Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Sebalter Frostängel el Dom Mar 15, 2015 5:03 pm

-"Bilbo Baggins was a hobbit who wanted to be left alone in quiet comfort. But the wizard Gandalf came along with a band of homeless dwarves. Soon Bilbo was drawn into their quest, facing evil orcs, savage wolves, giant spiders, and worse, unknown dangers. Finally, it was Bilbo, alone and unaided, who had to confront the great dragon Smaug, the terror of an entire countryside...."

El libro de elegante forro verde de por sí se prometía de fácil lectura, debido a su tamaño decididamente de menor volumen a comparación de otros libros que estaban a disposición, además de tratar de un género que le agrada guiándose igualmente por el título tachonado en el lomo, sin embargo, fue leer el resumen localizado en la contraportada lo que en verdad atrajo su atención e influyó a que se lo llevara consigo.

"Hobbits are little people, smaller than dwarfs. They love peace and quiet and good tilled earth. They dislike machines, but they are handy with tools." -Comienza a leer desde la primerísima página, una especie de introducción, que describe la raza a la que pertenece el protagonista, aunque si el curioso lector se parece más a otro de los mitológicos personajes mencionados en la historia, debido a su apariencia efébica enmarcada por largos cabellos dorados y profundos ojos tan azules como los mares del Norte, el modo en como alguna vez fué descrito por parte de su mejor amigo Loki.  -"They are nimble but don't like to hurry. They have sharp ears and eyes. They are inclined to be fat. They wear bright colors but seldom wear shoes. They like to laugh and eat, six meals a day, and drink" -musita de cierta forma entusiasmado sin darse cuenta de que está leyendo en voz alta, aunque el volumen no es tal de molestar a quien transite por ahí.

Nuestro elfo nórdico se encuentra en el patio de la escuela, sentado cómodamente en una de las bancas para poder continuar leyendo el libro que ha tomado prestado de la biblioteca del instituto. Predilectando estar en medio de tan maravilloso paisaje, sentado bajo la sombra de un frondoso árbol, con los rumores de los demás alumnos lejanos de donde él se encuentra, que leerlo en el aula, ya que en cierto modo se perdía la magia. Nada lo habría podido igualar.
avatar
Sebalter Frostängel



Mensajes Mensajes : 184
Monedas Monedas : 961

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Mar Mar 24, 2015 4:15 am

El día era espléndido. Aunque un poco ventoso, esto no lograba eclipsar las ganas de la albina de pasar un rato afuera, además de que las ráfagas de viento no eran tan molestas. Con los audífonos puestos tocando la música a un volumen alto, y un paquete de pastelillos en la mano, la joven caminaba por el patio, sonriendo abiertamente como era habitual en ella, cantando a sin pena alguna. Aún con su voz resonando, la canción Sugar se escuchaba a través de los audífonos. Por alguna razón, aquella canción la ponía de buen humor, y lo atribuyó a la melodía alegre que acompañaba la adorable letra.

Comenzaba a repetirla por décima vez cuando ocupó asiento junto a un joven de larga cabellera, sin dejar de mover la cabeza al ritmo de la melodía, susurrando alguna que otra estrofa de la letra. Dejó caer sin mucho cuidado su mochila a sus pies, recargándose en el respaldo de la banca, para alzar la mirada al cielo, sonriendo alegremente. Cruzó las piernas, calmándose un poco ante la ligera brisa que soplaba en ese momento. De su mano cayó el paquete de bocadillos, regresándola a la realidad, y antes de que tuviera la oportunidad de volver a reproducir la canción, una nueva comenzó a sonar. -And I'm feeling like a ghost, and it's what I hate the most, 'cause I'm giving up again... -dio un pequeño mordisco a uno de los pastelillos, sin dejar de mover la cabeza al rito de la nueva melodía que la tenía hipnotizada. -This time I might just disappear, momomomomoah -sin darse cuenta, comenzó a cantar un poco más alto, envuelta por la euforia que la canción le causaba por su pegajosa melodía.

Antes de poder darle una nueva mordida a su postre, sintió como unas pequeñas garritas se posaban en su cabeza y en su hombro, para al final, verse rodeada de aves. -Oh no... No otra vez -miró a su alrededor, observando como las aves se acercaban dudosas a la banca, hasta que finalmente, un par de gorriones se acurrucaron en sus piernas, trinando felizmente.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 766

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Sebalter Frostängel el Mar Mar 31, 2015 1:57 pm

-"They like parties and they like to give and receive presents. They inhabit a land they call The Shire, a place between the River Brandywine and the Far Downs"

Continua a leer lo que aún es el prólogo de la pequeña novela. ¿Porqué tanta tardanza? Se preguntarán... Todo apunta al ritmo en el que sus labios transcriben oralmente las palabras que sus orbes azules descifran, sin embargo, no es a causa de la confusión que pueda ocasionar el dominio de varios idiomas: aparte por supuesto del natal, que últimamente ya solo usa cuando saluda a sus familiares durante las largas llamadas telefónicas, el francés, que profundiza en conocimientos día a día desde que llegó a Sweet Valley y el inglés, que de un modo u otro sigue practicando con frecuencia, puesto que es una ciudad popular como destino de intercambios culturales. Y cabe notar, el libro que trae en manos es un cuento infantil de fácil lectura. ¿Entonces? El real motivo es...

-"The Hobbit is a story of these delightful creatures, a story complete in itself yet full of portent. For this is the book that tells of Bilbo Baggins, the far-wandering hobbit who discovered, some say stole, the One Ring of Power and brought it back to The Shire"

...Que se toma su tiempo en adentrarse en la historia, por ende, siempre ocupa minutos de más cuando descubre la trama a través de la introducción, sobretodo si es rico en detalles que le van ayudando a visualizar los personajes y el ambiente en el que se desarrolla. -"And so this is the absolutely necessary beginning to the great story of the War of the Rings which  J.R.R. Tolkien completes in his epic fantasy trilogy The Lord of the Rings" - Ahora sí, está preparado para comenzar a leer en serio, finalmente pasará la página 1 del cuento, donde todo dará inicio...

¡Ahimé! De no ser por la repentina presencia de una bella señorita... Su noble intención de leer esa maravillosa historia pierde su prioridad. ¿Motivo exacto?
A) ¿Por lo guapa que es? Él es un muchacho en edad de admirar la belleza femenina.
B) ¿Por culpa de la ruidosa música que desconcertaría
la concentración de cualquiera?
C) ¿Por la facilidad con la que el joven nórdico se distrae?
D) ¿Por la llegada de las avecillas que en otras ocasiones son
las responsables de su atolondramiento?
E) Todas las opciones anteriores.
avatar
Sebalter Frostängel



Mensajes Mensajes : 184
Monedas Monedas : 961

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Sáb Abr 04, 2015 3:26 am

Soltó un suspiro de resignación, ensanchando aquella sonrisa ladina que se había formado ante la llegada de aquellas aves. Sin más, tomó los pastelillos, comenzando a cortarlos en pequeños trozos, para lanzarlos al suelo y dejar unos cuantos e sus piernas, mientras reía suavemente al ver como esos pequeños amiguitos revoloteaban de un lado a otro para poder tomar un trozo de la dulce masa. Con cuidado de no aplastar al par de gorriones que comían en sus piernas, tomó su mochila, sacando otro paquete de pastelillos, el cual corrió con la misma suerte que sus antecesor.

Se quedó un momento observando como las aves comían, su sonrisa iluminaba su rostro. Lentamente, se fe olvidando completamente de la música, dejando que las canciones pasaran, lo único que captaba su atención ahora, eran aquellas pequeñas criaturas adorables y su encantadora forma de brincar de un lado a otro, picando la dulce masa de las golosinas. De un momento a otro, el par de gorriones saltó de las piernas de la albina, al espacio vació que se abría entre la alemana y el chico, mientras trinaban alegremente.

-¿Acaso no son tiernos? -susurró más para ella misma, que para el primer ocupante de la banca. Con algo de lentitud y cuidado, volvió a tomar su mochila, sacando de ella un tupper, el cuál contenía dos grandes rebanadas de Linzer Torte. Observó por un momento la tarta, y acto seguido, clavó si mirada carmesí en aquellos ojos azules, sin dejar de sonreír altivamente. -¿Quieres una rebanada? Mi tío la preparó... Y sí, es comestible -acercó el traste al rubio, instándole a tomar una de las rebanadas. -Mi asombrosa persona lamenta si estas pequeñas criaturas te han molestado... Pero por alguna razón, siempre termino rodeada de aves.

Torció un poco la boca, volviendo a ver a los pajarillos que seguían brincando de un lado a otro. Al ver que las migajas casi habían desaparecido, no pudo evitar soltar una pequeña risa. -¡Vaya! Si que comen rápido -pensó un tanto divertida, observando como las pequeñas criaturas iban de un lado a otro, buscando más migajas.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 766

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Sebalter Frostängel el Lun Abr 27, 2015 1:32 pm

Dudó en un inicio, de si aceptar o no el dulce ofrecido, de haber estado el goloso de Loki en su lugar ya estaría deleitándose con el pastelillo, habiéndolo agarrado sin dudarlo ni un segundo, en cambio él es más reacio, sin embargo, al final terminó optando por agradecer con un gesto silencioso al tiempo que tomaba una de las porciones más pequeñas, puesto que no es un gran fan de las cosas dulces, al contrario de como lo es su mejor amigo. Sonriente se dispone a comer un trocito, el sabor tal vez seria demasiado empalagoso de haber elegido una rebanada más grande más no cambiaba el hecho de que era agradable al contacto con su paladar.

-"No te preocupes, sé a lo que te refieres. A mí me sucede igual"

Declara al tiempo que se hunde muy ligeramente de hombros, ampliando su sonrisa. Y es que es verdad, también él en muchas ocasiones se ve rodeado de avecillas, no porque lleve consigo algún bizcocho o alimento que los atraiga, resta un misterio aunque la hipótesis más acertada es el campo de atracción creada por su noble aura.

"Gracias por el pastel" -Se recuerda de demostrar su gratificación ahora con palabras, mientras lo sostiene en alto con la mano derecha, dispuesto a darle otro mordisco- "Está muy rico" -Aunque prefiere un buen bistec a un paquete de galletas, su comentario ha sido sincero. De pronto, una de las aves voló hasta su hombro, y adivinando sus intenciones, el muchacho nórdico cortó un minúsculo pedazo de tarta para entonces ofrecérselo, gesto que no pasó desapercibido por los demás puesto que otro par se aventuró a posarse sobre sus piernas, como esperando su turno de ser alimentados. Y con esto ha demostrado sin querer lo anteriormente mencionado.
avatar
Sebalter Frostängel



Mensajes Mensajes : 184
Monedas Monedas : 961

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Sáb Mayo 09, 2015 3:48 am

-¡Jo! No soy el único imán de aves -comentó un tanto alegre al escuchar las palabras del chico. Siguió comiendo su rebanada, y una vez que esta se esfumó, volvió a guardar el recipiente, sacando un pequeño paquete de galletas. Lo abrió, y sacó un par de ellas, comenzando a triturarlas la más que podía con las manos, y así, comenzar a esparcirlas por el suelo, observando como los pequeños animalitos se amontonaban en el lugar donde las migas habían caído.

Negó con la cabeza al escuchar nuevamente la voz de aquel joven, volviéndose a verle, con una enorme sonrisa en los labios -Oh cuando quieras -tomó una galleta, y comenzó a hacerla trozos, para dejarlos sobre su falda, sintiendo como los dos pequeños gorriones que se encontraban ahí, se acercaban con rapidez al postre. Sacó otra galleta del paquetito, dándole el mismo destino que su antecesora. -Ten - tomó la mano ajena, y colocó sobre ella la galleta hecha trozos, -parece ser que a estos amiguitos les gustan las cosas algo dulces -agregó, paseando la mirada de la pequeña ave al rubio.

Sin decir nada más, regresó la mirada al frente, observando como los restos de galleta desaparecían rapidamente, haciendo que la alemana soltara una leve risilla. Antes de que todos esos pares de ojitos se posaran en ella pidiendo más comida, volvió a tomar un par de galletas, destrozándolas y lanzarlas de nuevo al suelo. El par de gorriones, voló hasta sus pies, uniéndose a la pequeña parvada; al mismo tiempo, el pajarillo que se había acurrucado en su hombro, voló siguiendo a sus compañeros, sin embargo, el último gorrión se quedó acurrucado en su cabeza. -¿Qué pasa amiguito? ¿No quieres comer?-le ofreció un trocito de galleta, sintiendo como el pequeño pico desgarraba la crujiente masa.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 766

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Sebalter Frostängel el Jue Jun 18, 2015 6:22 am

Pareciera que se olvidó completamente de que el pastelillo le fue ofrecido para que sea él a comerlo, hipótesis muy factible a causa de su naturaleza ingenua, a menos que se trate de una discreta técnica para evitar empalagarse con el dulce usándolo para un noble fin superior, debido a que en vez de llevar un trozo del pastel hasta su boca dirigía cada minúsculo pedazo hasta el pico de sus emplumados amigos. Excepto por supuesto el inconsciente gesto de lamer el exceso de glasea de sus dedos, absteniéndose así de limpiarlos restregando sobre su ropa como es sólito que un chico haga, puesto que en presencia de una señorita sería irrespetuoso de su parte.

Ríe por lo bajo, divertido por como se arremolinan a su alrededor, piando dulcemente. Hasta se distrajo de la belleza de la muchacha por satisfacer el apetito de las pequeñas aves, más no duró por mucho su gesto, pronto el pastelillo desapareció completamente, repartido entre ellas, y con cierto dejo de vergüenza al darse cuenta de sus acciones, duda al inicio en si formular o no cierta petición...

"Disculpa" -Llama su atención a la par que sonríe tímido, dirigiendo su vista hacia el paquete de galletas que la dama trae consigo -"¿Puedo...?" -Por inercia se encoge de hombros y se avecina un poco más ella, recorriéndose sobre la banca pero sin ponerse de pie, sintiendo todavía la culpa de no haberse terminado el postre que amablemente la muchacha le obsequió, provocando que el ave encima suyo diera unos saltitos aunque sin abandonar su sitio, y graciosamente, las demás siguiéndole.
avatar
Sebalter Frostängel



Mensajes Mensajes : 184
Monedas Monedas : 961

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Mar Jul 21, 2015 2:21 am

-Claro -respondió la alemana, tomando el paquete de galletas, no sin antes tomar una para llevársela a la boca. Al volverse a mirar al chico, un ligero rubor apareció en sus mejillas. -¡Mein Gott! ¡Pero si es adorable! -pensó un tanto emocionada. Sin embargo, solo se limitó a extenderle el paquete de galletas, devolviendo el gesto con una sonrisa ladina. Antes de volver a acomodarse en la banca, logró notar lo que parecía un libro.

-Hey.. ¿estabas leyendo? -preguntó apuntando al libro. -Kesesese, mi asombrosa persona lamenta haberte interrumpido -agregó con una enorme sonrisa, encogiéndose de hombros. Sin siquiera avisar o preguntar, se estiro, sin importarle pasar sobre el chico. Con cierto trabajo, logró tomar el libro, con cuidado de no pescarlo solo de la tapa o de alguna hoja, y con un ligero esfuerzo, regresó a su lugar, volviendo a acomodarse en la banca. -¡Vaya! ¡¿Te gusta Tolkien?! -preguntó completamente emocionada, hojeando aquel objeto, que ante su mirada rubí, era una joya.

-¿Ya has leído los demás, o apenas vas a leer este? Y las películas, ¿las has visto? Pero claro, el libro es mejor -comenzó a parlotear, como si fuera una niña en navidad. Para ella, era raro encontrar alguien con quién hablar sobre algún autor o un libro. En casa, solo se hablaba de úsica, y en Rusia... prefería no recordar esos años. Pero tener ese libro en sus manos, le traía varios recuerdos, que no ayudaban más que a iluminar aquella sonrisa que desde el principio adornaba su rostro. -Oh, lo siento, me dejé llevar -comentó, devolviéndole el libro al chico, rascando su cabeza un tanto apenada. -A todo esto, no me presentado -agregó, recobrando la postura relajada. -Mi nombre es Giselle, ¿puedo saber el tuyo?
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 766

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Sebalter Frostängel el Sáb Sep 05, 2015 9:35 pm

Atinó a responder con un "Si", poco antes de soltar un espontáneo murmuro denotando sorpresa, mientras permanece fijo en su sitio, solo haciéndose para atrás, hasta que su espalda queda apoyado contra el respaldo de la banca, por simple inercia cuando la delicada figura femenina se le apoyó encima, con la inocente intención de tomar su libro pero que podría haberse malinterpretado si visto por algún random transeúnte. Las aves volaron vía, asustadas por el inesperado gesto, más permanecieron en la zona, únicamente las más atrevidas se posaron de nuevo en su lugar, como esperando la oportunidad de regresar a seguir disfrutando del banquete.

La muchacha ya había regresado a su sitio inicial como si nada, e inclusive profirió un comentario al éxtasis del entusiasmo que actuó a la vez como pregunta, seguida por varias más, sin embargo, el nórdico no replicó de inmediato, aún sorprendido por su forma de ser tan desenvuelta, que le dejó absorto en ello por un buen rato sin exteriorizarlo, enmascarado por una expresión atolondrada, hasta darse cuenta que memorizó, aún cuando pudo percibirlo solo por un breve instante, el dulce aroma proveniente de sus cabellos albinos, además, no olvida que el peso de ella se sintió extrañamente liviano en el instante en que sus cuerpos entraron en contacto.

"Si... Eh no..." -Corrige al instante, sin dejar de sonreír, acomodándose un mechón de cabello rubio por detrás del oído, antes de que éste se rebelara interrumpiendo su visión de aquella belleza germánica. -"Es el primer libro suyo que leo" -Aunque podría dar una mala imagen, a la vez que posiblemente decepcionaría la naciente expectativa de tan encantadora muchacha, quien sigue percutiendo un arrebato de emoción, resta fiel a su sinceridad. -"Solo vi la última película de la trilogía del Señor de los Anillos" -Por lo menos estaba informado sobre el tema, capaz de diferenciar una obra de otra, puesto que le agrada el género aún cuando no esté familiarizado con esas creaciones a título Tolkien de persona, a excepción de algún spoiler mérito de Loki, aunque es verdad que se ha tratado de una simple coincidencia que eligiera The Hobbit de entre todas las opciones predispuestas en la biblioteca.

-"Sebalter"

Acortó toda la distancia que todavía los separaba y de forma distraída aparta un hilo de plata del rostro ajeno, contagiado con su espontaneidad. -"Sebastian Balder" -Su mano regresó a su rodilla más no permanecería ahí por mucho -"Pero lo acorto a Sebalter. Eso ya desde hace muchos años" -Explica el motivo con su semblante honesto, para justo después apresar una de las blancas manos femeninas con aquella que efectuó el gesto anterior. -"Giselle es un nombre precioso, te dona" -Acaricia su dorso con el pulgar, fijando su penetrante mirada azul cielo en la carmesí, lo que da acto a lo siguiente- "Tus ojos..." -Su rostro se avecina peligrosamente con un aura que entre mezcla curiosidad a su ánimo ingenuo- "Son espléndidos..."
avatar
Sebalter Frostängel



Mensajes Mensajes : 184
Monedas Monedas : 961

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Sáb Sep 26, 2015 8:26 pm

Lo escuchaba atenta, sintiendo como la emoción volvía a llenarla por completo ante las respuestas recibidas. –Vaya, en ese caso, cuando acabes este, podría prestarte los demás… aún me faltan unos por conseguir, pero no son muchos –apartó la mirada, tratando de recordar los títulos faltantes en su colección, hasta que escuchó lo siguiente. -¡Debes verlas todas! –agregó completamente emocionada, volviendo a mirarle a los ojos, tratando de controlarse, fallando a todas luces. –Peter Jackson es un genio –murmuró de forma forzada, tratando de ocultar nuevamente su entusiasmo. No se había sentido tan a gusto con nadie en años, a pesar de que apenas le conocía, lo que se le hacía aún más extraño a la albina. Sus pensamientos fueron interrumpidos por la voz del joven. Giselle escuchó atenta la breve explicación de Sebalter, sin apartar la mirada de aquella celeste.

-Me gusta más Balder, pero si tú prefieres que te llamen Sebalter, por mí no hay problema en dirigirme a ti por ese nombre –respondió, encogiéndose de hombros, siguiendo con la mirada los movimientos del chico, no tan segura de lo que pretendía. Su semblante alegre, se fue endureciendo levemente, dándole un aspecto de seriedad a su expresión. Tragó saliva al notar la calidez de aquella mano sobre la propia, paseando la mirada entre el rostro de Sebalter, y sus manos entrelazadas. Comenzó a recordar ciertas escenas cuando asistía a la escuela en Rusia. Momentos parecidos a los que vivía en ese instante, solo que en aquellas ocasiones, la alemana no dejaba que los chicos llegaran más lejos. Al mínimo intento de siquiera tomarle de la mano, ella terminaba por golpearlos, dejándolos en el suelo, al menos, con la nariz sangrante. Frunció el ceño, al notar que lo único que podía hacer ante aquel chico, era echar su cuerpo hacia atrás, hasta que su espalda se encontrara con el respaldo de la banca.

-Siempre pensé que recordaban a un conejo –murmuró, ante el alago de sus ojos. Y era cierto, su padre siempre le decía que era una conejita, incluso tenía fotos de ella cuando pequeña, disfrazada de aquel inquieto animal. Su cuerpo se tensó un poco ante la cercanía del rubio, sin embargo, la albina no hizo nada para apartarlo o rehuirle. Al final no resistió, y solo desvió la mirada, un tanto confundida, sintiendo como sus mejillas ardían.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 766

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Sebalter Frostängel el Miér Jun 29, 2016 3:45 am

Sus labios se curvaron en una sonrisa totalmente distinta a su sólito gesto, un curioso mix entre embelesamiento y dulce malicia, enmarcado por la manera en que sus orbes semi entrecerrados se fijaron penetrantes en el perfil femenino, como hurgando en lo más profundo del alma de Giselle a través de sus rubíes. Un instante que se congeló en el tiempo, en la percepción de ambos, al contrario de la realidad, varios largos segundos en completo silencio, que ni el armonioso piar de las aves ni el rumor de la brisa entre los árboles hicieron mella. Tal vez, y solo quizás, pudieron advertir el aliento perderse a cada exhalación y el palpitar acrecer a medida que hilos dorados se tejían con filos de plata. La identidad gentil del nórdico expresaba la posesión usurpatoria por parte de un ente desconocido, casi si se manifestara su secreto lado yin, a contraste comparación del lado yang con el que se presentó ante la hermosa albina.

-"Me gustan los conejos"

Palabras que sonaron en un simpático canturreo, abruptamente rebobinando la personalidad de Balder al de un muchacho amigable y distraído, como si el trance cautivante jamás se hubiese exteriorizado. Sus manos desaparecieron por detrás de la espalda de la joven exclusivamente para ayudarla a incorporarse en una postura recta, sin darse cuenta de la situación cuan obtuso que es a menudo. -"Y también me gusta como dices mi nombre, Balder." -Una ínfima pausa para ladear el rostro hacia la derecha, risueño -"Puedes llamarme como más te agrade" -Admite a la par que sigue el infantil instinto de quitarle de encima una traviesa hoja, cual se había colado entre los cabellos de la sorprendida muchacha. ¿Dónde quedaron luego sus manos? Fueron a inspeccionarse la ropa y la propia cabellera rubia, con la duda de si a él también le habían caído hojas o algún bichito del árbol.

"Giselle..." -Sus manos se quedan quietas sobre sus rodillas tras asegurarse que todo estaba en orden y su mirada adopta entonces un aire levemente tímido. -"Entiendo que sea difícil leer juntos un libro, sobretodo si son voluminosos y al menos yo me tardo bastante con solo un capítulo porque tiendo a releer los párrafos que me gustaron, que me impresionaron o que no entendí... pero..." -Suena un clap con sus manos al golpetear las palmas cuando las unió a la altura de su mentón, simulando una plegaria -"¿Y las películas? Me gustaría que las viéramos juntos."
avatar
Sebalter Frostängel



Mensajes Mensajes : 184
Monedas Monedas : 961

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Sáb Ago 27, 2016 7:06 am

Por alguna extraña razón, sentía como si su corazón se hubiera parado, pero al mismo tiempo, le escuchaba latir tan alto, que juraba que hasta en la Antártida podían oírle. Contuvo inconscientemente su respiración, sintiendo la presencia del chico demasiado cerca de ella. Volvió a fijar su mirada en aquellos hipnotizantes ojos. Pero al ver tan repentino cambio en él, sintió como si alguien le hubiera lanzado un balde de agua helada. De un segundo a otro, el chico había cambiado de vuelta a aquella aura tranquila y cálida, con una simple frase. –S-sí, son… son lindos… y esponjosos –logró articular, tratando de recuperarse de aquel “shock”. Nunca en su vida había conocido a una persona que, apenas conociendo su nombre, le causara ese efecto.

Sin dejar de mirar a la nada, llevó su mano derecha hacia su pecho, sintiendo el alto ritmo cardiaco que golpeteaba contra sus oídos, entrecerrando un poco los ojos ante su vergonzoso descubrimiento. –Demasiado aislamiento. Si, debe ser eso. Debo pasar un poco más de tiempo con las personas –pensaba insistentemente, tratando de justificar su “reacción” ante tal evento. Pero rápidamente su atención fue robada por aquella dulce voz. –Entonces, te llamaré Balder –exclamó, recuperando su alegría. Pero fueron las siguientes oraciones, las que realmente pusieron su corazón a la carrera. – ¡¿En serio?! –sus ojos brillaban con intensidad, su sonrisa se ensanchó, pero ahora con un toque distinto al de siempre.

A causa del movimiento brusco, casi manda volando su celular al suelo, de no ser por sus rápidos reflejos. Tomó con poca delicadeza su mochila, y peleándose con los cierres, comenzó a buscar una pluma y algo en lo que pudiera escribir. – ¡Nadie me había dicho eso! –exclamó con una alegría casi infantil; y era más que razonable. La única persona que se tomaba el tiempo, y de manera sincera, para ver películas con ella, era su padre; siempre la dejaba elegir el título del filme que verían; pero de ahí en fuera, nadie se había molestado a aceptar sus invitaciones de una velada de películas. Ni mucho menos, de invitarla a ella. Libreta en mano, logró escribir su número y la dirección de la casa de su tío, arrancó la hoja, y se la extendió a Balder. – ¡Tengo toda la saga, desde El Hobbit: Un viaje inesperado, hasta El Retorno del Rey!

Cualquiera pensaría que la muchacha trataba desesperadamente de coquetearle al joven, pero no se acercaban ni un poco. Aunque la alemana se empeñaba en afirmar que prefería estar sola, era mentira; anhelaba la compañía de los demás, pero tanto se lo había negado a ella misma, que ya no lo recordaba. Y eran momentos así, que su corazón hablaba con la sinceridad a flor de piel; tener a alguien a quien podría llamar “amigo”, o con quien simplemente pudiera pasar un rato, compartiendo algún pasatiempo, eso era lo que realmente llenaba su corazón de alegría.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 766

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Sebalter Frostängel el Miér Sep 28, 2016 8:43 am

Su reacción no solo imita cual reflejo el estado anímico de la joven albina, es la más fiel representación de la felicidad, misma que esboza un niño al abrir sus regalos en una mañana de Navidad. Sin aminorar ni una pizca su sonrisa, recibe con placer el folio para entonces traspasar de inmediato el número escrito al directorio del teléfono celular. Guarda el contacto con el nombre Giselle, musitándolo cual suave melodía, lo señala como favorito y agrega además entre los primeros cinco en llamada rápida, atribuyéndole el número 5, justo después del número de sus padres y de sus dos mejores amigos, Loki y Thor. Ya lo que aún queda por hacer de importante es mandar un mensaje para confirmar, por lo que sus dedos escriben una única pero significante palabra, acompañada de un simpático emoticon que le de énfasis al saludo.

Hola :)

Mientras espera a que ella guarde su número, esconde la hoja cuidadosamente doblada entre las páginas de su libro, estaba más que claro que ya no seguiría leyendo, al menos no por el momento, puesto que su interés lo reserva para la encantadora belleza frente a él. -"Puedes mandarme todos los sms que desees. Y llamarme a cualquier hora del día. Yo responderé, siempre" -Ese era un buen instante para relucir su oscuro pasajero, más permanece él mismo por ahora, solo eludiendo una gentileza desmedida. -"Cuando estés disponible avísame. No veo la hora de nuestra Movie Time" -Suena como un chiquillo impaciente por soplar las velitas de su pastel de cumpleaños, cerrando en puño las manos por el entusiasmo.

-"Cuéntame más sobre ti... ¿Qué te gusta? Aparte de las obras de Tolkien"

Solicita cándido, calmando la precedente euforia cual transforma en profundo interés: De dónde proviene. Si hace mucho que vive en Francia. Quienes son sus padres. Quienes son sus amigos. Si tiene hermanos. ¿Le gustará la carne tanto como a él? ¿Le gustará ir a la playa? Su hobby favorito. Qué música escucha. Si tiene mascotas...

Quiere saberlo todo.
avatar
Sebalter Frostängel



Mensajes Mensajes : 184
Monedas Monedas : 961

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Dom Oct 09, 2016 8:35 pm

Siente vibrar su celular, mirando un pequeño mensaje del aparato, anunciando que tiene un nuevo mensaje. Su mirada pasea de la pantalla, al rostro sereno de su “acompañante”. <¡¡Hola!!> responde con rapidez, para proceder a registrar ese nuevo número en su pequeña lista de contactos. Una nube de tristeza cubre fugazmente sus ojos al leer el nombre Papá en aquel pequeño directorio digital. Aún no tiene el valor de eliminar aquel número de la lista. Sin embargo, su sonrisa vuelve, un poco débil, ante la voz del chico. –No digas eso, puede que te despierte a las 3 de la mañana para hablar sobre naranjas –volvió a relajarse, recargando todo su peso en la banca.

Se puso a pensar en un buen día para aquella maratón de películas. – ¿Te parece el próximo sábado? –soltó sin más, mirando el patio, dejando volar sus pensamientos. –Primero debería hablar con el Señorito –también debía buscar que tipo de bocadillos hacer. Volvió sus ojos a aquellos celestes que se le hacían tan tiernos. – ¿Más sobre mí, eh? –su cuerpo se hizo hacia delante, apoyando los codos sobre las rodillas. –Amo a los pollos, son adorables –comenzó a hablar, haciendo diferentes gestos con las manos. –Son chiquitos, amarillos, y esponjosos… pero ninguno como Gilbird –exclamó, irguiéndose orgullosa por su amado pollito. – ¿Y qué hay de ti? ¿Te gustan los pollos? –preguntó curiosa, tratando de controlar las ganas de lanzarse a abrazarlo. Y es que no podía negarlo; Balder desprendía un aura adorable, y le llenaba de ganas de achucharlo, aunque fuera un poco. De ser por ella, podría seguir hablando de su persona; pero hasta una egocéntrica como Giselle, sabía que nunca era bueno hacer eso; si quería mantener a este "nuevo amigo", debía mostrar interés en él.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 766

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Sebalter Frostängel el Lun Oct 31, 2016 2:42 pm

Una vez que se encuentre en la conformidad de su hogar, sacará un screenshot al mensaje recibido, además de programar que se salve automáticamente el historial de los sms. También planea recurrir a cualquier otro método que sea necesario con tal de asegurarse de nunca perder ese recuerdo. Mientras tanto, disfruta del placentero presente -"Suena un tema interesante" -Sonríe risueño, un semblante encantador privo de burla. -"Las naranjas" -Probablemente en caso de darse tal charla, sentirá la confianza de monologuear toda una hora sobre la carne y sus delicias.

-"El próximo sábado es perfecto"

¿Estudiar para un examen? ¿Terminar la pila de tarea que los crueles profesores le dejen para el fin de semana? ¿Salir con sus dos mejores amigos? ¿Ir al buffet? Cualquier plan que haya hecho o estuviera por organizar quedan automáticamente cancelados, ese día lo reservará exclusivamente para la preciosa albina.

-"Sí, me gustan"

Pollo frito con papas a la francesa. Cordon bleu de pollo. Pollo empanizado, pero con el recubierto crunchy. Hamburguesa de pollo. Pollo asado. Sandwich con jamón de pollo. Pollo al curry. Albóndigas de pollo. Alitas de pollo. Etc, etc, etc. Pero por supuesto, la linda muchacha no se refiere a ese tipo de gusto, y aunque ciertamente al joven nórdico le apasiona la carne, su respuesta relaciona a lo que su bella interlocutora deseaba conocer. -"Sobretodo por ser pequeños y mullidos"

Toma la oportunidad al vuelo de interrogarla, y así satisfacer sus curiosidades acerca de ella, pero bastante cuidadoso de no parecer descarado o metiche en sus siguientes preguntas, resultando con expresar su genuino interés -"Y aparte de los pollos, ¿Qué más te gusta? Tus hobbies, por ejemplo. O tu comida favorita"
avatar
Sebalter Frostängel



Mensajes Mensajes : 184
Monedas Monedas : 961

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Jue Nov 24, 2016 6:30 am

Miró al cielo, pensativa ante la incógnita de Balder. Digno de una persona tan activa como ella, no tenía algún pasatiempo fijo, a excepción de la flauta; pero eso, solo lo sabía su tío, puesto que a veces se reunía con él para pasar la tarde tocando alguna pieza en conjunto con el piano. –Me gusta la jardinería –soltó de repente, al notar una pequeña hoja caída, que danzaba al ritmo del aire. –Me tomó un solo fin de semana arreglar el desastre de jardín que tenía el Señorito en casa –continuó, moviendo las manos, como si tuviera frente a ella el enorme, seco y triste patio de Roderich.

Sacudió un poco la cabeza, tratando de alejar aquella horrible visión de su cabeza. Y fue la expresión del rubio, lo que dio pie a que ella continuara. –Adoro las cosas, y personas, adorables –una vez más, las ganas de abrazarlo surgieron; pero, bendito sea su autocontrol, se mantuvo impasible, quieta en su lugar. –Tengo una enorme colección de peluches en casa… debería lavarlos ya –murmuró lo último, frunciendo el ceño un poco ante el intento de recordar la última vez que sus amados muñecos estuvieron limpios. –Otro día lo haré –en esos momentos, solo quería enfocarse en aquel muchacho tan “misterioso” que se interesaba en saber más de ella, a pesar de apenas haberla conocido hace unos minutos.

Giró rápidamente hacia Balder. – ¿Te gustan los dulces? –aquella duda le asaltó, al momento de recordar el pequeño plan improvisado de unas cuantas palabras atrás. Tal vez no fuera muy buena en la cocina, a quién engañaba, ni siquiera se había molestado en probar su aptitud en las artes culinarias; pero su tío era un as en ello, aunque eso significase terminar con la casa llena de humo, y la necesidad de conseguir una estufa nueva. –Ya sabes… quiero planear la maratón del sábado –volvió a sacar su móvil, abriendo una pequeña nota en donde pudiera escribir todas las ideas de bocadillos que se le pudieran ocurrir. –Así que dime, Balder, ¿qué te gustaría comer? –una gran sonrisa asomó por sus labios, girando a ver al chico.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 766

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Sebalter Frostängel el Lun Feb 20, 2017 10:00 pm

Todo lo que la joven albina dice, él lo memoriza. Cada frase, cada palabra. Escucha en silencio, sumamente atento a no perderse ni un solo detalle. Se trata de información de vital importancia, que si no es ahora vaya que le será de gran utilidad muy pronto.

¿A la bella señorita le gusta la jardinería? Interesante. El nórdico puede bien imaginarse tan encantadora escena: Giselle sentada de rodillas frente a un trozo de jardín recién sembrado, con una pequeña pala en la mano enguantada, aquella derecha, puesto que la contraria se pasa el mechón de cabello rebelde por detrás del oído. Está sonrojada a causa del caluroso día mientras gotas cristalinas resbalan por su cuello. Tras la visión surge una idea. ¿Porqué no regalarle bulbos de hermosas flores y ayudarla a plantarlas? ¡Magnífico plan! Solo necesita la excusa perfecta. Quizás para su cumpleaños, en una festividad, o aniversario de amigos. Por cierto, hablando de regalos, temía que fuera un cliché la intención de darle un peluche, afortunadamente contribuirá en ampliar su colección. Sí, elegirá los más adorables, o el más grande, tan grande que la acompañe durante el viaje al reino de los sueños al tenerlo en su cama.

-"¡Claro!"

En realidad es Loki, su mejor amigo, el fan #1 de los dulces, apasionado goloso que no puede estar un día sin saborear por lo menos una paleta de caramelo, pero no ha mentido, le gustan, no como a Loki, pero sí, le gustan, además, si la jovencita se lo preguntó debe haber una razón, y no perderá cual fuese la chance por responder que prefiere lo salado. Que seguramente sería el probar algo cocinado por ella, como la deliciosa rebanada de Linzer Torte que le invitó, aunque ahora que lo piensa, si mal no recuerda, ella dijo que fue su tío fue quien lo preparó. Detalles, detalles.

-"Carne"

Una respuesta directa y concisa. Por supuesto, esbozando una sonrisa a treinta y dos dientes a la par de sus ojos iluminándose. Por si la jovencita profundiza la pregunta, le hará una lista de lo que no querría comer, una larga lista cual mencionaría toda clase de verduras. La pasta y el arroz los tolera, pero eso sí, con carne como ingrediente principal. -"El sábado... ¿Dónde nos quedaremos de ver?" -No podía esperar más por interrogarla sobre el futuro encuentro, es bien sabido que el tema de la carne es su argumento favorito, pero en esta ocasión le está haciendo competencia un evento venidero en el que se encuentra sumamente interesado.
avatar
Sebalter Frostängel



Mensajes Mensajes : 184
Monedas Monedas : 961

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Dom Feb 26, 2017 8:52 pm

Sus dedos comenzaron a deslizarse por la pantalla, tecleando una pequeña lista de postres, especialmente, sus favoritos. Tendría el resto de la semana para practicar antes de la “cita”; no sería bueno quedarse sin cocina el mero día.  Miró sorprendida al rubio ante su rápida respuesta, podía jurar que ni siquiera se lo pensó antes de soltar la palabra. Y no pudo evitar reír. –Entonces, prepararé muchas cosas deliciosas con carne –comentó, apuntando aquello con mayúsculas, para no olvidarlo. Por alguna razón, se estaba emocionando, mientras una parte de ella trataba de negarlo.

Abrió los ojos ante aquella pequeña, pero excelente pregunta. –Dónde vernos –repitió casi en un susurro, golpeando suavemente sus labios con el celular. – ¿Qué te parece en el parque cercano a la escuela? –soltó luego de unos momentos. Sus ojos fijos en los ajenos, esperando la respuesta. –Mi casa no está demasiado lejos… pero no sé qué tan lejos quede de donde vivas –añadió luego de pensarlo mejor. Su vista se volvió a posar en el móvil, al notar que por poco, casi elimina la lista. – ¿Hay algo que prefieras comer?... ¿o no comer? –volvió a reír, pensando en que no era bueno imponer su voluntad a tan agradable chico.

Pero su mente comenzó a volar de nuevo, pesando en cómo acomodaría el lugar y las cosas. Tal vez una gran alfombra en el piso, y cubrirla de cobijas y mantas, cojines por todos lados, y un par de mesas de servicio para colocar los platillos. Probablemente haría que su tío estuviera encerrado en su cuarto o en el estudio, tocando el piano. Pero eso haría ruido, y podría interferir con el sonido de las películas. –También, ¿a qué hora es conveniente para ti? –añadió con rapidez, sentándose de lado; su brazo recargado en el respaldo de la banca, y su pierna ligeramente doblada para no sentirse incómoda en esa posición. Ahora podía verle de frente, o en parte; pero definitivamente no sentía que lo ignoraba.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 766

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Sebalter Frostängel el Mar Mayo 30, 2017 10:32 am

Carne. Se le hacía agua la boca sólo a pensarlo. Empezó a soñar platos de bistecs humeantes, hamburguesas calientes, costillas agridulces, brochetas al grill, pollos cocidos al horno.... Y ya que estaba, insistió con fantasear a la bella albina en cosplay.

Esta vez la flash visión era Giselle con traje de cocinera, una chef de algún renombrado restaurante con todo y sus estrellas Michelín, vistiendo una bata de cocina a juego con un curioso gorro, cual esconde la maravillosa cabellera plateada. Fue flash porque rápidamente difuminó en una imagen más íntima, convirtiéndola en la protagonista de una ilusión idealizada, donde la imagina en la cocina de una bella casa, no un departamento, una digna casa de felices recién casados, con el delantal blanco cándido encima de su vestido floral y el cabello atado con un gracioso moño rojo, del mismo tono de sus ojos. En ambas visiones ella está preparando la cena, para ser más específicos, o está ablandando la carne golpeando el sanguinolento manjar crudo con una maza de cocina o probando el sabor del ragú, llevando la cuchara hasta el borde de sus labios para sorber un poco del guiso hecho en casa. ¡Ah! Y menos mal que ambas versiones conservan la castidad de una fantasía, en vez de rayar en el cliché perverso del nada debajo del delantal, porque cabe recordar que apenas se conocen, no obstante el nórdico tiene la sensación de que eso no tiene ni una pizca de importancia.

"El parque está perfecto" -Se apresura a replicar con una amable sonrisa, serenando el titubeo de la joven alemana. Poco después, ante la nueva interrogante siempre en ámbito culinario, sus labios curvados se ensanchan en un dejo complacido, enmarcando el curioso brillo que tintinea en su mirada, casi dando a entender que la bella albina había dado en el blanco sobre un tema del que había estado esperando tratar. -"Odio las verduras" -Suelta la bomba así nomás, ciertamente, no deja de esbozar una radiosa sonrisa, pero su voz profirió desprecio a la mención de su más detestado enemigo, del que no podrá liberarse nunca, órdenes del médico, pero por lo menos en tal ocasión especial podría deshacerse del veneno vegetal... ¿Verdad?

-"Al mediodía"

Si fuera por él, habría propuesto desde temprano en la mañana para pasar todo el día juntos, sin embargo, por buen sentido común... no, en realidad, sabe de antemano que va a tardar en prepararse, no importando haya separado lo que se va a poner la noche anterior, puesto se exigirá el mismo esfuerzo y dedicación de quien está por encontrar al Papa, que sabe tomará su tiempo. Aparte de eso. no se sentirá a gusto presentarse con las manos vacías, por lo que planea darle una sorpresa a Giselle llevando algún platillo de su país, un dulce de ser necesario, con tal de darle gusto y hacerla sonreír.
avatar
Sebalter Frostängel



Mensajes Mensajes : 184
Monedas Monedas : 961

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Miér Jun 14, 2017 8:12 am

Volvió a anotar en su celular, el lugar de encuentro, creando un pequeño recordatorio en el calendario del aparato. Sin embargo, toda esa emoción no evitó que sus ojos se abrieran ante la dulce respuesta del chico. – ¿Las… las verduras? –no sabía si reír o hacer algo más; aquella revelación, en parte, le había dado cierta ternura, la misma impresión que un niño daba. Para cuando se dio cuenta, una suave sonrisa adornaba su rostro, mientras observaba a Sebalter. Sacudió un poco la cabeza, tratando de recuperar la compostura. –Así que… supongo que no querrás comerlas, ¿verdad? –arqueó una ceja, dubitativa. Esperó con cierta ansiedad su respuesta; después de todo, estaban hablando de comida, y era algo que ella no podía dejar pasar por alto.

Aunque momentáneamente, sus pensamientos fueron alejados nuevamente por la voz de su interlocutor. –A las 12 será –exclamó con alegría renovada, tecleando en el móvil, para guardar el recordatorio definitivamente. Mentiría si dijera que no estaba emocionada, a fin de cuentas, era la primera salida que tendría con un “amigo” en aquella ciudad tan ajena a ella. –Espera –exclamó con un poco de seriedad, alzando el rostro de la pequeña pantalla. –Comerás verduras, ¿verdad? –sus ojos entrecerrados observaban a Balder con atención, y cierto aire autoritario. –Debes comerlas, son necesarias para tu cuerpo –añadió, suavizando su tono; tal vez, como si le suplicara. Y era extraño que se preocupara de esa forma por él; una voz pequeñita dentro de su cabeza, le recordó que estaba loca, pero le ignoró olímpicamente.

Inconscientemente, soltó un suspiro, que sonaba más a derrota. Se lo había dicho antes: no le impondría su santa voluntad a aquel dulce chico, si no quería comer algo, no le obligaría, y haría lo posible por mantenerlo fuera del menú. Y aun así, sabía que se mentía; buscaría la manera de ofrecerle una comida bastante balanceada, aunque eso significara “engañarle” con el sabor.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 766

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Sebalter Frostängel el Vie Jun 30, 2017 11:20 pm

La situación se estaba volviendo... complicada. Por un lado, su niño interior hacía rabieta, bramando que no quería comer verduras. No importaba lo que tuviera que hacer, no las comería: Dejarlas a un lado del plato o discretamente hacer que caigan al suelo para que se las comiera el perro... Lo que lleva a una pregunta, ¿Giselle tenía mascotas? Aparte del adorable pollito, claro está. ¡Ah! Y que le parecía absurdo e increíble que la preciosa albina se aliara con su peor enemigo. Por el otro, en cambio, acepta la cruda verdad en sus palabras. Es consciente de su deber en consumirlas si quiere vivir, dicho por el médico, y de que son necesarias para mantenerse saludable, evitando un peso más para sus padres, quienes ya lidian con la angustia de la enfermedad cardíaca de su único hijo.

Barre al piso las migas de su ropa apenas notadas con la mano izquierda, en cuanto la diestra la usa como apoyo, gesto que busca en vano distraer de su bochorno -"Preferiría evitarlas... pero si realmente tengo que..." -Musita titubeante, desviando la vista hacia los pajarillos que se dan un festín con las migajas recién caídas, casi envidiándolos por su libertad. -"Mientras no sea brócoli" -Anuncia tras un suspiro, por lo menos evitando así encontrar en su plato al más detestable de los vegetales, cual comparte el primer puesto con los hongos. -"Las ensaladas están bien por mí" -Se rinde, esbozando una sonrisita, y no solo porque una hermosa muchacha le insistía. Deteniéndose a pensar en los detalles que le pasaron desapercibidos al comienzo, puesto que el asunto de las verduras lo habían turbado, se percata de que ella se había preocupado por él, es decir, apenas se conocen y la encantadora jovencita ya está interesada en su bienestar. Además, verduras o no, tendrá el honor de probar su comida casera. Es un sueño que se realiza.
avatar
Sebalter Frostängel



Mensajes Mensajes : 184
Monedas Monedas : 961

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: The Enchanting Prelude ::: { Privado: Giselle Beilschmidt }

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Lun Jul 31, 2017 9:39 pm

Volvió a torcer la boca ante la respuesta del chico, tragando algo de saliva. Claramente no sabía que hacer: no quería imponerle su voluntad, pero tampoco quería que el chico descuidase su salud. –Definitivamente estoy loca –se reclamó, sorprendida por su problema. –Bien, bien, ya entendí –comentó, completamente derrotada ante la dulce imagen de Sebalter. –No te haré comer verduras… no muchas –y claro está, no pensaba dejarse derrotar por un rostro bonito, aunque poco le faltara para perder la batalla. –Incluiré lo mínimo de verduras, y definitivamente, él brócoli no estará invitado a la fiesta –añadió, con su típico tono alegre. Inconscientemente, comenzó a acariciar aquella cabellera rubia, al tiempo que hablaba. Se estaba tirando la soga al cuello, y parecía no importarle.

Y una nueva cuestión llegó a su mente. – ¿Qué tipo de carne prefieres? –era más sencillo armar un menú, que terminar por estresarse y no hacer nada. –Porque podría hacer una lasagna de carne, o incluso un poco de carne asada –como si estuviera en su casa, se puso a hablar, más para sí misma que para el chico con el que compartía la banca. Sus ojos fijos en el suelo, mirando sin realmente hacerlo; la mano en la barbilla, como si ese gesto le ayudara a pensar con mayor claridad. –Ugh, para que me vuelvo loca yo misma, si puedo hacer esto –pensó, dándose un pequeño golpe en la frente con la palma de la mano. –Mejor… ¿qué te gustaría comer? –esa sonrisa de autosuficiencia adornada su expresión. –Lo que sea, lo cocinaré para ti –añadió, con una seriedad instantánea.

¿Pero eso sería suficiente? Tal vez preparar una enorme jarra de agua de sabor; o en su defecto, algo de soda. Pero esa bebida super azucarada, se llevaba mejor con las palomitas de maíz. Y el microondas estaba dañado; tampoco podía culpar al adulto en casa, el pobre hombre apenas si sabía preparar un huevo frito, sin destruir la sartén. Tendría que comprar los maíces, y preparar el bocadillo a mano; al menos sabía cómo hacerlo. ¿Qué más podría ofrecer?
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 766

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.