Volver arriba Ir abajo

Re: Oh mon Dieu! Nous ne sommes pas frères! //Priv. Scarlett Rosenberg//

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.