Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Bunny problems [Privado Vincent Machiaveli]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bunny problems [Privado Vincent Machiaveli]

Mensaje por Qrow Branwen el Lun Feb 02, 2015 6:32 am

Apenas escucho que sonaba el timbre que anunciaba la tan esperada hora del almuerzo, la tricolorina emprendió la huida del salón de clases tan rápido que provoco una leve curiosidad en el resto de sus compañeros, que luego de un rato le restaron importancia al asunto, al fin y al cabo ver una conducta extraña en el alumnado no era tan inusual. Por su parte, Agatha continuo corriendo por los pasillos y subió por las escaleras a toda prisa, casi chocando con un par de alumnos de cursos mayores, pero evitando el impacto antes de que sucediera, ser bajita y ágil tenía sus ventajas, era lo que pensaría luego la inglesa, que por ahora se concentraba en seguir su camino. Pero pese a que llevara prisa, en su andar se podía notar un ritmo cauteloso, constantemente observando de reojo el bolso que utilizaba para asistir al instituto, con una apariencia mucho más abultada en esa ocasión, sujetándolo con su mano izquierda mientras que con la otra llevaba su la sombrilla de siempre. Evitaba que el bolso se moviera demasiado o esa impresión hubiera dado, ya que no se detenía el tiempo suficiente para que alguien lo notara. Cuando por fin llego al final de la escalera, se dio el tiempo de descansar y respirar profundamente antes de continuar, no le faltaba mucho tampoco, al encontrarse de frente con la puerta que daba a la azotea.

Sí, sabía que era un lugar prohibido para los alumnos que no contaban con el permiso necesario para estar ahí, pero tenía una buena razón para arriesgarse o eso le gustaba pensar, suspirando cuando por fin sintió que se recuperaba de la carrerilla de antes -“Por favor que este abierta...”- Pidió para sus adentros, mientras dejaba por fin su bolso en paz y estiraba la mano para posarla sobre el pomo de la puerta, girándolo con la esperanza de que estuviera abierta al público, sin demorarse en descubrir alegremente que así era. La puerta se abrió tan fácilmente que Agatha pensó que debieron haber olvidado cerrarla, eso era ser positiva, las otras opciones eran que de hecho estuviera algún empleado hay afuera en ese mismo momento o que otros alumnos se le hubiera adelantado, sin gustarle ninguna de las dos opciones, pero sólo podía comprobarlo traspasando la puerta.

El cielo estaba nublado y el ambiente era frío, la chica se adentró varios pasos con cautela en el espacio abierto de la azotea, sin encontrar ni un alma alrededor o señal de que hubiera alguien más en el lugar. La suerte estaba de su lado en esa ocasión al parecer y no en contra como pensó por un instante a las primeras horas de la mañana en el instituto, donde su pequeño y aventurado plan dio comienzo. Y es que por mucho que lo quisiera -Lo pensó bastante de hecho-, no podía ignorar una petición y menos cuando se trataba de la persona que la contrato para cuidar de su querida mascota, un trabajo de medio tiempo que había decidido tener y en el que no había tenido mayores eventualidades, hasta ese mismo día por lo menos. Otro suspiro escapo de los labios de Aghy y esta pensó que sé estaba quedando sin aliento -Estoy acumulando más delitos con esto... je- No pudo evitar reír un poco, pensando en lo que estaba haciendo antes de abrir el bolso que tan celosamente protegió antes, dejando ver su contenido y volviendo a sonreír por ello.

Si lo analizaba no era tan grave, fue por eso que accedió a la petición de quién fuera la dueña del pequeño y adorable conejito enano que ahora estaba cargando en el bolso, dentro de su respectiva mini-jaula de transporte, que sin mayores problemas cayó en el bolso escolar -¿No volverás a tratar de escapar? ¡Me diste un buen susto hoy! Aun qué fue gracioso a su manera... pero, por no delatarme en clases, tienes premio extra de almuerzo- Hablaba con la pequeña criatura en voz baja, recordando lo sucedido temprano cuando el pequeño Gumy, nombre puesto por la dueña, decidió salir de la jaula y asomarse por uno de los costados del bolso y ver el exterior, cuando recorría el patio antes de ingresar al instituto como todas las mañanas. Logro volver a ponerlo en su lugar de la forma más rápida y menos brusca que pudo, después de todo su deber era cuidarlo, esperando que nadie se hubiera dado cuenta de lo sucedido y creyó que así fue al no recibir comentarios al repesco. Ahora, lo que necesitaba era encontrar un lugar cómodo para ambos, avanzando para arrinconarse en una de las esquinas del lugar, la más alejada de la puerta de entrada a mano derecha, dándole la espalda a esta. Seguro hubiera sido más prudente observarla, pero no, en esta ocasión no lo era, por qué de llegar alguien inesperado necesitaba tiempo para ocultar la evidencia, deseando que la suerte estuviera de su lado un poco más de tiempo o hasta que ambos pudieran alimentarse.
avatar
Qrow Branwen
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 265
Monedas Monedas : 894

Volver arriba Ir abajo

Re: Bunny problems [Privado Vincent Machiaveli]

Mensaje por Vincent Machiaveli el Jue Feb 05, 2015 5:54 pm

No era día como cualquier otro, no del todo, aunque bastante normal a decir verdad, uno de esos días que no te causan disgusto ni agrado, pero te dejan todo el día pensando, buscando una solución a un problema que no conoces. Levantarse temprano con la única razón de que el pensar no te dejo dormir… contemplando todo los detalles del techo de la habitación donde se proyectan cada una de las decisiones que has tomado, y se simulan las que has de tomar al salir de casa, solo para entrar en otra rutina… el instituto, pero a pesar de ser parte de una rutina, había algo en cada persona de allí... Algo que no conocía aun, que me hacia ir por algo más que mis intereses personales, y, que podría ser más interesante de lo que podría esperar. Sin embargo hasta ahora no había aparecido ninguno de estos brillos únicos en tanta obscuridad de gente común. Levante de la cama, directo al baño, no hizo falta siquiera quitarme la ropa pues no suelo dormir con nada puesto, aunque fue provechoso, ya que el tiempo que pude tomarme en preparar todo solo para tomar un baño, lo pase dentro de mi cabeza inducido en esos pensamientos que solo aparecen cuando te das cuenta de que algo contigo… o algún suceso simplemente no está bien, ¿el qué? No lo tenía claro aun, supongo que lo sabría luego, en algún momento. Salí, tome mi uniforme y de manera apresurada pero cuidando que todo estuviese perfecto me vestí, tome mis llaves, un bolso donde estaban lo necesario para estudiar aunque suelo usarlo cuando traigo cosas de camino a casa, un fajo de billetes sin la certeza de cuanto llevaba conmigo pues no me tomaría el tiempo para contar, las llaves de la motocicleta y mi casco y me marche sin más, no tenia siquiera apetito, haría falta hacer algo para distraerme… quizá iría a disparar luego de clase, o quizá solo volveré a casa.

Solo llegue al instituto, aparque, entre y en el camino fingí hacerme a la vista gorda y oídos sordos de los coqueteos de algunas estudiantes de grados menores, una que otra de las demás secciones de mi propio grado… sin contar las miradas casi asesinas de alguno que otro compañero, quizá porque no le agradaba… o simplemente le “agradaba” mucho mas una de esas chicas, en fin, eran deseos mundanos los suyos… que en ese preciso momento, y, en el estado de ánimo tan… como decirlo ¿pensador? ¿Bohemio? ¿Melancólico?... no me causaban el menor interés, llegue temprano a la clase, que se hizo casi eterna, y en la que solo el que me observara con detenimiento podría observar que algo era distinto este día, pues el profesor en si me hizo un par de preguntas en la clase y las respondí mas que todo por instinto, por suerte, estuve en lo cierto en ambas ocasiones, si su objetivo era hacer que me concentrara en la clase del todo, no logro su cometido.

Al llegar la hora del almuerzo, quite la cinta de papel que unía el fajo de los billetes tomados antes, para comprar algo ligero, pero que saciara el apetito ya de vuelta unido con el del almuerzo… No era la mejor comida la de aquí, pero era buena, Un par de raciones de pollo en milanesas, con ensalada, bastante ensalada, después de todo eran solo vegetales, no me harían daño alguno. Pero a la hora del almuerzo la cafetería estaba llena, como se acostumbraba, sin embargo algunos estudiantes, entre esos yo, buscaban lugares más apacibles para disfrutar de sus alimentos… Pedí todo para llevar, junto con una botella de agua mineral, lo puse en mi bolso, y me dirigí a un lugar donde nadie, o por lo menos casi nadie, solía ir, la azotea, un buen lugar para observar el cielo y sentir la suave brisa, cuando se cola entre el cabello y se siente como una caricia, una caricia de parte del viento, ya tenía un duplicado que conseguí con lo que se suelen obtener muchas cosas…Dinero… no es que fuese de gran importancia para mí, pero era necesario sin duda alguna. Introduje la llave en el cerrojo solo para darme cuenta de que no estaba cerrada, me ahorro la molestia, aunque no tenía claro el porqué estaba abierta, solo entre, he de resaltar que la puerta estaba en excelente estado para su uso poco frecuente, no hacia ruido alguno, era como si fuese de papel.

Entre y no me fije en mis alrededores, el estado pensativo en el que estaba sumido desde las 4am aun no se había desvanecido, cerré los ojos y alce mi rostro dejando mirando hacia arriba (no mirando literalmente pues tenía los ojos cerrados) para sentir la sensación descrita antes, que solo se tenía al estar expuesto en un lugar lo suficientemente alto, y cuando conducía mi motocicleta sin casco, sin bajar la mirada, puse la mano en el interior de mi bolso para buscar lo comprado antes, guiado por el tacto, pero sorpresa… lo primero que toque no era mi almuerzo, era una de las armas a las que había modificado ayer en el taller donde pasaba horas construyendo las magníficas maquinas en este caso una colt 45, la saque de golpe para confirmar con mi vista lo que mi tacto me aseguraba, al tiempo en que el mismo viento que acaricio mi cabello, cerró la puerta de golpe, esta vez haciendo un claro ruido, que me hizo voltear bruscamente pues pensé que alguien había entrado, ¡¡¡Sorpresa!!! Una más, no había entrado nadie, sino que ya había alguien dentro de quien no me percate, Una chica de un cabello bastante peculiar, la observe por un momento, baje la vista hacia mi arma, y volví a ella una vez más… No pude decir más que –Esto… no es lo que crees, puedo explicarlo- En otra ocasión me hubiese importado un bledo que la viese, pero en ese momento en ese lugar… tenía que explicarlo, era necesario hacerlo, o podría armarse un escándalo, y sinceramente no quería que aquellos que aun no sabían quién soy, se enteraran y menos que corrieran rumores extraños, como que me iba a suicidar o que pensaba causarle algún daño a ella.
avatar
Vincent Machiaveli
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 243
Monedas Monedas : 1447

Volver arriba Ir abajo

Re: Bunny problems [Privado Vincent Machiaveli]

Mensaje por Qrow Branwen el Dom Feb 15, 2015 5:47 pm

Creyendo que ya no tendría nada más de qué preocuparse por un buen tiempo o hasta que alguien les interrumpiera, saco con cuidado al conejito de su pequeño y acogedor escondite. Sabía que el clima para la mascotita no era el mejor considerando el invierno presente, pero aquel día parecía querer ofrecerle un panorama más cálido y despejado que el resto de días anteriores, además, tomar un poco de aire fresco luego de estar encerrado tampoco le haría mal. Una vez tuvo al animalito en sus manos y reposado luego sobre su regazo, gracias a la forma en la que había flexionado sus piernas, ayudo a que los colores del pelaje felpudo de la criatura se apreciaran mejor; un marrón claro bastante común en esa especie además de unas líneas blancas alrededor de cuello y en medio del rostro, sin olvidar en las patitas que le daban el típico toque de estar usando guantes blancos.

Si, definitivamente era un buen día como para sólo preocuparse de comer y luego seguir con sus clases antes de salir e ir al encuentro con la dueña de Gumy, sonándole cada vez más sencillo conforme lo repasaba en su mente... pero no, por lastima, un pequeño e inesperado incidente estaba a punto de cambiarle la suerte. De no haberse distraído acariciando el suave pelaje de animal, se hubiera percatado de la presencia del chico que acaba de entrar a la azotea. La ausencia de ruido fue lo que no alerto a la muchacha, su pequeño acompañante sin embargo si lo escucho, pero más que simplemente mover sus pequeñas y sensibles orejas alargadas, no hizo más al respecto. El verdadero aviso llego con el azote involuntario de la puerta, asustando a Agatha quién en vez de gritar, se volteó rápidamente para buscar al causante, atrayendo al conejito en sus brazos hacia su pecho en un abrazo reflejo de protección, sin tener que esforzarse mucho y avistando al rubio de pie en la azotea a unos varios pasos de distancia, sosteniendo nada menos que un arma, como si su sola presencia no fuera lo suficientemente mala.

-...- Intento mantener la calma, sus ojos ya estaba abiertos de par en par y trataba que su mente no pensara demás al escuchar hablar al contrario, como si fuera fácil ignorar lo que tenía en sus manos y no tomárselo a mal. Su paranoia no demoro nada en invadirle, con varias ideas dispersas de lo que podía estar ocurriendo, todas a una velocidad exorbitante que casi le hizo creer que el tiempo se detuvo, pero no. El rubio había terminado de hablar y Agatha prácticamente dio un salto para ponerse de pie y arrinconarse todavía más en la esquina donde estaba, hasta la sombrilla quedo abandonada en el piso junto al bolso, mientras continuaba abrazando a la mascota y las ideas terminaban por reventar en su cabeza -¡T-toma mi dinero! Está en el bolso... pero, piénsalo bien ¡Eres muy joven para quitarte la vida!... ok, mátame, pero no le hagas daño a Gumy ¡Es muy pequeño y adorable para morir así!- Literalmente, todas las cosas que había imaginado salieron de su boca entremezcladas, hablando nerviosamente rápido pero audible, lo que no servía de mucho al considerar que nada de lo dicho tenía un hilo que les uniera además de la locutora.

Okey, necesitaba calmarse y lo sabía, fue lo que pensó cuando por fin las palabras del rubio se asimilaron en su cabeza... que tampoco eran muy alentadoras ni explicaban demasiado. Notando recién la falta de su sombrilla, agachándose igual de rápido que antes para tomarla del mango y luego volver a su posición erguida, apuntando al mayor con la punta del objeto cerrado y ahora sujetando a Gumy con una sola de sus manos ¡Tenía que ser fuerte por él! Se dijo a sí misma, frunciendo el ceño pese a que en su rostro aún se reflejaba el nerviosismo -¡¿Cómo que no es lo que parece?! Tienes un arma en las manos... ¡Es justo lo que parece!- Increpo hablando fuerte, pero sin llegar a los gritos, quería una explicación de lo que se supone no era lo que parecía, pero en ese instante no lograba encontrarlas.

Gumy por su parte se veía tan tranquilo y cómodo ahí sujeto, sin notar el potencial peligro cercano, tal vez en el fondo, sabiendo que el rubio no tenía intenciones de lastimarlos -“Y yo pensando que era malo traer una mascota al instituto... ¡Esto es peor!”- Mucho peor, sin dudas, era lo que pensaba sin nunca bajar la sombrilla como si fuera un arma protectora, pese a saber defensa personal, no le servía de mucho contra un arma y la posición en la que estaba.


Gumy:

avatar
Qrow Branwen
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 265
Monedas Monedas : 894

Volver arriba Ir abajo

Re: Bunny problems [Privado Vincent Machiaveli]

Mensaje por Vincent Machiaveli el Dom Feb 22, 2015 1:28 am

Rápida e instintiva reacción la suya, como lo espere y desee que por todos los dioses de la obscuridad no lo hiciera, aunque seguía siendo una chica, ante todo un ser humano temiendo por su vida, que estaba amenazada por un extraño armado, y yo… pues no lograba encontrar las palabras para explicar esto… o siquiera que hacer para que me dejara decir algo. ¿Pero qué sentido tenía lo que decía? ¿Se supone que era un ladrón suicida asesino de conejos? No pude evitar reírme de su nerviosa e ingeniosa o mejor dicho enmarañada respuesta, es como si te enseñasen a tratar con ladrones, suicidas y homicidas en una corta y única clase. Revise el cargador del arma en busca de una posible ayuda, estaba vacío, después de todo solo la modificaba, no practicaba con ella. Desarme la pistola en un par de movimientos rápidos por el conocimiento y la experiencia de la misma – ¿Ves? No está cargada siquiera – dije poniendo las piezas de vuelta en el bolso, a mi pesar su tono de voz podía causar que el malentendido se extendiera si llegaban terceros y creciera aun mas, convirtiéndose en un verdadero problema, y por otra parte no me agradaba en lo absoluto ver a una chica en ese estado de miedo, era casi imperdonable el hecho de que la causa sea yo, pero ya pensaría en mi luego.

Me acerque sin prisa pero tampoco despacio para intentar explicarme como ella lo había pedido, ya desarmado no pensé que hubiese gran problema, pero me equivoque… tomo su sombrilla, que aunque no me causaba miedo alguno, era un objeto contundente que podía causarme una herida grave si lo usaba en el lugar correcto, pese a sus nervios en el momento era más peligrosa que yo, di unos pasos más hasta quedar en la punta de la sombrilla que se hundió un poco en mi camisa y pectoral izquierdo por la presión ejercida al avanzar y su agarre firme.  ¿Peligroso? Si un poco, pero tenerme en sus manos le daría confianza y quizá algo de tranquilidad –No quiero tu dinero, ni acabar con tu vida o la mía y menos atacar a esa tierna e inocente bola de pelos- con un tono de voz suave para no sonar amenazante, pero no tan bajo para sonar sumiso – Solo es uno de mis pasatiempos, olvide dejarla en casa y recién lo note, estoy casi tan sorprendido como tu- Dije esperando que me creyera.

Era la verdad, tan simple, tan pura, y sin embargo puede que no lo hiciera, eso se lo dejaba a su análisis e intuición, por mi parte no había ninguna otra explicación – Siento haberte asustado de este modo – Baje mis hombros y mi rostro al pensar en las consecuencias de esto, algo parecido a una depresión instantánea se apodero de mi, solo con saber que mi apellido arruinaría ese algo que aun no encontraba en este instituto y que me hacia venir a diario. Me en el suelo con la cabeza gacha y apoyando mi espalda contra la pared, se me escapo un suspiro de esos que salen cuando tus palabras y tu mente no saben qué hacer, y en voz baja, pero lo suficiente audible para ella por la distancia dije – Yo solo quería almorzar en paz – ese sentimiento en mi desde la mañana, que había desaparecido por un instante de mi ser por el suceso, volvió con más fuerza por el mismo y es que me este escondiendo, pero no quiero más interés sobre mí, no aquí, esta era mi zona neutral… mi lugar para observar todo desde otra perspectiva, para ser normal –Pide lo que quieras, solo que esto quede entre el conejo, tu y yo ¿vale?– Estaba siendo como los… como decirlo… Cabrones, si esa es la palabra, que compraban todo, pero en el momento necesitaba que esa chica no me delatara, que mantuviese el silencio de esta no tan común afición… aunque eso es algo que no importa mucho a las personas, con tener un motivo para etiquetarte de algo o poder hablar de ti no importara el tema, o motivo de porque se hace. Puse mis manos en mi rostro como aquellos que buscan secar sus lágrimas, como esos que suelen ocultar su vergüenza, mientras esperaba su reacción…
avatar
Vincent Machiaveli
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 243
Monedas Monedas : 1447

Volver arriba Ir abajo

Re: Bunny problems [Privado Vincent Machiaveli]

Mensaje por Qrow Branwen el Jue Abr 02, 2015 7:02 am

Ok, la muchacha del conejo debía admitir que su reacción fue exagerada, el nerviosismo que en realidad siempre estuvo con ella y que intento negarlo hasta ese momento le ataco y tal vez, sólo tal vez, sobreactuó un poco con aquel muchacho, que luego de exponer el arma y mostrar que no estaba cargada, dejaba de ser un problema... en teoría, aun podía hacerle daño de otras formas, pero eso sería expandir más su paranoia. Además, el mismo joven se estaba mostrando como alguien que no deseaba problemas, ya para cuando se estaba disculpando con ella por lo provocado, Agatha había estado bajando poco a poco la sombrilla que usaba como arma para que, de nuevo y simplemente, quedara a la altura del suelo en donde quedo posada la punta de metal, mientras ella miraba al rubio cada vez con menos temor, entendiendo mejor la situación y claro, más curiosa por las demás cosas que siguió diciendo y mostrando el contrario, en especial cuando le noto más cabizbajo, algo que no se esperaba.

Terminó agachada, igualmente apoyando la espalda en la pared que tenía detrás y donde antes se había arrinconado sola, siempre sujetando al pequeño conejo, con mayor seguridad ahora que por fin había dejado la sombrilla de nuevo a un lado sobre la superficie del piso y así poder sostener con ambos brazos a la criatura, era obvio que ya no tendría la necesidad de usar el objeto como arma de protección. Observando de reojo al rubio antes de dirigirle la palabra de nuevo -Esta bien... discúlpame a mí, creo que exagere... bah, en realidad, de haber estado en real peligro, no dejaría de ser una reacción tonta ¿No crees?- Hablaba por fin en calma, de hecho, hasta sus gestos se le notaban más relajados, asumiendo que su actitud no pudo ser la correcta en ningún caso y dándose la libertad de bromear un poco con eso, quizás buscando la forma de animar a la persona que tenía cerca... la que antes le asusto, pero fue algo que ninguno esperaba.

-No voy a pedirte nada, descuida, tampoco estoy en una buena posición. Traer mascotas al instituto está prohibido... es menos grave que un arma, sí, jeje... pero sigue siendo malo- Pronunciando estas palabras mientras observaba ahora al conejito causante de su supuesta desventaja en la situación de “chantaje”, acariciando la cabesita de este que continuaba tan tranquilo como antes, apenas moviendo un poco sus orejitas al contacto y cerrando los ojos. Luego de esto, la mejor tomo su bolso que continuaba cerca y como antes, metió con cuidado al animalito en su jaula y regreso a dejar ambos escondidos bajo la cubierta del bolso. Poniéndose de pie seguidamente -Hagamos como que nada de esto paso ¿Vale? Buscaré otro lugar para dejarte en paz... ¡A-adiós!- Y antes de que pudiera decir algo más su inesperado acompañante, la chica de cabello tricolor volvió a salir corriendo de regreso ahora por la escalera. Intento no sonar alterada de nuevo, pero los nervios le fallaron al final, no quería molestar a alguien que buscaba tranquilidad al igual que ella... aun que él la susto primero, su mente insistiría con eso, pero lo ignoraría una vez más. Quizás en otro momento vería al chico de nuevo, en otras circunstancia, pero aquel no era el momento, por ahora su preocupación estaría en encontrar otro lugar junto a la mascota que luego debería entregar a su dueña, alejándose rápido de la azotea, del chico rubio, y todo aquel pequeño escándalo que ahí se dio y sería mejor olvidarlo.
avatar
Qrow Branwen
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 265
Monedas Monedas : 894

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.