Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Una mala noche// Ame Rellihan

Ir abajo

Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Arael Nox el Lun Feb 23, 2015 12:46 am

Sabía que no debía de parar de correr, al menos no si quiera conservar la vida tal y como lo había hecho hasta ahora.
No sabía que es lo que había en la condenada caja que me había hecho ir a buscar mi padre a un lugar particular de la ciudad. Una caja que a simple vista no era para nada fuera de lo común, ni siquiera tenía pinta de ser importante. Era una simple caja metálica cerrada con llave y con una combinación, que por supuesto yo no sabía y que no quería saber...sin por el simple hecho de "robarla" me había metido en tantos problemas...con la combinación no habría sido capaz de llegar tan lejos como había conseguido llegar hasta ahora. La pregunta era...¿sería capaz de terminar aquel trabajo? o ¿el trabajo acabaría conmigo?.

El ruido de un disparo y el impacto del mismo hizo que perdiese el equilibrio, trastabillando y cayendo de rodillas al suelo....

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lo mejor de todo es que el día no había empezado del todo mal, por el contrario tenía pinta de que iba a ser un día tranquilo. De los pocos en los cuales me podía relajar sin tener que hacer nada en casa. Tal vez como mucho estudiar o hacer algún trabajo pendiente para el instituto. Pero poco mas.

Ni siquiera había madrugado. Al fin y al cabo era sábado ¿para que iba a madrugar?. Me levanté a las once de la mañana y desayune con calma mientras veía las noticias del día, las cuales acabe quitando debido a la saturación de malas noticias que se podían dar en menos de cinco minutos.

Cuando termine de desayunar recogí la cocina y justo en ese momento mi móvil comenzó a sonar.

Adrien...

Mi padre...siempre que llamaba era porque pasaba algo o peor aun, porque quería algo de mi. Desde que me había ido de la hacienda familiar había tenido algo mas de libertad en cuanto a ir y venir, pero por el contrario mi padre se había vuelto mucho mas pesado y controlador en temas de trabajo. Mas estricto y cada vez me mandaba cosas mas y mas complicadas. No sabía muy bien que es lo que esperaba conseguir con todo aquello. Y no sabía que cosas se traía entre manos, pero los últimos encargos no habían sido del todo normales. Y no iba a mentir, eso me inquietaba, y aun mas el hecho de que se hubiese molestado tanto en que no dejase de practicar con la katana...

Cogí la llamada y como era de imaginar, Adrien me quería ver en el despacho de su oficina, en el nuevo edificio que había adquirido hacía poco tiempo atrás. Un edificio que había aprendido a evitar siempre que tenía oportunidad, pero que por alguna razón acababa visitando como mínimo una vez a la semana.

Cuando llegué allí, como era de imaginar, la secretaria de mi padre, la señora Rene estaba esperando en la recepción para acompañarme hasta el despacho del mismo. Como si me fuera a perder o como si fuese a huir a la mínima de cambio.

Rene era una mujer de edad media, con facciones dulces y atractivas. Mi padre siempre había sabido bien con quien rodearse y en algunos aspectos era algo selectivo, como con su secretaria.

-Buenas tardes, señor Nox. Su padre le está esperando en su despacho. Por favor no le haga esperar.

Claro...¿porque le iba a hacer esperar?. Tampoco es que tuviese mucha opción a hacer lo contrario.
Subí con ella en el ascensor, sin animo de hablar y sin animo de nada salvo la de salir de allí cuanto antes.

Cuando llegué a la ultima planta el ascensor se abrió y Rene salio primero acercándose hacia las puertas que había al final del pasillo y que conducían al amplio despacho de Adrien. Rene abrió las puertas y tras anunciar a mi padre que ya había llegado desapareció.
Entré por la puerta y cerré las mismas tras de mi mientras miraba fijamente el rostro ladino de mi padre, preguntándome que narices querría esta vez. Pero al ver aquella marcada y siniestra sonrisa en su rostro algo me dijo que no iba a ser algo para nada fácil.

Salí una hora mas tarde de aquel despacho con las instrucciones a seguir y con las fotografías del objeto que debía sustraer...
Si, mi padre me había pedido hacerme con un objeto que, según él, era suyo y que le habían arrebatado hace años. Básicamente me estaba pidiendo que incumpliese la ley y robase una estúpida caja de metal azul oscuro.

Cuando llegue a casa me preparé lo mejor que pude. Ropa oscura y cómoda, porque sabía que me iba a tocar correr. Y por supuesto alguna que otra arma pequeña que se pudiese disimular con la indumentaria pero que me fuese de ayuda en caso de tener que defenderme. Pero claro, no sabía hasta que punto aquello iba a ser del todo necesario, al menos no hasta que pasó lo que pasó.

El robo iba bien, de hecho me había sorprendido lo fácil que había sido todo aquello. La seguridad del lugar era pésima y no me había costado demasiado hackear las contraseñas de entrada y noquear a alguien guardia de seguridad no muy bien preparado. Pero todo se complicó cuando el supuesto "dueño" de la caja apareció ante mí, con un arma y una amenaza en los labios.

Sabía quien me enviaba y el porque, pero como era de imaginar no me quedé a escuchar lo que aquel hombre tendía que decir.
Salí corriendo por los pasillos del recinto hasta salir a la calle, esperando poder perderme entre las sombras. Al fin y al cabo estaba en uno de los lugares menos concurridos y oscuros de la ciudad, no debía de ser difícil despistar a aquel hombre. Pero me equivoqué...

------------------------------------------------------------------------------------------------------

Me llevé la mano libre al costado donde me había rozado la bala. La ropa se había rasgado allí donde había pasado y la sangre comenzó a salir con fuerza debido al ritmo cardíaco de mi corazón. Pero no era momento de pararse a mirar aquella herida, tenía que salir de allí y cuanto antes.

Me puse en pie y escuché otro disparo que me rozo la mejilla.
Por suerte aquel tipo no tenía muy buena puntería y herraba bastante del blanco. O al menos eso es lo que quería pensar.

Volví a correr callejeando de un lado a otro hasta no escuchar los pasos del matón que me perseguía. De hecho debía de estar cerca de la calle principal cuando escuche unos pasos que se acercaban hacia mi posición. Me tensé ligeramente e intenté coger alguna de las armas que había escogido para aquella misión, pero la vista se me nubló unos segundo haciendo que volviese a trastabillar. Tuve que apoyarme en la pared para darme cuenta de que uno de los disparos había sido ligeramente mas problemático de lo que esperaba. Tenía todo el costado empapado en sangre y comenzaba a marearme.

¿Como era posible que aquel día que había empezado tan bien terminase de aquella manera? ¿y que narices tenía esa caja? .
avatar
Arael Nox
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 62
Monedas Monedas : 1723

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Ame Rellihan el Lun Feb 23, 2015 5:48 pm

Cuando se levanto aquella mañana, solo podía imaginarse que sería otro día como cualquiera, o bueno, cuanto menos algo tranquilo. Era su primer fin de semana en su nuevo entorno después de todo. Había pasado tanto tiempo entre la mudanza y su adaptación a su nuevo hábitat que no había tenido la oportunidad de reconocer la zona de Sweet Valley tan siquiera, por lo que aprovecharía la ocasión para hacerlo. Ame no era una chica de quedarse quieta por tanto tiempo, no después de la vida que venía detrás de ella. Luego de criarse entre Irlanda y Japón, era natural que el movimiento fuera parte de su día a día, y solo por tener una casa propia y un lugar estable no significa que aquello cambiaría de la noche a la mañana… Supuso que fue con esa misma lógica decidió que fuera un gato y no un perro quien fuese su “compañero de piso”. Los felinos tenían un sentido de independencia más desarrollado, por lo que sabía que la pequeña Milis no tendría problemas por quedarse sola en casa… Aunque, y lo admitía, estaba considerando seriamente el adoptar otro gato para que Milis tuviese compañía.

¿Tu qué opinas? — Le pregunto a la tierna bola de pelos color crema con toques de chocolate. Milis se hallaba disfrutando de su desayuno junto a su dueña en la cocina. Mientras Ame degustaba un desayuno ligero de unas simples tostadas y jugo, la felina ronroneaba de gusto por llenarse la panza montada en el amplio mesón de la cocina… Había algo en esa escena que llego a confortarla. Una mañana sencilla, pacifica. Sin el vaivén de las olas de la marea mañanera en los mares de Irlanda con los gritos de su padre, o las órdenes de su madre para un enfrentamiento matutino en el dojo… — A veces me da miedo pensar que no sea real… — La paz le sentaba de maravilla, y temía que los cielos le miraran mal y, por supuesto, destruyera ese sueño tan apacible… Ya había pasado antes, así que aun se mantenía escéptica.

Termino si desayuno y prosiguió a alistarse para salir. Nada muy impresionante, solo unos pantalones de jean con unas botas cómodas, para la parte de arriba tan solo una franelilla blanca debajo de un suéter con capucha gris… Ella nunca fue de vestirse de manera femenina. Acomodo sus largos cabellos oscuros con una coleta alta, se despidió de Milis y salió a recorrer la ciudad.

El paseo fue placentero de por sí. Había recorrido buena parte del terreno y había visto varios lugares que le gustaría visitar con más calma un día más adelante. Sin darse cuenta habían pasado las horas y el día había avanzado. Su recorrido por la ciudad le había entusiasmado de tal manera que no era del todo consciente del tiempo que transcurría… O si quiera hacia donde se dirigía.

Cuando se dio cuenta de los tonos más oscuros y el área ciertamente más descuidada se hacía más prominente conforme avanzaba, bueno, ya era un poco tarde. No es como si estuviese asustada en realidad. Se había criado en la marina y en un dojo con un ambiente bastante hostil, sabía cuidarse en caso de cualquier situación precaria… Claro pero no por eso iba a exponerse a cualquier peligro. << Eso podría causarle problemas a daidí y okā-san… >>. Sí, se podría estar muriendo y aun así, su mayor preocupación serian las personas allegadas a ella, en este caso sus padres. << Lo mejor será volver… >>. Estaba a punto de dar media vuelta y encaminarse hacia su apartamento hasta que el alarmante sonido de unos disparos la alerto. ¿Por qué presentía que aquel sonido era cosa regular en aquella zona?

Cualquier persona normal, o tan siquiera con un ápice de sentido común se habría unido a los lugareños alterados, y regresado a su hogar; o a cualquier sitio seguro. Pero no, ella no lo hizo así. Su lógica le dictaba que aquellos disparos representaban un peligro, y esas balas iban dirigidas a alguien. ¿Y si había algún herido? ¿O si alguien ajeno a la disputa se había involucrado en contra de su voluntad? Maldito fuera su sentido del deber, puesto que sin notarlo ya estaba corriendo en dirección hacia el callejón que produjo el eco del disparo. Y no se tardo en confirmar sus sospechas.

Bhí a fhios… — Susurro en el idioma irlandés para la expresión “lo sabía”. A veces se le escapaba la lengua en su idioma paterno, pero eso no venia al caso. La visión que tenía en frente no la alivio en absoluto. Un hombre herido y con unas alarmantes manchas rojas por todo el costado de su ropa. — Cén fáth dom…? — Dijo con la vista al cielo, hablando de nuevo en lengua irlandesa para pronunciar “¿por qué a mí?”… Y la mañana había empezado tan bien…

El chico tenía la respiración pesada, y obviamente estaba cansado de correr. Si no se atendía apropiadamente, las consecuencias serian graves. Se acerco para ayudarle pero el sonido de unos pasos acelerándose la alerto. Afortunadamente, no había quien no dejara basura útil entre esos callejones, un tubo moderadamente alargado a un costado de un basurero le venía bastante bien para la ocasión. Rápidamente se hizo con él, y en cuanto vio que quien se acercaba portaba un arma… Pues no se dijera más. Apenas vio las intenciones de apuntarle, Ame se acerco con agilidad hasta impactar uno de los extremos del tubo contra el estomago del hombre armado, lo suficientemente fuerte para dejarlo contra el suelo y que una patada terminara el trabajo de dejarlo inconsciente… << Crecer con mis padres no fue tan malo después de todo… >>. De no ser por eso, probablemente ya hubiera salido corriendo. Solo para estar seguros, aparto el arma del hombre inconsciente pateándola hasta que cayera por el alcantarillado antes de volverse al chico herido.

¿Puedes caminar hasta un hospital? — Generalmente su timidez le jugaba sucio a la hora de hablarle a la gente, más se era a un hombre, pero no era momento para esas cosas. Se despojo de su suéter  para luego presionarlo contra el supuesto origen del sangrado del chico. — Has presión y trata de mantenerte consciente. — Luego vendrían las presentaciones apropiadas. Saco su celular del bolsillo de su pantalon para marcar a emergencias… No quería cargar con un muerto en su consciencia después de todo, y si él no se podía mover… Pues a saber de dónde sacaría la fuerza, porque no iba a dejarlo ahí.
avatar
Ame Rellihan
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 1501

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Arael Nox el Lun Feb 23, 2015 6:27 pm

Notaba la visión algo borrosa y como las fuerzas me fallaban. Sin duda era una de las peores sensaciones que se podían tener cuando alguien te estaba persiguiendo con un arma.
Tenía que hacer todo lo posible por salir de allí y curar esas heridas, pero lo principal era despistar a aquel tipo. Aunque con el reguero de sangre que iba dejando iba a ser complicado perderle y mas aun si teníamos en cuenta que me costaba ligeramente mantener el equilibrio.

-¡¡Maldita sea!!-intenté decir, pero no me salio mas que un leve susurro que seguramente se llevó el viento sin tan siquiera darle oportunidad de dejarse oír.

Me costaba respirar y el equilibrio me fallaba. No lo iba a conseguir, si no me moría desangrado me mataría aquel hombre. Tal vez lo mejor era darse por vencido.

Pero justo en ese momento apreció alguien mas, su aparición hizo que el corazón me diese un vuelco dentro del pecho, porque no esperaba encontrar a nadie frente a mi. Pero cuando se acercó para ayudarme sentí un ligero alivio, solo que aquella ayuda sería en balde y casi era mejor que ella se fuese de aquel lugar si no quería acabar como yo.

Intenté decírselo, pero no me dio tiempo a que las palabras saliesen de mi boca. Porque el matón que me había estado siguiendo, al fin me alcanzó.

Para mi sorpresa la muchacha fue mucho mas rápida de lo que esperaba y atacó al hombre armado con eficacia, noqueando le en pocos segundos.

-Estupendo-pensé al ver lo fácil que le había resultado resolver aquel asunto a la muchacha. Aunque se veía que tenía dotes en defensa personal (como poco).

-Puedo caminar-respondí como buena mente puede mientras apoyaba todo mi peso contra la pared de la callejuela. Agarré el suéter de la chica y presione sobre la herida del costado sin poder evitar dibujar una mueca de dolor-pero no voy a ir a ningún hospital.-alzó la mano y cogió el móvil de la chica, dejando un pequeño rastro de sangre en la mano de ella. Colgó al número que estaba llamando y se lo devolvió.-no puedo ir a un hospital...-y era verdad, serían demasiadas preguntas que no tenía ganas de responder. Para poder mentir necesitaba tener la mente ágil y en aquel momento no estaba para pensar en algo demasiado elaborado que la policía y el medico pudiesen creer. Y luego estaba el tema de la caja, no podía dejar que nadie se hiciese con ella y mucho menos la policía.-no se muy bien que te ha llevado a ayudarme y te lo agradezco de verdad. Pero será mejor que me dejes solo. Tengo que encontrar un sitio donde poder descansar y curarme estas heridas.

Aunque pareciese una locura, no era la primera vez que me herían, de hecho tenía alguna que otra cicatriz recorriendo mi cuerpo y la gran inmensa mayoría me las había curado yo. De mejor o peor manera, pero me las había curado. Cierto era que en un medico y con puntos, las cicatrices hubiesen sido mucho mas disimuladas, pero desde que Adrien me había metido en su "trabajo"...bueno, me las había tenido que apañar casi solo. Quitando una ocasión que el me ayudó con las heridas y los vendajes, pero por lo demás poco mas.
avatar
Arael Nox
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 62
Monedas Monedas : 1723

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Ame Rellihan el Lun Feb 23, 2015 7:52 pm

Las acciones del chico solo le podían decir una cosa: Lo que sea que estuviese haciendo ahí no tenían nada de bueno… Alguien con lógica hubiera hecho caso a sus advertencias. Lo habría dejado en el callejón y hubiese seguido con su vida, una vida pacífica para dejar aquel acontecimiento como un mal sueño borroso conforme pasaran los días… ¿Pero que tenía ella de normal? De todas formas, no podría vivir con ella misma si lo dejaba ahí, en su condición, a merced de lo que fuera que lo persiguiera. Independientemente de lo que fuera, ella podía hacer algo, y lo haría hasta asegurarse de que estaba bien, después sí haría lo de alejarse.

Me temo que no puedo hacer eso. — No quería ir al hospital, bien, habría que atenderlo ahí entonces… Bueno, no ahí, ahí. Había gente que obviamente perseguía a ese chico y en ese callejón estaba expuesto. Miro alrededor, en busca de algún sitio seguro y cercano, y afortunadamente lo había. Una puerta descuidadamente cerrada con un candado oxidado podía ser un buen refugio temporal… Sí, condenado sea su sentido del deber.

Con el mismo tubo con el que había dejado inconsciente a aquel hombre, logro romper el candado para abrir la chirriante puerta. Al parecer, aquel lugar hacia el papel de almacén de unos de los edificios residenciales de la zona, aunque por el aspecto de la puerta y el candado, habían dejado de usarlo hace tiempo.

Escóndete aquí. Ya regreso. — Si podía caminar, era mejor que lo hiciera él solo… Después de todo, se trataba de un chico endemoniadamente alto. Y si bien ella gozaba de ser más fuerte que otras chicas, todo tenía su límite. Además, ya le daría uso a su fuerza. Se dirigió hasta el ahora inconsciente portador del arma, el cual parecía no tener indicios de despertar… Perfecto. Arrastro al inconsciente desgraciado fuera del callejón, a la calle principal, a la vista de todos antes de comenzar a gritar por ayuda.

¡¡Auxilio, por favor!! ¡Este hombre está herido! — En poco tiempo, la calle se lleno de ojos curiosos, algunos otros incluso se acercaban para ayudar al pobre hombre indefenso… Si supieran. Ella por su parte, corrió a una tienda cercana, un mini mercado que también tenía una pequeña sección que hacía de farmacia. — Por favor, hay un hombre herido afuera. Necesito un botiquín y que llame a emergencias. — El encargado no tardo en darle una pequeña caja metálica que hacia de botiquín para luego correr al teléfono y llamar a la ambulancia… Claro que, mientras la muchedumbre se encargaba de distraer a quien fuera del callejón por atender al pobre herido, ella se encargaría del que estaba peor… Además, supuso que si el chico ensangrentado no querría una ambulancia, el sujeto que lo perseguía tampoco. Ahí vería como arreglárselas.

Se escabullo entre la gente con la cajita hasta volver al ahora desierto callejón. Se tomo unos momentos para revisar el contenido del paquete. Se sorprendió un poco de lo bien equipado que estaba. Vendajes, antiséptico, equipo de sutura, infinidad de antibióticos… Algo le decía que las heridas así en esa zona eran comunes. Sin más regreso al almacén con el herido que le competía. Ya la gente de afuera se encargaría del otro.

Las personas estarán distraídas con el escándalo de afuera… Creo que tendrás suficiente privacidad si te quedas aquí. — Pronto, el sonido de la sirena de la ambulancia se hacía presente. Cerró la puerta detrás de ella, solo para asegurarse. — Quítate la camisa. —Ella no era enfermera ni nada parecido, pero en su vida también había aprendido a tratar lo básico. El accionar rápido podía salvarte la vida en medio de cualquier amenaza… Según las palabras de su padre. — Intenta mantenerte hablándome. Ayudara a que sigas despierto. — De nuevo, la timidez no tenía cavidad en esas situaciones de riesgo… Y si siquiera notaba que estaba hablando con un hombre que pronto se quitaría la camisa…Sí, iba a hiperventilarse, así que mejor no pensar en eso.
avatar
Ame Rellihan
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 1501

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Arael Nox el Lun Feb 23, 2015 8:32 pm

Puede que aquel encuentro después de todo fuese mas productivo y mejor de lo que hubiese esperado en un primer momento.
No sabía porque aquella chica me estaba ayudando. Que es lo que le impulsaba a hacerlo. Al fin y al cabo estaba claro que lo que allí pasaba cruzaba los limites de lo "legal" y seguramente ahora si vida también corría peligro.
¿Que clase de persona se metía en un altercado donde uno de los presentes llevaba una pistola y el otro estaba herido?...no lo entendía, la verdad es que no lo entendía, pero si lo agradecía, ya que gracias a aquella muchacha, tal vez, pudiese tener una oportunidad de salir de allí mejor parado.

Era extraño sentirse tan indefenso y tan inútil. Ella cogió la barra que había usado para dejar inconsciente a mi perseguidor y abrió una de las puertas cercanas.
Cuando me dijo que entrase al principio titubee , porque al fin y al cabo aquello también podría tratarse de una trampa y que aquella joven trabajase para las personas a las cuales había robado...pero...tampoco tenía muchas mas opciones. Por lo cual hice caso y entré dentro del recinto, el cual parecía llevar abandonado bastante tiempo.

Antes de que me diese cuenta, la chica se marchó y por el contrario yo busqué algún sitio donde poder sentarme y descansar.
Mi paso era lento y errático. Ademas la oscuridad no ayudaba demasiado si teníamos en cuenta que me costaba enfocar del todo la visión.
Tropecé con lo que parecía ser una silla y casi tiró unos frascos que había sobre las estanterías mas cercanas a mi posición. Pero por suerte eso no pasó y el jaleo que se estaba montando fuera amortiguaba los ruidos que pudiese hacer yo en aquel lugar.

El olor a moho y a polvo lo impregnaba todo, haciendo que me diesen ganas de estornudar. Algo que evité con todas mis fuerzas, porque el dolor de la herida con un espasmo así podría ser cuanto menos, doloroso.

No muy lejos de donde estaba había una mesa con un par de sillas. Sin pensarlo mucho me senté en una de ellas soltando un suspiro ahogado y dejé la caja sobre la mesa. Bajé la vista mirando la prenda que me había prestado la muchacha y comprobando que estaba bien manchado de sangre...lo bueno de aquello, es que tenía pinta de que la herida había sido limpia, y que la baña había atravesado por completo la piel y la carne, por lo cual el riesgo de infección era mucho menor, lo malo...que al no haber tapón alguno la sangre brotaba con libertad y por supuesto en una herida así la sangre no coagulaba tan rápido como debiese como para tapar la herida.

No se cuanto tiempo pasó, pero el ruido que había fuera comenzaba a ser algo molesto. El ruido de una ambulancia y el gentío que se arremolinaba al rededor de...¿de quien?. Solo esperaba que aquella ambulancia no fuese para mi, no me podría zafar de los médicos y tendría bastantes problemas.

Cuando escuché abrirse la puerta me tensé ligeramente pensando que era alguno de los auxiliares que venia a por mi, pero al ver de nuevo a la joven me relajé ligeramente.

-Te estas metiendo en un problema bastante gordo-dijo con una voz mas suave de lo norma, como si estuviese medio adormilado.-me tendrías que haber dejado ahí fuera solo...si te encuentran conmigo te meterás en graves problemas.-y no lo decía por la policía o los agentes de la ley, por ahora mi historial estaba limpio y esperaba que siguiese así mucho tiempo.

Me fijé en que portaba lo que parecía ser un botiquín. Y cuando se acercó a mi la vi muy resulta hablando...¿había hecho aquello mas veces?, porque daba la sensación de tener bastante experiencia en el asunto.

Cuando me pidió que me quitase la camiseta lo hice sin rechistar. No estaba en condiciones de quejarme o poner impedimentos para ello. Deje el sweater sobre la mesa y con dificultad desabroché los botones de la camisa negra. Como buenamente pude la pase por los brazos sin poder evitar dibujar una mueca de dolor y casi de asco al notar como de la herida salia mas sangre. No parecía ser mucha, pero se notaba bastante cálida al contacto con mi piel.

-Descuida, no creo que me duerma...-era fácil decirlo, pero la verdad es que me notaba entumecido y cansado.-¿porque estas haciendo todo esto?, no tiene ningún tipo de sentido.
avatar
Arael Nox
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 62
Monedas Monedas : 1723

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Ame Rellihan el Mar Feb 24, 2015 2:00 am

Me gusta dormir de noche. — Fue su respuesta mientras se enfocaba en buscar a algo similar a un interruptor que ayudara a iluminar apenas la habitación. — No creo que mi conciencia me deje dormir si no hago algo cuando alguien está herido frente a mí. Independientemente si sea bueno o malo… — Era algo que no podía evitar. Había sido criada de esa manera. Encontró el interruptor de la luz y pronto una bombilla titilante hizo el favor de apenas iluminar aquel sitio abandonado, carente de cuidado alguno y gobernado por las señales de obvio descuido. — Aunque, considerando tu preocupación por mi persona, he de suponer que no eres malo. — Creería eso por ahora. Al menos hasta que estuviese sano y ella tuviera la opción de desentenderse.

Se acomodo tomando una de las sillas para sentarse frente a él y poder atenderlo más cómodamente. De nuevo, ella no era algo cercano a una enfermera, pero los accidentes pasaban en la marina y había visto infinidad de veces a su atender a estos hombres para luego llevarlos a un profesional… Aunque ella no era Fionn, y este tipo no quería ir a que se le atenderá apropiadamente… Había que arreglárselas de alguna manera.

Supongo que no me dirás el porqué ese hombre armado te perseguía. — Era algo obvio en realidad. — ¿Cuánto menos es seguro que me digas tu nombre? — Mientras hablaba, ya había limpiado la sangre alrededor de la herida… Y ahora quedaba desinfectarla. — Mejor muerde algo. Esto va a doler. — Advirtió unos segundos antes de verter el alcohol sobre la herida de bala, limpiándola por completo.

Según a palabras de su padre, por lógica se debían limpiar ambos orificios, entrada y salida. Hizo el mismo procedimiento al otro lado, procurando causar el menos dolor posible. El siguiente paso era cerrar los orificios… << Es como coser un agujero en la cortina, Ame. Solo eso... Una cortina que sangra, siente dolor y es perseguida por hombres armados. ¡¿En qué pendejada me metí?! >>. Ya era tarde para quejarse. Estaba metida y de lleno, tato así que apenas fue consciente de haberse hecho con el equipo de sutura y había cosido las heridas de entrada y salida de la bala… Bendita fuera la inercia. Era mejor hacerlo todo automáticamente sin pararse a meditar demasiado. Soltó un suspiro de alivio tras ver que el sangrado había parado. Ahora tan solo quedaba vendarlo.

Ya casi acabo… Mi nombre es Ame, por cierto. — Claro, porque decirle tu nombre a un tipo con herida de bala tenia escrita la palabra “normalidad” por todos lados. ¿Por qué no? — ¿Seguro no quieres ir a un hospital? Y-Yo no soy experta en esto, solo actúo por reflejo… — Y estaba preocupada. ¿Y si lo había hecho mal? ¿Y si se había saltado algo? ¿Y si el chico terminaba de morirse por su culpa? Maldita fuera su incapacidad de hacer la vista gorda y largarse de ahí…
avatar
Ame Rellihan
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 1501

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Arael Nox el Mar Feb 24, 2015 6:31 pm

Tenía su lógica, al menos hasta cierta medida. Ya que tampoco me conocía como para no dormir por las noches si me pasaba algo. Ni siquiera mi padre se inquietaba tanto cuando un encargo salia mal. Como mucho se mostraba mas irascible por el simple hecho de que el encargo hubiese salido mal, no porque me hubiesen herido. El lo llamaba "daños colaterales" y le intentaba quitar hierro al asunto diciéndome que al menos seguía con vida, y que no me quejase tanto. Eso era un padre preocupado por salud y bienestar de su hijo ¿verdad?...
Le odiaba, pero por el momento no tenía muchas mas opciones que ayudarle.

El hecho de que me considerase una buena persona ya era un error y aquella afirmación casi me hizo reír aunque solo llegué a dibujar una pequeña mueca burlona.

-¿Bueno porque me preocupo por que no te hagan daño? no te equivoques. Digamos que tampoco quiero llevar la muerte de un inocente a mis espaldas.-el dolor y el cansancio me hacia ser ligeramente mas tosco de lo normal. Digamos que cuando te estas desangrando te preocupas menos por las formalidades y la cordialidad, y las palabras simplemente surgen sin mas. Ademas, si teníamos en cuenta que de por si no solía tener demasiado tacto a la hora de hablar con las personas, en aquella situación aun menos.

Me fije un poco mejor en la que me iba a curar la herida y no parecía ser mucho mayor que yo, de hecho le echaba menos edad. Y me resultaba ligeramente asombros el hecho de que tuviese tanta mano y sangre fría como para curar una herida como aquella. Cualquier otra persona en sus cabales hubiese huido y al ver una herida como aquella se hubiese mareado. Aunque no fuese de las peores que había visto. De hecho tenía varias cicatrices por el cuerpo que podían dar fe de ello.

-Y no, no puedo decirte porque me perseguía ese tipo o tendría que matarte después.-en realidad aquello era "casi" una broma, no la mataría pero era mejor que no supiese nada de lo que había pasado aquella noche. Al fin y al cabo nunca se sabía en quien se podía confiar, y a pesar de que me estaba salvando la vida, prefería mantener mis secretos y los secretos de mi padre en su sitio.-digamos que simplemente no le ha sentado demasiado bien que estuviese deambulando por su territorio.-cuando el alcohol toco la herida sentí como si me hubiesen puesto un hierro al rojo vivo en la herida. Tuve que apretar fuerte la mandíbula para evitar que saliese quejido alguno, pero había que reconocer que aquello dolía.

Sin duda con aquello, dormido no me iba a quedar, solo esperaba no perder el conocimiento del dolor.

-Descuida...creo que podré con ello-o al menos esa esperanza tenía. Lo bueno era con aquello la zona estaba tan dolorida que apenas sentí las puntadas sobre la piel y la carne. Aun así aquello hubiese sido mucho mas pasable con algo de alcohol para beber...siempre que me habían tenido que curar una herida como aquella pegaba un buen trago a alguna bebida fuerte para mitigar el dolor y para distraerme un poco.

-Descuida, tomate tu tiempo-la voz se me quebró al final ligeramente al notar el ultimo punto, el cual fue ligeramente mas tirante que el resto. Cuando la muchacha se presentó me quedé en silencio unos segundos. ¿Porque me decía su nombre?...seguía sin tener sentido. El hecho de que me estuviese ayudando ya era un peligro ¿porque quería saber también mi nombre? eso no la iba a ayudar tampoco demasiado.
Vale, puede que fuese por simple y mera educación, pero había situaciones en las cuales eran mejor dejar las cosas como están.

-Arael-dije al final dibujando una pequeña mueca, como si aquello no me hiciese demasiada gracia. Al fin y al cabo mi nombre no es que fuese de los mas escuchados...pero bueno, de perdidos al rió- y no, no voy a ir a ningún hospital, con esto me vale de sobra, no te preocupes, he estado en situaciones peores que esta y he salido con vida. Aun así, supongo que gracias.

Lo cortés no quitaba lo valiente, al menos debía agradecerle el trabajo que estaba haciendo y las molestias que se estaba tomando.
Ya solo quedaba el vendaje y a pesar de que la herida dolía intenté relajarme un poco. Con un poco de suerte aquella noche no terminaría tan mal como había pensado.
avatar
Arael Nox
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 62
Monedas Monedas : 1723

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Ame Rellihan el Jue Feb 26, 2015 5:35 pm

Arael-san. — Repitió su nombre, como una manera de recordarlo, además de agregarle su honorifico pertinente… Sí, había cosas de su crianza materna que no se podía quitar. — Con que muestre esa preocupación le da un nivel de moralidad lo suficientemente sólido… Con eso me basta para ayudarle. — Hablaba mientras retiraba el vendaje de sus respectivos empaques para proceder a vendarlo. — Aunque parece tener una vida como mínimo “emocionante”. — Por no decir “estúpidamente peligrosa”. — Puede agradecerme con el tiempo. Cuando estemos seguros de que mi inexperiencia en primeros auxilios no termine por matarlo en el futuro. — Cualquier complicación se podría presentar después de todo. << Esto no sería tan aterrador con un medico presente… >>. Pero no le quedaba de otra más que respetar los deseos del herido.

Los vendajes fueron lo suficientemente firmes para que mantuvieran una presión apropiada sobre la herida, solo esperaba no apretarlos demasiados como para causarle dolor. Aunque, aquel acercamiento le dio la oportunidad de mirarlo mejor. El joven, además de alto, tenía una complexión física que, junto a las innumerables cicatrices en su piel, le delataban de tener una vida bastante “agitada”… No pudo evitar el sentirse curiosa de cuantas heridas había recibido Arael en el trascurso de su vida, y las circunstancias de esas heridas… Sin duda parecía un hombre interesante. << Espera… >>.

Apenas había terminado de vendarlo cuando su mente, ahora menos afectada por la adrenalina del momento, empezó a ser consciente de la situación en la que estaba…  En una habitación cerrada… Sola… Con un hombre… Que estaba herido y vendado, sí, pero tenía el torso al descubierto… Y ella no estaba a más de 30 centímetros de distancia de él… Además de que su experiencia con otros seres humanos ya era estúpidamente escasa, que no decir de sus cercanías prácticamente nulas hacía el género masculino… Sep, en su mente aun verde eso ya empezaba a verse mal. Ya lo había atendido, sí, ¿y ahora? ¿Le dejaba? ¿Intentaba conversar con él? ¿Lo llevaba a algún sitio? ¿Salía corriendo de ahí como alma que lleva el diablo a llorar con Milis en su cama por semejante encuentro cercano con otro humano aparte de sus padres? Esa última opción se oía muy tentadora.

B-Bueno, c-creo que ya esta… — Pronto el pulso comenzó a fallarle, además de que su rostro comenzaba a ganar un color rojo para nada natural en ella. Rápidamente se alejo, manteniendo cierta distancia… Y solo para asegurarse, movió su silla otros varios centímetros más lejos, y siempre evitando ahora el mirarle directamente. Bueno, ¿y ahora qué? Debería asegurarse de que de verdad estaba bien antes de salir corriendo. — ¿S-Seguro ya está bien? ¿No necesita nada? — Y rápidamente se dio cuenta de su error. Apartando el hecho de que dada las circunstancias esa pregunta estaba ridículamente fuera de lugar, aquello daba pie a tener que estar con él más tiempo… Casi de inmediato se froto la frente para intentar calmarse y ocultar su sonrojo de vergüenza... Sí, algún día iba a tener que aprender a interactuar con la gente. << ¡¡Pero no hoy!! >>.
avatar
Ame Rellihan
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 1501

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Arael Nox el Jue Feb 26, 2015 8:15 pm

El dolor seguía estando presente, pero la verdad es que me sentía ligeramente mejor. Al menos sabía que no acabaría desangrándome en aquel "suburbio".

Mientras me vendaba me estuve quieto y lo mas firme que pude para facilitar la labor a Ame. También agudicé un poco la oreja escuchando el jaleo que se había organizado fuera en la calle, donde debían de estar atendiendo al que me había atacado.
Por lo visto el hombre había vuelto en si y no para de gritar que le habían robado un objeto. De hecho eso hubiese sido mucho mas creíble de no estar fichado por la policía desde hace bastante tiempo. Escuché como le arrestaban y como la policía le leía sus derechos.

Me hubiese reído de la situación de no ser porque estábamos mas o menos cerca de todo aquel alboroto y hasta que no saliese de allí no podría cantar del todo victoria.

Una vez me termino de vendar relaje un poco el cuerpo en la silla y dándome un respiro. Después de todo me lo merecía ¿verdad?.

Poco a poco el jaleo de la calle se fue calmando, lo que me dio a entender que el "espectáculo" ya se había terminado. La ambulancia se había marchado y la policía también, tan solo quedaba algún que otro curioso por la zona y no tardaría demasiado en marcharse también.

-Estoy bien, descuida. Puedes irte cuando quieras. Supongo que no debe de ser muy agradable el tener que pasar la noche con un extraño, y mucho menos al cual le tienes que curar las heridas- me permití el lujo de sonreír ligeramente. El ser cortes con ella era necesario, al fin y al cabo seguramente me había salvado la vida-y gracias otra vez. No se como podre compensarte las molestias.

De repente la vi algo mas nerviosa que antes y no solo por el hecho de que se había alejado de mi. Si no por el hecho de que estaba casi cabizbaja y se podía vislumbrar un ligero rubor en sus mejillas.

Cogí mi camisa y una vez comprobé que el vendaje era de lo mas resistente me la volví a poner. Aunque estaba ligeramente húmeda por la sangre de antes.

-Siento lo de tu sweater...creo que se ha manchado un poco de sangre-por no decir que lo tendría que tirar a la basura.
avatar
Arael Nox
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 62
Monedas Monedas : 1723

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Ame Rellihan el Vie Mar 06, 2015 4:18 pm

Un gran alivio le recorrió al fijarse que el chico estaba lo suficientemente sano como para sonreírle, más cuando escucho sus palabras. En cierta parte tenia razón, a cualquier otra persona le desagradara todo lo que ella acababa de vivir tan súbitamente y sin previo aviso, pero ella no era como los demás. Le gustaba ayudar, se sentía como si su existencia tenía algo que brindarle al mundo… Sin mencionar el hecho que ya quería llamar a sus padres y darle la noticia de que tuvo su primera interacción cercana con un chico. Obviaría una infinidad de detalles. Pero la noticia la emocionaba.

C-Creo que un suéter nuevo bastaría como agradecimiento… — Se dio el lujo de hacer una broma, ¿Quién lo hubiera creído? Quizás aun era la adrenalina lo que le permitía hablar casi naturalmente. — C-Con que estés bien estoy satisfecha… Aunque… Sé que no me incumbe, pero deberías dejar de hacer lo que sea que hagas que te pone en estas situaciones de riesgo… N-No creo que a las personas cercanas a ti les guste verte en peligro… — Hizo una leve pausa antes de continuar. — Al menos a mi no me gustaría. D-Después de todo me debes un suéter… — Era una imprudencia decirle aquellas cosas a Arael. Después de todo, ni lo conocía, ni sabía que circunstancias lo habían llevado a esos momentos en los que ella intervino. Pero la idea de ver a alguien lastimado no le gustaba… Y él no parecía tan malo.

Se puso de pie para dirigirse a la puerta. Después de todo, estaba en una habitación oscura con un hombre. Se sorprendía a sí misma de no haberse hiperventilado hace ya un buen rato, y rogaba que aquella fuerza misteriosa que la mantenía en relativa calma no la abandonara hasta estar segura en su habitación. Sin embargo, aquello debería esperar un rato más, pues la visión que tuvo al apenas abrir un poco la puerta solo la alerto. Lo que vio afuera en el callejón era un hombre, un hombre que parecía estar buscando algo, pero el arma que traía sujeta en el pantalón no le decía nada bueno. Volvió a cerrar apenas la puerta, apenas provocando algún sonido, rogando que no la vieran.

Arael-san… Dime que el que esta allá afuera es amigo tuyo y vino a recogerte…  — Quizás él lo conocía, o quizás no. el punto era que volvió a estar en alerta y apenas hablo en un susurro.

off:
Lamento muchísimo la tardanza..!! La inspiración no me llegaba y he estado ocupada estos días, perdón..!! ;n;
avatar
Ame Rellihan
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 1501

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Arael Nox el Lun Mar 09, 2015 4:06 pm

Cuando termino de colocarme la camiseta y comprobo que se podía mover con mas o menos soltura (aunque fuese sentado en una silla) se fijo en que la muchacha comenzaba a tartamudear un poco al hablar y en vez de mirarle fijamente evitaba a toda costa su mirada.

Desde luego no la podía culpar, sobre todo después de todo lo que había pasado. Tal vez en aquel momento era algo mas consciente de la situación en la cual se había metido.

-Si, tal vez sea una buena forma de agradecer el que te he destrozado. Aunque no tu ayuda-añadió con una sonrisa amable. La verdad era que estaba en deuda con ella y de algún modo u otro le tendría que devolver el favor, e iba a ser un favor de los grades, al fin y al cabo había evitado que el tipo que le seguía le hubiese rematado en el suelo y no solo eso, había evitado que se desangrase, curando y cerrando la herida del costado. Un sweater nuevo no valía todo lo que ella había hecho por Arael aquella noche.-tal vez...¿una cena? y de paso un sweater nuevo y creo que aun así me quedo algo corto, pero no sabría como agradecerlo de otro modo y espero que nunca te veas en una situación como esta para que te lo pueda agradecer como es debido.-por supuesto podía decir que no a la cena y quedarse solo con la opción de la prenda de ropa, pero bueno...por intentarlo no perdía nada ¿verdad?-en cuanto a lo que me dedico...-rió un poco por lo bajo para no llamar mucho la atención de aquel transeúnte que pudiese haber fuera-supongo que no suelo hacer esto todos los días. Digamos que ha sido un percance con el que no esperaba encontrarme.-y la verdad es que si hubiese sido mas prudente aquello no habría tenido porque pasar.

En cuanto a las personas que les importaba...bueno le ahorro el comentario sin mas dibujando una sonrisa amable, al fin y al cabo su propio padre era el que le había metido en todo aquel embrollo, por lo cual...¿que le iba a decir? "no te preocupes, mi padre está al tanto de todo lo que me pasa y le da exactamente igual lo que me pase a mi", o al menos esa era la conclusión a la que había llegado  después de todo aquel tiempo.

-Pero no te preocupes, intentaré mantenerme con vida mientras te deba un sweater.

Sin duda era una joven encantadora y algo peculiar. Tenia una forma de actuar un tanto peculiar, sobre todo porque ahora parecía mucho mas "cortada" que antes. La razón la desconocía, pero tampoco se iba a quejar de ello, como bien había pensado sus razones tenía para estar así.

Cuando Ame se puso en pie, Arael hizo lo mismo , solo que ayudándose un poco con la mesa que tenía al lado. Cogió la caja y fue a salir cuando vio que la muchacha volvía hacia el con la cara algo...¿preocupada?.¿Que había visto en el exterior?.

-¿Amigo mio?-alzó una ceja y dejo la caja otra vez sobre la mesa para ir a asomarse. Abrió la puerta una pequeña rendija y se asomó para ver a uno de los matones que trabajan para el mafioso al que había robado aquella noche. Con cuidado cerro la puerta tras de si y miró a Ame-me temo que no es ni mucho menos mi amigo y será mejor que encontremos la forma de salir de aquí cuanto antes.

Apagó la luz y se llevó el dedo indice a los labios, diciendo así que no abriese la boca.
Después de aquello comenzó a andar con todo el cuidado que pudo hasta la mesa de antes y le hizo un gesto a la joven para que le siguiese.
Tenía que haber otra puerta por la cual salir, porque estaba claro que por la que habían entrado ya no era del todo segura. Y que si ese hombre estaba husmeando por allí no tardarían demasiado tiempo en llegar mas. Pero la cosa era ¿donde estaría la otra puerta?.

Cuando Ame estuvo a su altura, se acercó un poco mas a ella para susurrarle algo.

-Tenemos que encontrar otra puerta de salida y no hacer ruido. Tenemos que intentar que no nos oigan y que no nos vean, o vamos a estar en un gran y grave problema. Por lo cual, vas a tener que hacerme caso ahora si quieres salir de aquí con vida.

Off:
Descuida :)
avatar
Arael Nox
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 62
Monedas Monedas : 1723

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Ame Rellihan el Mar Mar 17, 2015 6:04 pm

Sus temores resultaron tener acceso a la realidad. Aquella persona armada de afuera no era amigo de Arael, como mínimo era de los mismos que le habían provocado sus heridas. De nuevo su cuerpo se puso en alerta, pronto su nerviosismo o el hecho de estar cerca e interactuando con un hombre paso de lado en su mente. Ya vería como asimilar eso. Ahora estaba el asunto de salir de ahí en una sola pieza.

Se aseguro de mantener el paso junto a Arael en cuanto este se movió. La apariencia mohosa pero habitada de aquella sala daba a entender que era un viejo depósito de un edificio, por ende, significaba que había otra puerta que llevara precisamente al interior de dicho edificio. Lamentablemente, entre el atender las heridas del chico y su nerviosismo posterior, no había hecho reconocimiento de dicha segunda puerta; aunque no por eso iba a perder la calma.

Lo primordial es encontrar la otra puerta… — Pronuncio en apenas un susurro, elevando un poco el rostro para lograr definir mejor el de su interlocutor más alto. Aunque mentiría si dijera que no estaba preocupada. Arael seguía herido, independientemente de que ella hubiera cerrado la herida. — ¿Cuál es el plan? — Ya vería como asegurarse de que el joven se mantuviera en reposo para una recuperación apropiada una vez salieran de allí.

¿En qué momento de su vida se imagino que algo como esto le pasaría en un día que empezó tan normal? Y sin embargo, la situación era motivo para que llorara, se paralizara o temblara; y aun así mantenía una relativa calma que hasta a ella misma le asustaba. Le daba el crédito a la crianza junto a sus padres. El que ambos tuvieran una vida donde las situaciones de tensión podían pasar en cualquier segundo, y que ella viviera en esos entornos le habían enseñado que el primero en caer era el que perdía la calma. Mente fría, calculadora, analizar todas las posibilidades y dejar de lado toda distracción. Así actuaba ella en esos momentos. Tanto así era este accionar automático en ella, que el hecho de que hace apenas unos minutos un hombre le invitara a cenar casi se resbalaba de ella. << ¿Eh…? >>. Casi. << ¿Cena….? ¿Con un chico…? ¡¿Qué dem…?! >>. Pronto la cara volvió a colorarse, y debía dar gracias de que estaban a oscuras. << ¡¡No es momento para eso!! >>. Primero era salir de ahí, después era libre de tener cuanto ataque de pánico su corazón le permitiera antes de tener un infarto.

A-Arael-san… Quizás si ponemos mi suéter en la ranura de la puerta, podríamos usar la luz tenue del móvil para encontrar más rápidamente la puerta… — De todas maneras, aquella prenda estaba arruinada. Era mejor sacarle cuanto provecho se pudiera. — A propósito… ¿Y eso? — La pregunta fue hecha mientras señalaba aquella caja metálica con el dedo índice. Hacía rato que lo veía con ella, y mentiría si dijera que no tenía un lado curioso… Curiosidad e imprudencia. Vaya actitudes estaba teniendo ese día tan particular.
avatar
Ame Rellihan
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 1501

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Tema Cerrado el Dom Abr 05, 2015 4:02 am

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1639
Monedas Monedas : 19339

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mala noche// Ame Rellihan

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.