Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes canon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Ir abajo

::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por Gabriele D'Angelis el Lun Dic 29, 2014 9:29 am

Entiendes que amas a una persona cuando harías cualquier cosa por verla sonreír.
Y en esos momentos también eres un poco egoísta, en realidad.
Porque sabes que esa sonrisa también a ti te hará sentir bien.

Entiendes que amas a una persona cuando sientes dentro de ti que sin ella no podrías seguir adelante.
Ni siquiera podrías tomar un descenso, mucho menos subir solo.
Porque ella es tu apoyo, tu ayuda, tu muro portante.
Tu razón de vivir, día tras día.

Entiendes que amas a una persona, cuando ella no está.
Porque sí, la añoras terriblemente, y darías cualquier cosa por tenerla a tu lado,
pero sabes que en realidad ella estará siempre contigo.
No importa cuántos kilómetros os separen.
Ella está allí.
¿Donde?
En tu corazón.
En el lugar más profundo, íntimo y secreto.
Ahí es donde está.
Y nunca podrá salir, no importa lo que pase, porque has tirado vía la llave.

Entiendes que amas a una persona cuando es de noche.
Alzas los ojos hacia el cielo y la encuentras.
Es la estrella más hermosa, luminosa como sus ojos y brillante como su sonrisa.
Es ella.




Es el 31 de Diciembre, víspera de Año Nuevo. Ya está todo preparado para aquella que se promete una velada placentera en compañía de la sua donna. Vistiendo un elegante conjunto negro, sin agregar la molesta corbata, en cambio dejando abiertos los tres primeros botones de su cándida camisa de manga larga, dejando entrever parte de la musculara de su fornido torso. Durante la espera está terminando de arreglar la mesa colocando las copas destinadas a la estupenda botella de Champagne que aquistó especialmente para esa noche, con una suave melodía clásica de fondo, cuando de pronto escucha sonar el timbre de la puerta.

Se dirige hacia la entrada y la abre sin preguntar quién es, permaneciendo casi al instante completamente deslumbrado ante la figura de la mujer frente a sus ojos. Por varios largos segundos se queda observándola sin emitir ninguna palabra, enmudecido tras quedar delante de tanta belleza. A cierto punto se recupera de su estado de embelesamiento y con un simple gesto de la mano la invita a acomodarse dentro de su apartamento, pero sin dejar de mirarla. Luego se avecina a ella para tomar su abrigo y colgarlo en el perchero estratégicamente situado a un lado, aprovechando entonces la cercanía para saludarla como es debido. -"Sei bellissima stasera" -musita para luego inclinarse a depositar un suave beso sobre sus labios.
Gabriele D'Angelis
Gabriele D'Angelis
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 1045

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por María Anttonela Gilles el Vie Ene 02, 2015 1:59 am

8:30 a.m Como era de costumbre, el despertador rompe con el silencio que dominaba en la habitación.

Una joven pedagoga de larga cabellera negra se asoma por debajo de las sábanas. Frota un poco sus grandes orbes verdes, e inesperadamente, suspira con una gran sonrisa. Lentamente comienza a desperezar su cuerpo. Se toma su tiempo, y finalmente se sienta sobre su cama para luego desactivar el molesto aparato. Hacía un frío que llegaba hasta sus huesos, incluso con el calentador encendido; era muy friolenta, cosa que no era muy positivo, pues su época favorita es el invierno.

Tomó camino hasta su computador. Había quedado encendido desde anoche. Colocó una radio Online, y allí estaban, los villancicos. Los escuchaba en francés, inglés, español e italiano. Optó por una radio local, y con Douce nuit sonando, entró en la ducha.

Douce nuit, sainte nuit!
Dans les cieux ! L'astre luit.
Le mystère annoncé s'accomplit
Cet enfant sur la paille endormi,
C'est l'amour infini!
C'est l'amour infini!


Cantó en el baño como una adolescente enamorada; y es que así se sentía. Era 31 de Diciembre, ya solo faltaban horas para que acabe el año. Sin embargo, su principal emoción no era esa.

Recordó a su abuela “¡Que saco de huesos tan feliz!” pensó. Por su mente, pasaban las imágenes de sus cálidas navidades en Italia, y hablo de “cálidas” no por el clima, más bien porque eso sentía con aquella hermosa mujer que dio todo para que fuese feliz. Hermosa era aquella época, que después de fallecer, comenzó a dejar atrás. Pero hoy, finalmente hoy podría volver a esos luminosos y frescos días felices.

Salió de su caliente baño, tomó su desayuno, y se dispuso a vestirse para salir.  Caminó hasta el parque más cercano, de camino, escuchó We wish you a merry christmas, quedando grabada en su cabeza, y tarareándola esta vez, en su idioma natal Auguri di buon Natale.

Al llegar, se dirigió directamente hasta un árbol un poco oculto por la nieve. Su rostro se iluminó, y asomando su blanca dentadura, sacó de su bolsillo, un pequeño papel de color perla, con una lista de ella. Sacó un adhesivo, y adhirió la lista sobre el tronco. El frío comenzaba a afectarle; sin embargo, decidió quedarse un tiempo más, para añorar y torturare a sí misma. Su rostro pálido, tomaba un color rosa suave. Su rubor era notable al momento que una película por su cabeza comenzaba a estrenarse. Preguntas rondaban, ¿terminaría hoy como aquella noche? No lo sabía, pero por ahora, ese no era su deseo.
Observó de nuevo aquél trozo de esperanza sobre el tronco del árbol.

- Buongiomo nonna –misitó- Hoy auguro presentarte a alguien. Por favor espérame-.

Permaneció allí un largo rato ¡Como adora aquél clima!

Miraba el ajetreo de las personas en la ciudad, y eso le molestaba. Sabía que no era la más bondadosa de las mujeres, sin embargo, sabía apreciar la hermosa naturaleza y que le ofrecía aquél parque. Ya casi era la hora de su cita con un magnífico hombre, el único que la ha logrado maravillar hasta tal punto de dejarse llevar por sus deseos, en tan solo una noche. Sin querer perder más tiempo, no dudó en marchar de regreso a su apartamento.

El sonido de los fuegos artificiales la tenía un poco aturdida. Apreciaba los colores, pero no el ruido.
Ya en su habitación, sacó de su armario, el vestido que había adquirido hace poco; muy elegante, perfecto para la ocasión. Largo y rojo. Adoraba ese color… Hecho por el mismo Christian De Vil, un hombre criticado por los hipócritas carnívoros que defienden los derechos de los animales; los únicos que podía respetar, eran los vegetarianos.

Aquél día había sido muy conmovedor. Aquél día sería el primero después de muchos años, de no pasarlo sola. Ese día María la pasaría con Gabriel, que en unas pocas horas, logró conquistarla, perdiendo el control, todo tipo de pudor. Su lujuria dominó su mente, y sabía que ella causaba ese mismo efecto en aquél hombre, pues no era el tipo de caballero que se “deja llevar”, no, era un tipo listo, tal vez demasiado.

Pulcra, perfectamente arreglada, cogió un abrigo blanco que la abrigaba lo suficiente. Su cabello recogido alto y elegante, completamente liso, el cual caía sobre su hombro para dejar su espalda descubierta. Llamó al taxi el cuál llegó minutos después. Bajó y emprendió el camino al tan recordado departamento.

Tocó y esperó ansiosa ¡Quién viera a María Anttonela! Una bestia domada por otra bestia de casi dos metros. Una mujer con tanto carácter, ¿quién diría que se volvería tan sumisa, como para ruborizarse y hacer que el corazón casi salte de su pecho de los nervios?  

- Buenas Noches Gabriele –saludó al ver en el marco de la puerta al apuesto anfitrión. Su mandíbula se tensó, su ojos recorrieron con descaro el cuerpo de Gabriele. En su <> iluminado rostro, se dibujó una sonrisa, y sin poder contenerse, se abalanzó sobre él, para depositarle un tímido abrazo. Permaneció allí, hasta que finalmente reaccionó y se separó bruscamente. Miró hacia otro lado, aún con su rostro rosado de la vergüenza, sin embargo, se encontraba muy feliz; María se encontraba realmente feliz.
María Anttonela Gilles
María Anttonela Gilles
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 324
Monedas Monedas : 944

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por Gabriele D'Angelis el Jue Ene 29, 2015 9:20 pm

-"Vieni con me, mia cara. Ho preparato una sorpresa per te."

Galante captura la delicada mano de su invitada de honor y la acompaña hasta el comedor, revelando una mesa elegantemente ornamentada y provista con varios manjares la mayoría de procedencia italiana. Un mantel redondo de color bordeaux con bordes rodeados cubre la mesa, las sillas también fueron ataviadas con sus respectivas fundas del mismo tono más solo dos están destinadas a la disposición de ambos comensales. Al centro descansa un candelabro de plata con velas rojas que aún deben ser prendidas, intercambió los cubiertos de acero inoxidable por aquellos de plata cuales se encuentran acomodadas en el orden que dicta las reglas de la restaurantería, las servilletas de tela dorada posan dobladas bajo el trío principal de tenedor, cuchara y cuchillo; lágrimas de cristal repartidas a lo largo de la mesa y un jarrón blanco con rosas rojas frescas completan la decoración.

"Auguro tengas apetito, dolcezza." -Comenta antes de avecinarse al lugar destinado para ella, separando la silla invitándola a tomar asiento. Entre los bocadillos servidos en vajilla de porcelana blanca figuran mini cornetti divididos entre salmón y tocino con queso mozzarella, bignés salados rellenos de paté de atún o queso crema picante, y una abundante ración de prosciutto di Parma con gajos de melón. Esto solo como el antipasto, para la cena ha planeado un menú sustancioso.


Comedor:


Gabriele D'Angelis
Gabriele D'Angelis
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 1045

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por María Anttonela Gilles el Mar Feb 03, 2015 6:05 am

Sus labios rojos, reprimieron lo que sería una bochornosa risotada ¿Qué si tenía hambre? ¡Mataría por un trozo de carne en esos momentos! Y es que, de la emoción, María había olvidado almorzar. Avergonzada de su situación, solo de digno a asentir. Escuchó con calma el menú, cosa que empeoró la situación. Su estómago rugió levemente, y su rostro se tornó del mismo color que su vestido.  

“Trágame tierra” –pensó-.

- Como podrás escuchar, tengo mucha hambre –y sin más, fue hasta la cocina, y tomó un vaso con leche deslactosada ¿Confianzuda? Sí, después de haber pasado una lujuriosa noche con él, creyó que tenía todo el derecho, de servirse para saciar su sed.
Se postró frente a su adorado amante, y le dirigió una curiosa y graciosa mirada mientras tomaba. Sonrió – gracias por invitarme ésta noche. Créeme que siempre necesito compañía éstas fechas –confesó- Mi abuela era muy devota a la navidad. Solíamos jugar mucho –recordó con melancolía- Por cierto, cuando terminemos la cena, deseo llevarte a un sitio. Quiero que conozcas a una persona -.

Acabó con su vaso de leche, y se dirigió de nuevo hasta la cocina para lavar rápidamente el vaso que ella había ensuciado. Lo dejó en su lugar y volvió.

- ¿Y bien? Busca la cena –abrazó a Gabriele, y trató de sorprenderlo con una azote en los fortalecidos glúteos- Anda –ordenó. Sí, María podía ser muy hiperactiva cuando está tan contenta. La felicidad que la embargaba hizo destacar su oculta personalidad. Aquella que solo podrían apreciar las personas que ella consideraba importantes y especiales en su vida.
María Anttonela Gilles
María Anttonela Gilles
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 324
Monedas Monedas : 944

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por Gabriele D'Angelis el Mar Feb 17, 2015 5:17 am

-"Excelente"

Musitó en réplica antes de permitirle el paso a su especial invitada, quien con toda libertad se dirigió a la cocina y actuó como si se encontrara en su propia casa, una situación que no le incomodó ni en lo más mínimo, más bien divertido por la elección cuando en su refrigerador había una variada selección de bebeidas entre ellas jugos y sodas, más sería el colmo de haber sentido algún tipo de irritación sobretodo con los planes que reserva para más tarde. Poco después, manteniendo sus manos fijas en los bolsillos del pantalón escuchó con suma atención lo que en seguida su preciada María profirió, en sus adentros agradeciéndole la confianza por revelarle todo aquello, y al finalizar, asintió sonriente con un gesto grato. -"Será un placer."

Lo que a continuación sucedió lo asombra atrapándolo con la guardia baja, resultando en una sorpresa agradable el jovial comportamiento de María, pícara a la vez que extrovertida como una niña, diversa a esa faceta con la que se presentó la primera vez que se conocieron. Pronto descubre que encuentra sumamente interesante el creciente capricho de conocer todo sobre ella. -"Come desideri" -Anuncia siguiéndole el juego, no sin antes aferrarla tiernamente del mentón para plantarle un beso.

Se dirige hacia la cocina, más específicamente hasta donde el horno cela lo que será el plato fuerte, tan solo para controlar la temperatura y el nivel de cocción. Regresa poco después, tomando de la mano a su preciosa dama para llevarla hasta la vistosa mesa y por segunda vez invitarla a tomar asiento, intento logrado con satisfacción.
Gabriele D'Angelis
Gabriele D'Angelis
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 1045

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por María Anttonela Gilles el Sáb Feb 21, 2015 1:12 am

Sus ojos se abrieron de par a par. Una amplia sonrisa apareció, ¿había algo que éste hombre no pudiera hacer? Siempre admiró a las personas con talentos culinarios, y Gabriele no se quedaba atrás. Insistió en su pensamiento, nada podía ser tan perfecto.

- Te advierto que, como buena italiana que soy, me gusta comer bastante –y así era. En su tierra la comida era sagrada, así como el acabar todo. Gigantes platos servidos en cantidades impresionantes. Y no le daba vergüenza hablar de ello, no solo era cultura, también satisfacía su ego el saber que  su metabolismo era envidiable para cualquier mujer. Podía comer y comer y no aumentaba de peso, pero no quiere decir que no me cuidara, también me gustaba mantenerme en forma, pero después del empleo de profesora, poco tiempo me quedaba para ello.

Tomó asiento en la agraciada mesa que había preparado su anfitrión. Podía oler el delicioso aroma de la comida. Se sintió un poco celosa en esos momentos, auguraba poder cocinar de esa manera algún día, pues el degustar una buena carne era uno de los mejores placeres de la vida; placer que desafortunadamente, no se daba diario, si no que debía comer por fuera, y en ocasiones por falta de tiempo, debía prepararla ella misma. En eso pensó una propuesta…

- Gabriele, tienes el honor de enseñarme algún día lecciones de cocina –bromeó, pero a la vez, sí lo deseaba. Sonrió, tomó la copa con agua, y le dio un sorbo.
María Anttonela Gilles
María Anttonela Gilles
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 324
Monedas Monedas : 944

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por Gabriele D'Angelis el Vie Mayo 01, 2015 12:10 pm

Responde afirmativamente a su imperativa solicitud esbozando una media sonrisa, en lo que destapa una botella de refinado vino rosé para inaugurar la cena, eligiendo anticipadamente un "Cuvée N° 8", hecho en Provenza de la casa Chateau Les Valentines, donde solo se producen ocho mil botellas al año. Su gusto seco se combina perfectamente al antipasto. Sirve el rosáceo elixir en una de las dos copas predispuestas sobre la mesa, debido a que por motivos de espacio solo ha colocado ese número por igual para su invitada y para él mismo, cuando llegue el momento de abrir otro tipo de vino sin problema alguno agregará otra copa de cristal.

Ya tenía preparado los demás vinos para acompañar cada uno de los platillos que conforman el menú: El primer plato, a base de pescado, complementado por excelencia por un vino blanco de clase y del gusto aromático: el Riesling Renano de la Val Venosta Castel Juval del Unterortl. Para el plato fuerte, a base de carne, un vino tinto de gran clase, rojo como la pasión, de sabor mórbido, un Amarone de la Valpolicella. Se beneficiará de la potencia y la elegancia que comporta este vino. Para el dessert... ecco, ya se verá si para entonces su espléndida invitada aún agrada de seguir deleitando su paladar con selectas bebidas alcohólicas.

Volvió a llenar la copa de María con fresca agua mineral frizzante, para a continuación señalar galantemente con la mano diestra una de las bandejas de bocadillos. -"Prego" La invita a comenzar, mudamente solicitándole el favor de degustar el fruto de su esfuerzo por impresionarla. Se trata de una noche importante. Todo debe ser perfecto.
Gabriele D'Angelis
Gabriele D'Angelis
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 1045

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por María Anttonela Gilles el Lun Sep 14, 2015 11:37 pm

La elegancia que destilaba Gabriele era claramente firmada en sus platillos. Esa perfección en vista la dejaba anonadada y a su vez encantada. Cualquier mujer podría fácilmente sentirse “ordinaria” frente a tal personaje, pero ella no. Su ego jamás lo permitiría, y sus conocimientos ingleses impartidos desde su corta edad, acrecentaban su seguridad. Sin embargo, un fino sentimiento de incomodidad descubría dentro de ella; esto, debido a los recuerdos de su familia paterna, y su vacía madre. La elocuente frialdad del lenguaje social de Inglaterra, se respiraba en esos momentos.

Miró a Gabriele servir la mesa. Paso a paso, el apetito fue incrementando, y una refrescante agua que no tardó en consumir, mojó sus secos y rojos labios. Aceptó la invitación de su amante, dejando de por medio un agradecimiento. Dio un gustoso bocado al bocadillo y para su felicidad, estaba más que delicioso. Aún no podía creer las maravillas que cocinaba ese hombre.

- ¡Vaya! Esto está divino Gabriele –habló. Dio otro bocado más, y pudo jurar que fue mejor que el anterior. Sonrió y miró directo a los ojos a Gabriele, un escalofrío la recorrió, no por miedo, más bien por cierto éxtasis que su pareja causaba en ella.  En  ese momento lo entendió: No podía sentir frío. Cada vez que estaba junto a él, se sentía caliente; la calidez dentro de ella la llenaba; y le gustaba, ese sentimiento la hacía sentir dichosa, olvidándolo todo, sus malos momentos, su estrés por diferentes situaciones, incluso su terrible dolor en la cicatriz de su pierna. Además de ello, esa comida…

- Deberías casarte conmigo, me harías muy feliz si cocinas así diario –bromeó para luego tomar conciencia de la magnitud de sus palabras; se sonrojó, esbozó una sonrisa apenada y degustó el vino-.
María Anttonela Gilles
María Anttonela Gilles
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 324
Monedas Monedas : 944

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por Gabriele D'Angelis el Jue Sep 17, 2015 9:22 pm

Esbozó una leve sonrisa que fue seguida por una apenas imperceptible risa, finalizando en un gesto que denota satisfacción, por supuesto, sin proferir palabra alguna al respecto. Se tomó una pausa de su rol de anfitrión para tomar asiento, e imitando a su preciada dama bebió un sorbo breve de su copa, que acompañó con uno de los canapés a disposición. Tal como fue previsto, la combinación era perfecta.

Magnífica música clásica en reproducción casual ambienta su velada, no obstante, al tratarse de una cita especial, por esta ocasión y aún yendo en contra de su silencioso temperamento, da inicio a una amena conversación. -"Rechazé un papel protagónico" -Anuncia de repente, mientras selecciona otro bocadillo.  -"Sucedió esta semana. Me ofrecieron la parte del héroe." -Pausa su relato para degustar su propia obra, lo que le llevó un par de minutos, en lo que escuchaba lo que su compañera decía.  -"Tomé esa decisión por varios motivos"

Enlista a continuación lo que argumenta su rechazo mientras se asea las manos con la servilleta de tela dorada. -"Uno: Predilecto interpretar a un antagonista. Dos: Los remakes de películas cult no son de mi agrado. Lo considero un insulto al trabajo del director original y una villanía el pretender obtener la misma fama. Tres: Habría tenido que renunciar a mi trabajo en el Instituto. Y la razón más importante..." -Va a tomar su copa, permitiendo al suspenso manifestarse en un debut fugaz. -"No sacrificaré el valioso tiempo que puedo pasar contigo." -Sentencia con la mirada fija en su propia imagen reflejada sobre el cristal. Y sin esperar en observar la expresión de la dama, directamente se dispone a beber un largo sorbo de vino.
Gabriele D'Angelis
Gabriele D'Angelis
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 1045

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por María Anttonela Gilles el Sáb Sep 19, 2015 8:05 am

Escuchaba atentamente las palabras de su anfitrión. Hizo una breve interrupción preguntado el motivo de su negación a dicho papel, el cual fue respondido inmediatamente.

Era de esperar su respuesta, María compartía ese sentimiento con Gabriele; sin embargo, no se podría juzgar al director, pues es incluso más difícil obtener críticas aceptables cuando se trataba del trabajo de otro director; son más despiadados, y que, si se desvía del tema original de la película, resultaba insultante; era el verdadero problema de los “clásicos”. Cabe agregar, que el público era más exigente; la tecnología aportada podría arruinar fácilmente la perspectiva, como sucede en las películas favoritas de María, el terror y suspenso. Estaba tan cansada de ver imágenes de edición que, llega a un punto, en el que era tanta ficción que dejaba atrás el verdadero temor de los seres humanos: Que todo aquello, se vuelva realidad. La mujer era una fina escritora (o así se hacía llamar en sus artículos web), de temática terrorífica, y su sello personal era nunca revelar cómo era el espectro, pero siempre hacía denotar su poder. Es más temido lo que no se puede ver.  

Cada una de las objeciones de su amante era válidas, pero la última… La última la tomó por sorpresa. Esa sensación se estaba volviendo típica cada vez que estaba a su lado. El sonrojo, el deseo, la esperanza y el bienestar con el mundo; aquellas acciones y sentimientos que rechazaba, la embargaban como manto de seda. Sus palabras la alegraron con fuerza, pero sintió que no se estaba controlando.

Se levantó con educación:

- Con permiso, iré al baño –y rápidamente atravesó la sala pasando a la habitación. Allí respiró profundamente, entró al baño, y una gigantesca sonrisa de alivio iluminó su rostro. Un profundo suspiro calmó su euforia- Te lo dije abuela, él es especial –conversó con su “ángel guardián”-.

Pronto se dirigió de nuevo al comedor. Se disculpó por la demora tomando por la espalda a Gabriele, se inclinó, y depositó un beso en su mejilla. Tomó asiento y respondió:
- Si quieres mi opinión –hizo una pausa para tomar un poco de vino- Pienso que, aunque suene egoísta… Gabriele, no te habría dejado escaparte por nada del mundo –dijo con total sinceridad, un rostro sereno y fija mirada verde, en la fuerte mirada de su adorado acompañante-.
María Anttonela Gilles
María Anttonela Gilles
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 324
Monedas Monedas : 944

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por Gabriele D'Angelis el Miér Sep 23, 2015 7:47 pm

Sonríe, a su manera, pero sonríe. Un gesto espontáneo y sincero. Durante la breve ausencia de María ha finalizado una bandeja, es tan grande su apetito cual su estatura. Ahora que su invitada lo honora nuevamente con su presencia, decide proseguir con la conversación en lo que ella continúa disfrutando de la comida. -"Aún sigo aceptando esa clase de trabajos, papeles menores en su mayoría, y únicamente cuando me lo puedo permitir" -A pesar de que su labor como docente de italiano es en realidad solo un pasatiempo, se lo toma muy en serio, al igual que la gestión de su Host Club. -"Desde que interpreté al villano Sephiroth, hace ya cinco años, a la fecha--" -Pausa abrupto su diálogo, puesto que debe atender el teléfono celular que inició a vibrar desde el bolsillo izquierdo de su pantalón.

-"Permíteme"

Llegó su turno de ausentarse por unos minutos, o el tiempo que durara la llamada, si es que de verdad se dignaba a responder. Revisó el número que aparece en la pantalla y al reconocerlo entonces se retira hacia una de las alcobas más vecinas, cerrando la puerta tras de sí. Pasan casi quince minutos antes de que el sonido ininteligible de una charla cese y el rumor sordo de la puerta alerte su salida. Vuelve al comedor con una expresión calma pero se abstiene de tomar asiento. -"Disculpa la tardanza, mia cara" Se avecina hasta su mujer para inclinarse y depositar un beso sobre su frente, correspondiendo al gesto que recibió previamente. -"Auguro aún tengas apetito, que ha sido solo el antipasto. La cena está por servirse"
Gabriele D'Angelis
Gabriele D'Angelis
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 1045

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por Tema Cerrado el Dom Dic 06, 2015 2:30 pm

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
Tema Cerrado
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1639
Monedas Monedas : 19640

Volver arriba Ir abajo

Re: ::: La Notte dei Desideri ::: { Privado: María Anttonela Gilles }

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.