Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Un gato muy estudioso. [Privado Yukiro Suzushina]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un gato muy estudioso. [Privado Yukiro Suzushina]

Mensaje por Mayra Denovan el Sáb Dic 13, 2014 6:30 pm

Era Martes por la mañana y, como era obvio, tenía que ir al instituto. Era tan solo el segundo día que iba allí y todavía estaba un tanto perdida, pero sabía que no tardaría en acostumbrarme, es una especie de habilidad que tengo, me adapto a todo con facilidad. Desayuné rápidamente, me puse el recién estrenado uniforme y salí a la calle rumbo al instituto, dando pequeños saltos mientras caminaba.

Era un día como otro cualquiera, hacía frío y sin embargo lucía el sol. Llegué al instituto y entré a clases, las dos primeras me entretenía... La última era horrible, no solo me aburría sino que también me estresaba. Estaba en clase de matemáticas mirando la pizarra llena de números, no me estaba enterando de nada. ¿Por qué de repente había quitado el 6? Y ahora había un 3, que antes no estaba... ¿De dónde había salido eso? Por más que me esforzaba no entendía aquel problema. Las matemáticas se me antojaban como una especie de magia oscura que solo algunos eran aptos para utilizar, y estaba claro que yo no era una de ellos. Por lo menos el mago que las impartía nobera como el de mi instituto anterior... ¡Ese encima tenía un humor de perros! Este hacía que odiara un poco menos la asignatura.

Miré el reloj rogando porque aquella tortura se acabara de una vez. Cuando el timbre pitó anunciando la hora del almuerzo me sentí la persona más afortunada del mundo. ¡Por fín podía ser libre! Recogí todas mis cosas en un santiamén, sin apenas ordenarlas. Cogí mi monedero azul de gatitos de la mochila y me lo guardé en el bolsillo trasero de mi pantalón. Tras esto prácticamente volé fuera de la sala, siendo una de las primeras en marcharme. Llegué a la cafetería y me puse a la cola, por suerte había llegado pronto y no había todavía demasiada gente. Cuando estaba a punto de tocarme quise sacar mi monedero, pero ¡Sorpresa! No estaba.

-Estoy segura de que lo cogí- Susurré rebuscando en mis pantalones, pero nada, ni rastro. Seguro que se me había caido. Salí de la cola y deshice mi camino en busca del monedero, pero alguien debía haberlo cogido. Afortunadamente solo llevaba dinero y no era demasiado. Di un suspiro, tampoco pasaba nada si por un día no almorzaba ¿No? Aunque mis tripas no estaban de acuerdo, llevaban rugiendo desde hacia rato. Miré un momento la pizarra en la que todavía seguía aquel maldito problema de matemáticas -¡Si las mates fueran magia podría llamar al profesor para que encontrara mi monedero! Me quejé resignada. Aún quedaba un rato para que las clases comenzaran ¿Y yo ahora qué hacía? Acababa de llegar aquí y apenas conocía a alguien. Me senté en mi pupitre, cerca de la ventana por la que me quedé mirando embobada. De pronto un gato gris muy peludo apareció sentándose en el alfeizar de la ventana dándome un buen susto. -¿De dónde vienes tú?-Pregunté sorprendida, la clase estaba en el segundo piso, no era fácil llegar hasta allí.
Abrí la ventana dejando paso al felino, seguramente había estado pasando de tejado en tejado. Volví a cerrar la ventana para que no entrara frío y me dirigí al gato para prestarle mi atención. ¡Era tan mono! Me agaché para acariciarle mientras este maullaba y se restregaba por mis pies.
-Me pregunto si tu dueño estudiará aquí...- Quizás por eso el gato había venido aquí, se notaba a la legua que estaba bien alimentado, así que no estaba abandonado. Además tenía un collar rojo adornando su cuello. -Si no es así no entiendo por qué vienes aquí. ¡Yo deseando irme y tú vas y vienes!- Escuché el rugir de un estómago, y esra vez no era el mío. -Vaya, tienes hambre ¿Eh? Pues ya somos dos- Comenté rascándole la barbilla. -Si tuviera dinero te compraría algo de comer... Aunque tú tienes ventaja, puedes ir a casa cuando quieras y seguro que te tienen un buen plato de comida para gatod. Me senté en el suelo de rodillas y el gato se subió a mi regazo, tumbándose en él. -¡A mí todavía me quedan tres horas en este infierno!- Comenté sin parar de acariciarle. Parecía que estaba apunto de dormirse. ¡Ojalá fuera un gato! Si así fuera no tendría que estudiar la magia de las matemáticas ni perdería monederos.
avatar
Mayra Denovan
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 83
Monedas Monedas : 834

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato muy estudioso. [Privado Yukiro Suzushina]

Mensaje por Yuriko Suzushina el Lun Dic 22, 2014 6:22 am

Otro día en el instituto, otro día donde podía aprender cosas nuevas, por supuesto, a la joven albina no le molestaba asistir a clases, su único problema eran los estudiantes, pero extrañamente hoy no les molestaban tanto como lo usual, quizá sea porque había logrado beber una taza de café antes de entrar al aula, quien sabe, tampoco le interesaba indagar mucho en el tema. Se encontraba en la clase de matemáticas, una de sus materias preferidas, por su puesto, a la albina le iba de maravilla, escuchando y comprendiendo los ejercicios, resolviéndolos sin ayuda de ninguna calculadora o algo por el estilo, como siempre en realidad, no por nada era su materia favorita. Mas había cierto detalle que le molestaba un poco, tenía hambre, por despertarse tarde tuvo que salir corriendo de casa, sin desayunar nada, tan solo pudo comprarse un vaso de café como se mencionó antes, pero pese a que amara dicha bebida…no alcanzaba para llenarle, mas no todo estaba perdido! Aun le quedaba el almuerzo que preparo la noche anterior.

Una vez llegada la hora del almuerzo, no pudo evitar suspirar con cierto alivio, su estómago ya estaba reclamando por algo de comer, debía admitir que sus rugidos le avergonzaban un poco, pero como nadie parecía verla quería creer que nadie le escuchaba, el punto era que una vez todos los demás alumnos se pararan y fueran caminando -o corriendo en el caso de algunos- Yuriko tomo sus cosas con calma y se dirigió al baño de la escuela, tenía hambre, sí, pero primero iría al baño, no le importaba quedarse sola en el aula luego, de hecho esa era su idea, así que tan solo camino tranquilamente hacia el baño, teniendo una pequeña distracción en el camino de ida…distracción en forma de monedero, en su camino lo había visto en el suelo y al no ver a nadie más decidió tomarlo, era adorable además, termino metiendo dicho monedero en su mochila y volviendo al aula luego de su momento en el baño.

-…ugh- pero para su sorpresa, el aula no estaba tan vacía como hubiera deseado, apenas abrió la puerta pudo divisar a una chica y….un gato? El gesto molesto que hizo apenas vio a la rubia desapareció al ver al felino, transformándose en uno más curioso, que hacia un gato en el salón? No recordaba haberlo visto antes…era muy adorable! Quizá era de esa chica? Su compañera suponía…no le prestaba mucha atención a los rostros de sus compañeros en realidad, pero eso no importaba ahora. Se quedó un momento en la puerta escuchando la conversación del felino y la chica, pretendiendo no ser vista, aun si su estómago volvió a reclamar una vez más al escuchar que los otros dos también tenían hambre…no le molestaría compartir su comida con el gatito, pero por otro lado, no quería compartir con esa chica...más de pronto escucho algo interesante por parte de esta, al parecer el monedero que había encontrado era de ella -…ejem- carraspeo un poco, llevándose su mano libre a la boca, como si hubiese tosido, mirando hacia otro lado un momento, juntando algo de valor antes de seguir hablando…no era de empezar una conversación después de todo, pero esta vez lo haría por el felino, solo por eso, por lo que comenzó a acercarse a la joven.

-…escuche que perdiste un monedero- Decía ya frente a la rubia y el minino, metiendo una mano en su mochila y poniéndose a buscar dicho monedero, por supuesto su tono de voz era algo desinteresado, o más bien aburrido, acompañado de una cara levemente molesta, al menos tenía el ceño fruncido, pero pese a querer aparentar eso en el fondo estaba algo nerviosa –Encontré uno recién…supongo que es tuyo, tómalo y cómprale algo a el- Informaba, y de paso casi ordenaba al final, mientras sacaba el monedero de su mochila y se lo pasaba a la rubia, estirando su mano para lograrlo, mirando un momento al gato, parecía que se quedaría dormido…pero no importaba, podían despertarlo cuando haya alimento –Puedo vigilar al gato mientras compras, ugh…s-si quieres- agrego, algo nerviosa al final, estaba intentando ser buena y sociabilizar un poco? No, claro que no, solo lo hacía por el gatito, solo por eso! –No tengo otra cosa que hacer de todas formas…solo comer aquí, sola- no tenía todo el día para almorzar! Haciendo énfasis en el “sola”, como dando una indirecta de que así quería estar…de hecho, eso hacía.

-Y por cierto…ni las clases son un infierno ni las matemáticas son magia!- Por supuesto no podía dejar pasar eso, esta vez mostrándose enojada de verdad, sabía que debía ser una de las pocas alumnas que realmente disfrutaba las clases, en especial si se trataba de matemática, pero aun así no pudo evitar decir aquello, joder…quería comer!.
avatar
Yuriko Suzushina
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 84
Monedas Monedas : 1219

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato muy estudioso. [Privado Yukiro Suzushina]

Mensaje por Mayra Denovan el Miér Dic 31, 2014 6:21 pm

Estaba tan centrada en el felino que no me percaté delapresenciadela albinahasta que ésta decidió mostrarse. ¿LLevaría mucho tiempo allí? El suficiente al menos como para saber sobre la pérdida de mi monedero. No solo eso ¡Ella había encontrado el monedero! Escuche con emoción las palabras de la chica, a pesar de que esta no parecía estar demasiado contenta. Quizás era por aquello de comer sola, puede que aún no conozca a nadie, al igual que yo, y esté molesta porque nontiene nada de compañia. En tal caso, me quedaría con ella haciéndole compañia. ¡Quizás acababa de conocer a mi próxima mejor amiga!

-¿Escuchaste eso gatito? ¡Al final sí podremos comer algo!- Dije al gato como si me pudiera entender, y casi parecía que lo hacía pues estaba más animado, aunque sospechaba que simplemente notó mi propia emoción. Me levanté del suelo, aún con el gato en brazos, dirigiéndome a la chica, quien antes de nada añadió algo más... Y vaya, no parecía estar contenta.
-Supongo que el infierno de unos es el cielo de otros- Dije simplemente, sonriendo ampliamente. -Toma al gatito, cuida bien de él, no creobque tarde demasiado en volver con la comida- La di el gato y cogí mi monedero ¡Ya me parecía oler la comida! Salí corriendo de la clase, aunque cuando me había alejado un par de metros de la puerta retrocedí un momento, asomándome por la puerta. -Ah, gracias por lo del monedero- y tan rápido como había salido antes volví a marchar, corriendo por los pasillos hasta la cafetería. Afortunadamente ningún profesor me vio, o me habría regañado. Llegué a la cafetería y, para mi suerte, había pasado el suficiente tiempo como para que no hubiera una cola enorme. Me puse a esperar y pronto llegó mi turno, fue en ese momento en el que cai en un detalle ¿Y si esa chica no tenía almuerzo? Quizás se la había olvidado el dinero o algo así. Así que, por si acaso, pedí más de la cuenta, comprando además chocolatinas y dulces por propio gusto. Pagué y añadí un "gracias", luego metí las chocolatinas en los bolsillos de mi pantalón para poder cargar con el resto del almuerzo. Esta vez no corrí demasiado puesto que iba bastante cargada, sin embargo no tardé en regresar al aula junto a la chica y el gato.
-No sabía si tendrías almuerzo, así que también compré algo para ti-, Comenté a la chica mientras me acercaba a mi pupitre. Dejé allí la comida, incluida las chocolatinas.
-Puedes coger lo que sea, hay chocolate, tres bocadillos y un par de yogurt. No sabía tus gustos así, que cogí variado- Comenté, uno de los bocadillos era para el gato, el de mortadela, pues lo demás no lo veia demasiado sano para un gato. -Oh, por cierto, me llamo Mayra, aunque puedes llamarme May- Me presenté cogiendo el bocadillo del felino y poniéndoselo delante -Espero que le guste, no tengo mucha idea sobre gustos de gatos... Aunque al mio por lo menos sí le gusta- pronto vi que aquel gatito tenía los mismos gustos que el mío, pues no tardó enacercarse y empezar a comerse la mortadela. Sonreí ampliamente ante esto. Yo también me moría de hambre, pero si la chica no tenía almuerzo prefería que eligierrla antes qué quería, pues quizás de elegir yo antes ella se quedase con algo que no le gustaba.
avatar
Mayra Denovan
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 83
Monedas Monedas : 834

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato muy estudioso. [Privado Yukiro Suzushina]

Mensaje por Yuriko Suzushina el Dom Feb 08, 2015 9:20 pm

El ánimo de aquella chica no era algo que le contagiara realmente, y si bien no se mostraba tan agria y hostil como podría ser, seguía sin mostrarse amigable, pero que más daba, solo quería comer, al igual que la rubia…y el gatito por supuesto, el único que le importaba aquí, supuestamente. Había dicho que cuidaría del minino mientras la chica compraba después de todo, en lo que la esperaba comería algo, o al menos ese era su plan, intentando no darle mucha importancia a los comentarios de la rubia, una vez tuvo al felino en brazos decidió sentarse en su pupitre correspondiente, no sin antes ver como la chica desaparecía hacia la cafetería tras agradecerle por lo del monedero, un suspiro salió de sus labios, sentándose por fin y dejando al gatito en la mesa, se tomó un momento para observar al animal, este igualmente le miraba, sus ojos eran muy lindos…bueno, todo en el gatito era lindo, sonriendo tranquilamente por ello, en soledad podía darse esos lujos, llevo una mano a las mejillas del felino, acariciándolo con delicadeza, este parecía no molestarse por el tacto de la albina, de hecho, hasta parecía gustarle, cosa que hizo que ensanchara un poco más su pequeña sonrisa.

Recuerdan cuando se dijo que la albina quería comer verdad? Pues…termino distrayéndose con el gato, cuando se quiso dar cuenta se le paso el tiempo mimando al animal, quien ya se había recostado sobre el pupitre y ronroneaba tranquilamente, mientras dejaba que la chica le acaricie la barriga, por otro lado su mochila había terminado en el suelo, apoyada junto al pupitre, dejando su almuerzo esperando ser sacado…si, quería comer, pero el gato no le dejaba, era tan lindo! No quería dejar de mimarlo, además…si comía frente a él sin darle nada seguro se sentirá mal, no? Pobrecito, no podía hacer eso…era gracioso como cambiaba de prioridades a veces, incluso el mal humor que parecía tener antes desapareció, los animales eran buenos y lindos, a ellos si los quería cerca, a diferencia de las personas. Como sea, no iba a quedarse así para siempre, aun si quisiera, pues cuando quiso darse cuenta, la rubia ya había vuelto…había estado tan concentrada en el gato que no pudo evitar sobresaltarse un poco cuando escucho a la joven, por no decir que en el fondo se asustó un poco por la sorpresa, pero claro, no admitirá aquello, más si se sonrojo levemente, sintiéndose tonta por la sorpresa que se había llevado.

-…n-no era necesario- comento refiriéndose a la comida extra que la chica le había comprado, ella tenía su comida, pero…debería ser cortes y comer lo que la rubia le trajo? Ja, ella no hacia esas cosas, pero aun así se dignó a levantarse de su asiento y tomar al felino entre sus brazos, acercándose al pupitre de la chica, debía darle comida al gato después de todo, lo que si volvió a fruncir un poco el ceño y mostrarse mal humorada de nuevo, era su costumbre, como algo automático, pero no era tanto como antes, mucho menos al ver la comida sobre la mesa, se veía muy rico! En especial los dulces, su propio almuerzo una vez más termino siendo olvidado –Tomare un poco de chocolate…g-gracias- decía mientras dejaba al gato en el suelo donde podría comer por fin algo de mortadela, luego solo fue cosa de tomar dicho dulce, con eso ya podría haberse ido a su respetivo pupitre, que estaba un poco más adelante que el de la rubia, o irse a otro lado a comer directamente, después de todo se suponía ya no tenía nada con la chica, aun si le había comprado comida, podía perfectamente ser descortés eh irse, seguro no le molestaba tener comida de más, además el gato ya estaba comiendo también...se suponía que comería sola como siempre, verdad? -…yo soy Yuriko- y aun así, pese a que se suponía quería estar sola, no solo termino presentándose, sino que también se sentó en el pupitre de enfrente que el de la ahora conocida como Mayra, suponía que el dueño de dicho asiento no tendría problemas en ello.

Era extraño que la albina decidiera por si misma compartir tiempo con alguien más, pero decidió quedarse un rato más con la chica, por ahora no había sido mala con ella, pese a su actitud hostil, quizá almorzar junto a Mayra no sería tan malo…aunque claro, no lo aceptaría, y de hecho seguía poniendo al gato como excusa en su mente, solo se quedaba para ver como el gato comía! Solo por eso, oh, y hablando de gatos…un gesto interesante se formó en su rostro al escuchar a la contraria, tenía un gato al parecer, cosa que le causo curiosidad –Pues yo menos se dé gatitos…aunque de conejos si se, tengo uno- Comentaba, su amado conejo Cappuccino, su fiel compañero, como iba a saber de conejos si tenía al más lindo del mundo? Aunque eso no importaba mucho ahora suponía –Aunque sí parece que le gusta después de todo- esta vez hablo mirando al felino, quien feliz se encontraba comiendo la mortadela en el suelo, pero ella no iba a quedarse atrás, a penas termino de hablar y observar al minino, abrió el paquete de chocolate y se lo llevo a la boca…estaba rico! Prefería más el café, pero era parecido, comiendo con gusto, sin decir más nada en realidad, que se haya quedado no significara que hablaría mucho, su nivel de sociabilidad era muy malo después de todo, se concentraba más en comer.


OFF:
Lamento tanta tardanza, tuve unos problemas y luego aparecieron unas vacaciones inesperadas x'D la próxima vez intentare no tardar tanto, perdona :'D
avatar
Yuriko Suzushina
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 84
Monedas Monedas : 1219

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato muy estudioso. [Privado Yukiro Suzushina]

Mensaje por Mayra Denovan el Miér Mar 04, 2015 8:45 pm

Me quedé mirando con una suave sonrisa al gato ¡Era tan mono! El minino comía tranquilamente, ahora ignorándonos completamente. Por su parte, la chica no parecía tener demasiado hambre, o quizás sí había traido algo de almuerzo, el caso es que simplemente cogió unas chocolatinas. A mí no me importó haber traido comida de más, simplemente guardaría el bocadillo, ya encontraría algo que hacer con él. Cogí mi propio bocadillo y le di un mordisco. ¡Me moría de hambre! Debía de darme prisa en comer, o empezarían de nuevo las clases y yo aun no habría terminado.

A pesar de que la chica en un principio no parecía con demasiadas intenciones de entablar una conversación, se presentó e incluso se sentó delande de mí. ¡Genial! De algún modo, aunque la otra apenas había hablado, ya me caia bien. Como siempre, la gente me caia bien demasiado pronto.

-¡¿Tienes un conejito?¡- Pregunté emocionada al escuchar aquella frase. ¡Adoraba los conejos! Son tan endiabladamente monos... -¡Me encantan! Siempre quise uno, pero nunca pude conseguirlo- Básicamente porque antes era demasiado pobre... Y luego, cuando encontré a Zarpa, mi gatito, mis padres no me permitieron tener uno. Supongo que es comprensible...
Una idea pasó por mi mente, y en aquel momento me pareció la idea más brillante que se me hubiera podido ocurrir. Aunque no tenía muy claro si la chica aceptaría. -Oye...- Y en ese momento un maullido por parte del gato me interrumpió. Miré al felino y este ya se habia comido el bocadillk, o mejor dicho devorado. ¡Menuda rapidez! -¿Cómo ha podido comer tan rápido?- Pregunté aun sin salir de mi asombro. El gato seguía maullando, así que le di el pan del bocadillo que había sobrado, ya que dentro llevaba salami y no me parecía demasiado apropiado para un gatito.
-Parece un pozo sin fondo...- Comenté. Tras este pequeño "incidente" me dispuse a seguir la frase anterior.
-Iba a decirte...- Comencé un tanto vergonzosa, pero básicamente porque temía una respuesta negativa. -¿Podrías enseñarme tu conejito? Por favor~- Junté ambas manos y sonreí mostrando los dientes, de la manera mas inocente y suplicante de la que era capaz. -¡Es que de verdad que amo los conejos!- Siempre había tenido una especie de obsesión con ellos... Sobre todo desde que mi padre murió. Quizás porque cuando le pedí a él el conejito me regaló un peluche con esta forma. Peluche al que, poe cierto, tengo un cariño enorme.
-Podemos ir a tu casa después de clase, si quieres no me quedaré allí demasiado tiempo.¡Lo justo para ver al conejo!- Supliqué. ¡Solo quería ver ese conejo! -¡Seguro que es muy peludito!- Solo de imaginarmelo me daban ganas de apapacharlo. En su lugar acaricié al gato que seguía comiendo e ignorandonos.
-¿Qué me dices? ¿Puedo?- Concluí con mi mirada suplicante. En ese momento el gato maulló de nuevo. -Oh... Lo siento, no me queda más comida... Eres demasiado tragón.- Y como si me hubiera entendido, el gato se bajó de la mesa donde comía y se dispuso a salir por la ventana. Pero claro, yo la había cerrado cuando entró, y el felino se buscó otra salida... A través de la puerta. Cuando me quise dar cuenta ya estaba corriendo por los pasillos.
-Oh Oh...- ¡Será traidor el gato! Si lo veian y se enteraban de que yo le había dejado pasar... Incluso Yuriko podría meterse en problemas.
-Creo que será mejor que lo busquemos, antes de que pite el timbre- Oh Dios, solo rezaba por que el gato saliera sin ningún incidente.
avatar
Mayra Denovan
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 83
Monedas Monedas : 834

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato muy estudioso. [Privado Yukiro Suzushina]

Mensaje por Tema Cerrado el Dom Abr 05, 2015 3:16 am

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1647
Monedas Monedas : 19327

Volver arriba Ir abajo

Re: Un gato muy estudioso. [Privado Yukiro Suzushina]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.