Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. Sería tener muy poca verguenza copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Tengan originalidad y hagan sus cosas vosotros mismos.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

en una guerra de pintura todo se vale (?)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Zafiro Winchester el Vie Dic 19, 2014 8:52 am

Suspire pesadamente, después de haber ido al aeropuerto y ver que la sorpresa se trataba del impala propiedad de mi padre, mis ojos se llenaron de lágrimas, mas no derrame ninguna, pues eso solo quería decir una cosa, Dean había muerto, era un mensaje claro, vaya sorpresa pensé, quien había mandado el mensaje tenía un sentido muy retorcido de las bromas y confirmaba mis sospechas que el maldito había sido mi padrino Castiel. Por el momento no pude quedarme ahí, tenía que salir, pero antes de hacerlo uno de los trabajadores del hangar me entrego una carta que venían con el auto, le sonreí y salí del lugar a toda prisa.

Guarde el sobre en el bolsillo de mi chaqueta, me sorprendió que el joven rubio me esperase, pero lo hizo, le semi sonreí, pues no sentía ánimos de nada en ese momento, tome el casco que descansaba en la parte trasera de la motocicleta –que te parece si nos vamos?- le dije con voz seria, al momento que me colocaba el casco y subía a la moto, el destino realmente no me importaba, solo quería alejarme de ahí, tenía sentimientos encontrados en ese momento, tristeza y rabia. Odiaba a Dean en ese momento pues había prometido que estaría bien si me alejaba de él, triste porque después de todo era mi padre, no era el padre modelo, ni cariñoso (al menos que fuera con una suripanta), pero sé que me quería y me protegía a su manera, suspire, me abrace a la espalda de Vincent, cuando la motocicleta arranco, pero fue un abrazo más apretado de lo normal, creo que necesitaba el calor de otra persona en ese momento y bueno él era el más cercano. Me acurruque en su espalda apretando mis brazos alrededor de su cintura.

Al cabo de unos minutos el vehículo se detuvo en un semáforo, como había dicho necesitaba sacar todo los sentimientos encontrados dentro de mí y la única forma que se me ocurrió fue un juego de gotcha, lamentablemente no sabía si había algún campo de tiro en la ciudad, me levante el lente del casco dejando ver mis orbes rubís y acerque mi rostro al oido de joven conductor –de casualidad sabes si hay un campo de gotcha cerca?- pregunte curiosa –si conoces alguno podemos ir ahí, hace mucho que no práctico tiro y quiero saber que tan bajo han caído mis habilidades- mas no escuche su repuesta pues el semáforo cambio y arranco la moto, desestabilizándome un poco y abrazándome con fuerza de nuevo a él.
avatar
Zafiro Winchester
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 221
Monedas Monedas : 1698

Volver arriba Ir abajo

Re: en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Vincent Machiaveli el Dom Ene 04, 2015 5:39 pm

Al momento de llegar a sus destino su deseo fue el de entrar sola, no tengo muy claro el porqué, pero llevaba tanta prisa que no alcance a preguntar, sin mencionar que tal vez sería imprudente hacerlo, no llevaba más que medio día conociéndole, independientemente de lo bien que nos lleváramos no podía tomarme esa libertad…aun. Me senté sobre mi moto, el día no acababa aun y entre mis planes no estaba marcharme sin más, después de todo, me atreví a saltarme las clases por ella…no es que fuese un acto de suma importancia, pero marcharme ahora solo sería una gran pérdida de tiempo, solté un suspiro y me puse a leer los mensajes pendientes en mi móvil mientras esperaba que acabara con sus asuntos.

Que tanto tardaba, ya llevaba un buen rato aquí fuera… ¿habrá pasado algo?, ¿se habrá marchado? Después de todo es un aeropuerto, vías para salir no faltaban…aunque no hay motivo alguno para irse así… ¿o si lo hay?...pensé durante un momento en entrar a asegurarme que se encontrara bien, pero luego me percate que no me dijo a donde se dirigía con exactitud, y no iría haciendo el tonto por todo el lugar, así que abandone la idea y me dispuse de nuevo a esperar. Al aparecer su expresión no era la misma de antes, sin embargo me dedico una media sonrisa, a la que respondí con una más alegre, había aparecido y eso me alegraba y aliviaba con equidad, ya había pasado media tarde pero en ese momento solo me importaba el hecho de que estaba allí, y podíamos continuar con esto…no tengo claro si es una cita o una simple salida de amigos, supongo que más temprano que tarde lo sabré, de un modo u otro.

Subí junto con Firo, para dejar aquel sitio, pues tanto ella como yo no teníamos nada que hacer en allí, no pude evitar sorprenderme, de lo fuerte que se fijó a mí al acelerar… cualquier otro hubiese enfocado su atención al tratar de adivinar su talla de pecho ya que estaban contra mi sensible espalda. Pero no, algo más entro en mi mente, ¿tenía esto que ver con su cambio de expresión? Que ocurrió allí dentro que la ha hecho reaccionar de este modo… Es más fácil arreglar esto de algún modo que preguntarle el que era, seguí mi camino cuando me hizo una pregunta junto con una petición, oportuna debo decir pues tenía el lugar perfecto para complacerla, era el campo de tiro que me pertenecía, puesto que allí todos los escoltas y guardias de mi empresa se entrenaban, lo mande a construir de modo que tuviese el espacio para que todo estuviera con el espacio optimo y útil para todas y cada una de las de las actividades que se llevasen a cabo –Conozco el lugar perfecto- Según lo entendido durante todo el día, no le molestaba la velocidad… incluso le gustaba, así que acelere a fondo, sacando el poder que las motos de Street Racing tienen en sus motores.

Llegue a nuestro destino sin demora, el motor de la motocicleta hizo su hermoso sonido hasta aquí…y yo…lo mejor para controlar a la bestia mecánica. Baje junto con Zafiro, dejando el vehículo allí, ya dentro mandaría a alguien a por ella. Me acerque a firo que continuaba con su cambiada expresión, tome su mentón con el pulgar y el dedo índice para levantar su rostro, y observar su rostro más de cerca, no me importaba que tan atrevido fuese… mirando sus ojos fijamente, con voz suave y estando un poco más cerca de lo que había estado ya – ¿Estas bien?- no soportaba verle así…ni a ella ni a alguna otra mujer, solo después de saber si podía hacer algo por hacerla sentir mejor podría centrarme en lo demás
avatar
Vincent Machiaveli
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 243
Monedas Monedas : 1360

Volver arriba Ir abajo

Re: en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Zafiro Winchester el Lun Ene 12, 2015 9:29 am

Antes de arrancar a toda velocidad respondió que tenia el lugar perfecto, sonrei de lado l momento de poner en marcha el vehículo, por un segundo olvide el motivo de mi tristeza, cerré los ojos semi escuchando el motor de la maquina de acero, abrí los ojos cuando este dejo de sonar, retire el casco de mi cabeza, moviéndola al retirarlo peinandome el cabello con el movimiento. Me sorprendió de sobremanera al entrar y ver varios hombres entrenando, pues el mismo estaba equipado pare que un mini ejercito realizara las actividades de tiro.

Estaba tan asombrada que no me percate de su presencia hasta que sentí su mano tomarme el menton y elevar un poco mi rostro hacia el haciendo que nuestras miradas se cruzaran, pregunto por mi estado de animo, pero su voz sonó tan dulce y suave que me causo un extraño revoloteo en el estómago y lo tenia tan cerca de mi que no pude evitar sonrojarme cual quinceañera por su imponente y sensual mirada sobre mi persona, no entendía que pasaba conmigo, le atribuí al hecho de que lo mas seguro era que mi padre había muerto y estaba demasiado confundida, pero no soy alguien que muestre sus emociones a personas que recién conoce, cerré los ojos un instante y tome la mano que me sostenía el mentón -estoy bien,- respondí apartando la mirada y alejando mi cuerpo unos pasos del suyo, pues su sola persona tan cerca de mi quemaba - en serio, eres muy lindo por preocuparte- le sonreí genuinamente para evitar una charla de sentimientos.

-podemos jugar aquí?- pregunte un tanto dudosa, mirando alrededor y evitar así la mirada de Vincent -es un campo de concentración?- volvi la mirada a el un tanto curiosa - pensé que eras nuevo en la cuidad- levante una ceja interrogante -como es que conoces un lugar como este?- entrecerre los ojos mirándolo pícaramente y mientras realizaba las preguntas me acercaba cada vez a el, di una vuelta a su alrededor como cazador que acechaba a su presa, parándome justo frente a el -y seguro que podemos realizar un pequeño encuentro de gotcha? Y para hacerlo mas interesante, que te parece una pequeña apuesta?- le guiñe el ojo, al momento que tomaba su camisa del pecho y la arremolinaba halándolo hacia mi, haciendo que se inclinara un poco -se vale cualquier cosa- dije seria, ladeando el rostro y acercando los labios a su odio y susurrar -lo que sea- termine alejándome y sonriendo de forma confiada y desafiante -aceptas?-.
avatar
Zafiro Winchester
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 221
Monedas Monedas : 1698

Volver arriba Ir abajo

Re: en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Vincent Machiaveli el Dom Ene 18, 2015 7:11 pm

Una respuesta rápida, poco convincente, y con un movimiento un tanto brusco, pero suficientemente efectiva y directa como para dejarme claro que no debía inquirir más en el asunto… quizá la razón afloraría luego por si misma, después de un tiempo… pero eso era tan solo una mínima posibilidad. Ligera se hizo la carga en mi mente para enfocarse nuevamente en el momento, no había razón ni ganancia en poner más cabeza al tema. Tenía hombres, el lugar, sus ganas y a ella…. Eso era lo único que necesitaba en el momento, eso y más nada que mi habilidad. Al instante cayó sobre mi cual interrogador militar, o mejor dicho niña curiosa.

Seria mentirme a mí mismo si digo que no me lo esperaba, y por tanto solté una pequeña risa, más para mí que para ella, después de todo era del todo comprensible su duda, no era común tener este tipo de sitios… no cualquiera tenía el poder, o el dinero. Y de tener los mismos carecían del simple motivo para un lugar así, algunos llegarían a pensar incluso en que me dedico al terrorismo. Puse mis manos en los bolsillos y con una expresión tranquila en el rostro me dispuse a responder a cada pregunta de una en una mientras iban llegando –Por eso he dicho que era el lugar perfecto, porque podemos, y si como haz dicho tu intención es probar tus habilidades, no faltara oportunidad para ello- Solté una sórdida y corta carcajada, al escuchar su segunda pregunta, justo al terminar continúe –Esto es solo un campo de entrenamiento, tanto para mí (hice una pequeña pausa para seleccionar la palabra correcta) se podría decir ejercito privado como para mí mismo, aunque me enfoco más en otros negocios- Ya que estábamos aquí trate de ser lo más sincero posible, aunque no sé cómo se tomaría lo de “ejercito privado” era una frase pesada, y no muy fácil de digerir para algunos. Sus preguntas eran del todo predecibles, no por ella, si no por las interrogantes que mi ser podía plantear en el momento –En efecto, llevo solo un mes aquí- hice una corta pausa para la siguiente, que parecía ser la continuación de la anterior –Lo mande a construir mucho antes de venir, estaba terminado por completo al quinceavo día de estar aquí, así que tiene dieciséis días en funcionamiento pleno, sin mencionar que es totalmente privado, el acceso incluso a la carretera que da con este lugar está restringida para extraños- En ese momento me pareció innecesario decir esto último, si vio los puntos de control mientras veníamos, pudo haberlo supuesto antes ¿o no fue así?. Su manera de asecharme, un tanto felina un tanto lobuna, analizando con detalle el cuerpo contrario para encontrar el punto débil de su presa, me era extraña… ¿me veía como un animal peligroso, o simplemente buscaba en mi alguna imperfección?, quizá no era más que tomaba enserio el papel de interrogadora, lo pase por alto cuando se plantó ante mí, con su última pregunta, pero sin dar paso a mi respuesta, para continuar con una propuesta… tomando mi camisa, cual cazador que alcanza a su presa luego de encontrar un apertura –¿Que si podemos? Puedes correr desnuda y cantar a la luna si quieres, el lugar es mío- dije con una sonrisa irónica, mi expresión cambio a una sonrisa más, se podría decir entre malvada e interesada… su propuesta era interesante, aunque no estaba de acuerdo con que un… “Lo que sea” … Fuera tan solo una pequeña apuesta, y sin embargo, aunque no tenía nada en mente que podría pedirle luego de vencer…Si ya pensaba en victoria, nunca me han ido el pensar en perder… que podía obtener de ella… quizá una parte de ella misma. Extendí mi mano para sellar el pacto –Acepto- al tomar su mano la sujete y me acerque a su oído del mismo modo en que ella lo hizo –No esperes que te lo ponga fácil, solo por ser hermosa- con un tono de voz bajo, mas no de susurro, dejando saber que lo decía enserio.

Hice una señal a los encargados de entregar los equipos y preparar los escenarios, nos llevó a uno de los lugares de entrenamiento en incursiones urbanas, nos entregó protectores, tardando lo suyo, aunque no lo suficiente para decir que mucho, para encontrar un set que se adaptase bien a el cuerpo de firo, que era por lejos, la persona más pequeña de todos los que habían entrado aquí antes, y, también por lejos la que mejor se veía, era de ese tipo de chicas que se ven bien en su faceta de “Mira soy mala”, yo en cambio me despoje de mi camisa, pues no tenía intención de salir de aquí con la camisa manchada en pintura. Se retiró luego de encontrar el perfecto, y acto seguido entraron un par de hombres con una especie de baúl, solo que esta era una caja de armamento ligero… lo dejaron en el suelo y se retiraron enseguida. Avance hacia la caja para ver que nos habían traído, había seis armas de distintos tipos dentro, Armas reales pero modificadas para reducir el poder de impacto, de modo que se pudiese disparar a alguien de forma segura, con munición de pintura. Según las reglas podíamos tomar una corta (pistola de cualquier tipo) y una larga (subfusil, fusil, cualquiera) Tome tan solo la pistola enforcer y unos tres cargadores, y me retire por la puerta de salida, volteando a ella y sonriendo de manera picara. Se supone que debía entrar por otra parte del gran escenario de simulación de batalla…dispuesto para un juego de eliminación. Equipos de cuatro, eran seis de mis mercenarios, tres conmigo, tres con firo, todos conocíamos las reglas, y ninguno era novato… Esto sin duda no sería fácil para ninguno, aunque interesante… Muy interesante
avatar
Vincent Machiaveli
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 243
Monedas Monedas : 1360

Volver arriba Ir abajo

Re: en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Zafiro Winchester el Miér Ene 28, 2015 7:48 am

Respondió cada una de mis preguntas de forma clara y fácil de entender, aunque hubo una respuesta que me ocasiono una pregunta más pero ya la haría después, me dio en gracia eso de poder correr desnuda si lo quería, lo mire a los ojos y le sonreí pícaramente -eso quisieras cierto, pero no suelo hacerlo en la primera cita- dije sacándole la lengua, tomo mi mano aceptando la apuesta, en eso se acercó hacia mi haciéndome sonrojar, diciéndome que no me la pondría fácil, sonreí de lado –me ofendería si un lindo cuerpo nublara tu juicio, rubito- golpee suavemente su nariz, pues iba en serio con la apuesta y necesitaba que el estuviera al 100 también.

Hizo una señal con su mano y varios hombres, quienes nos llevaron hacia el escenario donde se llevaría a cabo el encuentro –reaccon city- dije asombrada haciendo referencia Rresident Evil, uno de ellos me entrego varios equipos de protección, pues desconocían si alguno me quedaba así que me dieron diferentes tallas, elegí uno acorde a mi masa muscular, así que procedí a quitarme la chaqueta, dejándome solo con una ramera desmangada, la cual me llegaba un poco más abajo del ombligo y también con la cual se podía apreciar claramente mi tatuaje, voltee ligeramente hacia Vincent que se quitó la camisa, sonreí pícaramente volviendo al vista le frente, levante la ceja al parecer quería provocarme al verse sexy, rápidamente moví la cabeza desechando ese pensamiento.

Una vez con el equipo de protección puesto, otros trajeron un baúl, del cual podíamos escoger las armas, tras revisarla con detenimiento opte por una Colt M1911A1, el tomo su arma y salió del lugar, aunque antes de hacerlo me sonrió a lo que le lance un pequeño beso y guiño de ojo, voltee hacia los miembros de mi equipo –ok, tienen la oportunidad de patear el delicioso y sensual trasero de su jefe- comente divertida mirando la expresiones serias de los hombre, suspire, algunos no tenían sentido del humor – espero que no me traicionen chicos- les guiñe el ojo y corrí al lado contrario de donde saliera el rubio.

Una vez en el escenario escenario de batalla mire a los chicos, no sabía cómo actuar como equipo, usualmente solo éramos papa y yo, pero él era el que se encargaba de hacer el trabajo sucio –tu- señale a uno de ellos – no soy buena en trabajo en equipo, alguna idea de que tenemos que hacer?- se miraron entre ellos y sugirieron separarnos en equipos de dos y que evitáramos estar al descubierto, pues seriamos blanco perfecto para el enemigo. Así lo hicimos, la principal idea era sacar al enemigo de su escondite, no sería fácil pero el reto era hacerlo.

Mientras estábamos escondidos moviéndonos entre los autos estacionados y de vez en cuanto pegándonos a la pared de los pocos edificios que había, no había rastro del equipo contrario, realmente sabían lo que hacían –tengo una pregunta para ti- el chico volteo hacia mí –por qué tu jefe necesita un ejército?- pregunte acercando mi cuerpo a él y recorrí con un dedo su pecho, intentando sacarle una respuesta, levante ligeramente la mirada, poniendo una expresión inocente, el chico paso saliva, habíamos quedado en una zona descubierta  -me puedes decir? Prometo que tu jefe no se enterara- le sonreí

-señorita eso solo puede decírselo el joven Machiaveli- dijo bastante nervioso, ambos fruncimos el ceño en ese momento y brincamos hacia un lado, dos bolas de pintura dieron justo donde nos encontrábamos antes, el chico se escondió en un callejón y yo había dado un vuelta quedando de espaldas al costado de un auto, asentí con la cabeza hacia mi compañero y con la mano le indique que se moviera, siguiendo la trayectoria del disparo.
avatar
Zafiro Winchester
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 221
Monedas Monedas : 1698

Volver arriba Ir abajo

Re: en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Vincent Machiaveli el Sáb Feb 14, 2015 1:56 pm

Recorrí fácilmente el camino que habría de llevarme a la zona de inicio predispuesta para el entrar al escenario del encuentro, allí estaban Caín, Iván y Dorian unos de los hombres reclutados o mejor dicho comprados recientemente, tenían experiencia según lo que me hizo saber el hombre que tenía encargado de revisar con detenimiento cada expediente, en varias operaciones, hombres cansados de seguir ordenes, arriesgando el pellejo sin tener una recompensa justa… más que el “Buen trabajo” de sus superiores, paga de soldado y medallas que solo servirían de recuerdo si llegaban vivos a su retiro. Quizá suficiente para algunos, pero no suficiente para ellos, así como casi todos los que a mi mando estaban.

No me dio mucha tranquilidad esto, pues iba en contra de hombres con experiencia también, profesionales en su trabajo, y una chica que… pues no estaba muy seguro de que tan buena era, y que por tanto sería un error subestimar. Tome un cargador extra de Dorian, llevar uno extra no estaba de mas, pues ellos llevaban dos armas y yo solo una, me acerque a ellos con una expresión medio burlona por la diversión que esto extrañamente lograba causar en mí y me quite la máscara, por más seguridad que pueda ser, quería que ser reconocido en el campo del encuentro, y poder mostrar lo mucho que me divertía con el juego, ellos estaban serios, después de todo esto seguía siendo algo serio para ellos, era práctica, que por más experiencia que se tenga nunca está de más. –Ya saben que hacer y me apegare a la estrategia que decidan seguir, solo una cosa… La chica es mía, solo márquenla si ya estoy fuera de juego– Asintieron con la cabeza y entramos en juego.

Algo bien trabajado el escenario que tenían preparado era bastante realístico, a excepción del cielo, aunque no estaba mal, no tenía el realismo y los detalles de todo lo demás. Avanzamos entrando y saliendo de los edificios cubriéndonos con los autos y siempre en vigilia y estado de alerta, Estábamos separados por una distancia de unos quizá ocho o diez metros, pero siempre a la vista unos con otros, por si alguien divisaba al equipo contrario. Luego de unos momentos, Caín alzo y cerró su mano izquierda, símbolo para detenernos, poniéndonos todos a cubierto y prestando atención a él, señalo al instante en dirección a un par de cuerpos algo alejados… Pude ver por el tamaño de su cuerpo y lo cerca que estaban que era ella… y quien sabe cuál de mis hombres. No me causo impresión alguna lo cerca que estaban, solo me hizo pensar en algo… una oportunidad perfecta y la mitad de su equipo en bandeja de plata. Hice una señal para que se acercaran a mi posición, para contarles lo que tenía en mente, una emboscada, quizá por esa razón estaban tan expuestos, sin embargo, la mía sería mucho más efectiva, aunque puede que fuese básica, era más funcional e infalible que muchas. Consistía en atraerlos a un punto sin salida, así poder fulminarlos sin posibilidad alguna de escape y por supuesto, evitando esa posible trampa que podía ser el que motivo de que estuviesen tan expuestos. Lo único que me preocupaba era que se dieran cuenta, Existiendo la posibilidad de perder a un miembro sin ganancia alguna.

Dorian ocupo la primera parte de la estratagema, se pegó a la esquina del callejón designado apuntando lo mejor posible no para eliminarlos, si no para hacer de carnada… un tiro más certero de lo esperado, pues si ambos no se hubiesen dado cuenta del mismo, hubiesen sido fácilmente marcados. Entraron a las fauces del lobo siguiendo a mi carnada, era un callejón sin salida, así que intento refugiarse en un contenedor de basura (lleno de cajas vacías y papeles) según lo planeado era llegar allí, pero no. Un disparo alcanzo su espalda, sacándolo del juego… por lastima para la pareja, las fauces se cerraron con todo su poder desde la entrada del callejón Caín agachado y yo de pie con una mano en mi bolsillo y una sonrisa dibujada en el rostro descargamos ráfagas sobre ambos. Me sorprendió un poco que el mercenario a pesar de cubrirse a tiempo detrás del contenedor de basura, saliera de su cobertura y se interpusiera entre mis disparos dirigidos a la que claramente era Firo pues mis hombres eran notablemente más robustos y altos. Acabando así solo con él. Solté una carcajada sonora, regocijándome en el hecho de que un hombre con experiencia cayera en algo tan sencillo –Que ha nublado tu vista para cometer esta novatada– dije soltando nuevamente mi sonora risa, pero esta vez un poco más corta, era probable que el resto del equipo nos cayera encima al instante… aunque Iván nos cubría las espaldas era lo mejor. Mi compañero y yo corrimos desapareciendo de la escena.

avatar
Vincent Machiaveli
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 243
Monedas Monedas : 1360

Volver arriba Ir abajo

Re: en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Zafiro Winchester el Lun Feb 23, 2015 2:34 am

Había sido un error de mi parte al quedar expuestos y por lo siguiente vulnerables a cualquier ataque frontal, seguimos a quien había dado el primer disparo, hasta que lo atrapamos un callejón sin salida, era más que obvio que se trataba de una trampa, pero con un simple disparo hecho por mi compañero del cual desconocía el nombre, pues como por regla general durante una caza es no involucrarte de forma afectiva con alguien, es por eso que  no pregunte el nombre de ninguno, lo dejo fuera.

Nos tenían acorralados, levante el arma dispuesta a cualquier ataque, pero las ráfagas de pintura comenzaron a llegar había bajado las manos resignada a perder pero el gran cuerpo de mi compañero en turno me cubrió, cuando el ataque cesó Vincent, pues no llevaba la máscara de protección, se burló del tipo frente a mi haciéndome fruncir el ceño un poco molesta, para después desaparecer, los otros dos miembros de mi equipo llegaron cubriendo los puntos necesarios por si decidían regresar -lo lamento x- dije mirado sus ojos a través del casco, el joven negó - lo merezco srita, soy un soldado y deje que ambos cayéramos en una trampa simple- se quitó el casco y camino fuera del callejón - les toca proteger al líder- dijo refiriéndose a mí, lance un suspiro e igual me quite el casco haciendo que mi cabello se despeinara un poco - esto es personal chicos- dije decidida - no dejare que se sacrifiquen por mí- le entregue el casco a uno de ellos y sonreír -h y z- les dije pues en realidad no quería saber su nombre - en el ajedrez para ganar debes sacrificar a la Reyna para que el rey quede expuesto- camine fuera del callejón deteniéndome unos pasos delante de ellos - saquemos al rey de su escondite- gire la cabeza hacia ellos y les sonreí guiñándoles un ojo.

No teníamos una estrategia en realidad pero con uno de mis hombres fuera, solo ordene que los otros dos permanecieran ocultos, llevaba la colt en mi mano derecha y caminaba por en medio de la calle, sería la carnada, no deseaba prologar demasiado el juego, y como le había dicho a Vincent los espejismos debía desaparecer al finalizar el día.

-vamos rey...- grite -sal de donde estés y hagamos de su este juego un cuerpo a cuerpo-  levante las manos- como de vía ser en un principio rubio, solos tu y yo, sin arriesgar aliados innecesarios- mire a todos lados, no temía que me dispararan, con Deán solía ser la carnada para sacar al enemigo de su confort, aunque claro al menos ahí no estaba vestida de conejita de playa boy. Espere unos momentos, gire la cabeza hacia ambos lados, pero no veía nada –para que veas que va en serio no usare protección- volví a gritar, al momento que desbrochaba los seguro del equipo de protección y estos caían al piso dejándome solamente con el atuendo que llevaba en ese momento. Mostrando más carne de la que debería, pues mi chaqueta había quedado olvidad cuando me puse el chaleco.
avatar
Zafiro Winchester
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 221
Monedas Monedas : 1698

Volver arriba Ir abajo

Re: en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Vincent Machiaveli el Sáb Feb 28, 2015 2:18 pm

Nos reagrupamos en la posición convenida antes del ataque, para planear un nuevo movimiento, o simplemente evitar ser cazados uno por uno, y por tanto ser presas fáciles, me recosté en una pared y revise mi equipo, me quedaban dos cargadores, dos hombres – Tomad posiciones y cubrid las entradas y vías de acceso hacia aquí, de seguro nos han de estar buscando, así que marquen todo aquel que vean posible de marcar – Ordene para dar paso a un pensamiento que me acosaba hace unas horas. Entre el tiempo que toco encontrar al equipo contrario, el que tardo montar y ejecutar la emboscada, mas la huida y el reagruparnos, este encuentro se había alargado más de lo esperado, dejo de ser algo casual a una apuesta… ¿que interés podría tener en una apuesta alguien como yo? Eso era lo que me comía la mente de a momentos… quizá no era la apuesta en sí, si no quien la propuso, ¿Pero porque? Era una chica mas… no , esta era una de las que no se ve a menudo, es decir; Que chica te pediría un encuentro de gotcha en una… ¿cita? … ¿a esto se le podría decir así?... Tiene toda la pinta, pero no lo siento como las citas que he tenido, siempre solía ser una chica sumisa complaciente que teme lo que pueda yo pensar, y se cohíbe por temor a no ser lo que yo quiera, quizá enviada por algún corporativo, cayendo en mi más profundo desagrado y asco por ser marionetas. En cambio ella me reta constantemente, y, es una diferencia a la que podría acostumbrarme, incluso llegar a necesitar.

Me levante al escuchar una voz que me saco de mi pensar, era ella, una carnada obviamente, no creo que alguien con dos dedos de frente se expusiera al mismo ataque dos veces ¿o no quería seguir con el encuentro? Era una probabilidad bastante alta. – ¿Cuerpo a cuerpo? – dije en voz baja un poco confundido, y con la duda ya resuelta de si quería abandonar, sería un poco decepcionante si renunciara a algo que ella misma propuso a decir verdad. No pienso golpearla, y es poco creíble ya que no veo al par de enemigos restantes, lo más probable es que sea lo más obvio, una carnada, la cosa es… ¿Por qué habría yo de morder un anzuelo tan visible? Era ilógico, era algo absurdo y si a alguien veía cometer un error de ese calibre en algún momento, me acercaría solo para decirle lo corto de mente que es, – ¿Que tiene que ver que sea rubio? – me pregunte a mi mismo al no entender la referencia que hizo, ¿es que ser rubio me privaba de necesitar aliados? La situación era un tanto confusa tanto por la acción que llevaba a cabo como por lo que decía. Abandone mi análisis de si lo que veía era una trampa de niños o una simple insensatez cuando se empezó a quitar los protectores e iba entrando al campo visual de mis compañeros ya que solo yo la tenía a tiro, era munición de pintura, sin embargo su poder de fuego venia de armas reales con una ligera disminución, a pesar de no ser letal era peligroso ir sin protectores, confiaba en el criterio de mis compañeros, mas no en la engañosa luz que el escenario aportaba, sin embargo si alzaba la voz para negar la orden de “Marquen todo lo que puedan” se descubriría mi posición y caería yo. No tenía mucho tiempo para decidir entre ganar y su seguridad, no tenía ninguna duda de cuál de las dos elegiría, estaba más que claro para mí, me quite los protectores a excepción de los de piernas y rodillas básicamente por no perder tiempo, quedando de pecho desnudo, esto ya que si me veían… con mi blanca y reconocible tez, incluso un sensato contrincante no halaría del gatillo o por lo menos yo no lo haría. Corrí lo más rápido posible, sin siquiera fijarme en los posibles escondrijos de los contrarios y la cubrí con ambos brazos o mejor dicho dando un abrazo protector, lo cual no tuvo gran dificultad pues era pequeña, dando la espalda a las posiciones de mis compañeros.

No puedo decir si lo que sentí medio segundo después fue tan suave como los pechos que al momento de el abrazo sentí, pues mis aliados, ya teniendo en mira a firo, sin percatarse de la ausencia de sus protectores ni de mi, halaron del gatillo como se los había ordenado antes, cinco impactos de munición de pintura en la espalda… ¿Duele?... ¡Sí! Como si te dispararan con un calibre 45 a quema ropa teniendo un chaleco de kevlar medianamente reforzado… Cerré los ojos como muestra de dolor, el cual, a pesar de ser agudo, disminuyo por la alegría de que me impactasen a mi y no a ella. Ahora había algo mas, acababa de ser marcado, por mi propio equipo y sin protectores, pero eran cinco claras marcas; Perdí por mi propio deseo de proteger a esta chica que conocí en la mañana y no me importaba en lo absoluto haber perdido por hacerlo. La solté despacio tome sus mejillas y tocado su frente con la mía, volví a mi risueña expresión – Ganaste – y aleje mi rostro de nuevo sonriendo, quedaba el tema de la apuesta – Que será lo que pedira entonces su majestad la Reina – la llame así por su antiguo llamado en el que me dijo “Rey”, esperando no me pidiera algo demasiado vergonzoso.
avatar
Vincent Machiaveli
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 243
Monedas Monedas : 1360

Volver arriba Ir abajo

Re: en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Zafiro Winchester el Dom Mar 08, 2015 1:13 am

Espere un tiempo mirando alrededor de la zona, sonreí de lado, no tenía estrategia en sí y obviamente era una trampa clara, cualquiera que tuviera dos ojos lo vería, sin embargo me atreví hacerlo para no exponer a los otros miembros de mi equipo, como líder tenía que proteger a los demás, aunque mi propio bienestar resultara herido en el proceso. Rara forma de pensar para alguien que jamás ha liderado un equipo, pero siendo un peón es lo que me gustaría que hiciera mi líder.

Escuche una ráfaga de disparos, pero en ese momento mi cuerpo fue cubierto por uno más grande, lo que no era difícil que alguien fuer más grande que yo, levante la mirada sorprendida, el Rey me había protegido de los disparos, cuando estos cesaron no voy a negar que estaba algo decepcionada pues mi pensar era enfrentarnos en un duelo al antiguo oeste, solo los dos capitanes del equipo y ver qué tan rápido podíamos llegar hacer el uno del otro para sacarnos de juego, pero me había cedido la victoria –por qué me protegiste?- lo mire extrañada y un poco cautelosa, pues a pesar de todo aún quedaban dos miembros de su equipo y este juego no acaba hasta que cae la última pieza –te arriesgaste por mí, dejando desprotegido a tu equipo, ahora tendrá que pagarlo- dije en un tono falso de preocupación al momento que tomaba su rostro en mis manos, regalándole una sonrisa.

Mi equipo en ese momento hacía acto de presencia con el resto del suyo como rehenes pues al hacer los disparos había dado su posición, con un asentimiento de cabeza de mi parte, dispararon contra ellos ahora si dando por finalizado el juego.

Solté una risa divertida, Vicent si que era un chico divertido e interesante, pues no todos tenían un campo de concentración, aceptarían jugar al gotcha contigo y sobre todo protegerte en medio de una batalla, lo que me llevo a preguntarme si hacia eso con todos o solo con las chicas, menee la cabeza –y ahora si gane- le dije con una sonrisa juguetona en el rostro –aunque no pude usar el arma- mi expresión rápidamente cambio a una de decepción, pues no tuve oportunidad de dar un solo disparo con ella, pero el encuentro había sido divertido.

-sobre tu castigo- cerré los ojos, poniendo una expresión pensativa, caminando a su alrededor al momento de cruzar los brazos bajo mi pecho hasta quedar espalda con espalda, abrí los ojos  -usaras un collar por una semana que diga “fui vencido por Zafiro w.” y  no puedes cubrirlo con nada, tendrá que estar visible todo el tiempo o darme tu tarjeta de crédito por una semana, te daré a elegir- voltee hacia e mirando su espalda la cual estaba manchada por los disparos, no supe por qué pero rodee su cintura con mis brazos entrelazando los dedos sobre su abdomen, pegando mi cuerpo, dejando que mi pecho se aplastara a su espalda, después de todo no soy demasiados grandes y no llaman la atención de nadie.

-gracias- susurre, ni siquiera Dean había hecho algo como aquello –por… bueno por protegerme-  separándome unos segundos después de eso, no quería verme demasiado débil, frente a nadie, lo rodee hasta quedar frente a el mirándolo con una sonrisa –y ahora que hacemos, aún es temprano para ir a casa- estaba muy emocionada y bueno le tocaba elegir lo que haríamos antes de que llegara el atardecer y todo acabara.
avatar
Zafiro Winchester
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 221
Monedas Monedas : 1698

Volver arriba Ir abajo

Re: en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Vincent Machiaveli el Dom Mar 15, 2015 4:23 pm

Solo sonreí cuando ejecuto a los restantes de mi equipo para dar por terminado el juego… algo innecesario desde mi punto de vista, pues solo me interesaba ella, y a ellos solo le habría de importar yo, después de todo, no mire siquiera a mis camaradas durante aquel acto en el que ella también sonreía ¿era esto acaso lo que tenía planeado desde un principio?... dude un momento, pero luego abandone la idea, pues para prevenir todo al punto de predecir y controlar mis acciones haría falta una mente maestra un genio estratega, lo cual no era, aunque no dudaba de su inteligencia, solo que no llegaba a tales alturas. ¿Porque habría de explicar cualquier cosa a mis subordinados ya marcados? les pagaba para que hicieran lo que les pedía, y si mi decisión era dejarla ganar, pues así seria, les pedí se marcharan y volvieran a lo que deberían estar haciendo o a su descanso, no sabía el que, pero ya no requería de sus servicios, al menos por el momento. Parecía decepcionada de no poder usar su arma. Yo también lo estaría de no haberlo podido hacer, pero aquella expresión efímera me era más fácil de ver que la de dolor que tendría de haber sido marcada sin protectores.

Castigo… una palabra que me hizo saber que su petición ni seria para nada normal, o común pero vergonzosa, la seguí con la mirada pero sin moverme un centímetro de donde estaba – ¿Insinúas que tengo cara de perro? – dije en tono burlón, pero en que universo o dimensión alterna usaría yo tal collar poniendo en riesgo mi orgullo… si tenía opción claro, pues de habérmelo impuesto como castigo único, lo habría hecho sin protestar, “un hombre sin palabra no es un hombre” decía mi padre, palabras que mas que porque me las haya dicho, tenían cierto efecto en mi pues si quería que los demás cumplieran, lo mínimo era cumplir con lo que ofrecía. Saque mi billetera buscando en los espacios especiales para tarjetas, de crédito tenía varias, así que tome una de las que tenían un límite medianamente aceptable, podía usar de treinta a cuarenta millones de euros, no era casi nada, pero no podía gastarse cuarenta millones de euros en una semana, a menos que empezara el proceso de construir una mansión y pagase todo por adelantado y aun así una mansión no llevaría tanto dinero en materiales, mano de obra y muebles  – Toma, tienes suficiente para hacer lo que te venga en gana… pero recuerda que tiene un límite, no creo que lo alcances, pero te pongo sobre aviso – ¿Porque dar mi tarjeta de crédito a aquella chica sin más? Fácil, no tenía intención alguna de usar el collar y era la única opción disponible al momento.

Pude sentir aquel cálido abrazo en mi piel torso desnudo, una sensación sin duda placentera, en el sentido de ser agradable, pues su agradecimiento de algún modo me reconfortaba, podría decir que no recibía un abrazo sincero desde hace mucho… no al menos que yo supiera. Me gire una vez se desprendió de mi y se alejo, tome sus manos – Permitirme dejar que te pase algo, pudiendo evitarlo sería una vergüenza – Bese ambas manos sin dejar de mirarla fijamente a los ojos – No vuelvas a exponerte así – repuse en tono de suplica pero calmado. Levaba mucha razón en que era temprano, se me vino a la mente algo inmediatamente, era totalmente factible y no habría tiempo perdido – Habías dicho que querías probar tus habilidades ¿no?. Y no has hecho mucho en este breve encuentro – Sin soltar una de sus manos camine a la salida del escenario con rumbo al campo de tiro.

Llegamos a un espacio amplio donde solo yo practicaba mis tiros – Te probaras con uno de los rifles que modifique yo mismo – para que fuese una obra de arte sacada de otra, algo así como dar un retoque a la mona lisa de Davinci; un rifle Calibre 50 especial para penetrar armadura ya sea de un soldado o la de un vehículo blindado, con alto retroceso y alta capacidad de fuego, el silenciador de esta maravilla valía casi lo mismo que el arma, pues el ruido que hacia sin el se reconocía a unos trescientos metros, es como un cañón destructor… si, destructor era la palabra correcta, por la simple y sencilla razón de que si dabas a algo o alguien con él, verías la parte golpeada ser destrozada por la munición Cal.50; mis modificaciones iban más a reducir el excesivo retroceso por la fuerza que el arma ejercía en cada disparo, y así poder disparar con mayor velocidad y precisión, junto con un mango y alguno que otro accesorio hechos de un material igual o más resistente al anterior, pero siempre más ligero para dar velocidad de movimiento – No pudiste disparar antes, así que te ofrezco esto… solo una pregunta antes de comenzar. ¿Sabes disparar este tipo de rifles? – si no sabía hacerlo la enseñaría, quien sabe cuando necesite ser una tiradora y agradezca el que le haya enseñado.
avatar
Vincent Machiaveli
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 243
Monedas Monedas : 1360

Volver arriba Ir abajo

Re: en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Zafiro Winchester el Lun Mar 30, 2015 12:49 am

No voy a negar que me sentí un poco decepcionada, cuando me entrego su tarjeta de crédito, me lleve el plástico a los labios  sonreí de lado –pero serias un lindo cachorro- dije al momento que palpaba su espalda, que podría comprar con ella, tenía tantas cosas en la cabeza, por ejemplo un departamento y salir de casa de Sam y así poder hacer lo que me plazca en mi propio hogar y sobre todo, tener un sitio para mí, algo que realmente fuera solo mío.

Sostenía mis manos entre las suyas, sonreí genuinamente –lo prometo- dije bajándola mirada, era una lástima que no confiara realmente en alguien,  porque el, tenía todos los elementos para enamorar a cualquiera pero… yo no era cualquiera, sin soltar mi mano me condujo fuera del escenario de juego, hacia un lugar más apartado. Llegamos hacia un campo de tiro, me propuso que probara mi puntería con uno de los rifles que el modifico enseñándome uno, el arma en si era una belleza, pero no tenía ni idea de usar armas grandes y de tal potencia.

-la verdad no- dije fijando los ojos en los suyos sonriéndole –prefiero las armas pequeñas, pero podrías enseñarme a usarla no?- me acerque a él y tome el rifle entre mis manos, me mordí el labio y fruncí el ceño, frotando un poco intentando cargarla, aunque al parecer no era de esa clase, pues según lo que dijo la había modificado –y entonces como se usa?- voltee a verlo un poco confundida, en eso rodeo mi cuerpo con sus brazos, tomando el arma en sus manos, acomodando las mías, subiéndola a la altura de mis ojos, frente a nosotros habían varios blancos a los cuales podíamos dispararles, gire un poco la vista mirando su rostro de perfil, pero solo fue un instante, pues me golpee mentalmente para apartar la mirada y concentrarme en el tiro.

Después de unos cuantos tiros y ver que aún seguía teniendo la puntería de un maraquero solté una risa, deshaciéndome del semi abrazo, entregándole el arma –eso fue divertido- comente sentándome en la tierra, encogiendo las piernas hacia mi pecho, la verdad había perdido el interés en las armas –oye… tienes que dar autorización para que pueda usar tu tarjeta cierto?- levante la mirada hacia el –digo al menos que quieras ir conmigo hacer compras, pues debes firma los comprobantes no?- comencé a jugar con mi cabello, perdiéndome en mis pensamientos.
avatar
Zafiro Winchester
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 221
Monedas Monedas : 1698

Volver arriba Ir abajo

Re: en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Vincent Machiaveli el Miér Abr 01, 2015 4:18 pm

Confirme lo sospechado luego de su respuesta, no tenía el conocimiento, ¿Por qué lo sospechaba? Básicamente por su tamaño y lo ocurrido en el encuentro anterior la idea de competir de nuevo – Claramente eres de armas pequeñas – hice una pausa para devolver la sonrisa que acababa de darme – Sera un placer, aunque es poco probable que vuelvas a usar algo de este calibre, nunca está de más – Con “este calibre” daba a conocer que el calibre 50 era de los más potentes y había que tener precaución con él, un disparo a la cadera hecho por un profesional podría partir a un hombre en dos sin mucha dificultad, atravesar una pared, el tanque de gasolina de un automóvil… en fin, no sería agradable estar en el camino de la bala bajo ninguna circunstancia. Ladee el rostro con una expresión que reflejaba un total y claro “que hace” al ver como intentaba cargar el rifle como si se tratase de una pistola de corredera, pase directo a la explicación que era sencilla, me acerque a su espalda cubriéndola (lo cual no fue muy difícil, por su tamaño y el mío) con el rifle ahora en mano para mostrarle la postura  correcta – Lo primero a saber es que la potencia de este rifle podría tirar de espaldas contra el suelo incluso al más fornido si no se sujeta bien – Levante el rifle a la altura del pecho acomodando la culata en la parte frontal de su hombro, cuidando de no ponerla en dirección a uno de sus pechos – Así – dije una vez puesto en su sitio – La posición de los pies es importante también, sobre todo considerando tu complexión – moví mi pierna de modo que me imitase en la posición adoptada – De este modo el culatazo no te echara por tierra – volví a centrar mi atención en el rifle, esta era una de mis
pasiones y por tanto lo tomaba en serio a la hora de enseñar.

Mis manos estaban sobre las suyas para reiterar la posición del rifle sobre el cuerpo, se veía un poco distraída, sin embargo me prestó atención en casi todo… o al menos eso creo – Fija tu blanco, el donde pondrás el centro de la mira depende de la potencia, distancia y viento. Esos factores no te afectaran mucho aquí pero son funcionan con todas las armas y quizá te ayuden luego en algún otro juego. Ahora relaja tus dedos, al momento de tirar del gatillo, intenta pensar que estás dando una caricia a un cachorro de 2 días de nacido. Puedes contener la respiración, te ayudara a controlar mejor tus palpitaciones cardíacas y a estabilizar tu tiro para más precisión – di las mismas instrucciones básicas de tiro y precisión que me fueron enseñadas a mi aunque no lo haría perfecto si era la primera vez… no a  menos que fuese una virtuosa o algo parecido me aleje un poco para dejarla hacer su tiro. Un disparo solo, impactando al blanco en el aro de 50 puntos (había de 10, 30, 50 y 100. Cada uno mayor mientras más al centro estaba) lo que estaba bien para una amateur, me acerque una vez más – Bien, ahora la recarga. Solo debes halar esa palanca al costado para dejar que el casquillo de la bala usada salga de la recamara, el cargador reemplazara automáticamente el mismo con una nueva bala solo devuelve la palanca a su lugar y estará listo para disparar de nuevo – los próximos tiros tuvieron una calidad al azar, sin duda estaba distraída con algo, se alejo de mí y me entrego el rifle, al que retire el cargador y coloque sobre la mesa con cuidado ¿la causa que se negó a contarme le afligía de nuevo?

Antes se vio un poco mas ajena a aquello y sin embargo ahora volvía esa actitud – No negare que con gusto te acompañaría a ir de compras, pero quizá quieras usar el dinero en algo más personal – en mis palabras no había duda o desprecio alguno, sino un tono total de comprensión – La liberare por la mañana así que no te preocupes – Me acuclille acercándome de nuevo a ella, aunque no demasiado observe un reloj gigante digital ubicado dentro del complejo desde el cual los mercenarios podrían ver cuando debían irse y los guardias su cambio de guardia – Empieza a anochecer ¿quieres que te lleve a casa? – Hice una pequeña pausa – ¿O pasaras también la noche conmigo? – Sonriendo al decir esto último, era claro que mi respuesta seria un gran y no tan hermoso “NO”… ¿O seria un sí? Espere con calma a su respuesta, pues para mí este momento no debía terminar, sin embargo debía respetar su decisión.
avatar
Vincent Machiaveli
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 243
Monedas Monedas : 1360

Volver arriba Ir abajo

Re: en una guerra de pintura todo se vale (?)

Mensaje por Zafiro Winchester el Mar Abr 14, 2015 6:36 am

Fruncí un poco el ceño, ahora entendía tanta amabilidad de su parte, pasar la noche con él?, cerré los ojos y sonreí de lado, podía ser el más atractivo del universo, pero… Por el momento no buscaba nada de eso. Me puse de pie y limpie mi parte trasera, mirando el enorme reloj, había sido divertida pasar la tarde con él y todo hubiese terminado bien, si no hubiera dicho eso último.

-será mejor que me lleves a casa- dije seria, mirándolo desde mi posición, los guardias empezaban a cambiar, me acomode la chaqueta que me había quitado para el juego, abrochándola por completo, saque los cabellos que había quedado adentro al momento de cerrarla y la jale un poco hacia abajo, haciendo que me cubriera el abdomen, pues al momento de sacar el cabello, se había levantado un poco.

Comencé a caminar delante de él, para salir del área de entrenamiento, donde se podía apreciar que los del cambio de turno empezaron con su rutina –por que necesitas un ejército?- pregunte de repente, deteniendo el paso y ladeando un poco el cuerpo, para mirarlo –eres una especie de dictador o algo por el estilo?- la verdad tenía esa pregunta desde que empezamos con el juego de pintball, pero no se me había dado la oportunidad de hacérsela, lo mire un segundo y coloque los brazos tras mi cabeza, dándole la espalda de nuevo y continuando con mi camino –bueno no tienes que decírmelo- dije con un tono de voz despreocupado, tal vez había sido imprudente de mi parte hacerle esa pregunta, digo acababa de conocerme.

Llegamos a donde había aparcado la motocicleta, ahora que lo pensaba hubiera sido mejor pedirle que me dejara conducirla de vuelta, había desperdiciado una valiosa oportunidad de manejar tan majestuoso aparato, bueno ya sería en otra ocasión si se daba, lo abordamos y condujo por la ciudad, las farolas, empezaban a iluminar  las calles, que empezaban a llenarse de autos, ya fuera de gente que salía de su trabajo o de jóvenes listos para divertirse aunque al día siguiente tuvieran clases. Sonreí respecto a eso, el primer día de clases y la había pasado de pinta, ya inventaría una excusa, al día siguiente, para justificar esa falta y copiar los apuntes de algún compañero benevolente que pudiera proporcionármelos.

Con mis indicaciones, llegamos a la casa de Sam, una vez que detuvo la motocicleta, baje de ella, quitándome el casco y poniéndolo entre sus piernas, mire la casa la cual estaba iluminada en su mayoría y fruncí un poco los labios, me gire hacia él y le sonreí –bueno, fue un día productivo y gracias por enseñarme a disparar con un arma grande- baje la mirada un instante y solté un suspiro –y sobre el monto a gastar no será mucho, así que te la devolveré en una semana- le mostré la tarjeta al momento que me la llevaba a los labios.

-este.. pues, nos estamos viendo- hice un ademan de despedida con la mano y gire mi cuerpo de nueva cuenta para poder entrar a la casa, di unos cuantos pasos y volví de nuevo, sin decir nada retire el casco de su cabeza y le di un pequeño beso en la mejilla, borrando el mismo con mi pulgar, puse el casco entre sus manos –bueno ahora si adiós- le guiñe un ojo y volví sobre mis pasos entrando a la casa Winchester.
avatar
Zafiro Winchester
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 221
Monedas Monedas : 1698

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.